Skip to main content

Full text of "Comtinuacion y Suplemento del Prontuario"

See other formats


».-• 


'  •■* 


.■■ 


i 


COMTINUACION     .  J 

Y  SUPLEMENTO 


DEL  PRONTUARIO 


DE  DON  SEVERO  AGUIRRE, 


QUE  COMPREHENDE  LAS  CÉDULAS,  RESOLUCIONES,  &C. 
EXPEDIDAS   EL   AÑO   DE    I799  ,   Y   ALGUNAS 
•  ',,''•  DE  LOS   ANTERIORES, 


POR  DON  JOSEF  GARRIGA 


CON   PRTVtrEGIO. 


MADRID  :  EN  #V  IMPRENTA   DE   LA   VIUDA  E  HIJO  DE  MARÍN. 
'  AÑO   DE    180O. 

Se  hallara  en  la  Librería  de  Don  Valentín  Francés, 
frente  de  las  gradas  de  San  Felipe. 


O 


U;8  Y 


IH/ 


¿3&  ttt 


tei  ;C 


ÍNDICE    ALFABÉTICO 

0 


ni 


DE  LAS  MATERIAS  QUE  COMPREHENDEN 

LAS   REALES   RESOLUCIONES   INSERTAS    EN    ESTA 


CONTINUACIÓN 

.      A 


Abandono  de  guardia  y 
robo  de  verdura. 

Abandono  de  un  puesto. 

Abogados. 

Acantonamiento. 

Acciones  indecentes.  Véa- 
se Palabras  obscenas. 

Aceyte. 

Administración  de  Igle- 

•  sia  vacante. 

Alcaldes  de  Casa  y  Corte. 

Alcaldes  ordinarios. 

Alcabalas  y  Cientos, 

Alfareros. 

Almadén  (Minas  de  Azo- 
gue,) 

Amortización. 

Arrendamiento  <Je  Ren- 
tas decimales. 

Arzobispos  y  Obispos. 

Asiento  del  Teólogo, 
Asistente  Real  en  las 
Oposición^. 

Asientos. 

Auditores.        # 

Auditores.  Véase  'Seño- 
ría. 

Autos  difinitivos. 


Auxilio  á  las  Partidas  y 
Tropa  suelta. 

B 

Baquetas. 

Basquinas. 

Bastón. 

Batallones  de  la  Real  Ar- 
mada. 

Bataneros  y  Prensadores 
de  ropa- 

Bienes  de  la  Corona  ena- 
genados. 

Bienes  raices  de  manos 
muertas. 

Bula  de  la  Santa  Cruzada. 

Bula. 

Buques  Mahoneses. 

c 

- 
Caballería. 
Caballos. 
Cadetes  de  Milicias  de  In* 

dias. 
Cadetes. 
Canónigos    Reglares   de 

San  Antonio  Abad. 
Capellanes  de  Exército. 
Capellanías. 

*    2 


IV 

Carabineros. 

Carnaval. 

Carne. 

Carpinteros.  Véase  Made- 
ras jiñas. 

Cartas. 

Cartuxos. 

Casamientos   de   Sargen- 
tos ,  &c. 

Caudales. 

Causas  contra  Oficiales. 

Caxa  de  Amortización. 

Caxa  o  fondo  de  Amorti- 
zación. 

Caxa  de  reducción  de  Va- 
les. 

Ceuta. 

Cirujanos. 

Cirujanos  de  Exército. 

Cirugía. 

Clérigos  Regulares  de  la 
Compañía  de  Jesús. 

Clínica. 

Coches. 

Colecturía  general  de  Es- 
pólios  y  Vacantes. 

Colegios   Seminarlos    de 
América. 

Coliseos. 

Combate  naval.] 

Comerciantes. 

Comercio. 

Comercio  libre. 

Compañías. 

Conocimiento  de  los  Bu- 

v  ,  ques  enemigos,  \    ,  •    ¿ 
**..  Consejo  de  Generales.  •  > 

Consejo  de  Guerra  : 


Contribución    sobre   los 

legados  y  ^erenci  as. 
Convenio   con  la   Gran 

Bretaña. 
Corregimientos. 
Corso. 
Costas  de  los  Tribunales 

eclesiásticos. 
Créditos. 

Cria  de  Caballos.     € 
Cuenta  vieja. 
Cuerpo  de  Comercio   d 

Magistrado. 
Curas  y  Doctrineros  de 

Indias. 

D 

Dependientes  de  Rentas. 
Depositarios  generales. 
Descuento  del  quatro  pcft 

ciento. 
Desertores. 

Desertores  de  segunda  vez.    ♦ 
Dignidades  ,    Canongías, 

Prebendas. 
Dimisorias. 
Dispensas    y    gracias  de 

Ronjq. 
Doblón  de  á  och  o. 

E 

Emigrados^ 
Empleados. 
Empleos  fjue  vaquen. 
Empleos  militares. 
Eaagenacion    de   bienes 
>  raices/  * 


fe 


;*¿1 


Enagenacion  de  bienes. 
Enagenacfon  de  fincas. 
Equipages.  Véase  Racio- 
nes de  Campaña. 
Escorial. 

Espdlios  y  Vacantes. 
Estados  unidos  de  Amé- 


H 


v 


rica. 


- 


Evanistas.  Véase  Maderas 

Jfnas. 
Exención  de  Alcabala  y 

Cientos. 
Ex-Jesuitas. 
Extrangeros. 

F 

Faetones. 
Filiación. 
•  Fincas  de  manos  muertas. 
Firma. 
Forasteros. 
Fuegos?  artificiales.  * 
Fuero. 


. 


Ganado  de  co^Jies  y  re- 
galo. 

Géneros. 

Gorros. 

Gracias  al  Sacar. 

Granos  y  forina. 

Granos  y  aceyte. 

Gratificación. 

Gremios  mayores. 

Guías  o  despachos  de  em- 
barque. 


Herencias  y  Legados* 
Heridas. 
Honores. 
Hospitales. 

I 

Inválidos. 

Imposición  á  renta  redi- 
mible y  vitalicia  sobre 
la  del  Tabaco. 

Incorporación  á  la  Co- 
rona. 

Individuos  que  contribu- 
yeron á  la  rendición 
de  Figueras. 

Individuos  del  ramo  de 
Guerra. 

Infante. 

Injusticia  notoria. 

Instrumentos  ridículos. 

ínteres  del  tres  por  ciento 
á  las  Comunidades. 


Junta  de  la  Inmaculada 
Concepción. 

Junta  suprema  para  diri- 
gir las  enagenaciones  de 
bienes.^ 

Jurisdicción  temporal. 


K 


Kalendario. 


VI 


L 

Oposición. 

Oran  y  Maza}quivin 

Labradores. 

■  - 

Lanzas  y  medias  anatas. 

P 

Lavanderas. 

' 

Libros. 

Palabras    escandalosas    y 

Licencias  absolutas  de  los 

obscenas,y  acciones  in- 

Soldados. 

decentes. 

Licencias  y  posturas  de 

Paños. 

géneros. 

Papa. 

■ 

Papel. 

M 

Policía. 

Pósitos. 

Mahoneses. 

Postas. 

Mando  de  las  Armas. 

Predicadores. 

Mando  del  Exército. 

Prelados  diocesanos. 

Máquina  hidráulica. 

Prelados  regulares. 

Marina. 

Presas. 

Marineros. 

Priorato    del    Orden   de 

Marruecos. 

San  Juan  en  Castilla  y  * 

Matrimonios. 

León. 

Mayorazgos. 

Prisioneros. 

Mayordomos  de  Fábrica 

Procurador  Síndico  gene- 

de las  Iglesias  dé  Iri- 

ral. 

dias. 

Provinciales. 

Media  anata. 

Provisiones  de  Corte. 

Medicina  y  Cirugía.€ 

Provisores. 

Mendigos. 

t     • 

iMénorquines. 

Q. 

Milicias. 

Militares. 

Qtiarta  funeral. 

Monte  pió  militar. 

Quarteles. 

Muselinas. 

K 

o 

c» 

Raciones  y  equipages  de 

Oficiales. 

Campaña. 

Opera. 

Real  Hacienda- 

vil 


Sucesión  de  mando. 


Recursos  é  instancias.  Subsidio. 

Regatones.       *^ 

Remisiones  de  contribu-    Suizos. 

ciones. 
Reemplazo  del  Exército.  T 

Residencia  de  los  Vire- 
yes.  Temporalidades. 
Rezo  eclesiástico»  Tenientes  y  Subtenientes. 
Robos.  Tesoreros. 
Rol*.                                   Tiestos. 
Rusia*  Transportes  y  fletes. 

Tratamiento.   Véase    Se* 
S  noria. 

Tropa. 
Salitreros- 
Salitres.  V 
Saludos. 

San  Sebastian.  Vagos. 

Santo  Padre.  Vales. 

•Sargento ,  Cabo  d  Soldado    Veintenes. 

graduado  de  Oficial.         Vicariato  general. 
Sargento  Mayor.  Vice-Patronato. 

Seminarios.  Visitas  generales  de  cár- 

Sentenciados    al  servicio        celes. 

Uniforme  de  Comisarios, 
Voluntarios. 
.• 


de  la  Marina. 
Señoría. 
Soldados. 


1 


VIII 

ÍNDICE  CRONOLÓGICO 

Q 

De  las  Resoluciones  que  comprehende  la  Conti- 
nuación y  Suplemento  del  Prontuario,  y  palabras 
en  que  se  hallan  colocadas. 

RESOLUCIONES  HASTA    EL    AÑO    1 799  ,    QUE   FORMAN 
EL    SUPLEMENTO. 

Dienes  de  la  Corona  enagenados.  Real  Cédula 

de  13  de  Abril  de  1740. 
Cria  de  Caballos.  Real  orden  de  21  de  Febrero 

de  1750. 
Regatones.  Edicto  de  17  de  Diciembre  de  1754. 
Suizos.  Real  resolución  comunicada  en  12  de 

Agosto  de  1758. 
Tiestos.  Bando  de  11.  de  Septiembre  de.  1758. 
Remisión  de  varias  contribuciones.  Real  delibe- 
ración de  13  de  Febrero  de  1760.  c 
Créditos*  Decreto  de  22  de  FeJbrero  de  1760. 
Cirugía.  Reglamento  de  12  de  Diciembre  de 

1760. 
Equipages  y  raciones  de  Campaña.  Reglamento 

de  30  de  Enero  de  1762. 
Cuerpo  de  Comercio  ó  Magistrado.  Real  Cédula 

de  24  de  Febrero  de  1763. 
Rezo  eclesiástico.  Real  Cédula  de  ,3.  de  Junio 

de  1764. 
Amortización.    Real   Cédula   de   25  de  Julio 

de  1765. 
Comercio.  Instrucción  de  16  de  Octubre  de  1765. 
Temporalidades.  Real  Cédula  de  7  de  Octubre 

de  1767. 
Papel.  Real  Cédula  de  6  de  Noviembre  de  1767. 
Ex-Jesuitas.  Real  Cédula   de   14  !de  Agosto 

de  ^68. 
Licencias  y  posturas  de  géneros*  Real  Cédula 


IX 

de  2  de  Septiembre  de  1768. 
Quarteles^  Declaración  de  la  Real  Cédula  de  6 

de  Octubre  de  1768. 
Policía.  Mandato  de  la  Sala  de  Alcaldes  de  Casa 

y  Corte  de  17  de  Noviembre  de  1768. 
Ex-Jesuitas.   Real  Cédula    de  27  de  Marzo 

de  1769. 
Reemplazo  de  Exírcito.  Real  Cédula  de  30  de 

Tunio  de  1771. 
Bataneros  y  prensadores  de  ropas.  Real  Cédula 

de  27  de  Agosto  de  1771. 
Jurisdicción  temporal.  Real  Cédula  de  27  de  Sep- 
tiembre de  1772. 
Muselinas.  Real  Cédula  de  20  de  Febrero  de 

l773- 
Granos  y  harina.  Real  Cédula  de  6  de  Junio 

de  1773. 

Comerciantes.  Real  Cédula  de  22  de  Junio 
de  1773. 

Clérigos  regulares  de  la  Compañía  de  Jesús.  Bre- 
ve de  S.  S.  de  21  de  Julio  de  1773. 

Clérigos  regulares  de  la  Compañía  de  Jesús.  Real 
Cédula  de  16  de  Septiembre  de  1773. 

Consejo  de  Guerra.  P%.eal  Cédula  de  4  de  No- 
viembre de  1773. 

Comercio.  Real  Cédula  de  17  de  Enero  de  1774. 

Comercio  libre.  Real  Cédula  de  primero  de  Mar- 
zo de  1777.  » 

Alfareros.  Ordenanza  de  10  de  Agosto  de  1777. 

Temporalidades.  Real  provisión  de  22  de  Sep- 
tiembre de  1777. 

Comercio  libre.  Cédula  de  16  de  Febrero  de  1778. 

Gorros  ,  guates  ,  calcetas  ,  faxas.  Real  Cédula 
de   14  de  Julio  de  1778. 

Mendigos.  Orden  del  Consejo  de  4  de  Septiem- 
bre de  1778: 

Carne.  Breve  de  23  de  Diciembre  de  1778. 

Carne.  Breve  de  S.  S.  de  23  de  Diciembre  de  1778, 


X 

Carne.  9  de  Febrero  de  1779. 

Junta  de  la  Inmaculada  Concepción.  R^al  Cédula 

de  12  de  Abril  de  1779. 
Dignidad  9  Canonicato  9  Prebenda.  Orden  de  la 

Cámara  de  29  de  Abril  de  1779. 
Mendigos.  Orden  de  17  de  Junio  de  1779. 
Mendigos.  Orden  del  Consejo  de  26  de  Junio 

de  1779. 
Corso.  Ordenanza  de  15  de  Julio  de  1779. 
^Doblón  de  á  ocho.  Real  Pragmática -Sanción  de 

17  de  Julio  de  1779. 
Imposición  de  Capitales  de  Mayorazgos  sobre  la 

Renta  del  Tabaco.  Real  Cédula  de  23  de  Mar- 
I  zo  de  1780. 
Gremios  mayores.  Edicto  de  19  de  Septiembre 

]  de  1783. 
Mendigos.  Bando  de  23  de  Octubre  de  1783, 

repetido  en  1786  ,  1789  y  1790. 
Capellanes  de  Exército.  Real  orden  de  10  de 

Marzo  de  1784. 
Tropa.  Real  orden  de  24  de  Marzo  de  T785. 
Priorato  del  orden  de  San  Juan  eñ  Castilla  y 

León.  Real  Cédula  de  26  de  Marzo  de  1785. 
Tiestos.  Bando  de  18  de  Agosto  de  1785. 
Cartujos.  Breve  de  7  de  Septiembre  de  1785. 
Paños.  Cédula  de  11  de  Septiembre  de  1785. 
Veintenes.  Pragmática-Sanción  dada  en   21   de 

Marzo  de  1786  ,  publicada  ^n  el  Consejo  en 

27  del  mismo  mes  y  año. 
Opera.  Real  orden  de  19  de  Diciembre  de  1786. 
Canónigos  Reglares  de  San  Antonio  Abad.  Breve 

de  24  de  Agosto  de  1787. 
Mendigos,  Providencia  de  23  de  Ma*;zo  de  1789. 
Forasteros  ,  Extrangeros  y  Naturales.  Bando  de 

26  de  Noviembre  de  1789. 
Forasteros.  Bando  de  24  de  Diciembre  de  1789. 
Mendigos.  Acuerdo  de  9  de  Mayo  de  1789  ,  re- 
petido en  9  de  Enero  de  1790. 


XI 

Forasteros.  Bando  de  1 6  de  Marzo, de  1790. 
Lavanderas*  Bando  de  29  de  Abril  de  1790. 
Lavanderas.  Auto  de  21  de  Mayo  de  1790. 
Alcaldes  de  Casa  y  Corte.  Real  Cédula  de  2$ 

de  Octubre  de  1790. 
Coliseos.  Bando  de  23  de  Abril  de  1791. 
Coches.  Bando  de  19  de  Mayo  de  179 1. 
Marruecos.  Real  Cédula  de  23  de  Agosto  de 

1791. 
Futro.  Real  Cédula  de  11  de  Noviembre  de 

1791. 
Oran  y  Maxalquivir.  Real  Cédula  de  4  de  Ene- 
ro de  1792. 
Carnaval.  Bando  de  18  de  Febrero  de  1791. 
Asientos.  Real  Cédula  de  5  de  Marzo  de  1792. 
Palabras  escandalosas  y  obscenas  ,  y  acciones 

indecentes.  Bando  de  4  de  Mayo  de  1792. 
Vales.  Real  Cédala  de  29  de  Mayo  de  1792. 
Instrumentos  ridículos.  Bando  de  2^  de  Junio 
#     de  1792. 

Escorial.  Real  Cédula  de  18  de  Marzo  de  1793. 
Faetones.  Real  Cédula  de  20  de  Marzo  de  1793. 
Escorial.  Real  Cédula  de  25  de  Marzo  de  1793. 
Convenio  con  la  Gran  Bretaña.  Real  Cédula  de 

28  de  Septiembre  de  1793. 
Fresas.  Realo'rdende  10  de  Noviembre  de  1793* 
Reemplazo  del  Exército.  Real  Qedula  de  24  de 

Marzo  de  1794. 
Langas  y  Medicts-anatas  ,y  Cartas  de  succesion* 

Real  Cédula  de  28  de  Marzo  de  1794. 
Voluntarios.  Real  orden  de  7  de  Abril  de  1794. 
Presas,  Real  orden  de  2^  de  Junio  de  1794. 
Monte  Pió  militar.  Real  resolución  de  3  de  Julio 

de  1794.* 
Dependientes  de  Rentas.  Real  orden  de  29  de 

Julio  de  17^4. 
Descuento  del  quatro  por  ciento.  Real  Decreto  de 

17  de  Agosto  de  1794. 

**  2 


i_ 


XII 

Gracias  al  sacar.  Real  Cédula  de  10  de  Febrero 
de  1795. 

Autos  difiniti'vos.Rcü  orden  de  31  de  Marzo 
de  1795. 

Vice-Patronato.  Real  Cédula  de  9  de  Mayo 
de  1795. 

Curas  y  Doctrineros  de  Indias.  Real  Cédula  de 
primero  de  Agosto  de  1795. 

Infante.  Real  Cédula  de  26  de  Agosto  de  1795. 

Dispensas  y  gracias  de  Roma.  Real  resolución 
de  27  de  Octubre  de  1795. 

Clínica.  Real  orden  de  28  de  Octubre  de  1795. 

Kalenáario.  Real  orden  de  28  de  Noviembre 
de  1795. 

Vicariato  general.  Auto  proveido  en  4  de  Fe- 
brero de  i  796. 

Matrimonios.    Resolución     de  7    de   Febrero 
de  1796. 

Seminarios.   Real   Cédula   de   27  de  Febrero 
de  1796.  f 

Dimisorias.  Real  determinación  de  29  de  No- 
yiembre  de  1796. 

Labradores.  Orden  del  Consejo  de  7  de  Febre- 
ro de  1797. 

Sanio  Padre.    Real   orden   de  3    de    Marzo 
de  1797, 

ExjtóJiosy  vatuntes.  Real  Cédula  de  31  de  Mar- 
zo de  1797. 

Presas.  Real  orden  de  24  de  Abril  de  ¿797. 

Mayordomos  de  fábrica  de  las  Iglesias  de  In- 
dias. Real  Cédula  de  17  de  Julio  de  J797. 

Provisores.  Real  Cédula  de  20  de  Septiembre 
de  1797. 

Granos  y  Aceyte.  Orden  del  Conejo  de  22  de 
Septiembre  de  1797. 

Prelados  diocesanos.  Real  detei*minacion  de  4 
de  Octubre  de  1797. 

Mendigos.  Bando  de  ij  de  Enero  de  17c  8. 


XIII 

Presas.  Real  orden  de  20  de  Agosto  de  1798. 

Presas.  Real  orden  de  21  de  Agosto  de  1798, 
mandada  circular  en  u  de  Septiembre  de 
dicho  año. 

Desertores.  Resolución    de  3  de    Septiembre 

de  1798. 
•  Caxa  de  Amortización.  Real  orden  de  31  de  Oc- 
tubre de  1798. 

Caxa  de  Amortización.  Real  orden  de  21  de  No- 
•     viembre  de  1798. 

Bienes  ratees  de  manos  muertas.  Real  Cédula  de 
17  de  Diciembre  de  1798, 

Fnagenacion  de  bienes.  Real  orden  de  18  de  Di- 
ciembre de  1798. 

Caxa  de  Amortización,  Real  orden  de  24  de  di- 
ciembre de  1798. 

Resoluciones  pex  ano  de  1799 ,  que  son  xa 
continuación. 

» 

Presas.  Real  orden  de  21  de  Agosto  de  179  , 
#        '      Presas.  Real  orden  de  2  de  Enero  de  1799, 
¿  Individuos  que  contribuyeron  á  la  rendición  de  la 

Plaza  de  San  Fernando  de  Figueras.  Real  or- 
den de  4  de  Enero  de  1799. 

Desertores,  Real  orden  de  7  de  Enero  de  1799. 

Desertores  de  segunda  ■evez%  Real  orden  de  7  de 
Enero  de  1799. 

Caxa  de  Amortización,  1 1  de  Enero  de  1799. 

Junta  suprema  para  dirigir  las  enagenaciones 
de  bienes.  Real  Cédula  de  12  de  Enero  de 
1799, 

Mayorazgos.  Real  Cédula  de  13  de  Enero 
de  ^99. 

Carne,  Breve  de  S,  S,  de  14  de  Enero  de  1799. 

Menorqfiines,  Real  orden  de  17  de  Enero  de 

,  l799- 

Milicias.  Real  orden  de  18  de  Enero  de  1799. 


xir 
Milicias.  Real  orden  de  1 8  de  Enero  de  1799* 
Provinciales.  Real  orden  de  x 8  de  Enero  de 

1799.  * 

Sentenciados  al  servicio  de  la  Marina.  Circular 

de  18  de  Enero  de  1799. 
Cirujanos.  Real  orden  de  21  de  Enero  de  1799. 
Tuertas  y  luz  de  los  portales.  Bando  de  21   de 

Enero  de  1799. 
Menorquines.  Real  orden  de  23  de  Enero  de 

1799.  c 

Carabineros.  Real  orden  de  24  de  Enero  de 

I799> 
Libros.  Orden  del  Consejo  de  26  de  Enero  de 

1799. 

Enajenación  de  bienes  raíces.  Instrucción  de  29 
de  Enero  de  1799. 

Auxilio  d  las  partidas  y  Tropa  suelta.  Real  or- 
den de  Enero  de  1799. 

Ceuta.  Real  resolución  de  7  de  Febrero  de 
1799. 

Saludos.  Resolución  de  7  de  Febrero  de  1799. 

Abandono  de  guardia  y  robo  de  Verduras.  Rer 
solución  de  7  de  Febrero  de  1799. 

Libros.  Real  orden  del  Consejo  de  9  de  Febre- 
ro de  1799. 

Buques  Malioneses.  Real  orden  de  10  de  Febre- 
ro de  1799.        q 

Imposiciones  d  renta  redimible  y  vitalicia  sobre 
la  del  Tabaco.  Real  Cédula  de  1^  de  Febre- 
ro de  1799. 

Junta  suprema  para  dirigir  las  enagenaciones  de 
bienes.  Real  Cédula  de  18  de  Febrero  de 
1799. 

Oficiales  de  Exercito.  Real  orden  de  2Íl>de  Fe- 
brero de  1799. 

Oficiales.   Real  orden   de  24  de    Febrero    de 

^  1799- 

Provisiones  de  Corte ,  Exercito,  Presidios  ,  Ma- 


XV 

riña  y  Herrages.  Real  orden  de  25  de  Fe- 
brero^ de  1799. 
Guias  o  despachos  de  embarque*  Real  orden  de  8 

de  Marzo  de  1799. 
Predicadores  regalares.  Real  orden  de  12   de 

Marzo ,  mandada  circular  por  la  real  Cámara 

en  23  de  Marzo  de  1799. 
Medicina  y  Cirugía.  Real  orden  de  12  de  Marzo 

de  1799* 
^Basquinas.  Bando  de  16  de  Marzo  de  1799. 
abogados.  Real  orden  de  18  de  Marzo  de  1799. 
Pósitos.  Decreto  é  Instrucción  publicada  en  20 

de  Marzo  de  1799. 
Tenientes.  Resolución    de    23    de    Marzo    de 

1799. 
Cadetes  de  Milicias  de  Indias.  Real  orden  de  26 

de  Marzo  de  1799. 
Alcabalas  y  Cientos.  Certificación  de  primero  de 

Abril  de  1799. 
Tenientes  y  Subtenientes  de  Exerdto.  Real  orden 

de  2  de  Abril  de  1799. 
Costas  de  los  Tribunales  eclesiásticos.  Real  orden 

de  4  de  Abril  de  1799. 
Vales  reales.  Real  Decreto  de  6  de  Abril  de 

1799  ,  publicado  en  el  Consejo  en  8  del  mis- 
mo mes  y  año. 
Vales  reales.  Real  Decreto  tde  8  de  Abril  de 

1799-       # 

Colecturía  general  de  Expólios  y  Vacantes.  De- 
creto de  10  de  Abril  de  1799. 

Prorcurador  Sínako  general.  Real  orden  de  16 
de  Abril  de  1799. 

Sargento ,  Cabo  ó  Soldado  graduado  de  Oficial. 
Real  orden  de  18  de  Abril  de  1799^ 

Arrendamiento  de  rentas  decimales.  Orden  del 
Consej<$  de  20  de  Abril  de  1799. 

Dignidades  ,  Canongías  ,  Prebendas*  Real  Cé- 
dula de  2j  de  Abril  de  1799. 


XVI 

Dignidades  ,  Canonicatos ,  Prebendas ,  frc*  Real 

Cédula  de  29  de  Abril  de  1799. 
Individuos  del  ramo  de  Guerra.  Real  orden  de 

30  de  Abril  de  1799. 
Empleos  que  vaquen.  Real  orden  de      de  Abril 

de  1799. 
Enagenacion  de  bienes  raíces.  Orden  de 

de  Abril  de  1799. 
Enagenacion  de  bienes  raíces.  Acuerdo  de  la  Jun- 
ta de       de  Abril  de  1799.  9 
Géneros.  Real  orden  de       de  Abril  de  T799. 
Postas.  Aviso  de  los  Directores  generales  de 

de  Abril  de  1799. 
auditores.   Real    resolución   de    2    de   Mayo 

de   1799. 
Empleados.  Real  orden  de  6  de  Mayo  de  1799. 
Marina.  Ordenanza  de  9  de  Mayo  de  179^. 
Gratificación.  Real  orden  de  n  de  Mayo  de 

1799. 
Hospitales.  Real   o'rden  de    15   de  Mayo    de 

1799. 
Transportes  y  fletes.  Real  orden  de  16  de  Mayo 

de  1799. 
Cartas.  Real  orden  de  19  de  Mayo  de  1799. 
Licencias  absolutas  de  los  Soldados.  Real  orden 

de  21  de  Mayo  de  1799. 
Cirujanos  de  Exervto.  Instrucción  de  28  de  Ma- 
yo de  1799.         ^  . 
Prisioneros.  Real  orden  de  30  de  Mayo  de 

1799. 
Administración  de  Iglesia  vacante.  Cédula  de 

de  Mayo  de  1799. 
Colegios ,  Seminarios  de  America.  Real  Cédula 

de         de  Mayo  de   1799. 
Colecturía  general  de  Expóíios  y  Vacantes.  Real 

orden  de        de  Mayo  de  1799.    f 
Prisioneros.  Real  orden  de  2  de  Junio  de  1799. 
Emigrados.  Real  orden  de  6  de  Junio  de  1799. 


xvu 
Consejo  de  Generales.  Real  orden  de  6  de  Junio 

de  i79p. 
Baquetas.  Resolución  de  15  de  Junio  de  1799. 
Maderas  Jiñas.  Real  orden  de    19  de  Junio 

de  1799. 
Marina.  Real  orden  de  24  de  Junio  de  1799. 
Desertores.  Orden  de  24  de  Junio  de  1799. 
Mendigos,  Disposición  del  Consejo  de  26  de 

Junio  de  1799* 
Casamientos  de  Sargentos  r  farc.  Real  orden  de 

2j  de  Junio  de  1799. 
Amortización.  Real  Decreto  de  29  de  Junio» 

por  el  que  se  expidió  Cédula  en  6  de  Julio 

de  1799, 
Compañías.  Real  orden  de  8  de  Julio  de  1799. 
Desertores.  Real   orden    de    \2    de  Julio    de 

1799. 
Cadetes.  Real  o'rden  de  15  de  Julio  de  1799. 
Medicina  y  Cirugía.  Reales  ordenes  de  15  de  Ju- 
lio de  1799. 
Empleos,  militares.  Real  orden  de  16  de  Julio 

de  1799. 
Vales.  Real  Cédula  de  17  de  Julio  de  1799. 
Batallones  de  la  real  Armada,  Real  orden  de  17 

de  Julio  de  1799. 
Militares.  (Casamiento  de")  Real  orden  de  18  de 

Julio  de  1799.  • 

Vales.  Acuerdo  del  Consejo  de    19  de  Julio 

de  1^99. 
Vales.  Urden  del  Consejo  de  19  de  Julio  de 

1799. 
Vales.  Real  orden  de  22  de  Julio  de  1799* 
JEstadosMnidos  de  América*  Real  orden  de  28  de 

Julio  de  1799. 
Rota.  Real  orden  de  29  de  Julio  de  1799. 
Pósitos.  Qrcular  de       de  Julio  de  1799. 
Temporalidades  de  España  é  Indias.  Real  orden 
de      de  Julio  de  í799- 


xvi  ir 
Jiales-  Real  orden  de  Julio  de  1799- 
Cadetes.  Real  orden  de       de  Julio  de  f  799. 
Caxa  de  Amortización.  Real  orden  de       de  Ju- 
1   lio  de  1799. 

Media  anata.  Real  o'rden  de  Julio  de    de  1799. 
Injusticia  notoria.  Real  determinación  de  5  de 

Agosto  de  1799. 
Milicias.  Real  orden  de  7  de  Agosto  de  1799. 
Salitreros.  Real  orden  de    12  de   Agosto    ^e 

1799. 
Militares.  Real  Cédula  de    15  de  Agosto  de 

1799. 
Vales.  Real  orden  de  21  de  Agosto  de  1799. 
Desertores.  Real  orden  de  30  de  Agosto  de 

Almadén.  (Minas  de  azogue  de)  Orden  del  Con- 
sejo de  30  de  Agosto  de  1799. 

Firma  en  las  cédulas  de  la  Caxa  de  descuentos. 
Real  orden  de  30  de  Agosto  de  1799. 

Inválidos.  Real  orden  de  30  de  Agosto  de  1799. 

Sargenío  mayor  de  la  Plaza  de  Cartagena.  Real 
orden  de  5  de  Septiembre  de  1799 

Firma.  Real  Decreto  de  5  de  Septiembre  de 

v"  J799- 

Arzobispos  y  Obispos.  Circular  de  5  de  Sep- 
tiembre de  1799. 

Papa.  Real  Derfeto  de  5  de  Septiembre  de 
1799.  i 

Prelados  regulares.  Real  orden  de  6  de  Sep- 
tiembre de  1799. 

Pósitos.  Real  orden  de  Ó  de  Septiembre  de 

l799- 

Pósitos.  Real  drden  comunicada  en  f  de  Sep- 
tiembre de  1799. 

Arzobispos  y  Obispos.  Decreto  de  5,de  Septiem- 
bre publicado  en  9  del  mismo  de  1799. 

Combate  naval.  Real  orden  de  10  de  Septiembre 
de  1799. 


XIX 

Rusia*  (declaración  de  guerra}  Real  Cédula  de 
ii  de  Septiembre  de  1799. 

Ale  aldes%r  diñarlos.  Real  Cédula  de  12  de  Sep- 
tiembre de  1799. 

Honores.  Real  orden  de  16  de  Septiembre  de 
1799, 

Mando  del  Exercito  ó  Acantonamiento  de  Tropas. 
Real  orden  de  16  de  Septiembre  de  1799. 

Conocimiento  de  los  Buques  enemigos.  Real  orden 
^le  16  de  Septiembre  de  1799. 

Quarta  funeral  de  los  militares.  Real  orden  de 
19  de  Septiembre  de  1799 

Capellanías.  Acuerdo  de  la  Cámara  de  20  de 
Septiembre  de  1799. 

Causas  contra  Oficiales.  Real  orden  de  24  de 
Septiembre  de  1799. 

Bula  de  la  Santa  Cruzada.  Circular  del  Señor 
Comisario  de       de  Septiembre  de  1799. 

Caxa  ó  fondo  de  Amortización.  V rev unciones  he- 
chas en       de  Septiembre  de  1799. 

Rusia,  (declaración  de  guerra)  Real  orden  de 
de  Septiembre  de  1799. 

Temporalidades.  Real  orden  de  de  Septiembre 
de  1799. 

Soldados.  Real  orden  de  7  de  Octubre  de  1799* 

Bastón.  Real  orden  de  8  de  Octubre  de  1799. 

Real  Hacienda.  Decreto  é  Instrucción  de  9  de 
Octubre  de  1799. 

Robos.  Real  oráen  de  10  de  Octubre  de  1799. 

Exención  de  Alcabalas  y  Cientos,  ^cuerdo  de  la 
Junta  general  de  comercio  y  n^oneda  de  11 
de  Octubre  de  1799. 

Cuenta  vieja.  Orden  de  14  de  Octubre  de  1799. 

Pósitos.  R^l  orden  de  14  de  Octubre  de  1799. 

Enajenación  de  bienes.  Real  orden  de  i(í  de  Oc- 
tubre de  1,199. 

Pósitos.  Real  orden  de  18  de  Octubre  de  1799. 

Pósitos.  Real  orden  de  18  de  Octubre  de  1790. 


XX 

Mahoneses.  Real  orden  de  19  de  Octubre  de 

1799. 
Señoría.  Real  orden  de  24  de  Octubre^de  1799» 
Uniforme  de  Comisarios.  Real  orden  de  24  de 

Octubre  de  1799. 
Caballería.  Orden  de  la  suprema  junta  de  Caba- 
llería de  25  de  Octubre  de  1799. 

Mando  del  Exército.  Resolución  de  2j  de  Oc- 
tubre de  1799. 

Militares.  Real  orden  de  30  de  Octubre  de  1759. 

Vales  Reales.  Real  orden  de  30  de  Octubre 
de  1799. 

Real  Hacienda.  Real  orden  de  de  Octubre 
de  1799. 

Bula.  Real  determinación  de  de  Octubre 
de  1799.^ 

Caudales.  Orden  de       de  Octubre  de  1799. 

ínteres  del  tres  por  ciento  á  las  Comunidades.  Or- 
den de       de  Octubre  de  1799. 

Tesoreros  é  Intendentes.  Real  orden  de       de  <- 
Octubre  de  1799. 

Vales  Reales.  Real  orden  dé  de  Octubre 
de  1799.  \ 

Máquina  hidráulica  para  extraer  cosas  del  fondo 
del  mar.  Cédula  de  primero  de  Noviembre 
de  1799. 

Ganado  de  coches  y  regalo.  Edicto  de  2  de  No- 
viembre de  1799. 

Éxirangsros.  Real  orden  de  g4  de  Noviembre 
de  1799. 

Exirangeros.  Real  orden  de  3  de  Noviembre 
de  1799. 

Marineros.  Real  orden  de  ó  de  Noviembre 
de  1799.  f 

Corregimientos.  Real  Cédula  de  7  de  Noviembre 
de  17^  c 

Incorporación  á  la  Corona.  Real  Cédula  de  9  de 
Noviembre  de  1799. 


XXI 

Vales.  Real  Cédula  de  10  de  Noviembre  de 

*799- 
Subsidio.  Real  Decreto  de  6  de  Noviembre ,  por 

el  tjaal  se  expidió  Cédula  en  12  de  Noviem- 
bre de  179> 

Heridas-.  Orden  del  Supremo  Consejo  de  Guerra 
de  12  de  Noviembre  de  1799. 

Filiación.  Real  orden  de  14  de  Noviembre 
de  1799. 

JEnagenacion  de  fincas.  Real  orden  de  18  de 
Noviembre  de  1799. 

Enagen ación  de  bienes.  Real  orden  de  18  de  No- 
viembre de  1799. 

'Caballds.  Circular  de  20  de  Noviembre  de  1799. 

Caballos.  Circular  de  20  de  Noviembre  de  1799. 

JEnagenacion  de  bienes.  Real  orden  de  21  de  No- 
viembre de  1798  ,  repetida  en  18  de  Noviem- 
bre de  99. 

Enagenacion  de  bienes.  Real  orden  de  21  de  No- 
viembre de  1798,  repetida  en  18  de  Noviem- 
bre de  99. 

JEnagenacion  de  bienes.  Real  orden  de  21  de  No- 
viembre de  1798 ,  repetida  «n  38  de  Noviem- 
bre de  99. 

JEnagenacion  de  bienes.  Real  orden  de  21  de  No- 
viembre de  1798  ^  repetida  en  18  de  Noviem- 
bre de  99. 

'Menorquines.  Real  «orden  de  22  de  Noviembre 
<fe  *  799«     • 

-Milicias  de  Infanteríay  Dragones  de  Goatemala. 
RealCédula  de  25  de  Noviembre  de  1799. 

Extrangeros.  Jleal  orden  de  29  de  Noviembre 
de  1799. 

Fuegos  mrtificiales  y  tiros.  Bando  de  29  de  No- 
viembre de  1799. 
Enagenaci&i  de  bienes.  Real  orden  de       de  No- 
viembre de  1799. 

Vales.  Real  orden  de      de  Noviembre  de  1799. 


XXII 

Caxa  de  reducción  de  Vales.  Real  Cédula  de  pri- 
mero de  Diciembre  de  1799. 

Caballos.  Circular  de  primero  de  Diciembre 
de  1799.. 

Vagos  y  malentretenidos.  Circular  de  4  de  Di- 
ciembre de  1799. 

Bula.  Edicto  del  Comisario  general  de  Cruzada, 
dada  en  Madrid  á  5  de  Diciembre  de  1799. 

Herencias  y  Legados.  Real  Cédula  de  22  de  Di- 
ciembre de  *799-  o 

San  Sebastian.  Real  orden  de  26  de  de  Diciem- 
bre de  1799. 

Enagenacion.  Instrucción  de  27  de  Diciembre 
de  1799. 

Enagenacion.  Véase  Junta  suprema. 

abandono  de  un  puesto.  Real  orden  de  30  de 
Diciembre  de  1799. 

Real  Hacienda.  Real  orden  de  de  Diciembre 
de  1799. 

Real  Hacienda.  Real  orden  de  de  Diciembre 
de  1799. 

Subsidio.  Real orden  de       de  Diciembre  de  1799. 

Resoluciones  que  se  han  recibido  sin  fecha. 

Alcaldes  ordinarios  de  1799. 

Asiento  del  Teólogo  Asistente  Real  en  las  Oposi- 
ciones. Cédula  cíe       de  1799. 

Contribución  sobre  los  legados  y  k?r encías.  Real 
orden  de      de  1799. 

Depositarios   generales.    Real    Cédula    de 
de  1799. 

Fincas  de  manos  muertas.  Real  orden  de 

de  I799.  (7/ 

Fuero  en  causas  de  sublevación.  Real  Cédula. 

de      de  1799.  < 

Oposición  d  Prebendas.    Real  Céduk    de 

de  1799. 


\ 


XXIII 

Papa.  Real  Cédula  de       de  $799. 

Recursos  f  instancias  de  los  Americanos.  Real 

Cédula  de      de  1799. 
Residencias  de  ios  Virejes ,  ¿^  de  Indias.  Real 

Cédula  de  1799. 
Rusia  (declaración  de  Guerra  en  Indias)  Real 

Cédula  de  de       1799-  ' 

Sucesión  de  mando  en  'vacante  tí  ausencia  á  un 

Ugrnpo  de  los  Gobernadores .,  Intendentes  y  sus 

Tenientes  asesores  de  A méric cu  Real  Cédula 

efe      de  1759. 
Visitas   generales   de    cárceles.    Real    Cédula 

de      de  1799. 


FE    DE   ERRATAS. 


o 


Fagina* 


2. 


116. 


119.. 
x8o. . 
210.  • 

227. . 

3*7- • 
340.. 

343-  • 


Linea».  Léese. 

8 drimer.  . .  . 

xi contar.,  ... 

34 presento.. ..  . 

i. ...... ..  acaediré. . . . 

18 distinados.. 

2j la. . .  . 

28 á  quien. . . . . 

13 d  sus. . 

37. . . . . ;  prevengan.  . 

17. .... .  acenso 

10. .... .  prerrogativa. 

35 verificar. .. .  . 

9. . .  .  .  la. . . 


Debe  decir. 
primer, 
contra, 
represento, 
acreditaré, 
destinados, 
las.    <> 
á  quienes. 
o  á  sus. 
prevenga, 
ascenso, 
prerogativa., 
beneficiar, 
ala. 


\ 


G 


CONTINUACIÓN   Y   SUPLEMENTO 

.    . ..#.    . 

AL   PRONTUARIO 


..•• 


ALFABÉTICO   Y   CRONOLÓGICO'. 

DE  LAS  PRAGMÁTICAS 

•  f  DEMÁS  REALES  RESOLUCIONES 

MU    JU¿CUF1LADA!>. 

íIíD   íph  "    ÍÍ3    h 

A. 

A. 
BANDÓNO  ¿&  Guardia  y  robo  de  Verduras. 
En  vista  de  la  representación  que  hizo  el  Gober- 
nador de  la  Plaza  de  Ceuta  sobre  si  estaban,  ó  na 
•  bien  penados  con  seis  años  de  recarga  el  Soldado 
voluntario  Julián  López,  y  el  de  la  clase  de  presi- 
diario Manuel  Hernández,  procesados  pbr  abandono 
de  guardia  y  robo  de  verduras,  respecto  el  presente 
tiempo  de  guerra /consulto  el  Consejo  á  S.  M.  en  iS 
de  Diciembre  de  1798  ,  siendo  de  dictamen  que  la 
sentencia  del  Consejo  Ordinario  de  Guerra,  en  la 
que  se  impone  la  pena  de  sei?  años  de  recarga  so- 
bre sus  empeñqg  al  Soldado  voluntario  Julián  Ló- 
pez, y  al  de  la  clase  de  presidiario  Manuel  Hernán- 
dez, es  justa,  y  que  deberá  executarsé  asff^ convi- 
niendo ,  para  evitar  tropiezos ,  que  se  haga  entender  al 
Gobernador  de  Ceuta,  que  las  actuales  circunstancias 
allí  no  hac^i  variar  el  concepto  de  tiempo  de  paz. 
El  Rey  se  conformo  por  esta  vez  con  el  dic- 
tamen del  Consejo,  y  así  lo  mando ;  peto  quiere 
se  publique  que  la  Plaza  de  Ceuta  está  compren- 
dida en  situación  de  guerra,  que  con  arreglo  á  esto 
sean  juzgados  los  reos  de  ella  en  adelante  mien- 
Tomo  IV.  A 


2        AB       Continuación  y  suplemento 
tras    dure  la  actual  con  Inglaterra.  Real  resolución 
de  7  de  Febrero  de.  .  ■ ,  ,¿ I799- 

ABANDONO  de  un  puesto.  Al  Inspector  ge- 
neral de  Infantería  Don  Joaquín  de  Oquendo  co- 
munico  con  esta  fecha  lo  que  sigue: 

*  El  Rey  se  ha  enterado  del  exceso  escanda- 
loso en  que  incurrid  en  el  mes  de  Julio  último  el 
drimer  Subteniente  del  Regimiento  de  Infantería 
de  Hibernia  Don  Juan  de  la  Ginestierre ,  abando- 
nando el  puesto  de  la  punta  del  Frayle  en  la  C&ta 
de  Algeciras ,  á  donde  fué  destacado  por  ocho  días, 
agravándolo  mas  con  el  olvido  de  las  circunstan- 
cias de  la  actual  guerra  ,  y  providencias  tomadas 
por  el  General  en  Gefe  /del  Campo  de  Gibraltar, 
para  precaver  el  riesgo  a-  que  estuvo  expuesta  la 
salud  pública,  con  motivo  del  contagio  que  se  ha- 
bía declarado  en  África,  según  resulta  de  la'süma- 
ria  y  documentos  que  rrie  dirigió  V.  E.  con  su 
Oficio  de  1 1  del  corriente.  S,  M.  en  vista  de  se- 
mejante delito ,  y  de  la  Real  resolución  de  7  de 
Septiembre  de  1776 ,  por  la  qual  debia  sufrir  Gi- 
nestierre la  pena  de  muerte  ,  se  ha  servido  resol-  < 
ver  por  esta  vez ,  y  por  un  efecto  de  su  Real  ele-  \ 
mencia  ■>  que  este  Oficial,  quede  para  siempre  pri- 
vado de  su  empleo  ,  recogiéndole  los  Reales  Des- 
pachos que  tenga ,  y  remitiéndomelos  para  cance- 
larlos como  corresponde  :  y  á  fin  de  contener  en 
su  desorden  á  varios  jóvenes  en  quienes  las  amo- 
nestaciones y  arrestos  no  han  producido  los  salu- 
dables efectos  que  se  esperaban  ,  ha  mandado  tam- 
bién S  M  que  esta  providencia  se  haga  pública  en 
el  Exército,  y  que  lo  mismo  se  execute  en  lo  su- 
cesivo quando  se  prive  del  empleo  á  ale.un  Oficial, 
ó  se  Je  imponga  otra  pena  grave  >  para  que  todos 
sus  individuos  la  sepan,  y  estén  en  la  inteligencia 
de  que  si  cometen  faltas  de  qualquiera  clase  que 
sean,  serán  castigados  con  el  rigor  que  previene 
la  Ordenanza  y  Reales  o'rdehes  posteriores. " 


al  Prontuario  de  Aguirre,       AB      -  j 
Ifft    Lo  traslado  á  \i\.  .  Ide  orden  del  Rey  para  su 
cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca.  Dios  guarde 
á  V.     mtíchos  años.  Madrid  Diciembre  30  de  .  .     1799. 

ABOGADOS.  Se  prevenga  por  punto  general 
que  así  los  Letrados  de  todos  los  dominios  de  Es- 
paña i  como  los  demás  Curiales,  se  encarguen  de 
promover  4a  justicia  en  las  causas  de  oficio,  traba- 
jando en  ellas  sin  interés  alguno,  quandó  los  reos 
carecen  de  facultades  para  satisfacerles  su  honora- 
ria ,  sin  distinción  fundada  en  que  las  causas  sean 
contar  Militares  ó  Paisanos.  Real  orden  de  18  de 
Marzo  de •«...... .  1799. 

ACANTONAMIENTO  DE  TROPAS.  Véase 
Mando  del  Exército. 

ACEYTE.  Véase  Granos. 

ADMINISTRACIÓN  de  Iglesia  vacante ,  y  nom- 
bramiento de  Provisor  ó>¥icario ■capitular.  El  Rey. 
Por  quahto  en  carta  de  dos  de  Noviembre  de  mil 
setecientos  noventa  y.  cinco  dio  cuenta. el  Reveren- 
dísimo Obispo  de  la  Luisiana  de  haber  nombrado 
por  su  Provisor  á  Don  Tomas  Haset ,  Canónigo  de 
aquella  Iglesia,  7  propuesto  ¿en  quien  debería  re- 
caer la  jurisdicción  y  gobierno  del  Obispado  en  caso 
de  Vacante  \  mediante  no  haber  Cabildo  eclesiás- 
tico? ¿Si  podría  ser  en  el  Provisor,  hasta  nombra- 
miento de  Prelado,  d  en  el  Metropolitano  como 
era  de  derecho,  en  semejante^ Iglesias?  me  suplico 
fuese  servido  de  hacer  sobre  ello  la  correspondiente 
declaración:  y*visto  el  asunto  en  mi  Consejo  de  la 
-Cámara;  de  la^  Indias  con  audiencia  de  mis  dos  Fis- 
cales ,  he  resuelto  á  consulta  de  catorce  de  Mayo 
del  año  próximo  pasado  declarar  por  punto  gene- 
ral, que  ouando  fallezca  algún  Obispo,  cuya  Igle- 
sia carezdPde  Cabildo,  en  quien  recaiga  la  jurisdic- 
ción del  Prelado;,  compete ,  conforme  á  derecho  ca- 
nónico, á  la» disciplina  antigua  y  moderna,  y  á  la 
constante  práctica,  la  administración  de  la  Iglesia 
vacante  ab  Metropolitano  y. quien,  deberá  nombrar 

A2 


j  4  AL  Continuación  y  suplemento 
^Provisor  d  Vicario  capitular  ,  dando  cuenta  á  mi 
Virrey  o  Presidente  de  la  respectiva  Provincia,  se- 
gún lo  prevenido  en  Real  Cédula  de  ^quatro  de 
Agosto  de  mil  setecientos  noventa ;  y  en  caso  de 
que  se  hallare  también  vacante  la  Sede  metropoli- 
tana, lo  executará  el  Sufragáneo  mas  inmediato,  y 
en  igual  distancia  el  mas  antiguo.  Por  tanto  por 
esta  mi  Real  Cédula  ordeno  y  mando  á  los  Gefes 
superiores  de  las  Provincias ,  donde  hubiere  Iglesias 
Catedrales  que  no  tengan  Cabildo;  y  ruego  y  en- 
cargo á  los  Prelados  Diocesanos i de  ellas,  como  á 
los  muy  Reverendos  Arzobispos  ,  y  Reverendos 
Obispos  de  mis  Rey  nos.  de  las  Indias,  Islas  Fili- 
pinas y  demás  adyacentes,  que  enterados  de  esta  mi 
Real  resolución  la  guarden  y  cumplan ,  y  hagan 
guardar  y  cumplir  cada  uno  en  la  parte  que  res- 
pectivamente les  tocare ,  según  y  en  la  forma  que 
se  expresa  ,  por  ser  así  mi  voluntad.    Fecha    en 

Mayo 4 1799* 

ALCABALAS  y  cientos.  Pedro  Nolasco  Ez- 
. querrá  ,  Escribano  del  Rey  nuestro  Señor,  vecino 
y  de  los  del  Colegio  de  esta  Villa  de  Madrid,  doy 
ifé  que  ante  el  Señor  Don  Pedro  Flores  Manzano, 
Caballero  de  la  distinguida  Real  orden  Española  de 
Carlos  III.,  del  Supremo  Consejo  de  Castilla,  Subde- 
legado de  Rentas  Reales  de  esta  dicha  Villa  y  su  Pro- 
vincia ,  por  la  Escribanía  mayor  de  ellas ,  que  exerce 
D.  Fausto  Manuel  de  Ezquerra,  los  Señores  D.  Do- 
mingo de  Altube,  D.Diego  de  Pilado  y  D.  Ra- 
món de  Ángulo,  Diputados  Directores  de  los  cinco 
Gremios  mayores  de  esta  Corte,  á  cuyo  cargo  ha 
estado,  y  continua  la  recaudación  de  las  referidas 
Rentas  Reales  de  su  casco  y  término;  diezmatorio 
en  fuerza  de  los  contratos  cerrados ,  ceLbrados  con 
la  Real  Hacienda  por  tiempo  de  diez  años  ,  que 
dieron  principio  en  primero  de  Enero*  del  presente, 
y  cumplirán  en  fin  de  Diciembre  del  venidero 
de  j8o8  ,  acudieron  con  pedimento,  exponiendo 


al  Prontuario  de  Agiúrre.      AL       5 
que  para  la  libre  administración  y  cobranza  de  las 
expresadas  Rentas  del  casco  de  esta  dicha  Villa  en 
los  mencionados  diez  años ,  se  expidió  Real  Cédula 
á  su  favor  y  de  los  cinco  Gremios  mayores ,  que 
representan  ,  con  fecha  en  San  Lorenzo  á  29  de  No- 
viembre del  año  próximo  pasado,  firmada  de  S.  M. 
y  refrendada  del  Señor  Don  Pedro  Fermin  de  In- 
dart ,  su  Secretario ,  que  se  mandó  guardar  y  cumí- 
plir  en  todas  sus  partes  por  dicho  Señor  Subdele- 
gado en  auto  que  proveyó  á  18  de  Diciembre  del 
propio  año ,  en  la  qual  se  incluye  la  condición  d 
capítulo  6?  (de  que  presentaron  testimonio)  exten- 
siva á  haber  mandado  S.  M.  que  ningún  Escribano 
de  esta  Villa  de  Madrid  pueda  ni  deba  entregar  las 
copias  de  las  escrituras  de  ventas  de  casas  y  here- 
dades ,  o  de  otras  fincas ,  ni  de  imposiciones  de  cen- 
sos que  se  otorguen  ante  ellos ,  sin  que  les  conste 
por  recibo  de  la  Diputación  haberse  satisfecho  y 
pagado  los  derechos  de  alcabala  y  cientos  que  con. 
ellas  se  devengaren ,  con  otras  varias  prevenciones, 
en  razón  de  las  operaciones  que  deben  practicarse 
con   los  mismos  testimonios,  por  lo  respectivo  á 
la  averiguación  de  las  fincas  que  estén  situadas  fuera 
del  término  diezmatorio  de  esta  Villa:  que  sin  em- 
bargo de  lo  terminante  de   dicho  capítulo,  y  que 
su  tenor  se  ha  hecho  saber  repetidas  veces  á  los  Es- 
cribanos de  Número,  Provincia  y  Comisiones  de 
esta  Corte,  nunca  ha  conseguido  la  dación  puntual 
de  los  insinuados  testimonios  ,  sino  solamente  lo 
executan  anualmente  en  uno  ,  y  este  regularmente 
le  facilitan  con  bastante  retraso ,  de  que  se  les  se- 
guían considerables  perjuicios ;  y  á  fin  de  evitar- 
los, concluyeron  solicitando  que  dicho  Señor  Sub- 
delegado %  sirviera  mandar,  que  los  enunciados  Es- 
cribanos de  Numero ,  Provincia  y  Comisiones  de 
esta  Corte  cumplan  literalmente  con  lo  que  S.  M. 
ordena  en   el  relacionado  capítulo  ó  condición  6? 
de  la  Real  Cédula  expresada,  no  entregando  nin- 


6      AL       Continuación  y  suplemento 
guna  copia  de  escritura  de  venta  de  casas  y  here- 
dades, ó  de  imposiciones  de  censos  sobre  ellas,  hasta 
tinto  que  con  los  documentos  conducentes  les  acre- 
diten los  interesados  tener  satisfechos  los  Reales  de- 
rechos de  alcabala  y  cientos  que  adeudaren  en  ta- 
les contratos,  imponiéndoles  para  su  observancia  la 
multa  de  doscientos  ducados  ,  y  los  demás  aperci- 
bimientos que  tuviere  por  conveniente:  y  en  vista 
de  esta  solicitud ,  y  del  documento  que  acompa- 
ñaron,  se  proveyó  por  dicho  Señor  Subdelegadc^el 
auto,  que  su  tenor  y  el  del  referido  capitulo  6?  del 
contrato  celebrado  entre  la  Real  Hacienda  y  los  ci- 
tados cinco  Gremios  mayores  es  el  siguiente  :  Capí- 
tulo 6?  Que  en  conformidad  de  lo  pactado  con  los 
Diputados  en  los  anteriores  arrendamientos ,  ha  de 
tener  á  bien  de  mandar,  como  mando,  que  ningún 
Escribano  de  la  Villa  de  Madrid  pueda  ni  deba  en- 
tregar las  escrituras  de  ventas  de  casas ,  de  hereda* 
des  ú  otras  fincas,  ni  de  imposiciones  de  censos  que 
se  otorguen  ante  ellos ,  sin  que  les  conste  por  re-   < 
cibo  de  la   Diputación  haber  satisfecho  y  pagada 
los  derechos  de  alcabalas  y  cientos  que  en  ellas  se 
devengan :  y  que,  como  que  la  Diputación  solo  debe         \ 
exigir  los  correspondientes  á  las  fincas  situadas  en 
el  casco  de  la  misma  Villa  y  su  término  alcabala- 
torio  ,  (pues  los  respectivos  á  las  que  se  hallen  en 
el  de  otros  qualesqu¿era  Pueblos  pertenecen  á  mi 
Real  Hacienda ,  de  cuya  cuenta  se  han  de  adminis- 
trar en  todos)  no  deberá  la  Diputación  entregar  es- 
tos recibos  sin  que  los  interesados  le  presenten  do- 
cumento que  acredite  haberse  reconocido  en  la  Di- 
rección general  de  Rentas,  que  en  la  venta  d  im-* 
posición  no  hay  finca  alguna  situada  fuera  del  tér- 
mino alcabalatorio .  de  la  propia  Villa  ífc  Madrid, 
o  haberse  satisfecho  en  la  Tesorería  principal  de 
Rentas   de  ella  los   derechos  correspondientes ,  en 
caso  de  que  haya  fincas  situadas  en  otros  Pueblos, 
para  todo  lo  qual  deberá  pasar  la  Diputación  á  la 


í 


al  Prontuario  de  Agnirre,  AL  7 
misma  Dirección  los  testimonios  que  recoja  de  los 
Escribanos ,  y  se  los  devolverán  luego  que  se  tome 
razón ,  presentado  el  testimonio  que  se  cita ;  y  para 
que  tenga  efecto  la  condición  del  contrato  que  in- 
cluye, hágase  saber  á  todos  los  Escribanos  de  Ntí- 
mero ,  Provincia  y  Comisiones  de  esta  Corte  ,  y  á 
otros  qualesquiera  que  convenga ,  cumplan  puntual- 
mente con  lo  que  por  S.  M.  les  está  mandado  en 
el  mismo  capítulo  o  condición  del  contrato  actual, 
ceftbrado  para  la  recaudación  de  las  Rentas  del  casco 
de  esta  Villa ,  lo  que  hagan  sin  ocasionar  quejas ,  y 
con  apercibimiento  de  que  contra  el  que  no  lo  exe- 
cute  se  tomará  la  providencia  que  haya  lugar,  á 
cuyo  fin  se  les  dé  testimonio  del  presentado ,  este 
pedimento  y  auto.  El  Señor  D.  Pedro  Flores  Man- 
zano ,  del  Supremo  Consejo  de  Castilla ,  Subdele- 
gado de  Rentas  Reales  de  esta  Provincia,  lo  mando 

en  Madrid  á  primero  de  Abril *799« 

=  Está  rubricado  de  S.  S.= Fausto  Manuel  de  Ez- 
querra.  =  Así  consta  mas  por  menor  del  relacionado 
expediente ,  &c. 

ALCABALAS.  Véase  Esencion. 
ALCALDES  Ordinarios.  El  Rey.  Con  repre- 
sentación de  30  de  Junio  de  1794,  remitió  el  Ayun- 
tamiento de  la  Ciudad  de  Piura  testimonio  del  re- 
curso que  hizo  á  mi  Virrey  del  Peni,  para  que  sin 
embargo  de  lo  prevenido  entel  art.  8?  de  la  Real 
Ordenanza  de  Intendentes  de  aquel  Reyno ,  con- 
cordante con  ef  1 1  de  la  de  Nueva  España ,  se  le  per- 
mitiese continuar  en  la  antigua  costumbre  de  elegir 
los  Alcaldes  Ordinarios  para  solo  un  año,  cuya  gra- 
cia solicitaba  me  dignase  concederle.  Igual  instancia 
se  me  ha  hecho  por  parte  de  diferentes  Pueblos  y 
Ciudades  xte  América  ,  y  señaladamente  por  la  de 
México ,  exponiendo  la  incomodidad  y  perjuicios 
que  se  origíhan  á  aquellos  mis  vasallos,  de  que  los 
empleos  de  Alcaldes  Ordinarios  se  sirvan  por  es- 
pacio de  dos  años.  Y  habiéndose  visto  todo  en  mi 


&  ÁL  Continuación  y  suplemento 
Consejo  de  Indias  con  lo  que  expusieron  mis  Fis- 
cales, y  consultándome  sobre  ello  en  i^  de  Julio 
próximo  pasado,  he  resuelto  por  punto  general,  que 
en  todas  las  Ciudades  y  Pueblos  de  mis  dominios 
de  América  exerzan  los  Alcaldes  Ordinarios  su  em- 
pleo por  un  solo  año  ,  observándose  puntualmente 
las  leyes ,  y  quedando  por  consiguiente  derogados 
los  artículos  de  las  Ordenanzas  de  Intendentes  que 
disponen  lo  contrario.  En  su  conseqüencia  mando 
á  mis  Virreyes,  Presidentes  de  mis  Reales  Audien- 
cias ,  y  Gobernadores ,  Intendentes  de  los  expresa- 
dos mis  Reynos  de  las  Indias  é  Islas  Filipinas,  que 
enterados  de  la  referida  mi  Real  resolución ,  y  ha- 
ciéndola notoria  en  todos  los  distritos  de  su  res- 
pectiva jurisdicción ,  la  guarden  ,  cumplan  y  execu- 
ten,  y  hagan  guardar,  cumplir  y  executar ,  sin  em- 
bargo de  lo  prevenido  en  los  citados  artículos  de 
las  Reales  Ordenanzas  de  Intendentes ,  los  quales 
derogo,  y  declaro  por  de  ningún  valor  ni  efecto 
en  quanto  se  opongan  á  esta  mi  soberana  determi-  < 
nación,  que  es  mi  voluntad  se  observe  puntual  y 

exactamente  en  lo  succesivo l79S* 

ALCALDES  de  Casa  y  Corte.  Pueden  y  de-  \ 
ben  entrar  en  el  Real  Palacio  ,  y  Real  Sitio  del 
Buen-Retiro  ;  rondar ,  prender  y  hacer  otros  ac- 
tos precisos,  y  que  las  Tropas  de  Casa  Real  los 
deben  auxiliar  en-  t£do  lo  que  fuere  necesario, 
según  consta  por  las  resoluciones  c^e  6  de  Mayo 
de  1780,  30  de  Julio  de  1784,  y  25  de  Octubre 

de -m l79°- 

ALFAREROS.  El  Rey.  Por  quanto  por  parte 
de  Francisco  Rovira ,  Segismundo  Baset"  y  demás 
Maestros  Alfareros  ¿e  la  Villa  de  Santa^Maria  de 
Breda ,  en  Cataluña ,  se  presentó  á  mi  Junta  gene- 
ral de  Comercio ,  que  atendiendo  á  que  de  sus  Fá- 
bricas se  surte  la  mayor  parte  de  aqueíTrincipado, 
y  aun  la  América ,  por  ser  obra  de  la  mejor  cali- 
dad ,  bien  que  en  el  dia  se  ven  deterioradas ,  ha- 


r 


ai  Prontuario  de  Aguirre.  AL  9 
bián  dispuesto  en  Junta  general  que  celebraron  con 
asistencia  jdel  Escribano  Francisco  Oliver  y  Pas- 
qual,  las  Ordenanzas  que  presentaron  para  su  ré- 
gimen y  gobierno  ;  acompañando  asimismo  la  con^ 
cordia  hecha;  y  firmada  por  Juan  Blanch  ,  vecino 
de  la  propia  Villa,  y  los  dichos  Maestros  Alfareros, 
para  poder  sacar  estos  del  distrito  de  la  enunciada 
Villa  la  tierra  necesaria  para  su  fábrica:  mediante 
k>  qüal  pidieron ,  que  en  atención  á  lo  expuesto  se 
les* concediese  poder  erigirse  en  Gremio  ,  y  la  apro- 
bación de  dichas  Ordenanzas ,  para  reparar  los  da- 
ños que  experimentan ,  y  que  sus  manufacturas  ten- 
gan mayores  adelantamientos.  Y  vista  en  mi  Junta 
general  la  referida  instancia  y  Ordenanzas ,  con  los 
informes  que  sobre  ellas  tuvo  por  convenientes  to- 
mar, y  lo  que  en  inteligencia  de  todo  se  ofreció 
decir  al  Fiscal :  he  tenido  á  bien  conceder  facultad 
á  los  Maestros  Alfareros  de  la  Villa  de  Santa  María 
de  Breda,  para  que  puedan  erigirse  en  Gremio,  y 
•  en  aprobar,  como  por  la  presente  apruebo,  las  men- 
cionadas Ordenanzas,  según  se  han  arreglado  ahora 
por  mi  Junta  general  en  los  capítulos  que  siguen. 

I.  Ninguno  podrá  ser  admitido  para  manceba 
Alfarero  que  no  se  haya  primero  exercitado  en  el 
arte,  por  espacio  de  tres  años,  en  casa  de  alguno 
de  los  Maestros  del  Gremio ,  durmiendo ,  comiendo 
y  asistiendo  en  ella  el  exprésalo  tiempo. 

II.  Ha  de  constar  auténticamente  el  dia ,  mes  y 
año  en  que  el  Aprendiz  empiece  á  trabajar  como  tal, 
en  casa  del  Maestro  ;  cuya  escritura  no  deberá  otor- 
garse hasta  cumplido  un  mes  de  estar  en  el  oficio, 
á  fin  de  que  sino  le  acomodase ,  d  no  estuviese  con- 
tento con  m  amo ,  pueda  antes  de  contraer  obliga- 
ción usar  Oe  su  libertad :  y  dicho  instrumento  ,  í 
mas  de  haberle  de  firmar  las  dos  respectivas  partes 
interesadas ,  ha  de  practicarlo  también  el  padre  del 
Aprendiz,  o  su  tutor,  pagando  el  Maestro  los  gas- 
tos de  la  expresada  escritura. 

Tomo  IV.  m 


i  o       AL     Continuación  y  suplemento 

III.  Qualquiera  Maestro  que  admita  Aprendiz, 
deberá  dentro  ocho  dias,  contados  desde(su  admi- 
sión ,  avisar  á  los  Prohombres  del  Gremio ,  con  in- 
dividualidad de  nombre  y  apellido ,  el  de  sus  pa- 
dres y  patria ,  y  expresando  al  mismo  tiernpo  el  dia 
que  empezó  el  aprendizage ,  baxo  la  pena  de  tres 
libras. 

IV.  Será  obligación  de  los  Prohombres  del  Gre- 
mio tener  un  libro  con  cubiertas  de  pergamino  lla- 
mado de  Aprendices ,  y  de  anotar  en  él  los  nom- 
bres ,  apellidos ,  patria  y  edad  de  todos  los  que  en- 
tren en  el  oficio  ;  el  nombre  de  sus  padres ;  el  del 
Maestro  que  los  hubiese  admitido ;  el  dia ,  mes  y 
año  que  empezó  el  aprendizage;  el  en  que  fue  otor- 
gada la  escritura,  y  por  que  Escribano,  cuya  nar- 
ración firmará  uno  de  los  Prohombres  del  Gremio. 

V.  Cada  uno  de  los  Aprendices ,  luego  de  cum- 
plido un  mes  de  estar  en  casa  del  Maestro,  al  tiempo 
de  escribirse  su  nombre  en  el  libro  de  Aprendices, 
ha  de  satisfacer  veinte  reales  de  ardites,  que  se  apli- 
carán á  beneficio  del  Gremio ;  pero  si  fuesen  hijos 
de  Maestros,  será  solamente  la  contribución  de  diez 
reales  de  la  misma  moneda. 

VI.  Admitidos  los  Aprendices  ,  y  satisfecha  la 
entrada  en  la  forma  prevenida  en  el  capítulo  ante- 
cedente ,  no  podrá  ningún  Maestro  del  Gremio  des- 
pedirlos antes  que  sü  cumplan  los  tres  años  señala- 
dos para  el  aprendizage;  y  si  lo  hjciere,  á  mas  de 
caer  en  la  pena  de  diez  libras,  deberán  abonarles  el 
tiempo  que  hubieren  trabajado  en  sus  casas,  sin  po- 
derles impedir  que  entren  en  la  de  otro  Maestro 
para  continuar  su  práctica. 

VIL  No  obstante  lo  prevenido  en  el  capí- 
tulo que  antecede ,  si  alguno  de  los  Maestros  del 
Gremio  quisiese  despedir  algún  Aprendiz,  podrá 
practicarlo ,  sin  incurrir  en  la  pena  efe  diez  libras, 
siempre  que  antes  de  executarlo  lo  participe  al  Pro- 
hombre mas  antiguo,  (y  en  su  ausencia  al  moderno) 


al  Prontuario  de  Aguirre.  AL  n 
quien  cerciorándose  de  los  motivos  sobre  que  funde 
él  Maestro  su  pretensión,  y  oidos  los  descargos  del 
Aprendiz ,  determinará  con  equidad  y  justicia ,,  si  el 
primero  debe  o  no  abonar  al  segundo  el  tiempo 
que  haya  estado  en  su  casa,  y  lo  que  resolviere  di- 
cho Prohombre,  se  pondrá  en  práctica;  con  pre- 
vención, de  que  si  alguna  de  las  partes  se  sintiese 
agraviada  de  las  providencias  que  diere ,  acudirá  á 
la  Junta  particular  de  Comercio  de  Barcelona  para 
q9c  le  administre  justicia ,  arreglado  á  mi  Real  de- 
creto de  13  de  Junio  de  1770  por  modo  guberna- 
tivo, sin  pleito ,  ni  figura  de  juicio;  o  los  remitirá 
á  mi  Junta  general  de  Comercio  con  su  informe, 
para  tomar  la  resolución  que  convenga. 

VIII.  Verificado  el  pago  de  la  entrada  en  la  con- 
formidad prevenida  en  el  capítulo  V. ,  no  se  permi- 
tirá á  ningún  Aprendiz  ausentarse  de  la  casa  de  su 
amo  sin  su  expreso  consentimiento ,  hasta  que  cum- 
pla los  tres  años  de  Aprendiz,  que  deberán  con- 
tarse desde  el  dia  de  su  ingreso  al  oficio ;  y  si  lo 
hiciese ,  se  prohibe  á  todos  ,  y  á  cada  uno  de  los  in- 
dividuos del  Gremio  el  admitirle  ,  ni  darle  que  tra- 
bajar ,  sin  que  primero  concluya  su  tiempo  con  el 
Maestro  que  empezó,  baxo  la  pena  de  diez  libras 
por  cada  vez  que  lo  practicaren. 

IX.  Sin  embargo  de  lo  prevenido  en  el  capítulo 
antecedente ,  si  algún  Aprendie  tuviese  justas  causas 
para  ausentarse  de  la  casa  de  su  amo,  podrá  él  mismo 
acompañado  cíe  su  padre ,  pariente ,  de  alguna  per- 
sona á  quien  estuviese  recomendado,  acudir  ante  el 
mismo  Prohombre  mas  antiguo ,  (d  al  que  le  siga 
en  su  ausencia)  para  informarle  de  las  quexas  que 
le  motivím  su  disgusto;  y  si  después  de  tomados  los 
informes  conducentes  para  aclarar  la  verdad,  y  de 
oir  al  Maestro  resultare  este  culpado ,  se  le  amones- 
tará por  lí  primera  vez  al  cumplimiento  de  su 
obligación ,  y  en  caso  de  reincidencia  y  nuevo  re- 
curso, no  se  impedirá  al  Aprendiz  la  libertad  de  en- 

Bi 


12  AL  Continuación  y  suplemento 
trar  en  casa  de  otro  individuo  del  Gremio ,  en  cuyo 
caso  le  valdrá  el  tiempo  que  hubiere  .estado  con  el 
primero  ,  sin  que  para  poderle  admitir  qualquiera 
que  le  necesite ,  sea  necesaria  otra  formalidad  que 
la  de  dar  el  referido  Prohombre  un  papel  al  Apren- 
diz firmado  de  su  mano ,  en  que  diga  que  queda 
libre;  pero  si  hubiese  parte  agraviada ,  tendrá  liber- 
tad de  hacer  su  recurso  á  la  Junta  particular  de  Co- 
mercio de  Barcelona ,  en  los  términos  insinuados 
en  el  capítulo  VII.  de  estas  Ordenanzas.  $i 

X.  Inmediatamente  de  haber  qualquiera  Apren- 
diz concluido  su  aprendizage,  deberá  su  respectivo 
^Maestro  ponerlo  en  noticia  de  los  Prohombres  del 
Gremio  ,  por  medio  de  certificación ,  que  declare 
haber  cumplido  con  exactitud  el  tiempo  de  los  tres 
años  señalados  en  el  capítulo  primero  ,  y  para  que 
esta  disposición  tenga  debido  cumplimiento:  mando, 
que  si  en  el  término  de  quince  dias  no  quedare 
practicada  dicha  diligencia  ,  el  Maestro  ó  Maestros 
que  fueren  morosos,  incurrirán  en  la  pena  de  diez  < 
libras. 

XI.  Será  de  la  obligación  de  los  Prohombres  del  ,t 
Gremio  tener  un  libro,  con  cubiertas  de  pergamino, 
llamado  jde  Mancebos ;  y  luego  de  presentada  la  cer- 
tificación de  haber  algún  Aprendiz  concluido  su 
aprendizage,  deberán  anotarlo  en  él,  mediante  la 
contribución  de  diez  iueldos  de  ardites,  individuán- 
dose el  dia  en  que  concluyo  su  tiempo,  á  efecto 

de  que  sea  reputado  por  Mancebo  del  Gremio. 

XII.  Qualquiera  Mancebo  de  este  arte,  después 
de  concluidos  los  tres  años  de  Aprendiz,  y  para  po- 
der entrar  en  el  examen ,  y  ser  admitido  por  Maes- 
tro ,  ha  de  tener  primero  indispensablemente  la  prác- 
tica de  dos  años  de  tal  Mancebo ,  en  la  casa  de  al- 
guno de  los  individuos  del  Gremio. 

XIII.  Para  que  los  Mancebos  puedafi  ser  admi- 
tidos á  examen  de  maestría ,  después  de  haber  cum- 
plido los  dos  años  de  práctica  prevenida  en  el  ca- 


- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  AL  13 
pítulo  antecedente ,  han  de  hacer  constar ,  que  tie- 
nen a  lo  t§ienos  diez  y  ocho  años  de  edad ,  presen- 
tando al  mismo  tiempo  á  los  Prohombres  una  cer- 
tificación por  la  que  también  se  evidencie ,  que  el 
pretendiente  efectivamente  ha  cumplido  los  tres  años 
de  Aprendiz,  y  dos  años  de  Mancebo;  y  el  Maes-* 
tro  o  Maestros,  en  cuyas  casas  hubieren  estado  tra- 
bajando ,  no  podrán  negarse  á  esta  precisa  obliga- 
ción ,  siempre  que  las  partes  interesadas  los  insten. 

$[IV.  Quando  alguno  de  los  Mancebos  pretenda 
la  maestría ,  ademas  de  lo  que  queda  insinuado  en 
el  capítulo  inmediato ,  tendrá  la  obligación  de  pe- 
dir la  plaza  á  los  Prohombres ,  quienes  en  su  con- 
seqüencia  juntarán  el  Gremio,  á  efecto  de  que  se- 
ñalado dia  para  el  examen ,  delibere  asimismo  las 
quatro  piezas  que  ha  de  construir  el  pretendiente, 
arregladas  en  todo  según  arte,  y  á  satisfacción  de 
los  Examinadores. 

XV.  No  se  admitirá  Mancebo  alguno  á  examen 
•  para  Maestro  del  Gremio,  (que  ha  de  celebrarse  en 

el  parage  en  donde  señalaren  los  Prohombres)  que 
demás  de  las  circunstancias  expuestas  en  los  capítulos 
anteriores  ,  no  deposite  primeramente  tres  libras 
en  poder  del  Colector ,  las  quales  se  repartirán  en- 
tre los  dos  Prohombres ,  Examinadores,  Colector  y 
Credencero,  á  diez  sueldos  cada  uno;  y  sino  quedase 
habilitado  por  impericia ,  debefá  hacer  igual  depo- 
sito quantas  vecys  quisiese  entrar  en  Huevo  examen. 

XVI.  Hallándose  hábil  el  Mancebo  examinado, 
se  admitirá  por  Maestro  del  Gremio ,  pagando  ade- 
más del  costo  de  la  escritura  ,  la  cantidad  de  diez 
libras  moneda  catalana,  que  se  difundirá  en  utilidad 
del  pn  piq^Sremio :  y  á  fin  de  que  el  nuevo  Maes- 
tro quede  instruido  ,  como  debe,  de  las  presentes 
Ordenanzas,  y  las  observe  con  la  mayor  exactitud 
y  fidelidad ,  se  leerán  en  el  acto  del  mismo  examen, 
y  se  le  entregará  por  el  Prohombre  mas  antiguo 
un  exemplar  impreso  de  ellas. 

•    - 


14     AL      Continuación  y  suplemento 

XVII.  Al  tiempo  que  se  publiquen  las  presen- 
tes Ordenanzas ,  se  reputarán  por  Maestras  los  que 
se  hallaren  sentados  como  tales  en  el  libro  del  Gre- 
mio ;  y  sino  lo  hubiere ,  los  que  hasta  aquel  dia  se 
hayan  considerado  de  tal  clase,  o  que  tengan  Fábrica 
de  Alfarería  corriente :  Por  Mancebos  y  Aprendices 
los  que  estuvieren  escritos  en  los  correspondientes 
libros  del  mismo  Gremio,  o  en  otra  manera;  los 
que  trabajasen  de  tales  en  casa  de  algún  Maestro; 
con  la  calidad ,  de  que  así  los  Mancebos  para  páiar 
á  Maestros  ,  como  los  Aprendices  para  pasar  á  Man- 
cebos, han  de  concluir  precisamente  el  tiempo  que 
les  faltare ,  según  lo  dispuesto  en  estas  Ordenanzas; 
y  si  sobre  lo  prevenido  en  este ,  tí  otros  capítulos 
se  ofreciese  alguna  duda,  acudirán  los  interesados  á 
la  Junta  particular  de  Comercio  de  Barcelona ,  se- 
gún queda  dispuesto  al  capítulo  VIL  de  ellas. 

XVIII.  No  será  permitido  á  ningún  Maestro 
del  Gremio  tener  mas  de  un  Aprendiz,  baxo  la. 
pena  de  diez  libras  ,  y  solo  podrán  tomar  otro  ( 
quatro  meses  antes  de  concluir  el  tiempo  el  que 
tuvieren  en  su  casa ;  cuya  ampliación  concedo ,  í  << 
fin  de  que  no  falte  á  los  Maestros  este  auxilio ,  y 
tengan  los  nuevos  Aprendices  que  entraren  mayor 
proporción  de  instruirse  en  los  primeros  rudimen- 
tos del  arte:  y  se  advierte,  que  el  Maestro  que  obli- 
gare al  Aprendiz ,  tí  acordare  con  él  estender  el 
aprendizage  á  mas  tiempo  de  lo  q^e  está  señalado 

en  el  capítulo  primero,  que  le  hiciese  trabajar  como 
á  tal,  disimulare  la  asistencia,  le  dispensare  algún 
tiempo,  le  disimulare  la  asistencia  que  debe  hacer 
continua  en  su  casa ,  ó  en  otra  manera  faltare  á  lo 
dispuesto  en  estas  Ordenanzas,  incurrirán  la  pena 
de  diez  libras ,  y  en  la  de  no  poder  tener  Aprendiz 
por  espacio  de  tres  años. 

XIX.  Ningún  Maestro  del  Gremio  podrá  pres- 
tar su  nombre ,  ni  ceder  sus  facultades  á  persona  al- 
guna que  no  lo  sea ,  baxo  la  pena  de  diez  libra* 


al  Prontuario  de  Jguirre.      AL      15 
por  cada  vez  que  se  le   justificare  contravención. 

XX.  Para  precaber  abusos  en  perjuicio  del  Gre- 
mio, del  \3omercio  y  del  publico ,  no  se  permitirá 
que  persona  alguna  ,  sin  ser  Maestro  ,  pueda  vender 
en  publico  ni  privadamente  género  alguno  de  alfa- 
rería en  la  Villa  de  Santa  María  de  Breda ,  baxo  la 
pena  de  cinco  libras ,  y  pérdida  de  la  obra  que  se 
le  hallare ;  pero  esta  privativa  se  ha  de  entender  so- 
lamente con  la  que  se  fabrique  en  aquella  Villa ,  y 
eif  ninguna  manera  con  la  que  se  construya  en  otros 
parages  del  Principado,  ni  demás  dominios  y  Rey- 
nos  extrangeros. 

XXI.  Las  viudas  de  los  Maestros  Alfareros ,  guar- 
dando el  nombre  y  viudedad ,  podrán  mantener  de 
su  cuenta  las  fábricas  de  Alfarería  que  fueron  de  sus 
maridos  ,  tanto  propias,  como  arrendadas,  d  alqui- 
ladas ,  valiéndose  á  este  fin  de  los  Mancebos  hábi- 
les del  oficio  que  hubieren  menester ,  pero  no  de 
Aprendices;  pues  una  vez  que  hayan  concluido  su 
tiempo  los  que  empezaron  durante  la  vida  de  sus 
maridos ,  no  han  de  poder  tener  otros  Aprendices, 
respecto  á  que  faltaría  en  estos  casos  legítima  per- 
sona para  la  enseñanza  :  en  inteligencia ,  de  que  si 
dichas  Fábricas  fuesen  alquiladas,  ó  arrendadas,  y 
se  viesen  las  referidas  viudas  en  la  precisión  de  ha- 
berlas de  dexar ,  tengan  la  facultad  de  arrendar  d 
alquilar  otras,  o  bien  edificabas  de  su  cuenta,' que- 
dando siempre  sujetas  á  la  observancia,  y  penas  im- 
puestas en  las*presentes  Ordenanzas. 

XXII.  Todos  los  Maestros  del  Gremio  deberán 
preparar  los  materiales  con  arreglo  á  las  reglas  del 
arte ;  construir  la  obra  de  la  mejor  calidad  ;  darla 
una  perfecta  hechura ,  y  á  cada  una  de  las  piezas  la 
capacidad^ue  la  corresponda  según  su  clase  ,  baxo 
la  pena  de  diez  libras  por  cada  vez  que  se  hiciese 
lo  contrario? 

XXIII.  Si  saliesen  del  horno  algunas  piezas  de- 
fectuosas, como  suele  suceder,  prohibo  á  los  Maes- 


1 6  AL  Continuación  y  suplemento 
tros  del  Gremio  el  poderlas  mezclar  con  las  bue- 
nas, ni  venderlas  como  tales,  baxo  la  misma  pena  de 
diez  libras,  y  pérdida  de  la  obra;  y  para  evitar  toda 
disputa  ó  duda ,  se  reputarán  por  piezas  defectuo- 
sas las  que  salieren  mal  cocidas,  rotas  por  alguna 
parte ,  abolladas ,  con  algún  remiendo ,  agugero  por 
pequeño  que  sea ,  rendijas  mal  embarnizadas ,  ú  en 
otra  manera  que  no  sean  de  una  perfecta  hechura, 
y  con  todas  aquellas  proporciones  regulares  :  con 
advertencia,  de  que  si  alguno  llegase  á  contravekir 
á  esta  Ordenanza  por  tercera  vez ,  quedará  á  cargo 
de  los  Prohombres  y  Veedores  dar  parte  á  la  Junta 
particular  de  Comercio  de  Barcelona,  para  que  dis- 
ponga la  pena  correspondiente  á  la  mala  fe  que  se  ex- 
perimente; d  esta  dé  cuenta  á  mi  Junta  general,  como 
se  advierte  al  capítulo  VII.  de  estas  Ordenanzas. 

XXIV.  Después  de  publicadas  las  presentes  Or- 
denanzas ,  la  Justicia  de  la  Villa  de  Santa  Maria  de 
Breda ,  tí  quien  regente  la  Vara ,  juntará  dentro  de 
un  mes  á  todos  los  individuos  Alfareros ,  y  en  un    ( 
libro  que  se  ha  de  llamar  de  Maestros  ,  anotará  por 
orden  de  antigüedad  á  todos   los  que  deban  repu-      (,r; 
tarse  como  tales ,  al  tenor  de  lo  que  queda  dispuesto        \ 
en  el  capítulo  XVII. ,  cuya  diligencia  practicada  ,  se 
leerán  dichas  Ordenanzas ,  entregándose  á  cada  uno 

de  ellos  un  exemplar  impreso  ,  á  fin  de  cumplir 
exactamente  su  conten/do ;  y  en  los  otros  dos  libros 
de  Mancebos  y  Aprendices,  se  han  descontinuar  res- 
pectivamente con  el  propio  orden  fos  que  corres- 
pondan á  cada  clase,  según  lo  prevenido  en  el  ci- 
tado capítulo  XVII. 

XXV.  El  dia  3  de  Febrero  de  cada  año ,  se  han 
de  hacer  las  elecciones  de  los  Prohombres  y  Veedo- 
res, eligiendo  para  estos  oficios  los  Maestros  de  me- 
jor conducta,  y  pericia  en  el  arte  de  la  Alfarería  ,  á 
pluralidad  de  votos  de  todos  los  individuos  del  Gre- 
mio, y  á  presencia  de  la  Justicia  del  pueblo,  y  Es- 
cribano de  Ayuntamiento ,  y  no  de  otro  modo :  con 


al  Prontuario  de  Aguirre.  AL  17 
prevención ,  de  que  dichos  Veedores  tendrán  tam- 
bién el  sobrecargó  de  Examinadores  por  tiempo  del 
año ,  y  el  ae  zelar  la  observancia  de  lo  prevenido 
en  estas  Ordenanzas ;  de  cuya  última  circunstancia 
cuidarán  igualmente  los  Prohombres,  quienes,  como 
asimismo  los  demás  oficiales ,  quedarán  sujetos  á  mi 
Junta  general  de  Comercio  y  Moneda,  en  todo  lo 
que  sea  concerniente  á  manufacturas  y  gobierno  pe- 
culiar de  dicho  Gremio;  y  en  primera  instancia  á 
la  $unta  particular  de  Barcelona ,  guardando  en  los 
recursos  lo  que  queda  prevenido  en  el  capítulo  VII. 

XXVI.  Será  de  cargo  de  los  Prohombres  y  Veedo» 
res  exigir  las  penas  correspondientes  á  los  contra- 
ventores sobre  manufacturas ,  o  gobierno  peculiar 
del  Gremio ,  al  tenor  de  lo  que  queda  dispuesto, 
haciéndose  de  dichas  penas  tres  partes  iguales:  pri- 
meara, se  aplicará  para  gastos  de  Cámara  de  mi  Junta 
general  de  Comercio  y  Moneda:  otra  para  la  parti- 
cular de  Barcelona ;  y  la  otra  se  repartirá  por  mi- 

%  tad  entre  dichos  Prohombres  y  Veedores,  y  el  de- 
nunciador ;  y  sino  le  hubiere ,  será  todo  para  ellos, 

í  á  fin  de  que  se  esmeren  en  el  desempeño  de  la  con- 
fianza que  se  deposita  á  su  cuidado :  bien  entendido, 
que  han  de  llevar  cuenta  con  la  mayor  claridad  de 
todo  lo  que  cobraren  por  razón  de  dichas  multas, 
teniendo  en  deposito  la  partida ,  hasta  que  disponga 
de  ella  la  expresada  Junta  particular,  á  la  que  remi- 
tirán anualmente  los  mismos  Prohombres  y  Veedo- 
res una  noticia  individual  de  lo  que  hayan  impor- 
tado ,•  cuya  diligencia  se  practicara  al  tiempo  mismo 
que  se  hagan  las  elecciones  de  oficios  que  expresa 
el  capítulo  antecedente :  y  la  citada  Junta  particular 
avisará,  y  remitirá  á  la  general  anualmente  lo  que 
la  pertenefta  por  razón  de  multas ,  ó  dará  cuenta 
de  si  no  las  hubiere. 

XXVII.  Sí  muriere  alguno  de  los  Veedores  du- 
rante el  año  de, su  empleo,  o  mudare  su  domicilio 
«ie  aquella  Villa ,  nombrarán  los  Prohombres  del 

Tomo  IV.  C 


i8      AL      Continuación  y  suplemento 
Gremio  al  sujeto  mas  idóneo  de  los  individuos  de 
él ,  para  que  supla  la  falta  por  el  resto  de  aquel 
año;  dando  cuenta  de  ello  á  la  Junta  particular  de 
Comercio  para  su  aprobación. 

XXVIII.  Los  hijos  de  los  Maestros  del  Gremio 
han  de  gozar  la  libertad  de  poder  pasar  los  tres  años 
de  aprendizage  con  sus  respectivos  padres,  si  estos  tu- 
viesen Fábrica  de  alfarería  corriente;  pero  los  dos 
años  de  Mancebo  señalados  en  el  capítulo  VIL ,  han 
de  emplearlos  trabajando  en  casa  de  otro  Maelíro 
del  Gremio,  sin  cuya  circunstancia  (que  han  de  ha- 
cer constar  por  certificación)  no  podrán  ser  admi- 
tidos de  tales  Maestros  en  él :  y  se  previene ,  que  sin 
embargo  de  aquella  libertad  ,  no  se  les  dispensa  la 
formalidad  de  haberse  de  escribir  sus  nombres  en 
los  libros  que  corresponda  de  Mancebos  y  Apren- 
dices ;  antes  expresamente  declaro ,  que  deban  practi- 
carlo así  con  arreglo  á  los  capítulos  IV.  XI.  y  XXIV, 

XXIX.  Los  hijos  de  los  Maestros  del  Gremio, 
para  ser  admitidos  á  la  maestría ,  han  de  sujetarse  al  < 
mismo  examen  que  los  demás ;  y  hallándoles  hábi- 
les ,  quedarán  admitidos ,  pagando  (ademas  del  gasto     . 
de  la  escritura)  cinco  libras  moneda  catalana ,  de  las      \ 
quales  se  satisfarán  cinco  sueldos  á  cada  uno  de  los 
Prohombres,  Examinadores,  Colector  y  Credencero: 
bien  entendido ,  que  se  han  de  observar  las  mismas 
formalidades  prevenidas  en  el  capítulo  XVI. 

XXX.  A  qualquiera  Mancebo  ó  Aprendiz  del 
Gremio  que  casare  con  alguna  denlas  hijas  de  los 
Maestros  después  de  concluido  su  aprendizage,  y 
práctica  del  arte  en  la  forma  establecida,  y  hecho 
el  debido  examen ,  se  admitirán  en  la  maestría ,  pa- 
gando solamente  cinco  libras  como  los  hijos  de  los 
Maestros.  • 

XXXI.  El  jornal  regular  de  los  individuos  del 
Gremio ,  sea  Maestro  ó  Mancebo ,  há«  de  consistir 
en  quarenta  y  dos  piezas  de  obras  concluidas,  y 
en  estado  de  vidriar. 


al  Prontuario  de  Aguirre.      AL      19 

XXXII.  Ninguna  persona  á  excepción  de  los 
Maestros  %zl  Gremio,  podrá  tener  Fábrica  de  alfa- 
rería en  la  mencionada  Villa  de  Santa  Marta  de 
Breda,  ni  su  término ,  baxo  la  pena  de  diez  libras, 
pérdida  de  la  obra,  y  de  los  instrumentos  que  se 

*  le  hallaren ;  pero  para  mayor  utilidad  del  público, 

y  de  los  mismos  fabricantes ,  no  se  impedirá  á  nii> 
gun  particular,  aunque  no  sea  Maestro  del  Gremio, 
queL  pueda  edificar  los  hornos  (jue  quisieren ,  para 
alquilarlos  á  los  que  tengan  legítimos  títulos  de  usar, 
y  valerse  de  ellos. 

XXXIII.  Finalmente  ,  qualquiera  individuo  del 
citado  Gremio  de  Alfarería,  que  se  sintiere  agra- 
viado de  las  providencias  que  dieren  los  Prohom- 
bres, Veedores  ó  Examinadores  relativas  á  los  pun- 
tos que  van  prevenidos  en  estas  Ordenanzas ,  ó  demás 
particulares  que  puedan  ocurrir  para  el  arreglo  de  este 
nuevo  Gremio,  y  sus  maniobras ,  ha  de  representar 
lo  que  tenga  por  conveniente  á  la  Junta  particular 

•de  Comercio  de  Barcelona,  para  que  esta  instruyén- 
dose del  asunto ,  resuelva  en  primera  instancia  guber- 
<*  nativamente  lo  que  juzgue  oportuno ,  como  queda 
J  expresado  en  el  capítulo  VII ,  ó  le  remita  con  su  in- 
forme á  mi  Junta  general  de  Comercio,  á  fin  de  que 
delibere  lo  que  convenga ,  arreglado  todo  al  Real  De- 
creto de  13  de  Junio  de  1760. Por  tanto,  para  que  ten- 
gan él  debido  cumplimiento  lo^expresados  XXXIII. 
capítulos  de  las  ¿presentes  Ordenanzas :  he  mandado 
expedir  la  presente  mi  Real  Cédula ,  por  la  referida 
mi  Junta  general  de  Comercio  y  Moneda ,  á  quien 
tengo  concedida  facultad ,  para  que  pueda  hacerlo  á 
todos  los  Gremios  particulares  que  traten  del  mé- 
rodo  de  suynaniobras  y  artes,  por  mi  Real  Decreto 

kde  13  de  Junio  de  1760,  y  confirmado  por  otro  pos- 
terior de  8  de  Enero  de  este  año.  A  cuya  conse- 
qüencia  ordeno  á  los  Presidentes  y  Oidores  de  mis 
Consejos ,  Cnancillerías  y  Audiencias ,  á  los  Regen- 
tes, Asistente.,  Gobernadores,  Intendentes,  Corregi- 

C'a 


2o  AL  Continuación  y  suplemento 
dores,  y  Alcaldes  mayores, Ordinarios  y  demás  Jus- 
ticias de  mis  Reynos  y  Señoríos ;  y  especialmente  al 
Gobernador  y  Capitán  General  de  Cataluña,  Presi- 
dente de  aquella  Audiencia,  al  Regente  y  demás 
Ministros  que  la  componen ,  al  Intendente  Subdele- 
gado de  mi  Junta  general  de  Comercio  ,  á  la  parti- 
cular de  Comercio ,  y  Consulado  de  Barcelona  ,  y  á 
la  Justicia  de  la  Villa  de  Santa  María  de  Breda,  que 
luego  que  les  sea  presentada  esta  mi  Real  Cédula 
de  Ordenanzas ,  ó  su  traslado  ,  firmado  de  Escribano 
publico ,  de  modo  que  haga  fe ,  la  vean  ,  guarden  y 
cumplan  en  todo  ó  en  parte  ,  según  en  ellas  se  ex- 
presa ,  sin  ir ,  ni  permitir  se  vaya  contra  su  conte- 
nido en  manera  alguna  ;  que  así  es  mi  voluntad.  Fe* 

cha  en  San  Ildefonso  á  10  de  Agosto  de J777* 

ALMADÉN  (Minas  de  Az>ogue?)  Con  fecha  de  23 
de  este  mes  ha  comunicado  el  Excelentísimo  Señor 
Don  Miguel  Cayetano  Soler  al  Excelentísimo  Se- 
ñor Gobernador  del  Consejo  la  real  orden  que 
dice  así:  ( 

,c  Excelentísimo  Señor  :  El  Rey  se  ha  servido 
mandar,  que  por  ningún  Tribunal  ni  Juez  se  con-    • 
dene  reo  alguno  al  presidio  y  trabajos  de  sus  Rea-      \ 
les   Minas  de  Azogue  de  Almadén.  Y  de  real  or- 
den lo  comunico  á  V.  E.  para  que  haciéndolo  pre- 
sente al  Consejo  disponga  su  cumplimiento. " 

Publicada  en  eP  Consejo  la  antecedente  Real 
orden ,  la  ha  mandado  guardar  y  f,umplir ,  y  que 
se  expida  la  correspondiente  á  las  Chancillerías  y 
Audiencias  ,  Corregidores  y  Alcaldes  mayores  del 
Reyno  para  su  observancia  en  la  parte  que  les 
toque. 

En  su  conseqüencia  lo  participo  á  V^>  de  orden 
del  Consejo  para  su  cumplimiento,  y  que  al  mismo 
fin  la  comunique  á  las  Justicias  de  los  pueblos  de  su 
territorio ,  y  del  recibo  me  dará  V.    aviso. 

Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  Madrid  30  de 
Agosto  de 1799 


r 


al  Prontuario  de  Aguirre.  AM  21 
AMORTIZACIÓN.  El  Rey.  Por  quanto  con 
motivo  ó§  las  varias  disputas  ocurridas ,  sobre  que 
Tribunal ,  ó  Tribunales  debian  tomar  el  conoci- 
miento de  los  asuntos  pertenecientes  á  mi  derecho 
soberano  de  Amortización  en  mis  Rey  nos  de  Va- 
lencia, y  Mallorca ,  así  en  la  parte  de  examinar  las 
justas  causas  que  pudieran  mover  mi  Real  ánimo 
para  condescender  á  las  suplicas  de  las  Comunida- 
des religiosas ,  Hospitales  ,  Lugares  píos  y  demás 
nranos  muertas,  que  solicitasen  mi  real  licencia  y 
privilegio  para  adquirir  ó  retener  bienes  de  Rea- 
lengo, como  para  la  forma  y  modo  de  poseer  los 
tales  bienes  amortizados,  y  pagar  las  cargas  reales 
y  concegiles ,  y  demás  derechos ,  á  que  según  mi 
real  voluntad  debiesen  quedar  sujetos;  me  consulto 
mi  Consejo  de  la  Cámara  en  19  de  Agosto  de  1769, 
y  29  de  Julio  de  1761 ,  y  también  mi  Consejo  de 
Hacienda  en  4  de  Abril  de  1762 ,  lo  que  se  les  ofre- 
ció y  pareció ;  y  en  vista  de  las  referidas  consultas 
de  la  Cámara,  y  del  Consejo  de  Hacienda,  fui  ser- 
vido resolver  lo  siguiente  : tf  Con  noticia  y  examen 
wde  las  razones  que  se  han  producido  por  el  Consejo 
»de  la  Cámara,  y  por  el  de  Hacienda ,  sobre  atri- 
buirse el  conocimiento  de  las  materias  pertenecien- 
tes al  derecho  soberano  de  Amortización  en  los 
wReynos  de  Valencia  y  Mallorca;  he  resuelto  cor- 
wtar  las  disputas  que  se  han  ofrecido  en  este  asunto, 
»y  en  su  cor^eqiiencia  mando:  que  todas  las  pre- 
hensiones que  se  hagan  pidiendo  á  mi  Persona  li- 
cencia de  amortizar  bienes,  si  fueren  dignas  de  re- 
»ner  curso ,  se  pasen  á  la  Cámara  por  la  via  reser- 
vada de  Hacienda,  para  que  tomando  de  los  In- 
9>  tendentes  ó  Jueces  de  visita  respectivos  las  noti- 
cias necesarias ,  forme  concepto  de  lo  que  con- 
r> venga  á  la  causa  publica  y  á  mi  servicio ,  y  me 
» consulte  su*  dictamen  ,  para  que  siendo  de  mi  real 
» aprobación,  se  despache  por  la  Cámara  el  privi- 
legio que  se  requiere ,  con  la  circunstancia  de  que 


22  AM  Continuación  y  suplemento 
«no  ha  de  tener  efecto  ,  sin  que  se  tome  razón  en 
«las  Contadurías  generales  de  Valores,  )£i  distribu-. 
«cion  de  mi  Real  Hacienda,  y  en  las  Contadurías 
«de  Exército  y  Provincias  respectivas ;  teniendo  la 
«Cámara  presente,  que  conviene  al  Estado  excusar 
«semejantes  recursos  y  permisos;  y  que  quando  in- 
«tervengan  justos  motivos  para  apoyar  su  conce- 
«sion,  han  de  quedar  gravados  los  bienes  con  las 
«cargas  reales  y  vecinales,  y  con  todas  las  demás 
«contribuciones  que  paguen  las  haciendas  de  los  íen 
»gos.  Es  mi  voluntad,  que  aqui  cesen -las  funcio- 
«nes  de  la  Cámara,  y  que  comiencen  las  del.  Minis- 
«terio  de  Hacienda.  Los  Intendentes  y  Jueces  de 
«visita  han  de  entender  de  la  execucion  del  privi- 
«legio  o  Real  permiso,  y  de  recaudar  todos  los  ha- 
«beres  que  pertenezcan  á  mi  Real  Hacienda ,  de- 
«baxo  las  ordenes  del  Superintendente  general  de 
«ellas ,  conociendo  en  primera  instancia  de  los  casos 
«contenciosos  que  ocurran  ,  con  apelaciones  al  Con- 
«sejo  de  Hacienda.  He  encargado  á  los  Fiscales  de  la  ( 
«Cámara  y  Hacienda  ,  que  formen  y  remitan  á  mis 
«manos  una  Instrucción  con  reglas  claras,  para  que  <* 
^precediendo  mi  aprobación ,  se  ponga  en  práctica,  \ 
»y  se  instruyan  los  Tribunales  ,  los  Jueces  y  las 
«partes  de  lo  que  les  toca  hacer  para  el  curso  y  de- 
«terminación  de  las  instancias,  y  para  la  execucion 
«de  lo  que  corresponda  á  mi  Real  Hacienda.  Ten- 
»dráse  entendido  en  la  Cámara  para^u  observancia 
wen  la  parte  que  le  toca,  entretanto  que  le  envió 
wla  referida  Instrucción. " 

Y  habiéndose  formado  por  los  Fiscales  de  lo« 
Consejos  de  la  Cámara  y  de  Hacienda  la  dicha  Ins- 
trucción con  fecha  dé  30  de  Junio  próxípio  pasado, 
v  remitídola  á  mis  reales  manos ,  fui  servido  apro- 
barla en  12  del  presente  mes  de  Julio,  mandándola 
pasar  á  mi  Consejo  de  la  Cámara  para  su  inteligencia, 
y  la  mas  clara  observancia  de  mi  citada  real  resolu- 
ción, á  las  referidas  consultas  que  me  tenia  hechas 


al  Prontuario  de  Aguirre.     AM     23 
este  Tribunal ,  y  el  Consejo  de  Hacienda;  cuya  Ins- 
trucción es  la  siguiente. 

Instrucción  que  forman  el  Fiscal  de  la  Cámara 
de  Castilla  Don  T'earo  Rodríguez,  Campomanes ,  y 
el  del  Consejo  de  Hacienda  Marques  de  la  Corona, 
para  la  mas  clara  y  exacta  observancia  del  Real 
Decreto  expedido  d  consultas  de  la  Cámara  de  19  de 
Agosto  de  1769,  y  20  de  Julio  de  1761,  7  del  Con- 
sejo  de  Hacienda  de  4  de  Abril  de  1762 ,  en  que  se 
h¿B  puesto  término  á  las  disputas  ocurridas  sobre  el 
conocimiento  de  los  asuntos  pertenecientes  al  derecho 
soberano  de  Amortización  en  los  Reynos  dd  Valencia 
y  Mallorca:  Tribunal  que  ha  de  entender  en  la  Ins- 
trucción y  expedición  de ■  estos  privilegios;  nuevos  re- 
quisitos con  que  han  de  extenderse  y  formalizarse^ 
y  Jueces  que  han  de  conocer  privativamente  de  quanto 
mira  á  su  execucibn  y  observancia. 

L     La  admisión  de  las  instancias  para  licencias  o 

privilegios  de  amortizar  bienes,  que  está  reservada 

%  a  la  Real  Persona,  ha  de  ser  precisa  y  tínicamente 

por  la  Secretaría  del  Despacho  de  Hacienda;  de  ma- 

-^    ñera ,  que  si  por  otra  se  admitiere,  no  las  dará  curso 

j       la  Cámara ,  y  ,1o  hará  presente  á  S.  M.  por  la  de 

Hacienda. 

lii  Quando  las  instancias  sean  atendibles  por  los 
especiales  motivos  y  circunstancias  en  que  se  fun- 
den, se  remitirán  con  real  ór<¿en  á  la  Cámara  para 
que  informe. 

III-  De  la  ñispeccion  de  este  Tribunal  será  in- 
formarse del  Intendente  respectivo,  y  del  Juez  de 
visita,  si  le  hubiere  en  la  actualidad;  previniéndo- 
les, que  para  su  mejor  instrucción  oigan  al  Pueblo, 
en  cuyo  territorio  estén  los  bienes  que  van  á  adqui- 
rirse. Conistas  luces ,  y  las  que  por  otros  medios 
se  procure  la  Cámara  quando  lo  tenga  por  conve- 
niente para  asegurarse  en  su  dictamen ,  consultará  á 
S.  M.  el  que  formare. 

IV.    Se  encarga  mucho  á  la  Cámara  la  especial 


24  AM  Continuación  y  suplemento 
-circunspección  con  que  debe  proceder  en  la  con- 
sulta de  estas  gracias  ,  teniendo  siempre  á  la  vista  el 
espíritu  de  la  Real  orden  de  i  o  de  Marzo  de  1763, 
y  lo  atenuado  que  por  la  importunidad  de  las  par- 
tes, y  por  un  exceso  de  piedad  mal  entendida,  está 
ya  en  aquellos  Reynos ,  con  la  repetición  de  estas  gra- 
cias y  de  los  indultos ,  el  patrimonio  de  los  legos, 
que  desde  la  conquista  se  tiro  á  conservar,  como  el 
bien  y  fundamento  mas  importante  del  Estado,  por 
medio  de  esta  preciosa  regalía.  t 

V.     Quando  hecho  el  debido  examen ,  hallare  la 
Cámara  causas  urgentísimas  de  necesidad  y  de  pie- 
dad, que  envuelvan  &n  sí  considerable  y  notorio  be- 
neficio á  la  causa  publica,  que  por  otro  medio  no  se 
espera  lograr,  podrá  proponer  alguna  gracia,  procu- 
rando siempre  la  posible  moderación  en  la  cantidad. 
VÍ.     Concedida  la. gracia  por  la  Real  Persona,  se 
«expedirá  el  privilegio  por  la  Cámara  con  las  cláu- 
sulas de  estilo  ,  y  sin  omitir  nunca  la  de  deberse 
pagar  á  la  Real  Hacienda  los  derechos  de  Amorti-  < 
zacion  y  Sello  ,  y  la  de  haber  de  quedar  sujetos  los 
bienes  amortizados  ,  no  solamente  á  las  cargas  rea-    < 
íes  y  vecinales  ,  sino  á  todas  las  contribuciones  que       \ 
pagan  los  legos.  Y  por  nueva  cláusula  se  añadirá  la 
circunstancia  de  deberse  tomar  la  razón  precisamente, 
para  que  tenga  efecto  la  gracia ,  en  las  Contadurías 
generales  de  Valorefr  y  Distribución  ,  y   en  la  de 
Exército  y  Provincia  de  donde  estén  los  bienes. 
.     VIL     Si  hallasen  las  Contadurías'  omitidas  d  dis- 
pensadas en  los  privilegios  de  Amortización  la  cir- 
-cunstancia  de  deberse  pagar  los  derechos  de  Amor- 
tización y  Sello ,  y  de  haber  de  quedar  sujetos  los 
bienes  á  las  cargas  reales  y  vecinales ,  y^  á  todas  las 
contribuciones  que  pagan  los  legos ,  suspenderán  la 
toma  de  razón ,  y  darán  parte  á  la  Cámara ,  y  al 
Consejo  de  Hacienda  por  mano  de  suíj  Fiscales. 

VIII.     Con  la  expedición  de  los  privilegios  ce- 
sarán enteramente  las  funciones  de  la  Cámara  >  por 


al  Prontuario  de  Aguirre.  AM  25 
manera ,  que  quanto  mira  á  su  cumplimiento  ,  y 
quantas  controversias  y  pleitos  ocurrieren  en  su 
ejecución  y  observancia ,  todo  ha  de  ser  en  la  In- 
tendencia respectiva ,  y  en  su  caso  y  tiempo  en  el 
Juzgado  de  la  visita,  con  las  apelaciones  tínicamente 
en  uno  y  otro  Juzgado  al  Consejo  de  Hacienda  en 
Sala  de  Justicia. 

IX.  Los  Intendentes  respectivos  continuarán  con 
el  Juzgado  permanente  y  privativo  de  los  derechos 
de* Amortización  y  Sello ,  conforme  á  las  ultimas 
reales  órdenes,  como  Jueces  privativos  que  son  del 
Real  Patrimonio  ,  con  inhibición  de  los  demás  Juer- 
ces  y  Tribunales ,  y  con  las  apelaciones  siempre  al 
mismo  Consejo  y  Sala. 

X.  Los  Jueces  de  visita  de  este  ramo  que  se  nom- 
braren por  la  Real  Persona,  procederán  igualmente 
con  la  misma  inhibición ,  y  subordinación  al  Con- 
sejo ,  para  donde  admitirán  las  apelaciones  en  el 
efecto  devolutivo. 

XI.  Si  los  Intendentes  en  su  Juzgado  perma<- 
nente  de  Amortización,  y  los  Jueces  de  visita  en  el 
suyo  temporal ,  necesitaren  que  para  el  desembarazo 
de  sus  procedimientos  para  no  oponerse  entre  sí ,  ni 
con  los  demás  Jueces  y  Tribunales ;  y  para  salir  de 
ciertas  dudas  en  que  antes  solían  estar  embaraza- 
dos, se  les  dé  alguna  particular  instrucción,  la  pedi- 
rán al  mismo  Consejo  y  Sala  p$>r  mano  de  su  Fiscal. 

XII.  En  lo  que  mira  ai  cobro ,  recaudación  y  ase- 
guración de  lo¡>  caudales  procedidos  de  estos  dere- 
chos de  Amortización  y  Sello  ;  de  los  que  proven- 
gan de  las  confiscaciones  y  ventas  que  se  hicieren 
de  bienes  retenidos  por  manos  muertas,  sin  privi- 
legio, ó  con  exceso  al  que  tuvieren,  y  de  los  que 
en  algún  <&ento  produzcan  los  indultos  (daño  que 
deberá  precaverse  y  evitarse  como  el  mayor)  enten- 
derán los  Intendentes  en  uso  de  sus  facultades  ,  eco- 
nómica y.  gubernativamente  con  subordinación  solo 
al  Superintendente  general  de  la  Real  Hacienda ;  y 

Tomo  IV.  D 


2.6     AM      Continuación  y  suplemento 
en  el  caso  de  hacerse  el  asunto  contencioso  ,  admiti- 
rán las  apelaciones  al  Consejo  y  Sala  de  Tusticia  en 
solo  el  efecto  devolutivo.  Madrid  y  Junio  30  de  1765. 

Por  tanto  ,  y  queriendo  poner  término  á  las  re- 
feridas disputas  ocurridas  sobre  el  conocimiento  de 
los  expedientes  de  mi  Real  derecho  de  Amortiza- 
ción y  Sello ,  Tribunal  que  haya  de  entender  en  la 
instrucción  y  expedición  de  estos  privilegios  y  re- 
quisitos conque  deban  extenderse  y  formalizarse  para 
mis  Reynos  de  Valencia  y  Mallorca ,  y  su  delida 
execucion  ,  sin  agravio  de  la  causa  pública ,  ni  de 
mi  Real  Patrimonio:  he  venido  en  aprobar,  como 
en  virtud  de  la  presente  mi  Real  Cédula  apruebo, 
la  dicha  Instrucción  aquí  inserta ,  formada  por  mis 
Fiscales  de  la  Cámara  ,  y  del  Consejo  de  Hacienda: 
y  mando,  que  todos  y  cada  uno  de  los  capítulos 
que  contiene ,  se  observen  ,  executen  y  cumplan  res- 
pectivamente en  todo  y  por  todo ,  por  mis  Conse- 
jos de  la  Cámara  y  cíe  Hacienda ;  por  los  Inten- 
dentes y  Jueces  de  visitas  de  estos  derechos  y  re-< 
galía  en  dichos  mis  Reynos  de  Valencia  y  Mallorca; 
por  mi  Secretaría  de  Cámara  respectiva  á  mis  Rey-  4. 
nos  de  la  Corona  de  Aragón;  por  las  Contadurías  ge-  \ 
nerales  de  Valores  y  Distribución  de  mi  Real  Ha- 
cienda ;  por  las  Contadurías  de  Exército  y  Provin- 
cia de  dichos  Reynos  de  Valencia  y  Mallorca  donde 
se  halla  establecido,  este  mi  derecho  soberano  de 
Amortización  ,  y  por  todos  los  demás  Tribunales, 
Jueces  de  visita,  y  qualesquiera  o/misionados ,  que 
ahora  y  en  lo  succesivo  haya ,  ó  pueda  haber  en 
dichos  mis  Reynos  de  Valencia  y  Mallorca ;  que  á 
este  fin  se  les  pasen  los  correspondientes  exempla- 
res  impresos  de  esta  mi  Real  Cédula,  á  los  quales, 
estando  firmados  de  mi  infraescrito  Secretario ,  man- 
do también  que  se  les  dé  la  misma  fé  que  á  la  ori- 
ginal; que  así  es  mi  voluntad.  Dada  eft  San  Ildefonso 
á  25  de  Julio  de I7^S- 

AMORTIZACIÓN.  Don  Carlos ,  por  la  gracia 


al  Prontuario  de  Aguirre.     AM     27 
de  Dios ,  &c.  Sabed  Que  con  fecha  de  29  de  Junio 
próximo  [pisado  ,  dirigí  al  mi  Consejo  el  Decreto  del 
tenor  siguiente  :  Por  nuestro  Real  Decreto  de  12  de 
Enero  de  1794 ,  tuve  á  bien  resolver  que  se  impu- 
siese la  contribución  del  diez  por  ciento  sobre  el  pro* 
ducto  anual  de  todos  los  Propios  y  Arbitrios  del 
Reyno ,  y  que  el  Consejo  dispusiese  su  cobro  y  re- 
misión á  la  Tesorería  mayor ,  del  mismo  modo  que 
el  Banco  Nacional  de  San  Carlos  lo  debía  executar 
de  %s  derechos  de  indulto  en  la  extracción  exclusiva 
de  pesos ,  que  le  concedí  por  espacio  de  diez  y  seis 
años ,  aplicando  precisamente  el  todo  de  los  dos  ar- 
bitrios á  la  extinción  de  Vales,  y  estableciendo  en  la 
misma  Tesorería  mayor  un  deposito  en  donde  unos 
y  otros  caudales  se  custodiasen  con  la  seguridad  y 
formalidades  convenientes  f  baxo  de  tres  llaves  que 
habían  de  recoger  y  tener  precisamente  mi  Secreta- 
rio de  Estado  y  del  Despacho  universal  de  Hacien- 
da ,  el  Gobernador  de  mi  Consejo  y  mi  Tesorero 
•  mayor  ,  para  que  llegado  el  tiempo  de  la  renovación 
de  los  Vales  de  qualquier  creación  que  fuesen  ,  se  ex- 
•   tinguiesen  y  recogiesen  todos  los  correspondientes 
J     al  importe  de  dichos  fondos.  Estos  se  aumentaron 
por  mi  Real  Decreto  de  2g  de  Agosto  del  mismo 
año  ,  suprimiendo  la  contribución  de  bienes  civiles, 
y  estableciendo  otra  extraordinaria  y  temporal  con 
encargo  de  su  cobranza  al  Conejo  ,  como  lo  estaba 
el  diez  por  ciento  de  Propios ,  á  fin  de  que  jamas  pu- 
diesen confundirse  sus  productos  con  los  de  mi  Real 
Hacienda  ,  y  de  que  por  ningún  título  se  dexasen  de 
emplear  precisamente  en  el  objeto  de  la  extinción  de 
Vales  ;  y  para  que  esta  fuese  mayor  en  cada  año,  dis- 
s     puse  que  s^remitiesen  al  mismo  deposito  los  siete 
millones  de  reales  con  que  en  virtud  de  Breve  pon- 
tificio contribuirá  el  Estado  eclesiástico  por  via  de 
Subsidio  extrabrdinario  ,  hasta  la  total  extinción  de 
los  mismos  Vales,  á  que  también  se  aplico  por  el 
Breve  de  su  Santidad  de  7  de  Enero  de  1795  el  pro- 

D2 


28     AM      Continuación  y  suplemento 
ducto  de  las  vacantes  de  todas  las  Dignidades ,  Pre- 
bendas y  Beneficios  eclesiásticos ,  de  quak]uiera  de- 
nominación que  por  derecho  o  indulto  fuesen  de  mi 
Real  Patronato  y  presentación :  el  quince  por  ciento 
de  todos  los  bienes  raices  y  derechos  reales  que  ad- 
quiriesen por  qualquier  título  las  manos  muertas  en 
todos  mis  dominios  en  que  no  se  hallase  establecida 
la  ley  de  Amortización  ,  y  de  los  que  se  destinaren  á 
la  fundación  de  mayorazgos  que   impuse  por    mis 
Reales  Decretos  de  21  de  Agosto  de  1795  ,  los  cjüa- 
tro  millones  de  reales  sobre  la  Renta  de  Salinas  que 
mandé  sacar  anualmente  del  producto  de  dicha  Ren- 
ta ,  y  que  se  entregasen  á  los  que  administraban  el 
fondo  de  Amortización  para  el  expresado  fin  ;  y  el 
producto  del  indulto  quadragesimal  en  Indias.  Sin 
embargo  de  esta  considerable  reunión  de  fondos ,  de- 
dicada á  extinguir  los  Vales  Reales  ,  y  de  la  puntua- 
lidad con  que  se  habían  satisfecho  sus  intereses ,  se 
aumentó  entonces  el  progreso  del  agio  ó  premio  de 
reducción  que  abusivamente  se  había  introducido  en' 
el  cambio  de  los  mismos  Vales  por  moneda  efectiva; 
y  con  el  constante  deseo  de  evitar  á  mis  amados  va-  * 
salios  un  mal  de  tanta  transcendencia  ,  vine  en  esta-      \ 
blecer  por  Real  Decreto  de  26  de  Febrero  del  año 
próximo  pasado  una  Caxa  de  Amortización  ,  entera- 
mente separada  de  mi  Tesorería  mayor ,  fixando  las 
reglas  que  debian  observarse  para  perfeccionar  esta 
parte  de  la  administración  económica  ,  en  que  incluí 
también  para  mayor  fondo  el  producto  de  las  re- 
denciones de  los  censos  de  población  de  Granada, 
la   mitad  de  todos  los  sobrantes  de  Propios  y  Ar- 
bitrios que  existiesen  en  el  Reyno ,  los  depósitos 
de  Economatos ,  y  los  demás  ramos  contenidos  en 
mis  Decretos  de  25  de  Septiembre  del  'mismo  año: 
y  considerando  que  el  objeto  ,  por  su  grande  exten- 
sión y   relaciones  complicadas ,  mertcia   particular 
atención  y  cuidado  ,  siendo  asimismo  necesario  ob- 
servar la  mas  rígida  uniformidad  de  principios,  y  pre- 


al  Prontuario  de  Agiúrre.  AM  29 
caver  qualesquiera  dificultades  capaces  de  retardar  el 
feliz  éxítOjde  unas  operaciones  importantes ,  tuve  -i 
bien  crear  temporalmente  por  mi  Decreto  de  1 1  de 
Enero  de  este  año  una  Junta  suprema,  con  autoridad, 
jurisdicción  y  facultades  competentes  para  dirigir  las 

,  enagenaciones  de  manos  muertas  que  se  especificaron 

en  uno  de  los  citados  Decretos ,  y  resolver  de  plano 
y  sin  forma  de  juicio  qualesquiera  dudas  respectivas 
á  su  execucion  ,  habiendo  después  por  mi  Real  De- 
críSo  de  13  de  Febrero  extendido  la  autoridad  y  fa- 
cultades de  la  misma  Junta  á  la  total  dirección  ,  go- 
bierno y  examen  de  los  fondos  de  la  Caxa,  man- 
dando por  el  de  6  de  Abril  último  que  entrasen  en 
ella  indefectiblemente  con  preciso  destino  al  pago  de 
intereses  de  los  Vales  y  su  extinción  los  ramos  espe- 
cificados en  los  capítulos  5  y  7  del  mismo  Decreto. 
He  visto  con  mucha  satisfacción  mía  que  nada  ha 
quedado  que  hacer  á  la  Junta  para  corresponder  á  mi 
Real  confianza ,  habiendo  producido  los  mejores 
%  efectos ,  así  la  Instrucción  que  me  consultó,  y  aprobé 
en  30  de  Enero  ,  fixando  las  reglas  uniformes  y  jus- 
m     tas  que  debían  guiar  todas  las  enagenaciones,  como 

¿  las  demás  providencias  dirigidas  al  gobierno  interior 
de  laCaxa  de  Amortización  ,  y  á  asegurar  el  acierto 
de,  todas  sus  operaciones ,.  completando  esta  misma 
obra  con  el  puntual  cumplimiento  de  mi  Real  Reso- 
lución á  la  consulta  de  la  Junta  de  20  del  corriente, 
por  ,1a  qual  mandé  que  dispusiese  el  corte  de  la  cuenta 
con  el  Director  Don  Manuel  Sixto  Espinosa ,  y  po- 
ner la  Caxa  al  cargo  de  mi  Tesorería  general ,  nom- 
brando al  mismo  tiempo  á  Don  Manuel  Hurtado, 
Ministro  del  Tribunal  de  Contaduría  mayor ,  para  el 
escrupuloso  examen  que  exigen  la  naturaleza  de  los 
mismos  fondos ,  y  la  importante  utilidad  de  acredi- 
tar de  un  modo  indubitable  su  legítima  aplicación. 
Así  ha  concAiido  felizmente  la  Junta  los  principales 
objetos  de  su  institución  ,  mereciéndome  los  ince- 
santes desvelos  de  su  Presidente  y  vocales  el  mayor 


3  o      AR      Confinación  y  suplemento 
aprecio  ,  que  les  acaeditaré  oportunamente  ;  y  decla- 
rándola en  su  conseqiiencia  por  extinguí^  ,  llega  el 
caso  de  reponer  en  todas  sus  partes  la  Real  Caxa  o 
deposito  de  Amortización  en  el  ser  y  estado  de  su 
primitivo  establecimiento  ,  contenido  en  el  citado 
Decreto  de  x  2  de  Enero  de  1794,  pero  como  son 
muchos  y  de  muy  grave  consideración  los  arbitrios 
que  desde  ento'nces  se  han  aumentado,  es  mi  Real 
voluntad  que  examinando  el  Consejo  el  método  con 
que  hoy  se  manejan ,  me  consulte  por  la  via  reser- 
vada de  Hacienda  á  que  corresponden  ,  las  reglas  mas 
económicas  que  convengan  establecerse ,  dirigién- 
dolas siempre  á  reunir  en  mi  Tesorería  mayor  las  fa- 
cultades administrativas  ,  y  el  cobro  y  distribución 
de  los  mismos  fondos ,  en  los  términos  que  prescri- 
ben mis  enunciados  Reales  Decretos ,  para  que  en 
ningún  caso  se  confundan  con  los  demás  de  mi  Real 
Hacienda ,  y  se  apliquen  íntegramente  5  los  objetos  á 
que  están  destinados  ,  auxiliando  entretanto  ,  si  fuere 
necesario ,  á  las  Caxas  de  reducción  de  Vales ,  que  ' 
han  de  instruirse  por  la  íntima  conexión  de  ambos 
establecimientos.  Tendráse  entendido  en  mi  Consejo,     < 
y  dispondrá  se  expidan  la  Cédula  y  orden  corres-        \ 
pondientes  á  su  cumplimiento.  En  Aranjuez  á  29  de 

Junio  de .  . .  . l799* 

ARRENDAMIENTOS  de  Rentas  decimales. 
Con  fecha  de  23  ဠ Junio  del  año  próximo  pa- 
sado comuniqué  á  V.  de  orden  del  Consejo  lo  si- 
guiente. 

fc  Ha  considerado  S.  M.  que  los  arrendamientos 
de  Rentas  decimales ,  que  en  muchas  partes  se  hacen 
á  publica  subhasta ,  dan  lugar  á  que  se  estanquen  en 
una  mano  grandes  almacenes  de  frutos  de  primera 
necesidad ,  y  aun  se  acopien  por  los  arrendadores 
(so  color  de  que  pertenecen  á  sus  arriendos)  otras  con- 
siderables cantidades  de  dichos  frutos  faciendo  un 
tráfico  perjudicialísimo  á  la  causa  pública  ,  y  levan- 
tando el  predo  de  varios  artículos  de  preciso  consu- 


r 


al  Prontuario  de  Aguirre.     AR    31 
mo.  Estas  ventas  separan  los  granos  y  demás  produc- 
ciones de  ]f*s  ministros  del  altar ,  en  cuyas  manos  se- 
rian   mas    útiles  para  socorrer   las  necesidades  del 
pueblo  ,  que  en  las  de  un  traficante  que  todo  lo  sacri- 
fica á  su  interés.  Los  productos  de  los  diezmos  admi- 
nistrados por  los  mismos  interesados ,  ó  por  personas 
de  providad ,  y  no  en  grandes  porciones ,  estarian 
mas  bien  repartidos ;  se  mantendrían  á  un  precio  mas 
moderado  ;  no  se  venderían  tan  caros  al  mismo  que 
lo^ha  contribuido ,  y  que  es  acreedor  á  que  con  ellos 
se  le  auxilie  ;  su  percepción  se  haría  con  mas  dulzura 
y  condescendencia  que  por  medio  de  los  comprado- 
res ;  y  no  es  de  creer  que  los  Eclesiásticos  los  dexa- 
sen  de  vender  en  los  tiempos  en  que  mas  los  necesita 
el  pueblo ,  reservándolos  con  el  torpe  deseo  de  au- 
mentar su  precio.  También  ha  meditado  S.  M.  que 
sacando  á  pregón  las  rentas  decimales ,  se  llama  para 
hora  y  dia  determinado  á  muchas  gentes ,  á  fin  de 
que  compren  la  cosa  que  solo  vende  uno  ,  y  que  no 
%  han  de  pagar  sino  después  de  haberla  percibido  y  dis- 
frutado :  que  el  admitir  pujas  con  premios  y  alicien- 
tes es  hacer  se  paguen  á  precios  excesivos  las  especies 
que  se  venden  ,  y  cuyos  precios  se  aumentan  precisa- 
mente con  los  gastos  de  los  viages  ,  estada  en  el  pue- 
blo del  contrato  ,  y  de  las  escrituras  de  él :  que  por 
esto  es  indispensable  que  se  siga  la  carestía  del  gé- 
nero que  sufre  estos  aumentos*,  y  que  llegue  á  un 
precio  desmesurado  :  que  por  todo  resulta  una  des- 
proporción enorme  entre  el  vendedor  y  comprador: 
que  en  las  circunstancias  presentes  es  muy  oportuno 
remover  todas  aquellas  causas  que  pueden  influir  a 
que  los  géneros  de  primera  necesidad  se  encarezcan, 
y  con  especialidad  los  granos  ,  que  son  el  alimento 
mas  indispensable  del  hombre ;  y  que  S.  M.  no  puede 
permitir  se  use  de  unos  medios ,  injustos  acaso ,  y 
muy  ágenos  He  la  verdadera  piedad ,  para  hacer  que 
crezcan  mas  y  mas  los  precios  de  los  granos  que  se 
venden.  Estas  consideraciones,  sin  duda,  han  movido 


32  AR  Continuación  y  suplemento 
á  algunas  Iglesias  á  abolir  las  subhastas  de  las  Rentas 
decimales  ;  y  las  mismas  persuaden  poderosamente  al 
piadoso  corazón  de  S.  M.  á  determinar  que  no  se 
permitan  en  lo  sucesivo  semejantes  subhastas:  y  ha- 
biendo oído  lo  que  dixeron  sus  tres  Fiscales ,  y  con- 
formándose con  el  parecer  del  Consejo  ,  en  consulta 
que  dirigió  á  sus  Reales  manos  en  28  de  Marzo  de 
este  año  ,  ha  venido  en  mandar  se  dirija  esta  acordada 
á  los  muy  Reverendos  Arzobispos ,  Reverendos 
Obispos,  Cabildos  y  demás  á  quien  corresponda, 
significándoles  ser  la  Real  voluntad  de  S.  M.  se  sus- 
pendan  por  ahora  las  subhastas  públicas  de  Rentas  de- 
cimales ,  voto  de  Santiago  ,  Tercias  reales ,  y  Rentas 
dominicales  ,  como  también  las  de  las  rentas  que  go- 
cen qualesquiera  Comunidades  y  personas  eclesiásticas 
y  seculares  que  consistan  en  granos  ,  y  que  los  muy 
Reverendos  Arzobispos,  Reverendos  Obispos  y  Ca- 
bildos informen  con  la  brevedad  posible  lo  que  esti- 
maren conveniente  en  orden  á  dichas  subhastas,  reglas 
y  modos  que  puedan  establecerse  para  evitar  los  per-' 
juicios  que  se  originan  ,  conciliando  sus  intereses 
con  los  del  pilblico ,  no  dudando  S.  M.  del  zelo  é  * 
ilustrada  piedad  de  los  muy  Reverendos  Arzobispos,  \ 
Reverendos  Obispos ,  Cabildos ,  Comunidades  y  de- 
mas  personas  llevadoras  de  diezmos ,  voto  de  Santia- 
go ,  Tercias  reales ,  Rentas  dominicales ,  y  otras 
qualesquiera  rentas  ^ue  consistan  en  granos ,  contri- 
buirán á  que  se  execute  al  instante  lo  que  el  piadoso 
corazón  de  S.  M.  apetece.  Lo  que  participo  á  V,  de 
acuerdo  del  Consejo  para  su  inteligencia  y  cumpli- 
miento en  la  parte  que  le  corresponde  ;  y  de  su  re- 
cibo se  servirá  darme  aviso  ,  para  pasarlo  á  su  supe- 
rior noticia."  r 

Y  no  habiéndose  hecho  por  V.  el  informe  pre- 
venido en  la  orden  antecedente,  ha  acordado  el  Con- 
sejo ,  con  presencia  de  lo  expuesto  pollos  tres  Seño- 
res Fiscales,  se  haga  á  V.  este  recuerda,  para  que 
lo  execute  ,  y  remita  por  mi  mano  en  el  precisa  tér- 


al  Prontuario  de  Aguirrc.  AR  $% 
mino  de  veinte  días ,  á  fin  de  que  se  verifiquen  las 
piadosas  intenciones  de  S.  M.  con  la  brevedad  que 
tiene  encardado  el  Consejo  ;  y  de  quedar  en  hacerlo 
se  servirá  V.  darme  aviso  ,  á  efecto  de  ponerlo  en 
su  superior  noticia.  =s  Dios  guarde  á  V.  muchos 
años  =  Madrid  20  de  Abril  de  ... x799- 

ARZOBISPOS/  Obispos.  Ilusivísimo  Señor:  Por 
el  Decreto  que  el  Rey  se  ha  dignado  expedir  con 
esta  fecha  se  enterará  V.  S.  I.  de  las  soberanas  inten- 
ciones de  S.  M.  con  el  motivo  del  fallecimiento  de 
N-  M.  S.  P.  Pió  VI.  que  en  paz  descanse. 

No  puede  dudar  V.  S.  I.  que  todo  lo  que  com- 
prehende  dicha  soberana  resolución  es  conforme  á  la 
mas  pura  y  sana  disciplina  de  la  Iglesia,  á  la  que  exi- 
gen las  turbulentas  circunstancias  de  la  Europ4,  y  á 
la  suprema  potestad  económica,  que  el  todo  poderoso 
ha  depositado  en  sus  reales  manos  para  bien  del  Es- 
tado y  de  la  misma  Iglesia ,  que  no  puede  prescindir 
de  que  se  halla  en  él. 

~  En  esta  atención ,  espera  S.  M.  que  V.  S.  I.  se 
liará  un  deber  el  mas  propio  en  adoptar  sentimientos 
tan  justos  y  necesarios  ,  y  en  velar  con  el  mayor  cui- 
y  dado  de  que  haga  lo  propio  el  Clero  de  su  Diócesis, 
*  sin  disimular  lo  mas  mínimo  que  sea  contrario  á  ello; 
procurando  que  ni  por  escrito  ,  ni  de  palabra  ,  ni  en 
las  funciones  de  sus  respectivos  ministerios  se  viertan 
especies  que  puedan  turbar  las  ccyiciencias  de  los  va- 
sallos de  S.  M. ;  y  que  la  muerte  de  S.  S.  no  se  anun- 
cie en  pulpitos  ítf  en  parte  alguna ,  sino  en  los  tér- 
minos precisos  de  la  gazeta,  sin  otro  aditamento, 
avisándome  puntualmente  quanto  ocurra  sobre  el 
particular ,  y  de  los  infractores ,  para  ponerlo  en  no- 
ticia de  la  de  S.  M. ,  y  contener  sus  gestiones  sedicio- 
sas por  los  rflfedios  mas  eficaces. 

También  espera  S.  M.  que  vele  V.  S.  I.  sobre  la 
conducta  de  lor*  Regulares  de  su  Diócesis  en  esta  par- 
te ,  avisándome  quanto  advirtiere  :  á  lo  que  V.  S.  I. 
se  halla  obligado  ,  pues  no  debe  prescindir  de  los  de- 
Tomo  IV.  E 


34    AR      Continuación  y  suplemento 
liros  graves  de  los  Regulares ,  según  lo  prevenido  en 
el  Concilio  de  Trento.  (r 

Si  en  todo  lo  dicho  V.  S.  I.  se  conduxese  como 
S.  M.  espera  ,  puede  estar  seguro  de  que  será  este  un 
mérito  singular  que  atenderá  muy  particularmente 
su  real  bondad  ;  y  de  su  real  orden  se  lo  comunico 
á  V.  S.  I.  para  el  mas  puntual  y  exacto  cumplimien- 
to ,  avisándome  de  su  recibo.  Dios  guarde  á  V.  S.  L 
muchos  años  =San  Ildefonso  5  de  Septiembre  de  .  .  1799. 
=  Josef  Antonio  Caballero.  t 

ARZOBISPOS/  Obispos.  Con  fecha  de  5  de  este 
mes  se  comunico  al  Consejo  y  Cámara  el  Decreto  de 
S.  M.  del  tenor  siguiente  : 

™  La  divina  providencia  se  ha  servido  llevarse  ante 
sí,  en  29  de  Agosto  tíltimo,  el  alma  de  N.  SS.  P.  Pió  VI. 
y  no  pudiéndose  esperar  de  las  circunstancias  actuales 
de  Europa,  y  de  las  turbulencias  que  la  agitan,  que  la 
elección  de  un  sucesor  en  el  Pontificado  se  haga  con 
aquella  tranquilidad  y  paz  tan  debidas ,  ni  acaso  tan 
pronto  como  necesitaría  la  Iglesia ;  á  fin  de  que  entre  ( 
tanto  mis  vasallos  de  todos  mis  dominios  no  carezcan 
de  los  auxilios  precisos  de  la  Religión  ,  he  resuelto  j-  <r 
que  hasta  que  Yo  les  dé  á  conocer  el  nuevo  nombra-  \ 

bramiento  de  Papa ,  los  Arzobispos  y  Obispos  usen 
de  toda  la  plenitud  de  sus  facultades  ,  conforme  á  la 
antigua  disciplina  de  la  Iglesia ,  para  las  dispensas 
matrimoniales ,  y  derms  que  les  competa :  que  el 
Tribunal  de  la  Inquisición  siga  como  hasta  aquí  exer- 
ciendo  sus  funciones  ;  y  el  de  la  Rota4  sentencie  las 
causas  que  hasta  ahora  le  estaban  cometidas  en  virtud 
de  comisión  de  los  Papas,  y  que  yo  quiero  ahora 
que  continúe  por  sí.  En  los  demás  puntos  de  consa- 
gración de  Obispos  y  Arzobispos ,  u  otros  quales- 
quiera  mas  graves  que  puedan  ocurrir ,  me  consul- 
tará la  Cámara  quando  se  verifique  alguno  por  mano 
de  mi  primer  Secretario  de  Estado  y  deí}  Despacho, 
y  entonces  ,  con  el  parecer  de  las  personas  á  quienes 
tuviese  á  bien  pedirle,  determinaré  lo  conveniente, 


f 


al  Prontuario  de  Aguirre.  AS  35 
siendo  aquel  supremo  Tribunal  el  que  me  lo  repre- 
sente ,  y  á.guien  acudirán  todos  los  Prelados  de  mis 
dominios  hasta  nueva  orden  mia.  Tendráse  enten- 
dido en  mi  Consejo  y  Cámara ,  y  expedirá  esta  las 
ordenes  correspondientes  á  los  referidos  Prelados  para 
su  cumplimiento.  =  Señalado  de  la  Real  mano  de 
S.  M.  F=  En  San  Ildefonso  á  5  de  Septiembre  de  1799. 
=  Al  Gobernador  de  mi  Consejo  y  Cámara." 

Y  habiéndose  publicado  este  Real  Decreto  en  la 
Cariara  del  7  de  mismo  mes ,  de  su  acuerdo  lo  par- 
ticipo á  V.     para  que  le  lleve  á  debido  y  puntual 
cumplimiento ;  y  del  recibo  de  este  me  dará  V. 
aviso. 

Dios  guarde  á  V.    muchos  años.  Madrid  9  de 
Septiembre  de J799* 

ASIENTO  del  Teólogo  asistente  real  en  las  oposi- 
ciones. El  Rey.  Con  motivo  de  la  oposición  á  la  Ca- 
^nongía  magistral  de  la  Iglesia  Catedral  de  Buenos- 
Ayres,  vacante  por  promoción  de  Don  Antonio  Ro- 
•driguez ,  debida  á  la  Chantría  de  ella ,  han  dado 
cuenta  el  Virey  que  fue  de  aquellas  Provincias 
Don  Pedro  Meló  de  Portugal ,  el  Cabildo  eclesiás- 
tico y  el  Chantre  ,  y  el  Maestre-Escuela  de  la  misma 
Iglesia ,  del  Expediente  seguido  sobre  el  asiento  que 
debe  ocupar  el  Teólogo  asistente  real  en  las  oposi- 
ciones á  Prebendas  de  Oficio ,  y  si  se  le  ha  de  citar 
para  que  presencie  el  auto  de  sacar  puntos  los  oposi- 
tores. El  Gobernador  del  Paraguay  Don  Lázaro  de 
Ribera ,  y  el  Cabildo  eclesiástico  de  aquella  Iglesia 
en  cartas  de  19  de  Noviembre  de  1796 ,  23  de  Fe- 
brero,  y  18  de  Marzo  de  1797,  dieron  cuenta  de 
igual  disputa ,  ocurrida  con  motivo  de  la  oposición 
á  una  Cátech^  de  Filosofía  del  Seminario  de  San  Car- 
los ,  y  del  concurso  á  los  Curatos  vacantes.  Y  ha- 
biéndose examinado  todo  en  mi  Consejo  de  las  In- 
dias en  el  plen6  de  tres  Salas,  y  consultadome  sobre 
ello  en  cinco  de  Abril  último  ,  deseando  uniformar 
en  todas  las  Santas  Iglesias  de  esos  mis  dominios  la 


36     AS      Continuación  y  suplemento 
práctica  que  se  observa  en  las  Metropolitanas  de  Mé- 
xico ,  Lima  y  Charcas ,  y  evitar  con  ella  iguafcs  dis- 
putas en  lo  sucesivo  ,  he  venido  en  declarar  que  el 
Asistente  real  nombrado  para  asistir  á  las  oposicio- 
nes de  Prebendas ,  Cátedras  y  Curatos  debe  ocupar 
en  las  de  Prebendas  el  lugar  inmediato  al  Dignidad 
o  Canónigo  mas  antiguo  que  asista  al  acto  ,  y  en  las 
de  Cátedras  y  Curatos  el  inmediato  al  que  presida,  á 
menos  .que  dicho  Asistente  real  sea  Ministro  Toga-( 
do  ,  en  cuyo  caso  debe  continuar  el  estilo  de  ponerle 
silla  con  tapete  y  almohada  frente  de  la  cátedra  ó 
piílpito  del  opositor ,  y  que  á  qualquiera  que  fuere 
el  nombrado  para  dicho  acto  se  le  debe  avisar  para  el 
de  tomar  puntos  los  opositores  ,  á  fin  de  que  asista  á 
él ,  pasándosele  razón  del  punto  elegido  por  el  exer- 
citante  al  mismo  tiempo  ,  y  en  iguales  términos  que 
se  executa  con  los  individuos  del  Cabildo.  En  su  con- 
seqiiencia  mando  á  mis  Vireyes ,  Vice-Patronos ,  y 
ruego  y  encargo  á  los  muy  Reverendos  Arzobispos, 
Reverendos  Obispos  y  Cabildos  de  todos  esos  mis 
dominios  de  Indias  ,  é  Islas  Filipinas  ,  guarden,  cum- 
plan y  executen  esta  mi  real  resolución  ,  por  ser  así        *  ^ 
mi  voluntad ; J799- 

ASIENTOS.  Los  Tribunales  de  Guerra  ,  en  ma- 
teria de  asientos  con  la  Real  Hacienda  ,  deben  limi- 
tar su  conocimiento  á  todo  lo  que  conduzca  para  que 
se  lleven  á  efecto  los  asientos  y  reparación  o  reinte- 
gro de  lo  que  pertenezca  á  mi  Real  Hacienda  contra 
los  asentistas  y  sus  socios ,  reservando  á  la  Justicia 
ordinaria  las  demás  pretensiones  que  por  intereses 
particulares  tuviesen  aquellos  entre  sí ,  aunque  dima- 
nen de  lo  pactado  en  el  contrato  de  compañía.  Real 
Cédula  de  5  de  Marzo  de (*•••••  J792* 

AUDITORES.  El  Auditor  puede  ser  recusado 
de  la  misma  manera  que  qualquiera  Juez^ ordinario 
y  secular ;  á  saber  ,  con  juramento  de  que  no  se  hace 
de  malicia ,  pero  sin  que  sea  necesario  expresión  de 
causa,  y  sin  que  en  virtud  de  la  recusación  que  se  haga 


al  Prontuario  de  Agtilrre.      AU     37 
quede  separado  enteramente ,  sino  que  se  ha  de  nom- 
brar acompañólo.  Re  al  re  solución  de  2  de  Mayo  de  .  .  1799. 

AUTOS  difinitvvos.  Todas  las  multas  que  se  im- 
pusieren (se  habla  con  el  Intendente  del  Departa- 
mento) en  causas  de  fraude  por  aprehensión  de  Ta- 
baco ú  otro  género,  o  especie  dé  contrabando  se  han 
de  aplicar  á  la  Real  Hacienda ,  y  poner  sus  importes 
íntegramente  á  disposición  de  los  Administradores 
de  Regtas :  que  V.  S.  y  los  demás  se  arreglen  á  lo 
dispuesto  por  punto  general  en  el  real  Decreto  de 
22  de  Agosto  de  1793,  y  Cédula  de  22  de  Septiem- 
bre siguiente  ;  no  obstante  el  artículo  154  de  la  Or- 
denanza de  matrícula  y  posteriores  reales  órdenes, 
pues  no  han  de  poder  nombrar ,  ni  valerse  de  Ase- 
sor distinto  del  que  S.  M.  les  ha  señalado  y  nom- 
brase en  adelante,  cuyas  providencias  y  sentencias 
difinitivas  las  deben  firmar ,  sin  quedarles  otro  ar- 
bitrio que  el  de  que  puedan  suspender  él  acuerdo ,  si 
en  algún  caso  creyere  tener  razones  para  no  con- 
formarse con  el  dictamen,  y  consultar  á  la  superio- 
ridad con  expresión  de  ellas  y  remisión  de  los  au- 
~  s :  que  los  Auditores  de  todos  los  Departamentos, 
los  de  Exército  en  campaña  y  de  Provincia ,  deben 
admitir  en  su  audiencia  todas  las  instancias  legales  o 
de  justicia ;  entender  en  la  sustanciacion  hasta  la  pro- 
videncia o  sentencia  difinitiva,  las  quales  han  de  en- 
cabezar en  nombre  del  Intendenta  general ,  á  quie- 
nes deben  enterar  fie  todo  lo  que  ocurra ;  pasarles  d 
dexarles  minuta  de  dicha  providencia  o  sentencia, 
y  unos  y  otros  procedan  de  acuerdo  para  la  pronta 
administración  de  justicia;  en  el  concento,  dé  que 
la  jurisdicción  es  omnímoda  é  indivisible  en  el  Tri- 
bunal que  componen  ambos.  Real  orden  de  31  de 
Marzo  de 

AUXILIO  ajas  Partidas  y  Tropa  suelta.  Ha- 
biéndose presentado  en  Noviembre  de  95  al  Admi- 
nistrador de  la  Renta  del  Tabaco  en  la  Plaza  de  Tor- 
tosa,  Ramón  Antón,  Sargento  que  dixo  ser  del  Re- 


l79S- 


38  BA  Continuación  y  suplemento 
gimiento  de  Infantería  fixo  de  la  Plaza  de  Ceuta,  con 
copia  del  pasaporte  que  saco  de  aquel  Gobernador 
militar , le  auxilio  con  trescientos  reales  vellón,  tanto 
para  su  subsistencia  como  para  la  de  un  desertor ,  de 
que  se  hizo  cargo  por  hallarse  preso  en  aquellas  cár- 
celes. El  expresado  Administrador  paso  al  Tesorero 
de  Exército  de  Ceuta  el  recibo  y  copia  del  pasaporte 
para  su  debido  descuento ,  quien  lo  devolvió  con 
una  certificación  del  Sargento  mayor  del  referido 
Regimiento ,  en  que  expone  no  ser  admisible  el 
cargo  por  no  haberse  verificado  la  entrada  en  el 
Cuerpo   del  citado  Sargento  Ramón  Antón. 

Enterado  el  Rey  de  este  acontecimiento,  y  de 
lo  que  con  el  propio  motivo  represento  últimamente 
el  Señor  Secretario  del  Despacho  de  Hacienda,  en 
solicitud  de  la  derogación  de  la  real  orden  circular 
de  18  de  Julio  del  citado  añQ  de  95;  se  ha  .servido 
S.M.  Condescender  en  ello,  y  resolver  que  en  lo  suc- 
cesivo  no  se  subministre  ningún  auxilio  á  las  Partí-      ,  M 
das  y  Tropa  suelta  que  transite  por  el  Rey  no ,  mien-     ' 
tras  no  sea  por  efecto  de  providencia  de  los  Inten- 
dentes, á  quienes  se  deberán  dirigir  sus  Comandan-       * 
tes ,  presentándoles  copia  de  los  pasaportes ,  en  los 
mismos  términos  que  se  previno  en  I3  citada  Real 
orden  de  18  de  Julio  de  95  ;  y  que  para  lo  que  pueda 
necesitar  la  Tropa  en  los  pueblos  de  su  tránsito, 
acuda,  su  Comandante  £  las  Justicias  respectivas ,  se-        j  * 
gun  se  ha  verificado  anteriormente  en  semejantes 
casos.  De  real  orden  lo  comunico  á  V.      para  su 
inteligencia  y  cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca. 
Dios  guarde  á  V.    muchos  años.  Madrid  y  Enero 
de 1799- 


B 


B 


AQUETAS.  A  los  Cabos  y  Soldados  que  sufran 
la  pena  de  Baquetas  tanto  en  el  Exército  como  en 


ni  Prontuario  de  Aguhre.  BA  39 
la  Marina  se  les  despida  del  servicio ,  y  se  observe 
en  esta  la  real  orden  de  24  de  Noviembre  de  76, 
por  la  que  sellos  destina  á  presidio,  quedando  de- 
rogada la  de  21  de  Septiembre  de  1792,  por  la  que 
se  determino  que  un  Cabo  de  los  Batallones  de  Ma- 
rina que  había  sufrido  aquella  pena,  continuase  el 
servicio.  Rea¿  resolución  de  15  de  Junio  de .  .  .  , .  .  1799. 

BASQUINAS.  Manda  el  Rey  nuestro  Señor ,  y 
en  su  Real  nombre  los  Alcaldes  de  su  Casa  y  Corte: 
Que  pifra  corregir  algunos  excesos  que  se  han  adver- 
tido en  el  uso  de  trages  menos  decentes  y  modestos, 
especialmente  en  este  tiempo  Santo,  en  ofensa  así  de 
la  seriedad  y  gravedad  característica  de  la  Nación  Es- 
pañola, como  de  sus  t-eligiosas  costumbres :  ninguna 
persona  de  qualquiera  clase  o  condición,  por  privi- 
ligiada  que  sea  ,  pueda  en  tiempo  alguno  usar  Bas- 
quina que  no  sea  negra,  ni  en  esta  fleco  de  color, 
o  con  oro  y  plata,  pena  á  la  que  contraviniese  de 
ser  castigada  con  todo  rigor,  según  la  calidad  de  su 
p^sona ,  ademas  de  ponerlo  en  noticia  de  S.  M.  Y 
para  que  llegue  á  la  de  todos,  y  ninguno  alegue  ig- 
jjprancia,  se  manda  publicar  por  Bando,  y  que  de 
■él  se  fixen  copias  impresas  en  los  sitios  acostumbra- 
dos, autorizadas  de  Don  Joaquín  Gómez  Palacio, 
del  Consejo  de  S.  M.  su  Secretario,  Escribano  de 
Cámara  y  de  Gobierno  de  la  Sala.  Y  lo  señalaron 
en  Madrid  á  16  días  del  mes  de  JSfarzo  de J799* 

BASTÓN.  Los  Oficiales  retirados  del  servicio 
que  han  sido  Co&meles  propietarios,  tí  primeros 
Gefes  de  «los  Cuerpos  del  Exército  ,  aunque  pueden 
usar  el  uniforme  dé  los  Cuerpos  de  que  fueron  pri- 
meros Gefes, -no  el  Bastón  quando  lo  vistan.  Real 
orden  de  8  de  Octubre  de  . J799* 

BATALLONES  de  la  Real  Armada.  Al  Señor 
Don  Miguel  Cayetano  Soler  digo  en  esta  fecha  lo 
que  sigue. ír  En  129  de  Diciembre  del  año  próximo 
pasado  comunico  el  Señor  Don  Juan  de  Lángara  á  la 
Armada  la  Real  orden  siguiente :  Queriendo  el  Rey 


4o     BA       Continuación  y  suplemento 
dar  pruebas  de  lo  satisfecho  que  se  halla  de  la  eons-     j;r 
tancia  y  amor  con  que  desempeñan  los  Batallones  de 
su  Real  Armada,  la  incesante  y  penosa  obligación 
en  que  están  constituidos ;  ha  venido  en  resolver, 
que  á  la  tropa  de  ellos  no  se  le  haga  descuento  al- 
guno por  razón  del  valor  de  su  ración  quando  esté 
embarcada,  sino   que  entonces  mismo  se  la  asista 
con  aquella,  y  con  el  goze.  dé  su  prest  íntegro,  como 
lo  tiene  la  Tropa  de  Exército  ,  y  la  de  Brigadas  de 
Artillería  de  Marina  haciendo  el  mismo  servid); 
prefixando  S.  M.  el  día  primero  de  Enero  de  1799 
para  dar  principio  á  la  práctica  de  esta  providencia. 
Y  siendo  la  voluntad  del  Rey  que  esta  misma  sobe- 
rana resolución  se  observe  con  la  Tropa  del  Exér- 
cito quando  esté  embarcada  haciendo  el  servicio  en 
los  Reales  Baxeles ,  abonándola  á  dicho  respecto  lo 
que  tenga  ^devengado  desde  el  citado  día  primero  de 
Enero  del  corriente  año ;  lo  aviso  á  V.  E.  de  or- 
den de  S.  M.  para  que  disponga  su  cumplimiento." 
De  la  propia  real  orden  lo  traslado  á  V.     para  su    ( 
cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca.  Dios  guarde 

á  V.     muchos  años.  Madrid  17  de  Julio  de x70°- 

BAT AÑEROS  y  prensadores  de  ropas.  Se  de-       ■  a 
claran  exceptuados  de  sorteos  para  el  reemplazo  del 
Exército  á  los  hijos  y  Bataneros  prensadores  de  ropa, 
que  desde  sus  tiernos  años  se  destinan  á  estas  peno- 
sas fatigas,  con  calida^  de  que  se  dediquen  á  ellas      n9 
con  aplicación ,  y  sin  intermisión  ó  fraude  á  apren- 
der y  exercitarse  en  estos  oficios  de^sus  padres  y       ^ 
Maestros,  por  Cédula  de  27  de  Agosto  de. ..... .  1771. 

BIENES  de  la  Corona  enajenados.  El  Rey.  Don 
Fernando  Verdes  Montenegro  ,  Caballero  de  la  Or- 
den de  Calátrava,  de  mi  Consejo  y  Cámara  de  In- 
dias,  Gobernador  del  de  mi  Real  Hacieá\Ia  y  sus 
Tribunales ,  y  mi  Secretario  de  Estado  ,  y  del  Des-  ÍOci 
pacho  de  Hacienda.  Sabed :  que  habiendo  entendido 
que  el  Decreto  expedido  á  mi  Consejo  de  Hacienda 
en  21  de  Marzo  del  año  pasado  de  1739  en  que* 


al  Prontuario  de  Agiúrre,  BI  41 
mandé  suspender  la  paga  de  todo  lo  librado  y  con- 
signado e§  las  Rentas ,  derechos  y  efectos  pertene- 
cientes á  mi  Erario ,  ha  motivado  repetido  clamor 
á  los  interesados  que  sufren  el  detrimento,  con  per- 
juicio de  la  fe  pilblica ,  por  la  que  corresponde  se 
1  guarde  en  los  contratos  celebrados  en  fuerza  de  rea* 

les  determinaciones ;  y  teniendo  por  conveniente 
ocurrir  en  el  modo  posible  ai  pronto  reparo  dé  se- 
mejantes daños ,  y  al  que  ocasiona  la  desconfianza 
de^estos  acreedores ,  pues  se  persuaden  á  que  no  lle- 
garán á  reintegrarse  en  sus  descubiertos ,  sin  em- 
bargo de  la  inalterable  observancia  con  que  se  ha 
mantenido  lo  ajustado  en  las  negociaciones ,  asien- 
tos y  anticipaciones  hechas  en  la  Real  Hacienda  du- 
rante el  tiempo  de  mi  Reynado ;  y  queriendo  se 
continúen  en  adelante  con  igual  permanencia  .  en- 
cargué se  discurriese  sobre  este  importante  asunto, 
de  que  resultó  se  me  hiciese  una  proposición  que 
mandé  comunicar  al  Consejo  de  Castilla,  y  ai  de 
•  Hacienda ,  para  que  vista  con  la  atención  propia  de 
su  integridad  y  zelo ,  me  consultasen  lo  que  se  les 
^    ofreciese  y  pareciese ,  como  lo  executaron  después 
0        que  oyeron  á  los  Fiscal^* :  y  en  conocimiento  de 
lo  que  se  puso  en  mi  real  comprehension  ,  y  de 
que  me  representaron ,  podía  y  debía  practicar  el 
desempeño  de  todas  las  alcavalas ,  cientos  y  tercias, 
derechos ,  rentas ,  oficios  y  regalías  enagenadas  en 
empeño  al  quitar ,  y  venderlo  todo  de  nuevo  á  ma- 
yores precios ,  aplicando  el  crecimiento  (como  pro  • 
pia  utilidad  de  mi  Real  Hacienda)  á  la  satisfacción 
de  créditos  tan  legítimos ,  á  exemplo  de  lo  practi- 
cado en  los  Reynados  antecedentes ,  y  señaladamente 
por  una  dg  las  Cédulas  de  Facturía ,  su  fecha  de  22 
de  Septiembre  de  1627 ;  como  asimismo  ,  que  para 
el  propio  fin  sería  bien  que  examinándose  por  mis 
Fiscales  todos  los  contratos  de  ventas  y  enagenacio- 
nes  perpetuas  de  Rentas  ,  y  bienes  de  la  Corona ,  y 
hallándose  esta  perjudicada ,  y  declarándose  la  le- 
Tomo  IV.  F 


42      BI      Continuación  y  suplemento 
sion  para  rescindirlas ,  se  podrían  vender  de  nuevo, 
sirviendo  su  producto  para  mas  fondo  (y  satisfac- 
ción de  los  créditos  mencionados ;  conformándome 
con  los   expresados  propuestos  justificados  medios; 
por  mi  Real  Decreto  de  6  de  este  presente  mes ,  he 
resuelto  que  todas  las  personas  y  Comunidades  que 
quisieren  comprar  y  crecer  en  empeño ,  o  perpetui- 
dad las  alcavalas ,  tercias  ,  derechos  ,  rentas ,  oficios, 
jurisdicciones  y  regalías  de  la  Corona,  enagenadas 
en  empeño  al  quitar,  se  les  otorguen  nuevas  venfás, 
y  despachen  privilegios ;  y  que  su  precio  ,  después 
de  satisfecho  á  los  actuales  poseedores ,  el  que  cons- 
tare haber  dado  los  primeros  compradores,  se  apli- 
que indefectiblemente  á  ir  pagando  á  los  acreedores 
citados;  y  que  si  estos  quisieren  comprar  y  crecer 
algunas  de  las  expresadas  rentas  ,  lo  puedan  execu- 
tar,  recibiéndoseles  sus  legítimos  créditos  como  di- 
nero efectivo  ;  bien  entendido  ,  que  han  de  entregar 
en  especie  física  á  los  poseedores  lo  que  importare  el 
capital  en  que  los  primeros  obtentores  hicieron  las  ' 
compras.  Y  respecto  de  que  las  referidas  rentas  enage- 
nadas pueden  estar  sujetas  á  la  obligación  de  mayo-     C 
razgos  ó  vínculos  fundade^  con  real  facultad ,  se  la        \ 
concedo  desde  luego  á  los  que  las  quisieren  crecer, 
con  el  fin  de  que  puedan  tomar  á  censo  las  cantidades 
que  necesiten ,  para  lo  qual  se  les  dará  por  la  Cá- 
mara los  despachos  4ue  hubieren  menester  ;  y  tam- 
bién á  los  demás  dueños  de  mayor^gos ,  que  por 
mejorar  sus  fincas  ,  tuvieren  por  conveniente  ad- 
quirir otras  que  se  subroguen  en  lugar  de  las  que 
se  enagenasen  :  y  vos  el  Gobernador  que  ahora  sois, 
d  el  que  en  adelante  lo  fuere  de  mi  Consejo  de  Ha* 
cienda  ,  es  mi  voluntad  entendáis  en  el  ^¡jiste  de  es- 
tos contratos,  como  se  practicó  en  iguales  ocasio- 
nes, tomando  para  ello  de  las  Oficinas  correspon- 
dientes los  informes  y  noticias  que  conduzcan  á  in- 
tento de  que  puesto  de  acuerdo  con  los  nuevos  com- 
pradores ,  y  dándome  cuenta  para  que  se  haga  con 


f 


al  Prontuario  de  Aguirre.  BI  43 
mi  real  aprobación ,  se  entregue  el  respectivo  ca- 
pital al  poseedor  de  la  renta  enagenada,y  de  que 
en  virtud  de  la  carta  de  pago  que  otorgare  ,  se  pase 
sin  intermisión  á  celebrar  el  nuevo  contrato  de  venta 
en  beneficio  de  la  persona  ó  Comunidad  con  quien 
se  haya  hecho  el  ajuste ,  que  ha  de  ser  conforme  lo 
practicado  en  mi  Consejo  de  Hacienda,  y  dispuesto 
por  la  citada  Cédula ,  y  reglas  de  Facturía ,  y  lo  que 
se¿jun  la  diversidad  de  los  tiempos,  y  con  atención 
al  presente  se  convenga  con  los  interesados,  con 
reflexión  á  la  mayor  ventaja  de  la  Real  Hacienda, 
y  á  cargarse  lo  que  corresponda  en  el  caso  de  que 
en  estos  conciertos  se  estipula,  que  se  les  ha  de  dar 
la  jurisdicción  para  la  libre  administración  y  co- 
branza de  las  expresadas  Rentas,  por  el  beneficio 
que  fés  resultará  de  concedérseles  esta  acción.  Y  para 
facilitar  con  mas  prontitud  las  enagenaciones  y  cre^ 
cimientos  de  que  ha  de  depender  la  satisfacción  de 
los  acreedores  mencionados ,  siendo  dable  que  no 
se  hallen  los  compradores  con  el  caudal  que  hubie- 
ren menester ;  os  doy  facultad  á  vos  el  expresada 
Gobernador  de  mi  Consejo  de  Hacienda  para  que 
podáis  estipular  la  paga  del  crecimiento  en  los  pla- 
zos que  os  pareciere.  Y  considerando  por  lo  que  ex- 
pusieron los  Fiscales  del  Consejo ,  (á  que  se  asintió 
por  él  con  str  parecer)  que  entre  las  enagenaciones 
perpetuas,  que  se  han  hecho  en  Varias  ocasiones,  des- 
membrando de¿a  Corona  distintos  oficios ,  derechos, 
jurisdicciones,  Rentas  de  alcavalas,  tercias  y  otras 
regalías ,  puede  suceder  que  haya  intervenido  lesión 
y  daño  de  mi  Real  Hacienda ,  según  las  cantidades 
en  que  se  vendieron  ;  mando ,  que  de  todas  las  ena- 
genacione?#hechas  por  la  Cámara  por  via  de  gracia, 
que  llaman  al  sacar ,  en  que  haya  precedido  ser- 
vicio pecuniíyio ,  como  también  de  las  executadas 
por  las  Juntas  de  Medios  ,  que  en  varios  tiempos  se 
hayan  establecido ,  o  por  otra  dirección  se  pase  no- 
ticia con  la  mayor  claridad  á  los  Fiscales  respecti- 

Fs 


44      BI      Continuación  y  suplemento 
vos  del  Consejo ;  y  en  quanto  á  las  hechas  por  regla 
de  Facturía ,  ó  otra  disposición  que  hayan  corrido 
por  mi  Consejo  de  Hacienda,  á  los  Fiscales  de  él, 
para  que  en  su  vista ,  y  de  los  demás  documentos 
que  pidieren  ,  y  se  les   deberán   subministrar  por 
qualesquiera  Oficinas,  pongan  las  demandas  que  ha- 
llaren ser  justas ,  á  fin  de  reintegrar  al  Real  Patri- 
monio en  lo  mal  enagenado ,  y  deshacer  los  agra- 
vios que  haya  padecido  por  lesión ,  6  por  otra  legí- 
tima causa;  con  advertencia,  de  que  en  semejantes 
juicios  se  ha  de  proceder  breve  y  sumariamente, 
conforme  á  los  privilegios  fiscales ,  como  especial- 
mente lo  encargo:  y  mando  que  toda  la  utilidad,  d 
mayor  interés  que  resultare  por  las  declaraciones  y 
sentencias  que  se  dieren  á  favor  de  mi  Real  Fisco, 
se  aplique  á  la  satisfacción  de  los  expresados  acreedo- 
res y  de  la  misma  suerte,  con  las  circunstancias  ex- 
puestas, en  lo  que  produxeren  los  crecimientos  de 
Rentas  enagenadas  en  empeño.  Igualmente  ordeno, 
que  para  que  todo  el  producto  de  los  Medios  refe-  ( 
ridos  se  convierta ,  y  efectivamente  ceda  para  paga 
y   satisfacción   de  los  mencionados  acreedores,  se     <, 
nombre  un  Depositario ,  en  quien  hayan  de  entrar         i. 
los  caudales  que  produzcan  los  crecimientos ,  á  fin 
de  que  se  les  entregue ,  graduando  en  primer  lugar 
á  los  que  hubieren  desembolsado  dinero  efectivo  ,  y 
Asentistas  de  actual  Provisión  ;  pues  aunque  todos 
los  contemplo  créditos  de  justicia ,  tdeben  ser  pre- 
feridos (como  lo  han  sido  siempre)  los  de  estas  clases. 
Y  para  que  mas  bien  se  asegure  el  reintegro  de  lo 
que  se  debe  á  estos  acreedores ,  y  no  se  les  perju- 
dique en  el  ínterin  que  se  logra  por  los  Medios  ex- 
presados ;  es  mi  voluntad  subsista  la  consignación 
de  tres  por  ciento  que  se  les  dio  en  el  caudal  de  re- 
dempciones,  y  la  facultad  de  reducirlo  a  Juros,  con- 
forme al  Decreto  de  20  de  Junio  del  año  pasado.  Y 
aunque  espero  que  todos  los  Medios  referidos  pro- 
ducirán lo  suficiente  para  la  satisfacción  de  deudas 


al  Prontuario  de  Agairre.  BI  45  ' 
tan  privilegiadas,  como  en  semejantes  casos  sucedió 
en  tiempo|  antecedentes ;  á  mayor  abundamiento, 
y  porque  sea  mas  efectivo ,  quiero  que  si  se  propu- 
sieren algunos  negocios  por  los  interesados  en  que 
se  estipulen  cómodamente  extinciones ,  que  sin  fal- 
t  tar  á  las  obligaciones  precisas  del  Estado ,  contri- 

buyan á  ir  suprimiendo  los  créditos  referidos,  se  les 
admitan  si  fueren  proporcionados.  Y  mandé  se  tu- 
viese entendido  en  mi  Consejo  de  Hacienda  y  Sala 
de  billones  para  su  puntual  observancia  ;  y  que 
vos  el  Gobernador  de  él  cumplieseis  con  el  espe- 
cial encargo ,  que  por  la  expresada  deliberación  po- 
nia  á  vuestro  zelo  y  cuidado  ,  en  inteligencia  de  que 
lo  habia  comunicado  al  Consejo  de  la  Cámara,  á  fin 
de  que  se  diese,  execucion  en  lo  que  le  corresponde. 
Y  publicado  en  el  referido  mi  Consejo  de  Hacienda, 
con  asistencia  de  los  Comisarios  Diputadps  de  Mi- 
llones acordó  se  cumpliese  lo  que  Yo  mandaba;  y 
para  que  podáis  entender  en  los  ajustes  de  comprar 
•y  crecer  en  empeño  ó  perpetuidad,  las  alcavalas ,  ter- 
cias ,  derechos  ,  rentas ,  oficios  ,  jurisdicciones  y  re- 
»*  galías  de  la  Corona;  he  tenido  por  bien  dar  la  pre- 
P  senté  mi  Real  Cédula  ,  por  la  qual  os  doy  ,  comu- 
nico y  concedo  la  mas  amplia  jurisdicción  y  facul- 
tades que  sean  necesarias  y  convengan,  para  que 
tratéis  de  lo  que  va  expresado ,  con  la  calidad  de 
que  puesto  de  acuerdo  con  los*  nuevos  comprado- 
res, y  dándome  cuenta  de  ello ,  se  proceda  á  la  exe- 
cucion de  lo  mencionado  en  esta  mi  Cédula ,  de  lo 
qual  se  ha  de  tomar  la  razón  en  mi  Contaduría  ma- 
yor de  Cuentas ,  en  las  Generales  de  Valores ,  Dis- 
tribución y  Millones ,  y  en  las  mayores,  de  las'  tres 
Ordenes  Abitares  de  Santiago,  Calatrava  y  Alcan^ 
tara.  Dada  en  el  Sitio  del  Buen -Retiro  á  13  dias  del 

mes  de  Abril  del  año  de 174©. 

=Yo  el  Rey.  =?  Por  mandado  del  Rey  nuestro  Señor, 
=  Don  Fernando  Triviño. 

BIENES  raíces  de  manos  muertas.  Don  Carlos^ 


46      BI       Continuación  y  suplemento 
jpor  la  gracia  de  Dios  ,  &c.  Sabed :  Que  con  el  fin  de 
aumentar  el  fondo  creado  para  la  extinción  de  Va- 
les Reales  con  la  mayor  brevedad,  y  sin  gravamen 
de  la  industria  de  mis  amados  vasallos ,  tuve  á  bien 
por  Decretos  de  21  de  Agosto  de  1795  ,  y  Cédulas 
expedidas  en  su  virtud  en  24  del  mismo  mes  ,  man- 
dar imponer  y  exigir  un  quince  por  ciento  de  to- 
dos los  bienes  raíces ,  y  derechos  reales  que  de  aquí 
en  adelante  adquieran  por  qualquler  título  las  manos 
muertas  en  todos  mis  dominios  en  que  no  ^e  halla 
establecida  la  ley  de  amortización,  y  otro  quince 
por  ciento  sobre  los  bienes  que  se  destinen  á  vincu- 
laciones de  Mayorazgos,  aunque  sea  por  via  de  agre- 
gación o'  mejora  de  tercio  y  quinto  ,  y  demás  que  se 
expresa  en  los  citados  Reales  Decretos.  Noticioso  aho- 
ra de  que  estos  no  han  tenido  en  algunas  Provincias  el 
debido  cumplimiento  en  perjuicio  del  Estado  ,  y  de 
los  fines  á  que  está  destinado  su  producto ;  y  de  que 
esto  nace  de  que  no  se  han  publicado  los  referidos 
Decretos  en  términos  que  llegasen  á  noticia  de  to-' 
dos ,  y  supiesen  la  nulidad  de  las  vinculaciones  que 
se  hiciesen  sin  el  pago  del  expresado  impuesto ,  he 
tenido  á  bien  mandar  al  mi  Consejo  en  Real  orden 
que  le  comunico  Don  Miguel  Cayetano  Soler,  mi  Se- 
cretario  de  Estado  ,  y  del  Despacho  Universal  de  Ha- 
cienda en  19  de  Septiembre  próximo,  que  expida 
las  correspondientes1  á  las  Chancillerías  y  Audien- 
cias del  Rey  no,  para  que  hagan  publicar  y  publi- 
quen dichos  Decretos  en  las  Capitales  de  Provincia 
y  demás  Pueblos  de  su  comprehension ,  y  que  ze- 
len  el  cumplimiento  de  ellos.  Que  los  Escribanos 
de  Hipotecas  remitan  dentro  de  un  mes  al  Inten- 
dente de  la  Provincia  testimonio  de  to^Jas  las  fun- 
daciones de  que  se  hubiese  tomado  razón  desde  24  de 
Agosto  de  1795  hasta  el  presente:  y  que  cada  un  año 
dentro  de  todo  el  mes  de  Enero ,  así 'dichos  Escri- 
banos de  Hipotecas ,  como  los  demás  Escribanos  y 
Notarios ,  pena  de  privación  de  oficio ,  remitan  tam- 


al  Prontuario  de  Agnirre.  BI  47 
bien  á  los  Intendentes  igual  testimonio  de  todas  las 
fundaeione|  de  Mayorazgos  ,  Capellanías  ,  Aniver- 
sarios ,  Memorias  pías  ,  Legados  d  donaciones  que 
se  hiciesen  de  testimonio  suyo  ,  por  testamento  d  úl- 
tima voluntad  á  favor  de  Comunidad  ,  obra  pía,  d 
de  qualquiera  de  los  cuerpos  á  quienes  por  los  dichos 
reales  Decretos  no  se  les  permita  adquirir  sin  el 
pago  del  mencionado  arbitrio.  Publicada  en  el  mi 
Consejo  la  expresada  real  orden ,  y  con  inteligencia 
de  H)s  antecedentes  del  asunto  ,  por  Decreto  de  7  de 
este  mes  acordó  su  cumplimiento  ,  y  para  ello  expe- 
dir esta  mi  Cédula  ,  &c*  Dada  en  Madrid  á  17  de 
Diciembre  de x79& 

BIENES  raíces.  Véase  Enajenación  de  bienes. 

BULA  de  la  Santa  Cruzada.  Con  tres  años  de  an- 
ticipación mandé  imprimir  y  poner  en  Cádiz  para 
remitir  á  los  Reynos  de  Indias  los  Sumarios  de  la 
Bula  de  ía  Santa  Cruzada ,  y  los  del  Indulto  Apostó- 
lico Quadragdsimal ,.  respectivos  unos  y  otros  á  la 
•publicación  y  expedición  del  bienio  de  1800  y  1801; 
pero  á  causa  de  la  presente  guerra  con  los  Ingleses, 
jfciy  del  bloqueo  que  .ha  sufrido  el  puerto  de  Cádiz  por 
^  "    una  de  las  esquadras  británicas  ^subsisten  aun  deteni- 
dos y  estancados  en  aquellos  reales  Almacenes  los 
mencionados  Sumarios. 

Con  este  motivo,  y  para  ocurrir  con  providencia 
oportuna  á  remediar  su  falta  en»  una  Diócesis  ,  pre- 
vengo á  V.  que  desde  luego  proceda  á  habilitar  para 
la  próxima  publicación  los  Sumarios  suficientes  para 
ella,  de  los  que  existieren  sobrantes  en  los  reales  Al- 
macenes de  otras  publicaciones  anteriores ;  y  á  fin  de 
facilitar  la  brevedad  de  esta  oposición  ,  se  valdrá  V. 
del  arbitriojle  hacer  poner  de  Imprenta  en  cada  Su- 
mario :  Valga  para' el  bienio  de  1800  y  1801  ,  y  abaxo 
su  firma  también  de  letra  de  Imprenta ,  que  autori- 
zará V.  con  rtíbrica  de  puño  propio ,  como  circunsr 
tancia  precisa  para  precaver  fraudes. 

Y  en  el  caso  de  que  por  continuación  de  ía  misma 


48       BU       Continuación  y  suplemento  ^ 

guerra,  ú  otra  que  se  suscite  de  nuevo,  llegasen  á  apu- 
rarse las  Bulas  sobrantes  y  existentes  e$  los  reales 
Almacenes  ,  en  este  último  extremo ,  y  para  evitar 
en  la  forma  posible  los  considerables  perjuicios  espi- 
rituales que  se  seguirían  á  los  fieles  ,  y  los  temporales 
á  la  Real  Hacienda  y  santos  fines  de  Cruzada  por  no 
haber  Bulas  atrasadas  ni  corrientes ,  usará  V.  del 
medio  de  hacer  imprimir  competente  número  de  pa- 
peletas del  tamaño  de  quartilla  ,  poniendo  en  sus  ca- 
bezas el  bienio  á  que  se  destinan,  y  luego  Valga  para 
la  Bula  de  tal  tasa  ;  y  seguirá  debaxo  de  esta  expre- 
sión la  firma  de  vra.  también  de  Imprenta  ,  y  la  rú- 
brica de  puño  propio .,.  cuya  regla  observará  vm.  con 
respecto  á  las  demás  clases  de  Bulas  ,  y  á  los  Sumarios 
del  Indulto  Apostólico  Quadragesimal.  Y  en  quanto 
á  su  entrega  á  los  Administradores,  Tesoreros  ú  Ofi- 
ciales Reales  encargados  de  su  expedición  y  reparti- 
miento ,  se  guardarán  con  exactitud  las  formalidades 
<jue  se  hallan  establecidas ,  para  que  les  resulten  los 
correspondientes  legítimos  cargos  de  que  á  su  tiempo 
deben  responder.  Dios  guarde  á  V.     muchos  años. 

Madrid  y  Septiembre  de .  . tK9- 

BULA.  Luego  que  tuve  noticia. del  Breve  de  S.  S. 
de  14  de  Enero  de  este  año  ,  cometido  á  los  Ordina- 
rios eclesiásticos  para  que  pudiesen  conceder  á  su  ar- 
bitrio á  todos  y  cada  uno  de  los  fieles  de  uno  y  otro 
sexo ,  así  seculares  tomo  eclesiásticos  y  regulares  de 
estos  dominios  ,  licencia  para  usar  de  carnes  y  lacti- 
cinios durante  la  presente  guerra  en  la  Qua resma  ,  y 
sn  los  demás  dias  de  abstinencia  del  año  ,  excepto  los 
pocos  que  en  él  se  expresan ,  sin  la  cláusula  á  que  ge- 
neralmente se  han  ligado  semejantes  gracias  ,  de  que 
para  usar  de  ellas  deben  tomar  los  fieles  ¿a  Bula  de  la 
Santa  Cruzada ,  y  los  Eclesiásticos  la  de  lacticinios, 
representé  á  S.  M.  exponiendo  los  incalculables  per- 
juicios espirituales  que  se  seguirían  á  muchos  de  los 
que  con  este  motivo  dexarán  de  tomar  dichas  Bulas; 
los  que  padecerán  los  santos  fines  á  que  están  aplica- 


al  Prontuario  de  Agitirre.  BU  49 
dos  sus  productos  por  la  falta  de  ellos ;  y  los  que  ex- 
perimers talan  por  conseqüencia  precisa  las  Casas  de 
Niños  Expósitos ,  las  de  Misericordia  ,  Hospitales, 
Juntas  de  Caridad  ,  y  demás  que  tienen  asignaciones 
perpetuas ,  como  igualmente  los  objetos  piadosos  de 
todas  clases  que  S.  M.  se  digna  socorrer  en  cada  aña 
con  los  productos  de  los  Sumarios  del  Indulto  apos- 
tólico quadragesimal,  que  faltarán  enteramente,  como 
no  necesarios ,  con  motivo  de  dicho  Breve  amplia- 
tivo. 

Deseando  S.  M.  remediar  los  expresados  perjui- 
cios ,  tuvo  á  bien  solicitar  por  medio  de  ordenes, 
que  se  comunicaron  á  su  encargado  de  negocios  cerca 
del  Papa ,  un  Breve  subsanatorio  ,  cometido  á  mí  en 
calidad  de  Comisario  General  de  Cruzada ,  con  la 
cláusula  de  que  para  que  sea  válida  la  gracia  obtenida 
en  el  de  14  de  Enero  ,  es  de  absoluta  necesidad  que 
los  fieles  hayan  de  tomar  respectivamente ,  según  su 
clase  ,  las  Bulas  de  Cruzada ,  Lacticinios ,  y  Suma- 
rios del  Indulto  Quadragesimal ;  y  aunque  S.  S.  se 
manifestó  propicio  á  condescender  con  esta  reverente 
^  stíplica  ,  ocurrid  su  fallecimiento  antes  que  se  despa- 
chase el  nuevo  Breve. 

En  estas  circunstancias ,  y  con  el  fin  de  evitar  los 
citados  perjuicios ,  ha  resuelto  S.  M.,  según  se  me  ha 
comunicado  en  reales  ordenes  de  19  y  25  del  cor- 
riente ,  que  encargue  estrechamente  á  V.     vea  como 

publicar  en  su  .  .y .  * que  no  se  puede  usar  de 

la  gracia  concedida  en  el  referido  Breve  de  14  de 
Enero  de  este  año  sin  tomar  cada  uno  de  los  fieles 
respectivamente  la  Bula  de  la  Santa  Cruzada  ,  la  de 
Lacticinios ,  y  los  pudientes ,  según  las  reglas  esta- 
blecidas ,  el^umario  del  Indulto  apostólico  quadra- 
gesimal ,  prorogado  por  otros  seis  años ,  de  los  que 
únicamente  vai^  corridos  dos  :  y  de  quedar  V,  ente- 
rado de  esta  Real  determinación ,  espero  me  dará 
aviso  ,  para  ponerlo  en  noticia  de  S.  M. 

Dios  guarde  á  V.    muchos,  años  como  deseo. 
Tomo  IV,  G 


5  o     BU       Continuación  y  suplemento 

Madrid  y  Octubre  de .    1799. 

BULA.^Nos  Don    Patricio   Martines;  de    Bus- 
tos ,  &c.  ~A  todos  los  fieles  christianos ,  de  qualquier 
estado  ,  dignidad  y  calidad  que  sean  ,  estantes  y  habí- 
t antes  en  estos  Reynos  de  España  é  Islas  de  Canaria. 
Hacemos  saber  que  por  la  Silla  Apostólica  nos  está 
concedida ,   entre  otras  ,  la  facultad  de  suspender, 
como  en  efecto  suspendemos  durante  el  año  de  la 
publicación  de  la  Bula  de  la  Santa  Cruzada  ,  todas 
las    indulgencias  y    gracias   semejantes    o  deseme- 
jantes dispensadas  por  los  Sumos  Pontífices  á  quales- 
quiera  Iglesias  ,  Monasterios  ,  Hospitales ,  Lugares 
piadosos  ,  Universidades  ,  Cofradías  y  personas  parti- 
culares de  los  Reynos  y  dominios  de  S.  M.  C. ,  aun- 
que sean  en  favor  de  la  fábrica  de  la  Capilla  de  S.  Pe- 
dro en  Roma  ,  ó  de  otra  semejante  Cruzada  ,  y  con- 
tengan algunas  cláusulas  que  hagan  contra  la  suspen- 
sión ,  excepto  las  concedidas  á  los  superiores  de  las 
órdenes  Mendicantes  en  quanto  á  sus  Religiosos  tan 
solamente :  como  también  la  de  revalidar  en  favor/ 
de  los  que  participen  de  las  Indulgencias  y  gracias 
de  dicha  Bula  ,  las  que  hayamos  suspendido.  4L> 

Én  este  supuesto ,  habiéndose  publicado  en  los 
referidos  Reynos  de  España  é  Islas  de  Canaria  un 
Breve  de  N.  M.  S.  P.  Pió  Papa  VI.  de  feliz  memoria, 
su  fecha  en  la  Cartuja  ,  extramuros  de  Florencia 
á  14  de  Enero  íiltirno ,  por  el  qual  se  concede  á  los 
fieles  de  aquellos  Reynos  é  Islas  el  <!ibre  uso  de  car- 
nes y  lacticinios  durante  la  actual  guerra  ,  en  los  dias 
de  Quaresma  ,  y  demás  abstinencias  del  año  ,  á  ex- 
cepción de  las  que  en  él  se  expresan ,  con  tal  que 
practiquen  las  obras  de  piedad  que  les  prescriban  sus 
respectivos  Obispos ;  y  hallándonos  ir^brmados  de 
que  muchas  personas  han  procedido  á  usar  de  dicho 
Breve  de  14  de  Enero  sin  tomar  el  correspondiente 
Sumario  de  la  Bula  de  Cruzada  y  Lacticinios ,  según 
su  estado  y  clase  ,  con  lo  qual  han  perjudicado  á  sus 
propias  conciencias  y  á  los  santos  fines  en  que  se  in- 


al  Prontuario  de  Agairre.  BU  51 
vierten  las  limosnas  que  contribuye  la  piedad  de  los 
fieles,  par  j  el  dignísimo  objeto  de  hacer  la  guerra  á 
los  enemigos  implacables  de  nuestra  Santa  Fe  Católica: 
á  fin  de  evitar  estos  males  ,  que  irian  tomando  mayor 
incremento  sino  aplicásemos  el  remedio  oportuno, 
declaramos  en  uso  y  exercicio  de  la  facultad  apostó- 
lica que  en  esta  parte  nos  compete  ,  que  el  privilegio 
concedido  por  el  Breve  de  14  de  Enero  líitimo  para 
comer  carnes  y  lacticinios  en  los  dias  de  Quaresma, 
y  dímas  abstinencias  del  año ,  está  absolutamente  sus- 
penso ,  y  es  de  ninguna  fuerza  y  vigor  para  los  que 
no  tengan  Bula  de  la  Santa  Cruzada  ,  entendiéndose 
la  misma  suspensión  respecto  de  los  eclesiásticos  se- 
culares ,  que  ademas  de  esta  Bula  no  tomaren  la  de 
Lacticinios  que  les  corresponda  según  su  clase.  Y 
prohibimos  y  vedamos ,  pena  de  excomunión  mayor 
lata  sententirf ,  ipso  fafto  incurrenda  ,  (reservada  la 
absolución  á  nuestra  propia  persona)  que  ninguno 
pueda  predicar  públicamente  lo  contrario ,  ni  persua- 
dirlo en  acto  privado ,  retrayendo  ó  apartando  á 
otros  de  tomar  dichas  Bulas  en  la  forma  expresada, 
,  pues  solo  en  el  caso  de  tomarlas  revalidamos  aquel 
privilegio, 

Y  por  lo  tocante  ai  Indulto  Quadragesimal ,  cu- 
yos Sumarios  se  han  distribuido  desde  el  tiempo  de 
su  concesión  para  comer  carnes  saludables  en  ciertos 
dias  de  Quaresma ;  aunque  ya  than  prevenido  los 
M.  RR.  Obispos  como  han  de  portarse  los  fieles  en 
este  punto  con  af  reglo  á  las  intenciones  de  N.  M.  S. 
P.  Pió  Papa  VL  manifestadas  poco  antes  de  su  falle- 
cimiento ,  y  á  las  reales  órdenes  que  en  su  conse- 
qüencia  se  nos  han  comunicado  ,  nos  ha  parecido 
muy  propia  de  nuestra  dignidad  de  Comisario  Ge- 
neral de  Cruzada  exhortar  ,  encargar  y  recomendar  á 
todos  los  fieles ,  que  para  mayor  seguridad  de  sus 
conciencias ,  y*  al  mismo  tiempo  para  atender  á  los 
piadosos  objetos  de  casas  de  Niños  Expósitos ,  Hos- 
pitales ,  Hospicios,  &c.  en  cuyo  socorro,  y  en  el  de 

G2 


¡2  BU  Continuación  y  suplemento 
otras  muchas  necesidades  particulares  ,  se  invierten 
por  nos  ,  con  aprobación  de  S.  M. ,  los  productos 
que  rinden  los  Sumarios  del  referido  Indulto  apos- 
tólico quadragesimal ,  tome  cada  uno  el  que  le  cor- 
responda ,  según  las  reglas  establecidas. 

Dado  en  Madrid  á  5  de  Diciembre  de I799- 

Don  Patricio  Martinez  de  Bustos.  =  Por  mandado  de 
S.  E.  Don  Antonio  de  Quadra. 

BUQUES  mahoneses.  El  Señor  Secretario  del 
Despacho  de  Estado ,  en  papel  de  4  de  Enerd  me 
dice  lo  siguiente. cr  Habiendo  hecho  presente  al  Rey; 
la  duda  que  se  ha  ofrecido  al  Capitán  General  de  Va- 
lencia, y  que  V.  E.  me  propone,,  en  papel  de  2  del 
corriente  ,  sobre  lo  que  deberá  observarse  en  general 
con  los  Buques  mahoneses  que  fueren  detenidos  en 
virtud  de  las  reales  ordenes  de  8  y  17  de  Enero ,  y 
particularmente  con  el  Bergantín  nombrado  la.  Vir- 
gen del  Socorro  ,  que  ya  está  á  la  disposición  del 
Gobernador  de  Cartagena  ;  me  manda  S.  M  decir  á 
V.  E.:  que  los  Buques  mahoneses  que  en  virtud  de  las< 
citadas  reales  órdenes  sean  ó  estén  ya  detenidos  en 
nuestros  Puertos  ,  y  puestos  á  la  disposición  de  los  gjt 
Gobernadores,  deben  venderse,  depositando  su  valor 
en  la  Caxa  de  Amortización  del  Puerto  donde  se 
executase  la  venta  ;  y  que  sus  Tripulaciones  y  Mari- 
nería se  empleen  en  la  Marina  real ;  entendiéndose 
que  estos  depósitostse  han  de  hacer  con  el  interés 
correspondiente  á  favor  del  dueño  del  Buque,  á  quien 
se  le  entregará  al  tiempo  de  la  recoiAjuista.  Pero  si  el 
propietario  viniere  en  el  mismo  Buque,  en  este  caso, 
executada  la  venta ,  se  le  entregará  su  valor  desde 
luego,  destinando  igualmente  su  tripulación  á  la  Ma- 
rina ,  evitando  de  este  modo  que  los  patrones  maho- 
neses sigan  negociando  con  el  enemigo"^Lo  traslado 
á  V.  de  real  orden  para  su  gobierno  y  cumpli- 
miento en  la  parte  que  le  toca.  Dios  «.guarde  á  V. 
muchos  años.  Aranjuez  10  de  Febrero  de 1799. 


al  Prontuario  de  Aguirrt.     CA    53 


ABALLERIA.  Sin  embargo  de  que  en  14  de 
Septiembre  del  año  próximo  pasado  de  1798  se  pre- 
vino de  orden  de  la  suprema  Junta  de  Caballería  del 
Reyno  á  los  Jueces  Subdelegados  Cabezas  de  Partido 
acompañasen  á  la  remesa  del  registro  general  del  ga- 
naHo  yeguar  los  originales  particulares  de  cada  Pue- 
blo, ha  estimado  conveniente  por  ahora  alterar  dicha 
resolución ,  y  mandar  se  observe  lo  que  prescribe  el 
art.  16.  de  la  Ordenanza  de  89 ,  reteniendo  en  la 
Capital  los  referidos  particulares  ,  y  remitiendo  úni- 
camente al  Señor  Superintendente  de  penas  de  Cá- 
mara del  ramo  de  Caballería  el  general ,  baxo  los 
mismos  términos  y  circunstancias  que  se  prefixan  en 
dicho  artículo. 

Al  propio  tiempo  ha  acordado  que  quando  se  re- 
mitan á  esta  superioridad  con  qualquier  motivo  au- 
tos ó  diligencias  en  que  haya  partes ,  se  franquee  en 
el  correo  el  pliego  á  costa  de  ellas. 

Lo  aviso  á  V.  de  orden  del  Tribunal  para  su 
puntual  cumplimiento.  Dios  guarde  á  V.     muchos 

años.  Madrid  25  de  Octubre  de I799* 

=  Félix  Colón. 

CABALLOS.^  En  5  de  Febrero  de  98  se  mando 
preferir  á  los  dueños  de  las  paradas  y  criadores  en  la 
compra  del  desecho  de  los  caballos  de  la  casa  de  la 
monta  de  Aranjuez  y  Reales  Caballerizas,  yse  les 
hizo  entender  que  podrían  sacar  los  mejores  de  los 
Regimientos  de  Caballería. 

En  28  Jel  mismo  se  previno,  que  sin  embargo 
que  en  la  Ordenanza  de  2$  de  Abril  de  1775  se  *ia~ 
bia  mandado  que  los  caballos  que  se  tomasen  de  los 
Regimientos  le  pagasen  á  lo  mas  á  tres  mil  reales ,  y 
que  en  1789  se  dispuso  se  pagasen  al  precio  en  que  se 
ajustasen  \  se  ha  declarado  ahora  que  si  no  se  con- 


C4    CA      Continuación  y  suplemento 
vienen  ios  contratantes ,  nombren  cada  uno  su  perito, 
y  si  estos  no  se  convienen,  nombre  el^ tercero  el 
Subdelegado  de  Caballería  del  Partido  en  que  se  con- 
trata. 

Asimismo  se  ha  resuelto  dexar  en  plena  libertad 
del  criador  la  práctica  de  guardar  con  las  yeguas  el 
año  de  hueco ,  no  obstante  de  lo  prevenido  en  28  de 
Junio  de  1792 ,  para  regular  un  caballo  padre  por 
cada  quarenta  yeguas ,  de  las  quales  habia  de  cubrir 
un  año  la  mitad ,  y  al  siguiente  la  otra  mitad ,  quafcda 
estubiesen  ya  libres  de  la  cria, 

El  criador  ,  quando  tenga  por  conveniente ,  po- 
drá destetar ,  marcar  y  separar  los  potros  de  las  ye- 
guas ,  con  tai  de  que  al  separarlos  de  esta ,  los  mar- 
que, no  obstante  los  art,  7.  y  xi.  de  la  Orden,  de  89, 
Circular  de  20  de  Noviembre  de , ,  . .  1799, 

CABALLOS,  En  primero  de  Agosto  de  97  acor- 
dó la  suprema  Junta  de  Caballería  por  regla  general, 
que  cada  año  los  diputados  de  criadores  del  ganado 
yeguar  en  sus  respectivos  Pueblos  propongan  á  las  < 
Justicias  la  necesidad  de  caballos  padres ,  donde  la 
hubiese,  antes  del  15  de  Agosto,  y  traten  aquellas  é¿ 
inmediatamente  de  proporcionarlos,  acordando  con  c 
la  Junta  de  Propios ,  bien  sea  el  comprarlos ,  ó  bien 
el  pagar  por  convenio  del  fondo  de  Propios  el  pre- 
cio del  caballage  y  monta  de  caballos  particulares  :  sí 
por  falta  de  Propio»  se  ha  de  recurrir  á  Arbitrios, 
harán  las  Justicias  que  se  trate  esto  en  junta  com^ 
puesta  de  los  individuos  de  Propios  V  los  Diputados 
de  los  criadores ,  el  Síndico  Procurador  general ,  si  le 
hubiere  ,  y  el  Personero  ;  y  propongan  para  media- 
dos de  Septiembre  á  esta  superioridad  lo  que  acorda- 
sen ;  en  inteligencia  de  que  si  los  diputados  no  hacen 
su  propuesta  antes  del  15  de  Agosto ,  y  las  Justicias 
su  remisión  para  el  15  de  Septiembre  de  los  recursos 
que  tuvieren  que  hacer  sobre  estos  putitos ,  con  las 
diligencias  originales  practicadas  en  la  forma  expre- 
sada, y  quedándose  con  copia  testimoniada  de  ellas, 


al  Prontuario  de  Aguirre.      CA     ¡$ 
serán  severamente  castigados ,  sin  contemplación  al- 
guna,       s 

Esta  orden  se  manda  circular  á  todas  las  Provin- 
cias. Al  mismo  tiempo  se  resolvió  que  las  Justicias, 
antes  de  abrirse  las  paradas  ,  las  reconozca  por  medio 
de  Albeitar  de  satisfacción  ,  y  si  tienen  las  calidades 
de  la  Cédula  de  21  de  Febrero  de  1750 ,  y  ordenes 
posteriores  ,  conceda  licencia  por  escrito  para  su  uso 
á  Injusticia  y  dueño  que  contravengan,  se  les  exigirá 
por  primera  vez  á  cada  uno  cincuenta  ducados  de 
multa  ,  y  se  agravará  según  las  circunstancias ,  lo  que 
se  dispuso  en  atención  á  no  observarse  el  párrafo  5? 
de  la  orden  de  6  de  Diciembre  de  1768 ,  y  la  Cir- 
cular de  28  de  Febrero  de  1798  :  en  declaración  del 
art.  2?  de  esta  se  previene  á  las  Justicias ,  baxo  la 
misma  pena  ,  que  el  que  tenga  garañón  de  monta,  ha 
de  tener  al  mismo  tiempo  caballo  padre  ,  y  por  cada 
dos  garañones  un  caballo  padre  de  las  calidades  cor- 
respondientes para  la  monta  de  yeguas ,  sin  perjuicio 
*  de  otro  que  mantienen  con  el  nombre  de  caballo  de 
rezelo. 
^  Zelen  las  Justicias  que  la  tercera  parte  de  yeguas 

f  que  deben  destinarse  al  natural,  sean  útiles  para  la 
cria ,  y  el  que  dedique  una  inútil ,  ó  que  no  cuide 
que  el  caballo  la  dé  el  número  de  saltos  necesarios 
para  asegurar  los  efectos  de  la  monta  ,  y  hasta  que  ya 
no  admita  el  caballo ,  será  cas? igado  con  cincuenta 
ducados  de  mqjta ,  aplicados  por  terceras  partes ,  á 
Fisco ,  Juez  y  Denunciador. 

En  la  Mancha  y  demás  Provincias,  (excepto  An- 
dalucía y  Extremadura)  las  yeguas  señaladas  por  ter- 
cera parte  para  el  caballo ,  han  de  aplicarse  necesaria- 
mente á  éJjpn  el  año  de  hueco ,  y  si  algunas  quedasen 
sin  haber  admitido  el  caballo  por  qualquier  motivo, 
han  de  entenderse  destinadas  precisamente  al  caballo 
en  el  año  inmediato,  sin  perjuicio  de  la  tercera  parte 
que  se  haya  de  señalar  íntegramente  entre  las  demás, 
y  sin  que  entren  á  completar  el  número  de  yeguas 


1    ¡6      CA     Continuación  y  suplemento 
que  hayan  de  sufrir  de  esta  manera  la  monta  natural, 
por  no  haberla  cumplido  en  el  año  anterior. 

Todo  criador  puede  destetar ,  marcar  y  separar 
los  potros  quando  quiera  ,  con  tal  que  los  marque  al 
separarlos  de  las  madres. 

Toda  yegua  que  se  halla  al  natural ,  no  se  pueda 
vender  sin  que  se  manifieste  al  comprador  que  está 
destinada  por  aquel  año  á  la  monta  al  caballo  :  que  el 
vendedor  no  solo  haya  de  sacar  la  guia  de  la  Justicia 
de  su  domicilio  ,  y  presentar  la  tornaguía  ,  aunquese 
trate  de  venta  en  feria  publica,  sino  que  haya  de  acre- 
ditar también  ante  ella  que  han  sido  aplicadas  al  caba- 
llo en  poder  del  comprador  ó  tenedor  de  ellas  ,  aun 
quando  hayan  pasado  á  tercera  ó  quarta  mano  para  el 
tiempo  de  la  monta.  Y  que  si  faltare  alguno  de  estos 
puntos  se  proceda  contra  el  vendedor,  como  si  se  hu- 
biesen dexado  de  aplicar  al  caballo  hallándose  en  su 
poder.  Circular  de  20  de  Noviembre  de -I799* 

CABALLOS.  Dudándose  si  el  método  de  darse 
el  caballo  á  las  yeguas  suelto,  es  mas  ventajoso  que  á 
mano  ,  se  dexa  libertad  á  los  criadores  el  que  elijan 
el  método  que  les  parezca  preferente ,  mandando  4 
solo  la  suprema  Junta  de  Caballería,  que  para  instruc- 
ción se  publique  el  dictamen  de  uno  de  sus  indivi- 
duos ,  dado  largamente  sobre  esta  materia.  Circular 
de  primero  de  Diciembre  de , , . .  1799. 

CABALLOS,  Vekse  Cria  de  caballos. 

CADETES.  Habiendo  reparado  fl  Rey  que  al- 
gunos Gefes  de  Indias  se  han  abrogado  la  facultad  de 
admitir  en  los  Cuerpos  de  Milicias ,  en  ciase  de  Ca- 
detes, sugetos  que  no  tenían  la  edad  señalada  por  Or- 
denanza ;  quiere  S,  M.  que  V.  prevenga  á  los  que 
dependen  de  su  mando ,  que  por  ningún  t£ulo  deben 
continuar  en  esta  práctica  abusiva ,  y  que  no  pueda 
sentarse  plaza  de  Cadete ,  aunque  sea  sin  goces  ni  an- 
tigüedad ,  si  no  hubiese  precedido  su  real  gracia ,  y 
mucho  menos  admitirse  de  Oficial  en  dichos  Cuer- 
pos individuo  alguno  que  no  tuviere  la  edad  de  doce 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  57 
años,  siendo  hijo  de  Capitán  o  de  Subalterno,  nieto  de 
Teniente  Coronel ,  y  la  de  diez  y  seis  si  no  tuviese 
estas  circunstancias ,  arreglándose  desde  las  mismas 
edades  los  servicios  y  antigüedad  de  los  que  se  hallen 
sirviendo  actualmente.  Lo  aviso  á  V.  de  real  orden 
para  su  inteligencia  y  cumplimiento.  Dios  guarde  á 

V.     muchos  años.  Aranjuez  26  de  Marzo  de l799' 

CADETES.  Aunque  por  el  real  Decreto  de  14 
de  Jj^arzo  de  1797,  expedido  para  la  formación  de 
su  Colegio  y  de  una  Academia  Militar  ,  se  mandó 
suspender  la  admisión  de  Cadetes  en  el  Exército, 
hasta  que  se  realizasen  dichos  establecimientos:  ha 
resuelto  nuevamente  el  Rey  ,  que  ínterin  estos  no 
se  verifican  ,  vuelvan  los  Inspectores  Generales  á  re- 
cibir las  instancias  de  los  que  desean  alistarse  en  la 
expresada  clase ,  y  á  expedir  sus  Decretos  á  favor 
dé  aquellos  que  tengan  las  correspondientes  circuns- 
tancias como  anteriormente  lo  executaban  ;  obser- 
vando lo  prevenido  en  la  real  orden  de  1 2  de  Sep- 
tiembre de  1792  en  quanto  al  número  que  debe 
.  haber  en  cada  Cuerpo.  Pero  queriendo  S.  M.  que  en 
la  elección  de  los  que  aspiran  á  ser  Cadetes  se  pro- 
f  ceda  con  la  atención  y  circunspección  que  tanto  in- 
teresan al  bien  de  su  servicio ,  para  que  únicamente 
sean  admitidos  en  él  en  dicha  clase  los  que  prome- 
tan utilidad  conocida,  y  no  miren  los  padres  la 
carrera  militar  como  un  paradero  de  hijos  desapli- 
cados ,  y  de  ineptos  para  otra ,  ó  de  corrección  de 
costumbres;  quando  por  el  contrario  deben  com- 
prehenderla  con  todos  los  principios  favorables  que 
conducen  al  importante  objeto  á  que  son  destina- 
dos en  beneficio  del  Estado  :  es  su  real  voluntad, 
cjue  los  Guies  de  los  Cuerpos,  antes  de  dar  curso 
á  las  instancias  de  los  pretendientes ,  examinen  por 
sí  (ó  hallándose  á  mucha  distancia  por  medio  de  per- 
sonas de  su  confianza)  la  disposición  personal  y  ro- 
bustez de  los  interesados ;  averigüen  su  calidad  ,  ta- 
lento ,  educación  é  instrucción  que  hubiesen  adqui- 
Tomo  IV.  H 


58  CA  Continuación  y  suplemento 
rido ;  y  que  de  todo  lo  que  resultare  hagan  en  sus 
informes  una  explicación  clara  y  circfcastanciada 
baxo  la  debida  responsabilidad  ,  sin  que  por  esto 
dexen  los  Inspectores  de  tomar  también  las  noti- 
cias que  crean  necesarias ;  y  en  vista  de  todo  con- 
cederán ó  negarán  la  gracia  según  convenga  al  ser- 
vicio. Lo  que  comunico  á  V.  de  orden  de  S.  M. 
para  su  gobierno  y  cumplimiento  en  la  parte  que 
le  toca.  Dios  guarde  á  V.     muchos  años.  Madrid  15 

de  Julio  de l799* 

CALCETAS.  Véase  Gorros. 
CANONGÍAS.  Véase  Dignidades. 
CANÓNIGOS  Reglares  de  San  Antonio  Abad. 
Extingue  5.  S.  la  Orden  de  Canónigos  Reglares  de 
San  Antonio  Abad  en  los  Reynos  de  España  ,  y  su- 
prime las  treinta  y  ocho  Casas  que  esta  poseía  en 
los  de  Castilla ,  León  ,  Aragón  ,  Navarra  y  Nueva- 
España  ,  aboliendo  los  oficios  de  Comendadores  ma- 
yores ,  de  Diíinidores ,  y  de  todos  los  Comendado-, 
res  de  la  misma  Orden  por  Breve  dado  en  24  de 

Agosto  de  1787  publicado  en  22  de  Abril  de 1788. 

CAPELLANES  de  Exército.  Para  obtener  su 
retiro  han  de  haber  servido  quince  años  cumplidos 
de  servicio  á  satisfacción  del  Vicario  General  en  sus 
respectivos  Cuerpos ,  á  menos  que  antes  se  hubie- 
ren inutilizado  ent  alguna  función  de  su  ministe-r 
rio  ,  en  cuyo  caso  se  hará  presente  á  S.  M.  aunque 
no  tengan  los  quince  años  de  servicio  prefixados. 

Siempre  que  se  conceda  retiro  á  algún  Capellán 
se  pasará  oficio  á  Gracia  y  Justicia,  para  que  se  le 
atienda  con  renta  eclesiástica  proporcionada  á  sus 
circunstancias ,  y  si  se  le  da  mayor  que  su  retiro, 
cesará  este.  *L 

Las  pretensiones  las  deben  dirigir  por  el  Vica- 
rio General ,  sin  cuyo  apoyo  no  serán  atendidas. 

Real  orden  de  10  de  Marzo  de J7^4^ 

CAPELLANÍAS.  Con  orden  de  25  de  Abril 
de  1795  se  sirvió  S.  M.  remitirla  consulta   de  la 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  59 
Cámara  ,  un  memorial  con  varios  documentos  de 
Don  Andfés  Herrero  de  la  Peña,  vecino  y  del  Co- 
mercio de  la  Ciudad  de  Cádiz ,  en  que  solicito  que 
á  fin  de  que  la  fundación  que  Don  Manuel  de  la 
Peña  (de  quien  habia  quedado  testamentario)  dexó 
dispuesta  de  una  Capellanía  en  la  Hermita  de  Santa 
Ana ,  extramuros  de  la  Villa  de  Aldeanueva  de  Ca- 
meros ,  Diócesis  de  Calahorra  ,  tuviese,  la  correspon- 
diste firmeza  ,  se  sirviese  S.  M.  dispensar  su  real 
aprobación  en  los  mismos  términos  que  la  habia 
concedido  el  Ordinario  diocesano. 

Instruido  este  expediente  con  varios  documen- 
tos é  informes ,  hizo  presente  á  S.  M.  la  Cámara  en 
consulta  de  20  de  Febrero  de  1796  quanto  resulto 
de  él ,  lo  expuesto  por  el  Señor  Fiscal ,  y  el  dicta- 
men que  formó  en  razón  de  todo  ;  y  S.  M.  enterado 
de  la  referida  consulta ,  fué  servido  tomar  la  reso- 
lución siguiente: 

''Concedo  permiso  para  la  fundación  de  esta  Ca- 
pellanía ,  guardándose  lo  que  dispuse  en  mi  real 
» Cédula  de  28  de  Abril  de  1789  acerca  del  quince 
*»por  ciento  que  se  debe  exigir  de  los  bienes  que 
«pasen  á  manos  muertas.  Y  á  fin  de  evitar  dudas  en 
»la  inteligencia  de  la  cláusula  del  Decreto  de  28  de 
35 Abril  de  1789,  que  dice:  wNi  prohibir  perpetua- 
emente  la  enagenacíon  de  bienes  raíces,  ó  estables 
»por  medios  directos  o  indirectos;  declaro  se  de- 
5>ben  entender  somprehendidas  en  ellas  las  Ca  pella - 
3>nías  y  qualesquiera  otras  fundaciones  perpetuas,  sin 
s)  que  se  puedan  hacer  no  precediendo  licencia  mia 
3>á  consulta  de  la  Cámara,  ni  con  otros  bienes  que 
3> los  que  se  expresan  en  dicho  Decreto  por  lo  res- 
33pectivo  ¿§los  Mayorazgos"  :  la  Cámara  para  ha- 
«cerme  sus  consultas  tomará  informes,  especialmente 
33  de  los  Diocesanos ,  de  la  necesidad  conocida ,  ó  uti- 
33Üdad  pública  de  la  fundación,  renta  con  que  se  haya 
33 de  hacer,  de  manera  que  sea  suficiente  congrua  para 
«mantener  con  decencia  ai  Clérigo  que  la  haya  de 


6o      CA     Continuación  y  suplemento 
a?  poseer;  y  del  servicio  que  este  haya  de  prestará  la 
>5 Iglesia  ó  Capilla  donde  se  funde.  "        ( 

Publicada  la  real  resolución  inserta  en  la  Cá- 
mara de  9  de  Octubre  de  1797  acordó  desde  luego . 
su  cumplimiento,  y  que  pasase  con  los  anteceden- 
tes al  Señor  Fiscal ;  y  con  atención  á  lo  que  expuso, 
y  á  lo  que  resultó  del  expediente ,  acordó  la  Cá- 
mara en  la  de  7  de  este  mes  que  se  comunicase  la 
real  resolución  inserta  á  los  M.  RR.  Arzobispos, 
RR.  Obispos  y  demás  Ordinarios,  para  que  la  ten- 
gan entendida ,  y  la  cumplan  respectivamente  en  la 
parte  que  á  cada  uno  toque. 

A  cuyo  fin ,  y  para  que  V.  se  halle  enterado 
de  ello ,  y  lo  comunique  á  quien  convenga ,  se  lo 
participo  de  acuerdo  de  la  Cámara  ,  y  del  recibo  de 
esta  me  dará  V.     aviso. 

Dios  guarde  á  V.  muchos  años  como  deseo. 
Madrid  20  de  Septiembre  de  ....  .' 1799t 

CARABINEROS.  Para  inteligencia  del  art.  i?( 
de  la  Ordenanza  particular  de  la  real  Brigada  de 
Carabineros  en  que  se  trata  de  la  formación  del 
Consejo  de  Guerra  de  Oficiales ,  según  el  qual  debe 
juntarse  en  la  casa  del  Oficial  que  mande  el  Cuerpo;  < 
S.  M.  ha  declarado  ,  que  por  Oficial  que  mande  el 
Cuerpo  no  se  debe  entender  allí  el  Comandante  en 
Gefe  de  la  real  Brigada  ,  sino  el  que  después  de  di- 
cho Comandante  mande  el  Cuerpo  ó  parte  de  él, 
y  residiere  en  donde  haya  de  celebrarse  el  Consejo 
ordinario  de  Oficiales ,  ó  á  dos  leguas  de  distancia. 
Real  orden  de  24  de  Emro  de J799* 

CARNAVAL.  Durante  él  ninguno  tire  en  los 
sitios  públicos  huevos  con  agua ,  harina  ,  lodo ,  ni 
otra  cosa  que  pueda  manchar,  ni  se  efrien  mazas, 
ni  se  dé  con  pellejos,  vexigas,  ni  otras  cosas ,  pena 
de  veinte  ducados  y  quince  dias  de  prisión  ;  y  si  los 
contraventores  fuesen  criados  ó  criadas  de  servicio, 
la  pena  impuesta  se  entenderá  con  sus  amos, -y- las 
multas  desde  luego  se  aplican  la  mitad  á  los  presos 


al  Prontuario  de  Aguirre.      CA     61 
de  la  cárcel  de  Corte ,  y  la  otra  mitad  á  los  Minis- 
tros que  fractican  la  diligencia.  Bando  de    18  de 
Febrero  de 1792* 

CARNE.  Los  Ordinarios  locales  puedan  dispen- 
sar á  los  fieles  de  España  é  Islas  de  Canaria  la  gra- 
cia para  comer  carne  en  las  Quaresmas  de  los  tres 
años  inmediatos  siguientes  al  de  su  execucion  en  to- 
dos los  dias,  á  excepción  de  los  quatro  primeros, 
y  ¿el  Miércoles,  Viernes  y  Sábado  de  cada  semana, 
y  de  toda  la  semana  Santa  ,  guardando  sin  embargo 
la  forma  del  ayuno ,  por  Breve  de  23  de  Diciem- 
bre de 1778» 

CARNE.  Sé  permitió  á  los  fieles  Christianos  del 
Rey  no  de  la  Corona  de  Aragón  y  de  Navarra  el 
que  puedan  comer  carne  de  todo  el  cuerpo  de  los 
animales  en  los  Sábados  que  no  sean  de  Quaresma, 
ó  ayuno  entre  año ,  con  obligación  de  hacer  los  que 
usen  de  este  indulto  algunas  obras  de  piedad  chris- 
tiana ,  por  Breve  de  Pió  VI.  de  9  de  Febrero  de  . . .  1779. 

CARNE.  A  nuestros  venerables  hermanos  los 
Arzobispos  y  Obispos ,  y  á  nuestros  amados  hijos  los 
Abades  ú  Ordinarios  locales  de  los  Reynos  de  Es- 
paña ,  y  de  las  Islas  de  Canaria. 

PÍO  VI.  PAPA.  Venerables  hermanos  y  amados 
hijos  ,  salud,  y  la  bendición  apostólica.  Quando  con 
ánimo  benigno  ocurrimos  compasivos  á  las  necesi- 
dades de  los  próximos,  no  podemos  dudar  que  he- 
mos de  hallar  ¿  Dios  propicio  á  nuestros  ruegos: 
y  en  atención  á  que  por  parte  d£  nuestro  muy  amado 
en  Christo  hijo  Carlos ,  Rey  Católico  de  España, 
se  nos  ha  expuesto,  que  por  estar  interrumpido  ge- 
neralmente el  Comercio  marítimo ,  así  en  los  Rey- 
nos  de  España ,  como  en  las  Islas  de  Canaria ,  que 
están  sujetas  á  su  dominio  ;  y  por  hallarse  infestados 
los  mares ,  y  ^haber  escasez  de  gentes  que  pesquen, 
faltan  los  pescados  salados  que  son  el  principal  y 
común  alimento  de  los  pobres ,  y  los  regulares  que 
4iay  en  los  sobredichos  Reynos ,  é  Islas  en  los  dias 


6  ¿     C  A       Continuación  y  suplemento 
quadfágesimates  y  Vigilias,  y  que  por  tanto  el  ex- 
presado Rey  Carlos  desea  en  gran  manera,  que  para 
la  seguridad  de  las  conciencias  de  las  personas  de  to- 
dos sus  subditos  habitantes  en  los  sobredichos  Rey- 
nos  é  Islas  ,  se  provea  por  Nos  lo  conducente  acerca 
de  esto  ,  y  se  conceda  lo  que  aquí  adelante  se  dirá: 
Nos  ,  queriendo    condescender    favorablemente  en 
quanto  podemos  en  el  Señor  á  los  piadosos  deseos 
del  enunciado  Rey  Carlos  en  esto,  defiriendo  %> las 
súplicas  que  se  nos  han  presentado  humildemente  en 
su  nombre  sobre  ello ;  por  las  presentes  damos  co- 
misión ,  y  concedemos  facultad  á  vosotros  nuestros 
hermanos  los  Arzobispos  y  Obispos  ,  y  á  vosotros 
los  discretos  varones  nuestros  amados  hijos  los  Aba- 
des á  Ordinarios   locales  que  residís  en  los  enun- 
ciados Rey  nos  de  España,  y  en  las  Islas  de  Canaria, 
para  que  por  nuestra  autoridad  apostólica  ,  por  el 
tenor  de  las  presentes  á  vuestro  arbitrio  deis ,  y  qual- 
quiera  de  vosotros  á  su  arbitrio  de  y  conceda  licen-  ( 
cia  á  todos ,  y  á  cada  uno  de  los  fieles  christianos 
de  ambos  sexos ,  así  seculares  ,  como  eclesiásticos  y 
regulares  de  qualquiera  Orden  ,  Instituto  o'  Congre- 
gación habitantes  en  los  dichos  Reynos  é  Islas ,  para 
que  solo  por  los  tres  años  inmediatos  siguientes,  los 
quales  se  han  de  contar  desde  el  día  de  la  execucion 
de  estas  letras  manuscritas,  puedan  libre  y  lícitamente, 
sin  ningún  escrúpulo  de  conciencia ,  comer  huevos, 
queso,  manteca  de  bacas,  ovejas  á  otra  semejante  ,  y 
los  demás  lacticinios ,  y  también  carnes  saludables  en 
la  Quaresma,(á  excepción  de  los  quatro  primeros 
dias ,  del  Miércoles ,  Viernes  y  Sábado  de  cada  se- 
mana ,  y  de  toda  la  semana  santa  de  la  misma  Qua- 
resma)  habiéndoles  de  imponer  precisamente  la  obli- 
gación á  qualesquíera  de  los  dichos  fieles  christia- 
nos ,  que  quieran  usar  de  este  Indultólo  licencia  ,  es 
á  saber ,  de  que  guarden  la  forma  del  ayuno ,  ha- 
ciendo una  sola  comida  al  dia ,  á  no  ser  que  padez- 
can indisposición  en  su  salud ;  y  ordenéis  y  mande» 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  63 
que  se  haya  de  guardar  la  dicha  forma  del  ayuno. 
Y  por  la  mima  autoridad  ,  y  por  el  tenor  de  las  pre- 
sentes ,  mandéis  que  por  los  respectivos  Confesores 
y  á  su  arbitrio  ,  se  les  imponga  á  los  ricos  la  obliga- 
ción de  dar  alguna  limosna  para  los  pobres ,  la  qual 
se  depositará  en  manos  del  Comisario  General  de 
Cruzada  ,  y  se  aplicará  con  la  aprobación  del  enun- 
ciado Rey  Carlos ;  y  que  igualmente  al  arbitrio  de 
los  (yspectivos  Confesores  ,  se  les  imponga  á  los  po- 
bres la  obligación  de  rezar  algunas  oraciones.  Pero 
no  es  nuestro  ánimo  que  en  el  indulto ,  que  habéis 
de  conceder  á  vuestro  arbitrio  en  virtud  de  las  pre- 
sentes ,  sean  comprehendidos  los  regulares  que  por 
voto  están  obligados  al  uso  perpetuo  de  los  manjares 
quadragesimales.Sin  que  obsten  qualesquiera  prohibi- 
ciones ,  ni  las  Constituciones  y  disposiciones  dadas 
en  los  Concilios  generales  d  provinciales  por  punto 
general ,  ó  en  casos  particulares ,  ni  otras  quales- 
^quiera  cosas  que  sean  en  contrario.  Y  es  nuestra  vo- 
luntad ,  que  a  las  copias  o  trasuntos  de  estas  letras, 
aunque  sean  impresos ,  firmados  de  mano  de  algún 
Notario  ptíblico ,  y  sellados  con  el  Sello  de  qual- 
quiera  persona  constituida  en  dignidad  eclesiástica, 
se  les  dé  igual  fe  en  juicio  y  fuera  de  él ,  que  se  les 
daria  á  las  mismas  presentes  si  fueran  exhibidas  o 
manifestadas.  % 

Dado  en  Roma  en  San  Pedro  ,  sellado  con  el  Se- 
llo del  Pescador*,  el  dia  23  de  Diciembre  de  ....  .  1778. 

Certifico  yo  Don  Felipe  de  Samaniego ,  Caba- 
llero de  la  Orden  ,  &c.  que  la  traducion  en  caste- 
llano que  le  acompaña  está  bien  hecha ,  &c.  Sellado 
en  Madrid  á  19  de  Enero  de J779* 

CARNE.  A  nuestros  venerables  hermanos  Ar- 
zobispos y  Obispos ,  y  á  los  amados  hijos  los  Abades, 
ú  otros  Ordinarios  de  las  Ciudades  y  Lugares  situa- 
dos en  ks  Reynos  de  España  é  Islas  de  Canaria. 

PIÓ  VI.  PAPA.  Venerables  hermanos  y  ama- 
dos hijos,  salud  ,  y  la  bendición  apostólica.  Por  parte 


64  CÁ  Continuación  y  suplemento 
de  nuestro  muy  amado  en.  Christo  hijo  Carlos,  Rey 
Católico  de  España ,  nos  ha  sido  expuesto*  poco  hace, 
que  con  motivo  de  la  guerra  que  ai  presente  se  está 
haciendo ,  así  en  los  Rey  nos  de  España  ,  como  en 
las  Islas  de  Canaria  sujetas  á  su  dominio,  la  pesca 
salada,  de  que  suelen  comer  principalmente  los  po- 
bres y  .  los  regulares  residentes  en  los  enunciados 
Rey  nos  é  Islas  en  tiempo  de  Quaresma  ,  y  de  otros 
dias  de  abstinencia  del  año ,  por  razón  de  halarse 
infestados  los  mares ,  y  de  la  penííria  de  las  gentes 
de  mar  y  pescadores,  y  de  otras  graves  dificultades, 
o  falta  absolutamente,  ó  se  compra  á  un  precio  exor- 
bitante ;  y  por  tanto ,  el  sobredicho  Rey  Católico 
Carlos ,  á  fin  de  proveer  lo  conveniente  para  la  se- 
guridad de  conciencia  de  qualesquiera  personas  su- 
jetas al  mismo ,  y  residentes  en  los  expresados  Rey- 
nos  é  Islas ,  desea  en  gran  manera  que  por  Nos  sea 
proveído  lo  conducente ,  en  razón  de  lo  que  va  di- 
cho ,  y  concedido  el  indulto  que  aquí  adelante  se  ( 
expresará.  Nos ,  pues ,  queriendo  condescender  favo- 
rablemente en  esta  parte ,  en  quanto  podemos  en  el 
Señor ,  con  los  piadosos  deseos  del  mencionado  Rey 
Carlos  ,  y  accediendo  á  las  suplicas  que  nos  han  sido 
presentadas  humildemente  en  su  nombre  sobre  esto, 
por  este  escrito  apostólico  os  damos  comisión,  y  os 
mandamos  á  vosotros  hermanos  nuestros  ó  discretos 
varones ,  que  por  nuestra  autoridad  apostólica ,  y  con- 
forme al  tenor  de  las  presentes  ,  coa:edais  á  vuestro 
arbitrio  ,  y  qualesquiera  de  vosotros  dé  y  conceda  ai 
suyo  á  todos,  y  á  cada  uno  de  los  fieles  Christianos 
de  uno  y  otro  sexo ,  así  seglares  ,  como  eclesiásticos 
y  regulares  de  qualesquiera  Orden,  Congregación  c 
Instituto  ,  existentes  en  los  mismos  Reinos  é  Islas, 
licencia  para  que  puedan  libre  y  lícitamente,  y  sin 
ningún  escrúpulo  de  conciencia,  durapte  solo  la  pre- 
sente guerra  ,  así  en  la  Quaresma ,  como  en  los  de- 
mas  dias  de  abstinencia  del  año  ,  exceptuados  á  lo 
menos  el  Miércoles  de  Ceniza ,  y  los  Viernes  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  65 
cada  semana  de  Quaresma  ,  y  el  Miércoles ,  Jueves, 
Viernes  y  jabado  de  la  semana  Santa,  o  mayor ,  y 
las  Vigilias  de  la  Natividad  de  nuestro  Señor  Jesu- 
Christo  ,  de  Pentecostés ,  de  la  Asunción  de  la  Bea- 
tísima Virgen  Maria,  y  de  los  Bienaventurados  Apor- 
tóles San  Pedro  y  San  Pablo,  usar  y  comer  huevos, 
queso ,  manteca  y  otros  lacticinios ,  y  también  car-  - 
nes  saludables ;  bien  que  con  la  precisa  calidad  de 
que  los  fieles  Christianos  que  quieran  usar  del  enun- 
ciado indulto  d  licencia ,  no  solo  observe  la  ley  d 
forma  del  ayuno ,  es  decir  ,  una  sola  comida  al  día, 
no  interviniendo  algún  motivo  de  falta  de  salud, 
sino  que  también  deban  practicar  absolutamente  las 
obras  de  piedad  que  les  fueren  prescritas  por  cada 
uno  de  vosotros ,  ai  arbitrio  y  según  el  dictamen 
de  la  conciencia  vuestra  ,  y  de  sus  respectivos  Con- 
fesores. Mas,  por  las  presentes  no  es  nuestra  inten- 
ción que  en  el  indulto  que  se  concediere  por  voso- 
tros á  vuestro  arbitrio ,  sean  comprehendidos  aque- 
llos regulares  que  por  voto  están  obligados  al  uso 
perpetuo  de  manjares  quadragesimales ,  sin  que  obs- 
>  ten  qualesquiera  prohibiciones ,  constituciones  y  dis-  , 
posiciones  apostólicas ,  ni  las  dadas  por  punto  gene- 
ral, o  en  casos-  particulares  en  los  Concilios  univer- 
sales, provinciales  y  sinodales ,  ni  otras  qualesquiera 
cosas  que  sean  en  contrario.  Y  es  mi  voluntad,  que 
í  los  trasuntos  ,  d  sea  exemplare?de  estas  dichas  le- 
tras aunque  sean^impresos,  firmados  por  qualquier 
Notario  publico,  y  sellados  con  el  Sello  de  alguna 
persona  constituida  en  la  dignidad  eclesiástica  ,  se  les 
dé  absolutamente  en  juicio  y  fuera  de  él  la  misma  fe 
y  crédito  que  se  daría  á  estas  mismas  presentes.  Dada 
en  el  Monag:erio  de  Monges  de  la  Orden  de  Car- 
tujos ,  extramuros  de  la  Ciudad  de  Florencia,  sellado 
con  el  Sello  del  Pescador  el  dia  14  de  Enero  de  .  . .  1799. 
año  vigésimo  quarto  de  nuestro  Pontificado  =  Por 
el  Cardenal  Braschi  Honesti.=Bernardino  MarescotL 
Lugar  4*  del  Sello  del  Pescador. 
Temo  IV.  I 


66     CA     Continuación  y  suplemento 

CARTAS.  El  Señor  Don  Mariano  Luis  de  Ur- 
quijo  en  papel  de  19  del  actual  me  dicetó  siguiente: 
"El  abuso  que  se  habia  introducido  de  algún  tiempo 
acá  en  la  expedición  de  Cartas  por  los  empleados  en 
algunos  Cuerpos  que  gozaban  del  privilegio  de  usar 
del  sello  negro  en  los  sobres  d  carpetas,  ha  producido, 
como  es  evidente ,  un  notable  perjuicio  á  la  renta 
de  Correos ,  sin  contar  otros  inconvenientes  que  pro- 
ceden de  semejantes  arbitrariedades.  El  Rey ,  z^Joso 
del  buen  orden  en  todo  ramo  de  Administración ,  y 
deseando  cortar  de  raiz  todo  motivo  de  fraude  á  sus 
rentas ,  ha  resuelto  que  en  lo  sucesivo  nadie  pueda 
gozar  de  dicho  privilegio  del  sello  negro  ,  sino  los 
Señores  Secretarios  de  Estado  y  del  Despacho  en  los 
pliegos  de.oficio,  y  que  todos  los  demás  desde  pri- 
mero de  Junio  próximo  suspendan  hacerlo ;  advir- 
ticndóse ,  que  exceptuando  los  referidos  Señores  Se- 
cretarios y  Gobernadores  de  los  Consejos  en  las  car- 
tas que  vengan  de  los  Reynos  á  que  pertenezcan  su^ 
respectivos  empleos ,  deberán  pagar  los  portes  de  los 
pliegos  cada  uno  del  fondo  de  su  Administración  ,  d 
de  la  Real  Hacienda  ,  como  la  Dirección  de  rentas 
y  Tesorería  mayor.  Y  como  por  efecto  de  esta  pro- 
videncia se  haría  pesado  y  molesto  á  aquellas  Ofi- 
cinas el  pago  de  las  cartas  en  todos  los  Correos ,  y 
tal  vez  su  precio  nbiria  mas  del  dinero  que  llevase 
el  recaudador  de  ellas ,  ha  determinado  el  Rey  para 
mayor  facilidad  de  dicha  operacicta ,  que  la  Admi- 
nistración general  de  Madrid  entregue  sus  pliegos, 
llevándose  un  libro  de  cuentas  en  que  se  noten  los 
portes  de  las  cartas  por  tercios  de  año ,  al  cabo  de 
los  quales  se  les  pedirá  su  importe  ,  el  que  podrán 
cotejar  los  Gefes  de  las  Oficinas  á  qud^pertenezcan 
por  el  valor  que  esté  señalado  en  el  sobre  de  cada 
pliego  d  carta,  por  cuyo  medio  se  evitará  toda  equi- 
vocación de  cuenta.  Esto  se  debe  entender  solamente 
para  Madrid ,  pues  en  los  demás  pueblos  del  Rey  no, 
siendo  corta  la  correspondencia ,  se  pagarán  las  car- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  67 
tas  al  mismo  tiempo  que  se  sacan  de  la  Administra- 
ción d  Estafeta.  Igualmente  quiere  S.  M.  que  el  re- 
ferido prr&legio  de  pagar  de  tres  en  tres  meses  y 
llevar  cuenta  ,  se  entienda  con  las  Direcciones  de 
rentas ,  Tesorería  mayor,  Oficina  de  Expolios  y  de- 
más, cuya  correspondencia  es.  numerosa;  pero  no 
con  los  particulares,  ni  con  las  de  aquella  clase  que 
reciben  pocas  cartas,  porque  entonces  se  aumenta- 
ría el  trabajo  á  la  Administración  de  Correos  de  Ma- 
drié,  que  debe  atender  al  mejor  servicio  del  publi- 
co. Y  finalmente  ,  es  voluntad  de  S-  M.  que  los  Ge- 
fes  de  los  mencionados  Cuerpos  comisionen  sugetos 
de  su  entera  confianza  y  satisfacción  que  abran  los 
pliegos ,  para  que  no  se  abuse  trayendo  dentro  de 
ellos  la  correspondencia  de  particulares  o  empleados 
en  asuntos  que  no  sean  de  oficio."  Lo  traslado  á  V. 
de  real  orden  para  su  inteligencia  y  cumplimiento 
en  la  parte  que  le  toca.  Dios  guarde  á  V.     muchos 

años.  Aranjuez  22  de  Mayo  de 1799 

CARTAS  de  sucesión.  Véase  Lanzas. 
CARTUJOS.  Se  los  separo  enteramente  del  man- 
do, gobierno  y  superioridad  del  Procurador  general 
de  la  misma  Orden  ,  y  del  Capítulo  del  Monasterio 
de  Grenoble ,  concediéndoles  facultad  para  que  la 
Congregación  Española  eligiese  su  Vicario  general 
español  por  Letras  dadas  y  mandadas  cumplir  en  7 

de  Septiembre  de # l7%5- 

.  CASAMIENTOS.  AL  Señor  Cardenal  Patriarca, 
Vicario  generaWe  los  Exércitos  ,  digo  en  este  día  lo 
siguiente.  frEl  Rey.se  ha  enterado  de  lo  que  expuso 
V.  E.  con  fecha  de  2  del  corriente  ,  acerca  de  los 
graves  inconvenientes  que  resultan  de  no  tomarse  re- 
solución para  cortar  las  dudas  ocurridas  en  punto  á 
los  casamientos  de  Sargentos ,  Cabos ,  Soldados  y  de- 
mas  individuos  del  Exército ;  y  S.  M.  se  ha  servido 
mandar  ,  con  presencia  de  lo  que  le  ha  informado  la 
junta  encargada  de  examinar  las  circunstancias  y  ra- 
zones ,  de  que  se  ha  originado  la  variedad  de  inteli- 

I  % 


68  CA  Continuación  y  suplemento 
gencias  que  ha  habido  en  las  reales  ordenes  que  tra- 
tan sobre  la  materia ,  que  los  Tribunales  eclesiásti- 
cos castrenses  se  arreglen  á  lo  prevenido  por  la  real 
resolución  de  22  de  Febrero  de  1792  ,  observándola 
literalmente  hasta  que  se  publique  la  real  Pragmá- 
tica sobre  matrimonios  ,  que  se  halla  pendiente  en  el 
Consejo  real ,  sin  mas  aditamento  que  el  de  que  la 
licencia  ,  que  según  ella  ,  y  con  relación  á  la  de  12 
de  Octubre  de  87  ,  á  que  se  remite  ,  es  necesaria  para 
que  se  admitan  las  demandas  de  esponsales ,  sea  rolo 
de  S.  M.  en  los  Militares  que  están  obligados  á  pe- 
dirla para  casarse  ,  y  que  baste  la  de  los  Gefes  y  de- 
mas  superiores  en  los  que  con  solo  esta  puedan  efec- 
tuar sus  matrimonios."  Lo  traslado  á  V.  de  real  or- 
den para  su  inteligencia  y  cumplimiento  en  la  parte 
que  le  toca.  Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  Aran- 
juez  27  de  Junio  de J799' 

CASAMIENTOS.  Véase  Militares  Suizos. 

CAUDALES.  El  Señor  Don  Miguel  Cayetano 
Soler  me  dice  ,  con  fecha  de  26  de  Septiembre  últi-  < 
mo  ,  I9  que  sigue: 

cr  A  la  Junta  de  unión  de  rentas  comunico  lo  si-      < 
guíente.  Con  presencia  de  lo  que  V.  SS.  han  acor- 
dado con  el  Tesorero  general ,  y  queriendo  el  Rey 
que  se  lleve  á  efecto  la  idea  indicada  en  las  ordenes 
de  12  y  21  del  mes  último  ,  para  que  los  caudales  se 
distribuyan  por  una  rola  mano ,  que  ha  de  ser  la  del 
mismo  Tesorero  ,  el  qual  debe  regular  los  gastos  pre- 
ferentes á  los  que  admiten  espera :  se  lia  servido  S.  M. 
resolver ,  que  continuando  los  Subdelegados  execu- 
tando  los  arqueos  mensuales ,  formen  un  estado  de 
todas  las  existencias ,  con  separación  de  rsfmos  ,  y  lo 
remitan  á  la  Intendencia  respectiva ,  en  donde  se  for- 
me ,  con  la  misma  separación  ,  uno  genera/  de  todos 
los  caudales  de  su  distrito ,  conforme  al  plan  adjunto, 
el  qual  se  remitirá  directamente  con  lacímayor  pun- 
tualidad que  sea  dable  al  Tesorero  general ,  para  que 
le  conste  los  que  existen  en  cada  parte ,  y  pueda  dis- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  69 
poner  de  ellos  allí  mismo  :  y  si  le  conviniere  su  reu- 
nión en  ]f  Capital,  lo  dispondrá  así,  acordándolo 
con  los  mismos  Intendentes ,  sin  perjuicio  de  los  es- 
tados que  los  Administradores  deban  enviar  a  la  Di- 
rección ,  excepto  los  de  la  Provincia  de  Madrid ,  que 
residen  en  la  Corte,  que  han  de  dirigirlos  al  Teso- 
rero general ,  mediante  á  que  en  quanto  á  ellos  nada 
se  ha  prevenido  al  Intendente  Subdelegado. 

Para  que  las  libranzas  se  cumplan  con  la  puntua- 
lidad que  exige  el  servicio ,  se  entenderá  el  mismo 
Tesorero  en  las  Provincias  de  Guadalaxara ,  Cuenca, 
Avila  y  Ciudad-Real  con  los  Tesoreros  de  ellas ,  que 
tienen  reunidos  todos  los  caudales  de  rentas,  sirvién- 
doles de  data  en  sus  cuentas  los  mismos  libramientos 
de  la  Tesorería  general ,  á  Cuyo  fin  inmediatamente 
qué  los  satisfagan  los  remitirán  á  la  Dirección  gene- 
ral ,  para  que  notándose  en  las  respectivas  Contadu- 
rías principales ,  se  vuelvan  desde  estas  á  la  propia 
Tesorería  mayor  con  las  acostumbradas  carpetas  que 
>  expresen  circunstanciadamente  las  cartas  de  pago  que 
en  su  virtud  hayan  de  formalizarse,  y  para  inteligencia 
y  gobierno  de  los  Intendentes ,  se  les  dará  puntual 
aviso  de  dichos  libramientos  al  tiempo  de  expedir- 
los. En  las  demás  Provincias  en  que  no  se  halla  aun 
establecida  la  real  instrucción  de  20  de  Enero 
de  1788  ,  y  mientras  se  establece ,  dirigirá  el  Teso- 
rero general  sus  libranzas  contnPlos  Tesoreros  tí  Ad- 
ministradores ,  d^ndo  competente  aviso  á  los  Inten- 
dentes ,  y  en  uno  y  otro  caso  pasará  aviso  á  la  Direc- 
ción de  rentas  diaria  ó  semanalmente ,  según  le  pa- 
reciere conveniente  ,  para  que  la  conste  de  los  cau- 
dales librados ,  y  aun  tengan  comprobación  con  es- 
tos avisos  lrc  citados  libramientos ,  que  siempre  han 
de  dirigir  áia  Dirección  sin  retraso  alguno  los  Ad- 
ministradores o  Tesoreros  ,  para  que  con  el  curso  ex- 
plicado produzcan  á  la  mayor  brevedad  posible  las 
insinuadas  cartas  de  pago. 

Mediante  á  que  las  quartas  llaves ,  aunque  muy 


jo  CA  Continuación  y  suplemento 
conducentes  á  evitar  el  abuso  de  caudales  ,  servirían 
de  embarazo  para  dar  cumplimiento  á  las  libranzas, 
por  no  poder  estar  siempre  prontos  los  qu£  las  tienen 
para  la  extracción  de  caudales,  se  suspenderá  esta 
formalidad  mientras  no  se  pone  en  planta  en  todas 
las  Provincias  la  instrucción  de  1788 ,  y  la  orden 
de  23  de  Abril  de  este  año  sobre  reunión  de  Admi- 
nistradores y  Tesoreros  ,  excepto  en  las  Capitales  de 
las  quatró  Provincias  en  donde  están  ya  en  obser- 
vancia ;  pero  encargando  muy  particularmente  ¡felos 
Intendentes  que  hagan  los  arqueos  prevenidos  por 
reales  Instrucciones,  y  zelen  su  execucien en  su  res- 
pectiva Provincia. 

A  fin  de  que  el  Tesorero  general  tenga  un  pun- 
tual conocimiento  de  las  consignaciones  y  gastos  in- 
excitables de  cada  renta  ,  le  pasarán  V.  SS.  relación 
individual  de  todas ,  para  que  providencie  su  conti- 
nuación ,  o  la  varíe  según  le  parezca  mas  conveniente 
al  real  servicio,  entendiéndose  en  el  particular  direc- 
tamente con  V.  SS.  y  los  Intendentes :  en  inteligen-  < 
cia  de  que  todos  los  pagos ,  de  qualquiera  clase  que 
sean  ,  se  han  de  executar  con  previo  conocimiento 
del  Tesorero  general ,  pues  esta  es  la  declarada  vo- 
luntad de  S.  M. ,  y  lo  que  exige  su  mejor  servicio. 

Ademas  del  expresado  estado  mensual  de  existen- 
cias que  quiere  el  Rey  se  forme  con  la  mayor  exac- 
titud ,  como  va  prevenido ,  remitiéndole  puntual- 
mente al  Tesorero  mayor ,  le  pasarán  V.  SS.  también 
para  su  mas  individual  conocimiento  los  estados  se- 
manales que  deben  continuar ,  remitiéndoles  los  Ad- 
ministradores ,  o  un  resámen  de  ellos  ,  luego  que  los 
reciban  ,  como  prometen  en  su  citado  informe-  Con 
esta  fecha  lo  comunico  al  Tesorero  general ,  y  parti- 
cipo á  V.  SS.  de  real  orden  para  que  concurran  á  su 
Cumplimiento ,  haciendo  las  prevenciones  conve- 
nientes al  mismo  fin  á  los  Administradores  de  rentas, 
como  yo  lo  executo  con  los  Intendentes ,  remitién- 
doles un  exemplar  del  modelo ,  para  formar  el  estad» 


V^- 


gl  Prontuario  de  Aguirre.     CA    71 
que  han  de  enviar  mensualmente ,  del  que  paso  á 
Y.  SS.  coya. 

Y  lo  participo  á  V.  de  real  orden  para  su  inte- 
ligencia y  cumplimiento." 

En  conseqüencia  espero  que  V.  S.  dispondrá ,  y 
me  remitirá  con  la  puntualidad  prevenida  los  estados 
mensuales  que  expresa  esta  real  orden  ,  para  que  en 
su  vista  pueda  yo  dar  á  los  caudales  la  aplicación 
mas  oportuna. 

Los  productos  de  las  Administraciones  subalter- 
nas deben  continuar  pasándose  á  la  de  esa  Capital 
todos  los  meses  con  la  celeridad  posible ,  exceptuan- 
do los  de  las  de  algún  Pueblo  grande  donde  pueda 
subsistir  sin  riesgo  ,  y  parezca  á  V.  S.  que  yo  tendré 
facilidad  de  darles  aplicación  en  el  mismo. 

En  las  Tesorerías  del  Exército  y  la  de  Real  Ha- 
cienda de  Cádiz  entrarán  sin  detención  los  rendi- 
mientos de  las  Administraciones  de  la  Capital  donde 
se  hallan  situadas ,  y  también  1<3S  de  las  de  los  Pue- 
blos de  su  comprehensiorrque  con  este  objeto  han  de 
dirigir ,  como  las  demás  subalternas ,  sus  productos  á 
las  principales  por  meses. 

Los  Vales  Reales  que  en  estas  Provincias  se  reci- 
ban en  pago  de  contribuciones  ,  se  entregarán  á  las 
Tesorerías  de  Exército ;  pero  los  que  se  recojan  en 
las  demás  del  Rey  no  se  dirigirán  á  la  Dirección  ge- 
neral de  rentas  \  para  que  estados  pase  á  la  Tesorería 
mayor  ,  con  la^xplicacion  de  las  cartas  de  pago  que 
hayan  de  producir  á  su  tiempo. 

Mis  créditos  o  libranzas  á  cargo  de  los  Tesoreros 
d  Administradores  serán  impresas,  é  iguales  ai  mo- 
delo o  exemplar  adjunto;  y  para  evitar  duplicación  de 
operación^ ,  solo  se  dará  aviso  de  ellas  á  V  S. ,  quien 
cuidará  de  pasarle  inmediatamente  á  la  persona  con- 
tra quien  las  haya  expedido,  para  que  no  ocurra  mo- 
tivo alguno  de  detención  en  su  pago. 

Al  executarle  recogerán  á  continuación  de  las  li- 
branzas el  correspondiente  recibo  de  la  persona  á 


ji  CA  Continuación  y  suplemento 
cayo  favor  se  hayan  dado  ,  d  de  aquella  á  quien  estu- 
bieren  endorsadas ,  como  en  ellas  se  previene ;  y  será 
bueno  que  el  zelo  de  V.  S.  contribuya  á  (fíie  después 
se  remitan  quanto  antes  á  la  Dirección  general ,  para 
que  por  este  vuelvan  á  la  Oficina  de  mi  cargo  ;  y  en 
ella  se  formalicen  con  la  brevedad  que  conviene  las 
respectivas  cartas  de  pago. 

Mientras  que  la  misma  Dirección  de  rentas  forma 
y  me  pasa  la  relación  individual  de  las  consignacio- 
nes y  gastos  de  cada  una  ,  se  servirá  V.  S.  decirmfc  la 
que  desde  luego  se  le  ofrezca  y  parezca  sobre  este 
punto  ,  para  proceder  con  mayor  conocimiento  en  la 
regulación  de  su  preferencia  d  postergación.  Dios 
guarde  á  V.  S.  muchos  años.  Madrid  y  Octubre  de..  1799. 

CAUSAS  contra  Oficiales.  En  24  de  Junio  pró- 
ximo pasado  comuniqué  á  V.  E.  por  via  de  adiccion 
ai  art.  10.  trat.  y  tit.  5.  de  las  Ordenanzas  de  la  Ar- 
mada del  año  de  48.  la  soberana  resolución  del  Rey, 
para  que  en  adelante  en  las  causas  contra  Oficiales  de 
dicho  Cuerpo  detíáh  deducirse  y  estenderse  por  el  ( 
Fiscal  los  principales  cargos  que  resultasen  al  acusa- 
do ,  pasándolos  á  este ,  para  que  con  arreglo  á  ellos  ( 
disponga  su  defensa  y  contextacion.  Seguidamente  ha 
ocurrido  la  duda  en  el  Departamento  de  Cartagena, 
tratándose  del  cumplimiento  de  esta  real  aclaración 
en  la  causa  del  Capitán  de  Navio  Don  Félix  O-Nei- 
lie ,  de  sí  debia  d  no  (ü  acusado  dar  al  Fiscal  sus  des- 
cargos anticipadamente  ,  y  con  separación  de  la  de- 
fensa que  en  los  términos  de  Ordenanza  hubiese  de 
exponer  en  el  Consejo  de  Guerra  que  haya  de  juz- 
garlo :  para  resolver  las  dificultades  que  se  han  hecha 
presentes  por  parte  del  expresado  Oficial ,  negándose 
á  dar  tales  descargos ,  y  por  la  del  Fiscal  de  su  causa, 
que  los  exígia ,  ha  querido  el  Rey  oír  el  cnctámen  de 
su  Consejo  supremo  de  Guerra ,  y  conformándose 
enteramente  con  el  que  le  ha  expuesta  en  consulta 
de  12  del  corriente,  ha  venido  S.  M.  en  mandar,  qua 
desde  luego  quede  derogada  la  citada  real  orden  adió 


al  Trontuario  de  Agnirre.  CA  73 
cional  de  24  de  Junio  de  este  año  \  que  se  observe  y 
uniforme  e#  la  Armada  la  práctica  que  en  la  forma- 
ción de  las  causas  contra  Oficiales  se  sigue  en  eí 
Exército  con  arreglo  á  lo  prevenido  en  su  Ordenan- 
za. Real  orden  de  24  de  Septiembre  de I799- 

CAXA  de  Amortización.  Por  el  Excelentísimo 
Señor  Don  Miguel  Cayetano  Soler  se  ha  comunicado 
al  Excelentísimo  Señor  Don  Gregorio  de  la  Cuesta, 
Gobernador  del  Consejo  con  fecha  de  30  de  Diciem- 
bre Sel  año  próximo  ,  la  real  orden  que  dice  así : 

<c -Excelentísimo  Señor.  Los  diferentes  recursos 
«con  que  han  acudido  al  Rey  por  el  Ministerio  da 
«mi  cargo  varios  depositarios  judiciales,  en  virtud 
»de  lo  resuelto  por  el  real  decreto  de  19  Septiembre 
"último,  hacen  ver  los  ilegales  manejos  que  se  co- 
«  meten  con  los  depósitos  ,  en  daño  de  los  acreedores, 
«y  manifiestan -al  mismo  tiempo  la  justificación  de 
«S.  M.  en  haber  mandado  trasladarlos  á  la  Caxa  de 
"Amortización,  baxo  el  interés  de  tres  por  ciento. 
§> Estos  mismos  recursos,  y  las  dificultades  que  en 
«muchas  partes  oponen  los  depositarios  para  entor- 
%  «pecer  el  cumplimiento  de  esta  soberana  resolución 
«de  S.  M.  obligan  á  que  se  procure  su  cumplimiento, 
«para^que  cesen  unos  abusos  tan  perjudiciales  al  Esta- 
ndo-A  este  fin  quiere  el  Rey  que  el  Consejo  tome  las 
«providencias  mas  eficaces  para  que  las  Justicias,  baxo 
«la  pena  de  suspensión  de  oficio*  executen  exacta- 
«  mente  ,  y  á  la  m^yor  brevedad  posible  lo  mandado 
«en  el  mencionado  real  decreto  ,  prorogando  por  un 
«mes  mas  el  término  que  en  él  se  señala  para  la  tras- 
elación  á  la  Caxa  de  Amortización  de  quantos  depoV 
«sitos  hubiere  judicialmente  constituidos  fuera  de  las 
«depositarías^piíblicas  ;  y  previniéndoles  que  pasado 
«este  tiempo  se  procederá  contra  las  morosas  á  la  im- 
« posición  de  las  penas  correspondientes.  Y  de  real 
«orden  lo  comunico  á  V.  E.  para  que  haciéndolo 
«presente  al  Consejo  ,  disponga  su  cumplimiento." 

Dios  guarde  á  V.    muchos  años.  Madrid  11  de 
Tomo  IK  K  .    ' 


74    CA       Continuación  y  suplemento. 

Enero  de  ... *. T799* 

CAXA  de  Amortización. .  Habiéndose  servido  ei 
Rey  poner  al  cargo  dé  la  Tesorería  general  la  admi- 
nistración de  los  fondos  de  la  real  Cax.a  de  Amorti- 
zación ;  y  siendo  una  de  ellos  el.  producto  d.e  las  va- 
cantes eclesiásticas:  se  entenderá  V.  directamente  con 
el  Tesorero  general  en  quanto  á  su  cobro  y  distribu- 
ción. Y  de  real  orden  lo  comunico  á  y.  para  su 
cumplimiento  ,  y  pasó  con  esta  fecha  el  aviso  corres- 
pondiente al  Tesorero  genera^  Dios  guarde  áV. 

muchos  años.  Madrid  y  J.ulio  de ......  1799. 

CAXA  ofendo  de  Amortización.  Deiaienx¿<p5e: uni- 
formar la;  cuentas  de  la  real  Caxa  o  fundo  de 
Amortización  al  método  que  se  observa  en  la  Tesore- 
ría mayor  de  mi  cargo  ,  me  ha  parecido  advertir  á 
V.  que  en  los  pagos  que  haga  de  cuenta  del  expre* 
sado  fondo,  tanto  del  interés  anual  del!  tres  por 
ciento  señalado  en  los  reales  decretos  rde  i^de^Sép^ 
tiembre  de  1798  sobre  los  capitales  impuestos  «en  él 
procedentes  de  la  venta  de  fincas  de  obras  pía^, 
enagenaciones  voluntarias  de  bienes  vinculados  ,<  y 
subrogaciones  de  censos  ,  como  de  la  octava  parte  < 
concedida  por  S:  M,  en  real  decreto  de  11.  dé  Enero 
ultimo  á  favor  de  los  poseedores  de  los  mismos 
vínculos ,  ha  de  observar  V.  las  prevenciones  si- 
guientes. 

.  I?  De  todos  l<5s  que  se  presenten  en  esa  á  recla- 
mar los  intereses  que  les  correspondan  por  las  lazo- 
laes  expresadas ,  roe  dará  Y.  aviso"»,  «para  que  cercio- 
rado de. la  cerhreza  de  su  reclamación  ,  mande  se  exe- 
•cute  su  pago ,  haciéndole  los  fondos  necesarios ,  en 
cuyo  caso  hará  V.  firmar  al  interesado  ,  o  al  que  se 
presente  con  su  poder  ,  (de  que  exigir^  copia)  un  re- 
cibo conforme  al  modelo  número  primero ,  que  me 
dirigirá  al  correo  inmediato  para  su  intervención. 

II?  Para  los  pagos  de  las  octavas*  partes  observará 
V.  puntualmente  lo  dispuesto  en  la  prevención  an- 
tecedente ,  y  arreglará  el  recibo  según  el  modelo  nú- 


al  Prontuario  de  Agiürre*  CA  75 
mero  Segundo ,  no  admitiendo  ninguna  solicitud 
hasta  <jue  h^ra  expedido  la  correspondiente  carta  de 
pago  en ;  virtud  de  los  recibos  originales  de  V.  que 
deberán  presentárseme,  quedándose  solo  testimonio 
de  ellos-en  los  expedientes  de  subhasta. 

III?  Se  deberán  .hacer  estas  devoluciones  de  las 
octavas  ^artts-eui las; raisjnas1  especies  de  ■  monedar 'én 
que  se  recibieron.,  cotí  arbeglo  al  citado  real  decreto 
de  11  de  Enero:;  adviniéndose  qué  si  el  ingreso  fue 
en  "Viales,  aunque  su  octava  no  llegue  al  valor  de 
uno  ,  se>feputará  como  de  esta  especie ,  y  se  rebaxará 
de  su  importe  el  seis  por.eiekko  de  díferbrtoia^quc 
S.  M.  ha  señaladq/por  ahora  entre  esta  moneda! y  la 
metálica. 

IV?  En  todos  estos  pagos  se  observará  religiosa- 
mente lo  prevenido  á  V.  en  la  .circular  que  dispone 
se  satisfagan  todas  las  obligaciones,  á  efedüvo  del  real 
fondo*  de  Amortización,  en  Vales  Reales  eon;cl  arpono 
del  seis  por  ciento  ,  según  la  real  Cédula  de  17  de 
flulio  ultimo. 

V?     La  correspondencia  que  cause  en  los,  pagos 
>  indicados  la  clasificará  V.     baxo  el  título  de  Data  de 
okras  pas  ó  ^vinculaciones.  1  í  •■  p 

«¿I  Espero  del  zelo  de  V.  el  mejor  cumplimiento 
en  estas  disposiciones ,  que  hará  entender  á  sus  encar- 
gados particulares  en  los  Pueblos  del  distrito  de  su 
eb misión  ,  para  que  se  guarde  la  Jiñas  exacta  unifor- 
midad en  estos  -pagos ;  y  de  quedar  enterado  se  $.©!> 
viráV.     darme  aviso.  ¿oi  itóoh: 

Dios  guarde  á  V,     muchos  años.  Madrid: y  Sejí- 

tiembre  de > .....'.  1799- 

noi.CAXA  de  Amortización.  Ilustrísimo  Señor,  De 
orden  del  Re^  remito  á  V.  S.  L.  eiíadjuato  exemplkr 
de  la  real  dedula  expedida»! por  el  Gorrsqo .,  con  fe- 
cha de  26  Sbptriembreilltimo.vcoír  ip^ércion  del  real 
decreto  de  19  del  propio  mes  ,  por  el  qual  se  ha  setf- 
vido  S.  M.  mandar  que  se  enagenen  los  bienes  raicos 
pertenecientes    á  Hospitales ,  Hospicios ,  Gasas  »_de 

K  2 


y6  CA  Continuación  y  suplemento 
Misericordia  ,  de  Reclusión  y  de  Expósitos ,  Cofra- 
días ,  Memorias ,  Patronatos  y  obras  pías^aicales,  cu- 
yos Patronos  no  lo  sean  de  sangre  ,  á  fin  de  imponer 
su  producto  en  la  real  Caxa  de  Amortización  \  baxo 
el  interés  legal  de  tres  por  ciento  al  año  :  conservando 
así  íntegra  é  inviolable  la  propiedad  de  estos  estable- 
cimientos ptíblicos ,  se  ha  propuesto  S.  M.  llenar  los 
dos  importantes  objetos,  de  atender  á  los  urgentes 
gastos  que  exige  la  defensa  de  la  Monarquía  ,  y  de 
aliviar  el  peso  de  sus  deudas  puntualmente  por  el 
medio  mas  suave ,  y  el  mas  deseado  por  todos  los 
amantes  del  bien  público. 

En  efecto  ,  se  ha  mirado  siempre  como  una  de 
las  causas  del  lamentable  abandono  que  por  todas 
partes  se  advierte  en  el  cumplimiento  de  las  obras 
pías ,  el  ser  poseedoras  de  bienes  raíces ,  porque  los 
Administradores,  lexos  de  desvelarse  en  buscar  colo- 
nos, 6  inquilinos  laboriosos  que  cultiven  las  tierras 
con  el  conato  que  pide  para  su  fecundidad,  las  entre- 
gan freqüentemente  á  los  que  conocen  mas  dispuestos 
á  coadyubar  á  sus  designios,  los  quales  suelen  rematar 
dv  hacer  grangería  con  los  fondos  que  manejan.  Lo 
cierto  es ,  que  por  una  dolorosa  experiencia  se  halla 
comprobado  que  rara  vez  se  mejora  el  cultivo  de  las 
tales  posesiones  ,  de  que  resulta  el  menoscabo  de  las 
cosechas  ,  d  las  baxas  de  los  precios  de  los  arrendata- 
rios ,  á  pretexto  de  la  esterilidad  de  los  años ,  o  de 
casos  fortuitos ,  y  la  disminución  de  las  rentas ,  por 
no  mencionar  los  reñidos  litigios'que  absorven  una 
•pequeña  parte  de  ellas,  con  perjuicio  de  las  funda- 
ciones,  siendo  conseqüencia  necesaria  el  minorarse 
las  rentas  de  la  Corona  ,  y  aumentarse  á  proporción 
el  número  de  pobres.  <  (V 

-  Aunque  S.  M.  está  bien  cerciorado  de  que  se  en- 
cuentran casi  generalmente  en  igual  abandono  ías 
fincas  de  Capellanías  y  Memorias  puramente  eclesiás- 
ticas ;  sin  embargo ,  su  religioso  zelo  le  ha  movido  á 
jio  emplear  desde  luego  su  autoridad  soberana  en 


V.. 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  jj 
mandar  la  enagenacion  de  ellas,  pues  se  contenta  con 
invitar  á  las  Prelados  del  Rey  no  á  que  excitados  por 
su  amor  y  patriotismo  ,  acrediten  quan  convencidos 
están  de  que  su  dignidad  y  privilegios  estrechan  mas 
íntimamente  las  relaciones  que  los  unen  á  la  suprema 
cabeza  del  Estado  ,  protector  de  la  santa  Religión,  y 
el  mas  firme  apoyo  de  la  subsistencia  de  los  Minis- 
tros de  ella.  El  Rey  quiere  partir  can  los  Obispos 
una  gloria  que  podría  hacer  toda  suya ,  dexandoles 
árlHtros  de  enagenar  por  sus  disposiciones  las  fincas 
de  los  bienes  que  se  llaman  espritual  izados  ,  con  lo 
qual  lograrán  también  hacerse  acreedores  á  la  grati- 
tud pííbiica. 

El  interés  de  tres  por  ciento  que  asegurarán  las 
fundaciones  en  la  Caxa  expresada,  aumentará  las  ren- 
tas que  la  negligencia  y  la  dilapidación  disminuyen 
cada  diamas,  facilitará  su  percepción,  no  expuesta 
ya  á  contingencias  o  casos  fortuitos ,  con  la  ventaja 
inapreciable  de  que  los  que  ahora  dividen  sus  cuida- 
^    dos  entre  el  culto  y  el  manejo  de  los  bienes  tempo- 
rales quedarán  enteramente  exentos  de  este  negocia 
*       profano  ,  quitará  á  los  Administradores  el  medio  de 
enriquecerse,  sin  la  pensión  de  trabajar  ,  y  las  tierras, 
que  vinculadas  á  perpetuidad  se  esterilizan ,  porque 
no  son  regadas  con  el  sudor  del  propietario ,  que  es 
de  quien  reciben  su  mayor  fertilización ,  entrarán 
en  la  circulación  general ,  y^en  manos  laboriosas, 
que  por  el  poderoso  aliciente  del  interés  propio  au- 
mentarán la  opulencia  del  estado ,  y  no  tendrá  menos 
aumento  el  culto  mismo ,  pues  según  desea  S.  M.  ha- 
brá de  destinarse  á  este  santo  objeto  todo  el  incre- 
mento de  producto  que  conseguirán  las  fundaciones, 
especialmente  destinadas  á  promoverle. 

El  Rly  confia  en  que  V.  S.  I.  exercerá  los  mas 
vigorosos  esfuerzos  para  que  se  verifique  la  venta  de 
los  bienes  espiritualizados  en  esa  Diócesis ,  con  la 
prontitud  que  exigen  las  urgencias  del  Estado,  remo- 
viendo con  la  plenitud  de  su  autoridad  qoialesquiera 


78  CA  Continuación  y  suplemento 
obstáculos  que  puedan  oponerse  ,  bien  seguro  de  ser 
auxiliado  con  la  del  Soberano ,  y  que  ha^  de  dar  al 
mismo  tiempo  una  publica  demostración  de  que  con 
esta  providencia  se  aumentará  el  culto  divino  ,  por 
quanto  habiendo  de  quedar  impuestos  los  capitales 
en  la  Caxa  de  Amortización  al  interés  del  tres  por 
ciento  ,  serán  mayores  las  rentas  y  ningunos  los 
desfalcos. 

Entretanto  es  la  voluntad  soberana  que  V.  S.  I. 
me  remita  una  razón  de  las  Capellanías,  y  demás 
obras  pías  eclesiásticas  que  se  hallen  fundadas  en  esa 
Diócesis,  con  indicación  de  sus  rentas  actuales,  de 
las  fincas  que  las  producen ,  y  de  los  valores  que  se 
las  regulan  para  elevarla  á  la  superior  noticia  de  S.M. 
de  cuya  real  orden  lo  participo  á  V.  S.  I.  para  su  in- 
teligencia y  cumplimiento.  Dios  guarde  á  V.  S.  I. 
muchos  años.  San  Lorenzo  51  de  Octubre  de 179& 

CAXA  de  Amortización.  Las  urgencias  de  la  Mo- 
narquía no  permiten  dilaciones  ni  lentitudes  en  la 
realización  de  los  medios,  que  para  subvenir  á  ellas  ( 
se  ha  dignado  el  Rey  adoptar  en  sus  reales  de- 
cretos de  19  de  Septiembre  líltimo;  y  por  tanto  es-  ( 
pera  S.  M.  que  V.  S.  redoblará  sus  esfuerzos  para  que 
se  cumplan  exacta  y  puntualmente  estos  decretos,  de- 
biendo llamar  muy  particularmente  su  atención  y 
su  vigilancia  la  venta  de  los  bienes  raíces  de  Hos- 
pitales ,  Hospicios,  Cesas  de  Misericordia,  de  Reclu- 
sión y  de  Expósitos,  Congregaciones, Cofradías,  Me* 
morías  ,  Obras  pías  y  Patronatos  dfe  legos ,  de  tal 
modo ,  que  S.  M.  ha  de  saber  todas  las  semanas  lo 
que  se  haga  y  adelante  en  este  importante  ramo. 

Debe  V.  S.  proceder  en  la  inteligencia  que  en  él 
110  obra  con  las  facultades  ordinarias  de  Intendente, 
sino  con  las  de  comisionado  especial,  con  inhibición 
absoluta  de  todos  los  demás  Jueces  y  Tribunales  dé 
su  distrito :  y  por  conseqüencia  no  necesita  valerse 
del  Asesor  ,  ni  del  Escribano  de  la  Intendencia  ,  pues 
es  arbitro  de  elegir  personas  mas  desocupadas ,  y  de 


al  Prontuario  dé  Aguirre.  CA  79 
talentos  acreditados  á  quienes  juzgue  capaces  de  está 
confianza  ^sin  perjuicio  de  que  S.  M.  nombre,  como 
nombrará  para  esta  particular  Asesoría ,  al  sugeto  d 
sugetos  que  tuviere  por  conveniente ,  conforme  lo 
exijan  los  negocios. 

Si  V.  S.  por  las  ocupaciones  de  su  ministerio  ,  d 
por  qualesquiera  otras  causas  considerase  que  no  se  ha- 
lla en  estado  de  dedicarse  al  desempeño  de  esta  im- 
portante comisión  con  toda  la  actividad  que  tan  im- 
pefiosamente  exige  ;  quiere  S  M.  que  me  lo  mani- 
fieste francamente  ,  sin  que  por  esto  decaiga  V.S.  ni 
en  ún  ápice  del  justo  concepto  que  merece ,  pues  antes 
bien  excitará  la  real  gratitud  el  ver  que  generosamen- 
te dexa  á  otras  manos  hacer  lo  que  no  puede  por  sí 
mismo.  Es  igualmente  la  voluntad  soberana  que  V.  S. 
^sté  en  el  firme  concepto  de  que  una  vez  que  llegue 
á  constituirse  comisionado  por  su  propia  elección, 
no  ha  de  serle  ya  permitida  la  morosidad  mas  mí- 
nima, pues  asi  como  S.  M.  le  premiará  y  distinguirá 
*  con  proporción  al  éxito  de  sus  operaciones ,  también 
tomará  sus  providencias  en  el  caso  inesperado  de  que 
»       estas  no  correspondan  á  las  reales  intenciones. 

Asimismo  me  encarga  S.M.  advierta  á  V.S.  que 
no  es  menos  necesaria  la  prudencia  que  la  actividad, 
y  por  lo  mismo  debe  evitar  toda  etiqueta,  precaver 
competencias  y  cortar  dificultades ,  que  mas  veces 
son  •  suscitadas  por  el  deseo  ie  ostentar  autoridad, 
que  por  su  verdadero  exercicio. 

Entra  porfconseqüencia  en  este  encargo  el  de 
proceder  de  acuerdo,  y  con  la  mejor  armonía  con 
el  Reverendo  Obispo  en  todo  lo  concerniente  á 
obras  pías  y  establecimientos  mixtos  en  que  se  re- 
quiera *eL concurso  de  las  dos  jurisdicciones,  pues 
por  lo  tocante  á  las  Capellanías  colativas,  y  demás 
objetos  puramente  eclesiásticos  quedan,  en  confor- 
midad del  r<?al  decreto  citado,  al  libre  arbitrio  y  dis- 
posición del  mismo  Prelado. 

Lo  participo  á  V.  S.  de  real  orden  para  su  inte- 


8o  CA  Continuación  y  suplemento 
ligencia  y  puntual  cumplimiento  ,  con  la  adverten- 
cia de  que  á  vuelta  de  correo  sin  falta,  c|^be  darme 
aviso  del  recibo,  y  de  su  determinación.  Dios  guarde 
á  V.  S.  muchos  años.  San  Lorenzo  21  de  Noviem- 
bre de r79^« 

CAXA  de  Amortización.  Excelentísimo  Señor.  El  * 
Rector  del  Hospital  de  Guadix  ha  hecho  presente 
al  Rey  por  el  Ministerio  de  mi  cargo  ,  que  dexando 
las  fincas  que  posee  mas  de  un  tres  por  ciento  de 
producto,  el  venderlas  é  imponer  su  importe  err  la 
Caxa  de  Amortización  á  este  interés ,  sería  no  solo 
perjudicar  notablemente  a  aquella  casa  de  Misericor- 
dia ,  sino  quitarla  los  medios  de  subsistir  ,  pues  no 
podría  de  modo  alguno  mantenerse  con  tan  conside- 
rable disminución  de  rentas,  como  por  consiguiente 
experimentaría.  Y  penetrado  S  M.  de  la  justicia  de 
quanto  el  Rector  le  ha  representado  ,  se  ha  servido 
resolver ,  que  aunque  no  debe  suspenderse  por  ello 
la  venta  de  las  fincas  de  dicho  Hospital ,  como  pedia 
al  mismo  tiempo  el  Rector,  se  le  abone  anualmente   { 
en  lugar  del  tres  por  ciento  ,  quanto   haga  constar   \ 
han  producido  en  los  últimos  años  en  líquido  efec- 
tivo al  Hospital,  pagándosele  lo  que  sea  anualmente,          ^j 
ó  por  mesadas ,  según  mas  le  convenga.  Todo  lo  que           ^ *l 
me  ha  mandado  S.  M.  comunicar  á  V.  E.  para  su  in- 
teligencia y  cumplimiento.  Dios  guarde  á  V.  E.  mu- 
chos años.  Palacio  24*  de  Diciembre  de T79& 

CAXA  de  reducción  de  Vales.  Don  Carlos ,  por 
la  gracia  de  Dios,  &c.  Sabed  :  Que  dé  mi  real  orden 
se  remitid  al  mi  Consejo  en  27  de  Noviembre  pró- 
ximo para  su  cumplimiento  copia  del  real  decreto 
que  dirigí  en  26  á  Don  Miguel  Cayetano  Soler ,  mi 
Secretario  de  Estado  t  y  del  Despacho  Universal  da 
Hacienda  ,  cuyo  tenor  es  como  sigue.  Al  mismo 
tiempo  que  obligado  por  la  inevitable  necesidad  de 
acudir  á  la  justa  defensa  de  la  Monarquía,  he  resuelto 
por  mi  real  decreto  de  6  del  presente  mes  cubrir  el 
déficit  de  mis  rentas  reales  en  el  año  próximo  de  i8oot 


al  Prontuario  de  A^uirre.  CA  8í 
eon  un  subsidio  de  trescientos  millones  de  reales  de 
vellón  repetidos  entre  los  Pueblos  con  proporción 
á  sus  riquezas ;  he  atendido  también  por  otros  de- 
cretos del  propio  dia  á  facilitar  el  cambio  de  los  Va- 
les Reales ,  mediante  el  ingreso  de  quantiosos  fondo» 
en  las  Caxas  de  reducción  y  descuentos  del  Reyno, 
como  que  deberá  pasárseles  todo  el  numerario  qu* 
produzcan  los  arbitrios  destinados  á  la  Amortiza- 
ciont  la  mitad  de  los  caudales  que  por  cuenta  de  mi 
Real  Hacienda  vinieren  en  lo  sucesivo  de  Indias;  el 
producto  de  un  servicio  anual  sobre  varios  objetos, 
y  el  de  otro  servicio  de  la  tercera  parte  del  valor  de 
los  oficios  enagenados  de  la  Corona.  Por  necesaria 
consequencia  de  estas  disposiciones,  se  añaden  ahora 
nuevas  esperanzas  de  utilidad  á  las  personas  que  ea 
mi  real  Cédula  de  17  de  Julio  último  han  sido  lla- 
madas á  concurrir ,  ya  por  subscripciones  volunta- 
rias ,  y  ya  por  el  repartimiento  subsidiario ,  á  la  rea- 
lización de  unos  establecimientos  tan  convenientes 
y  transcendentales  á  la  felicidad  pública ;  y  aunque 
Yo  estoy  bien  persuadido  de  que  las  que  todavia  no 
lo  hayan  executado ,  se  esforzarán  á  hacerlo  con  la 
p  prontitud  que  exige  el  bien  general ,  movidas  por  su 
propio  interés,  y  mas  aun  por  los  estímulos  dé  su 
honor ,  zelo  y  patriotismo ;  sin  embargo ,  á  fin  de 
dar  mayores  facilidades  á  las  reducciones,  quiero  au- 
mentar mas  los  recursos  y  los  beneficios  de  las  Ca- 
xas ,  anticipando  in  el  modo  posible  los  efectos  de 
la  amortización,  que  les  asegura  el  goze  inmediato 
de  la  diferencia  del  dinero  efectivo  á  los  Vales ,  y 
substraerá  muchos  de  estos  de  la  circulación.  Entre 
diversos  arbitrios  proporcionados  al  intento ,  he  creí- 
do preferible^  por  ser  voluntario  y  redundar  en  pro- 
vecho de  un  gran  número  de  mis  vasallos,  el  de  una 
rifa  con  variedai  de  suertes,  que  consistirán  en  qua- 
tro  premios  de  á  uno ,  dos ,  tres  y  quatro  millones 
de  reales  vellón  pagaderos  por  una  vez ,  y  diez  y 
seis  mil  setenta  y  cinco  acciones  de  rentas  vitalicias, 
Tomo  IV.  L 


82  CA  Continuación  y  suplemento 
de  las  quales  diez  y  seis  mil ,  divididas  algunas  de 
ellas  en  partes  ,  podrán  constituirse  á  noluntad  de 
cada  uno  de  sus  imponedores  ó  bien  sobre  una  vida, 
para  gozarlas  desde  luego,  d  bien  con  reserva  de 
haber  de  disfrutarlas  solamente  en  el  caso  de  llegar  á 
una  época  determinada  ,  d  bien  sobre  dos  vidas ,  d 
Lien  en  forma  de  viudedad ,  sobre  una  vida  que  so- 
brepuge  á  otra.  Así  que  concedo  á  la  Caxa  de  reduc- 
ción cíe  Madrid  el  correspondiente  permiso,  y( am- 
plias facultades  para  hacer  la  rifa  enunciada  en  la 
forma ,  y  baxo  las  reglas  y  condiciones  que  se  expre- 
san en  los  artículos  siguientes. 

I.  Se  estamparán  cien  millones  de  villetes  de  á 
quatro  reales  de  vellón  cada  uno  ,  numerados  desde 
i.  hasta  ioooooooo ,  y  marcados  con  las  demás  señas 
y  contraseñas  que  se  estimaren  conducentes  á  asegu- 
rar su  identidad. 

II.  Para  el  despacho  de  estos  villetes  podrá  la  Di- 
rección de  la  Caxa  valerse  con  preferencia  de  los  Ad- 
ministradores de  la  Real  Lotería ,  d  de  los  de  rentas 
de  Estanco  ,  d  de  comisionados  particulares ,  hacién- 
doles las  prevenciones  oportunas ,  tanto  sobre  el  mo- 
do de  executar  y  facilitar  el  expendio  de  los  mismos 
villetes  en  todos  d  la  mayor  parte  de  los  Pueblos  del 
Reyno ,  como  sobre  las  entregas ,  remesas ,  reunio- 
nes y  giro  del  dinero ,  con  tal  que  se  guarde  con  la 
posible  exactitud  la  regla  de  que  en  los  dias  i?  y  16 
de  cada  mes  apronte  cada  Administrador  á  Expende- 
dor los  valores  de  la  quincena  precedente  ;  en  inteli- 
gencia de  que  siempre  y  quando  se  juzgue  necesario 
o  lítil ,  se  recibirán  desde  luego  baxo  los  resguardos 
y  formalidades  ordinarias  en  las  Tesorerías  de  Exer- 
cito  d  Provincia  ,  en  las  Depositarías  de  las  Cabezas 
de  Partido,  y  aun  en  las  Arcas  de  Propios  de  los 
Pueblos  ,  pues  todos  deberán  concurrir  gratuitamente 
á  esta  operación  del  recogimiento  de  caudales ,  por 
el  interés  que  resulta  al  Estado. 

III.  Los  Administradores   y   Expendedores  ,   í 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  83 
quienes  se  remitirán  los  viiletes  empaquetados  por 
series  no  interrumpidas  de  números ,  observarán  es- 
crupulosamente la  práctica  de  distribuirlos  por  el  ór- 
den  de  su  numeración ,  sin  dexar  hueco  alguno  con 
ningún  motivo. 

IV.  En  los  expresados  días  1?  y  16  de  cada 
mes  estará  indispensablemente  obligado  todo  Ad- 
ministrador y  Expendedor  á 'formar  notas  arregla- 
das al  formulario ,  que  para  la  perfecta  uniformi- 
dad Jes  dirigirá  la  Dirección  ,  en  las  quales  habrán  de 
especificar  no  solamente  la  cantidad  y  numeración 
de  los  viiletes  despachados  en  los  quince  dias  próxi- 
mos anteriores ,  aprontando  su  valor  según  queda 
dispuesto  en  el  art  2.  sino  también  quantos  viiletes 
sean  los  que  restaren  en  su  poder  ,  con  expresión  del 
primero  y  último  de  sus  números ;  y  según  que  su 
residencia  fuere  en  la  Capital  de  la  Provincia,  d  en 
la  Cabeza  del  Partido  ,  ó  en  qualquiera  de  los  demás 
Pueblos  ,  presentarán  estas  notas  al  Intendente  ó  per- 

*sona  que  este  dipute,  o  al  Subdelegado  ,  ó  á  uno  de 
de  los  Alcaldes  Ordinarios ,  para  que  confrontando- 
las  con  los  mismos  viiletes  existentes  ,  ponga  en  ellas 
su  visto-bueno ,  con  cuyo  preciso  requisito  las  remi- 
tirán directamente  los  Administradores  á  la  Caxa  por 
el  primer  correo ,  y  los  Expendedores  executarán 
otro  tanto  por  el  conducto  de  las  Administraciones  i 
que  estubieren  subordinados,      t   . 

V.  Para  que  con  mayor  comodidad  puedan  lle- 
narse estas  operaciones  y  formalidades ,  podrá  estar 
cerrado  el  Despacho  de  viiletes  en  dichos  dias  1? 
y  16  del  mes;  pero  indefectiblemente  se  abrirá  y 
continuará  desde  el  2  al  15  ,  y  desde  el  17  al  31  ,  ex- 
ceptuándoos Domingos  y  dias  de  fiesta  de  rigoroso 
precepto. 

VI;  El  sorteo  de  16000.  acciones  de  rentas  vi- 
talicias se  irá  executando  parcial  y  sucesivamente 
entre  los  viiletes  que  por  las  notas  prevenidas  en  el 
art.  4.  constaren  expendidos  en  todo  el  Reyno;  dü-* 

Lz 


84  CA  Continuación  y  suplemento  N 
rante  cada  quincena  ,  debiendo  sacarse  tantas  suertes, 
quantas  cupieren  en  la  suma  de  los  ville(?s  mismos, 
baxo  el  supuesto  de  que  á  cada  6250.  yilletes ,  toca 
una  acción  de  renta  vitalicia  ,  y  en  caso  de  sobrar  al- 
gún pico  ,  se  sorteará  también  la  parte  que  á  prorata 
le  corresponda. 

VI J.  Luego  que  se  reciban  las  notas  de  cada  quin- 
cena ,  se  dará  aviso  al  público  de  quantos  han  sido 
los  villetes  jugados  en  ella  ;  quantas  las  acciones^que 
les  correspondan ,  y  en  que  día  comenzarán  á  sor- 
tearse ,  cuidando  de  que  nunca  medie  mayor  inter- 
valo que  el  de  un  mes  entre  este  dia  y  el  tíltimo  de 
la  quincena  a  que  se  contraiga  el  sorteo. 

VIII.  A  efecto  de  que  sea  mas  breve  ,  mas  fácil, 
y  menos  costosa  la  execucion  de  estos  sorteos,  se  divi- 
dirán en  dos  actos.  Para  el  primero  se  formará  por  las 
notas  expresadas  en  el  citado  art.  4.  una  general  de  to- 
dos los  villetes  expendidos ,  guardando  el  orden  de  su 
numeración ;  se  repartirán  después  prudencialmente 
en  divisiones  cómodas ,  procurando  hacerlas  casi' 
iguales  ,  quando  no  pudiesen  serlo  del  todo  :  cada  di- 
visión se  designará  con  un  número  ,  y  estos  números 
serán  los  que  entren  en  la  rueda  ,  de  la  qual  se  saca- 
rán tantos  como  acciones  y  pico  hayan  de  sortearse; 
y  luego  en  el  segundo  acto  ,  y  en  distinto  dia  se  in- 
troducirán y  barajarán  en  la  rueda  todos  los  niímeros 
individualmente  cofnprehendidos  baxo  cada  una  de 
las  mismas  divisiones  señaladas  ya  p^or  la  suerte,  y  al 
primero  que  salga  se  le  adjudicará  una  acción ,  otra 
al  segundo  ,  otra  al  tercero ,  y  así  de  seguida  hasta 
completar  el  sorteo  con  el  número  á  quien  tocare  el 
pico  de  acción  ,  si  la  hubiere. 

IX.  El  valor  específico  de  cada  acción  ó  suerte  se 
determinará  por  el  modo  con  que  á  voluntad  de  los 
interesados  hayan  de  disfrutarse  las  rentas  vitalicias, 
y  según  las  edades  de  las  personas  sobre  cuyas  vidas 
hayan  de  imponerse ;  á  saber  ,  si  la  renta  estubiese 
sobre  una  sola  vida  para  haber  de  gozarla  desde  el 


al  Prontuario  de  Aguirrt.     CA      85 
mismo  día  de  su  imposición  ,  se  asignará.  I 

Desdecía  edad  de  un  año  hasta  veinte  cumpli- 
dos ,  900.  reales  vellón  anuales. 

Los  dueños  de  acciones  que  quieran  constituir  las 
rentas  vitalicias  con  la  calidad  de  haber  de  principiar 
á  cobrarlas  después  del  término  de  veinte  , "veinte  y 
cinco  ,  treinta  ,  treinta  y  cinco  ,  d  quarenta  años  ,  en 
€aso  de  llegar  á  vivir  en  tales  épocas  las  personas  so- 
bre cuyas  cabezas  se  sitúen  ,  asegurándose  así  una  es* 
peíie  de  jubilación  ,  podrán  hacerlo. 

Podrán  igualmente  situar  las  rentas  vitalicias  so* 
bre  qualesquiera  dos  vidas ;  de  manera  que  princi- 
piarán desde  luego  ,  y  continuarán  pagándose  anual- 
mente hasta  que  falten  ambas. 

Últimamente  ,  podrán  los  sugetos  á  quienes  toca- 
ren las  acciones  establecer  la  renta  vitalicia  á  modo 
de  viudedad  ,  para  gozarla  en  el  caso  de  que  una  per- 
sona señalada  sobreviva  á  la  otra. 

Los  picos  de  acción  se  regularán  en  todos  los  ca- 
sos á  los  mismos  respetos. 

X.  Los  tenedores  de  los  villetes  a  que  por  la 
suerte  tocare  la  pertenencia  de  las  acciones  referidas, 
gozarán  el  término  de  seis  meses  para  señalar  la  per- 
sona o  personas  sobre  cuya  vida  d  vidas  quieran 
constituir  la  renta  vitalicia  ,  y  la  forma  en  que  haya 
de  verificarse  ,  conforme  á  los  diversos  modos  y  gra- 
duaciones ordenadas  en  el  art.  f;  pero  si  á  la  espira- 
ción de  este  término  no  hubieren  hecho  señalamiento, 
perderán  toda  acción  á  la  renta  ,  reservándosele  sola- 
mente ia  de  percibir  en  su  lugar  la  cantidad  de  12000. 
reales  vellón  por  una  vez. 

XI.  Para  que  se  constituya  la  renta  habrá  de  pre- 
sentarse ate.  Dirección  de  la  Caxa  el  villete  original, 
acompañado  de  una  nota  firmada  por  el  tenedor  de 
él ,  en  que  se  exprese  la  forma  de  la  imposición, 
quien  d  quienes  deberán  percibirla  ,  y  la  edad  d  eda- 
des de  las  personas  de  cuya  vida  se  haga  mérito  ,  jus- 
tificándolas con  las  fees  de  bautismo  correspondían- 


86  CA  Continuación  y  suplemento 
tes;  y  quando  la  renta1  haya  de  gozarse  por  la  muerte 
de  alguno  ,  se  justificará  también  que  estece  halla  en 
estado  de  sanidad  al  tiempo  de  la  presentación  ,  por 
relación  jurada  y  certificada  de  un  Medico  ó  Ciru- 
jano aprobado. 

XII.  A  cada  accionista  se  le  entregará  sin  coste 
alguno. una  escritura,,; que  con  la  debida  formalidad 
le  asegure  su  acción  y  derecho  á  la  renta  ,  y  anotan- 
dolo  al  respaldo  de  su  villete ,  se  le  devolverá  este, 
para  que  le  conserve ,  respecto  de  que  deberá  entrar 
como  los  de  los  demás  jugadores  en  todos  los  ulterio- 
res: sorteos  de  otra 'clase  de  rentas  y  premios. 

X1IL  Se  harán  en  efecto  setenta  y  cinco  sorteos 
de  otras  tantas  rentas  vitalicias  en  esta  forma: 

Quando  en  una,  dos ,  tres  -ó  mas  quincenas  se 
hayan  jugado  1.333.330.  v<illetes,  se  sorteará  entre 
ellos  una  renta- sobre  una  sola  vida  de  ...  .  3000.  rs. 

XIV.  Las  setenta  y  cinco  rentas  vitalicias ,  desigu- 
aladas en  el  art.  13.  se  sortearán  siempre-una  á  una,  y 
en  actos  separados ,  aun  en  el  caso  de  jugarse  en  una 
sola  quincena  villetes  bastantes  á  completar  la  suma 
señalada  por  dos  o  mas  sorteos  ;  pues  entonces  se  exe- 
cutarán  estos  en  dos  o  mas  veces  seguidas,  aunque 
con  los  mismos  números,  verificándose  de  todos  mo- 
dos en  favor  de  cada  jugador  la  posibilidad  de  obte- 
ner con  un  solo  villete  todas  las  suertes  de  esta  clase 
que  falten  por  salir  aktiempo  de  adquirirle. 

XV.  Para  la  constitución  de  dichas,  setenta  y 
cinco  rentas  se  observarán  las  formalidades  prescri- 
tas en  los  artículos  10.  11.  y  12.  "con  la  advertencia 
de  que  los  accionistas  que  dexaren  pasar  el  término 
de  seis  meses  sin  haber  señalado  las  vidas  sobre  que 
hayan  de  situarse,  percibirán  por  una  sola  \ez  30000. 
reales  de  vellón  por  cada  3000.  que  habrían  cobrado 
anualmente  de  renta. 

XVI.  En  despachándose  los  primeros  veinte  y 
cinco  millones  de  villetes ,  los  cincuenta  ,  los  setenta 
y  cinco,  y  los  ciento  se  sortearán  respectivamente 


ni  Prontuario  de  Aguirre.      CA     87 
quatro  premios ,  el  primero  de  un  millón  de  reales 
el  segundóle  dos  millones ,  el  tercero  de  tres  millo- 
nes ,  y  el  quarto  y  último  de  quatro  millones  paga- 
deros por  una  vez. 

XVII.  Así  estos  quatro  sorteos  como  los  de  las 
setenta  y  cinco  rentas  vitalicias  particulares  se  divi- 
dirán en  tres  actos  ,  con  la  mira  de  abreviarlos ,  pre- 
caber  equivocaciones  3  y  aun  la  casi  imposibilidad  de 
dar  cabida  á  tan  voluminosa  cantidad  de  bolas  en  una 
soláfrueda :  por  ellos  sé  repartirán  todos  los  viíletes 
jugados  en  divisiones  ,  yr  estas  divisiones  se  distribui- 
rán después  con 'igualdad' en  clases ";  y  en  el  primer 
acto  se  haráila  extracción  del  numero  de  la  clase,  que 
será  el  primero  que  salga  de  la  rueda  ,  en  el  segundo 
arto  el  de  la  división ,  y  en  el  tercero  el  del  villete  á 
quien  toque  ganar  *hj suerte. 

XVIII.  Todos  Los  sorteos  prevenidos  en  los  artí- 
culos 6.  13.  *6;  se  lexecutarán  públicamente  en  Ma- 
drid á. presencia  de  los  Ministros  que  yo  nombre. 

XIX.  Concluido. el  postrero  de  los  quatrocientos 
millones  se  destinarán  dos  millones  de  reales  para 
echar  los  primeros  cimientos  á  la  fundación  de  un 
Monte  Pió  dirigido  á  fomentar  con  préstamos  y  an- 
ticipaciones á  los  labradores ,  fabricantes  y  artesanos, 
á  cuya  importante  y  caritativa  empresa  cuidare  de 
aplicar  otros  fondos  de  naturaleza  piadosa  ,  sin  gra- 
vamen alguno  de  los  Pueblos  para  cuyo  beneficio  se 
establece. 

•  XX.  La  Dilección  dé  ía  Gaxa  encargada  de  la 
rifa  distribuirá  con  arreglo  á  mis  ordenes  entre  todas 
las  demás  Caxas  del  Reyno  parte  del  dinero  efectivo 
que  proviniere  de  la  venta  de  viíletes ,  y  recibirá  su 
equivalente  en  Vales- Reales  ,  coa  abono  de  la  dife- 
rencia señalada  en  la  real  Cédula  de  17  de  Julio  pró- 
ximo pasado  ,  ó  la  que  se  señalare  en io  sucesivo,  fi- 
niendo á  la  vista  para  esta  distribución  ,  que  por  las* 
circunstancias  políticas  y  mercantiles  son  siempre  en 
Madrid  mas  freqüentes  *  mas.  activas-,  y  de  mayor  in- 


88       CA      Continuación  y  suplemento 
fluxo  las  necesidades  de  verificar  las  reducciones. 

XXI.  Quando  se  haya  realizado  el  t^tal  expen- 
dio de  los  cien  millones  de  villetes ,  y  liquidado  la 
verdadera  utilidad  procedente  de  la  conversión  del 
numerario  en  vales-,  se  repartirá  esta  utilidad  entre 
todas  las  Caxas  del  Rey  no  ,á  prorata  del  respectiva 
capital  de  su  dotación  primiriva. 

XXII.  A  mas  de  la  quota  parte  que  en  este  re- 
partimiento tocará  á  la  Caxa  de  Madrid ,  le  perte- 
necerá igualmente  en  propiedad  absoluta  qualquiera 
ahorro  que  por  su  buen  régimen  y  economía  pueda 
haber  entre  el  real  y  verdadero  importe  de  los  gastos 
que  se  causen  en  la  administración  de  la  rifa,  y  el  diez 
por  ciento  que  con  tal  objeto  ha  de  retener  en  efectivo. 

XXIII.  Después  de  deducir  de  los  quatrocientos 
millones  los  quarenta  á  que  en  su  totalidad  ascenderá, 
el  diez  por  ciento  consignado  para  la  administración, 
los  doce  millones  que  se  destinan  a  los  quatro  pre- 
mios mayores  y  al  Monte  Pió  en  los  artículos  ió. 
y  19.  y  las  sumas  que  conforme  á  lo  dispuesto  en 
el  10.  11.  y  15.  podrán  entregarse  á  algunos  accionis- 
tas en  lugar  délas  rentas  vitalicias,  la  cantidad  lí- 
quida que  resulte  habrá  de  pasarse  á  la  Tesorería  ge- 
neral en  Vales  Reales  para  su  extinción. 

XXIV.  Consiguientemente  el  Tesorero  general 
á  cuyo  cargo  está  la  real  Caxa  de  Amortización  será 
quien  otorgue  las  escrituras  de  constitución  de  las 
rentas,  que  según  el  art.  12.  deben  entregarse  por 
medio  de  los  Directores  de  la  reducción  á  los  intere- 
sados ,  para  guarda  de  su  derecho  con  la  hipoteca 
general  de  todos  los  productos  de  la  Real  Hacienda, 
y  especial  y  señaladamente  de  los  derechos  y  arbi- 
trios aplicados  á  la  Amortización  de  Vales  ^  y  al  pago 
de  sus  intereses. 

XXV.  En  estas  escrituras  se  señalará  el  plazo  de 
los  pagos  anuales ,  así  como  las  formalidades  y  docu- 
mentos necesarios  á  su  verificación ;  y  ademas  se  arti- 
culará expresamente  que  los  Renteros  tendrán  facul- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CA  89 
tad  de  enagenar  sus  ventas  en  renta ,  o  en  qualquiera 
otra  fornica  toda  clase  de  personas  y  comunidades, 
en  los  términos  que  como  arbitros  se  convinieren. 
Que  si  por  larga  ausencia  ú  otro  motivo  no  cobrasen 
en  los  plazos  prescritos ,  se  les  satisfarán  todos  los 
caidos  en  el  dia  que  por  sí  d  sus  apoderados  se  acuda 
á  la  cobranza ;  y  que  si  las  rentas  pertenecieren  á  ex- 
tr angeros ,  estarán  exentas  de  confiscación  ,  aun  en  el 
casrj  de  ser  subditos  de  Príncipes  d  Estados  con  quie- 
nes haya  guerra. 

XXVI.  Para  que  al  piíblico  no  se  le  retarde  el 
beneficio  de  la  Amortización  de  los  Vales  ,  ni  la  no- 
ticia de  las  creaciones  y  numeraciones  de  los  que  de- 
ban cancelarse ,  cuidará  la  Dirección  de  la  Caxa  de 
ir  trasladando  sucesivamente  á  la  Tesorería  mayor  en 
cuenta  del  total  producto  líquido  de  la  rifa  aquella 
parte  que  corresponda  á  los  capitales  de  las  rentas 
que  se  constituyan  á  conseqüencia  de  cada  sorteo, 
reservando  en  su  poder  el  restante  valor  de  ios  vilie- 
tes  despachados ,  para  ir  llenando  las  demás  atencio- 
nes de  su  cargo ,  hasta  que  concluida  la  operación  se 
pase  á  la  misma  Tesorería  la  resulta  final ,  juntamente 
con  los  intereses  producidos  por  los  Vales  reservados 
en  la  Caxa  durante  el  tiempo  que  lo  hayan  estado, 
como  pertenecientes  á  la  Real  Hacienda. 

XXVII.  Declaro  últimamente  por  mí ,  y  á  nom- 
bre de  mis  sucesores ,  que  las  r^Feridas  rentas  vitali- 
cias ,  como  subrogadas  con  beneficio  público  en  lu- 
gar de  una  porción  de  los  Vales  Reales ,  son  una 
deuda  contraída  por  el  bien  del  Estado ;  y  en  todos 
tiempos  queda  el  Estado  mismo  obligado  á  su  pun- 
tual satisfacción  ,  sin  que  jamas  pueda  admitirse  duda 
o  controvejf  ia.  Tendreislo  entendido  ,  lo  comunica- 
reis á  mi  Consejo  Real ,  para  que  expida  la  Cédula 
correspondiente ,  y  daréis  las  demás  ordenes  que  se 
requieran  para  su  cumplimiento.  =  Rubricado  de  la 
real  mano.  =  En  San  Lorenzo  á  26  de  Noviembre 
de  1799.  =  Á  Don  Miguel  Cayetano  Soler  =  Pubíi- 

Tomo  IV.  M 


£>o  CA  Continuación  y  suplemento 
cado  en  el  Consejo  este  mi  real  Decreto  ,  acordó  su- 
cumplimiento ,  y  expedir  esta  mi  Cedida.  Por  la 
qual  os  mando  á  todos ,  y  cada  uno  de  vos ,  en  vues- 
tros lugares ,  distritos  y  jurisdiciones ,  veáis  el  De- 
creto ipserto ,  y  le  guardéis ,  cumpláis  y  executeis, 
y  hagáis  guardar,  cumplir  y  executar,  según  y  como  < 

en  él  se  contiene ,  en  la  parte  que  respectivamente 
os  corresponda  ,  á  cuyo  fin  daréis  las  ordenes  y  pro- 
videncias necesarias ,  por  convenir  así  á  mi  real  ser- 
vicio. Que  así  es  mi  voluntad ;  y  que  al  traslado  im- 
preso de  esta  mi  Cédula  ,  firmado  de  Don  Bartolomé 
Muñoz  de  Torres  ,  mi  Secretario  ,  Escribano  de  Cá- 
mara mas  antiguo  y  de  Gobierno  del  mi  Consejo  ,  se 
lé  dé  la  misma  fé  y  crédito  que  á  su  original.  Dada  en 
S¿m  Lorenzo  á  primero  de  Diciembre  de l799* 

CAXA  de  descuento:  Véase  Firma. 

CÉDULAS  de  Caxa  de  descuento.  Véase  Firma. 

CEUTA.  La  Plaza  de  Ceuta  está  comprehendida 
en  situación  de  guerra  ,  y  con  arreglo  á  esto  sean  juz- 
gados los  reos  de  ella  en  adelante  ,  mientras  dure  la-  * 
actual  con  Inglaterra.  Real  resolución  de  7  de  Febrero 
de 179^. 

CIENTOS.  Véase  Exención.  ^A 

CIRUGÍA.  Artículo  I.  Para  que  esta  Escuela  no 
padezca  en  tiempo  alguno  decadencia  en  la  ense- 
ñanza ,  antes  sí  llegu^  á  la  total  perfección  que  S.  M. 
desea ,  se  ha  servido'  ponerla  baxo  la  autoridad  del 
que  es  o  fuere  su  primer  Cirujano  f*e  Cámara ,  con 
el  carácter  de  Presidente  ,  concediéndole  todas  las 
preeminencias  y  facultades  que  como  á  tal  le  corres- 
ponden ,  y  se  explicarán  en  los  artículos  que  su  con- 
texto tenga  precisa  relación  con  ellas  ,  entre  las  que 
será  la  principal  poder  tomar  por  sí  totfos  los  me- 
dios que  juzgare  mas  eficaces  á  promover  y  mejorar 
la  enseñanza,  y  reformar  qualquiera  a^uso  que  en  lo 
succesivo  se  haya  introducido ,  o  quiera  introducirse, 
sin  que  ninguno  de  los  individuos  del  Colegio  pueda 
oponerse  en  manera  alguna ;  antes  sí  deberán  todos 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CI  91 
contribuir  respectivamente  á  la  puntual  observancia, 
no  solo  d^  estas  providencias,  sino  de  las  demás  que 
tomase  para  utilidad  de  la  misma  Escuela  y  ben'eíkio 
de  la  Casa,  guardándole  todo  el  respeto,  decoro  y  su- 
bordinación que  corresponde  á  la  superioridad,  en  que 
su  empleo  le  constituye,  y  la  real  voluntad  le  declara. 

II.  Siendo  fixo  el  establecimiento  que  precisa- 
mente ha  de  tener  en  la  Corte  el  Presidente  de  este 
Colegio,  y  siguiéndose  de  esto  la  imposibilidad  de 
asittir  personalmente  á  exercer  las  funciones  propias 
de  su  empleo  ,  ha  nombrado  S.  M.  á  su  Cirujano  de 
Cámara  Don  Pedro  Birgili  por  Director  de  él,  para 
que  siempre  que  permanezca  en  Barcelona ,  sirva  la 
ausencia  del  Presidente  en  iguales  términos ,  que  este 
lo  executaria  sin  aquel  motivo  ;  por  cuya  razón  de- 
berá gozar  la  misma  autoridad  y  preferencia  que  el 
Presidente  en  todas  las  funciones ,  actos  f  consultas, 
examenes  y  demás  ocurrencias,  así  pertenecientes  á 
la  Escuela  ,  como  en  las  que  correspondan  al  go- 
bierno interior  y  económico  del  Colegio ;  de  modo, 
que  solo  ha  de  depender  del  Presidente ,  tanto  en 
los  casos  consultivos ,  como  resolutivos  :  bien  enten- 
dido ,  que  en  aquellos  por  cuya  naturaleza  se  pre- 
venga en  los  artículos  donde  corresponda  ,  haya  de 
preceder  conferencia  o  consulta  con  los  Maestros  del 
Colegio  ,  se  le  regulará  como  uno  de  los  concurren- 
tes á  ella  ;  pero  siempre  guard&idó  á  su  voto  la  pre- 
ferencia que  le  corresponde. 

III.  Asegurado  S.  M.  del  zelo  y  actividad  del  re- 
ferido Don  Pedro  Birgili ,  se  ha  servido  poner  i  su 
cuidado,  así  la  elección  del  parage  que  le  parezca 
mas  á  proposito ,  (dentro  del  Hospital  de  la  misma 
Plaza  de  Barcelona)  para  construir  en.él  el  Colegio, 
como  atender  á  su  fábrica,  para  afianzar  la  calidad  y 
brevedad  de  ella  ;  pero  con  advertencia  de  que  al 
acto  de  elegrr  el  terreno  ,  deberá  concurrir  el  Inten- 
dente del  Principado  ,  á  fin  de  que  executandose  de 
acuerdo  y  buena  armonía  ,  se  eviten  recursos ,  y  no 


92      CI      Continuación  y  suplemento 
resulte  perjuicio  á  la  asistencia  de  los  enfermos  en 
©tros  fines. 

IV.  Practicado  esto,  hará  el  Director  üelinear  la 
planta  del  Colegio ,  así  en  la  extensión  y  distribu- 
ción de  piezas  de  que  deba  constar  ,  como  de  la  di- 
mensión de  cada  una,  expresando  la  repartición  de 
sus  destinos,  y  separadamente  formará  un  tanteo  del 
importe  á  que  ascenderá  el  todo  de  la  obra ,  y  los 
gastos  que  sean  precisas  para  disponer  cada  pieza  con 
lo  que  sea  necesario  al  fin  en  que  deba  servir  5  y 
uno  y  otro  lo  remitirá  al  Presidente ,  para  que  pa- 
sándolo este  al  Secretario  del  Despacho  Universal  de 
la  Guerra,  sea  S.  M.  informado  de  todo,  y  pueda 
en  su  vista  aprobarlo  si  fuere  de  su  real  agrado. 

V.  Con  estas  noticias  remitirá  el  Director  otra 
al  Presidente ,  en  que  especifique  así  la  asignación 
de  goces  anuales  de  los  Maestros  y  demás  Indi- 
viduos del  Colegio  ,  como  también  la  dotación  que 
este  necesitará  anualmente  para  sus  gastos  ordina- 
rios ,  á  fin  de  que  del  modo  expuesto  pueda  llegar  á 
la  real  aprobación  ,  sin  la  qual  no  podrá  hacerse  au- 
mento alguno  de  goce ,  ni  gasto  extraordinario  que 
exceda  de  trescientos  reales  vellón ,  á  menos  que  la 
urgencia  de  él  no  pida  pronta  providencia  :  en  cuyo 
caso,  después  de  executado,se  dará  inmediatamente 
cuenta  al  Presidente,  para  que  por  el  conducto  señalado 
la  traslade  á  la  real  inteligencia;  y  obteniendo  su  apro- 
bación, quede  la  partida  calificada  de  legítima  data. 

VI.  El  Director  deberá  vigilar  exactamente  que 
los  Maestros  y  demás  Profesores  que  tengan  destino 
en  el  Colegio,  observen  puntualmente  la  distribu- 
ción de  horas  de  estudio ,  curaciones  y  demás  actos 
en  que  hayan  de  exercitarse :  y  para  que  sea  con  el 
orden  y  método  que  corresponde ,  hará  Qn  Regla- 
mento que  comprehenda  todo  el  repartimiento  de 
los  exercicios  diarios  en  que  deban  emplearse ,  y  le 
remitirá  al  Presidente  al  mismo  tiempo  que  la  planta 
del  Colegio,  y  presupuesto  de  su  coste,  para  igual 


al  Prontuario  de  Aguirre.      CI      93 
fin  que  estos  documentos. 

VII.  En  ausencia  del  Director ,  ha  de  entrar  á 
exercer  susíunciones ,  con  las  mismas  distinciones  y 
autoridad,  el  primer  Maestro  del  Colegio,  cuyo  lu- 
gar ha  resuelto  S.  M.  le  ocupe  con  el  carácter  de  Vi- 
cepresidente ,  el  que  fuere  Cirujano  mayor  del  Exér- 
cito  ;  y  en  su  ausencia  ó  enfermedad ,  aquel  que  pro- 
pusiere el  Director,  y  sea  aprobado  por  el  Presidente: 
y  hallándose  actualmente  vacante  la  referida  plaza  de 
Cirujano  mayor  del  Exército ,  se  ha  servido  nom- 
brar para  ella  á  Don  Lorenzo  Rolan ,  Ayudante  que 
era  de  Cirujano  mayor  de  la  Armada ,  y  Maestro 
Anatómico  del  Colegio  de  Cádiz ,  y  consiguiente- 
mente por  Vice- Presidente ,  y  primer  Maestro  de 
este  Colegio ,  quien  como  tal  tendrá  la  obligación 
de  recoger  y  custodiar  todas  las  Constituciones  de  él, 
y  ordenes  que  para  su  régimen  le  comunique  el  Di- 
rector ,  aprobadas  por  el  Presidente ;  y  en  lo  demás 
seguirá  el  método  que  corresponde  á  las  funciones 

^peculiares  del  Director  en  ausencia  suya ;  observán- 
dose por  qualquiera  de  los  dos ,  quando  se  hallen  á 
la  cabeza  de  la  Escuela ,  una  exacta  puntualidad  en 
dar  cuenta  al  Presidente  de  todo  lo  que  ocurra,  para 
que  pueda  providenciar  por  sí  lo  que  tuviere  por 
conveniente  ;  o  si  la  gravedad  del  asunto  lo  pidiese, 
consultarle  á  S.  M.  por  la  via  reservada  de  Guerra, 
para  entender  por  ella  su  real  resolución. 

VIII.  Que  la  distribución  de  las  materias  y  mé- 
todo de  enseñaiJfea  ha  de  depender  del  arbitrio  del 
Director  ó  Vice-Presidente  ,  con  acuerdo  del  Presi- 
dente ,  á  quien  podrán  representar  en  derechura  los 
otros  quatro  Maestros,  bien  juntos  o  separados,  qual- 
quier  reparo ,  inconveniente  ó  abuso  que  en  ello  ha- 
yan experimentado ,  para  que  informado  el  Presi- 
dente ,  tome  la  providencia  que  juzgue  útil  á  evitarle, 
y  al  mayor  adelantamiento. 

IX.  Que  también  ha  de  ser  obligación  del  primer 
Maestro  del  Colegio  y  sus  dos  Consultores  asistir  á 


94  CI  Continuación  y  suplemento 
la  curación  diaria  de  los  enfermos  del  Hospital  de 
Barcelona ,  acompañado  de  los  dos  Ciriyanos  mayo- 
res de  él ,  y  distribuir  á  cada  uno  la  sala  ó  salas  que 
le  pareciese ;  siempre  que  en  qualquiera  de  ellas  ocur- 
riese algún  caso  arduo,  de  enfermedad  aguda,  ope- 
ración ó  anatomía  ,  deberán  todos  consultarle ,  pa- 
sando primero  aviso  al  Director,  (sino  estuviere  au- 
sente) para  que  acuda  á  presidir  en  la  Junta ,  y  ci- 
tándole lo  executará  el  Vice-Presidente  ,  y  á  falta  de 
este  el  que  se  le  siga ;  para  cuyos  actos  y  deirus  de 
la  facultad  manda  S.  M.  al  Capitán  General  del  Prin- 
cipado ,  al  Intendente  de  él ,  y  á  los  Administrado- 
res del  referido  Hospital  de  Barcelona ,  no  impidan 
al  Director  ,  primer  Maestro  del  Colegio  ,  y  sus  dos 
compañeros  que  asistan  y  curen  á  los  enfermos  de 
.cirugía  que  hubiere  en  él,  del  mismo  modo  que  lo 
hacen  sus  dos  Cirujanos  mayores ;  pues  es  su  volun- 
tad ,  que  todos  estén  subordinados  al  Director  del 
Colegio  ó  Vice-Presidente  ,  y  que  se  le  ceda  la  sala 
de  anatomía  del  mismo  Hospital ,  facilitándole  tam1 
bien  los  cadáveres ,  que  para  el  estudio  y  enseñanza 
de  ella  sean  necesarios. 

X.  Que  los  Practicantes  que  actualmente  asisten 
en  el  Hospital  de  Barcelona ,  sean  admitidos  por  in- 
dividuos del  mismo  Colegio  ;  y  los  que  en  adelante 
se  reciban,  sean  examinados  en  Latinidad  ,  Lógica  y 
Física  Experimental ,  del  modo  que  se  practica  en 
el  de  Cádiz;  y  presentarán  sus  informaciones  de  lim- 
pieza de  sangre  y  buenas  costurrfores  ,  procurando 
los  Maestros  con  particular  cuidado  llevar  estudian- 
tes de  todas  las  Provincias  del  Reyno ;  y  que  para 
hacer  mas  inteligible  y  perceptible  la  enseñanza  en 
lo  general ,  se  explique  en  lengua  castellana  ;  y  en  el 
mismo  idioma  se  harán  las  lecciones,  ejercicios,  y 
demás  actos  literarios. 

XI.  Que  los  mancebos  de  las  tifndas  de  Ciruja- 
nos que  asistieren  á  las  lecciones ,  estudio  y  demos- 
traciones de  los  Maestros  del  Colegio,  gocen  los  mis- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CI  95 
mos  privilegios  que  los  estudiantes  que  estuvieren 
dentro  de  &,  o  sirvieren  de  Practicantes  en  el  Hos- 
pital :  pero  nan  de  estar  sujetos  al  mismo  examen  y 
pruebas  que  los  Colegiales,  sin  que  por  esta  razón 
pueda  llevárseles  dinero  alguno  por  via  de  entrada, 
refresco ,  ni  otro  motivo  :  con  cuyas  circunstancias 
estarán  en  igual  aptitud  para  los  ascensos  que  los  dis- 
cípulos internos  ,  respecto  de  que  los  estudios  de  los 
que  están  fuera ,  exámenes  y  pruebas,  son  las  mis- 
masque  las  de  los  Colegiales. 

XII.  Que  el  estudiante  o'  aprendiz  de  Cirugía 
examinado,  aprobado  y  recibido  de  Badiiller  por 
este  Colegio ,  ha  de  reputarse  del  mismo  modo  que 
si  fuera  graduado  en  una  de  las  Universidades  de 
España. 

XIII.  Que  luego  que  hayan  acabado  los  discípu- 
los sus  años  de  estudios ,  (que  nunca  baxarán  pre- 
cisamente de  seis)  podrán  ser  examinados  de  Ciru- 
janos por  el  Director ,  sino  estuviere  ausente ,  y  los 

•cinco  Maestros  del  Colegio  ;  y  quando  por  hallarlos 
idóneos  en  la  facultad ,  los  aprobaren  de  tales ,  re- 
mitirá el  Director  d  Vice-Presidente  su  relación  é 
informe  al  Presidente ,  para  que  este  mande  despa- 
char el  título  ó  títulos  firmados  por  él ,  de  los  Al- 
caldes mayores  y  demás  Examinadores  del  Proto- 
Barberato ,  refrendado  de  su  Secretario ;  quedando 
siempre  la  facultad  de  volver  áílamar  á  examen  al 
Cirujano  que  se  supiere  que  por  falta  de  aplicación 
descuidare  el  esfudio ,  declarándose  que  quando  se 
averigüe  que  el  discípulo  ha  sido  examinado  por  los 
Maestros  del  Colegio  antes  de  los  seis  años  señalados, 
todo  lo  demás  deberá  darse  por  nulo. 

XIV.  Que  todos  los  discípulos  de  este  Colegio, 
que  hubieren  estudiado  Latinidad  ,  Lógica  y  Filoso- 
fía ,  y  fueren  examinados  y  aprobados  por  el  Direc- 
tor y  los  cinco'Maestros  de  él,  para  obtener  el  grado 
de  Bachiller  ,  y  título  de  Cirujano  Latino,  y  los  que 
antes  de  entrar  en  él  se  hallaren  adornados  del  misino 


96  CI  Continuación  y  suplemento 
estudio ,  (precedido  el  examen  y  aprobación  ex- 
puesta para  el  referido  grado  y  título)  gof  aran ,  como 
los  Médicos ,  el  distintivo  de  traer  espada  en  todo  el 
Rey  no ,  y  que  sean  recibidos  en  los  Colegios  de  Ci- 
rujanos de  él ,  mediante  que  los  estatutos  y  reglas  es- 
tablecidas en  esta  parte  para  el  nuevo  Colegio  tienen 
quantas  calidades  previenen  las  de  aquellos ;  y  tam- 
bién gozarán  las  prerogativas  que  por  leyes  de  Casti- 
lla están  concedidas  á  los  de  este  grado  ,  pues  quiere 
S.  M.  sean  considerados  como  si  hubiesen  sido  reci- 
bidos en  la  Universidad  de  Salamanca  ,  d  en  el  Pro- 
to-Medicato ,  y  que  quede  en  su  fuerza  y  vigor  la 
real  Cédula  que  sobre  esto  mismo  se  digno  expedir 
su  amado  hermano  el  Señor  Fernando  VI. ,  (que 
está  en  gloria)  exclusos  los  estudiantes  romancistas; 
pues  aunque  estos  podrán  ser  admitidos  en  el  Cole- 
gio para  aprender  la  Cirugía  ,  y  ser  examinados  de 
Cirujanos ,  no  les  será  permitido  usar  del  privilegio 
de  ceñir  la  espada. 

XV.  Que  todos  los  que  se  hallen  en  posesión  de1 
gozar  de  él ,  han  de  ser  atendidos  para  las  plazas  de 
Cirujanos  de  Regimientos  ,  así  porque  es  el  princi- 
pal fin  del  establecimiento  de  este  Colegio ,  como 
porque  de  esta  suerte  tendrán  salida  los  Profesores, 
en  cuyo  caso  no  se  ha  de  atender  solo  á  la  antigüe- 
dad ,  sino  á  la  suficiencia  ;  pero  si  en  el  que  tuviere  la 
primera  circunstancia  concurriese  la  segunda ,  deberá 
ser  preferido  :  entendiéndose  que  esfa  elección  no  ha 
de  ser  privativa  entre  los  individuos  y  discípulos  del 
Colegio  ,  sino  que  ha  de  poder  hacerse  de  los  del  de 
Cádiz  y  de  otros  parages  en  que  la  Cirugía  se  estudie 
con  el  mismo  método  ;  pero  deberán  ser  atendidos 
recíprocamente  los  Profesores  de  esta  Jpscuela  para 
Cirujanos  de  la  Armada  :  y  á  fin  de  estimular  mas  al 
fomento  de  ella  ,  y  que  no  decaiga  el  estudio  de  tan 
íítil  arte  ,  quiere  S.  M.  que  á  seis  ú  ocho  sobresalien- 
tes ,  y  acreditados  Maestros  Cirujanos  de  Barcelona 
se  les  dé  por  el  Colegio  el  título  y  honores  de  ta- 


al  Prontuario  de  Aguirre.       CI       97 
les ,  como  si  en  él  hubieran  estudiado  ia  Cirugía. 

XVI.     Que  para  ser  qualquíera  aprobado  por  Ci- 
rujano en  este  Colegio  ,  han  de  preceder  los  exáme- 
nes en  dias  diferentes ,  uno  de  Teórica  y  otro  de 
Práctica ,  debiendo  durar  cada  uno  tres  horas  preci- 
sas ;  cuyo  acto  no  podrá  practicarse  para  recibir  de 
tal  á  ninguno  por  espacio  de  tres  años ,  contados  des- 
de el  establecimiento  de  este  Colegio ,  ni  tampoco 
curar  en  adelante  en  todo  el  Principado  Cirujano  al- 
gunj  que  no  pase  primero  por  el  examen  de  él ,  d  le 
haya  tenido  en  el  de  Cádiz ,  reservándose  S.  M.  q\ 
establecimiento  de  otras  Escuelas  de  esta  clase ,  con 
iguales  prerogativas  y  honores ,  según  el  progreso 
que  observe   en  estas  dos  :  y  por  lo  respective  al 
coste  ,  que  deberá  pagar  cada  Profesor  para  ser  reci-* 
bido  de  Cirujano ,  se  ha  servido  declarar  sea  el  de 
mil  quinientos  reales  vellón  por  una  vez,  de  los 
quales  ha  de  percibir  sesenta  reales  vellón,  el  Presi- 
dente ,  por  derechos  del  título  que  deberá  despacharle 
jen  los  términos  prevenidos  al  art.  8-  como  Proto- Ci- 
rujano de  Cataluña ,  y  treinta  reales  cada  Examina- 
,  dor  por  cada  examen ,  y  la  restante  cantidad  á  los 
mil  quinientos  reales ,  se  depositará  inmediatamente 
en  un  arca  que  á  este  fin  se  mandará  hacer  con  tres 
llaves,  de  las  quales  ha  de  tener  una  el  Director  o  Vi- 
ce-Presidente  del  Colegio ,  otra  el  que  sea  primer 
Consultante  ;  y  la  otra  el  Ciruj^jio  mas  antiguo  de 
los  dos  del  Hospital ,  en  el  que  ha  de  permanecer 
siempre  la  referid!  arca  d  deposito  ,  situándole  en  I4 
Sala  donde  han  de  celebrarse  las  Juntas;  en  inteligen- 
cia ,  que  en  ausencia,  enfermedad  ,  suspensión  ú  ocu- 
pación de  qualquiera  de  los  tres  en  quien  quedan  re- 
partidas las  llaves ,  deberá  pasar  la   del  que  faltare 
á  poder  de*%quel  que  le  substituya  en  los  demás 
actos. 

XVII.     Que  Jel  que  quiera  exercer  en  Cataluña  de 
Comadrón  ,  Dentista  ,  Oculista  ,  y  las  mugeres  de 
Comadre  q  Partera,  ha  de  ser  examinado  precisa- 
do IV,  N 


98  CI  Continuación  y  suplemento 
mente  por  el  Director  ,  si  estuviere  en  Barcelona  ,  y 
los  cinco  Maestros  del  Colegio ;  y  si  fuere  aproba- 
do ,  se  dará  cuenta  al  Presidente ,  como  queda  pre- 
venido ,  para  que  le  despache  su  título  en  la  forma 
que  á  los  Cirujanos,  por  el  qualsolo  pagará  cada  uno 
quinientos  reales  vellón  5  y  las  Comadres  ó  Parteras 
ciento  ;  y  la  que  de  estas  fuere  pobre ,  y  viviere  en 
Aldea  ,  se  la  dará  el  título  gratis,  cuyos  caudales  se 
depositarán  en  la  caxa  inmediatamente. 

XVIII.  Que  el  expresado  Colegio  ,  sus  Colegia- 
les, Discípulos  y  Profesores  han  de  quedar  entera- 
mente exentos  del  Proto- Medí  cato  de  Cataluña,  y 
su  Teniente ,  y  sujetos  tínicamente  al  primer  Ciru- 
jano de  Cámara  de  S.  M. ,  como  Presidente  decla- 
rado de  esta  Escuela,  del  Proto-Barberato ,  y  del  pri- 
mer Maestro  de  ella  ,  que  es  en  el  que  recae  la  Vice- 
Presidencia ,  por  los  quales ,  y  los  otros  quatro 
Maestros  se  observarán  todos  los  artículos  aquí  con- 
tenidos, sin  interpretación;  y  con  advertencia  de 
que  ha  de  ser  sin  perjuicio  de  los  Cirujanos  actualesi 
del  Principado  que  tengan  la  suficiencia  correspon- 
diente ,  pues  con  estos  no  se  ha  de  hacer  novedad. 

XIX.  Que  todos  los  años  se  formará  cuenta  con 
cargo  del  fondo  que  quedare  existente  de  uno  á  otro, 
y  del  qué  hubiere  entrado  en  caxa  en  el  precedente, 
poniéndose  en  data  ,  por  sus  clases ,  los  gastos  ordi- 
narios y  extraordinarios  causados  en  él. 

XX.  Que  ¡esta  cuenta  la  deberán  firmar  los  tres 
en  quién  quedan  repartidas  las  llafes ,  con  interven- 
ción del  Director  o  Vice-Presidente ,  para  que  del 
modo  prevenido  llegue  á  la  aprobación  de  S.  M. ,  y 
vuelva  al  Colegio  ,  á  fin  de  que  se  guarde  en  el  Ar- 
chivo de  él,  y  se  evaquen  las  resultas,  si  las  hu- 
biere ^ 

XXI.  Que  se  ha  de  procurar  reservar  en  la  caxa 
el  caudal  correspondiente  para  satisfacer  las  obliga- 
ciones de  dotación  del  Colegio  de  dos  anos ;  y  del 
fondo  sobrante  propondrá  oportunamente  el  Direc- 


al  Prontuario  de  Aguirfc,       CI      99 
tor  d  Vice-Presidente  al  Presidente  lo  que  le  parezca 
deba  empl^rse  en  compra  de  instrumentos ,  libros 
y  lo  demás  que  sea  conducente  á  los  mayores  pro- 
gresos de  la  Escuela ,  para  que  este  lo  traslade  á  la 
inteligencia  de  S.  M. ,  y  obtenga  su,  real  aprobación. 
XXII.     Que  quando  hubiere  que  enmendar,  quitar, 
q  añadir  algún  artículo ,  siendo  preciso  ,  de  los  que 
comprehenda  la  Ordenanza  general  que  ha  de  for- 
marse ,  se  dará  cuanta  á  S.  M.  por  mano  del.  Presi- 
deníb ,  con  su  dictamen  x  y  el  de  los  cinco  Maestros 
de  él ,.  exponiendo  los  inconvenientes  ó  causas  qu£ 
hubiere ,  con  toda  claridad  ,  para  su  real  resolución; 
la  qual ,  y  todo  asunto  que  la  merezca  x  se  entenderá 
por  la  via  reservada  de  Guerra  ,  corno  asunto  privati- 
vo á  ella  ,  mediante  que  el  principal  fin  á  que  dirige 
la  real  intención  de  S.  JV£.  el  establecimiento  de  esta 
nueva  Escuela,  es  á  que  la  Tropa  en  sus  guarnicio- 
nes y  quarteles,  y  el  Exército ,  quando  saliere  á  cam* 
paña  ,  no  carezcan  del  importante  alivio  de  Profeso- 
Ves  acreditados  :  y  por  ahora ,  y  hasta  tanto  que  sal- 
gan á  luz  las  expresadas  Ordenanzas ,  se  hará  con 
Don  Pedro  Bergili ,  de  quien  ha  fiado  S.  M.  la  plan- 
tificación y  dirección  de  este  nuevo  Colegia  de  Ci- 
rugía ,  en  calidad  de  Director  de  él ,  como  queda  de- 
clarado en  el  art.  2.  Bucn-Retiro  12  de  Diciembre 
de  ..............  ...*..,  ................  r  17001 

CIRUGÍA.  Véase  Medicinad  r 

CIRUJANOS,  En  el  artículo  2?  título  15  de  la 
antigua  Ordenanza  del  real  Colegio  de  Cirugía  de 
Barcelona ,  se  prevenía  que'  todos  los  Cirujanos  de 
Regimientos  y  Hospitales  militares  estuviesen  su- 
jetos ,  en  lo  económico  de- la  facultad  y  estudio  ,  al 
Cirujano  m^or  del  Exército  así  en  tiempo  de  paz 
como  de  guerra,  debiendo  considerarle  como  á  su 
Gefe,y  obedecer  sus  órdenes  sin  la  menor  resisten- 
cia en  lo  relativo  á  "estos  puntos ;  y  que  los  inobe- 
dientes fuesen  seriamente,  castigados  ó  suspensos  de  su 
empleo  ;  á  cuyo  efecto  se  encargaba  á  los  Inspectores 

Ni 


loo  CI  Continuación  y  suplemento 
generales,  Coroneles  y  demás  a  quienes  perteneciese 
zelasen  y  ayudasen  por  su  parte  al  cumj^imiento  de 
esta  real  disposición ,  obligando  á  los  Cirujanos  que 
estuviesen  baxo  de  su  mando  á  tener  subordinación 
á  dicho  Cirujano  mayor,  por  convenir  así  al  real  ser- 
vicio ,  y  á  la  salud  pública ,  cuya  dependencia  se  en- 
carga igualmente  en  el  artículo  9  tratado  2  título  22 
de  Jas  Ordenanzas  generales  del  Exército.  Y  como 
por  la  de  los  reales  Colegios  de  Cirugía  de  20  de  Ju- 
nio de  1795  se  declara  en  varios  artículos  de  efía,  y 
particularmente  en  el  4.  del  capítulo  1?  parte  1? 
que  la  Junta  gubernativa  de  los  mismos  Colegios  sea 
cabeza  y  Gefe  del  cuerpo  de  Cirugía  militar,  por 
cuya  razón  debe  ser  respetada  y  obedecida ,  no  solo 
de  los  individuos  de  los  referidos  Colegios ,  sino 
también  de  todos  los  Cirujanos  militares ,  recono- 
ciéndola por  su  inmediato  superior  :  ha  tenido  á  bien 
S.  M.  resolver  á  solicitud  de  la  misma  Junta,  que  se 
consideren  reasumidas  en  ella  las  facultades  declara- 
das al  Cirujano  mayor  del  Exército ,  sin  perjuicio* 
de  las  que  por  Ordenanza  corresponden  á  este  en  los 
de  campaña  o  acantonamiento  ,  á  fin  de  que  con  la 
autoridad  competente  pueda  cumplir  las  obligacio- 
nes de  su  instituto ,  y  zelar  el  mas  exacto  y  puntual 
desempeño  de  las  de  los  Cirujanos  de  Regimientos, 
Cuerpos  de  Inválidos,  Hospitales  militares,  y  demás 
que  por  sus  graduaciones  lí  honores  estén  compre- 
héndidos  en  la  Plana  mayor  de  Cirugía  del  Exército 
en  todo  quanto  pertenezca  á  lo  económico  y  estudio 
de  su  facultad  ,  y  al  cumplimiento  de  lo  prevenido 
en  la  Ordenanza  de  los  Colegios  ,*  imponiendo  por 
sí  á  los  que  contravengan  las  correcciones  o  arrestos 
que  estime  convenientes ,  pidiendo  para  ello  el  au- 
xilio necesario  á  los  Gefes  inmediatos  de  quienes  de- 
penden,  y  quando  por  la  reincidencia  ó  gravedad 
de  sus  faltas  mereciesen  suspensión  dre  empleo,  ó  se- 
paración del  servicio,  deberá  la  Junta  hacerlo  pre- 
sentemos exposición  justificada  de  las  causas,  para 


al  Prontuario  de  Aguirre.       CI     101 
que  en  su  vista  determine  el  Rey  lo  que  sea  mas  de 
su  agrado. $ 

No  por  esto  han  de  considerarse  los  Cirujanos 
militares  libres  de  la  justa  dependencia  que  deben 
tener  de  sus  Gefes  respectivos;  y  aunque  es  la  vo- 
luntad de  S.  M  que  se  les  trate  con  la  estimación  y 
decoro  que  corresponde,  quiere  también  se  les  haga 
entender  que  han  de  estar  tan  subordinados  á  ellos 
en  los  actos  del  servicio,  como  lo  están  los  Oficia* 
les? y  que  se  harán  acreedores  al  castigo  que  mere- 
ciesen por  sus  faltas  en  la.disciplina  militar  ,  de  cuya 
obligación  no  está  exento  individuo  alguno  sea  de 
la  clase  que  fuere. 

Al  mismo  tiempo  ha  resuelto  S.  M.  que  los  Ge- 
fes  de  los  Regimientos  del  Exército  no  den  pose- 
sión de  su  empleo  á  los  Cirujanos  sin  que  presenten 
la  Caxa  de  instrumentos  prevenida  por  Ordenanza 
con  el  visto-bueno  de  la  Junta  gubernativa,  ó  de  la 
persona  que  esta  comisione  para  su  revisión ;  y  que 
los  mismos  Gefes  cuiden  de  que  anualmente  se  las 
presenten  en  el  propio  estado,  á  fin  de  evitar  el  en- 
gaño de  que  sean  prestadas,  ó  que  se  deshagan  de 
ellas  después  de  revisadas  ,  quedándose  sin  este  pre- 
ciso auxilio  para  el  desempeño  de  su  profesión ,  como 
ya  se  ha  experimentado  con  algunos.  Lo  aviso  todo 

á  V.  &c.  Real  orden  de  21  de  Enero  de 1799» 

oñfc  CIRUJANOS.  Según  el  Reglamento  de  15  de 
Noviembre  de  1798  se  encargaba  al  Tesorero  gene- 
ral la  recaudación  de  los  fondos  y  pago  de  pensio- 
nes del  Monte  Pió.  Pero  actualmente  se  manda  se 
administre  por  los  Oficiales  mayores  de  la  Contadu- 
ría y  Tesorería  del  Monte  Pió  Militar  por  via  de 
comisión  separada ,  baxo  las  reglas  siguientes. 

I.  Por*l  artículo  5?  del  Reglamento  desde  pri- 
mero de  Diciembre  de  98 ,  se  ha  debido  retener  me- 
dia paga  íntegra  de  los  sueldos  de  los  Cirujanos  de 
los  Regimientos  del  Exército ,  Hospitales  milita- 
res, Castillos,  Cindadelas  y  Presidios  agregados  á  es- 


102  CI  Continuación  y- suplemento  . 
fados  mayores  de  Plazas,  retirados. y  dispersos,  y  ea 
iguales  términos  se  les  ha  debido  descantar  desde 
aquella  fecha  los  o¿ho  maravedís  en  escudo  de  las 
.pensiones ,  sobresueldos  ó  gratificaciones  ,  y  en  caso 
de  na  habérseles  hecho  las  expresadas  retenciones,; 
y  también  las  diferencias  de  sueldos  en  los  ascensos 
¿le  menor  á  mayor,  haber,  y  la  media  paga  á  los 
nuevamente  empleados  desde  la  fecha  del  nominado 
Reglamento ,  en  adelante  se  harán  inmediatamente^ 
regulándose  la  exacción  prorrateadamente,  de  mí>dot. 
Que  puedan  quedar  recaudados  estos  fondos  en  fin 
de  Junio  próximo ,  y  el  primero  de  Julio  se  pro* 
ceda  á  la  asignación  de  pensiones. 

II.  Hecho  esto  se  descontarán  ocho  maravedís  ea 
escudo  dé  todo  sueldo ,  por  el  que  se  han  de  regular 
/as  pensiones,  y  se  exigirá  igual  cantidad  de  los»  de^ 
mas  goces  extraordinarios. 

,    III.    Los  contribuyentes  que  no  pasan  revista ,  en* 
tregarán  su  media  paga  y  descuentos  en  las  Tesore-. 
rías  de  Exército  mas  inmediatas  á  su  residencia ,  y  { 
no  haciéndolo  con  puntualidad,  se  les. exigirá  su  dea- 
cubierto  conforme  al  artículo  IV.  del  Reglamento. 

IV.  En  Indias  el  descuento  será  ocho  maravedís 
<de  plata  por  peso  fuerte  %  y  las  demás  retenciones 
del  artículo  L  de  esta  Instrucción ,  y  los  Intenden- 
tes de  estos  y  aquellos  dominios,  que  llevarán  cuenta 
separada  de  estos  productos ,  remitirán  i  fih  de  aña 
relaciones  del  ingreso  al  Presidente  de  la  Junta  su- 
perior gubernativa..  <c 

V.  El  Monte  se  manejará  por  los  dos  Oficiales 
mayores  de  la  Contaduría  y  Tesorería  del  militar, 
que  se  entenderán  en  derechura  con  la  Junta  supe* 
rior  gubernativa ,  de  la  que  recibirá  el  Oficial  ma* 
yor  de  la  Tesorería  los  avisos  de  las  pensiones  que 
se  concedan  de  su  importe ,  dia  en  que  empiezan ,  y 
Tesorería  en  que  se  consignan. 

VI.  Para  las  que  se  hayan  de  pagar  en  Madrid, 
pasará  la  Junta  á  dicho  Oficial  las  relaciones  de  des- 


al  Prontuario  de  Aguirre.     Cl     103 
cuentos  que  le  hayan  remitido  de  la  Tesorería  ge- 
neral,  y  las  de  Exército  de  España  é  Indias. 

VII.  Percibirá  él  mismo  de  la  Tesorería  gene- 
ral ,  y  con  intervención  del  Oficial  mayor  de  la  Con- 
tad uria  las  cantidades  necesarias  para  pagar  en  esta 
Corte. 

VIII.  Se  custodiarán  los  fondos  en  arca  de  tres 
llaves,,  de  las  quales  una  tendrá  un  vocal  de  la  Junta 
superior,  que  resida  en  Madrid,  y  una  el  Oficial  ma- 
yo»* de  Contaduría  *,  y  otra  el  de  Tesorería. 

IX.  El  arca  -estará  en  la  Caxa  de  la  Tesorería  del 
.^lon te  militar  ,  y  5e  sacarán  los  -caudales  para  pagar 
por  trimestres. 

X.  Los  sobrantes  que  queden  cada  año  en  las  Te- 
sorerías de  Exército  o  Caxas  Teales  de  Indias  se  co- 
brarán ,  y  si  la  Junta  lo  tiene  por  conveniente  se  im- 
pondrán j¿n  Vales. 

XI.  A  'fin  de  año  Formará  el  Oficial  mayor  de  la 
Tesorería  la  cuenta  formal  de  ingresos  y  salidas ,  las 

I  reconocerá  el  de  la  Contaduría,  y  estando  conforme 
lo  certificará  á  continuación ,  y  con  estas  formali- 
dades las  pasará  el  primero  á  la  Junta  para  que  si  está 
corriente ,  se  le  expidael  finiquito. 

XII.  -Si  el  Monte  decae  se  prorrateará  á  cada  in- 
teresada lo  que  la  corresponda ,  según  Jos  descuentos 
de  sus  causantes. 

XIII.  Los  que-han  de  obtmer  pensión  de  este 
Monte,  remitirán  á  la  Junta  un  memorial  acompa- 
ñado de  la  certificación  de  la  Contaduría  de  Exército 
o  Caxas  reales  que  -acredite  el  sueldo  de  dotación  del 
causante,  y  que  se  le  hicieron  los  descuentos  para  el 
Monte.  La  fe  decasamiento  legalizada;  testimonio  con 
inserción  de  la  cabeza^  nominación  de  hijos,  é  insti- 
tución de  herederos  y  pie  del  testamento ,  baxo  del 
que  falleció ;  la  fe  de  entierro  ;  las  dé  bautismo  ,  ó 
de  haber  torrado  estado  d  fallecido  los  hijos  de  que 
habla  el  testamento ;  pero  si  muere  intestado  se  acre- 
ditarán loshi  jos  baxo  -las  circunstancias  expresadas;  los 


104     CI     Continuación  y  suplemento 
huérfanos  siri  madre  remitirán  ademas  la  fe  de  muerta 
de  esta  ;  las  viudas  y  huérfanos  de  los  qujf}.se  casaron 
después  de  primero  de  Diciembre  de  1795,  acompa- 
ñarán también  la  licencia  real  con  que  se  casaron. 

Las  madres  viudas  incluirán  las  fees  de  casamiento 
y  muerte  de  sus  maridos ,  la  del  bautismo  y  fallecí-» 
miento  del  hijo  soltero ,  por  el  qual  adquieran  el 
derecho ,  y  certificación  del  Párroco  de  hallarse  viu-* 
das  al  tiempo  de  la  muerte  del  hijo. 

XIV.  Examinados  por  la  Junta  estos  docum^n* 
tos  y  concedida  la  pensión  ,  se  avisará  al  Intendente 
de  Éxército  donde  residan  las  interesadas  para  que 
se  les  pague  desde  el  dia  siguiente  al  fallecimiento 
de  sus  causantes ,  y  se  pasará  igual  aviso  al  Oficial 
mayor  de  la  Tesorería  del  Monte, 

XV.  Se  pagará  por  trimestres  á  fines  de  Febrero, 
Mayo  ,  Agosto  y  Noviembre ,  justificando  las  inte- 
resadas subsistir  en  el  estado  que  les  da  el  derecho, 
y  en  fin  de  Noviembre  se  hará  un  recibo  total  inter- 
venido por  las  respectivas  Contadurías. 

XVI.  Si  mudan  de  residencia  llevarán  el  cese  y. 

la  fe  de  subsistir  viudas  d  solteras ,  para  que  se  las>      , 
continúe  el  pago  por  la  Tesorería  de  Éxército  mas 
inmediata  a,  su  residencia. 

XVII.  A  fin  de  año  remitirán  los  Intendentes  de 
Éxército  y  Ministros  de  Hacienda  de  España  é  In- 
dias ai  Presidente  de *¿a  Junta  los  pagamentos  forma- 
les con  una  relación  que  los  comprehenda,  á  fin  de 
que  trasladándolos  al  Oficial  mayor'  de  la  Tesorería 
del  Monte  militar,  disponga  este,  con  intervención 
del  de  la  Contaduría ,  el  reintegro  de  su  total  im^ 
porte  en  la  Tesorería  general  de  S.  M.  por  la  que  se 
despachará  el  equivalente  abono  que  deberá  reco- 
ger el  Oficial  mayor  de  la  Tesorería ,  y'^trasladarlo 
al  Presidente  de  la  Junta  para  que  lo  dirija  al  Inten- 
dente que  remitid  los  pagos.  Instrucción  de  28  de 
Mayo  de  . . 1799* 

CLÉRIGOS  Regulares  de  la  Compañía  de  Jesús. 


al  Prontuario  de  Agtiirre.     CL     105 
Se  extinguió ,  suprimid  y  derogó  el  Instituto  y  Or- 
den ,  por  <jPreve  de  Clemente  XIV.  dado  en  Roma 
en  21  de  Julio  de * . .  .  1773» 

CLÉRIGOS  Regulares  de  la  Compañía  de  Jesús. 
Se  encargó  á  los  Tribunales  superiores  ordinarios 
eclesiásticos  y  Justicias  de  estos  Reynos  cuiden  res- 
pectivamente de  la  execucion  del  Breve  de  S.  S.  por 
el  qual  se  anula  ,  disuelve  y  extingue  perpetuamente 
la  Orden  de  Regulares ,  llamada  la  Compañía  de  Je- 
sús ,  por  Cédula  de  16  de  Septiembre  de 1773» 

CLÍNICA.  Se  exija  á  los  Autores  un  exemplar 
de  los  escritos  que  sé  impriman  con  destino  á  la  Bi- 
blioteca de  Clínica.  Real  orden  de  28  de  Octubre  de.  1795. 

COCHES.  I.  Los  de  rúa  por  las  calles  y  paseos 
públicos  no  vayan  con  seis  muías  ,  aunque  sea  yendo 
de  viage ,  y  con  casaquillas  los  Cocheros ,  en  cuyo 
caso  atacarán  ó  pondrán  en  tiro  las  guías ,  saliendo 
por  las  puertas  de  Segovia  y  Toledo ,  pasado  sus 
puentes ,  y  desde  el  punto  de  su  salida  á  trescientas 
*  veinte  y  cinco  varas  ,  y  á  esta  distancia  en  las  demás 
puertas  y  portillos ,  la  qual  está  señalada'  por  medio 
de  vistas  ó  pies  derechos ,  con  sus  tablas  ,  y  las  qui- 
tarán por  consiguiente  á  la  misma  á  la  vuelta ;  y  se 
declara  que  dichas  guías  no  se  pueden  llevar  detras 
de  los  coches ,  sino  es  que  vayan  separadamente  á 
esperar  á  sus  dueños  á  los  parages  en  que  se  pueden 
poner  las  seis  muías,  y  lo  mismo  se  executará  á  la 
vuelta.  j 

II.  Al  Cochero  que  no  lleve  casaquilla  en  coche 
gue  sale  con  quatro  muías  ó  caballos ,  se  le  declara 
incurso  en  las  penas  de  este  Bando. 

III.  Los  coches  de  Colleras  ,  á  quienes  se  per- 
mite las  sei^  muías  ,  han  de  llevar  siempre  montado 
el  Zagal  en  los  caminos  de  los  Sitios  reales,  en  la  en- 
trada ,  salida ,  y  dentro  de  los  Pueblos ,  sin  correr 
unos  ni  otros ,  ni  los  de  Posta  dentro  de  las  trescien- 
tas veinte  y  cinco  varas  ,  pena  de  cincuenta  ducados 
de  multa,  doble  por  la  segunda,  y  por  la  tercera 

lomo  IV.  O 


io6    CO    Continuación  y  suplemento 
perderá  el  dueño  las  muías  o  caballos  de  exceso  ,  y  se 
aplicarán  por  terceras  partes  á  la  Cámara,  Juez  y  De- 
nunciador. 

IV.  Los  que  corrieren  por  la  Corte  y  sitios  seña- 
dos incurrirán  por  la  primera  vez  en  diez  ducados 
de  multa  ,  aplicados  por  mitad  al  aprehensor ,  y  la 
otra  mitad  á  los  presos  de  la  cárcel ,  y  en  un  mes  de 
prisiones  :  por  la  segunda  todo  doble  :  por  la  tercera 
igual  multa  ,  y  seis  meses  en  los  trabajos  públicos  del 
prado. 

V.  El  Zagal  que  no  fuere  montado  incurra  en 
la  pena  de  quatro  años  de  servicio  en  las  Armas ,  ó 
en  igual  tiempo  de  presidio ,  no  siendo  para  ellas  ,  o 
de  servir  en  las  obras  públicas,  en  calidad  de  presidia- 
rio :  el  Mayoral,  por  la  complicidad  en  la  culpa  ,  pa- 
gará veinte  ducados,  y  sufrirá  quince  dias  de  prisión, 
y  sino  tiene  con  que  pagar  ,  lo  satisfará  el  dueño  del 
coche  :  por  segunda  contravención ,  treinta  dias  de 
cárcel ,  y  cincuenta  ducados  ,  con  igual  responsabili- 
dad del  amo  ,  y  aplicados  también  por  terceras  partes  { 
al  Juez  ,  Cámara  y  Denunciador. 

VI.  A  los  Cocheros  que  corrieren  ,  galoparen  d 
trotaren  por  las  calles ,  paseos  y  sitios  señalados ,  se 
les  castigará  por  la  primera  vez  con  quince  dias  de 
trabajo  en  el  prado ,  y  diez  ducados  de  multa  ;  un 
mes  y  veinte  ducados  por  segunda  ,  y  por  la  tercera 
la  pena  de  vergüenza  pública  ,  y  seis  meses  de  prado. 

VII.  Si  atrepellaren  ó  derribare^ alguna  persona, 
por  primera  vez  se  les  impondrá  la  pena  de  vergüen- 
za pública  dentro  de  las  veinte  y  quatro  horas ,  sin 
perjuicio  de  agravar  la  pena  según  el  mayor  daño 
que  resulte  ,  y  el  resarcimiento  de  este  ;  y  ademas  en 
el  mismo  caso  ha  de  perder  el  dueño  ^  coche  ,  si 
fuere  dentro  de  él ,  y  las  muías ,  aplicado  todo  á  la 
parte  ofendida.  _ 

VIII.  Se  prohibe ,  baxo  las  penas  expresadas  ,  y 
la  de  doscientos  ducados ,  que  nadie  pueda  llevar  Co- 
chero que  no  pase  de  diez  y  siete  años  de  edad. 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  107 
IX.  En  los  referidos  casos  se  pierde  todo  fuero, 
por  privi|pgiado  que  sea  ,  y  que  los  Alguaciles  y  de- 
mas  Ministros  de  Justicia  podrán  y  deberán  prender 
á  los  contraventores  en  el  mismo  acto ,  como  tam- 
bién que  las  citadas  penas  que  se  impusieren  á  los 
Cocheros  se  executarán  llevando  en  ellas  la  librea  de 
que  hayan  usado  ,  sin  exceptuar  las  de  las  Reales  Ca- 
ballerizas. Bando  de  19  de  Mayo  de l79l* 

COCHES.  Véase  ganado  de  Coches. 

COLECTURÍA  general  de  Exjpóiios  y  Vacantes, 
Por  real  Decreto  de  10  de  Abril  próximo  se  ha  ser- 
vido S.  M.  relevar  á  la  Colecturía  general  de  Expó- 
lios  y  Vacantes  de  las  Mitras  del  Rey  no  de  la  recau- 
dación y  cobro  de  las  vacantes  de  prebendas  y  benefi- 
cios eclesiásticos  ,  mandando  que  corra  al  cargo  de  la 
Junta  suprema  de  Amortización ;  y  para  que  tenga 
el  debido  cumplimiento  esta  soberana  resolución  ,  ha 
acordado  que  yo  expida  circulares  á  los  Subcolecto- 
res  encargados  de  este  ramo  ,  á  fin  de  que  por  ahora, 
y  hasta  nueva  providencia  continúen  en  la  recauda- 
ción y  cobro  de  dichas  vacantes  de  prebendas  y  be- 
neficios ,  disponiendo  que  todas  las  cantidades  que 
vayan  produciendo  se  pasen  á  los  comisionados  de  la 
Caxa  de  Amortización  ,  recogiendo  los  recibos  inte- 
rinos correspondientes ,  remitiéndolos  á  la  Secretaría 
de  la  Junta  ,  para  que  en  su  vista  se  expidan  las  car- 
tas de  pago  por  el  Señor  Directcft  de  la  Caxa.  Lo  que 
participo  á  V.  jpara  su  inteligencia  y  gobierno  en  la 
parte  que  le  toca  ,  y  espero  de  su  acreditado  zelo  el 
mas  pronto  y  puntual  cumplimiento  de  este  asunto 
tan  interesante  al  real  servicio.  Dios  guarde  a  V. 
muchos  años.  Madrid  y  Mayo  de T799« 

COLEGIOS  Seminarios.  El  Rey.  Con  motivo 
del  expediente  promovido  por  el  Colegio  Seminario 
de  Guamanga ,  acerca  de  la  satisfacción  del  tres  por 
ciento ,  señalado  para  su  subsistencia  sobre  los  síno- 
dos de  los  Curas ,  se  ha  tenido  presente  lo  que  en  el 
particular  se  halla  dispuesto  por  las  leyes  8.  y  9.  tí- 

O2 


108     CO     Continuaron  y  suplemento 
tulo  24.  libro  1.  del  nuevo  Código  de  !as  de  Indias, 
cuyo  tenor  es  el  siguiente    Ley  8.  ^  Se  co^Jribuya  á 
los  Colegios  Semin  tíos  con  el  tres  por  ciento.  Debiendo 
contribuir  con  arreglo  al  Concilio  de  Trento  con  el 
tres  por  ciento  tura  los  Colegios  Seminarios  todos 
los  P.reU  ndodos ,  Curas ,  Clérigos  ,  Religiosos  Doc- 
trineros y  Cofradías  :  mandamos  se  haga  esta  deduc- 
ción de  sus  respectivas  quotas  ,  y  que  se  invierta  su 
producto  en  los  fines  de  su  concesión  ,  sin  que  los 
Religiosos  Doctrineros  del  orden  de  San  Francisco 
sean  exentos  ,  con  arreglo  á  la  ley  21.  tít.  16.  de  este 
libro,  debiendo  ser  en  dinero -9  y  no  en  especie;  pero 
los  Novenos  reales  no  deben  pagar  esta  contribución 
conforme  á  la  ley  27.  tít.  19.  de  dicho  libro  ,  ni  los 
Hospitales ,  según  la  ley  7.  tít.  18.  Ley  9.  No  se  in- 
vierta en  otros  Jines  la  quota  señalada  á  los  Semina- 
rios. Para  que  los  Seminarios  Conciliares  se  conser- 
ven donde  estubieren  establecidos  ,  y  se  funden  y  es- 
tablezcan de  nuevo  donde  no  los  hubiere  hasta  de 
presente  :  rogamos  y  encargamos  á  los  Arzobispos  y 
Obispos  de  nuestras  Indias  que  cuiden  con  particular 
vigilancia  de  que  el  producto  y  sustento  de  dichos 
Seminarios  no  se  invierta  en  otros  fines  ;  y  es  nues- 
tra voluntad  que  en  las  Ciudades  donde  hasta  ahora 
no  se  han  verificado  dichas  fundaciones ,  el  referido 
producto  se  deposite  en  las  Iglesias  Catedrales  en  ar- 
ca de  tres  llaves ,  lá  una  á  cargo  del  Vice-Patrono, 
la  otra  al  del  Obispo  ,  y  la  otra  á  un  individuo  del 
Cabildo  de  la  misma  Catedral ,  para  que  se  funden 
luego  que  haya  acopiados  fondos  suficientes."  Y  ha- 
biéndose visto  en  mi  Consejo  de  las  Indias ,  con  lo 
que  informó  la  Contaduría  general ,  y  dixeron  mis 
Fiscales ,  he  resuelto  se  comuniquen  á  afelios  mis 
dominios  las  dos  insertas  leyes  para  su  observancia, 
en  cuya  conseqüencia  ordeno  y  mando  á  los  Vire- 
yes  ,  Presidentes  y  reales  Audiencias  cíe  los  expresa- 
dos mis  Reynos  de  las  Indias  é  Islas  Filipinas ,  y 
ruego  y  encargo  á  los  Prelados  Diocesanos  y  Cabil- 


al  Prontuario  de  Agulrre.  CO  109 
dos  de  las  Iglesias  Metropolitanas  y  Catedrales,  y 
demás  Ministros  de  ellas ,  á  quienes  en  cualquier 
modo  tocare  ei  cumplimiento  de  lo  prevenido  erí  las 
dos  referidas  leyes  ,  las  guarden  y  executen  ,  y  hagan 
guardar  y  executar  puntualmente  en  lo  sucesivo,  co- 
municándolo á  mis  Vice-Patronoslde  los  respectivos 
distritos  de  su  mando  :  por  ser  así  mi  voluntad  ,  y 
que  de  esta  mi  real  Cédula  se  tome  razón  en  la  Con- 
taduría general  del  expresado  mi  Consejo.  Madrid  y 

Maf  o  de I799« 

COLISEOS.  Se  prohibe  en  ellos  los  movimientos, 
gritos  y.  palabras  ofensivas,  baxo  pena  de  quince  dias 
de  cárcel ,  y  treinta  ducados  de  multa  ,  doble  por  se- 
gunda vez  ,  y  ala  tercera  se  le  aplicará  á  las  armas' 

.  o  presidio  ,  conforme  á  la  calidad  del  sugeto.  Se  dis- 
tribuirán subalternos  de  Justicia  para  que  zelen  so- 
bre esto ,  y  se  renuevan  los  Bandos  de  31  de  Octu- 
bre de  1766,  y  15  de  Abril  de  1767.  Por  Bando 
de  2<\  de  Abril  de  .  . » • l791* 

)  COMBATE  nerval.  Con  esta  fecha  comunico  al 
Comandante  General  interino  del  Departamento  de 
Marina  de  Cádiz  la  real  orden  siguiente. 

CfEl  Consejo  de  Guerra  de  Oficiales  Generales, 
«  formado  en  la  Capital  de  ese  Departamento ,  y  pre- 
sidido por  el  Capitán  General  de  la  Armada  el 
«Señor  Don  Antonio  Valdés ,  para  examinar  y  juz- 
«gar  la  causa  seguida  por  el  G%fe  de  Esquadra  ,  y 
«  Mayor  General  de  la  Armada  Don  Manuel  Nuñez, 
«en  virtud  de  real  orden  de  6  de  Marzo  de  1799,  so- 
mbre el  combate  naval  que  en  el  dia  14  del  mes  ante- 
«rior  se  dio  en  las  aguas  del  Cabo  de  San  Vicente, 
«entre  la  Esquadra  española  del  mando  del  Tenien- 
«te  General  Don  Josef  de  Cordova  ,  y  la  Inglesa  al 
«del  Almirante  Jervis  ;  después  de  visto  y  meditado 
«con  la  imparcial  madurez  que  exige  la  materia, 
«(aunque  sin  perjuicio  de  la  actividad  que  se  le  tenia 
«encargada)  todo  lo  actuado  en  este  proceso,  oída 
«la  acusación  fiscal ,  los  cargos ,  descargos  y  defensas 


no     CO    Continuación  y  suplemento 
«de  los  reos,  extendió  la  sentencia  en  la  forma  y 
»modo  de  Ordenanza ,  y  con  fecha  de,.*8  de  Julio 
aproximo  remitid  por  extraordinario  ,  concluida  la 
« causa,  para  la  superior  aprobación  del  Rey. 

»Hab¡a  deseado  S.  M.  vivamente  desde  el  ins- 
tante que  tuvo  la  desagradable  é  inesperada  noti- 
«cia  del  combate  y  apresamiento  por  los  enemigos 
»de  los  quatro  navios  Salvador,  San  Josef ,  San  Ni- 
«calas  y  San  Isidro  ,  que  con  toda  la  posible  diligen- 
«cia  fuesen  inquiridas  y  judicialmente  averiguadas 
"las  causas  que  originaron  en  aquel  desgraciado  dia 
«el  ultrage  de  sus  reales  Armas ;  y  que  juzgados  los 
«delitos  y  los  delinqüentes  se  diese  al  público  con 
«el  justo  castigo  de  estos  el  escarmiento  de  aquellos, 
«para  precaver  así  en  adelante  tan  infaustos  sucesos,  . 
«y  á  fin  de  que  también  quedaran  quanto  antes  li- 
ebres de  la  sombra  de  la  sospecha  todos  los  que,  así 
«Generales  como  Comandantes  y  Oficiales  particu- 
lares, se  comportaron  dignamente  en  aquel  lance. 
«Guiado  de  estos  principios,  ha  querido  S.  M.  ente- 
«rarse  por  sí  mismo  de  lo  actuado  por  el  Consejo 
«de  Guerra  de  Generales  reunidos  con  este  objeto  ' 
«por  su  real  orden  de  2  de  Abril  próximo  anterior, 
«y  conforme  en  todo  con  la  sentencia  dada  por  este 
«Tribunal,  como  mas  conforme  y  adaptada  al  es- 
«píritu  de  los  artículos  2,  y  6,  del  tratado  8.  tit.  7. 
«de  las  reales  Ordenanzas  del  Exército ,  y  del  17.  del 
«tit. 5.  trat.  5.  de  las  de  la  Armada :  manda  S.  M.  im- 
« poniendo  perpetuo  silencio  ,  y  sin  omitir  recurso 
«alguno,  se  execute  en  la  forma  siguiente ,  y  en  las 
«personas  que  en  seguida  se  especifican  en  la  orden 
«dada  en  San  Ildefonso  10  de  Septiembre  de  . .  .  1799. 

COMERCIANTES.  Don  Carlos ,  pc¿r  la  gracia 
de  Dios ,  &c.  Sabed :  Que  para  evitar  que  sobre  el 
artículo  25.  de  mi  Ordenanza  adiccionai  de  17  de 
Marzo  de  este  año  ,  no  ocurran  embarazos  que  re- 
tarden la  execucion  de  mi  real  servicio  en  los  sor- 
teos que  se  ofrezcan ,  por  mi  real  Decreto  de  10  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.      CO     m 
este  mes,  comunicado  al  Consejo, he  venido  en  man- 
dar ,  que  erólas  Ciudades  y  Villas  donde  estuvieren 
Comerciantes,  y  no  esté  establecido  Consulado  ,  el 
Corregidor  o  Alcalde  mayor ,  con  el  Ayuntamien- 
to y  Diputados  del  Común  ,  elijan  un  Comerciante 
de  por  mayor ,  y  otro  de  por  menor  ,  al  tiempo  de 
hacer  las  demás  elecciones  del  Pueblo ,  en  calidad  de 
Diputados  de  comercio ,  los  quales  formen  la  lista 
comprehensiva  de  Comerciantes  de  ambas  clases,  cada 
uno  "de  la  suya  ,  y  den  razón  al  Ayuntamiento  de 
las  dudas  que  se  ofrecieren  al  tiempo  de  examinaría, 
o  de  las  variaciones  que  ocurran  durante  el  año, 
cuidándose  mucho  de  que  estos  Diputados  sean  per- 
sonas íntegras ,  y  procedan  con  la  legalidad  corres- 
pondiente para  que  no  se  verifiquen  fraudes  ,  ni  ve- 
xaciones  contrarias  á  mi  real  servicio  ,  y  al  comer- 
cio :  que  siempre  que  estos  Diputados  acrediten  su 
zelo  y  exactitud  en  el  desempeño  de  la  confianza 
que  se  hace  de  sus  personas ,  puedan  ser  reelegidos 
'en  los  años  siguientes ,  sin   necesidad  de  guardar 
hueco.  Y  por  áltimo ,  que  los  mismos  Diputados 
formen  al  propio  tiempo  que  las  listas  expresadas, 
otra  de  extrangeros,  con  distinción  de  los  que  se  de- 
dican al  comercio-,  ó  á  las  manufacturas ;  y  los  que 
viven  vagos,  sin  exercitarse  en  destino  útil  á  mis 
Reynos  y  causa  pública ,  denunciando  á  la  Justicia 
y  Ayuntamiento  á  los  de  esta  aíltima  clase  ,  para 
que  no  se  les  permita  subsistir  en  España  sin  ocu- 
pación provechdla  al  mismo  tiempo  que  quiero  se 
proteja ,  auxilie  y  favorezca  á  los  industriosos  y  apli- 
cados, por  la  utilidad  que  de  ello  resulta  á  mis  va- 
sallos. Y  publicado  en  el  Consejo  este  mi  real  De^ 
creto  en  14  de  este  mismo  mes,  acordó  para  su  cum- 
plimiento expedir  esta  mi  Cédula:  por  la  qual  os 
mando,  que  luego  que  la  recibáis,  veáis  la  citada  mi 
real  resolución ,*y  la  guardéis,  cumpláis  ,  y  la  hagáis 
guardar  y  cumplir  en  todo  y  por  todo  en  la  forma 
que  se  expresa,  &c.  Fecha  en  Aranjuez  á  22  de  Ju- 


1 1 2     CO       Continuación  y  suplemento 

nio  de  ......  . •  . .  .  1773 

COMERCIO.  Como  cuidadoso  siempre  de  la 
felicidad  de  mis  vasallos ,  no  perdono  incomodidad 
alguna  en  examinar  los  medios  que  puedan  propor- 
cionársela ,  y  los  motivos  que  se  la  dificultan  para 
removerlos,  y  que  logren  de  los  alivios  y  satisfac- 
ciones que  mi  real  propensión  les  desea,  he  hallado, 
qué  siendo  la  Isla  de  Cuba  ,  y  las  demás  de  Barlo- 
vento capaces  de  un  comercio  de  mucha  considera- 
ción ,  y  que  les  podia  dexar  ventajas  conocida^,  no 
le  hacen ,  y  se  hallan  sin  proveer  de  los  víveres,  fru- 
tos y  géneros  que  necesitan  sus  naturales,  dando  esto 
mayor  campo  al  fraude  y  contravando.  Viendo ,  pues, 
que  este  co>nercio  no  le  hacen  los  Españoles,  sin  em- 
barco de  los  registros  que  he  tenido  á  bien  conce- 
derles ,  y  que  no  han  habilitado;  he  verificado,  que 
el  no  hajei  le  ó  mirarle  con  poco  amor  ,  dimana  de 
no  hallar  en  él  aquel  interés  que  desean,  por  lo  re- 
cargados que  salen  de  los  Puertos  de  mis  dominios 
los  géneros  y  frutos  que  necesitan  las  mismas  islas,* 
pues  los  derechos  de  toneladas  y  palmeo ,  unidos  á 
las  concesiones  que  tiene  el  Seminario  de  San  Tel-  1 
mo,  derecho  de  extrangería  ,  el  de  visitas  y  recono- 
cimientos de  carenas,  y  otros  gastos  que  originan 
varias  formalidades  antiguas ,  les  hacen  subir  consi- 
derablemente su  valor:  y  no  permitiendo  mi  amor 
al  bien  de  mis  vasallos ,  el  que  subsistan  unos  liga- 
mentos que  ios  retraen  de  que  consigan  los  adelan- 
tamientos que  este  comercio  les  ofrece  ,  bien  preme- 
ditado y  examinado  este  asunto ,  y  habiendo  oído 
sobre  él  á  Ministros  de  mi  mayor  satisfacción ,  zelo- 
sos  del.  bien  común  y  de  mi  Corona :  he  resuelto  el 
abolir  para  él  quanto  al  comercio  de  la  hla  de  Cuba, 
Santo  Domingo  ,  Puerto-Rico  .  Margarita  y  Trini- 
dad el  derecho  de  palmeo  ,  establecido  por  el  pro- 
yecto del  año  de  1720 ,  el  de  toneladas ,  el  impuesto 
del  Seminario  de  San  Telmo ,  derecho  de  extrangería, 
y  de  ios  de  visitas  y  reconocimientos  de  carenas,  ha- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  113 
bilitaciones ,  licencias  y  demás  gastos  que  les  origi- 
naban las  formalidades  que  estaban  en  uso  ,  dexando 
libertad  á  mis  vasallos ,  tanto  de  estos  Reynos  ,  coma 
los  de  las  citadas  Islas ,  para  que  puedan  hacer  este 
comercio  en  ellas ,  baxo  de  las  reglas  ,  precauciones, 
paga  de  derechos,  y  por  los  Puertos  de  estos  mis 
dominios ,  que  contiene  la  Instrucción  rubricada  de 
mi  real  mano ,  que  acompaña  á  esta  mi  real  deter- 
minación. 

Tendréislo  entendido  para  su  cumplimiento  en 
la  parte  que  os  toca  ,  y  al  mismo  fin  pasareis  copias 
de  este  Decreto  é  Instrucción  que  acompaña  al  Con- 
sejo de  Hacienda ,  Oficinas  y  demás  parages  donde 
corresponda  su  observancia.  Señalado  de  la  real  mano 
de  Si  M.  En  San  Lorenzo  el  Real  á  16  de  Octubre 
de l7^S* 

Instrucción  de  lo  que  se  ha  de  practicar  para  que 
tenga  su  entero  cumplimiento  mi  real  intención  en  Id 
Jibertad  del  comercio  ¡que  por  Decreto  de  esta  fecho, 
concedo  í  mis  'vasallos  ,  para  que  puedan  hacerle  a 
la  Isla  de  Cuba ,  Santo  Domingo  ,  Puerto-Rico ,  Mar* 
garita  y  Trinidad,  sin  necesidad  de  recurrir  í  soli- 
citar mi  real  permiso. 

Artículo  I.  Para  facilitar  á  los  Españoles  el  co- 
mercio con  la  Isla  de  Cuba  ,  y  las  demás  expresadas; 
quiero  que  se  les  liberte ,  desde  la  publicación  de  mi 
real  determinación,  en  que  les  ¿oncedo  la  libertad 
de  él ,  del  derechp  de  palmeo  establecido  por  el  pro- 
yecto del  año  de  1720,  del  de  toneladas,  de  la  im- 
posición que  pagaban  al  Seminario  de  San  Telmo, 
del  derecho  de  extrangería ,  y  de  los  de  las  visitas  y 
reconocimientos  de  carenas  ,  habilitaciones  y  licen- 
cias para  nalgar ,  y  demás  gastos  que  les  originaban 
las  formalidades  que  estaban  en  uso  ,  dexando  liber- 
tad á  cada  unc>  para  navegar,  como,  quando  y  al 
Puerto  que  les  convenga ,  sin  necesidad  de  acudir  á 
la  Corte  por  licencia ,  pues  solo  ha  de  tener  la  obli- 
gación de  dar  parte  al  Administrador  de  la  Aduana 
Tomo  IV»  P 


ii4  CO  Continuación  y  suplemento 
quando  presente  el  navio  á  la  carga  ,  manifestándole 
el  Puerto  á  que  se  ha  de  dirigir  ,  para  q$ e  disponga 
que  todos  los  géneros  y  frutos  que  se  embarquen  pa- 
sen por  la  Aduana  ,  se  cobren  los  derechos ,  le  forme 
el  registro  que  debe  llevar,  y  le  recibirá  la  fianza 
que  ha  de  dar  de  traer  á  su  retorno  la  correspon- 
diente tornaguía  ,  que  califique  haber  desembarcado 
los  géneros  y  frutos  que  conducía  en  la  Isla  ó  Puerto 
de  su  destino;  bien  entendido  ,  que  no  ha  de  permi- 
tir el  embarque  de  vinos  extrangeros,  porque  esto 
lo  tengo  prohibido. 

II.  Que  para  que  disfruten  este  comercio  las  prin- 
cipales Provincias  de  España ,  pueda  hacerse  desde 
los  Puertos  de  Cádiz  y  Sevilla ,  por  lo  que  toca  a  An- 
dalucía ;  por  los  de  Alicante  y  Cartagena ,  por  lo  que 
respeta  á  Valencia  y  Murcia ;  por  el  de  Málaga,  por 
lo  que  hace  al  Reyno  de  Granada ;  por  el  de  Barce- 
lona, por  lo  que  mira  á-  Cataluña  y  Aragón;  por  el 
deSanrandér ,  por  lo que>cprnpete  á  Castilla;  por  el  de 
Coruña ,  por  lo  que  hace  á  Galicia  ;  y  por  el  de  G¡- 
jo'n  ,  por  lo  que  toca  á  Asturias. 

III.  Que  en  lugar  de  los  derechos  de  palmee ,  que 
hasta  aquí  han  satisfecho  los  Comerciantes  de  los  gé- 
neros sujetos  á  él,  conforme  al  proyecto  del  año  de 
1720 ,  se  cobre  solo  por  los  Administradores  de  las 
Aduanas  por  donde  salgan  un  seis  por  ciento  de  todos 
los  que  sean  manufacturados  en,  estos  mis  Reynos, 
d  producidos  en  ellos ,  y  un  siete  por  ciento  de  los 
quesean  de  Rey  nos  e:,  traños ,  demás  de  lo  que  ha- 
yan pagado  á  su  introducción  en  mis  dominios. 

IV.  Que  de  los  géneros  y  frutos  así  de  España, 
como  de  otros  dominios  que  no  estaban  sujetos  al 
palmeo ,  se  cobren  los  derechos  que  pre^ribe  el  pro- 
yecto del  año  de  1720. 

V.  Que  las  embarcaciones  que  carguen  para  la 
Isla  de  Cuba  ,  o  para  alguna  de  las  otras  citadas ,  no 
han  de  tener  acción  los  Comerciantes  para  variar  su 
destino ,  pues  indispensablemente  han  de  hacer  su 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  115 
descarga  en  aquel  parage  para  donde  manifestaron 
que  cargaban;  bien  entendido,  que  en  cada  embar- 
cación poaxán  cargar  géneros  y  frutos  para  distintas 
Islas ,  pero  ha  de  ser  con  la  calidad  ,  de  que  se  dis- 
tingan los  que  para  cada  parte  se  embarcan  ,  y  que 
lleve  registro  separado  de  lo  que  se  ha  de  descargar 
en  cada  Isla ,  como  destinado  á  ella» 

VI.  Que  se  han  de  poder  comerciar  los  frutos  y 
géneros  que  vayan  de  estos  mis  Rey  nos  de  unas  Is- 
las^ otras  ,  pues  precisamente  se  han  de  consu- 
mir en  aquella  adonde  fueron  destinados ;  y  si  se 
hallare  que  alguno  los  comercia  ,  mando  que  se  den 
por  de  comiso  los  géneros  que  á  este  fin  se  le  apre- 
hendan. 

VIL  Que  los  Comerciantes  que  tomen  los  géne- 
ros y  frutos  que  vayan  de  estos  mis  Reynos ,  han  de 
tener  sus  libros  de  cuenta  y  razón  ,  para  dar  el  pa- 
radero de  ellos  siempre  que  se  les  pida  ,  á  fin  de  evi- 
tar por  este  medio  el  contrabando  que  podían  hacer» 
-  <  VIH.  Que  todos  los  géneros  y  frutos  ,  dinero  y 
quanto  se  cargue  así  á  la  ida  como  á  la  vuelta ,  ha  de 
ir  registrado ,  y  quanto  se  halle  á  su  descarga  ,  sin 
este  preciso  requisito,  mando  que  se  dé  por  de  comi- 
so ,  sin  que  les  sirva  á  sus  dueños  el  manifestarlo  á 
su  arribo,  pues  la  falta  de  registro  hace  ver  el  pre- 
meditado fin  ,  y  ánimo  deliberado  de  conducirlo  de 
esta  forma  para  hacer  él  fraude*,  si  hallasen  ocasión 
oportuna  de  cometerle. 

IX.  Que  délos  frutos,  géneros  y  dinero,  y  quan- 
to se  cargue  en  la  Isla  de  Cuba  y  demás  expresadas, 
para  conducir  á  estos  mis  Reynos  ,  se  han  de  cobrar 
sin  novedad  por  los  Administradores  de  las  Aduanas 
adonde ;  arriben',  los  mismos  derechos  que  actual- 
mente se  Arfgen. 

X.  Que  á  todos  los  naturales  de  la  Isla  de  Cuba, 
y  los  de  las  tiernas  notadas  ,  ha  de  ser  permitido, 
baxo  de  las  mismas  circunstancias  que  á  los  Españo- 
les, el  qué  puedan  sacar  los  frutos  para  estos  mis 

2  2 


n6  CO  Continuación  y  suplemento 
Reynos  ,  pagando  á  su  salida  el  seis  por  ciento  de 
alcabala  ,  y  llevar  de  ellos  los  frutos  y*  géneros  que 
necesitan  para  su  uso,  consumo  y  subsistencia  ,  satis- 
faciendo los  derechos  que  quedan  señalados  para  los 
españoles  que  hagan  este  tráfico. 

XI.  Que  los  mismos  isleños  puedan  llevar  de  sus 
Islas  á  las  otras  los  frutos  que  respectivamente  pro- 
duzca cada  una  ,  pagando  el  seis  por  ciento  de  alcaba- 
la á  su  salida  ,  y  otro  seis  por  ciento  á  la  entrada  en 
la  Isla  adonde  se  lleven  ,  pero  no  les  ha  de  ser  prt  mi- 
tido  de  ningún  modo  el  que  puedan  comerciar  de 
Isla  á  Isla  los  géneros  y  frutos  que  se  hayan  llevado 
de  estos  mis  dominios. 

XII.  Que  demás  de  los  derechos  que  así  españo- 
les como  isleños  han  de  pagar ,  <egun  queda  manifes- 
tado ,  á  su  salida  ,  por  los  frutos  y  géneros  que  lle- 
ven de  estos  mis  dominios  ,  han  de  satisfacer  á  la  en- 
trada de  la  Isla  adonde  fueren  distinados  el  seis  por 
ciento  de  alcabala  ,  que  quiero  se  establezca  y  cobre 
en  ellas ,  y  verificado  su  pago  ,  les  ha  de  ser  permi-  V 
tido  su  libre  comercio  dentro  de  la  misma  Isla. 

XIII.  Que  todas  las  embarcaciones  que  lleguen  á 
las  citadas  Islas  ,  antes  de  descargar  género  ni  fruto 
alguno  ,  se  han  de  presentar  al  Administrador  tí  Ofi- 
ciales reales ,  con  el  registro  que  lleven  ,  para  que 
dispongan  que  toda  la  carga  se  conduzca  á  la  Adua- 
na ,  en  donde  debe  ¡ econocerse  ,  para  cobrar  el  seis 
por  ciento  de  alcabala  ;  y  si  de  este  reconocimiento 
resultase  haber  ido  algo  sin  registre!  ,  por  el  mismo 
hecho  se  ha  de  declarar  lo  que  fuese  por  decomiso. 

XIV.  Que  el  Administrador  tí  Oficiales  reales, 
en  las  respectivas  Islas  ,  no  han  de  permitir  que  se 
carguen  los  frutos  de  ellas ,  sin  que  pasen  por  la 
Aduana,  para  exigir  de  ellos  el  seis  por  <&nto  de  al- 
cabala establecido ,  formarles  el  registro  que  deben 
llevar ,  y  recibir  á  los  cargadores  ó  dueños  de  las  em- 
barcaciones la  fianza  que  han  de  dar  de  volver  la  tor- 
naguía ,  que  acredite  haber  desembarcado  los  frutos 


ál  Prontuario  de  Aguirre.  CO  117 
comprehendidos  en  el  registro  en  el  parage  de  su 
destino  ;  bien  que  por  lo  que  mira  á  lo  que  venga  á 
estos  mis  Aeynos,  permito  que  la  descarga  la  puedan 
hacer  en  qualquiera  de  los  Puertos  que  quedan  habi- 
litados para  hacer  este  comercio,  y  que  cumplan  con 
la  obligación  de  tornaguía ,  llevándola  del  Adminis- 
trador de  la  Aduana  en  donde  se  haga  la  descarga. 

XV.  Que  á  los  Administradores  ni  Oficiales  rea- 
les no  les  ha  de  ser  permitido  el  llevar  gratificación, 
deAcho  ni  emolumento  alguno,  baxo  de  ningún 
pretexto  ,  á  los  Comerciantes  ni  dueños  de  embarca- 
ciones, por  la  fianza  que  reciban,  registro  que  for- 
men de  los  géneros  y  frutos  que  se  carguen  ,  ni,  tor- 
naguías que  dieren  ,  pues  no  es  mi  real  ánimo  que 
el  comercio  se  grave  mas  que  en  los  derechos  ,  que 
según  va  declarado  han  de  pagar  á  la  salida  y  entrada, 
así  en  España  como  en  las  referidas  Islas,  sin  que  por 
esto  se  les  cause  en  su  despacho  la  menor  detención 
ni  molestia ,  pues  quiero  que  todos  sean  despacha- 
dos con  la  mas  posible  brevedad.  Señalado  de  la  real 
mano  de  S.  M.  En  San  Lorenzo  el  Real  á  16  de  Oc- 
tubre de 1765, 

COMERCIO.  El  Rey.  Ha  sido  uno  de  mis  cui- 
dados ,  con  atención  al  bien  de  mis  vasallos,  facilitar 
á  los  de  la  América  el  trato  y  comercio  recíproco  de 
unas  Provincias  con  otras  ,  para  surtirse  mutuamente 
de  los  frutos ,  efectos  y  génerts  que  producen  sus 
respectivos  suelos ,  y  fabrican  sus  naturales ,  sin  per- 
juicio del  comeitio  de  estos  Reynos ,  á  fin  de  que  no 
tengan  que  recurrir  á  fraudes  y  prohibidas  negocia- 
ciones ;  y  como  al  mismo  tiempo  deseo  proporción 
narles  los  medios  de  fomentar  su  industria  y  agricul- 
tura ?  de  modo  que  la  aplicación  les  haga  cada  dia 
mas  útiles  ll  Estado  y  á  ellos  mismos  ,  según  lo  se- 
rán á  proporción  que  se  empleen  en  el  aumento  de 
las  producciorfcs  de  la  tierra ,  del  comercio  y  de  la 
marina ,  lo  que  hasta  ahora  no  les  ha  sido  tan  fácil, 
por  estarles  prohibido  el  tráfico  de  unas  con  otras 


n8  CO  Continuacwn  y  suplemento 
Provincias,  como  sucedía  á  las  de  Nueva-España  con 
las  del  Perú ,  por  los  justos  motivos  que  tuvieron 
presentes  mis  gloriosos  predecesores  para  promulgar 
diferentes  leyes ,  y  expedir  estrechas  ordenes  parti- 
culares ,  estimando  que  así  convenia  al  bien  de  unos 
y  otros  naturales  en  aquellas  ocasiones  y  circunstan- 
cias ,  y  privándoles  que  pudiesen  comerciar  por  mar 
recíprocamente  con  los  frutos  ,  artefactos  ,  mercade- 
rías ,  efectos  y  semillas  ,  incluso  el  cacao  de  Guaya- 
quil que  producen  sus  territorios  ,  y  la  industria  de 
sus  respectivos  naturales.  Pero  dedicado  ahora  mi  pa- 
ternal amor  á  concurrir  á  sus  mayores  adelantamien- 
tos ,  y  reconociendo  que  en  mucha  parte  se  han  disi- 
pado ,  o  no  existen  ya  las  causas  que  impulsaron 
á  la  citada  prohibición  ,  mediante  que  con  el  trans- 
curso de  los  tiempos  han  variado  las  cosas ,  y  la  ex- 
periencia ha  manifestado  ,  que  en  la  actualidad  con- 
viene hacerse  recíproco  entre  mis  vasallos  el  comer- 
cio de  aquellos  efectos  y  frutos  ;  con  presencia  de  lo 
que  acerca  del  particular  informó  la  Contaduría  ge-^ 
neral  de  mí  supremo  Con  ejo  de  las  Indias ,  de  lo  que 
expusieron  mis  Fiscales  de  él  ,  y  de  lo  que  con  pre- 
cedente maduro  examen  me  consulto  el  mismo  Con- 
sejo en  18  de  Junio  del  año  de  1771  ,  conformán- 
dome con  su  dictamen  ,  he  resuelto  alzar  y  quitar  la 
general  prohibición  que  hasta  ahora  ha  habido  entre 
los  quatro  Reynos<Jel  Peni,  Nueva-España  ,  nuevo 
Rey  no  de  Granada  y  Guathemala  de  comerciar  re- 
cíprocamente por  la  mar  del  Sur  su¿ 'efectos,  géneros, 
y  frutos  respectivos ,  y  permitir  (como  por  la  pre- 
sente mi  real  Cédula  permito)  que  libremente  lo 
puedan  hacer  todos  sus  naturales  y  habitantes ,  sin 
embargo  de  qualesquiera  leyes  y  reales  disposiciones 
que  para  lo  contrario  hubiere,  las  quales^d erogo  para 
este  fin  y  efecto,  desde  el  dia  de  la  publicación  de 
esta  mi  real  resolución  ,  que  deberá  hacerse  por  ban- 
dos generales  en  los  referidos  quatro  Reynos ,  con 
inserción  de  ella  ,  y  las  declaraciones  siguientes. 


al  Prontuarh  de  Agnirre.  CO  119 
I?  Que  debiéndose  hacer  el  recíproco  comercio 
que  se  permite  entre  los  expresados  quatro  Reynos, 
por  sus  Puertos  habilitados  sobre  la  mar  del  Sur ,  en 
que  hubiere  Ministros  reales  y  embarcaciones  espa^- 
ñolas ,  construidas  y  tripuladas  en  estos  ó  aquellos 
mis  dominios,  podrán  ser  de  qualquiera  nombre  y 
buque  que  quisieren  sus  dueños ,  con  la  precisa  con- 
dición de  que  no  excedan  por  motivo  ni  pretexto  al- 
guno del  número  de  toneladas  permitido  por  las  le- 
yesJde  Indias;  y  que  con  estas  indispensables  circuns- 
tancias ,  permitan  y  auxilien  los  Vireyes ,  Goberna-r 
dores  y  demás  Ministros  á  quienes  corresponde,  la 
fábrica  y  aviamiento  de  todas  embarcaciones  y  baxe- 
les ,  á  quantos  quisieren  construirlas  para  dicha  nave- 
gación del  mar  del  Sur,  siendo  vasallos  y  naturales 
de  aquellos  ú  estos  Reynos  ,  establecidos  allí. 

II?  Que  en  todos  y  qualquiera  de  los  Puertos 
destinados  para  el  expresado  comercio  recíproco  ,  se 
den  y  despachen  por  los  Gobernadores  y  Ministros 
*  de  ellos,  las  licencias  y  registros  desdida  d  retor- 
no ,  luego  que  se  presenten  las  embarcaciones  habili- 
tadas á  recibir  carga  de  los  efectos  ,  géneros  y  frutos 
que  irán  especificados ,  sin  causarlas  detención  ni  de- 
mora alguna ,  baxo  la  pena  de  resarcir  todos  los  da- 
ños y  perjuicios  que  irrogaren  á  sus  dueños ,  Capita- 
nes d  Maestres  ,  y  de  ser  suspendidos  d  privados  de 
sus  empleos ,  según  la  circunstai&ias  de  los  casos. 

III?  Que  de  los  Reynos  del  Peni,  Santa  Fe  y  Tier- 
ra-Firme se  poalán  embarcar  y  conducir  á  los  de  la 
Nueva-España  y  Guathemala  el  oro  y  plata  en  mo- 
neda ,  y  el  cobre  ,  estaño  y  qualesquiera  otros  meta- 
les en  pasta  ;  el  cacao  de  Guayaquil ,  la  cascarilla  d 
quina  ,  bálsamos ,  yerbas ,  drogas  medicinales ,  y  to- 
das las  demás  especies ,  géneros  y  frutos  propios  y 
producidos  en  los  mencionados  Reynos ;  quedando 
expresamente  ^prohibidos  para  la  Nueva-España, 
Tierra-Firme  y  Santa  Fe  ,  los  vinos ,  aguardientes, 
vinagre,  aceyte  de  olivas,  acey  tunas,  pasas  y  al- 


12o  CO  Continuación  y  suplemento 
mendras  del  Peni  y  Chile,  y  privados  rigorosamente 
en  todas  partes  los  plantíos  de  olivares  p  viñas,  con 
puntual  arreglo  á  lo  mandado  por  la  ley  18.  tit.  17. 
lib.  4.  de  la  Recopilación  de  las  Indias ,  y  sin  hacer 
novedad  ni  ampliación  alguna  sobre  este  punto  de 
frutos  del  Perú  con  el  Reyno  de  Guathemala  ,  en  los 
que  le  estén  actualmente  permitidos. 

IV?     Que  del  Reyno  de  Nueva-España  á  los  otros 
del  Peni  ,  Santa  Fe  y  Guathemala  ,  se  han  de  poder 
comerciar  y  extraer  por  el  Puerto  de  Acapulco  (úni- 
camente habilitado  por  ahora  á  este  fin)  todas  las  es- 
pecies y  frutos  producidos  en  sus  Provincias;  los 
efectos  y  titiles  manufacturados  en  qualesquiera  de  sus 
Ciudades ,  Villas  y  Pueblos  ;  las  armas  permitidas  de 
fuego  7  blancas  que  se  labran   en   ellos ;  la  brea, 
alquitrán  ,  cables  y  cordages  de  istle  o  de  cáñamo  y 
lino  del  País ;  los  texidos  bastos  y  groseros  de  lana  y 
algodón  que  se  fabriquen  por  sus  naturales ,  y  en  los 
obrages  de  estos  géneros  que  estubieren  establecidos 
con  legítima  permisión  ,  quedando  enteramente  pro- 
hibidas las  nuevas  concesiones  de  ellos ,  conforme  í 
las  leyes  de  aquellos  dominios  ,  como  también  la  ex- 
tracción de  toda  especie  de  texidos  de  seda  ,  telas  de 
oro  y  plata ,  galones  y  bordados  con  hilo  de  estos 
metales ,  cuyo  comercio  no  se  ha  de  permitir  por 
ninguna  causa  entre  aquellos  Reynos ;  y  solo  en  el 
caso  de  que  los  efectos ,  géneros  y  frutos  propios  de 
la  Nueva-España  no  alcancen  á  cubrir  el  importe  de 
alguna  cargazón  de  cacao  de  Guayaquil ,  ií  otros 
efectos  de  igual  o  mayor  estimación  ,  se  ha  de  con- 
ceder que  con  la  licencia  y  registro  correspondientes 
se  embarque  en  plata  acuñada  el  residuo  de  su  valor. 
V?     Que  del  expresado  Reyno  de  Ni^va-España, 
ni  el  de  Guathemala  ,  no  se  han  de  extraer  ni  embar- 
car con  motivo  alguno  qualesquier  géneros  ,  merca- 
derías y  efectos  de  Castilla  que  se  conduzcan  en  flo- 
tas y  registros ,  ni  menos  las  ropas  de  china  que  trae 
el  galeón  del  permiso ,  de  Filipinas  al  Puerto  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  121 
Acapulco ,  quedando  sobre  esto  en  toda  su  fuerza, 
vigor  y  observancia  la  absoluta  prohibición  ,  y  las 
reglas  y  penas  establecidas  en  las  leyes  y  cédulas 
reales  ,  para  que  en  ningún  tiempo  pasen  y  se  intro- 
duzcan al  Peni  los  texidos  y  géneros  de  China,  á 
cuyo  fin  se  han  de  internar  precisamente  por  tierra 
desde  Acapulco  ,  con  las  formalidades  y  reglas  esta- 
blecidas para  el  abasto  de  Nueva-España  y  Guathema- 
la,  y  solo  podrán  embarcarse  en  aquel  Puerto  con  el 
registro ,  guías  ,  marchamo  y  correspondientes  res* 
ponsi vas ,  los  efectos  que  necesiten  las  Provincias  de 
Sinaloa ,  Sonora  y  Californias  ,  para  conducirlas  por 
el  golfo  de  este  nombre  ,  que  las  divide ,  en  atención 
á  los  grandes  costos  del  transporte  por  tierra  ,  y  de 
hallarse  situadas  muy  al  norte  del  referido  Puerto  de 
Acapulco. 

Vi?  Que  los  derechos  de  salida  y  entrada  en  los 
respectivos  Puertos  de  los  enunciados  quatro  Rey* 
nos ,  sean  únicamente  los  ordinarios  y  comunes  esta- 
blecidos por  las  leyes  para  el  comercio  de  unas  á 
x)tras  Provincias  ,  de  dos  y  medio  por  ciento  de  sali- 
da ,  y  cinco  por.  ciento  de  entrada  ,  que  son  los  mis- 
mos que  se  exigen  en  otros  Puertos  por  el  comercio 
de  frutos  y  géneros  del  País  que  se  contratan  lícita  y 
francamente  >  y  ademas  de  estos  ,  el  de  armada  y  al- 
cabala que  se  causa  al  tiempo  de  las  ventas ,  sin  otro 
gravamen  ni  contribución  alguiAu.  Por  tanto  ordeno 
y  mando  á  mis  Vireyes ,  Audiencias ,  Gobernadores, 
Jueces  ordinarios  y  Ministros  de  Real  Hacienda  de 
los  quatro  mencionados  Rey  nos  del  Peni  ,  Nueva- 
España  ,  nuevo  Reyno  de  Granada  y  Guathemal^ 
que  cada  uno  ,  en  la  parte  que  respectivamente  le  to- 
care ,  guarde ,  cumpla  y  execute  ,  y  haga  guardar, 
cumplir  y  executar  puntual  y  efectivamente  la  ex- 
presada mi  real  resolución  ,  según  y  en  la  forma  que 
va  referido  ,  sin  contravenir  ni  permitir  que  en  ma- 
nera alguna  se  contravenga  á  ella ,  sino  que  antes 
bien  todos  cuiden  de  que  no  se  hagan  fraudes  ni 

Tomo  IV.  Q 


ísi  CO  Continuación  y  apiernen  to 
contrabando^ ,  y  que  se  observen'  ^ -ejecuten  lasa- 
ñas establecidas  en  las  leyes  contra  los  tf^nsgresofes 
de  ellas.  Y  también  mando  al  nominado  mi  Virey 
de  la  Nueva-España  tome  las  mas  eficaces  providen- 
cias ,  para  que  eií  el  Puerto  de  Acapulco  haya  el  de- 
bido resguardo  ,  y  se  Verifique  la  asistencia  de  dos  « 
Ministros  al  recibo  y  pronto  despacho  dé  las  em- 
barcaciones del  comercio  de  qite  se  trata, con  el  jus- 
to fin  de  que  no  se  les  causen  demoras  ni  perjuicios, 
por  Ser  así  mi  voluntad  ,  y  que  de  esta  mi  real 'té- 
dula  se  tome  razón  en  la  Contaduría  general  del 
nominado  mi  Consejo  ,  y  en  las  demás  Oficinas  y 
parages  en  donde  convenga.  Fecha  en  el  Pardo  á  17 

de  Enero  de 1774. 

COMERCIO  libre. DonGárlós,  por  la  gracia  de 
Dios ,  &c.  Sabed  :  Empleada  constantemente  mi  real 
atención  en  meditar  los*'  Wtíiós^é^ütf&m  contri- 
buir al  mejoramiento  del  comerció  y  felicidad  de 
mis  amados  vasallos',  he  creído  'que  uno  de  los  mo- 
dos mas  propios  pasa  conseguir  y  facilitar  este  im-v 
portante  objeto,  era  el  de  conceder  á  todas  las  Pro- 
vincias de  España  la  salida  de  sus  frutos  y  géneros  { 
por  los  Puertos  de  Sevilla ,  Cadfe,  Málaga ,  Alicante, 
Cartagena,  Barcelona  ,<  Saritandéry  Goruña  y  Gijón 
dé  ésta  Península  ;  y  por  los  de  Palina  y  Santa  Gruz 
de  Tenerife  en  las  Islas  de  Mallorca  y  Canarias ,  á 
'finde  que  puedan  uñacer  el  libré  comercio  po¿Bue> 
<nos-.Ayresá  las  Provincias  del  Riq.de  la  Plata,  Perií 
y  Rey  no  de  Chile,  incluyendo  también  los  Puer- 
tos habilitados  de  aquellas  costas,  y  logren  en  esta 
conformidad  así  los  habitantes  de  estos  Reynos,  como 
mis  fieles  vasallos  de  aquellas  Prbvi-ncí as1  ;de-  Indias, 
'mayor  comodidad  en  los  géneros,  y  á^r  salida' ásus 
"frutos  sobrantes  ,■  ampliando  la  rebaja  de  derechas  y 
facilidad  de  traficar' de  Puerto  á  Puerto  en  las  Islas  y 
Provincias  de  mis  Indias  Occidentales  que  se  halla- 
ban habilitadas  desde  el  año  de  1765,  y  por  otras  mis 
ordenes  succes ivas  baxo  elf  comercio  libre.,  gozando 


al  Vrontuario  de  Aguirre.  CO  123 
4$  todas  las  ventajas .  que  ofrece  una  contratación  tan 
extensa  y  favorecida ;  y  que;  hasta  ahora  se  hallaba 
estancada  en  un  solo  l'uerto  de  la  Península,  con 
grave  detrimento  de  mis  amados  vasallos,  de  los  de- 
mas  Puertos  y  Provincias  que  conquistaron  y  por 
bjaroa.las  Indias,  reduciéndose  esta  materia  á  U  jus- 
tida¡:  distributiva  que  á  todos*  corresponde*  con  Jos 
demás  beneficios  que  se  contienen  en  el  real  De- 
creto íque  me  he  servido  expedir  con  fecha  de  2  de 
este^mes,  del  qual  se  ha  comunicado  al  mi  Consejo 
con  real  orden  ¿je  10  del  misnlo  j  para  que  haga  en*- 
tender  á  los  Pueblos  ,y  habitantes  de  estos  mis  Reyr 
nos  las  gracias  que  me  he  servido  dispensarles ,  el 
exemplar  autorizado  de  Don  Josef  de  Gaiv'ez ,  mi 
Secretario  de  Estado,  y  del  Despacho  Universal  de 
Indias,  que  es  del  tenor  siguiente :   . 

Movido  del  paternal  amor  que  me  merecen  tor* 
dos  mis  vasailoslde.España  y  América,  y  con  aten^ 
cion  á  que  no  subsistiendo  ya  la  Colonia,  del  Sar 
*cramento  sobre  el  Rio  de  la  Plata,  ha  faltado  la 
causa  principal  que  me  motivó  la  prohibición  de 
hacer,  el  comercio .  de  estos  Rey  nos  á  los  del  Pera 
por  la  Provincia  4e  BuenosrAyi'es:  he  resuelto  arhr 
pliar  la  concesión  del  comercio  libre :.,  contenida  en 
mi  real  Decreto' de  16  de  Octubre  de  1765  ;  instruc- 
ción de  la  misma  fecha  y  demás  resoluciones  poste- 
riores .que  solo  eomprehendieroh  las,Isias,  de,  ¿arlo- 
vento  y  Provincias  de  Campeche  *  Santa  ¿Marta  y 
Rio  del  Hacha  ,  incluyendo  ahora >ía  de  Euenos- 
Ayres ,  con  «internación  por  ella  á  las  demás  de  la 
América  Meridional ,  y  extensión  á  los  Puertos  ha- 
bilitados en  las  costas  de  Chile  y  el  Perú í  y  mejo- 
rando en  heneficio  universal  de,  mis  dominios,  Us 
condiciones  de  aquella  gracia  ,  baxo  Jas.  reglas  y  ai> 
tíeulos  siguientes.  >  ;o:  - 

I.     Que  toaos  mis  vasallos,  de  España  puedan  lle- 
var o  remitir  con  Encomenderos  y  Factores,  segua 
las  leyes  de  Indias  ,  los  frutos-,  géneros  y  mercade- 
en 


124  CO  Continuación  y  suplemento 
rías  de  estos  Rey  nos ,  y  también  los  extrangeros  in- 
troducidos legítimamente  en  ellos ,  (excepto  ios-vi- 
nos y  licores  de  estos,  que  han  de  ser  siempre  es- 
trechamente prohibidos)  con  la  libertad  que  les  ten- 
go ya  concedida  de  los  derechos  de  palmeo,  tonela- 
das ,  San  Telmo ,  extrangería,  visitas,  reconocimien- 
tos de  carenas ,  habilitaciones  ,  licencias  para  nave- 
gar, y  de  todos  los  demás  gastos  consiguientes  al  pro- 
yecto del  año  de  1720 ,  y  formalidades  que  estaban  en 
uso ;  pagando  solo  al  tiempo  del  embarco  en  lasares- 
pectivas  Aduanas  de  la  Península  q1  tres  por  ciento 
de  los  géneros  y  frutos  españoles  ;  y  el  siete  estable- 
cido sobre  los  extrangeros,  ademas  délo  que  hayan 
contribuido  al  tiempo  de  su  introducción  en  estos 
mis  dominios ,  sin  que  jamás  puedan  ni  deban  con- 
fundirse con  los  efectos  y  manufacturas  de  España, 
d  suplantarse  en  lugar  de  ellas  ,  baxo  la  pena  de  ser 
confiscadas  unas  y  otras ,  y  de  que  los  cómplices  in- 
curran en  la  del  perdimiento  de  sus  empleos ,  y  en 
las  demás  que  corresponden  á  los  defraudadores  dev 
mis  rentas  reales. 

IJ.  Otra  igual  Cantidad  del  tres  y  el  siete  por 
ciento  se  exigirá  al  tiempo  del  desembarco  en  Bue- 
nos- Ayres,  y  demás  Puertos  del  Perú  y  Chile  ,  San- 
ta Marta  ,  Hacha  é  Islas  de  Cuba ,  Santo  Domingo, 
Puerto-Rico ,  Margarita  y  Trinidad  ,  en  alivio  de 
mis  amados  subditas  españoles  y  americanos. 

III.  Que  pata  habilitar  las  embarcaciones  de  mis 
vasallos  y  sus  cargas ,  basten  el  pasaporte  y  real  pa- 
tente de  estilo  ,  despachada  por  vuestro  Ministerio, 
y  las  guias  correspondientes  de  los  Administradores 
de  mis  Aduanas  ,  con  la  obligación  de  responsivas, 
que  califiquen  el  parage  y  tránsitos  ,  dc^nde  según  el 
•artículo  Vil.  de  este  mi  real  Decreto  se  hayan  des- 
embarcado el  todo  ó  parte  de  los  géneros  y  frutos, 
y  arribado  la  embarcación  por  destino  ó  por  acci- 
dentes del  tiempo. 
IV*     Que  verificado  el  adeudo  al  tiempo  del  em- 


al  Prontuario  de  Aguirre-  CO  125 
barco  en  los  Puertos  habilitados  de  España,  se  pasen 
por  los  Administradores  de  sus  Aduanas  notas  firma- 
das de  las  cargazones ,  con  entera  separación  de  los 
géneros  naturales  y  extrangeros,  á  los  Jueces  de  arri- 
badas de  Indias ,  y  que  estos  Ministros  os  las  dirijan 
para  la  debida  noticia  ,  y  providencias  que  conven- 
gan expedir  á  la  América  por  vuestro  departamento. 

V.  Que  las  naves  destinadas  á  este  comercio  ha- 
3'an  de  habilitarse  y  salir  precisamente  de  los  Puer- 
tos*de  Sevilla  ,  Cádiz ,  Málaga  ,  Alicante  ,  Cartagena, 
Barcelona ,  Santander  ,  Coruña  y  Gijón  del  Conti- 
nente ;  y  el  de  Palma  y  Santa  Cruz  de  Tenerife ,  por 
lo  respectivo  á  las  Islas  de  Mallorca  y  Canaria ,  se- 
gún sus  particulares  concesiones, 

VI.  Que  todo  lo  qv.e  se  cargue  en  dichas  embar- 
caciones de  comercio  libre  ,  tanto  á  las  salidas  de  los 
Puertos  de  España  é  Islas  de  Canaria  y  Mallorca, 
como  á  su  regreso  de  los  de  América  ,  ha  de  ser  pre- 
cisa y  formalmente  registrado  ea  las  respectivas  Adua- 
nas ó  Caxas  reales ,  baxo  la  pena  irremisible  de  co- 
miso por  el  mero  hecho  de  no  contenerse  en  las 
guias  d  registros. 

VIL  Que  si  por  temporal  ó  falta  de  despacho 
conviniese  á  los  dueños  o  conductores  de  los  efectos 
comerciables  variar  el  destino  en  Indias  ,  puedan  ha- 
cerlo con  los  documentos  correspondientes ,  siendo 
á  Puertos  comprehendidos  en  ista  concesión ,  y  ano- 
tándose á  continuación  de  las  guias  dadas  en  las  Adua- 
nas de  España1,  la  variación  y  el  motivo ;  y  quedar 
pagados  los  derechos  de  la  parte  de  géneros  desem- 
barcados en  el  primer  Puerto  en  que  arribare  la  em- 
barcación, sin  cobrar  los  nuevos  por  los  que  siguie- 
sen á  otro .  excepto  si  se  cargaren  frutos  d  efectos  del 
país  en  aípjel  que  hubiese  hecho  escala ,  d  tocado  el 
baxel ;  pero  con  la  precisa  advertencia  ,  de  que  si  por 
accidente  incbinado  arribaren  las  naves  de  este  co- 
mercio libre  a  otros  Puertos  no  habilitados  para  él, 
les  será  prohibido  el  desembarco  y  venta  de  lo  que 


1 26     CO     Continuación  y  suplemento 
conduzcan  ,  y  también  el  abrir  registro  para  recibir 
efectos ,  ni  frutos  del  país. 

VIII.  Que  entre  las  Provincias  é  Islas  contenidas 
en  esta  concesión ,  puedan  comerciar  mis  vasallos 
con  los  frutos  y  géneros  respectivos  ,  haxo  estas  mis- 
mas reglas. 

.  IX.  Que  del  dinero  y  demás  efectos  registrados 
que  traigan  los  buq  ;es  mercantes  á  su  regreso  de  los 
Puertos  de  América,,  paguen  por  ahora  a  su  salida  de 
ellos ,.  y  á  la  entrada  en  los  de  España  los  deredhos 
establecidos  en  los  reglamentos  de  Indias,  quedando 
el  comercio  de  la  Lusiana  sujeto  á  su  particular  coa- 
cesión. 

X.  Y  que  los  Jueces  de  España  é  Indias ,  Admi- 
nistradores de  Aduanas ,  Oficiales  reales  y  demás  em- 
picados en  el  resguardo  de  mis  rentas ,  no  puedan 
pedir,  hi  tomar  derecho,  gratificación  ni  emolu- 
mento alguno  de  los  dueños  de  las  embarcaciones, 
sus  Capitanes  y  Encomenderos  de  los  géneros  y  fru- 
tos que  cargaren  por  las  diligencias  del  registro,  y  ^ 
demás  necesarias  para  su  habilitación  y  pronto  des- 
pacho :  exceptuando  solamente  el  costo  del  papel  y  < 
derechos  de  lo  escrito  ,  y  asistencia  de  los  Escriba- 
nos de  los  Puertos  de  Indias  ,  según  el  nuevo  aran«r 
cél  que  he  mandado  formar.  Bien  entendidos  todos, 
que  de  lo  contrario  incurrirán  en  mi  real  desagrado, 
y  en  otras  penas  correspondientes  á  las  circunstan- 
cias de  los  casos ;  antes  bien  les  mando,  que  tes  pro- 
tejan ,  y  den  todos  los  auxilios  que  necesiten:  lo  ten- 
dréis entendido,  dando  las  ordenes  en  la  parte  que 
os  toca  para  su  puntual  observancia ,  y  al  mismo  fia 
pasareis  copias  de  este  mi  real  Decreto  al  Ministe- 
rio de  Hacienda  que  cuidará  también  de  su  cumpli- 
miento ;  y  á  los  Tribunales  y  Jueces  que  correspon- 
da ,  á  efecto  de  que  conste  á  todos  mis  vasallos  de 
estos  dominios  y  los  de  Indias  :  señalado  de  la  real 
mano  de  S.  M.  en  el  Pardo  á  2  de  Febrero  de . .  .  1778. 
•==á  Don.  Josef  Galvez.  =  Es  copia  del  original  que 


al  Prontuario  de  Aguirre.     CO      i2j- 
S.  M.  me  ha  dirigido  =  Josef  Galvez.  =  Publicado  en 
el  mi  Cornejo  el  Decreto  inserto  y  real  orden  con 
que  se  le  ha  dirigido,  mandó  se  cumpliese  ,  y  que 
para  su  puntual  observancia  pasase  luego  á  mis  tres 
Fiscales ;  y  con  vista  de  lo  que  expusieron.,  acordó 
lo  conveniente  en  17  de  este  mes  de  Febrero ,  en 
cuyo  estado  se  comunicó  al  ini  Consejo  otra  real 
orden  con  fecha  18  del  mismo,  y  remisión  de  dos 
conias  autorizadas  de  las  reales  Cédulas  expedidas 
en  primero  de  Marzo  de  1777  ,  y  6  de  este  presente 
mes ;  relativa  la  primera  á  que  en  los  Reynos  de  In- 
dias queden  reducidos  por  ahora  los  derechos  del 
oro  al  tres  por  ciento  al  tiempo  de  quintarse  ,  y  á 
dos  al  de  su  entrada  en  España;  y  la  segunda  al  aran- 
cel de  los  derechos  que  he  señalado  á  los  Escribanos 
de  registros  en  los  Puertos  de  aquellos  mis  domi- 
nios para  las  embarcaciones  del  comercio  libre ,  f 
las-  que  hacen  el  interior  de  unos  Puertos  á  otros  en 
^  los  mares  del  Norte  y  Sur,  á  fin  de  que  se  uniesen 
al  real  Decreto  de   2    del  corriente,  y   publicasen 
á  un  mismo  tiempo  estas  mis  reales  resoluciones  ,  tan 
*      proficuas  al  mayor  bien  y  utilidad  del  común  de  mis 
vasallos;  y  el  literal  contexto  de  una  y  otra  cédula 
es  el  siguiente. 

Para  evitar  el  clandestino  extravío  del  oro,  tan 
perjudicial  á  los  intereses  de  mi  Real  Hacienda  ,  así 
•<m  mis  dominios  de  la  Américl,  como  á  su  entrada 
en  estos  de  Europa  ,  fui  servido  de  mandar  á  mi 
Consejo  délas  Indias,  que- examinando  el  punto  in-  • 
teresante  de  la  baxa  que  convendría  hacerse  en  los 
derechos  de  este  precioso  metal ,  tanto  en  mis^  rea- 
les Caxas  de  las  Indias  al  tiempo  de  quintarse,  como 
á  su  entróla  en  España,  expusiese  su  dictamen  en 
el  asunto  ;  y  habiéndolo  exécutado  en  consulta  de  5 
de  Diciembre  del  año  próximo  pasado ,  con  vista  de 
lo  que  informó  su  Contaduría  general ,  y  dixeron 
mis  Fiscales :  he  resuelto  fijar  por  ahora  para  todos  • 
los  referidos  mis  Reynos  de  las-  Indias  los  derechos 


1 28     CO     Continuación  y  suplemento 
del  oro ,  incluso  el  de  cobos  que  se  paga  en  el  Peni, 
al  tres  por  ciento  al  tiempo  de  quintarjf  en    toda 
la  América  ,  y  al  dos  por  ciento  á  su  entrada  en  Es- 
paña ,  comprehendidos  en  esta  quota  todos  los  dere- 
chos y  arbitrios  que  contribuye  este  metal ;  en  cuya 
conseqüencia  mando  á  mis  Vireyes ,  Presidentes  y 
Oidores  de  mis  reales  Audiencias ,  Gobernadores, 
Tribunales  de  cuentas  ,  Contadores  mayores ,  (que 
hacen  el  oficio  de  estos)  y  Oficiales  reales  y  demás 
Tribunales  y  Jueces  de  mis  dominios  de  las  Ináias, 
al  Presidente  y  Oidores  de  mi  real  Audiencia  de  la 
Contratación  en  Cádiz,  y  á  los  demás  Jueces  y  Minis- 
tros de  estos  mis  Rey  nos  de  España  ,  á  quienes  en 
f|iialquiera  manera  tocare  el  cumplimiento  de  la  re- 
erida  mi  real  determinación  ,  la  guarden  ,  cumplan 
y  executen ,  y  hagan  cumplir  y  executar  según  y 
como  en  ella  se  contiene  ,  por  ser  así  mi  voluntad. 
Fecha  en  el  Pardo  á  primero  de  Marzo  de  ......  .  1777. 

COMERCIO  Ubre.  El  Rey.  Por  quanto  en  mi 
real  decreto  de  2  de  este  mes  fui  servido  ampliar  á 
beneficio  de  mis  vasallos  la  concesión  del  comercio 
libre  que  se  hace  á  las  Islas  de  Barlovento  y  Provin-  < 
cias  de  Campeche  ,  Santa  Marta  y  Rio-Hacha ,  á  las 
de  Buenos-Aires  y  los  Reynos  del  Peni  y  Chile,  y 
que  para  facilitar  mas  á  todos  mis  subditos  el  disfrute 
de  esta  gracia  ,  me  he  dignado  también  ademas  de  re- 
bajar la  mitad  de  ^contribución  sobre  los  géneros 
y  frutos  españoles,  prohibir  por  el  artículo  10.  de  mi 
*  citado  real  Decreto  que  los  Jueces  de  España  é  In- 
dios ,  Administradores  de  Aduanas ,  Oficiales  reales, 
ni  los  demás  empleados  puedan  pedir  ni  tomar  dere- 
cho ,  gratificación  ó  emolumento  alguno  de  los  due- 
ños de  las  embarcaciones,  sus  Capitanes  y  Encomende- 
ros por  las  diligencias  del  registro  ,  y  demás  necesa- 
rias para  su  habilitación  y  pronto  despacho ,  excep- 
tuando solamente  el  costo  del  papel  *y  derechos  del 
escrito  ,  y  asistencia  de  los  Escribanos  de  los  Puertos 
de  Indias ;  he  mandado  en  su  conseqüencia  formar 


al  Prontuario  de  Aguirre.     CO      129 
para    estos    el    arancel    siguiente. 

Arancel  d  que  precisamente  se  han  de  arreglar  en 
Indias  los  User  ib  anos  de  registros  para  todas  las  em- 
barcaciones del  comercio  libre  que  <van  de  España, 
y  para  las  que  en  aquellos  dominios  hacen  el  tráfico  in- 
terior de  unos  Tuertos  d  otros  en  dmbos  mares  del 
Norte  y  Sur. 

Por  su  asistencia  á  la  descarga  de  las  embarcacio- 
nes Aq  ambas  clases  ,  de  qualesquiera  porte  que  sean, 
y  al  cotejo  de  los  géneros ,  efectos  y  frutos  que  con- 
duzcan con  sus  respectivos  registros ,  le  satisfarán  los 
Dueños ,  Capitanes  o  Encomenderos  tres  pesos  por 
cada  dia ,  entendiéndose  que  dicha  asistencia  sea  de 
tres  horas  completas  por  la  mañana,  y  otras  tan- 
tas por  la  tarde ,  y  que  si  se  interrumpiere  el  acto 
por  otra  ocupación  o  motivo ,  se  computen  siempre 
las  seis  horas  por  una  sola  asistencia ,  aunque  sea  ea 
diferentes  dias. 

j  Por  la  certificación ,  responsiva  d  testimonio  de 
quedar  cumplido  el  registro  que  deben  llevar  todas 
las  naves  del  libre  comercio ,  y  las  que  lo  hacen  de 
vinos  Puertos  á  otros  de  Indias  ,  se  les  pagará  un  peso 
de  aquella  moneda ,  y  el  importe  del  papel  sellado, 
si  lo  pusieren  para  este  documento. 

Por  el  registro  del  caudal ,  efectos  y  frutos  que 
cargaren  de  retorno  ó  de  salida  todas  las  expresadas 
embarcaciones  del  comercio  libre  y  del  interior,  exi- 
girán únicament^  dichos  Escribanos  que  los  han  de 
autorizar  seis  reales  de  la  moneda  de  Indias  por  cada 
pliego  de  papel  escrito  ,  y  el  valor  de  este  ,  si  no  lo 
costearen  los  Capitanes ,  Maestres  ó  Encomenderos 
de  las  naves  ;  pero  sin  que  puedan  cobrar  ni  recibir 
aquellos  Estíbanos  mas  emolumentos ,  adealas ,  ni 
derechos ,  con  pretexto  de  ser  sus  oficios  vendibles  y 
renunciabas ,  iji  dexar  de  poner  al  pie  de  los  docu- 
mentos el  importe  total  de  lo  que  hubieren  exigido. 

Y  respecto  de  que  en  algunos  Puertos  de  Indias 
ponen  los  Capitanes  de  ellos  valizas  que  facilitan  la 
Tomo  IV.  R 


130  CO  Continuación  y  suplemento 
entrada  ,  y  en  otros  dan  prácticos  á  este  mismo  fin, 
pagarán  por  una  vez  en  tales  casos  los  l^aestres  de 
las  embarcaciones  quatro  pesos  á  los  prácticos ,  y  tres 
i  los  que  cuidaren  de  mantener  dichas  valizas.  Pero 
el  derecho  de  anclage ,  donde  estubiere  establecido, 
para  la  limpia  del  Puerto  ,  no  podrá  exceder  de  dos 
pesos  por  cada  embarcación ,  y  todo  el  tiempo  que  se 
mantuviere  dada  á  fondo. 

Por  tanto  ordeno  y  mando  á  todos  los  Vireves, 
Gobernadores  ,  Intendentes ,  Oficiales  reales  ,  Capi- 
tanes de  los  Puertos  de  Indias  ,  Escribanos  de  regis- 
tros ,  Guardas  mayores  y  menores  de  ellos  ,  y  á  los 
demás  que  en  todo  ó  parte  tocare  ,  en  cumplimiento 
de  esta  mi  real  resolución ,  la  observen  y  guarden 
inviolablemente  ,  sin  embargo  de  qualesquiera  regla- 
mentos anteriores  ,  que  revoco  y  doy  por  ningunos 
en  lo  respectivo  al  comercio  libre ,  y  al  interior  de 
unos  Puertos  á  otros;  haciendo  publicar  por  bando  este 
arancel  en  todas  partes ,  para  que  no  se  pueda  ale- 
gar ignorancia  ,  ni  excederse  con  pretexto  alguno  de 
los  derechos  que  van  señalados  ,  pues  de  lo  contrario 
experimentarán  los  transgresores  mi  real  desagrado,  « 
y  el  mas  serio  castigo  ,  como  también  los  Ministros 
que  lo  consintieren  y  toleraren.  Y  si  dichos  Escriba- 
nos de  registros ,  d  algunas  Comunidades  y  particula- 
res pretendieren  que  se  les  perjudica  con  esta  dispo- 
sición (dirigida  al  bien  público  del  comercio)  en  las 
excesivas  cantidades  que  han  percibido  hasta  de  pre- 
sente de  las  naves  mercantes ,  les  dirán  instructiva- 
mente los  Vireyes,  Gobernadores  o  Ministros  á  quie- 
nes corresponda  el  conocimiento ,  y  me  darán  cuenta 
con  sus  informes  para  determinar  lo  que  sea  justo. 
Todo  lo  que  cumplirán  puntualmente^  por  ser  así 
mi  voluntad,  y  convenir  á  mi  real  servicio.  Dada  en 
en  el  Pardo  á  16  de  Febrero  de l77%* 

COMERCIO.  Véase  Cuerpo  de  comercio. 

COMISARIOS.  Véase  Uniforme. 

COMPAÑÍAS.  Con  motivo  de  haber  dispuesto 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  131 
el  Gobernador  de  Cartagena  de  Indias  que  dos  Com- 
pañías dcj  Regimiento  de  Infantería  de  la  Reyna, 
que  pasaron  á  aquella  Plaza ,  quedasen  agregadas  al 
fixo  de  la  misma  para  el  servicio  ,  representó  el  Co- 
ronel la  duda  de  si  debían  formar  cuerpo  separado, 
respecto  á  que  su  fuerza ,  según  el  actual  pie  de  los 
Batallones  de  la  Infantería  ,  es  mas  que  equivalente  á 
la  que  componían  quatro  en  el  antiguo.  Enterado  el 
Rfjy ,  ha  tenido  á  bien  resolver  por  ptmto  general, 
que  siempre  que  concurran  dos  Compañías  de  qual-  - 
quiera  de  los  Cuerpos  de  la  Infantería ,  (excepto  los 
de  casa  real)  bien  sea  en  una  guarnición ,  acantona- 
miento o  en  campaña ,  formen  cuerpo  separado  para 
el  servicio  ,  baxo  las  circunstancias  y  reglas  prescrip- 
tas  en  el  artículo  9.  tit.  5.  trat.  6.  de  la  Ordenanza 
general  del  Exército.  Y  de  orden  de  S.  M.  lo  comu- 
nico á  V.  para  su  inteligencia  y  cumplimiento  en 
la  parte  que  le  toca.  Dios  guarde  á  V.     muchos  años. 

*  Madrid  8  de  Julio  de x799 

CONCEPCIÓN.  Véase  Junta  de  la  Inmaculada 
Concepción. 
1  CONOCIMIENTO  de  los  Buques  enemigos.  Al 

Capitán  General  de  la  Costa  de  Granada  comunico 
con  esta  fecha  lo  siguiente: 

cc  Enterado  el  Rey  de  lo  que  V.  E.  ha  expuesto 
en  representación  de  6  de  Octubre  último  ,  con  mo- 
tivo de  haber  determinado  difiriitivamente  el  Gober- 
nador de  Almer^  los  adjuntos  dos  procesos  formados 
en  su  juzgado  sobre  los  Laúdes  valencianos,  Animas 
del  Purgatorio  y  nuestra  Señora  del  Castillo ,  que 
dirigiéndose  á  Gibraltar  apresados  por  los  Ingleses, 
se  refugiaron ,  obligados  del  temporal ,  á  las  inme- 
diaciones djl  Castillo  de  Roquetas  ,  y  los  represó  su 
Comandante  con  la  Tropa  que  lo  guarnecia  ,  preten- 
diendo dicho  gobernador  que  le  pertenece  su  cono- 
cimiento exclusivamente ,  sin  tener  que  consultar 
sus  sentencias  con  V.  E.  ni  darle  cuenta  de  ellas ,  fun- 
dado en  la  real  resolución  de  3  de  Junio  de  1797, 

R2 


i  32  CO  Continuación  y  suplemento 
adicional  al  art.  10.  de  la  Ordenanza  de  corso  de  12 
de  Octubre  de  1776  ;  se  ha  dignado  S.  J£-,  declarar, 
para  remover  todo  motivo  de  disputa  en  lo  sucesivo, 
y  después  de  haber  oído  el  dictamen  de  su  Consejo 
supremo  de  Guerra ,  que  el  conocimiento  de  los  Bu- 
ques enemigos  que  se  rinden  á  Castillo,  Torre,  For- 
taleza o  Destacamento  de  las  costas ,  qi  e  se  concedió 
en  la  referida  adicional  á  los  Gobernadores  y  Co- 
mandantes militares  de  la  jurisdicción  del  distrito, 
debe  entenderse  baxo  las  reglas  prescriptas  en  el  artí- 
culo 16,  de  la  propia  Ordenanza  de  corso  ,  admitién- 
dose para  ante  los  respectivos  Capitanes  Generales 
de  las  Provincias  las  apelaciones  que  en  él  se  pre- 
vienen ,  así  como  se  elevan  á  las  Juntas  de  Departa- 
mento las  que  se  interponen  para  estas  de  las  senten- 
cias de  los  Ministros  de  Marina  ;  y  es  su  real  volun- 
tad que  las  mismas  reglas  se  observen  y  sigan  en  las 
causas  de  presas  de  Buques  pertenecientes  a  naciones 
enemigas  y  neutrales  que  introducen  los  extrangeros  , 
en  nuestros  Puertos ,  y  de  que  conocen  los  mencio- 
nados Gobernadores  y  Comandantes ,  sin  embargo 
de  qualesquiera  ordenes  que  se  hayan  expedido  ( 
acerca  del  asunto ;  debiendo  ademas  dar  aviso  pun- 
tual á  los  Capitanes  Generales  del  arribo  y  circuns- 
tancias de  las  presas  ,  y  de  todas  las  novedades  ,  por 
lo  que  puede  interesar  el  servicio  en  que  no  ignoren 
ninguna  de  las  quk  ocurran  en  el  distrito  de  su 
mando,"  1 

Lo  que  traslado  á  V.  de  real  orden  para  su  go- 
bierno y  cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca ,  y 
que  lo  haga  saber  así  á  todos  los  Gobernadores  y  Co- 
mandantes militares  de  los  Puertos  de  su  jurisdic- 
ción. Dios  guarde  á  V.  muchos  años,  ¿an  Ildefon- 
so 16  de  Septiembre  de * *799' 

CONSEJO  de  Generales.  Atendiendo  que  por  las 
distancias  de  las  Comandancias  de  distritos  á  la  Ca- 
pitanía general  del  nuevo  Reyno  de  Granada  podrá 
kaber  dilaciones  perjudiciales  ,   se  proceda  por  los 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  133 
Gefes  de  aquellas  á  la  formación  de  la  sumaria,  ele- 
vandola  á  £>rmar  proceso  ,  para  evitar  los  perjuicios 
que  podrá  causar  la  detención  á  la  buena  adminis- 
tración de  justicia ;  pero  dando  cuenta  desde  luego 
al  Virey  para  que  determine  si  ha  de  formarse  el 
Consejo  de  Guerra  de  Generales.  Real  orden  de  6  de 

Jimio  de  % 1799* 

CONSEJO  de  Guerra.  Don  Carlos,  por  la  gracia 
de  Dios,  &c.  Con  el  justo  deseo  de  poner  mi  Supre- 
mo Consejo  de  Guerra  ,  que  goza  el  apreciable  dis- 
tintivo de  estar  unida  su  Presidencia  á  mi  real  per- 
sona en  el  lleno  de  autoridad  ,  lustre  y  facultades 
necesarias  para  el  despacho  de  los  negocios  militares, 
y  la  pronta  administración  de  justicia ,  he  resuelto 
dar  á  este  Tribunal  nueva  planta,  aumentando  el  nú- 
mero de  Ministros  propios  ,  que  diariamente  atien- 
dan al  desempeño  de  su  instituto  y  privativos  encar- 
gos :  pur  lo  que  ,  sin  embargo  de  qualesquiera  dispo- 
siciones anteriores,  mando  se  observen  ,  cumplan  y 
executen  en  adelante  las  reglas  contenidas  en  los  ar- 
tículos siguientes. 

I.  Supuesto  que  la  Presidencia  de  este  Supremo 
Consejo  ha  de  perseverar  siempre  en  mi  real  per- 
sona, quiero  que  se  componga  de  veinte  Consejeros: 
los  diez  Natos ,  y  los  otros  diez  de  continua  asisten- 
cia ,  el  Fiscal  togado  ,  otro  Militar  ,  y  un  Secretario. 
Y  no  habiendo  capacidad  para  efue  este  Tribunal  sub- 
sista en  la  casa  donde  están  los  demás ,  se  trasladará  á 
la  que  yo  señale  por  ahora. 

II.  Han  de  ser  Consejeros  Natos  los  que  al  pre- 
sente y  en  lo  sucesivo  obtuvieren  estos  empleos-.  El 
Secretario  de  mi  Despacho  universal  de  ia  Guerra: 
El  Capitarj  mas  antiguo  de  mis  reales  Guardias  de 
Corps:  Ex  Coronel  mas  antiguo  de  mis  reales  Guar- 
dias de  Infantería  :  Los  Inspbctorés  Generales  de  in- 
fantería ,  Caballería  y  Dragones :  Los  Comandantes 
Generales  de  Artillería,  y  de  Ingenieros  del  Exército; 
y  los  Inspectores  Generales  de  Marina  y  Milicias. 


134     CO   '  Continuación  y  suplemento 

III.  Nombraré  por  Consejeros  de  continua  asis- 
tencia entre  los  que  ahora  existen  ,  y  lcf.-.  demás  que 
yo  tenga  por  conveniente  elegir:  Dos  Oficiales  Ge- 
nerales de  tierra  i  otros  dos  de  Marina  :  un  Intendente 
de  Exército  :  otro  de  Marina:  quatro  Ministros  ,  y 
un  Fiscal  Letrados ,  de  sobresalientes  circunstancias, 
instrucción  y  literatura  >  teniendo  siempre  atención 
á  los  que  hubiesen  servido  con  crédito  en  Auditorías 
de  Guerra  o  Marina,  y  demás  Tribunales  del  Revno: 
otro  Fiscal  militar  de  correspondiente  graduación, 
que  se  halle  perfectamente  instruido  en  las  Ordenan- 
zas y  Reglamentos  de  tierra  y  mar ;  y  un  Secretario 
que  precisamente  haya  servido  en  la  tropa,  sin  per- 
juicio del  actual. 

IV.  Solo  gozarán  los  Consejeros  Natos  de  los  suel- 
dos correspondientes  á  sus  empleos,  sin  acción  á  pre- 
tender aumento  por  razón  del  Tribunal.  Los  Conse- 
jeros de  continua  asistencia  ,  siendo  Oficíales  Gene- 
rales ,  tendrán ,  como  hasta  ahora  ,  el  sueldo  de  em- 
pleados. Los  Intendentes  el  de  sesenta  mil  reales ,  que 
han  percibido  por  su  respectiva  dotación  ;  y  k  los 
quatro  Ministros  togados  ,  á  los  dos  Fiscales  ,  y  al 
Secretario  les  señalo  a  cada  uno  cincuenta  y  cinco  mil 
reales  de  vellón  al  año. 

V.  En  conseqiiencia  de  las  anteriores  dotaciones 
que  he  regulado  competentes ,  declaro  este  Consejo 
como  Supremo  ,  poiMe  último  término,  y  que  los 
Ministros  y  Fiscal  togados  ,  sin  perjuicio  del  actual, 
han  de  permanecer  siempre  en  él  sin  acción  para 
pretender  directa  ,  ni  indirectamente  salir  al  de  Cas- 
tilla ,  ni  á  otro  alguno  ;  y  á  fin  de  indemnizarles  de 
la  proporción  que  tendrían  en  aquel  Tribunal  á  otros 
auxilios  y  comisiones  ,  ofrezco  atenderle^,  según  sus 
méritos  y  servicios. 

VL  Tendrán  los  dos  Fiscales  ,  sin  que  esto 
perjudique  las  prerogativas  del  actual  togado  ,  el 
carácter  y  honores  de  Consejeros  ,  empezando  á 
correrles    la   antigüedad    cumplido   el   tercer   año 


al  Prontuario  de  Agüirre.     CO     135 
en  el  exercicio  de  sus  empleos. 

VIL  Los  tres  Relatores  deben  continuar  despa- 
chando los  negocios  por  turno  ,  á  menos  que  el  Con- 
sejo les  encargue  algunos  en  particular ,  y  subsistirán 
por  ahora  con  la  dotación  anual  que  por  resolución 
separada  señalaré  á  estos  empleos  ,  y  al  Escribano  de 
Cámara, su  Oficial  mayor  y  escribientes.  Y  queda- 
rán con  el  mismo  sueldo  que  hoy  gozan  el  Agente 
Fiscal ,  Abogado ,  Procurador  de  pobres  ,  Alguacil, 
Portaros  y  los  dos  mozos  de  Estrados  ,  añadiéndose 
otro  á  esta  clase  con  igual  señalamiento  que  los  de- 
mas  de  ella ,  debiéndose  extinguir  la  Abogacía  de  po- 
bres en  la  primera  vacante ,  y  encargarse  la  defensa 
de  sus  causas  á  los  Abogados  que  nombrare  el  Cole- 
gio de  Madrid. 

VIII.  Concedo  á  este  Supremo  Consejo  plena  fa-^ 
cuitad  y  jurisdicción  para  conocer  y  decidir  de  la  uni- 
versalidad de  causas  civiles  y  criminales ,  que  de  qual- 
quiera  modo  pertenezcan  al  fuero  de  la  guerra  ,  y  á 

*  todas  las  clases  de  que  se  componen  mis  tropas  de 
tierra  y  mar  ,  con  inclusión  de  la  de  mi  Casa  real, 
Artillería  y  Milicias ,  sin  perjuicio  de  los  privilegios 
concedidos  al  Cuerpo  de  reales  Guardias  de  Corps, 
á  los  Regimientos  de  reales  Guardias  de  Infantería, 
real  Brigad-a  de  Carabineros  ,  y  al  Cuerpo  de  Arti- 
llería para  la  actuación  y  sentencias  de  sus  causas  en 
primera  instancia  ,  reservándoles  también  la  consulta 
á  mi  real  persona  que  les  tengo  concedida  :  bieh  en- 
tendido que  mi  leal  ánimo  es  no  hacer  novedad  en 
perjuicio  de  las  Justicias  ordinarias ,  y  sí  declarar  que 
en  este  Consejo  se  han  de  tratar  todas  aquellas  causas 
y  negocios  que  por  Ordenanzas  y  Decretos  reales 
pertenecen  ai  Fuero  militar ,  y  de  que  conocen  sus 
Jueces.       ™ 

IX.  Conocerá  asimismo  en  el  grado  correspon- 
diente de  todcA  los  negocios  relativos  á  qualesquiera 
personas ,  que  por  ordenanzas  ,  decretos  y  ordenes  ó 
contratos  tengan  declarado  el  Fuero  militar  :  délos 


i^6  CO  Continuación  y  suplemento 
asuntos  meramente  contenciosos ,  tocantes  á  sorteos, 
fortificación ,  presidios,  construcción  de^ageles ,  As- 
tilleros y  Morites  de  Marina  ,  fundiciones  de  Arti- 
llería ,  fabrica  de  Armas  y  Municiones,  corso  de  mar, 
infracción  á  los  tratados  de  paces,  espías,  extrange- 
ros  transeúntes ,  utensilios ,  alojamientos  de  tropas, 
sus  Hospitales,  asientos  de  ellos,  de  víveres,  vestuarios, 
y  demás  pertenecientes  al  Exército  y  Armadas,  sin 
embargo  de  qualesquiera  resoluciones  dadas  en  con- 
trario ;  y  finalmente ,  de  quantas  materias  y  cauías  le 
correspondan  en  el  mismo  concepto  de  contenciosas 
conforme  á  las  últimas  Ordenanzas  militares  y  de 
marina  ,  con  la  prevención  de  remitir  siempre  á  las 
Justicias  reales  el  conocimiento  de  los  bienes  de  Ma- 
yorazgo ,  como  hasta  ahora  se  ha  executado  ,  y  tam- 
bién el  de  los  Patrimoniales  <k  los  Militares ,  cuyos 
herederos  no  lo  sean ,  ni  gocen  el  fuero  de  la  guerra; 
y  ha  de  quedar  á  cargo  del  Consejo  continuar  la  di- 
rección del  Monte  pió  militar  ,  según  su  reglamento 
particular  y  órdenes  que  sobre  ello  tengo  dadas. 

X.  Á  n n  de  arreglar  desde  luego  la  formación  del 
Consejo  ,  declaro  que  quando  yo  tenga  á  bien  asis- 
tir á  él ,  se  observará  el  ceremonial  establecido  para 
mi  recibimiento  en  estos  casos ,  y  el  modo  de  estar 
en  mi  presencia  los  Consejeros ,  y  tomada  mi  silla 
real ,  que  ha  de  permanecer  siempre  al  frente  y  baxo 
del  dosel ,  se  sentarán  los  vocales  luego  que  yo  se  lo 
mande  en  los  bancos  de  los  lados  ,  ocupando  el  De- 
cano el  primer  lugar  por  la  derecha  ,cy  el  de  mas  gra- 
do por  la  izquierda  ,  y  siguiendo  en  este  orden  to- 
dos los  demás  según  sus  antigüedades  hasta  cerrar  el 
Fiscal  mas  moderno .,  y  el  Secretario  ,  que  ha  de  te- 
ner el  último  asiento  de  la  izquierda  :  pero  en  mi 
ausencia  estará  siempre  vuelta  la  silla  real  baxo  del 
dosel ,  y  tomados  los  asientos  en  los  bancos  con- 
forme al  orden  prefinido ,  tendrá  la  caríipanilla  el  De- 
cano, o  el  que  por  su  falta  deba  presidir  á  los  demás. 

XL     Ha  de  ser  el  Decano  del  Consejo  mi  Secreta- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  137 
rio  del  Despacho  l 'traversa]  de  la  Guerra  ,  sea  ó  no 
Consejero  ^  Estado  :  Sub-Decano  el  que  tenga  este 
carácter:  luego  han  de  seguir  los  Capitanes  Generales; 
y  después  los  demás  Consejeros  por  sus  antigüedades 
respectivas ,  regulándose  estas  en  los  Tenientes  Ge- 
nerales por  la  data  desús  Patentes ,  si  fuesen  anterio- 
res á  los  Títulos  de  Consejeros  ,  sin  perjuicio  de  los 
actuales.  ono: 

XII.  Para  facilitar  la  pronta  expedición  de  los  ne- 
gocios, y  que  se  despachen  por  el  orden  y  método 
debido  ,  se  dividirá  el  Consejo  en  dos  Salas:  la  pri- 
mera de  Gobierno  ,  y  la  segunda  de  Justicia  ,  con  la 
precisa  calidad  de  que  en  ambas  ha  de  ser  Oficial  Ge- 
neral el  que  presida  por  el  grado  y  antigüedad  de  los 
que  concurran  al  Consejo. 

XIII.  Á  las  diez  de  la  mañana  en  Invierno  ,  y  á 
las  nueve  en  Verano  se  ha  de  formar  diariamente  el 
Consejo ,  sea  pleno  u  ordinario  ;  y  tratados  ios  asun- 
tos ,  cuyo  examen  corresponda  á  todo  el  Tribunal, 
se  dividirán  las  Salas  á  entender  en  sus  peculiares  ne- 
gocios ,  y  completarán  precisamente  tres  horas  de  se- 
sión ,  d  mas  ,  si  lo  pidiere  la  urgencia  en  algunos 
casos. 

XIV.  En  la  Sala  primera,  compuesta  de  los  Con- 
sejeros militares  ,  del  Togado  mas  antiguo ,  los  In- 
tendentes y  Fiscales  con  el  Secretario  ,  se  deberán 
tratarlas  materias  consultivas  y  expedientes  ,  asíxi- 
vile;  como  criminales  de  la  inspección  de  este  Con- 
sejo ,  que  puedan  determinarse  por  Ordenanzas.  Y  si 
las  ocupaciones  de  los  empleos  permitieren  á  algunos 
de  los  Consejeros  natos  asistir  á  esta  Sala ,  me  será 
muy  grato  su  particular  servicio ,  y  tendrán  asiento 
y  voto  en  día  según  su  grado  y  antigüedad. 

XV.  La  Sala  de  Justicia,  presidida' del  Sub-De- 
cano ,  y  en  su  defecto  del  General  que  se  le  siga  en 
grado  o  antigüedad  ,  se  ha  de  componer  de  los  otros 
tres  Ministros  togados  para  conocer  y  determinar 
todas  las  causas  civiles  o  criminales,  que  por  qual- 

Tomo  IV*  S 


i  ^8  CO  Contimiacion  y  suplemento 
quiera  razón  toquen  al  Fuero  militar ;  y  que  por  ser 
contenciosas,  y  entre  partes  deban  resol^rse  confor- 
me á  Leyes  ú  Ordenanzas  ,  y  quando  la  calidad  de 
los  negocios  exija  la  concurrencia  del  Fiscal  togado 
por  tratarse  de  intereses  reales  en  asientos  ú  otros 
puntos  semejantes  ,  asistirán  también  dos  Consejeros 
mas  con  voto  ,uno  Militar  ,  y  otro  Intendente,  para 
que  sus  conocimientos  prácticos  contribuyan  á  la 
mayor  instrucción  ,  pero  el  mas  antiguo  de  los  To- 
gados ha  de  resumir  los  votos  ,  dar  las  determinacio- 
nes á  los  Relatores ,  y  decretar  los  pedimentos  de 
substanciación')'  señalamiento  de  pleitos. 

XVI.  Los  Jueves  de  cada  semana,  y  si  fueren  fes- 
tivos ,  en  el  siguiente  dia  ,  asistirán  al  Consejo  todos 
sus  Ministros  natos  con  los  demás  que  no  estubieren 
impedidos  por  enfermedad ,  ú  ocupación  precisa  de 
mi  servicio  ,  y  se  tratarán  con  preferencia  los  asun- 
tos que  yo  hubiese  remitido  para  que  se  vean  en  Con- 
sejo pleno  ,  como  son  los  consultivos  sobre  dudas  de 
Ordenanzas  ,  y  los  que  por  su  naturaleza  y  circuns- { 
tancias  lo  exijan  ,  o  que  haya  reservado  alguna  de 
las  dos  Salas  á  la  decisión  de  todo  el  Tribunal ;  sino  < 
hubiere  expedientes  que  llenen  las  tres  horas  de  la 
precisa  asistencia  ,  se  dividirán  las  Salas  á  despachar 
lo  que  á  cada  una  corresponda  ,  quedando  en  la  de 
Gobierno  los  Consejeros  natos. 

XVIL  En  las  d«,s  Salas  del  Consejo  se  oirá  la  voz 
y  dictamen  de  los  Fiscales  ,  especialmente  del  To^ 
gado,  siempre  que  se  interesen  las  Regalías  de  mi  Co- 
rona ,  ó  el  bien  de  mis  Pueblos ;  y  en  ambas  habrá  el 
mismo  estrado  y  dosel  para  mayor  decoro  de  este 
Tribunal ,  pero  la  silla  real  solo  ha  de  estar  en  la 
primera.  - 

XVIII.  Así  en  el  Consejo  pleno  ,  como  en  cada 
una  de  las  Salas  ,  se  han  de  observar  el  orden  y  mé- 
todo establecidos  por  ordenanzas  ,  y'  práctica  de  los 
Tribunales  superiores  %  tanto  en  los  votos  ,  que  de- 
ben empezar  desde  el  más  moderno  hasta  el  que  pre- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  i¿() 
side  ,  como  en  dirimir  discordias  ,  extender  acuer- 
dos ,  y  hacer  consultas  á  mi  real  persona  ,  que  son 
de  la  pecunar  obligación  del  Secretario  ,  á  menos 
que  se  estime  conveniente  encargarlas  á  algún  Con- 
sejero ,  ó  que  corresponda  formarlas  á  los  Relatores, 
Pero  cpn  atención  á  la  gravedad  de  asuntos  que  se. 
reservan  i  todo  el  Tribunal ,  votarán  siempre  pri- 
mero en  ellos  >sk  fuesen  de  Justicia  ,  los  Ministros 
togados ,  para  que  la  instrucción  de  su  doctrina  ase* 
guríel  acierto  en  las  resoluciones. 

XIX.  Quando  se  dudare  de  la  calidad  de  algu- 
nos negocios ,  y  si  son  de  Gobierno  ó  Justicia  ,  de- 
berá resolverse  la  duda  por  el  Consejo  pleno  ,  y  de- 
terminarse con  precisa  asistencia  de  los  Ministros  de 
Justicia  ,  como  también  todos  los  casos  y  causas  que 
sean  de  naturaleza  mixta  ,  evitando  por  este  medio 
<jue  se  susciten  controversias  entre  las  dos  Salas  y 
sus  Ministros  ,  que  deben  preceder  íntimamente  uni- 
dos á  los  fines  de  su  instituto. 

XX.  A  efecto  de  reunir  en  el  Consejo  el  univer- 
sal conocimiento  de  todos  los  ramos  pertenecientes 
á  su  inspección  ,  y  en  el  supuesto  de  quedar  extin- 
guidas por  esta  nueva  planta  las  tres  Asesorías  ge- 
nerales que  han  servido ,  y  desempeñado  á  mi  satis- 
facción los  Ministros  de  mi  Consejo  real  ,  se  in- 
corporan á  este  Tribunal  las  Asesorías  de  la  tropa  de 
mi  Casa  real  y  Marina  ,  y  e¿i  adelante  sirva  la 
primera  el  Consejero  Togado  mas,  antiguo  ,  y  la  se- 
gunda el  que  sele  sigue  ,  sin  otro  sueldo  que  el  asig- 
nado á  sus  plazas. 

í  .  XXI.  Declaró  asimismo  por  suprimidas  la  Dele- 
gación de  Caballería  del  Reyno  ,  y  la  Comisión  de 
Juez  de  Presidiarios  que  han  servido  hasta  ahora  con 
zelo  y  aciírto  los  particulares  Ministros  á  quienes 
se  haconfiado,  y  quiero  que  ambas  se  incorporen  á 
la  Sala  primera  ,  por  donde  se  darán  todas  las  provi- 
dencias gobernativas  ,  remitiendo  á  la  segunda  las 
causas  de  Justicia. 

Sz 


140     CO     Continuación  y  suplemento 

XXII.  Los  actuales  Fiscal  y  Secretario-Contador 
de  la  Delegación  de  Caballería,  y  Presidiarios  Don 
Alonso  Morón  ,  y  Don  Pedro  Ignacio  de  Aguirre 
servirán  por  ahora  con  el  mismo  señalamiento  que 
tienen  ,  y  sobre  los  efectos  que  le  cobran  ,  el  pri- 
mero de  Agente  Fiscal  del  Consejo  ,  y  el  segundo 
de  Contador  y  Depositario  de  las  denuncias  de  Ca- 
ballería i  de  las  penas  y  multas  impuestas  por  todos 
los  Tribunales  de  Guerra  y  Marina  ,  Capitanes  Ge- 
nerales ,  y  Comandantes  Generales  ,  y  Gobernado- 
res en  causas  militares. 

XXIII.  La  recaudación  de  estos  ramos ,  que  ha  de 
estar  al  cuidado  del  Contador  Depositario ,  se  arre- 
glará en  instrucción  particular  que  debe  hacer  el  Con- 
sejo ,  y  aprobada  por  mí ,  encargaré  la  Superinten- 
dencia de  estas  cobranzas  á  uno  de  los  Ministros  to- 
gados ,  para  que  la  exerzan  ,  y  que  su  líquido  pro- 
ducto se  aplique  á  mi  real  Erario  en  compensación 
de  los  sueldos  y  gastos  que  se  aumentan  por  esta 
planta  ,  y  que  ha  de  suplir  enteramente ,  á  fin  de* 
que  nada  falte  á  su  pronto  y  efectivo  cumplimien- 
to ,  dando  cuenta  precisamente  cada  año,  y  cuidando 
mis  Fiscales  de  que  tenga  efecto  su  recaudación. 

XXIV.  Con  atención  á  sus  distinguidos  méritos, 
circunstancias  y  servicios  ,  nombro  para  componer 
el  Consejo  ,  según  esta  nueva  disposición  ,  por 

b 

Consejeros   Natos. 

Al  Conde  ele  Riela ,  del  Consejo  de  Estado  ,  y 
Secretario  de  Estado  y  del  Despacho  universal  de  la 
Guerra. 

Al  Principe  de  Maserano,  del  Consejo  de  Estado, 
Capitán  General  de  mis  Exércitos  ,  y  Capitán  de  la 
Compañía  Italiana  de  mis  reales  Guardias  de  Corps. 

Al  Teniente  General  Conde  de  Priego  ,  Coronel 
del  Regimiento  de  mi  Guardia  de  Infantería  Walona. 

Al  Teniente  General  Conde  de  Gazola ,  Coman- 


al  Prontuario  de  Agnirre.     CO     141 
dante  General  de  la  Artillería. 

Al  Teaiente  General  Conde  de  O-Reilly  ,  Ins- 
pector General  de  la  Infantería. 

Al  Inspector  General  de  la  Caballería. 

Al  Mariscal  de  Campo  Don  Martin  Alvarez,  Ins- 
pector General  de  Milicias. 

Al  Mariscal  de  Campo*Don  Eugenio  Bretón ,  Ins- 
pector General  de  Dragones. 

Al  Gefe  de  Esquadra  Don  Pedro  Castejon  ,  Ins- 
pe&or  General. 

Al  Comandante  General  de  Ingenieros  del  Exér- 
cito  ,  que  hoy  lo  es  interino  Don  Pedro  Mártir  Cer- 
meño. 

Por  Consejeros  de  continua  asistencia. 

Al  Teniente  General  de  Marina  Don  Pedro  Me» 
sía  de  la  Cerda. 

Al  Teniente  General  de  Marina  Marqués  de  Spi- 
ñola. 

Al  Teniente  General  de  Tierra  D.  Pedro  Ceballos. 

Al  Teniente  General  de  Tierra  Marqués  de  Casa- 
Tremañes. 

Al  Intendente  General  del  Exército  Don  Andrés 
Gómez  de  la  Vega. 

Al  Intendente  General  de  Marina  Don  Juan  Do- 
mingo de  Medina. 

A  Don  Miguel  de  Galvezí*,  'Alcalde  de  mi  Casa 
y  Corte. 

A  Don  Julián  de  San  Christóval ,  Regente  de  mi 
Audiencia  de  Oviedo. 

A  Don  Antonio  Valladolid ,  Fiscal  de  la  Sala  de 
Alcaldes  de  Casa  y  Corte. 

A  Don^Antonio  Abadía ,  Oidor  de  mi  Audiencia 
de  Aragón, 

A  Don  Francisco  Gerónimo  de  Herran  ,  Fiscal 
con  voto  ,  coifio  todos  los  demás  que  le  succedan  en 
los  casos  que  no  haya  intervenido  por  su  oficio  ,  o 
que  se  verifique  discordia ,  y  falte  Ministro  que  la 


142    CO     Continuación  y  suplemento 
dirima  ,  ó  el  competente  numero  de  Jueces  para  la 
vista  ,  que  nunca  podrán  ser  menos  de  tf  <?s  en  casos 
de  mayor  quantía. 

Al  Mariscal  de  Campo  Don  Luis  de  Urbina ,  Fis- 
cal militar. 

A  Don  Josef  Portugués ,  Secretario  del  Consejo. 

A  los  actuales  Ministres  Subalternos  y  demás  em- 
pleados en  servicio  del  Consejo. 

XXV.  Á  la  digna  confianza  que  me  merecen  todos 
los  Ministros  nombrados ,  y  al  importante  deposito 
que  fio  á  su  cuidado  para  que  descansen  los  míos  en 
la  administración  de  Justicia  en  lo  tocante  al  fuero 
militar ,  es  consiguiente  hacerles  yo  el  mas  estrecho 
encargo  dé  que  procedan  siempre  con  los  vínculos 
indisolubles  de  una  perfecta  unión ,  de  un  secreto 
impenetrable  ,  y  de  una  igualdad  respectiva  á  sus  dis- 
tinguidas Magistraturas  ,  para  que  ,  conciliandose  el 
amor  y  concepto  público  ,  produzca  este  Tribunal 
las  satisfacciones  que  me  prometo  de  sus  aciertos, 
conservando  con  los  demás  la  mejor  armonía  para  ex- 
cusar motivos  de  competencia. 

XXVI.  Siempre  que  se  verifique  vacante  de  al- 
guno de  los  Consejeros  de  continua  asistencia ,  me 
dará  cuenta  inmediatamente  el  Consejo  por  la  vía  re- 
servada de  la  guerra ,  para  que  conforme  á  esta  nueva 
planta  elija  ei  sugeto  que  estimare  mas  á  proposito; 
y  aunque  los  Consejeros  natos  lo  son  por  sus  em- 
pleos ,  nombraré  á  todos  por  decret^)  señalado  de  mi 
real  mano  ,  á  fin  de  que  dirigido  aí  Consejo  ,  y  pu- 
blicado en  él,  les  pase  el  Decano  papel  de  aviso, ^e 
les  forme  el  correspondiente  Título  en  mi  Secretaría 
del  Despacho  Universal  de  la  Guerra,  y  procedan 
luego  á  hacer  el  juramento  acostumbrad^  en  el  Con- 
sejo. 

XXVII.  Declaro  que  todas  sus  plazas  y  empleos 
subalternos  son  rigurosamente  militares,  y  que  de 
consiguiente  no  deben  sujetarse  al  derecho  de  la  me- 
dia annata  en  esta  creación,  ni  en  lo  succesivo :  y 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  143 
por  la  misma  razón ,  mando  que  los  Intendentes  y 
Ministros  logados  de  este  Consejo  gocen  los  hono- 
res ,  distinaones ,  gracias  y  prerrogativas  que  en  esta 
calidad  les  competen  ,  y  que  saliendo  de  la  Corte  ,  se 
les  ponga  guardia  conforme  á  lo  prevenido  en  mi 
real  resolución  de  18  de  Abril  de  1766. 

XXVIII.  Prevengo  últimamente  al  Consejo  trate 
y  me  consulte  los  medios  de  ordenar  su  Archivo 
general  donde  se  custodien  con  método  y  seguridad 
los1  papeles  concernientes  á  todos  los  ramos  de  su 
conocimiento ,  expedientes  y  procesos  militares.  Por 
tanto ,  mando  á  todos  mis  Consejos ,  Chancillerías, 
Audiencias  y  demás  Tribunales  de  estos  mis  Reynos 
y  Señoríos :  á  los  Gefes  de  mis  Tropas  de  la  Casa 
Real ,  Capitanes  Generales  de  mis  Exércitos  ,  Pro- 
vincias y  Armadas ,  Comandantes  Generales  de  las 


Provincias  y  Departamentos  de  Marina ,  Cuerpos  de 
Artillería  y  de  Ingenieros ,  Inspectores  Generales  de 
Infantería ,  Caballería  ,  Dragones  ,  Milicias  y  á  to- 
1  dos  mis  vasallos  de  qualquiera  estado  ,  dignidad  y 
clase  que  sean ,  observen  y  guarden  puntualmente 
1  en  la  parte  que  les  toque  todo  lo  dispuesto  y  pre- 
venido en  esta  real  resolución ,  sin  contravenir  en 
modo  alguno  á  su  tenor,  baxo  la  pena  de  incurrir 
en  mi  real  desagrado ,  y  las  demás  que  correspondan 
según  las  circunstancias  de  los  casos ,  por  ser  así  mi 
voluntad  ,  y  que  á  los  traslados  impresos  de  esta  real 
Cédula ,  firmados  del  Secretario  del  mi  Consejo  de 
la  Guerra  ,  se  oí  la  misma  fé  y  crédito  que  á  su  ori- 
ginal. Dada  en  San  Lorenzo  el  real  á  4  de  Noviem- 
bre de ^ I773< 

CONTRIBUCIÓN  sobre  los  legados  y  herencias. 
Aunque  en  la  real  Cédula  de  25  de  Septiembre  de 
175,8  se  han  dado  todas  las  reglas  oportunas  para  rea- 
lizar la  cobranza  de  la  moderada  contribución  im- 
puesta sobre  I6s  legados  y  herencias  en  las  sucesiones 
transversales;  sin  embargo  ,  ha  sabido  el  Rey  que  en 
algunas  partes  se  han  exigido  costas  indebidas  á  los 


t44  CO  Continuación  y  suplemento 
interesados  ,  grabándolos  ademas  con  el  seguimiento 
de  expedientes,  y  que  en  otras  se  procedí  con  len- 
titud en  el  cobro  ;  y  deseando  S.  M.  que  se  acelere 
este  en  todo  lo  posible ,  cortando  de  una  vez  los 
perjuicios  que  se  han  notado  ,  se  ha  servido  mandar, 
que  en  cumplimiento  del  artículo  19  de  la  Cédula, 
cuide  V.  S.  muy  particularmente  de  la  exacción  del 
impuesto  ,  encargándola  á  los  Administradores  que 
tenga  por  conveniente  ,  señalándoles  por  el  trabajo 
el  interés  que  se  acostumbre  pagar  en  ese  país;  pro- 
curando evitar  V.  S.  por  los  medios  que  le  dicte  su 
prudencia  los  estorbos  que  se  opongan  á  su  execu- 
clon ,  y  remitiéndome  mensualmente  un  estado  exac- 
to de  lo  que  produzca  la  contribución. 

Y  de  real  orden  lo  comunico  á  V.  S.  para  su  cum- 
plimiento. Dios  guarde  á  V.  S.  muchos  años  de  ... .  1700. 

CONTRIBUCIONES.  Véase  Remisión. 

CONVENIO  con  la  gran  Bretaña.  Se  hizo  un 
convenio  provisional  de  alianza  ofensiva  y  defensiva 
entre  S.  M.  y  el  Rey  de  la  gran  Bretaña  ,  que  se  pu- 
blicó en  Cédula  de  22  de  Septiembre  de ......  .  •'^1793 

CORREGIMIENTOS.  El  Rey.  Gobernador ,  y  < 
los  del  mi  Consejo,  Presidentes  y  Oidores  de  mis 
Audiencias  y  Chancillerías,  Corregidores  y  Alcaldes 
mayores  ,  Ayuntamientos  y  demás  personas  á  quk- 
nes  lo  contenido  en  esta  mi  Cédula  pudiere  tocar  de 
qualquiera  manera.  Ya  sabéis  que  en  Decreto  de  29 
de  Marzo  de  1783  comunicado  al  citado  mi  Consejo 
y  al  de  la  Cámara  dixo  mi  augusto  Padre  :  Que  en 
consultas  de  este  último  Tribunal  de  í  1  de  Septiem- 
de  1775  ,  y  1 1  de  Julio  de  1781 ,  á  que  precedieron 
informes  de  las  Chancillerías  y  Audiencias,  y  la  cor- 
respondiente exposición  Fiscal ,  le  habiafhecho  pre- 
sente los  inconvenientes  y  perjuicios  que  causaban 
á'la  buena  gobernación  de  estos  Rey  nos  ,  y  á  la  rec- 
ta administración  de  justicia  el  métoho  de  proveer- 
se v  servirse  entonces  los  Corregimientos  y  Alcal- 
días  mayores ,  siendo  las  causas  principales  la  escasa 


al  Prontuario  de  Agiúrve.  CO  145 
dotación  de  estos  empleos,  su  falta  de  prontos  y  pro- 
porcionad^ ascensos,  y  la  corta  duración  de  los  em- 
pleados en  sus  respectivos  destinos;  y  que  habiendo 
hallado  en  las  razones  que  le  habia  expuesto  la  Cá- 
mara una  solida  y  convincente  demostración  de  la 
necesidad  que  habia  de  nuevas  reglas  y  providen- 
cias para  evitar  aquellos  daños,  y  procurar  en  lo  p<y 
sible  á  sus  amados  vasallos  la  felicidad  de  ser  gober- 
nad^ inmediatamente  por  personas  de  integridad, 
instrucción  ,  zelo  y  desinterés ,  se  habia  servido  es- 
tablecer ,  como  lo  hacia  en  el  mismo  real  Decreto, 
el  método  succesivo  de  proveerse  y  servirse  los  re- 
feridos Corregimientos  y  Alcaldías  mayores. 

Ahora  sabed ,  que  movida  la  propia  Cámara  de 
su  ardiente  zelo  de  mi  real  servicio  y  del  publico, 
me  hizo  presente  en  consulta  de  14  de  Marzo  del 
año  próximo  pasado,  que  las  sabias  providencias que 
hasta  entonces  se  habian  tomado ,  así  en  dicho  real 
¿Decreto ,  como  en  otras  reales  resoluciones  poste- 
riores para  mejorar  dicha  carrera  de  Corregimientos 
y  Alcaldías  mayores ,  no  bastaban  para  los  justos  fi- 
nes expresados. 

En  este  concepto  me  propuso  otras  nuevas  re- 
glas con  que  creia  podrían  lograrse  ,*  y  para  fundar- 
las me  representó  nuevamente  ,  entre  otras  cosas, 
los  grandes  riesgos  á  que  estará  expuesta  la  recta  ad- 
ministración de  justicia ,  mientras  subsista  la  escasa 
dotación  de  alguiys  varas ,  mientras  no  se  establezca 
la  seguridad  de  los  empleados  ,  haciendo  permanen- 
te y  de  continua  duración  esta  carrera ,  compatible 
con  sus  traslaciones  de  un  destino  á  otro  de  seis  en 
seis  años ,  mientras  los  Tribunales  puedan  por  sí  ha- 
cerlos comp^fecer  ,  arrestarlos  ,  y  aun  suspenderlos 
de  oficio ,  y  mientras  no  se  le  ponga  un  aliciente  y 
honroso  estímulo ,  que  quitando  en  los  hombres  de 
honor  y  literatura  el  tedio  con  que  han  mirado  siem- 
pre esta  carrera ,  los  anime  á  emprenderla  y  á  se- 
guirla. 
Tomo  IV.  T 


146     CO    'Continuación  y  suplemento 

Con  este  fin  tan  dril,  y  el  de  proporcionar  á  los 
citados  Corregidores  y  Alcaldes  mayores  la  seguri- 
dad en  la  continuación  de  sus  destinos,  quando  no 
se  hagan  desmerecedores  por  su  conducta  ,  y  empe- 
ñarlos mas  y  mas  en  dedicarse  con  esmero  al  cum- 
plimiento de  su  obligación  ,  y  á  la  comodidad  ,  so- 
siego ,  prosperidad  y  felicidad  de  los  Pueblos  y  va- 
sallos ,  medito  y  propuso  la  Cámara  en  dicha  consul- 
ta ,  y  en  otra  de  18  de  Septiembre  de  este  año  Iq  que 
estimó  conveniente  ,  habiendo  oido  primero  á  mi 
Fiscal  Don  Benito  Ramón  de  Hermida,  y  después  á 
su  sucesor  Don  Domingo  Codina  ,  con  cuyo  dicta- 
men se  conformó;  y  deseando  Yo  que  tengan  efecto 
las  justas  consideraciones  del  referido  Tribunal ,  he 
tenido  h  bien  mandar  : 

I.  Que  se  excuse  el  juicio  de  residencia,  como 
perjudicial  por  el  grande  peligro  que  hay  de  corrup- 
ción en  los  Jueces  de  ellas,  y  porque  estos  son  muy 
gravosos  á  los  Pueblos  y  á  los  mismos  residenciado^ 
sin  utilidad  alguna  ,  según  lo  ha  acreditado  la  expe- 
riencia ;  por  lo  qual  el  mi  Consejo  se  movió  á  sus- 
penderlas ,  dexando  expedito  el  medio  de  los  infor- 
rtres ,  y  el  de  la  queja  ,  acusación  formal ,  ó  capitula- 
ción ante  el  Tribunal  correspondiente. 

II.  Que  la  habilitación  de  los  que  pretenden  en- 
trar en  esta  carrera  de  Corregimientos  de  letras  y 
Alcaldías  mayores  exigida  hasta  ahora  con  los  re- 
quisitos de  diez  años  de  estudio*  ,  inclusos  quatro 
de  práctica  ,  con  la  información  de  *vita  et  moribus, 
y  con  la  disertación  sobre  uno  de  los  capítulos  de 
Corregidores ,  es  inútil ,  y  deberá  escusarse  en  ade- 
lante. 

III.  Que  habiendo  acreditado  también  la  expe- 
riencia que  los  Abogados  de  Colegio  de  notorio  cré- 
dito y  habilidad  no  han  pretendido  Jhasta  ahora  Cor- 
regimientos y  Varas,  haciéndolo  solamente  otros  que 
no  suelen  ser  acreedores  á  empezar  á  servir  en  la  ci- 
tada carrera  por  los  empleos  de  la  tercera  ni  de  la 


al  Prontuario  de  Agnirre.  CO  147 
segunda  clase ,  con  perjuicio  de  los  que  están  sir- 
viendo en  día ,  debe  quedar  sin  efecto  Ja  gracia  con- 
cedida á  los  Abogados  del  Colegio  de  Madrid,  y  de 
los  de  las  Cnancillerías  y  Audiencias ,  y  á  los  Rela- 
tores para  que  teniendo  diez  años  de  Abogado  con 
estudio  abierto,  ó  igual  tiempo  de  Relatores ,  pudie- 
ran ser  consultados  para  Corregimientos  y  Alcaldías 
mayores  de  la  segunda  clase  4  y  con  diez  y  ocho  para 
los  de  la  tercera. 

I?".  Que  ninguno  podrá  ser  prorrogado  en  la 
Vara  d  Corregimiento  que  obtenga  sin  que  proce- 
da m¡  expresa  resolución  á  consulta  de  la  Cámara ,  ó 
sin  ella. 

V.  Que  con  arreglo  al  mencionado  real  Decre- 
to de  29  de  Marzo  de  1783  los  provistos  en  Corregi- 
mientos y  Alcaldías  mayores  permanezcan  sirvién- 
dolos por  el  término  de  seis  años  ,  excepto  el  caso 
en  que  cometieren  excesos  dignos  de  que  sean  re- 
movidos y  castigados ;  y  quando  por  algún  mérito 
o  motivo  de  utilidad  pública  se  creyere  necesario  o 
conveniente  que  sean  promovidos  antes  de  cumplir 
el  sexenio  ,  si  fuese  dentro  de  la  carrera  ,  no  podrán 
pasar  de  una  clase  á  otra,  sin  haber  servido  el  tiem- 
po que  para  cada  una  se  señalará  mas  adelante ,  ya* 
sea  en  uno  ,  ó  ya  en  mas  empleos  de  ella. 

VI.  Que  pasado  el  sexenio ,  ó  en  el  caso  de  pro- 
moción no  estén  obligados  á  defcar  las  Varas  mien- 
tras no  llegare  el  sucesor, 

VII.  Que  para  las  traslaciones  ó  promociones  de 
unas  Varas  á  otras,  y  de  unos  Corregimientos  á  otros, 
acabado  el  sexenio  ,  la  misma  Cámara  deberá  consul- 
tarles luego  para  otras  Varas  d  Corregimientos  dp 
igual  d  mavor  clase ,  según  sus  méritos. 

VIII.  Que  esta  ley  general  estará  sujeta  á  las  va- 
riaciones de  casos  particulares ,  en  que  por  utilidad 
pública  y  mejcir  servicio  mió  convenga  trasladar  á 
los  Alcaldes  mayores  rí  Corregidores  en  qualquier 
tiempo  dentro  de  la  misma  clase  en  que  se  hallen 

T2 


148  CO  Continuación  y  suplemento 
sirviendo  tí  les  corresponda,  d  detenerlos  y  hacerlos 
circular  en  ella  ,  aunque  hubieren  cumplido  dicho 
sexenio  ,  ya  sea  por  via  de  corrección  ,  o  por  otros 
motivos  justos  que  pueden  ocurrir;  y  que  consul- 
tado todo  así ,  y  conformándome  Yo  can  las  consul- 
tas ,  pasen  inmediatamente  sin  excusa  á  servir  las 
nuevas  Varas  d  Corregimientos  que  se  les  confieran. 

IX.  Que  con  arreglo  á  lo  establecido  en  el  capí- 
tulo II.  del  citado  real  Decreto  de  29  de  Marzo  de 
1783,  ninguno  pueda  ser  consultado  para  los  em- 
pleos de  la  tercera  clase  sin  haber  pasado  antes  gra- 
dualmente por  los  de  la  primera  y  segunda  ,  y  cum- 
plido seis  años  en  cada  una  de  ellas ,  o  completado 
doce  años  de  servicio  efectivo  en  esta  carrera  ;  ni 
para  los  de  la  segunda  sin  haber  servido  antes  seis 
años  en  la  primera ,  y  entonces  para  pasar  de  una  cla- 
se á  otra,  preferirá  la  Cámara  á  los  mas  antiguos ,  y 
entre  ellos  á  los  que  se  hayan  distinguido  por  su  mé- 
rito; sin  que  para  lo  contrario  sirva  el  haber  sido  d 
ser  Abogado  del  Colegio  de  esta  Corte  ,  o  de  los  de 
Cnancillerías  o  Audiencias  ,  ni  Relatores  ,  ni  servido 
Varas  de  Señorío ,  d  contraído  otro  mérito ,  sea  el 
que  fuere ,  si  Yo  no  lo  mando  d  habilito  á  los  su- 
getos. 

X.  Que  mediante  exceder  en  el  dia  el  níímero 
de  los  sugetos  que  han  servido  en  esta  carrera  al  de 
los  empleos  de  ella,  cuide  la  Cámara  de  consultár- 
melos en  las  vacantes  que  ocurran  de  la  clase  que 
Jes  corresponda,  según  sus  circunstancias  y  méritos, 
o  de  otra  inferior  si  ellos  las  pretendieren  o  acepta- 
ren ,  prefiriéndolos  á  otro  qualquier  pretendiente; 
procurando  que  entre  ellos  y  los  que  vayan  cum- 
pliendo el  sexenio  actual ,  se  sufra  con  igualdad  pro- 
porcionada el  perjuicio  indispensable  ahora  del  hue- 
co hasta  que  se  verifique  la  igualación  de  los  em- 
pleos y  empleados ,  no  volviendo  lá  Cámara  á  pro- 
ponerme nuevos  sugetos ,  ni  admitiéndose  memoria- 
les de  ellos  en  sus  Secretarías,  sin  excepción  alguna, 


al  Prontuario  de  Aguirre.     CO     149 
sino  para  los  Corregimientos  y  Alcaldías  mayores  que 
resulten  vacantes  en  la  primera  clase  ,  ó  de  entrada. 

XI.  Que  quando  no  hubiere  Corregimientos  ó 
Alcaldías  mayores  de  mayor  clase  en  que  consultar 

-  á  los  que  deban  ser  promovidos  o  trasladados,  me  los 
proponga  la  Cámara  paia  otras  Varas  ó  Corregimien- 
tos de  la  misma  clase  en  que  se  hallen  sirviendo,  pu- 
diendo  executarlo  mismo  quando  ellos  soliciten  la 
citada  traslación  y  circulación  por  su  propia  conve- 
niíncia  ,  aunque  no  hayan  cumplido  dicho  sexenio: 
pero  así  en  este  círculo ,  como  en  la  promoción  de 
una  clase  á  otra  ,  procurará  la  Cámara  consultarlos 
para  las  vacantes  de  los  Pueblos  de  la  misma  Provin- 
cia ,  ó  de  las  inmediatas  donde  estén  sirviendo  ;  de 
modo,  que  en  lo  posible  se  les  excusen  gastos  de 
viages  largos ,  y  pasen  á  los  Pueblos  de  cuyas  cos- 
tumbres tengan  ya  noticia  ,  y  aun  experiencia,  como 
lo  apeteció  y  mandó  también  mi  augusto  Padre» 

XII.  Que  para  que  estos  Magistrados  se  manten- 
gan con  el  decoro,  honor  y  estimación  correspon- 
diente ,  así  el  Gobernador  ó  Presidente  del  Consejo, 
como  todos  los  Tribunales  procuren  proceder  en  las 
quexas  que  se  dieren  contra  ellos  con  tanta  vigilan- 
cia como  circunspección  para  asegurarse  bien  de 
ellas ,  y  de  si  dimanan  de  resentimientos  y  vengan- 
zas, como  suele  ser  freqiiente  por  haberse  adminis- 
trado justicia  sin  condescendencias ,  especialmente 
contra  los  poderosos  de  los  Pueblos  y  sus  protegi- 
dos; de  manerl,  que  sin  informes  muy  fundados  é 
imparciales,  y  sin  haberlos  oido  y  consultármelo  ,  y 
esperando  mi  real  resolución,  no  se  proceda  por  los 
citados  Tribunales  y  Gobernadores  ó  Presidentes  del 
Consejo  á  suspender ,  hacer  comparecer  ó  arrestar  á 
los  que  e^uvieren  en  actual  exercicio  de  estos  em- 
pleos ,  puesto  que  por  otros  medios  se  puede  repa- 
rar qualquiei*  perjuicio ,  excepto  si  fuere  de  notoria 
y  publica  urgencia  ,  pero  sin  dexar  de  estar  muy  á 
la  vista  de  la  conducta  que  observaren. 


.150     CO     Continuación  y  suplemento 

XIII.  Que  el  Consejo  en  cumplimiento  de  lo  que 
igualmente  se  mandó  en  el  capítulo  III.  de  dicho  real 
Decreto  de  29  de  Marzo  de  1783  ,  trate  ue  comple- 
tar en  donde  sea  posible ,  y  quando  el  estado  de  los 
Propios  y  Arbitrios  lo  permita  la  dotación  de  las  Va- 
ras y  Corregimientos  de  la  primera  clase  o  entrada, 
procurando  que  ninguno  de  los  de  dicha  clase  pri- 
mera baxc  de  los  mil  ducados  enunciados  en  el  mis- 
mo real  D.ecreto  por  salarios  y  consignaciones  fixas, 
y  producto  del  poyo  d  del  Juzgado. 

XIV.  Que  se  observe  y  cumpla  puntualmente  lo 
prevenido  en  el  capítulo  VI.  del  real  Decreto  expre- 
sado, donde  se  dice  :  que  quando  dexen  las  Varas  en- 
treguen al  sucesor  una  relación  jurada  y  firmada  en 
que  se  exprese  con  distinción  las  obras  públicas  de 
calcadas ,  puentes ,  caminos  y  empedrados  ,  plantíos  íí 
otras  que  hubieren  hecho ,  concluido  ó  comenzado 
en  su  tiempo  ;  y  el  estado  en  que  se  hallaren  las  de- 
mas  que  fueren  necesarias  o  convenientes ,  según  su 
mayor  necesidad  o  utilidad ,  y  los  medios  de  pro- 
moverlas; el  estada  de  la  agricultura  ,  grangería  ,  in^ 
dustria ,  artes ,  comercio  y  aplicación  del  vecinda- 
rio :  los  estorvos  d  causas  del  atraso,  decadencia  d 
perjuicios  que  padezcan,  y  los  recursos  y  remedios 
que  pueda  haber ;  y  que  esta  relación  en  caso  de  re- 
tirarse antes  de  haber  llegado  el  sucesor  ,  la  dexen. 
cerrada  y  sellada  al  <?ue  quedare  regentando  la  ju- 
risdicción para  que  la  entregue  al  referido  sucesor, 
tomando  de  uno  tí  otro  el  recibo  correspondiente, 
el  qual  con  copia  de  la  misma  relación  habrán  de 
presentar  en  la  Cámara  los  que  hayan  sido  promo- 
vidos á  otra  Vara  antes  que  se  les  den  los  títulos  o 
despachos  para  pasar  á  servirla;  de  cuyas  relaciones 
se  pasarán  copias  al  Consejo  para  que  higa  el  uso 
correspondiente  de-  sus  noticias. 

En  conseqüencia  de  esta  mi  real  resolución,  he 
mandado  comunicar  al  expresado  Gobernador,  y  al 
mi  Consejo  la  orden  correspondiente  acerca  de  los 


al  Prontuario  de  Aguírre.     CO     151 
tres  puntos  ,  cuyo  cumplimiento  les  pertenece  mas 
particularqjente ;  á  saber,  el  escusar  ios  juicios  de 
residencia :  prohibir  las  comparecencias  de  los  Corre- 
gidores y  Alcaldes  mayores  ,  á  excepción  de  los  ca- 
sos que  se  indican;  y  dotar  los  Corregimientos  y  Al- 
caldías mayores  de  la  primera  clase  ó  entrada  quan- 
do  el  estado  de  los  Propios  y  Arbitrios  lo  permita. 
Y  publicado  todo  en  la  Cámara ,  acordó  igual  cum- 
plurjiento  en  la  parte  que  la  toca  ,  y  expedir  esta  mi 
Cédula,  para  que  también  le  tenga  en  lo  demás;  en 
•la  inteligencia,  de  que  queda  subsistente  y  en  su  fuer- 
za y  vigor  lo  demás  contenido  en  los  otros  capítu* 
los  del  mencionado  real  Decreto  de  29  de  Marzo 
de  1783,  y  en  las  reales  ordenes  expedidas  después    . 
relativas  á  los  mismos  Corregidores  y  Alcaldes  ma- 
yores en  quanto  no  se  oponga  á  esta  mi  Cédula*  Por 
tanto ,  mando  á  todos  y  á  cada  uno  de  vosotros  el 
Gobernador ,  y  los  del  mi  Consejo,  Presidentes  y  Oi- 
dores de  mis  Audiencias  y  Chanci Herías,  Corregido- 
res y  Alcaldes  mayores ,  Ayuntamientos  y  demás 
personas  á  quienes  lo  contenido  en  ella  toca  o  tocar 
pueda  de  qualquiera  manera  ,  que  la  veáis  ,  guardéis 
y  cumpláis ,  hagáis  cumplir  y  guardar  ,  arreglándose 
inviolablemente  á  su  tenor  sin  faltar  en  cosa  alguna; 
pues  mi  voluntad  es  que  así  se  execute  por  convenir 
á  mi  real  servicio  ,  y  por  lo  que  en  ello  interesan  la 
causa  pública  y   mis  amados  Vasallos.  Fecha  en  San 

Lorenzo  el  rejl  á  7  de  Noviembre  de 1799. 

CORSO.  El  Rey.  Como  la  seguridad  del  comer- 
cio marítimo  y  navegación  de  mis  vasallos  exige  que 
se  haga  un  corso  activo  y  vigoroso  contra  los  siíbdi- 
tos  del  Rey  de  Inglaterra  en  los  mares  de  América, 
donde  la ^asta  extensión  de  mis  dominios4 los  dexa 
mas  expuestos  que  en  Europa  al  insulto  y  depreda- 
ción de  los  enemigos ,  y  proporciona  menos  asilos 
á  las  naves  mercantes  que  trafican  en  sus  Puertos  y 
costas  ;  he  venido  en  dispensar  á  todos  mis  subditos 
americanos ,  que  armen  contra  los  Ingleses  la  protec- 


1 


152  CO  Contintfacion  y  suplemento 
cion  ,  auxilios ,  franquicias  y  premios  contenidos  en 
la  Ordenanza  expedida  el  primero  del  pásente  mes 
de  Julio  ,  que  va  inserta  á  la  letra,  y  hacer  al  mismo 
tiempo  las  declaraciones  convenientes  y  precisas  para 
adaptar  algunas  de  sus  reglas  i  la  peculiar  constitu- 
ción de  mis  Indias  Occidentales. 

REAL  ORDENANZA  DE  CORSO. 

El  Rey.  Por  quanto  conviene  á  mi  servicio  y  á 
la  seguridad  de  mis  vasallos  en  su  comercio  maríti- 
mo y  libre  navegación  interrumpir  la  de  los  enemi- 
gos de  mi  Corona,  especialmente  en  las  presentes 
circunstancias,  en  que  los  subditos  del  Rey  de  la 
Gran  Bretaña ,  han  tenido  orden  de  executarlo  con 
las  embarcaciones  de  los  mios ;  he  considerado  que 
uno  de  los  medios  de  proporcionarles  la  seguridad 
plíblica  en  sus  intereses,  es  el  de  fomentar  á  los  que 
se  aplicaren  á  hacer  el  corso  ,  dispensándoles  mi  pro- 
tección y  auxilios  para  el  armamento  y  habilitación 
desús  buques,  concediendo  franquicia  de  derechos, 
el  libre  y  entero  aprovechamiento  del  valor  de  las 
presas  que  hicieren  ,  recompensas  de  honor  á  los  que 
se  distinguieren  en  acciones  particulares^ ,  dando  ade- 
mas gratificaciones  pecuniarias  á  los  que  lograren  ven- 
tajas sobre  los  enemigos,  y  proveyendo  al  socorro  y 
subsistencia  de  los  heVidos  y  viudas  de  los  que  falle- 
cieren en  los  combates :  y  en  su  conseqiiencia  he  re- 
suelto ,  que  quantos  vasallos  mios  se  dedicaren  á  ha- 
cer el  corso  contra  qualesquiera  enemigos  de  mi  Co- 
rona ,  con  licencia  mia  ,  y  arreglándose  á  esta  Orde- 
nanza ,  (en  que  se  inserta  la  de  primero  de  Febrero 
de  1762)  lo  practiquen  baxo  las  reglas ,  ^  disfruten 
los  beneficios  que  declaran  los  artículos  siguientes. 

Artículo  I.  El  vasallo  mió  que  quisiere  armar 
en  corso  contra  enemigos  de  mi  Corona,  ha  de  re- 
currir al  Ministro  de  Marina  de  la  Provincia  donde 
pretendiere  armar  para  obtener  permiso  con  patente 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  i<¡$ 
formal  que  le  habilite  á  este  fin ,  explicando  en  las 
instancias  ,4I|ue  género  de  embarcación  tiene  para  él, 
su  porte ,  armas,  pertrechos  y  gente  de  dotación  ,  así 
como  las  fianzas  abonadas  que  ofrecieren  para  segu- 
ridad de  su  conducta  y  puntual  observancia  de  quari- 
to  en  esta  Ordenanza  se  previene,  de  no  cometer 
hostilidad  ,  ni  ocasionar  daño  á  mis  vasallos ,  ni  á  los 
de  otros  Príncipes  ó  estados  que  no  tengan  guerra 
contra  mi  Corona.  Satisfecho  el  Ministro  de  las  fian- 
zas ,  que  por  mayor  suma  se  fixarán  á  sesenta  mil  rea- 
les de  vellón  ,  y  á  prudente  juicio  pueden  moderar- 
se con  proporción  á  la  entidad  de  la  embarcación  cor- 
saria ,  entregará  la  patente  ,  d  la  pedirá  al  Intendente 
del  Departamento  ,  ó  bien  á  mi  Secretario  del  Des- 
pacho de  Marina,  según  las  ordenes  con  que  se 
halle. 

II.  Concedido  el  permiso  para  armar  en  corso ,  fa- 
cilitará el  Ministro  la  pronta  habilitación  de  la  em-. 
ibarcacion ,  y  hará  que  se  franquee  al  armador  quan- 
to  necesitare  ,  pagándolo  á  sus  justos  precios ,  y  per- 
mitiéndole reciba  toda  la  gente  que  quisiere  ,  á  re- 
serva de  la  que  esté  embargada  para  mi  servicio,  d 
actualmente  en  él ;  con  prevención,  de  que  haya  de 
llevar  á  lo  menos  una  tercera  parte  de  su  equipage 
de  gente  no  marinera ,  y  por  consiguiente  no  matri- 
culada ,  con  tal  que  sea  hábil  y  j^ien  dispuesta  para 
el  manejo  de  las  armas.  Concluida  la  habilitación  en- 
tregará ai  Capitar>copia  de  esta  Instrucción  para  su 
puntual  observancia  en  la  parte  que  le  toca. 

III.  El  conocimiento  de  presas  que  los  corsarios 
conduxeren  d  remitieren ,  pertenecerá  privativa  y 
absolutamente  á  los  Ministros  de  Marina ,  con  inhi- 
bición de  les  Capitanes  d  Comandantes  Generales 
de  las  Provincias ,  de  las  Audiencias ,  Intendentes  de 
Exército ,  Corregidores  y  Justicias  ordinarias ,  á  quie- 
nes privo  de  toda  intervención  directa  d  indirecta 
sobre  esta  materia.  El  Ministro  examinará  luego  los 
papeles ,  y  oirá  sumariamente  á  los  apresadores  y 

Tomo  I V.  V 


154  CO  Continuación  y  suplemento 
apresados ,  y  si  fuere  posible  antes  de  las  veinte  y 
quatro  horas  declarará  ,  con  parecer  de  sif  Asesor  ,  la 
legitimidad  ó  ilegitimidad  de  la  presa ;  pero  si  hu- 
biere alguna  duda  d  reparo  que  obligue  á  suspender 
el  juicio  ,  la  detendrá  ,  por  no  faltar  en  cosa  alguna  á 
la  escrupulosa  atención  con  que  debe  proceder,  como 
responsable  que  ha  de  ser  de  las  resultas  de  su  preci- 
pitación ii  omisión. 

IV.  Si  las  presas  se  conducen  d  remiten  á  la(  Ca- 
pital del  Departamento ,  conocerá  de  ellas  y  de  todas 
sus  incidencias  la  Junta  establecida  en  él ,  á  que  de- 
berá asistir  en  estos  casos  el  Auditor  ;  y  si  hubiere 
discordia  remitirá  los  autos  á  mi  Consejo  de  Guerra, 
eon  noticia  de  las  partes  ,  y  otorgará  las  apelaciones 
que  se  interpongan  para  el  mismo  Tribunal ,  ya  sea 
en  causas  de  esta  naturaleza  en  que  la  Junta  entienda 
en  primera  instancia ,  ó  bien  porque  las  partes  ha- 
yan apelado  á  ella  después  de  juzgadas  por  los  Minis- 
tros de  Provincia :  de  estos  podrán  tener  recurso  el, 
apresador  y  apresado  á  la  Junta  del  Departamento,  y 
de  ella  al  Consejo  de  Guerra ,  o  bien  á  este  mismo 
Tribunal  en  derechura  desde  el  Juzgado  de  la  Pro- 
vincia ,  según  mas  les  conviniere  ,*  pero  de  las  sen- 
tencias que  allí  les  cumplieren  sin  apelación  alguna, 
dará  el  Ministro  puntual  noticia  á  Ja  Junta  por  me- 
dio del  Intendente  ,,con  remisión  de  los  instrumen- 
tos en  que  las  hubiere  fundado  ,  para  que  se  archive 
todo  en  la  Contaduría  del  Departamento. 

V.  Los  vaxeles  armados  en  corso  podrán  recono- 
cer las  embarcaciones  de  comercio  de  qualquiera  na- 
ción ,  obligándolas  á  que  manifiesten  sus  patentes  y 
pasaportes ,  papeles  de  pertenencia  y  fktamento  del 
buque  ,  conocimiento  de  la  carga ,  diados  de  nave- 
gación y  listas  de  los  equipages  y  pasageros  ,  para 
asegurarse  por  este  medio  de  estar  proveídas  de  los 
requisitos  necesarios  ,  y  en  tal  caso  no  embarazarles 
su  libre  navegación. 

VI.  Esta  averiguación  se  executará  sin  usar  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CO  155 
violencia  ,  ni  ocasionar  perjuicio  ó  atraso  considera- 
ble á  las  embarcaciones ,  pasando  á  reconocerlas  á  su 
bordo ,  ó  nuciendo  venir  el  patrón  ó  Capitán  con  los 
papeles  expresados ;  y  si  alguno  resistiere  sujetarse  á 
este  regular  examen  ,  podrá  obligársele  por  la  fuerza. 
En  caso  de  hacer  defensa ,  se  apresará  y  declarará  por 
buena  presa  ,  si  no  se  justificare  haber  dado  motivo 
el  corsario  para  esta  resolución. 

VIL  Los  Capitanes  de  embarcaciones  armadas 
en  ¿orso  serán  responsables  de  los  perjuicios  que  oca- 
sionaren ,  deteniendo  sin  fundado  motivo  las  perte- 
necientes á  vasallos  mios  o  á  naciones  aliadas  y  neu- 
trales. 

VIII.  Las  embarcaciones  que  se  encontraren  na- 
vegando sin  patente  legítima  de  Príncipe ,  República 
o  Estado  que  tenga  facultad  de  expedirlas ,  serán  de- 
tenidas ,  así  como  las  que  pelearen  con  otra  vandera 
que  la  del  Príncipe  tí  Estado  de  quien  fuere  su  pa- 
tente ,  y  las  que  la  tuvieren  de  diversos  Príncipes  y 
Estados ,  declarándose  de  buena  presa  ;  y  en  caso  de 
estar  armadas  en  guerra ,  sus  Cabos  y  Oficiales  serán 
tenidos  por  piratas. 

:  IX.  Serán  de  buena  presa  las  embarcaciones  de 
piratas  y  levantados  con  todos  los  efectos  que  en  sus 
bordos  se  encontraren  pertenecientes  á  los  mismos 
piratas  y  levantados  ;  pero  los  que  se  justificare  tocar 
ásugetos  que  no  hubieren  contr)buido  directa  ni  in- 
directamente á  la  piratería ,  ni  sean  enemigos  de  mi 
Corona  se  les  divolverán  ,  si  los  demandaren  ,  den- 
tro de  un  año ,  y  un  dia  después  de  la  declaración  de 
la  presa ,  descontando  una  tercera  parte  de  su  valor 
para  gratificación  de  los  apresadores. 

X.  No  siendo  lícito  á  vasallo  mió  armar  en  guer- 
ra embarcación  alguna  sin  expresa  licencia  mia ,  ni 
admitir  á  este  fin  patente  o  comisión  de  otro  Prín- 
cipe o  Estado*,  aunque  sea  aliado  mió ,  qualquiera 
que  se  encontrare  corriendo  la  mar  con  semejantes 
despachos ,  d  sin  alguno ,  será  de  buena  presa ,  y  su 

y  2 


> 


Sjá    CO     Continuación  y  suplemento 
Capitán  d  patrón  castigado  como  pirata. 

XI.  Todo  navio  ó  embarcación  de  quídqinera  es- 
pecie ,  armada  en  guerra  d  mercancía ,  qué  navegue 
con  vandera  d  patente  de  Turcos,  Argelinos  ú  otros 
Príncipes  d  Estados  enemigos  ,  será  buena  presa  con 
todos  los  efectos  que  á  bordo  tuviere  ,  aunque  perte- 
nezcan á  vasallos  mios,  en  caso  de  haberlos  embar- 
cado después  de  la  expedición  del  decreto  de  21  de 
Junio  del  presente  año  ,  cortando  toda  comunicación 
y  trato  con  los  del  Rey  Británico ,  y  de  pasado  el 
tiempo  suficiente  para  poder  tener  noticia  de  él. 

XII.  Toda  embarcación  de  fábrica  enemiga ,  d 
que  hubiere  pertenecido  á  enemigos ,  será  detenida, 
si  el  Capitán  o  Maestre  no  manifestare  escritura  au- 
téntica que  asegure  su  propiedad.  También  se  deten- 
drá la  embarcación  cuyo  dueño  d  Capitán  fuere  de 
nación  enemiga  ,  conduciéndose  á  puerto  de  mis  do- 
minios ,  para  que  se  reconozca  si  debe  tí  no  darse 
por  de  buena  presa  ,  en  cumplimiento  de  las  ordenes 
que  á  este  fin  Yo  hubiere  expedido. 

XIII.  Igualmente  se  detendrá  toda  embarcación 
que  lleve  ,  con  destino  á  su  bordo ,  Oficiales  de  guer- 
ra enemigos  ,  Maestre ,  Sobre- Cargo  ,  Administra- 
dor d  Mercader  de  nación  enemiga  ,  tí  que  de  ella  se 
componga  mas  de  la  tercera  parte  del  equipage  ,  á 
fin  de  que  en  el  Puerto  á  que  sea  conducida  se  exa- 
minen los  motivos "  que  obligaron  á  servirse  de  esta 
gente  ,  y  según  ellos  ,  y  las  ordenes  dadas  se  deter- 
mine lo  que  deba  practicarse.  (' 

XIV.  Las  embarcaciones  en  cuyos  bordos  se  ha- 
llaren géneros ,  mercaderías  y  efectos  pertenecientes 
á  enemigos,  se  conducirán  de  la  misma  suerte  á  Puer- 
to de  m¡s  dominios ,  y  se  detendrán  en  él  hasta  que 
se  haga  constar  que  no  niegan  la  inmuniáad  ,  y  antes 
la  observan  los  mismos  enemigos  de  cuya  nación 
fueren  los  efectos  ,  considerando  la  coíiducta  que  han 
tenido  y  tienen  los  Ingleses ,  la  qual  exige  un  trato 
recíproco  de  nuestra  parte* 


¿I  Prontuario -de  Aguim.  CO  157 
XV.:  Serán  siempre  de  buena  presa  todos'los  gé- 
neros de  contrabando  que  se  transportaren  para  ser- 
vicio de  enemigos  •  en  ¡  cualesquiera  embarcaciones 
que  se  encuentren  ;  entendiéndose  I  por  géneros  de 
contrabando  ,  morteros ,  cañones  ,  fusiles  ,  pistolas  y 
otras  armas,  de  fuego ,  espadas  ,  sables ,  bayonetas, 
picas  y  demás  armas  blancas  ofensivas  ó  defensivas, 
pólvora  ,  balas  ,  granadas ,  bombas  y  todo  género  de 
municiones  de  guerra  ,  maderas  de  construcción  ,  y 
par\  arboladuras  ,  jarcias ,  lonas ,  cáñamo  ,  brea  y 
toda  suerte  de  betunes ,  clavazones ,  plomo  ,  sebo, 
y  otros  pertrechos  y  géneros,  propios  para  construir, 
carena  y  armamento  de  baxeles  ,  tropas  de  guerra, 
marinería  ,  caballos ,  arneses  y  vestuario  de  la  Mili- 
cia ,  y  generalmente  todo  quanto  fuere  de  servicio^ 
así  para  la  guerra  de  mar  como  para  la  de  tierra. 

XVI.  Se  examinarán  con  cuidado  las  cartas ,  par- 
tidas ó  contratos  de  fietamento  de  las  embarcaciones 
que  se  reconocieren  ,  como  también  los  conocimien- 
tos y  pólizas  de  la  carga ;  y  si  esta  fuere  sospechosa, 
se  detendrá  la  embarcación  con  declaración  que  el 
instrumento*  que  no  estubiere  fií  mado  ,  sera-  tenido 
por  nulo  ,  y  de  que  se  declarará  buena  presa  la  que 
careciere  de  estos  precisos  instrumentos ,  á  menos  de 
verificarse  haberlos  perdido  por  accidente  inevitable. 

XVII.  Prohibo  á  los  Capitanes  y  demás  indivi- 
duos de  los  baxeles  de  corso  oculten ,  rompan  .0  en 
otro  modo  extravíen  los  instrumentos  nombrados  en 
el  artículo  anteíedente  ,  con  qualquier  fin  que  sea; 
pena  de  castigo  corporal  á  los  Capitanes ,  .seguri  la 
exigencia  del  caso  ,  con  obligación  á  resarcir  los  da- 
ños ,  y  de  diez  años  de  presidio  o  arsenales  al:  restó 
del  equipaje. 

XVIII.  T^as  embarcaciones  que  presentaren  de 
buena  fe  sus  patentes  y  conocimientos  de  cargas  y 
fíetamento  ,  se^dexarán  navegar  libremente  ,  aunque 
vayau  á  puertos  enemigos  ,  que  no  estén  bloqueados, 
ó  delestos  á  otros  quaíesquiera-,  como  en  ellos^no 


158  CO  Continuación  y  suplemento 
haya  cosa  sospechosa  ,  ni  lleven  géneros  de  contra- 
bando ,  en  los  quales  deben  comprehen^erse  todos 
los  comestibles ,  de  qualquier  especie  que  fueren, 
con  destino  á  Plaza  enemiga  bloqueada  por  mar  d 
tierra. 

XIX.  Prohibo  á  los  Corsarios  y  demás  indivi- 
duos de  su  equipage  que  obliguen  á  los  Capitanes, 
pasageros  d  tripulación  de  las  embarcaciones  que  re- 
conocieren á  que  les  contribuyan  cosa  alguna  ,  y  que 
hagan  d  permitan  hacerles  extorsión  tí  violencia, 
pena  de  castigo  exemplar ,  que  se  estenderá  hasta  el 
de  muerte ,  según  el  caso  lo  pida. 

XX.  Prohibo  asimismo  á  los  Corsarios  que  apre- 
sen ,  ataquen  ú  hostilicen  en  manera  alguna  las  em« 
Marcaciones  enemigas  que  se  hallaren  en  los  Puertos 
de  Príncipes  o  Estados  aliados  mios  y  neutrales, 
como  tampoco  á  las  qué  estubieren  baxo  el  tiro  de 
cañón  de  sus  fortificaciones  ,  declarando  ,  para  obviar 
toda  duda  ,  que  la  jurisdicion  del  tiro  de  canon  se  ha 
de  entender  aun  quando  no  haya  baterías  en  el  pa- 
rage  donde  se  hiciere  la  presa  ,  con  tal  que  la  distan- 
cia sea  la  misma. 

XXI.  Declaro  también  por  de  mala  presa  todas 
las  embarcaciones  que  los  Corsarios  rindieren  en  los 
Puertos ,  y  baxo  el  alcance  del  canon  de  los  sobera- 
nos aliados  mios  tí  neutrales ,  aun  quando  ya  las  vi- 
niesen persiguiendo  L~y  atacando  de  mar  afuera  ;  pues 
la  adquisición  de  la  presa  que  se  hiciese  en  virtud  de 
la  rendición  ,  se  verificaría  en  parage  que  debe  gozar 
la  inmunidad. 

■  XXII.  Mando  á  los  Comandantes  é  Intendentes 
de  Marina  y  Ministros  de  Provincias  de  ella  conser- 
ven con  particular  cuidado  las  ordenes  que  he  dado 
y  diere  sobre  estos  asuntos ,  ya  sean  por  regla  gene- 
ral ,  tí  para  casos  particulares ;  y  que  hagan  á  los 
Corsarios  las  prevenciones  correspondientes  á  que 
por  ningún  término  contravengan  á  lo  resuelto. 
XXIII.     Toda   embarcación  perteneciente  á  mis 


di  Prontuario  de  Aguirrc  CO  159 
vasallos  ,  que  fuere  legítimamente  apresada  por  ene- 
migos ,  y  ^espues  de  estar  veinte  y  quatro  horas  en 
$u  poder  ,  se  recobrare  pof  baxel  d  baxeles  del  corso, 
se  adjudicará  íntegramente  á  estos.  Las  embarcacio- 
nes españolas  represadas  antes  de  las  veinte  y  quatro 
horas  se  restituirán  á  los  propietarios ,  mediante  el 
premio  de  la  tercera  parte  de  su  valor  para  los  repa- 
sadores. 

XXIV.  Asimismo  será  de  buena  presa  qualquiera 
embarcación  perteneciente  á  nación  neutral  o  aliada 
mia  que  los  baxeles  del  corso  apresaren  de  enemigos, 
si  hubiere  estado  en  su  poder  mas  de  veinte  y  quatro 
horas  ;  pero  en  caso  de  recobrarse  antes  de  este  tiem- 
po se  devolverá  á  su  dueño  con  todos  los  efectos ,  re- 
servando la  tercera  parte  de  su  valor  para  los  reco- 
bradores. 

XXV.  Luego  que  los  Capitanes  del  corso  resol- 
vieren  detener  alguna  embarcación  ,  recogerán  todos 

1  sus  papeles ,  de  qualquier  especie  que  sean  ,  tomando 
el  Escribano  del  navio  corsario  puntual  razón  de 
ellos,  dando  recibo  de  todos  los  substanciales  al  Capi- 
tán o  Maestre  detenido ,  y  advirtiendole  no  oculte 
alguno  de  quantos  tuviere ,  en  inteligencia  de  que 
solo  los  que  entonces  presente  le  serán  admitidos 
para  juzgar  la  presa.  Hecho  esto  ,  el  Capitán  del  cor- 
sario cerrará  ,  y  guardará  los  papeles  en  un  saco  o  pa- 
quete sellado  ,  que  deberá  entregar  al  Comandante  d 
Ministro  de  Marina  del  Puerto  ,  adonde  se  dirija ;  y 
si  ellos  encontraren  algunos  dignos  de  mi  noticia, 
los  remitirá  este  á  mi  Secretario  de  Estado  y  del  Des- 
pacho de  Marina. 

XXVI.  Al  mismo  tiempo  cuidarán  de  clavar  las 
escotillas  d^l  navio  detenido  ,  y  sellarlas  de  modo 
que  no  puedan  abrirse  sin  romperse  el  sello  :  recoge- 
rán las  llaves  de  cámaras  y  otros  parages ,  haciendo 
guardar  los  géneros  que  se  hallaren  sobre  cubiertas, 
y  tomando  razón  ,  quanto  el  tiempo  lo  permita  ,  de 
todo  lo  que  fácilmente  pueda  extraviarse ,  para  en- 


1 6o     CO     Continuación  y  suplemento 
cargarsu  cuidacfóí cfl 'qué  'se  destinare  á  mandar  Lf 
embarcación,  r 

XXVIÍ.  No  se  pérrrfítirá  saqueo  de  los  -gcneró'á 
que  se  encontraren 'sobre  cubiertas  en  cámaras ,  ca- 
marotes y  alojamientos  de  equipages :  privándole 
absolutamente  el  derecha  vulgarmente  llamado  del 
•pendolage-,  el  qual  solo  podrá  tolerarse  en  los  casos 
de  haberse  resistido  la  embarcación ,  hasta  esperar 
que  fuese  abordada,  pero  con  el  cuidado  de  evitadlos 
desordenes  que  puede  producir  la  sobrada  licencia. 

XXVIII.  Quando  se  conduzca  la  tripulación  de 
una  presa  á  bordo' del  baxel  apresador ,  se  tomará  en 
presencia  de  su  Capitán  declaración  al  de  la  pre^a, 
su  piloto  ,  maestre  y  otros- su getos  que  parezca  con* 
veniente  acerca  de  la  navegación  ,  carga  y  demás  cir- 
cunstancias de  la  embarcación  ,  poniendo  por  escrita 
todas  las  que  puedan  conducir  i  juzgar  la  presa  ,  pre- 
guntándoles también  si  •fuera  de  la  carga  que  conste 
por  los  conocimientos  conducen  alhajas  ó  géneros  de  i 
valor  ,  á  fin  de  dar  las  providencias  convenientes  á 
que  no  se  oculten. 

i  XXIX.  Al  Cabo  destinado  á  mandar  la  presa  se 
dará  noticia  individual  de  lo  que  constare  por  estas 
declaraciones ,  haciéndole  responsable  de  quahto  por 
su  culpa  ú  omisión  faltare  :  y  declaro' que  cualquier 
individuo  que  abriere  sin  licencia  ,  como  quiera  que 
sea ,  las  escotillas  señadas  ,  arcas  ,  fardos  ,  pipas  ,  sa- 
cas tí  alacenas  eri  que  haya  mercaderías  y  géneros, 
Eo  solo  perderá  la  parte  que  debiera  tocarle ,  sino  que 
se  le-  formará  causa  y-  castigará  según  de  ella  resulte. 

XXX.  Los  prisioneros  se  repartirán  según  con-; 
venga  ,  tratando  á  todos  con  humanidad  ,  y  con  dis- 
tinción á  los  que  la  merezcan  por  su  clase<* 

XXXI.  No  podrán  arbitrar  los  Capitanes  del  corso 
por  pretexto  alguno  en  déxar  abandonados  los  pri- 
sioneros en  Islas  tí  costas  remotas ,  peria  de  ser  casti- 
gados con  todo  el  rigor  que  corresponda  ,  debiendo 
entregarlos  todos  en  los  Puertos  á  que  se  conduxe- 


al  Prontuario  de  Aguirr&     CO     161 
rett,  d  hacer  constar  el  paradero  de  los  que  faltaren. 

XXXJÍ.  '■'■ Ltís  baxeles:del  corso  remitirán  las  pre- 
sas quá'hicitren:akf¿tpg¿  de  su.  armamento  r  quandp 
esto  sea  practicable ,  d  á  lo  menos  á  Puerto  de  mis 
dominios  y  evitando' que  entren  en  los  extrangeros, 
excepto  en  los  casos  de  urgente  precisión  ,  que  debe- 
rán Justificar  ;  y  quedará  al  arbitrio  (Je  los  corsarios 
remitirlas  separadas',  ól  mantenerlas  ..en  su  conserva 
según  les  conviniere. 

XX'XIII.  Si  la  presa  se  .emfaiare  suelta ,  deberán  ir 
con  ella  los  instrumentos  que  hubieren  de  servir  para 
que  se  juzgue ,  como  también  el  Capitán  d  Maestre, 
y  algunos  otros  individuos  del  equipáge,  que  puedan 
declamar1  y  deducir  su  defensa;  pero  si  la  con  iuce  el 
baxel  apresador ,  su  Capitán  presentará  los  papeles, 
y  dará  las  demás  noticias  que  se  le  pidan  ai  intento. 

XXXIV.  Para  determinar  la  legitimidad  de  pre- 
$a$,-no  han  de  admitirse  otros  papeles  que  Jos  en- 
contrados y  manifestados  en  5Ü5:hQrdos;  sin  embar- 
co, si  faltando  los  instrumentos  precisos  para  formar 

el  juicio  ,  se  ofreciere  su  Capitán  á'  justificar  haberlos 
perdido  por  accidente  inevitable,  señalará  la  Junta 
o  el  Ministro  término  competente ,,  según  la  breve-* 
dad  con.que.deben  .determinarse  estas  causas ,  sin  dar 
lugar  á  dilacionesoimítíles,  de  quesera  responsable* 
y  cuidará  mucho  la  Junta. 

XXXV.  Ningún  individuo  que  goce  sueldo  por; 
Marina  ha  de  exigir  estipendio  d  contribución  por 
las  diligencias  erf  que  se  hubiere  empleado  para  ei 
Juzgado  de  presas;  prohibiéndoles  se  adjudiquen  d 
apropien  mercaderías  ú  otros  efectos  de  ellas ,  pena 
de  confiscación ,  y  de  privación  de  sus  empleos. 

XXXVI.  Si  antes  de  sentenciar  la  presa  fuere  ne- 
cesario desembarcar  el  todo  d  parte  de  la  carga  para 
evitar  que  se  pierda  ,  se  abrirán  las  escotillas ,  con- 
curriendo el  Ministro  y  respectivos  interesados ,  y 
formando  inventario  de  los  géneros  que  se  extraxe- 
ren,  se  depositarán  con  intervención  del  dependiente 

Tomo  1 K  X 


1 62     CO    Continuación  y  suplemento 
de  Rentas  que  destine  el  Administrador  de  Aduanas 
en  persona  de  satisfacción  o  en  almacenes,  de  los 
qüales  tenga  una  llave  el  Capitán  o  Maestre  dete- 
nido, >}?«) 

XXXVII.  En  caso  de  precisión  á  vender  algunos 
géneros ,  por  no. ser  posible  conservarlos  ,.se  celebra- 
rá la  venta  á  presencia  del  .Capitán  detenido  en  alr 
moneda  :>pública  <, sioon Jas  ¿solemnidades  acostumbra* 
das,  y  con  la  misma  intervención ttel  dependiente 
de  Rentas ,  poniéndose  el  producto  en  manóí  de 
persona  abonada ,  para  entregarse  á  quien  pertene- 
ciere despties.de  sentenciada  la  presa.  ,  ; 

XXXVIH, '.  Si  la  embarcación  se  presentará retj 
Puerto  de  mis  dominios  siri  conocimientos , de  la.cat- 
ga  ií  otros  instrumentos  por  donde  conste  á  quien  per- 
tenezca ,  ni  gente  de  su  propio  equipage  ,  se  tomarán 
declaraciones  separadamente  al  del  apresadór  ,  y  i  su 
Capitán  de  las  circunstancias  cota. que  la  encontró  ¿  y 
s¿  apoderó  de  ella  :  se  har&  r-edonoár  laric^rga  por  in- 
teligentes, y  practicarlas  posibles  diligencias  para  sa* 
ber  quien  fue  su  (dueño  ,'  en  caso  de  no  verificarse  ,  se 
inventariará  el  todo  ,  y  tendrá  en  deposito  para  res- 
tituirse á  quien  dentro  de  un  año  y.iurcxiia:  justificare 
SéHo,  coíhcWfro  hay a-mosívo  para  dedltfrarl^d& buena 
ptóa 'Ji^ütíitiftWctei^eiáprc^fa  tercera  parte  de  su  a«Í 
lor  á  los  recobradores.  Lo  restahté  se  dividirá  como 
bienes  vacantes ,  m>  pareciendo;  su  dueño  en  dicho 
terminó  en  tres  partes,  de  las  quales  uñase  adjudicará 
á  estos  9  yi  las  dos  pertenecientes  áiüL  real  Fisco,  (por 
el  art.  ii^.Wt.'^.  trat.  io.  délas  Ordenanzas  genera- 
les) se  remitirán  á  la  Capital ,  donde  se  mantendrán 
en  depósito  con  noticia  de  la  Junta  ,  para  fondo  de 
socorros  á  los  heridos  y  estropeados  de  los  buques 
corsarios.    ' 

XXXIX.  Los  prisioneros  se  desembarcarán  así 
que  el  navio  en  que  se  conduxeren  llegue  al  Puerto, 
entregándose  al  Gobernador  de  la  Plaza,  Comandante 
ó  Ministro  de  Marina,  á  fin  de  que  disponga  de  ellos 


ai  PronUmno  \  de ,  Agitixtb.  <G  O  1 63 
seguirlas  ordenes  con  que  se /hallare  :  los  piratas,  se 
eBtregaráq,|á  este  último  r  para  que  (en  conformidad 
del  art.  109.  tit.  &  trat.  10.  de  las  Ordenanzas  gene- 
rales de  la  Armada)  les  forme  proceso  sin  dilación, 
remitiendolé'con  parecer  del  Asesor  y  su  declaración 
de  deber  ser  tenidos  por  piratas  á  la  Junta  de  Depar- 
tamento ,  como  también  á  los  reos  ,  d  si  no  hubiere 
facilidad  para  ello  ,  entregándolos  á  la  Justicia  ordi- 
naria .para  su  castigo  :  con  los  Turcos  ,  Argelinos  7 
Moros,  que  no  sean  de  los  dominios  del  Rey  de 
•Marruecos  y  se  practicará  lo  que  está  por  modernas 
•otden.es  jestablecido. 

XL. '  Si  la  embarcación  no  se  diere  por  buena 
presa  ,  se  restablecerá  inmediatamente  en  posesión  al 
Capitán  o  Dueños  con  sus.  Oficiales  y  gente,  á  quienes 
se  restituirá  todo  quanto  les  pertenezca ,  sin  retener 
la  menor  cosa ::  se  les  proveerá  del  salvo  conducto 
conveniente  r  á  que  sin  nueva  detención  continúen 
irsu  viage,  no  obligándolos  á  la  paga  de  derechos  de 
ancorage ,  ni  otros  que  deben  contribuir  las  embarca- 
ciones de  .comercio. 

XLI.  Para  que  al  tiempo  de  restituirse  estas  em- 
barcaciones ,  dadas  por  libres  ,  no  se  susciten  dudas  jr 
altercados- sobre  las  pretensiones  que  formaren  sus 
-Dáeños  ó  Capitanes  ,  supuesto  el  primer  inventario 
que  el  art.  26.  de  esta  Ordenanza  establece  al  tiempo 
de  apoderarse  de  la  presa,  de  llanto  ;estubier<e  ex- 
puesto á  fácil  extravío  :  mando  que  en  llegando  a 
puerto  se  haga  nuevo  inventario  por  el  Ministro  de 
Marina  ,  con  asistencia  del  Capitán  ó  Maestre  intere- 
sado ,  y  del  Cabo  que  mandare  la  presa ,  de  la  qual 
no  se  permitirá  desembarcar  gente  ,  ni  que  pase  á  su 
bordo  otra  kasta  estar  practicada  esta  diligencia*        ¡ 

XLII.  j  Ninguna  persona ,  de  qualquiera  grado  d 
condición  que  sea ,  comprará  ni  ocultará  género  al- 
guno que  conozca  pertenecer  á  la  presa  antes  de  ha- 
ber sido  juzgada  por  ;buena  ,  pena  de  restitución  ,  y 
de  multa  del  tres  tanto  del  valor  de  los  géneros  ocul- 

X2    - 


■  » 


364     CO    Continuación  y  suplemento 
tados  d  comprados ,  y  aun  de  castigo  corporal ,  se- 
gún la  exigencia  del  caso  ,  siendo  este  conocimiento 
privativo  al  Juzgado  de  presas ,  como  incidente  de 
ellas. 

XLIIL  Si  la  presa  se  conduxere  á  Puerto  que  no 
sea  cabeza  de  Provincia  ,  y  no  pareciere  conveniente 
exponerla  al  riesgo  de  que  se  transfiera  á  él ,  se  remi- 
tirán al  Ministro  los  papeles  y  documentos  necesa- 
rios ,  para  que  determine  su  legitimidad  con  la$  de- 
claraciones hechas  por  el  Capitán  d  Maestre,  y  la 
relación  que  presentare  el  Cabo  de  presa  al  Subdele- 
gado de  Marina  ,  de  cuyo  cargo  será  hacer  el  inven- 
tario con  presencia  de  estos  mismos  interesados". 

XLIV.  En  caso  de  hallarse  imposible  la  conser- 
vación de  la  presa  hecha  ,  y  que  por  esta  razón  sea 
preciso  resolver  venderla,  tratar  de;su  rescate  con  el 
Dueño  o  Maestre,  o  bien  quemarla  o  echarla  á  pique 
quando  no  haya  otro  arbitrio  ,  se  tendrá  presente  lo 
que  está  mandado  en  el  art.  31.  de  esta  Ordenanza,, 
para  proveer  á  la  seguridad  de  los  prisioneros ,  ya 
sea  recogiéndolos  el  apresador  á  su  bordo ,  o  dispo- 
niendo su  embarco  eh  alguna  de  las  presas,  si  pre- 
cisare á  esta  resolución  la  falta  de  otro  medio ,  con 
declaración  de  que  ningún  armador  o  Capitán  corsa- 
rio podrá  rescatar  presa  alguna  hasta  después  de  ha- 
ber enviado  á  Puerto  de  mi£  dominios ,  o  tener  en 
su  conserva  tres  ptesas  hechas  desde  su  última  sa- 
lida. .,.. 

XLV.  En  todos  los  casos  de  tomarse  semejantes 
resoluciones  sobre  presas  y  prisioneros ,  han  de  cui- 
dar los  apresadores  de  recoger  todos  los  papeles  é 
instrumentos  pertenecientes  á  ellas,  y  de  conducir 
á  lo  rnertos  dos  de  los  principales  Órlenles  de  cada 
presa  ,  para  que  sirvan  á  justificar  su  conducta  ,  pena 
de  ser  privados  de  lo  que  les  podia  tocar  en  la  presa,  y 
aun  de  mayor  castigo  ,  si  el  caso  lo  pidiere. 

XLVI.  Declarada  la.  presa  por  buena  ,  se  permi- 
tirá su  libre  uso  á  los  apresadores ,  sin  pagar  derechos 


al  Trontuarto  ■  de  Agiúrt'tx  OO  165 
sungunós  \i  mi  real  Hacienda  ,  cediéndoles  yo  como 
les  cedo  q^anto  á  ella  pertenece  por  Yazon  del  quinto 
de  las  mismas  presas ,  por  el  octavo  correspondiente 
al  Almirantazgq  \  ■y  por  los  derechos  ordinarios  que 
se  exigen  en  las  Aduanas  de  los  géneros  permitidos  i 
los  que -no  lo  sean  ,  concedo  tguailfraqquicia  por 
espació  de  seis  meses ,  contados  desde  la  declaración 
de  buena  presa  ¿y  que  pasado  este  plazo,  puedan  ven- 
cerlos por  menor  los  apresadores  pagando  los  dere- 
chos ,  y.  el  tafeic^  Jo  entregarán,  en  la  Administra^- 
cion.  respectiva ,  donde  se  les  pagará  de  contado  su 
justo  valor  según  la  calidad  ,  á  excepción  del  Rape, 
que'deberá  pagarse  á  i£.  rs.  vn.  ¿ada  libra,  y  .que- 
marse inmediatamente  que  se  reciba;  y  si  alguno  de 
los  apresadores  ocultare  parte  de  él ,  quiero  que  se 
declare  haber  iqcurrido  en  los  bandos  publicados  con- 
tra este  género  ,,y  que  se  cumplan  con  rigor  y  sin  el 
mas  mínimo, disimulo.  El  Ministro  de  Marina  les  au- 
xiliará en  la  descarga  para  que  no  padezcan  extravíos, 
y  procurará  que  así  en  esto  como  en  la  conclusión 
de  particiones  v  según  las  contratas  o  convenios  he- 
xhps;  entre  Jos  interesados ,  se  proceda  con  el  mejor 
orden  y  armonía  ,  teniendo  presente  ,  que  del  pn> 
dueto  total  de  las  presas  han  de  satisfacerse  con  pre- 
ferencia los  gastos  legítimos  que  hubieren  ocasionado^ 

XLVII.  Si  en  el  puerto  a  que.se  hubiere  con- 
ducido alguna  presa  no  se  hallare  proporciónele 
vender  su  carga^,  podrá  arbitrarse  que  se  pase  á  otro 
aunque  sea  extrangero  ,  advirtiendo  que  en  el  á  que 
la  llevare,  deberá  dar  noticia  de  ello  al  Cónsul  ó 
Vice-Consul ,  tínicamente  para  que  le  auxilien  ,  y 
.que  por  su  medio  conste  en  España  el  destino  y  venta; 
sin  que  po^  esto  les  puedan  causar  gasto  ,  perjuicio, 
ni  detención  los  expresados  Cónsules  o  Vice-Consu- 
les  nacionales. 

XLVIII.  A  los  Cabos  de  los.  baxeles  de  corso  se 
reputarán  sus  servicios  durante  él  como  si  lo  execu- 
tasen  en  mi  real  Armada ,  y  los  que  particularmente 


1 66  CO  Continuación  'y  siipleiúhtfa* 
sobresalieren  en  empeños  y  acciones  señaladas:  ;$efan 
atendidos  con  la"  misma  distinción ,  ¿ónfediendóles 
recompensas  particulares,  empleos  de  mi 'servicio, 
según  su  clase  ,  d  grados  militares ;  según  la  fuerza 
délos  baxeles  de  gu«r;ral;ó  corsarios  ef^nrágos  qtte 
apresaren,  y  la  naturaleza  de-  los  combates  que  sos- 
tubieren. 

j  XLDL;  -Toda  la  gente  del  eqtiipagé  dé  estos  baxe- 
les  ,  aunque  no  sea  matriculada  ,  gozará  el  fueiy-de 
Marina  mientras  estübieré  hirviendo  en  efk)S(,  ry'tpfc*- 
jdrá  usar  á  bordo  solamente  dé  pistolas  j  cortiófctoias 
propias  y  demás  efecto  para  su  exércició.  ¡W{ 

L.  Los  Oficiales^y  Marineros  de  tripulaciones 
corsarias  <,  que  por  heridas  recibidas  tú  sus'  combatas 
resultaren  inválidos*  serán  atendidos  para  el  goce  de 
ellos  conforme  á  las  propuestas  que 'ál'prépió'"lin  de- 
berán hacerme  los  Comandantes  de  los  respectivos 
Departamentos  ,  con  expresión  >de  las  •  circunstancias 
de  los  interesados  ,  y  del  asiento  que  tuvieren  for- 
mado en  las  Contadurías  de  Marina  si  son  matricu- 
lados ,  ó  de  la  clase  en  que  servían  para -el  corso  sino 
lo  fueren  ;  y  también  concederé  pensiotieá  á  las  viu- 
das de  muertos  en  semejantes  combates. 

LI.  Para  mayor  estímulo  de  los  qiie  se  emplearen 
en  hacer  el  corso  mando,  que  ademas  del  valor  de 
las  embarcaciones  apresadas ,  su  aparejo  ,  pertrechos, 
artillería  y  carga  ,  que  enteramente  han  de  percibir, 
se  les  abone  por  la"  Tesorería  de  Marina  del  Departa- 
mento respectivo  las  gratificaciones  siguientes : 

Rs.  n)ti. 

Por  cada  canon  de  calibre  de  12.  ó  mayor, 
tomado  en  baxel  de  guerra  enemigo. . .  . .  .M.  .  .  1200. 

Por  cada  cañón  de  4.  á  12.  tomado  edu- 
que de  guerra- . .  .  .  < .    800. 

Por  cada  prisionero  hecho  en  los  ( buques 
de  guerra. * 200. 

Si  las  Embarcaciones  fueren  corsarias,  por 
cada  canon  apresado  de  12.  o  mayor  calibre, ;  .  -oo©; 


al  Prontuario  de  Aguirre*     CO    t6? 
En  ías <ír*ismas;  por  Gada  uno  desde  4., á  1 2v  ♦    600. 
.      Id^poiñ^^ayprisionero.'.  ......  é  ...  ^  .  .  ...kKi6cfc 

fnoi^iJ{^¿ag*lps-ip€tyctotep  por  xtada  cañón  y  (  $uq 

ele  12.  ó  mas 'calibre  que  a^esarer*, . .    600. 

u2  Por  cada  uno  desde  4.  á  i-¿.  en  lbS' mismos. ...    400. 

cfc,  Por  cadgiptisionero.  da  ..)*;•  ........  «o  ,  .120. 

-rí-It:  S^sgfatiíicacianes  se  aumentarán  una  quar- 
ta  parte  siempre,  que  el  baxel,  de  guerra  ó  corsario 
erKimigo.haya  sido  apresado  ú  ,abardage  ,10  tuviere 
ma^or  ntírfiero  de.  cañones  que  el  corsario  apresadór, 
y  también  quando  concurra  .una  de  estás  circunstan- 
ciaren^ l combate  ,  y\  sea  «eljbuque  enemigo  arnáado 
^Bj  guerra; ybifcercancía,  í     jrnlujimjq  £©b 

.£rJLIfí:  iJter^  f^irabaao  deíiprisionerrjs  sc.haraía 
cuenta  por  el  número  efectivo  dé  hombres  que  exis- 
tan antes  de  empezar  el  combate:.,  justificándolo  por 
el  inventario  y  otros  papeles;  de  la  presa  ,  y  por  las 
d%&&(¿G&Q$d'sk  Capitán  y  demás  individuos  de  que 
s^^^oe0^1rii^ktáJí^;¿§.idd^ta  .ordenanza  y  y  en 
1  l3j,r#Qp|a  fc^  y  calibres 

<J$  jos  cancos  apresados ,  y  se  pagarán  las  gratifica- 
ci^s.  según  la  calidad  de  su  armamento  y  las  cir- 
cuís tanemsj^e  Mi  >aoftiw#L  r:     r        tq  zsi  sb 

ImüM  dsbea; dar^a  agarradores  -t  yncorsarjos  ,  con 
^rr;egloralíartfc.o¿.  déíesta  ordenanza  para  habilita-i 
cion  del  buque  ,  y  /proveerse1  de  víverés-y  demafc 
qi^e  necesitaren,  e&ini  volunjad  que  si  pidie/ea  ar- 
tillería ,  polvoti  ^.municiones  ,  armas  y  pertrechos 
para  s^lij .  ábCQr^oi#  :se  les  franqueen  de  mis  ar&eaar 
les  y  almaceftes/por  su  justo  valor  >  corVtaí-que  no 
hagan  falta  para  los  baxeles  de  mi  armada',  y  qué  si 
los  comprasen  á  particulares ,  no  se,  alteren  ni  en-, 
carezcan  loí  precios  corrientes. 

LV.  Para  mayor  foment®  idéJos  corsarib&rrando 
que  sino  pudieren  pagar  de  contado  la  artillería ,  pól- 
vora y  municiones  que  pidieren  de  mis  arsenales  por 
no  hallarlas  en  otros  parages ,  se  les  conceda  un  pla- 


* 


i  ¡58  CO  Continuación  y  supleiríénto 
zo  de  seis  meses  para  satisfacer  su;  rmporfe<$cgu&  ta- 
«atífon.,.  hacienda  ánte6  constar  la  'éxistfe'hcl^klel- bu- 
que ,  y  stock*  ló-  dernas  preciso  para  'su há¿>íÍiíU¿Vion, 
y  presentando  fianza  competente  del  valóralas hiú* 
niciones  que  se  les  subministren  ¡  si  concluido  su 
corso  ,  ó  el  referido -plazo ,  las  devolvieren  en  todo 
o  parte  ,  se  recibirán  sin  cargarles  mas  que  las1  que 
hubieren*  consumido  ;'  y  si  fueré;gpréSada  la  cmbaM 
««ion  ^naufragase  ,  «queÜarámtibres  dé  responsable 
lidad  y  de  iá  fianza  [  presentando  justificación  que  no 
dexe  duda  del  apresamiento  o  pérdida.  T  i 

Por  tanto  mando '<que  todo  lo  referido  se  guar-* 
de  y  cumpla  puntualmente  en  virtud  dé .  qualqitiefpSf 
exemplan de  esra  ordenanza ,  firmada  por  el  ifliraes- 
crito  mi  Secretario  de  Estado  y  del  Despacho  dé  Ma^> 
tina,  y  que  los  Comandantes  Generales  y  jntíttó  :áé 
los  Departamentos  contribuyan  con  sus  providenb 
tías  í  facilitar  los  auxilios  que  necesiten-  los  amia^ 
dores  y  corsarios ,  y  ^eten-j>attí<ttíiáfítiehttí'-que  po^ 
los  Ministros  de  las'  Provincias  dé-Marina  y  süs^SuIi-í  ' 
delegados  se  substancien  y  determinen  con  la  mayo!' 
brevedad  los  juicios  verbales  y  procesos  para  decía--* 
ración  de  las  presas  ,  á  fin  de'  qué  su  dilación  no  erW> 
barace  á  mis  vasallos  la  continuación' del  corso  ,  ni 
desaliente  Potros  que  quieran  emplearse  en  esté 
importante  objeto.  Dado  en  Palacio  á  i?  de  Julijt? 
de  1779.=  Yo  el  Re). =  Don  Pedro  dé  Castejon,     '» 

Es  mi  voluntad  que  esta  ordenanza  se  observe 
puntualmente  en  mis  dominios  de  Iridias  en  -tódoUd 
que  no  se  oponga  á  su  particular  constitución  ,  y 
como  esta  es  diversa  en  varios  puntos  de  la  de  Es- 
paña ,  y  allí  podría  causar  graves  perjuicios  la  misma 
determinación  que  aquí  es  ventajosa  y  aun  necesaria, 
he  resuelto  hacer  las  siguientes  declaraciones  sobre 
los  artículos  que  se  citan» 

llmBsIobBinopsb  '  -up 


al  Prontuario  de  Agidrre.    CO     i6y 

l 
Primera  sobre  los  Artículos  i.  2.  $*  4-  22.  25.  34.39. 
"  41.  7  43. 

Á  excepción  de  la  Habana,  donde  se  halla  estable- 
cido un  Departamento  de  Marina  ,  prevengo  que  en 
los  demás  puertos  de  Indias  deben  recurrir  los  que 
quieran  armar  en  corso  á  los  Intendentes  de  mi  real 
Hacienda ,  y  donde  no  los  hubiere  á  los  Gobernado- 
res f  Oficiales  reales  ,  que  son  Jueces  del  contraban- 
do :  estos  les  entregarán  las  reales  Patentes  de  corso, 
que  se  les  remiten  con  esta  Cédula ,  precediendo  los 
requisitos  y  fianzas  prevenidas ,  conocerán  de  las 
presas  y  de  todas  sus  incidencias,  y  otorgarán  las  ape- 
laciones para  mi  Consejo  de  Indias ,  haciendo  todas 
las  demás  funciones  que  la  ordenanza  encarga  á  los 
Ministros,  Comandantes  é  Intendentes  de  Marina. 

Segunda  sobre  el  Artículo  3.  citado  en  la  antecedente 
1  declaración. 

En  las  guerras  anteriores  Invento  la  malicia  de 
los  defraudadores  el  artificio  de  presentar  en  Améri- 
ca presas  fingidas ,  mediante  convenio  que  hacían  el 
corsario  y  el  dueño  del  buque  que  se  suponía  apre- 
sado ,  de  modo  que  á  la  sombra  de  este  engaño  lo- 
graban los  enemigos  de  mi  Coroi&  despachar  venta- 
josamente sus  géneros ,  y  hacer  con  seguridad  un  con- 
trabando destructlVo  ,  dexando  burlada  la  vigilancia 
de  los  Ministros,  y  el  efecto  de  mis  justas  prohibi- 
ciones', y  para  evitar  que  renazca  este  detestable  abu- 
so ,  mando  que  al  mismo  tiempo  que  se  verifique  la 
legitimidad  de  la  presa  ,  se  ponga  muy  especial  cui- 
dado en  averiguar  si  ha  sido  hecha  debidamente  ,  y 
en  buena  guerra  ,  ó  ha  mediado  convenio  ,  fraude  ó 
colusión ,  y  al  ^ue  se  justificare  haber  incurrido  en 
semejante  delito  ,  se  le  castigará  con  todo  el  rigor 
que  decretan  las  leyes  contra  los  traidores  á  la  pa- 

lomo  IV,  y 


170     CO     Continuación  y  suplemento 
tria  y  á  mi  real  servicio ,  confiscándose  la  presa  á  be- 
neficio de  mi  Erario.  -, 

Tercera  sobre  el  Articulo  23. 

Las  reglas  prescriptas  en  este  artículo  para  las  em- 
barcaciones represadas  después  de  haber  estado  24.  ho- 
ras en  poder  de  los  corsarios  enemigos,  se  seguirán 
también  respecto  de  los  baxeles  de  la  carrera  de  In- 
dias que  se  hallen  en  igual  caso ,  y  cuyo  total  -falor 
no  exceda  de  cien  mil  pesos  ;  pero  si  llegare  á  esta! 
suma,  ó  pasare  de  ella  ,  solo  se  retendrá  la  mitad  para1 
los  recobradores  ,  devolviéndose  á  sus  dueños  todo  lo 
demás» 

Quarta  sobre  el  Artículo  38. 

El  importe  del  cargamento  de  la  embarcación  re- 
cobrada ,  cuyo  dueño  no  sea  posible  averiguar ,  se 
hará  tres  partes;  la  una  se  adjudicará  á  los  recobrado* 
res,  y  las  otras  dos  se  mantendrán  en  deposito  en  mis 
Caxas  reales  para  los  fines  prevenidos  en  este  artículo. 

Quinta  sobre  el  Artículo  46. 

En  los  dominios  de  America  cedo  á  favor  de  los 
armadores  quanto  pertenece  á  mi  real  Hacienda  por 
razón  del  quinto  áe  las  presas  ,  y  el  octavo  corres- 
pondiente al  Almirantazgo  ;  pero  deberán  satisfacer 
el  7.  por  100.  de  derechos  de  entrlda  señalado  en  el 
Reglamento  de  12.  de  Octubre  illtimo  para  los  efec- 
tos extrangeros ,  y  la  alcabala  en  todas  las  ventas  y 
reventas  de  ellos ,  mediante  que  así  quedan  notable- 
mente beneficiados  los  géneros  de  las  presas  respecto 
de  los  del  comercio,  pues  estos  siendo  extrangeros 
pagan  un  15.  por  100.  de  entrada  en  España  por  el 
derecho  de  Aduanas,  7.  de  salida  {fera  América,  y 
otros  7.  de  entrada  en  sus  puertos  mayores  ,04.  en 
los  menores,  ademas  de  los  dobles  fletes,  comisiones, 


•  al  Prontuario  ae  Aguir re.  CO  171 
seguros  y  otros  gastos  con  que  entran  recargados  en 
aquellos  d# minios.  En  lugar  de  los  Seis  meses  pres- 
criptos  por  este  artículo  para  las  ventas  de  las  presas, 
he  concedido  en  América  un  año  ,  contado  desde  la 
declaración  de  su  legitimidad,  después  de  cuyo  plazo 
se  depositarán  los  géneros  procedentes*  de  ellas  en  las 
Aduanas  d  casas  de  Ayuntamiento  en  defecto  de  aque- 
llas ,  y  se  venderán  por  menor  á  particulares ,  que- 
darlo su  producto  á  beneficio  de  los  mismos  corsa- 
rios ,  como  se  previene  en  mi  real  Cédula  de  15.  del 
presente  mes  para  los  efectos  ingleses  del  comercio 
que  se  lleven  de  España,  y  los  introducidos  en  aque- 
llos dominios  antes  de  la  interdicción  del  trato  coa 
los  subditos  del  Rey  británico. 

,     Sexta  sobre  el  Artículo  47. 

Por  las  leyes  de  Indias  está  estrechamente  prohi* 
1  bido  que  las  embarcaciones  de  guerra  d  de  comercio 
pasen  á  los  puertos  de  las  Colonias  extrangeras ,  y  de 
consiguiente  no  podrán  los  corsarios  llevar  á  ellos 
las  presas  para  venderlas ,  como  se  permite  en  este  ar- 
tículo á  los  armadores  de  la  Península.  Por  la  misma 
razón  no  ha  de  permitirse  á  los  de  naciones  amigas 
vender  en  mis  puertos  de  América  los  géneros  apre- 
sados ,  aunque  en  caso  de  arribar  impelidos  de  un 
temporal ,  d  acosados  de  los  enerhigos ,  se  les  dará  en 
ellos  buena  acogida  ,  franqueándoles  los  auxilios  que 
dictan  la  hospitalidad  y  el  derecho  de  gentes, 

Séptima  sobre  el  Artículo  yixii 

Se  abor^rá  en  mis  reales  Caxas  de  los  corresporn- 
dientes  puertos  de  Indias  á  los  corsarios  vasallos  míos 
que  apresaren  jiaves  pertenecientes  á  los  subditos  del 
Rey  de  Inglaterra,  el  duplo  de  las  cantidades  señala- 
das en  este  artículo  por  via  de  recompensa  á  los  ar- 
madores de  España ,  y  para  evitar  toda  equivocación, 

Y  2 


ij2     CO       Continuación  y  suplemento 
se  expresan  aquí  en   reales  de  plata  de  aquellos  do- 
minios. $ 

Por  cada  canon  de  calibre  de  12.  ó  mayor, 
tomado  en  baxel  de  guerra  enemigo 960, 

Por  cada  canon  de  4.  á  12.  tomado  en  bu- 
que de  guerra 640. 

Por  cada  prisionero  hecho  en  los  buques 
de  guerra 160. 

Si  las  embarcaciones  fueren  corsarias  ,  por    t 
cada  canon  apresado  de  12.  o'  mayor  calibre.  . .    72c 

Por  cada  uno  de  4.  á  12 480. 

Por  cada  prisionero 128. 

En  los  baxeles  mercantes ,  por  cada  cañón 
de  12.  o  mas  calibre  que  apresaren 480. 

Por  cada  uno  desde  4.  á  12 400. 

Por  cada  prisionero 96. 


Octava  sobre  el  Artículo  54, 


La  artillería  ,  pólvora  ,  municiones  y  demás  per- 
trechos que  necesitaren  los  armadores  para  salir  al 
corso ,  se  les  franquearán  por  su  justo  valor  de  mis 
Almacenes  reales,  no  siendo  de  absoluta  necesidad 
para  la  defensa  de  aquellas  plazas  y  sus  provincias. 

Ordeno  y  encargo  muy  particularmente  á  los 
Vireyes ,  Gobernadores ,  Comandantes,  Intendentes, 
Justicias  y  demás  Ministros  reales  de  mis  dominios 
de  América  ,  á  quienes  competa  ^inspección  y  co- 
nocimiento de  este  asunto ,  que  observen  y  hagan 
guardar  lo  que  queda  prevenido  ,  que  por  ningún 
motivo  exijan  á  los  corsarios  indebidas  contribucio- 
nes ni  adealas ,  que  no  les  causen  vejaciones  ni  de- 
moras ,  ni  los  sujeten  á  formalidades  granosas  ,  antes 
bien  los  auxilien  y  protejan  eñ  quanto  puedan  ,  y 
les  faciliten  todos  los  medios  oportunos  para  el  des- 
empeño de  este  importante  servicio  :  que  así  es  mi 

voluntad.  Dada  en  Madrid  á  15.  de  Julio  de 1779. 

=Josef  Galvez.=  Es  copia  de  su  original. 


al  Prontuario  de  Aguirre.     CO     173 
COSTAS.  Al  Capitán  General  de  Andalucía  co- 
munico Cf§i  esta  fecha  lo  siguiente:  cc Enterado  el 
Rey  de  lo  que  ha  expuesto  V.  E.  en  papel  de  29  de 
Junio  ultimo  ,  como  también  el  Auditor  de  Guerra 
de  ese  Exército ,  en  el  que  incluye  con  motivo  de 
haber  suspendido  el  Intendente  de  Sevilla  el  pago  de 
las  costas  causadas  en  los  dos  recursos  seguidos ,  uno 
ante  el  Tribunal  eclesiástico  de  aquella  Ciudad ,  y 
otrp  por  via  de  fuerza  en  la  Real  Audiencia  de  te 
misma  sobre  el  goce  de  inmunidad  de  Antonio  Do- 
mínguez y  Josef  Piedralva  ,  Sargento  y  Soldado  del 
Regimiento  de  Infantería  de  las  Ordenes  militares, 
pretendiendo  que  V.  E,  le  remitiese  testimonio  que 
acreditase  no  tenían  los  reos  bienes  algunos  con  que 
satisfacerlas,  y  que  se  habia  decidido  y  determinado 
el  punto  de  inmunidad  en  el  término  prescripto  por 
el  derecho  ,  se  sirvió  S.  M.  mandar,  que  su  Consejo 
Supremo  de  la  Guerra  le  pusiese  la  providencia  que 
estimase  oportuna  para  cortar  de  raíz  todo  motivo 
de  duda  y  disputa  en  el  asunto;  y  conformándose  con 
lo  que  le  hizo  presente  en  consulta  de  14  del  mes 
próximo  pasado,  se  ha  dignado  resolver  por  regte 
general ,  que  la  tasación  del  Tribunal  eclesiástico, 
aprobada  por  el  propio  Juez  ,  sea  bastante  para  el 
abono  en  las  Tesorerías  de  Exército  de  los  gastos  de 
las  referidas  causas ,  sin  otra  calidad  ni  examen;  de- 
biendo los  Intendentes  disponer  no  solo  el  pago  en 
^ista  del  mencionado  documento ,  sino  también  ade- 
lantar cantidades  á  requisición  en  virtud  de  oficio  de 
los  respectivos  Capitanes  Generales ,  de  quienes  no 
es  de  esperar  procedan  á  pedirlas  sin  urgente  nece- 
sidad que  le  representen  ios  Auditores  ,  como  tam- 
poco que  |p  los  Tribunales  eclesiásticos  se  hagan  ta- 
saciones ^excesivas  ;  y  que  en  quanto  á  los  recursos 
de  fuerza  que  se  introducen  en  las  Cnancillerías  y 
Audiencias  reales  sea  asimismo  suficiente  la  certifica- 
ción del  importe  de  las  diligencias  y  demás  actos  que 
deberá  dar  el  Oidor  ó  Ministro  semanero,  precedida 


174     CR     Continuación  y  suplemento 
tasación,  para  el  abono  en  las  mencionadas  Tesore- 
rías: entendiéndose  en  uno  y  otro  caso  ¿e  las  cestas 
de  oficio,  porque  las  que  causen  los  reos  quando 
por  sí  se  defienden  ,  las  han  .de  satisfacer  ellos  ,  así 
como  las  de  oíício  quando  tengaia.i>ienes  á  mano  con 
que  pagarlas  J  pero  sin  obligar  á  los  Capitanes  Gene- 
rales ni  Auditores  á  hacer  averiguaciones  prolixas, 
ni  á  despachar  requisitorias  para  acreditar  si  los  tie- 
nen d  no  los  reos.  Igualmente  ha  determinado  el  T*  ey, 
que  en  los  expresados  recursos  de  fuerza,  que  con  fre- 
qüencia  se  introducen  y  siguen  en  los  Tribunales  rea- 
les de  las  sentencias  de  los  Jueces  eclesiásticos,  ya  so- 
bre el   modo,  y  ya  acerca  de  conocer  y  proceder, 
sea  precisa  obligación  de  los  Físgales  de  las  Chanci* 
Herías  y  Audiencias  todo  lo  perteneciente  á  la  defen- 
sa, bastando  para  excitar  su  ministerio  un  oficio  del 
Auditor  de  Guerra  de  la  Provincia,  sin  necesidad  de 
mas  poder ;  y  que  se  renueve  á  los  M.  RR.  Arzo- 
bispos y  RR.  Obispos  de  la  Corona  de  Castilla  ,  y  í  ( 
los  Jueces  de  Competencias  de  la  de  Aragón  el  ex* 
horto  contenido  en  el  real  Decreto  de  27  de  Febrero 
$je  1751  ,  para  que  atiendan  con  la  posible  brevedad      * 
y   preferencia  los  artículos  de  inmunidad  que  per*, 
tenezcan  a  reos  militares ,  y  encarguen  á  sus  Pro- 
visores lo  practiquen  así ,  y  procedan  en  la  tasación 
de  las  costas  con  la  mayor  equidad,  respecto  de  de- 
ber pagarse  este  gasHo  de  su  Real  Hacienda  ;  para 
todo  lo  qual  paso  en  esta  fecha  el  ^correspondiente 
oficio  al  Señor  Secretario  de  Estado,  y  del  Despacho 
de  Gracia  y  Justicia."  Lo  traslado  á  V.     de  orden 
de  S.  M.  para  su  inteligencia  y  cumplimiento  en  la 
parte  que  le  toca.  Dios  guarde  á  V.     muchos  años. 

Aranjuez  4  de  Abril  de r x799' 

CRÉDITOS  de  Felipe  V.  Real  Decreto.  Los 
principios  naturales  de  mi  justicia  y  de  mi  honor, 
me  inclinan  3  facilitar  por  todos  medios  á  mis  ama- 
dos vasallos  los  alivios  que  puedan  contribuir  á  sus 
mayores  felicidades;  y  habiendo  hallado  en  los  pri- 


al  Prontuario  de  Aguirre.     CR     175 
meros  cuidados  del  gobierno  de   esta   Monarquía, 
que  las  deudas  que  están  por  satisfacer  de  las  causa- 
das por  la  Corona  en  el  Reynado  de  mi  augustísi- 
mo Padre ,  importan  sumas  tan  considerables ,  que 
no  es  posible  pagarlas  con  la  prontitud  que  me  ins- 
pira mi  voluntad  ,  por  la  indispensable  precisión  de 
asistir  con  puntualidad  á  las  demás  obligaciones  cor- 
rientes de  la  Corona;  deseando  no  obstante  manifes- 
tar á  mis  vasallos  la  buena  fe  con  que  quiero  aten- 
derá sus  derechos  en  la  actual  constitución  del  Era- 
rio y  de  sus  cargas :  he  resuelto  destinar  cada  año, 
comenzando  desde  el  presente,  diez  millones  de  rea- 
les de  vellón  para  pagar  estas  deudas ,  hasta  su  total 
extinción  ;  pero  para  darles  ahora  una  mayor  prue- 
ba de  mi  amor  ,  quiero  que  ademas  de  esta  consig- 
nación, se  distribuyan  luego  cincuenta  millones  de 
Teales  entre  los  acreedores  del  referido  reynado  de 
-mi  augustísimo  Padre ,  estantes  y  habitantes  en  mis 
dominios:  y  para  evitar  la  dilación  y  dificultades 
que   podrían  ocasionar  la  graduación  y  preferencia 
de  estos  créditos ,  en  perjuicio  de  la  utilidad  y  so- 
corro que  quiero  experimenten  los  interesados  pron- 
tamente, se  ha  hecho,  de  mi  orden,  un  cálculo  pru- 
dencial de  lo  que  pueden  importar  las  referidas  deu- 
das, y  he  venido  en  conocimiento  de  que  corres- 
ponderá á  cada  acreedor  una  décima  parte  de  su  cré- 
dito; en  cuya  conseqüencia  mando,  que  el  reparti- 
miento de  estos  cincuenta  millones  se  haga  entre  las 
personas  expré&das ,  al  respecto  de  diez  por  ciento 
del  crédito  que  legitimare  cada  uno  ,  pagándose  por 
la  Tesorería  mayor  á  los  que  se  hallen  en  la  Corte,  y 
por  las  Tesorerías  de  Exército  y  Marina  á  los  que 
estén  en  las  Provincias ,  con  arreglo  á  la  instrucción 
.  y  órdenes  tjue  habéis  de  expedir  vos  el  Marques  dé 
Squiiace*,  mi  Secretario  de  Estado  y  del  Despacho 
de  Hacienda^  para  evitar  confusiones  y  perjuicios 
de  mi  Real  Hacienda  y  de  los  interesados ,  sin  per- 
mitir que  se  les  lleven  derechos  algunos  por  la  for- 


176  CR  Continuación  y  suplemento 
malizacion  y  satisfacción  de  estos  socorros :  y  en 
quanto  á  la  asignación  anual  de  los  diez  millones  de 
reales,  de  los  quales  en  todo  el  presente  ano  se  debe 
hacer  el  primer  pagamento ;  ordeno  que  vos  el  Mar- 
ques de  Squilace,  en  vista  de  la  distribución  que  se 
hiciere  ahora  de  los  cincuenta  millones,  forméis  des- 
pués de  apurados  los  Verdaderos  créditos ,  el  cálculo 
de  la  prorrata  que  se  debe  repartir  á  cada  acreedor, 
según  el  importe  de  su  haber ,  y  que  lo  mismo  se 
cxecute  cada  año,  debaxo  de  las  reglas  explicarlas. 
Os  concedo  las  facultades  que  se  requieren  para  nom- 
brar los  Ministros  y  Oficiales  que  tuviereis  por  con- 
venientes al  desempeño  de  este  encargo ,  y  señalar- 
les las  gratificaciones  que  consideréis  proporciona- 
das á  su  trabajo.  Y  mando  que  sin  dilación  hagáis  no- 
toria esta  resolución  en  la  Corte,  y  en  las  Provin- 
cias, para  que  los  interesados  acudan  a  la  percepción 
de  estos  socorros ,  enviando ,  con  copia  de  este  De- 
creto ,  las  instrucciones  que  formareis  á  los  Tribuna- 
les ,  Oficios  de  cuenta  y  razón ,  Tesorerías,  y  Minis-  i 
tros  á  quienes  toque  ,  para  que  procedan  á  su  execu- 
cion  con  la  pureza  ,  zelo  y  aplicación  que  conviene.  < 
Señalado  de  la  real  mano  de  S.  M.  en  Buen-Retiro 

á  22  de  Febrero  de * .  * .....  ^  * ^ ..  1760* 

=  E1  Marques  de  Squilace. 

Instrucción  del  método  y  reglas  con  que  deben 
ex e catarse  los  pagamentos  mandados  hacer  por  S.  M. 
en  su  real  Decreto ,  con  fecha  de  este  dia ,  de  todos 
los  créditos  causados  por  los  naiuraUs  de  sus  domw 
mos  y  demás  acreedores  que  existieren  en  ellos  en  el 
Reynado  de  su  glorioso  padre  el  Señor  Z>.  Felipe  V» 
que  esté  en  el  cielo  ,  hasta  9  de  Julio  de  1746. 

I.  Los  interesados  que  se  hallaren  en  esta  Core- 
te y  tuvieren  justificados  sus  créditos  ,  dijeran  pre^ 
sentarlos  en  la  Contaduría  General  de  Valores ,  por 
cuyo  Contador  se  examinará  si  están  ^on  la  forma* 
lidad  y  requisitos  necesarios  ;  entendiéndose ,  que 
solo  han  de  justificarse  con  certificaciones  fórmale* 


. 


al  Prontuario  de  Aguirre.     CR     177 
de  las  Contadurías  principales  y  Oficios  de  cuenta 
y  razón  de  la  Real  Hacienda,  y  no  se  ha  de  estimar 
otra  calidacralguna  de  instrumento. 

II.  En  la  expresada  Contaduría  General  de  Va- 
lores se  formarán  libros,  con  distinción  de  clases  en 
cjue  se  sienten  todos  los  créditos  y  su  líquido  efec- 
tivo importe ,  y  en  cada  asiento  y  partida  notará 
las  que  se  vayan  satisfaciendo  hasta  su  extinción. 

III.  En  los  mismos  libros  se  notará  también  en 
igua?  forma  y  modo  los  créditos  y  pagamentos  que 
se  executaren  por  las  Tesorerías  de  Exército  ,  Plazas 
y  Departamentos  de  Marina  ,  de  que  mensualmente 
remitirán  los  Contadores  principales  que  los  intervi- 
nieron á  la  Contaduría  General  de  Valores  relación 
individual  de  los  pagos  que  se  hicieren  por  ellas ;  de 
forma  ,  que  umversalmente  conste  en  los  citados  li- 
bros los  créditos  de  cada  clase  del  Rey  nado  del  Se- 
ñor Don  Felipe  V.  su  total  importe ,  y  lo  que  se 
fuese  satisfaciendo  hasta  su  extinción- 

IV.  Por  el  Contador  General  de  Valores  se  pasa- 
rán los  avisos  á  las  Contadurías  principales ,  y  Ofici- 
nas de  donde  dimanan  los  créditos ,  previniendo  el 
pagamento  que  S.  M.  manda  hacer ,  á  fin  de  que 
practicándoselas  correspondientes  baxas ,  respondan 
haberlas  executado  ,  y  hecho  las  demás  prevenciones 
respectivas  al  mayor  resguardo  y  cautela  de  los  rea- 
les intereses.  m 

V.  Verificada  la  baxa  por  el  pliego  respondido, 
se  hará  por  el  rti!smo  Contador  General  la  equiva- 
lente en  la  certificación  original  de  crédito,  y  con 
la  misma  fecha  dará  su  certificación  particular ,  en 
que  resumiendo  la  calidad  y  cantidad ,  persona  á 
quien  corresponde  ,  y  lo  que  en  virtud  de  ella  debe 
percibir,  se  le  satisfaga  al  interesado  por  la  Tesore- 
ría General ,  en  conseqiiencia  solo  de  este  instru- 
mento y  recibo*puesto  á  su  continuación  por  la  par- 
te á  quien  pertenezca ,  6  deba  percibirlo  ,  interve- 
nido por  el  Contador  de  data  ,  se  le  abonará  su 

Tomo  IV.  Z 


178     CR    Continuación  y  suplemento 
importe  al  Tesorero  General  en  su  cuenta ,  sin  otro 
requisito.  ¿ 

VI.  Ademas  de  la  formal  justificación  que' deben 
tener  los  créditos ,  siempre  que  no  exista,  ó  haya  de 
firmar  el  pagamento  la  misma  persona  á  quien  cor- 
responde, deberán  presentarse  en  lar  citada  Contadu- 
ría General  los  poderes,  cesiones  ó  legítimos  instru- 
mentos que  califiquen  á  los  que  deban  percibir  su 
importe,  á  satisfacción  del  Contador  General ;  esto 
es ,  quando  no  constase  de  las  mismas  certificaciones 
de  crédito  haberlo  justificado  en  las  Oficinas  donde  se 
dieron  ,  cuidando  muy  particularmente  el  Contador 
General  de  que  esto  se  examine  con  la  mayor  inte- 
gridad ,  zelo  y  honor;  sin  que  por  ningún  caso  pue- 
da satisfacerse  (como  está  mandado)  crédito  alguno 
despachado  por  el  haber  vencido  en  común  por  los 
Regimientos  y  Cuerpos  de  la  Tropa  de  mar  y  tierra, 
Consejos,  Audiencias  y  Tribunales  ,  por  deberse  ob- 
servar las  reglas  que  están  prevenidas,  para  verificar- 
se lo  que  justa  y  debidamente  corresponde  á  cada 
uno  de  los  individuos,  que  deben  solo  percibir  el 
importe  de  sus  respectivos  créditos. 

VIL  Siendo  el  principal  objeto  del  piadoso  áni- 
mo de  S.  M.  el  universal  equitativo  alivio  de  los 
acreedores ,  y  que  sin  el  menor  dispendio  perciban 
la  parte  que  les  corresponda  de  sus  créditos ;  manda 
S.  M.  no  se  les  llet*e  derechos  algunos  en  la  formali- 
zaron y  satisfacción  de  sus  pagamentos. 

VIII.  Para  que  con  mayor  corfiodidad  y  pronti- 
tud se  executen ,  quiere  S.  M.  que  por  las  Contadu- 
rías principales  de  Exército  de  Cataluña ,  Aragón, 
Valencia  ,  Mallorca  ,  Andalucía  ,  Galicia  ,  Extrema- 
dura y  Castilla,  y  las  de  las  Plazas  de  Oran  y  Ceuta, 
y  presidios  menores  de  África,  como  por  las  de  los 
tres  Departamentos  de  Marina  de  Cádiz, 'él  Ferrol  y 
Cartagena, donde  asistieren  los  acreedores  que  tengan 
créditos  pertenecientes  al  reynado  del  Señor  D.  Fe- 
lipe V.  y  se  hallen  con  la  justificación  ,  formalidad 


al  Prontuario  de  Aguirre,  CR  179 
y  requisitos  que  quedan  prevenidos  en  esta  instruc- 
ción ,  se  pasen  respectivamente  los  avisos  á  las  Con- 
tadurías y  (¡oficinas  ,  donde  se  hubiesen  dado  las  cer- 
tificaciones de  crédito  :  hagan  las  debidas  baxas  en 
las  que  dimanen  de  sus  propias  Contadurías ,  y  en 
las  particulares  que  tienen  los  interesados ,  y  caute- 
lada la  Real  Hacienda  en  debida  forma,  les  den  las 
que  correspondan  al  pagamento  que  deba  hacerse  á 
cada  uno  de  los  que  precisamente  existan  en  sus  res- 
pectivas Provincias  y  Departamentos  ,  (porque  los 
demás  deberán  acudir,  como  queda  prevenido,  á  la 
Contaduría  General  de  Valores)  para  que  en  su  vir- 
tud perciba  su  importe  de  la  Tesorería  de  Exército, 
Plaza  o  Departamento  donde  se  formalizare ,  dando 
recibo  á  su  continuación  en  la  misma  forma  ,  modo 
y  circunstancias  que  se  declaran  en  los  capítulos  IV. 
V.  y  VI.  de  esta  instrucción  ,  sobre  el  método  que 
ha  de  seguir  el  Contador  General  de  Valores  por  lo 
respectivo  á  los  que  se  formalicen  y  executen  en  la 
lCorte  y  Tesorería  General. 

IX,  Los  pagamentos  que  se  hicieren  por  los  Te- 
soreros de  Marina ,  han  de  ser  de  solo  los  respecti- 
vos á  créditos  de  su  clase ,  que  procedan  de  certifica- 
ciones dadas  por  las  tres  Contadurías  principales  de 
esta  negociación,  y  no  en  otra  forma  ,  ni  en  virtud 
de  otro  instrumento  ,  formalizándolos  á  nombre  del 
Tesorero  General ,  á  quien  de  esta  parte  le  han  de 
dar  cuenta  particular  en  fin  de  cada  año  ,  haciéndose 
cargo  del  caudal*que  con  esta  aplicación  se  les  en- 
tregare ,  (con  separación  de  los  de  Marina)  y  datán- 
dose de  los  pagamentos  que  por  esta  razón  hicieren 
en  la  misma  forma  ,  y  baxo  las  reglas  que  lo  execu- 
tan  los  Tesoreros  de  Exército,  cuyas  cuentas  se  com- 
prehenden  $n  la  del  Tesorero  General ;  y  manda 
S.  M.  qué  por  lo  respectivo  á  estos  pagamentos  y 
jqualquiera  de  tus  incidencias ,  procedan  los  Conta- 
dores principales  y  Tesoreros  de  Marina  ,  baxo  las 
órdenes  que  se  les  comunicaren  por  el  Ministro  de 

Z2 


1 8o    CR      Continuación  y  suplemento 
Hacienda ,  sin  participación  de  otro  Ministro. 

X.  En  conseqüencia  de  lo  que  se  manda  en  el 
cap.  3.  de  esta  Instrucción  ,  deberán  todos  los  Conta- 
dores principales  remitir  mensualmente  al  Contador 
general  de  Valores  relaciones  individuales ,  que  con 
distinción  de  clases ,  declaren  los  pagos ,  que  con  su 
intervención  se  hubieren  hecho  por  aquellas  Tesore- 
rías,  con  expresión  del  líquido  efectivo  crédito  de 
cada  uno ,  el  motivo  y  persona  á  quien  corresponde, 
y  el  importe  del  pago  que  se  le  hizo  ,  para  que  en  su 
virtud  se  hagan  en  la  expresada  Contaduría  general 
de  Valores  los  correspondientes  asientos ,  según  se 
previene  en  el  citado  cap.  3. 

XI.  Si  con  motivo  de  estos  pagamentos  ocurriere 
qualquiera  duda  ,  dificultad  ó  embarazo  ,  por  defecto 
de  justificación  del  crédito  ,  tí  de  la  legitimidad  de 
persona  á  quien  corresponda  o  deba  percibirlo  ,  ú  en 
otra  forma  ;  quiere  S.  M-  se  propongan  por  medio 
del  Contador  general  de  Valores  ,  para  que  pasando-( 
las  á  mis  manos  ,  con  su  dictamen  ,  dé  cuenta  á  S.  M. 
á  fin  de  que  resuelva  lo  que  sea  mas  conforme  á  su 
real  intención.  c 

XII.  Y  para  que  tenga  el  debido  cumplimiento 
quanto  se  previene  en  esta  Instrucción  ,  manda  S.  M. 
se  comunique  al  Consejo  de  Hacienda  y  Contaduría 
mayor  de  Cuentas ,  la  general  de  Valores  y  Tesore- 
ría general,  y  á  los  Intendentes  de  Exército,  y  demás 
Ministros  y  Oficinas  á  quien  toque  su  observancia. 

Buen-Retiro  22  de  Febrero  de  ...  .c. 176* 

~  El  Marqués  de  Squilace. 

CRIA  de  caballos.  El  Rey.  Por  quanto  sabiéndose 
por  repetidas  quexas ,  que  en  la  Ciudad  de  Vallado- 
lid  y  su  Provincia  ,  la  de  Salamanca  ,  Palencia,  Bur- 
gos ,  León  y  otras  partes  de  Castilla  la  v  ieja,  donde 
hay  puestos  para  efecto  de  la  generación  dfe  muías  y 
caballos ,  se  mantienen  sementales  de^mbas  especies,* 
viciados  con  afectos  morbosos ,  que  se  propagan  al 
tiempo  de  la  generación  de  sus  especies ,  por  cuya 


al  Prontuario  de  Aguirre.  CR  181 
causa  salen  las  muías  y  caballos  con  notables  acha- 
ques é  imperfecciones  que  los  debilitan  y  constitu- 
yen de  ningún  servicio  para  los  exercicios  á  que  se 
destinan  ,  de  que  se  sigue  gran  pérdida  en  el  Reyno, 
y  detrimento  en  la  causa  pííblica ;  y  habiendo  oído 
sobre  el  remedio  de  este  daño  á  los  prácticos  é  inteli- 
gentes ,  y  á  los  Maestros  Albeítares  de  mis  reales  Ca- 
ballerizas ,  he  resuelto  establecer: 

I.  Que  los  dueños  de  las  dichas  paradas  y  puestos 
las  tengan  pilblicas  y  manifiestas ,  para  su  reconoci- 
miento y  registro ,  á  fin  de  que  se  eviten  los  defectos 
que  enseña  la  experiencia  se  toleran. 

II.  Que  los  dueños  sean  obligados  á  mantener  en 
cada  puesto ,  lo  menos ,  quatro  sementales  de  la  mar- 
ca de  siete  quartas ,  sin  que  se  les  pueda  dispensar  un 
dedo  de  altura  ,  á  menos  que  la  buena  corresponden- 
cia de  sus  miembros,  anchuras  y  formación  no  lo 
suplan. 

III.  Que  las  quadras  o  jaulas  donde  se  establen, 
estén  limpias  ,  sin  hediondez  o  putrefacción  ,  tengan 
corral  para  soltar  los  asnos  algunos  dias  ,  para  que  se 
diviertan ,  paseándolos  asidos  con  cuidado  y  tem- 
planza ,  y  siendo  posible  se  procurará  tengan  las 
jaulas  la  puerta  al  mediodía ,  y  respiración  al  norte. 

IV.  Que  los  sementales  ,  tanto  caballos  como  as- 
nos ,  sean  libres  de  toda  afección  que  pueda  propa- 
garse al  tiempo  de  la  generación  :  conviene  á  saber, 
herpes ,  así  los  aue  llaman  miliares  como  los  corro- 
sivos gonorreas  de  uno  y  otro  género  ,  muermos 
renales  o  articulares,  tiñuelas,  pddragas ,  albarrazos 
y  otros  afectos  hereditarios,  ni  mulsas,  aristines, 
alifafes,  sarna  elefantina,  vexigas:  ni  tampoco  han  de 
ser  zarcos  .picones  ni  belfos,  porque  aunque  estos 
defectos  no  sean  enfermedades  ,  son  dañosos  para  el 
bruto  qife  los  tiene ,  porque  de  lo  zarco  se  sigue  la 

•cortedad  de  vi?ta  ,  y  por  tanto  ser  espantadizos,  y  de 
lo  otro  no  poderse  mantener  pastando ,  por  la  des- 
igualdad de  sus  dientes. 


1 82     CR      Continuación  y  suplemento 

V.  Que  el  semental  no  tenga  mucha  carnosidad 
de  rodillas  y  corbejones  abaxo  ,  porque  estos  engen- 
dran sus  semejantes  ,  y  están  dispuestos  para  muchas 
dolencias  ,  que  los  imposibilitan  para  los  exercicios, 
aunque  sí  deben  ser  gruesos  de  caña  ,  y  anchos  ,  para 
la  robustez  ,  y  de  mucho  hueso.  Asimismo  se  procu- 
rará no  tengan  muchas  crines ,  porque  con  ellas  sue- 
len ser  aborrecidos  de  las  yeguas ,  como  ha  manifes- 
tado la  experiencia. 

VI.  Que  en  cada  parada,  con  destino  á  la  gene- 
ración de  caballos ,  haya  precisamente  dos,  el  uno  an- 
daluz ,  para  el  acto  ,  y  el  otro,  aunque  no  lo  sea ,  para 
que  sirva  de  rezelo. 

VII.  Que  los  dueños  ó  Administradores  de  los 
puestos ,  han  de  ser  obligados  á  tenerlos  abiertos 
desde  las  siete  hasta  las  doce  del  dia  en  el  tiempo 
destinado  para  la  monta  ,  y  respecto  á  no  poderse  dar 
á  cada  caballo  ó  burro  mas  que  cinco  yeguas  diaria- 
mente ,  serán  requeridos  los  dueños  baxo  la  pena  de 
diez  mil  maravedís  por  cada  vez  que  contravengan, 
y  cinco  mil  los  criados  :  sobre  que  encargo  á  las  Jus- 
ticias el  cumplimiento ,  para  que  se  evite  el  cono- 
cido daño  que  de  la  inobservancia  puede  seguirse. 

VIII.  Que  los  dueños  ó  Administradores  de  las 
paradas  hayan  de  concurrir  precisamente  con  los 
dueños  de  las  yeguas  á  sortear  la  hora  que  á  cada  uno 
toque  para  la  monta^de  su  yegua,  con  el  caballo  d 
asno  que  eligiere ,  para  que  de  este  modo  se  eviten 
los  fraudes  y  trampas  de  los  criados *  que  suelen  ha- 
cerse en  beneficio  de  unos  y  perjuicio  de  otros. 

IX.  Que  las  Comunidades  y  Eclesiásticos  secu- 
lares ,  dueños  de  Pueblos  o  piradas ,  sean  obligados  á 
nombrar  un  Administrador  o  criado  secular ,  para 
quesea  responsable  ~  y  pueda  la  Justicia*óbligarlo  al 
cumplimiento  de  estas  providencias ,  sin  ¿¿ue  se  les 
permita  tener  paradas  sin  esta  disposición  ,  respecto 
al  daño  que  puede  ocasionarse  al  publico  en  lo  con- 
trario. 


al  Vronf liarlo  de  Aguirre.  CR  183 
X.  Que  las  Justicias  no  permitan  en  los  puestos 
o  paradas^ias  caballerías  que  las  que  se  hallen  regis- 
tradas y  aprobadas  para  el  asunto  expuesto  ;  y  en  el 
caso  de  desgraciarse  alguna  por  accidente  ,  durante  la 
monta  ,  podrá  el  dueño  pedir  á  la  Justicia  le  nombre 
persona  inteligente ,  para  que  con  su  conocimiento 
y  aprobación  se  reemplace  otra  de  calidad. 

XI-  Que  después  de  registrada  la  parada  ,  se  pon- 
ga á,  la  puerta  una  certificación  firmada. por  el  que  ha 
hecho  el  registro  ,  y  autorizada  del  Escribano  que  le 
asiste  ,  con  expresión  de  los  pelos  y  señales  de  los 
padres,  para  que.  sea  público  los  que  están  destina^ 
dos  y  aprobados ;  y  en  caso  posible  se  marcarán  los 
desechados  con  un  hierro  de  esta  figura  D  ,  para  que 
se  conozcan. 

XII.  Que  los  'dueños  o  mozos  de  las  paradas  o 
puestos  no  permitan  se  eche  al  padre  yegua  alguna 
después  de  las  doce  del  dia  ,  ni  la  que  llegue  sudada, 

,   fatigada,  ó  esté  sangrada  de  aquel  dia,  baxo  de  las 
penas  impuestas  en  el  cap.  7.  de  esta  disposición. 

XIII.  Que  por  quanto  se  experimenta  que  algu* 
nos  de  los  dueños  se  valen  de  los  padres  para  los  tra- 
bajos en  sus  haciendas  ,  cargas  y  otros  ministerios 
que  perjudican  ,  se  pondrá  el  debido  remedio  que  lo 
impida  ,  para  evitar  el  notorio  daño  que  se  sigue. 

XIV.  Que  para  que  se  hagan  los  debidos  recono- 
cimientos ,  se  hayan  de  nombrSr  todos  los  años ,  al 
tiempo  oportuno  ,  por  los- Corregidores  de  las  Cabe- 
zas de  Partido  ,  un  Maestro  de  Herrador ,  aprobado 
y  docto  en  la  Veterinaria  ,  con  un  Escribano  de  su 
satisfacción ,  para  que  llevando  el  despacho  necesa- 
rio ,  puedan  visitar  todas  las  paradas  y  puestos  del 
partido  ;  u  para  que  con  mas  acierto  se  hagan  las 
elecciones  de  los  sugetos  que  se  nombren  ,  sean  los 
que  para  el  asunto  tengan  aprobación  de  los  Maes- 

•  tros  Herradores  y  Albéitares  de  mis  reales  Caballeri- 
zas ,  ó  los  que  eligieren  de  los  que  los  Corregidores 
les  propongan ,  sin  cuya  circunstancia  no   podrán 


184  CU  Continuación  y  suplemento 
executar  la  visita.  Por  tanto  ,  mando  á  los  Presiden- 
tes y  Ministros  de  mis  Chancillerías  y  audiencias, 
Intendentes ,  Corregidores ,  Alcaldes  mayores ,  y  a 
todos  y  qualesquier  Jueces ,  Justicias  y  personas  á 
quien  toque ,  d  pueda  tocar  en  estos  mis  Reynos  y 
Señoríos  ,  que  guarden  y  cumplan  ,  y  hagan  guardar 
y  cumplir  esta  mi  real  orden ,  como  en  ella  se  con- 
tiene. Dada  en  Buen-Retiro  á  21  de  Febrero  de l7S°9 

=  Yo  el  Rey  =  Don  Cenon  de  Somodevilla. 

CUENTA  'vieja.  En  estos  últimos  dias  se°ha 
principiado  á  remitir  por  algunas  Justicias  é  intere- 
sados ,  igualmente  que  á  presentar  por  los  encargados 
de  unos  y  otros ,  varios  recibos ,  cuyas  fechas  y  can- 
tidades pertenecen  á  las  cuentas  que  me  tienen  remi- 
tidas los  comisionados  hasta  30  de  Junio ,  aunque  se 
observa  que  no  las  han  comprehendido  en  ellas ,  ni 
constan  tampoco  en  los  libros  de  esta  real  Caxa  por 
falta  de  sus  avisos  oportunos. 

Siendo  indispensable  lo  uno  y  otro  ,  para  que  la  { 
cuenta  de  Don   Manuel    Sixto    Espinosa  contenga 
con  total  separación  é  individualidad  todas  las  parti- 
das que  le  corresponden ,  sin  la  mas  leve  mezcla  de      < 
ellas  en  la  mia  ,  se  lo  comunico  á  V.     para  que  con 
madura  reflexión  examine  las  suyas,  y  haga  examinar 
también  las  de  los  subalternos  que  le  auxilien  en  su 
comisión  ,  á  fin  de  que  en  el  caso  de  hallar  en  dicha 
revisión  alguna  ó  rfílichas  partidas  de  aquella  época, 
forme  V.     y  me  remita  una  ampliación  que  las  reúna 
por  fechas  y  clases ,  firmada  con  la  citada  fecha  de  30 
de  Junio. 

Esto  es  lo  único  que  retarda  la  conclusión  del  es- 
tado general  de  dicho  medio  año,  á  la  qual  espero 
contribuya  V.  con  toda  la  presteza  y  seguridad  que 
sea  posible. 

Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  Madrid  14  de 
Octubre  de • l799- 

CUERPO  de  comercio  ó  magistrado.  Una  Junta 
de  comercio  y  un  consulado  se  establecen  en  la  Ciu- 


.' 


al  Prontuario  de  Aguirre*  CU  185 
dad  de  Barcelona  ,  inhibiendo  á  estos  tres  cuerpos  de 
la  jurisdici#n  de  aquella  Audiencia ,  y  demás  Jueces 
y  Tribunales,  sujetándolos  inmediatamente  á  la  Junta 
general  de  comercio :  para  el  establecimiento  del 
Cuerpo  de  comercio  se  formará  juna  matrícula  para 
la  admisión  de  los  sugetos  que  se  han  de  incluir  en 
él ,  y  han  de  ser  naturales,  de  buena  fama  y  acredita- 
da legalidad ,  Comerciantes  en  grueso  y  de  caudal ,  y 
el  qtie  tenga  estas  circunstancias,  será  matriculado  en 
qualquier  tiempo.  El  Consulado  se  compondrá  de  tres 
Cónsules  y  un  Juez  de  apelaciones  ó  alzadas  ,  todos 
Comerciantes  ,  dos  Asesores  Abogados  ,  y  un  Escri- 
bano ,  para  entender  en  todas  las  causas  civiles  de  co- 
mercio marítimo  y  terrestre.  La  Junta  de  comercio 
se  compondrá  de  doce  individuos ,  tres  Cónsules, 
dos  Caballeros  hacendados  y  cosecheros ,  siete  Comer- 
ciantes del  cuerpo  del  comercio  ,  un  Secretario  Co- 
merciante ,  y  el  Intendente ,  que  la  presidirá.  Esta 
•Junta  particular  se  gobernará  por  las  antiguas  Orde- 
nanzas ,  mientras  forma  las  nuevas  ,  que  deberá  re- 
mitir dentro  de  un  año.  Para  atender  esta  Junta  á  los 
gastos  desde  primero  de  Enero  de  este  año  ,  se  pone 
á  su  disposición  el  derecho  de  periage  ,  y  se  resolvió 
se  desembarazara  la  casa  Lonja  del  mar ,  para  que 
pueda  tener  sus  funciones  y  asambleas ;  pero  cada 
año  remitirá  á  la  Junta  general  deicomercio  la  cuenta 
del  ingreso  y  distribución  del  derecho  de  periage, 
para  su  examen  f  aprobación.  Real  Cédula  de  16  de 
Marzo  de : I7S^' 

Nota.  En  7  de  Septiembre  de  1760  se  mandó  cum- 
plir la  referida  real  Cédula  ,  y  en  24  de  Febrero  de 
1763  se  aprobaron  las  Ordenanzas  que  han  de  obser- 
var el  Cuerpl  óComunidad  de  Comerciantes, la  Jun- 
ta particular  de  comercio,  y  el  Consulado  de  Barcelona. 

9    CURAS  y  Doctrineros  de  Indias.  Se  deroga  la 

ley  38.  tit.  6.  lib.  1.  de  la  Recopilación  de  Indias ,  y 

se  declara  al  mismo  tiempo  por  punto  general ,  que 

no  puedan  ser  removidos  los  Curas  y  Doctrineros  de 

Tomo  IV»  Aa 


1 


i86     DE    Continuación  y  suplemento 
aquellos  dominios ,  sin  formarles  causa,  f  oirlos  con- 
forme á  derecho.  En  Cédula  de  primero  ¿¿Agosto  ¿M795. 

D  , 

Declaraciones,  véase  oficiales. 

DEPENDIENTES  de  Rentas.  La  exención  de 
quintas  y  milicias ,  concedida  á  los  dependientes  de 
la  Real  Hacienda ,  no  se  entienda  con  los  tempore- 
ros que  se  ponen  y  pagan  por  solo  el  tiempo  preciso 
que  trabajan  en  las  Oficinas  de  la  Real  Hacienda ,  ni 
con  los  Oficiales  entretenidos  sin  sueldo  en  las  Ofici- 
nas reales  ,  y  solo  sí  debe  entenderse  con  estos  y  los 
temporeros  la  exención  de  levas  ,  mientras  estén  ver-  1 

daderamente  ocupados  á  satisfacción  de  los  Gefes  de 
las  Oficinas  á  que  se  hallen  destinados  ,  pues  en  tales 
circunstancias  no  pueden  ser  tenidos  por  vagos  ó 
mal  entretenidos,  a  menos  de  que  su  conducta,  fuera* 
de  las  Oficinas ,  contenga  otros  defectos  por  los  gua- 
les deban  ser  comprehendidos  en  ella.  Real  orden   ( 

de  29  de  Julio  de .  . . i *794- 

DEPOSITARIOS  generales.  El  Rey.  Porquanto 
Don  Martin  de  Mayorga ,  siendo  Virey  de  la  Nue- 
va-España ,  en  carta  de  30  de  Enero  de  1781  dio 
cuenta ,  con  testimonio  del  expediente  instruido  en 
aquel  Supremo  gobierno ,  con  voto  consultivo  del 
real-  acuerdo  ,  sobre  si  convenia  ó  Uo  la  subsistencia 
del  oficio  de  Depositario  general  en  la  Ciudad  de 
Vera-Cruz  y  demás,  de  numeroso  vecindario  9  y  que 
lo  sirviesen  personas  nombradas  por  las  Justicias ,  en 
que  fueron  varios  los  dictámenes  de  los  Ministros 
informantes ;  y  estándose  examinando  Cte  asunto  en 
mi  Consejo  de  las  Indias ,  sobre  consulta  de  la  Cá- 
mara de  5  de  Febrero  de  1783  ,  en  que  propuso  {* 
confirmación  del  privilegio  de  Villa,  al  Valle  de  Ri- 
bas de  Nicaragua ,  y  el  mímero  de  Oficios  de  que  ha- 
bia  de  componerse  su  Ayuntamiento ,  se  digno  el 


al  Prontuario  de  Aguirre.     DE     187 
Rey  ,  mi  señor  padre  ,  (que  santa  gloria  haya)  ex- 
cluir el  dt  Depositario  general ,  mandando  se  extin- 
guiese donde  le  hubiere ;  con  cuyo  motivo ,  y  ha- 
biéndose comunicado  esta  real  resolución  al  Presi- 
dente de  Guathemala  ,  expuso  Don  Francisco  Saave- 
dra  y  Carvajal ,  Fiscal  que  era  de  aquella  real  Au- 
diencia,  en  carta  de  15  de  Septiembre  de  1785  las 
dudas  que  se  le  ofrecían  para  el  caso  de  que  se  circu- 
last :  y  después  de  haber  oído  el  referido  mi  Consejo 
sobre  todo  repetidas  veces ,  á  la  Contaduría  general, 
y  á  los  dos  Fiscales  ,  y  pesado  con  la  circunspección 
y  atención  debida  las  razones  alegadas  en  favor,  y 
contra  la  supresión ,  me  consultó  en  14  de  Febrero 
de  1798 ,  y  11  de  Junio  último  el  que  me  dignase 
confirmar  la  extinción  general  de  dichos  oficios  ,  re- 
suelta por  mi  augusto  padre  ,  con  lo  demás  que  tuvo 
por  oportuno ;  conformándome  con  su  parecer ,  he 
resuelto  que  desde  luego  se  lleve  á  puro  y  debido 
►  efecto  la  supresión  de  los  oficios  de  Depositarios  ge- 
nerales en  todas  las  Ciudades  y  Villas  de  mis  domi- 
nios de  las  Indias  donde  estubiesen  erigidos  ,  aunque 
no  se  hallen  á  la  sazón  vacantes  ni  pendientes  de 
confirmación  ,  devolviéndose  á  sus  actuales  poseedo- 
res el  valor  que  resultare  haber  desembolsado  por 
ellos  quajndo  los  adquirieron  ;  y  que  en  quanto  á 
aquellos  oficios  cuya  renuncia^  no  se   presentó  en 
tiempo  ,  ó  no  se  impetró  la  real  confirmación ,  se 
proceda  con  presencia  de   las  circunstancias  según 
corresponda  á  lo  dispuesto  en  las  leyes  y  reales  Cé- 
dulas del  asunto,  y  los  exemplares  que  haya  de  otras 
extinciones  de  oficios.  Para  esta  abolición,  y  que 
pueda  suplirse  la  falta  de  Depositarías  públicas  ó  Ta- 
blas numui&rias  como  las  de  estos  Reynos,  he  re- 
suelto animismo  que  en  las  Capitales  en  que  haya 
9  casas  de  Moneda  se  erija  en  ellas  una  caxa  de  depósi- 
tos,  como  la  hay  en  la  de  México,  establecida  y 
aprobada  por  reales  órdenes  de  13  de  Febrero ,  5  de 
Abril  y  26  de  Octubre  de  1781  ,  en  donde  se  devuel- 

Aa  2 


1 88     DE     Continuación  y  suplemento 
ven  en  el  dia  que  se  presenta  el  libramiento  del  Juz- 
gado d  Tribunal  que  hizo  el  depositario  (¿sin  pagar 
las  partes  cosa  alguna  por  razón  de  él ,  ni  la  real 
Hacienda   el   tres    por    ciento  ,    ó    otra    conocida, 
sirviendo  entretanto  estos  caudales  para  aumento  de 
los  fondos  de  la  casa  é  incremento  de  sus  labores  ;  y 
que  en  las  partes  donde  no  hubiese  casas  de  Moneda, 
y  sí  Caxas  reales  ,  se  establezca  también  en  estas  una 
de  depósitos  y  seqüestros  de  numerario  ,  plata  labra- 
da y  en  barras,  para  todos  los  que  con  qualquier  moti- 
vo procedan  de  los  Tribunales  y  Jueces  reales  y  ecle- 
siásticos ,  quedando  estos  con  facultad  de  nombrar 
sugeto  de  su  satisfacción  ,  y  de  las  partes  para  los  de- 
pósitos de  haciendas  ,  bienes  muebles  y  raices  ,  alha- 
jas ,  fardos  y  demás  efectos  de  comercio  ;  con  tal  que 
quando  los  bienes  de  estas  clases  se  reduzcan  á  dine- 
ro ,  cuiden  los  mismos  Tribunales  y  Jueces  de  que  se 
traslade  á  las  expresadas  caxas  de  depósito ;  con  lo 
que  logrará  el  público  la  misma  seguridad  de  estos 
caudales,  y  mi  real  Hacienda  el  poder  servirse  de 
ellos  en  sus  urgencias  con  mucha  utilidad  suya ,  de 
las  casas  de  Moneda  y  Caxas  reales ,  y  sin  perjuicio 
de  los  vasallos  ,  que  antes  por  el  contrario  consegui- 
rían beneficio  en  la  puntualidad  de  sus  devoluciones; 
y  porque  á  exemplo  de  lo  que  se  practica  en  la  casa 
de  Moneda  de  Méxigo ,  no  se  les  exigirán  derechos 
algunos  por  esta  razón ,  sino  que  los  recibos  y  los 
pagos  de  dinero  ,  certificaciones  de  entero  ,  y  demás 
que  se  ofrezca  en  el  asunto  ,  se  harán  gratuitamente, 
aun  sin  llevar  nada  por  el  papel  y  escrito.  Y  final- 
mente ,  para  evitar  perjuicios  á  las  partes  ,  es  mi  vo- 
luntad que  quede  al  arbitrio  y  prudencia  de  los  Jue- 
ces el  hacer  ó  no  los  depósitos  en  las  indicadas  caxas, 
ó  en  personas  de  satisfacción  de  cantidades  pequeñas 
de  parages  distantes  de  las  casas  de  Moneda  y  Caxas 
reales.  Por  tanto,  ordeno  y  mando  á  mis  Vireyes* 
Presidentes ,  Audiencias  y  Gobernadores   indepen- 
dientes de  mis  Reynos  de  las  Indias  é  Islas  Filipinas, 


al  Prontuario  de  Aguirre.  DE  189 
que  inmediatamente  que  reciban  esta  mi  real  Cé- 
dula, cada* uno  en  su  distrito,  y  en  la  parte  que 
respectivamente  le  tocare ,  procedan  á  la  execucion 
y  puntual  cumplimiento  de  la  resolución  que  en 
ella  se  contiene,  sin  contravenir  á  su  tenor,  comu- 
nicándola á  los  Jueces  y  Ministros  que  correspon- 
da ;  por  ser  así  mi  voluntad :  y  que  de  ella  se  tome 
razón  en  la  Contaduría  general  del  expresado  mi 
Ccyisejo.  Fecha  en x799* 

DESCUENTO  del  quatro  por  ciento.  Se  mandó 
hacer  este  descuento  desde  primero  de  Septiembre 
en  las  Tesorerías  respectivas  de  todos  los  sueldos, 
sobresueldos  ,  gratificaciones ,  pensiones  o  qualquiera 
otra  asignación  que  tengan  qualesquier  personas  em- 
pleadas en  el  real  servicio,  sea  por  el  Ministerio  que 
fuere,  excepto  los  Militares  ,  así  en  España  como  en 
Indias ,  siempre  que  el  valor  total  exceda  de  ocho- 
cientos ducados ,  no  comprehendiendose  en  este  des- 
cuento los  sueldos  menores ,  y  descontándose  a  los 
que  excedan  de  dicha  suma  en  una  cantidad  menor 
del  quatro  por  ciento  ,  respectivo  únicamente  el  ex- 
ceso ,  &c.  Por  real  decreto  de  17  de  Agosto  de *794» 

DESERTORES.  La  resolución  de  25  de  Agosto 
de  1796,  en  que  se  perdonaba  la  pena  de  muerte  á  los 
Desertores  á  países  extrangeros  que  se  presentasen  en 
las  fronteras ,  no  comprehendi^  a  los  que  se  pasa- 
ban á  los  Moros,  para  los  quales  subsistían  las  penas 
establecidas ,  y  fe  resolvió  que  para  los  Desertores 
que  se  restituyesen  de  Portugal,  ó  fuesen  entregados 
por  aquel  gobierno ,  se  observase  la  convención  de 
11  de  Marzo  de  1778 ,  y  la  real  orden  de  23  de  Ju- 
lio de  1780* 

Con  lagle  20  de  Agosto  último,  ha  tenido  á  bien 
S.  M.  declarar  á  consulta  del  Supremo  Consejo  de 
^ Guerra,  que  s<%  decidan  por  estas  reglas  todos  los  ca- 
'sos  de  simple  deserción  á  Potencias  extrangeras,  aun- 
que sean  entregados  por  estas  los  individuos,  debien- 
do entenderse  de  igual  valor  la  expresión  de  se  res- 


190     DE     Continuación  y  suplemento 
tituyan  ó  los  entreguen ,  y  que  se  consulten  á  S.  M. 

los  demás.  Resolución  de  3  de  Septiembreizie l79%> 

DESERTORES.  Inmediatamente  que  se  arreste 
un  Desertor  de  segunda  vez  le  reciba  declaración  el 
Ayudante  que  corresponda,  averiguando  los  moti- 
vos que  tuvo  para  cometer  el  delito  de  reincidencia, 
y  si  se  le  ofrece  exponer  alguna  excepción  de  gra- 
vedad que  pueda  probar  en  su  favor  :  que  si  resultase 
convencido  ,  se  le  destine  sin  dilación  á  presidio  oor 
copia  de  su  filiación  ,  extendida  la  nota  de  su  delito, 
con  certificación  al  pie  visada  del  Coronel  ó  Gefe 
del  Cuerpo  que  explique  la  causa  del  destino  ,  tiem- 
po que  deba  cumplir  en  él ,  y  real  resolución  que 
lo  previene ;  y  que  si  el  reo  alegase  alguna  excep- 
ción de  gravedad ,  sea  procesado  y  juzgado  en  Con- 
sejo de  Guerra  conforme  á  Ordenanza.  Real  orden 

de  7  de  Enero  de I799- 

DESERTORES.  En  papel  de  18  del  corriente 
me  dice  el  Señor  Don  Mariano  Luis  de  Urquijo  lo  « 
siguiente:  K  Excelentísimo  Señor:  A  la  reclamación 
que  ha  hecho  el  Embaxador  del  Rey  en  Portugal  so-  ( 
bre  el  pago  que  exigía  el  Gobernador  de  Chaves  de 
los  gastos  causados  por  siete  Desertores  nuestros  du- 
rante su  detención  en  aquella  plaza  al  tiempo  de  su 
entrega  ,  ha  contextado  aquel  Ministerio  que  se  en- 
tregarán gratuítameitfe  en  lo  venidero ,  si  se  allana 
este  gobierno  á  hacer  lo  mismo  por  su  parte  :  y  ha- 
biendo tenido  S.  M.  por  conveniente  adherir  á  esta' 
propuesta,  se  lo  participo  con  esta  fecha  á  dicho  Em- 
baxador para  noticia  de  aquel  Ministerio. "  Lo  que 
traslado  á  V.  de  real  orden  para  su  gobierno  y  cum- 
plimiento. Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  Aran- 
juez  24  de  Junio  de Q I799# 

DESERTORES.  Para  evitar  el  retardo,  y  em- 
barazos que  se  están  experimentando  *en  la  condu- 
cion  de  los  Desertores  que  son  aprehendidos  ó  se 
presentan  á  mucha  distancia  de  sus  Cuerpos ;  ha  re- 
suelto el  Rey  que  los  Capitanes  Generales  de  las  Pro- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  DE  191 
vincias ,  luego  que  qualquier  Magistrado,  Comandan- 
te de  partit¿a  ,  individuo  militar  u  otra  persona ,  les 
den  aviso  de  la  aprehensión  d  presentación  de  algún 
Desertor  en  el  distrito  de  su  respectivo  mando ,  dis- 
pongan por  sí  sin  la  menor  dilación  (y  sin  dar  no- 
ticia á  esta  via  reservada,  ni  al  Inspector)  la  condu- 
cion  del  reo  de  Provincia  en  Provincia ,  con  direc- 
ción á  aquella  en  que  tuviere  su  destino  el  Cuerpo  á 
qut  pertenezca  ,  ó  alguna  partida  de  él ;  procediendo 
baxo  las  reglas  que  para  estos  casos  están  prevenidas 
en  el  título  12.  trat.  6  de  la  Ordenanza  general  del 
Exército,  y  particularmente  en  el  artículo  6  del  mis- 
mo título.  Lo  que  comunico  á  V.  de  orden  de-S.  M. 
para  su  gobierno  y  cumplimiento  en  la  parte  que  le 
toca.  Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  .Madrid  12  de 
Julio  de  ....  o tí  . J799* 

DESERTORES.  No  fixando  la  real  orden  de  16 
de  Julio  de  1788  el  tiempo  en  que  deben  acreditar 
>  su  honradez  para  optar  á  los  premios  de  constancia, 
y  goce  de  Inválidos  los  Sargentos  y  Cabos  que  sir- 
ven sin  plazo  determinado ,  y  después  de  incurrir 
en  el  delito  de  primera  deserción  se  presentan  al 
Rey  y  logran  el  indulto  de  su  falta  para  volver  á 
continuar  en  los  Cuerpos:  ha  declarado  S.  M.  que 
en  este  caso  sean  acreedores  á  ambas  gracias  en  los 
tiempos  señalados  los  que  sircan  honradamente  el 
término  de  seis  años ,  contados  desde  su  incorpora- 
ción. * 

•  Los  Sargentos  y  Cabos  á  quienes  de  dicho  modo 
se  perdona  la  primera  deserción,  se  entienda  el  per- 
don  tínicamente  para  relevarles  del  castigo  que  de- 
berían sufrir  por  su  delito ,  pero  no  para  conservar 
sus  emple§s ,  quedando  privados  de  ellos  por  el  mis- 
mo hecho  ,  y  obligados  á  servir  de  Soldados ,  mien- 
#  tras  que  revalidada  su  conducta ,  no  se  hagan  de  nue- 
vo acreedores  á  sus  regulares  ascensos.  Real  orden 
de  30  de  Agosto  de , l799* 

DESPACHOS.  Véase  Guias. 


192  DI  Continuación  y  suplemento 
DIGNIDADES  ,  Canongías\  Prebendas,  frc.  El 
Rey.  Muy  RR.  Arzobispos  y  RR.  Obispas  de  estos 
mis  Rey  nos,  de  mi  Consejo,  Venerables  Presiden- 
tes y  Cabildos  de  las  Iglesias  Catedrales  ,  Colegiales 
y  Capillas  reales  de  ellos,  y  á  qualesquiera  otros  Pre- 
lados, y  á  todas  las  personas  á  quienes  tocare  d  pu- 
diere tocar  directa  o  indirectamente  el  cumplimiento 
y  execucion  de  lo  que  en  esta  mi  Cédula  se  hará  men- 
ción: Sabed,  q  ie  con  fecha  de  10  de  este  mesode 
Abril  tuve  á  bien  de  expedir  y  dirigir  á  mi  Consejo 
de  la  Cámara  el  decreto  del  tenor  siguiente: fe  Por  el 
Breve  de  la  Santidad  de  Pió  VI.  dado  en  Roma  á  7 
de  Enero  Je  1795, se  me  concedió  la  facultad  de 
aplicar  al  pago  de  deudas  de  mi  Corona  todas  las  ren- 
tas de  las  Prebendas  y  Beneficios  eclesiásticos ,  baxo 
qualquiera  denominación  que  tuvieren,  y  que  perte- 
necieren á  mi  real  Patronato;  y  aunque  en  virtud 
de  él  pude  desde  luego  haber  hecho  esta  aplicación 
sin  otro  termino  que  el  de  la  extinción  de  deudas, 
queriendo  en  quanto  fuese  posible  sostener  el  culto 
en  toda  aquella  extensión,  que  á  exemplo  de  mis 
predecesores  he  procurado  fomentar  ,  le  ceñí  por  en- 
tonces al  plazo  de  un  año  ;  pero  como  las  urgencias 
no  hayan  cesado ,  han  continuado  mis  desvelos  para 
proporcionar  á  mis  amados  vasallos  la  seguridad  y 
pago  de  sus  créditos  c^ontra  mi  Corona:  y  á  los  me- 
dios eficaces  que  á  este  fin  he  adoptado  ,  no  he  podi- 
do menos  de  agregar  el  uso  de  la  facultad  concedida 
en  dicho  Breve  por  todo  el  tiempo  que  sea  necesario 
para  la  extinción  de  Vales ;  y  quiero  que  desde  la 
fecha  dé  este  mi  Decreto  no  se  provea  ni  consulte 
Dignidad ,  Canonicato  ,  Prebenda  y  Beneficio  ecle- 
siástico que  sea  de  mi  presentación  ,  baxocqualquie- 
ra  título  o  denominación  secular  ó  regular  c  excep- 
tuando solo  la  primera  silla  de  todas  la?, Iglesias,  con 
tal  de  que  tenga  anexa  la  presidencia  de  sus  Cabil- 
dos o  Cuerpos ;  las  Prebendas  llamadas  de  Oficio  ,  y 
también  los  Beneficios  curados,  y  los  simples  que  tea- 


al  Prontuario  de  Agulrre-  DI  193 
gan  precisa  y  personal  residencia ,  á  que  esté  anexa 
la  cura  de  jjmas,  o  la  ayuda  á  los  Párrocos  en  el  ser- 
vicio del  Altar,  ó  administración  de  Sacramentos, 
y  de  ningún  modo  los  llamados  servideros.  Y  encar- 
go á  la  Cámara  que  comunique  las  correspondientes 
ordenes  á  los  Ordinarios  para  que  de  todas  las  vacan- 
tes que  ocurrieren  y  fueren  de  las  que  no  deben  pro- 
veerse, den  cuenta  inmediatamente  á  la  Junta  supre- 
ma#de  Amortización,  quien  cuidará  de  la  recauda- 
ción desús  rentas,  baxo  la  instrucción  que  formará 
i  este  fin  ,  y  me  remitirá  para  la  aprobación  :  y  será 
de  su  cuenta  mandar  á  los  Ordinarios  respectivos 
pongan  Tenientes  en  aquellos  Beneficios  que  sean, 
servideros  por  otros  que  los  poseedores ,  arreglán- 
doles lo  que  deban  percibir  por  este  cuidado  :  y  por 
quanto  estoy  enterado  de  que  hay  mucha  diversidad 
entre  el  número  de  individuos  de  unas  y  otras  Igle- 
sias ,  y  entre  sus  particulares  usos  ó  establecimien- 
1  tos ,  deseando  convinar  lo  necesario  en  lo  succesivo 
para  el  culto  y  su  decoro  con  la  cesación  de  dichas 
provisiones ,  quiero  que  la  Cámara  al  mismo  tiempo 
que  debe  llevar  á  efecto  lo  mandado ,  disponga  se 
forme  de  cada  Iglesia  un  estado  ó  plan  de  sus  Pre  - 
bendas  y  obligaciones,  y  que  con  conocimiento  ins- 
tructivo me  informe  con  la  brevedad  posible  el  nú- 
mero de  las  que  sean  precisas  para  dicho  fin,  teniendo 
presente  que  convendría  disponer  el  que  por  ahora 
cesase  el  uso  de  jecles  que  no  sea  conforme  al  Con- 
cilio ;  y  lo  mismo  los  Cabildos  y  comisiones  á  las 
horas  de  Coro,  con  lo  que  se  aumentada  el  número 
de  individuos  para  el  servicio  del  Altar ,  y  por  con- 
seqüencia  la  duración  de  las  vacantes  no  precisas  eti 
que  tanto  interesan  las  mismas  Iglesias  y  el  Estado. 
Tendráse  entendido  en  la  Cámara  para  su  cumpli- 
miento. Én  Aranjuez  á  10  de  Abril  de 1799. 

*=A1  Gobernador  del  Consejo. " 

Este  Decreto  se  publico  en  mi  Consejo  de  la 
Cámara  en  13  del  mismo  mes  de  Abril ,  y  acordó 
Tomo  IV  JBb 


194  DI  Continuación  y  suplemento 
desde  luego  que  se  cumpliese  y  executase ,  y  que 
para  el  modo  de  hacerlo  pasase  á  mi  Fiscal :  y  con 
lo  que  este  expuso  en  respuesta  de  16  ael  propio 
mes  de  Abril ,  me  hizo  presente  en  consulta  de  18 
de  él  lo  que  tuvo  por  conveniente  :  y  Yo  enterado 
de  todo  ,  por  la  resolución  que  tuve  á  bien  tomar  á 
dicha  consulta  ,  he  venido  en  declarar ,  que  la  sus- 
pensión temporal  de  la  provisión  de  las  vacantes 
que  previene  el  Decreto  inserto,  se  entiende  tam- 
bién con  todas  las  Dignidades,  Canongías,  Preben- 
das y  Beneficios  que  vaquen  en  los  meses  ordina- 
rios, del  mismo  modo  que  debe. entenderse  y  ob- 
servarse por  lo  que  mira  á  las  que  vaquen  á  mi  real 
presentación  sin  diferencia  alguna.  Publicada  esta  mi 
resolución  en  la  Cámara  de  22  de  dicho  mes  de 
Abril ,  acordó  asimismo  que  se  cumpliese  y  execu- 
tase. Y  á  este  fin  he  resuelto  expedir  la  presente  mi 
cédula  para  que  lo  tengáis  entendido  vos  los  men- 
cionados muy  RR.  Arzobispos,  RR.  Obispos,  Ve-  ( 
nerables  Presidentes  y  Cabildos  de  las  Iglesias  Cate- 
drales, Colegiales  y  Capillas  de  estos  mis  Reynos,  y 
demás  personas  á  quienes  toque  o  pueda  tocar  ,  y  ( 
con  arreglo  á  todos  los  particulares  que  comprehen- 
den  el  Decreto  inserto  y  la  citada  mi  resolución ,  lo 
cumpláis,  guardéis  y  executeis  inviolablemente  en 
la  parte  que  toca  á  cada  uno  de  vos ,  sin  poner  I3 
menor  duda ,  impedimento  ni  embarazo  alguno  ,  por 
lo  mucho  que  en  ello  se  interesan  las  mismas  Igle- 
sias y  Estado.  Y  así  no  omitiréis  ni,  dilatareis  comu- 
nicar avisos  de  las  vacantes  que  ocurran  inmediata- 
mente que  se  causen  ,  á  mi  Consejo  de  la  Cámara  y 
á  la  Junta  Suprema  de  Amortización,  según  y  para 
los  fines  que  previene  mi  Decreto  inserto  %  de  las  Dig- 
nidades ,  Canongías ,  Prebendas  y  Beneficios  que  se 
expresan  en  él,  y  queda  suspensa  su  provisión,  que  así 
es  mi  voluntad.  Fecha  en  Aran  juez  á  ¿7  de  Abril  de .  -799. 
=Yo  el  Rey. = Por  mandado  del  Rey  nuestro  Señor. 
=Juan  Francisco  de  Lastiri. 


al  Prontuario  de  Aguirre.  DI  195 
DIGNIDADES,  Canonicatos  >  Prebendaste.  Por 
Cédula  de^2y  del  corriente  mes  de  Abril,  es  servido 
S.  M.  mandar  se  guarde,  cumpla  y  execute  el  Decre- 
to de  10  del  mismo  (que  va  inserto  en  ella)  por  el 
que  se  dispone  ,  entre  otras  cosas ,  que  desde  la  fecha, 
de  él  no  se  provea  ni  consulte  Dignidad  ,  Canonica- 
to ,  Prebenda  y  Beneficio  eclesiástico  que  sea  de  la 
real  presentación  ,  baxo  qualquiera  título  ó  denomi- 
nación secular  d  regular  >  exceptuando  solo  la  prime- 
ra silla  de  todas  las  Iglesias ,  con  tal  de  que  tenga  ane- 
xa la  presidencia  de  sus  Cabildos  o  Cuerpos,  las  Pre- 
bendas llamadas  de  oficio ,  y  también  los  Beneficios 
curados ,  y  los  simples  que  tengan  precisa  y  perso- 
nal residencia  ,  á  que  esté  anexa  la  cura  de  almas ,  d 
la  ayuda  á  los  Párrocos  en  el  servicio  del  Altar ,  d 
administración  de  Sacramentos ,  y  de  ningún  modo 
los  llamados  servideros.  En  la  propia  real  Cédula  se 
manda  asimismo  cumplir  la  resolución  que  sobre  el 
particular ,  ha  tomado  S.  M.  en  vista  de  la  consulta 
que  le  hizo  la  Cámara  en  18  del  referido  mes  de 
Abril.  De  acuerdo  de  dicho  Supremo  Tribunal ,  re- 
mitid á  V.  un  exemplar  de  la  citada  real  Cédula ,  á 
fin  de  que  la  guarde  y  cumpla  inviolablemente  en 
todas  las  partes  que  le  toca,  pasando  sin  dilación  los 
avisos  de  las  vacantes  que  ocurran  de  las  piezas  ecle- 
siásticas ,  que  cita  el  mencionado  Decreto  y  la  refe- 
rida real  resolución ,  á  la  Junta  Suprema  de  Amorti- 
zación ,  para  lo|  fines  que  se  expresan  en  dicho  De- 
creto ,  dirigiéndome  sin  perjuicio  de  ello  otros  igua- 
les avisos ,  para  que  teniéndolos  presentes  en  la  Se- 
cretaría de  mi  cargo,  obren  los  efectos  que  puedan 
convenir.  Asimismo  ha  acordado  la  Cámara ,  para 
cumolir  laque  S.  M.  la  manda  en  la  última  parte  del 
referido  Decreto ,  que  V.  con  quanta  brevedad  fue- 
se posible ,  remita  por  mi  mano  un  estado  compre- 
hensivo de  todas  las  Dignidades ,  Canongías ,  Racio- 
nes ,  Medias-Raciones  ,  ú*  otra  qualquiera  especie  de 
piezas  eclesiásticas ,  tengan  la  denominación  que  tu- 

Bb* 


196    DI      Continuación  y  suplemento 

vieren  ,  de  que  se  componga  esa con 

individual  expresión  de  sus  respectivos  ,  fi^os  y  ver- 
daderos valores ,  y  de  sus  cargas  y  obligaciones.  Par- 
ticipólo á  V.  de  orden  de  la  Cámara  para  su  inteli- 
gencia y  puntual  cumplimiento: y  del  recibo  de  esta, 
y  del  exemplar  de  la  referida  real  Cédula  que  acom- 
paña ,  me  dará  V.  aviso  para  pasarlo  á  noticia  de 
dicho  Supremo  Tribunal  Dios  guarde  á  V.  mu- 
chos años.  Madrid  29  de  Abril  de .  .  .  w  .  1799. 

DIMISORIAS.  Para  ocurrir  á  los  desordenes  que 
en  la  concesión  de  dimisorias  suelen  experimentarse 
en  las  Sedes  Vacantes ,  actué  el  Vicario  capitular  per- 
sonalmente con  el  Notario  mayor  de  la  Curia,  y 
asistencia  de  su  Promotor  Fiscal ,  todas  las  diligen- 
cias necesarias  acerca  de  la  calidad  ,  vida  y  costum- 
bres de  los  que  las  pretendan ,  en  cuyo  estado  se  pe- 
dirán informes  de  su  calidad,  circunstancias  y  apti- 
tud para  las  órdenes  que  soliciten  ,  así  á  los  Curas  de 
las  Parroquias,  co  o  á  los  Rectores  y  Maestros  de  , 
los  Colegios  donde  hubieren  residido  ,  sin  omitir  las 
proclamas  que  se  acostumbran  poner  en  las  Iglesias, 
para  que  los  que. sepan  algún  impedimento  lo  decla- 
ren al  Provisor  ,  el  qual  pasará  inmediatamente  á  re- 
conocer con  proligidad  los  títulos  y  documentos  que 
se  presenten  ,  para  acreditar  la  congrua  que  previene 
la  Sinodal  ;  y  concluidas  las  referidas  diligencias, 
determinará  el  expediente  ,  y  le  pasará  orignal  al  Ca- 
bildo, para  que  reconociéndole  ,  y  nc^  hallando  inco- 
veniente  ,  libre  las  dimisorias  en  la  torma  de  estilo, 
con  arreglo  al  capítulo  10,  Sesión  7.  de  Reforma* 
tione  ;  pero  si  el  Vicario  declarase  no  deber  ser  admi- 
tido el  pretendiente  ,  no  podrá  mandar  lo  contrario 
el  Cabildo  ,  y  mezclarse  de  modo  alguno  en  el  asun- 
to ,  quedando  dicho  Vicario  general  sujetó  al  juicio 
de  residencia ,  como  previene  el  Tridentino ,  y  ha  de- 
clarado la  Sagrada  Congregación  en  varias  ocasiones: 
bien  entendido ,  que  no  se  podrá  con  ningún  pretex- 
to dar  dimisorias  para  ordenes ,  ni  admitir  instan- 


al  Prontuario  de  Agnirre.  DI  197 
cías  algunas  sobre  la  materia  en  tiempo  de  Sede  va- 
cante a  tít^o  de  patrimonio.  Asimismo  he  resuelto, 
que  el  Cabildo  no  dispense  irregularidades  ,  sino  en 
caso  de  una  urgencia  calificada  de  Ministros ,  y  qué 
las  que  provengan  de  delito  ó  falta  de  naturales  ,  se 
dispense  en  los  términos  que  hasta  ahora  sin  la  me- 
nor alteración :  que  tampoco  se  dispensen  en  Sede 
Vacante  los  intersticios  para  los  ordenes  sagrados,  y 
se  c^serve  puntualmente  ,  que  el  Subdiácono  no-  rej 
ciba  el  diaconado  sin  pasar  un  año  ,  y  que  el  Diáco- 
no no  ascienda  al  presbiterado  sin  que  medie  otro, 
excepto  en  los  Curatos  tí  otros  Beneficios  que  re- 
quieren indispensablemente  el  Sacerdocio ,  pues  en- 
tonces deberán  ser  admitidos  al  orden  sagrado,  has- 
ta el  Presbiterado ,  según  dispone  el  Tridentino :  ob- 
servándose en  la  dispensa  de  intersticios  para  los  or- 
denes menores  el  capítulo  11,  Sesión  23.  de  Refor- 
matione  :  y  últimamente,  que  para  exercer  el  Cabil- 
do Sede  vacante  las  jurisdicciones  que  hasta  ahora 
han  estado  en  los  Monasterios  de  Religiosas ,  nombre 
un  solo  individuo ,  que  en  el  concepto  de  Juez  de- 
1  legado  suyo  lo  sea  en  dichos  Monasterio^,  guardan- 
do puntualmente  las  constituciones  y  reglas  de  cada 
uno ,  auto  de  visita  y  demás  providencias  generales 
y  particulares  establecidas  por  derecho ,  y  los  legí- 
timos superiores ,  con  absoluta  prohibición  de  hscer 
enagenadones  de  los  bienes ,  rentas  o  derechos  de  los 
Monasterios  ,  siy  que  primero  se  justifique  plena- 
mente haber  conocida  necesidad ,  d  evidente  utili- 
dad de  los  mismos ,  como  ordenan  los  sagrados  cá- 
nones,  quedando  sujeto  al  juicio  de  residencia  de 
sus  operaciones,  que  le  deberá  tomar  el  inmediato 
Prelado  que^  suceda  en  la  Dignidad  ,  Arzobispado 
dentro  denlos  quatro  meses  contados  desde  el  dia  en 
que  llegue  á  la^Capital ,  quedando  también  respon- 
sables á  los  cargos  que  se  les  hiciesen  todos  los  Pre- 
bendados que  le  nombrasen  ,  con  la  calidad  de  in 
solidum,  y  que  con  la  propia  responsabilidad  se  tome 


1 98     DI      Continuación  y  suplemento 
la  residencia  al  Vicario  capitular.  Real  determina- 
ción de  29  de  Noviembre  de & l79^- 

DISPENSAS/  gracias  de  Roma.  Se  publique  en 
los  Reynos  de  Indias  é  Islas  Filipinas  que  ninguna 
persona  de  cualquiera  clase  o  condición  que  sea ,  pue- 
da recurrir  a  Roma  en  solicitud  de  dispensaciones  y 
gracias  que  no  sean  de  penitenciaría  sin  haber  obte- 
nido permiso  del  Consejo  ,  y  dirigiendo  las  preces 
por  medio  de  los  agentes  de  S.  M.  en  Madrid  y  Ro/na, 
como  se  practica  con  las  de  España  ;  en  inteligencia 
de  que  no  se  dará  el  pase  á  las  que  se  soliciten  de  otro 

modo.  Real  resolución  de  27  de  Octubre  de x795* 

DOBLÓN  de  á  ocho.  Se  manda  que  el  Doblón 
de  á  ocho  del  cuño  nuevo  valga  16.  duros ,  y  que 
del  antiguo  tenga  los  quarenta  mrs.  de  aumento,  y  á 
esta  proporción  las  monedas  subalternas  de  su  clase, 
á  cuyo  respecto  deberá  correr  el  Doblón  de  á  quatro 
por  8.  duros  ,  por  4.  el  Doblón  de  oro  ,  y  por  2.  el 
Escudo,  que  era  el  mismo  valor  que  correspondía  al< 
oro  ,  si  hubiese  sido  recíproco  el  expresado  aumento 
de  la  plata ;  por  Pragmática  Sanción  de  17  de  Julio 
de fc ^fa- 


E 


I   T 

E. 
MIGRADOS.  No  permitiendo  las  actuales  cir- 
cunstancias que  por  ahora  vayan  á  \$  Isla  de  Mallorca 
mas  Emigrados  Franceses  ,  ha  resuelto  el  Rey  que 
á  todos  ios  que  se  hallen  todavía  en  la  Península, 
sean  de  la  clase  ,  estado  y  graduación  que  fueren  ,  sé 
les  dexe  permanecer  en  ella  ,  pero  precisamente  ale- 
jados 20.  leguas  por  lo  menos  de  las  f  fronteras  de 
Francia  y  de  nuestros  puertos  ,  y  fuera  de  la  Corte 
y  Sitios  reales ,  donde  no  podrán  presentarse ,  ni  de- 
berá tolerárseles  por  motivo  alguno. 

En  conseqüencia ,  es  la  voluntad  de  S.  M.  que  los 
Capitanes  y  Comandantes  Generales  señalen  á  los 


al  Prontuario  de  Aguirre.     EM     199 
Emigrados  militares  que  existen  aun  en  el  distrito 
de  su  mando  los  pueblos  en  que  hayan  de  fixar  su  re- 
sidencia á  *  distancia  prevenida  ,  y  pasen  á  los  In- 
tendentes aviso  de  los  que  les  asignen  ,  para  que  dis- 
pongan que  por  la  Tesorería  de  su  dependencia  se  les 
continúen  los  sueldos  que  disfruten  según  sus  clases, 
abonándoselos  desde  que  justifiquen  Haber  dexado  de 
percibirlos  ,  y  sucesivamente  mediante  certificación 
mensual  de  existencia  ,  que  deberán  franquearles  las 
Justicias  de  los  mismos  pueblos  de  su  destino  ,  y  no 
de  otro  modo  :  y  que  verificado  ,  remitan  después  á 
esta  via  reservada  los  propios  Generales  una  noti- 
cia que  los  comprehenda  á  todos  ,  y  exprese  la  resi- 
dencia que  hubieren  señalado  á  cada  uno. 

Finalmente ,  manda  S.  M.  se  prevenga  á  los  men- 
cionados Emigrados,  que  sin  expreso  permiso  de  los 
mismos  Capitanes  y  Comandantes  Generales  no  han 
de  poder  variar  de  destino  ó  residencia;  y  que  quan- 
do  estos  por  causas  que  sean  justas  se  lo  concedan, 
han  de  dar  aviso  á  los  referidos  Intendentes  y  á  esta 
via  reservada  para  su  gobierno  ,  y  los  efectos  que 
convenga.  Lo  que  comunico  á  V.  de  real  orden  para 
su  exacto  y  puntual  cumplimiento  en  la  parte  que 
le  toca.  =  Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  3x3  Aran  juez 
6.  de  Junio  de 1799, 

EMPLEADOS.  El  Excelentísimo  Señor  Don  Jo- 
sef  Antonio  Caballero  ha  comunicado  al  Excelentí- 
simo Señor  Don  Gregorio  de  la  Cuesta  ,  Goberna- 
dor del  Consejo  \y  al  Excelentísimo  Señor  Duque  de 
Hijar ,  Presidente  del  de  Ordenes)  con  fecha  26.  de 
Abril  próximo  la  real  orden  siguiente. 

cr  Deseando  S.  M.  extinguir  los  males  que  causa 
la  venida  á  la  Corte  de  las  mugeres  é  hijas  de  los  em- 
pleados de  Adas  clases  con  el  objeto  de  introducir  y 
promove?  pretcnsiones  ;  ha  resuelto  que  no  se  ad- 
mita solicitud  Slguna  de  palabra  ni  por  escrito  ,  que 
hagan  las  mugeres  é  hijas  de  los  empleados  por  el 
Ministerio  de  Gracia  y  Justicia  de  mi  cargo ,  ni  se 


1 


200  EM  Continuación  y  suplemento 
consulte  ni  provea  á  estos  ,  ínterin  no  conste  que 
aquellas  se  hayan  restituido  á  su  compañía  :  que  i 
fia  de  contener  del  modo  posible  las  importunas  o 
injustas  pretensiones  ,  sobre  lo  que  en  diversos  tiem- 
pos se  han  dado  repetidas  providencias ,  que  se  hallan 
en  los  cuerpos  legales  ,  y  en  varias  reales  ordenes, 
no  se  dé  curso  á  los  memoriales  que  no  vengan  por 
la  via  de  los  respectivos  Gefes ,  quienes  precisamente 
deben  remitirlos  con  tu  informe  de  lo  que  selles 
ofrezca ,  y  resulte  en  su  apoyo  d  desestimación  ,  ex- 
presando al  mismo  tiempo  si  se  hallan  ó  no  reuni- 
dos con  su  familia  ,  y  las  noticias  que  han  de  adqui- 
rir del  paradero  de  esta  en  caso  de  estar  ausente.  S.  M. 
hace  responsables  á  dichos  Gefes  del  contexto  de  los 
insinuados  informes ,  por  lo  mismo  que  merecerán 
su  soberana  atención  para  el  justo  premio  de  los  em- 
pleados que  se  distinguen  en  su  servicio  ,  ó  correc- 
ción de  los  que  no  le  desempeñen  con  el  zelo  ,  pu- 
reza y  amor  á  que  están  obligados  ;  pero  si  llegase  , 
el  caso  de  verificarse  que  por  algún  resentimiento  o 
fin  particular  falten  los  Gefes  á  su  deber  en  un  punto 
de  tanta  gravedad  y  transcendencia  ,  podrán  los  em-  ^ 
picados  dirigir  sus  quejas  al  Ministerio  ,  con  la  segu- 
ridad de  que  justificándolas  ,  se  les  hará  pronta  justi- 
cia. De  real  orden  lo  participo  á  V.  E.  para  su  noti- 
cia y  la  del  Consejo  y  Cámara  ,  y  á  fin  de  que  esta 
soberana  resolucion^se  circiíle  en  la  forma  ordinaria." 

Publicada  en  el  Consejo  la  antecedente  real  or- 
den ,  acordó  su  cumplimiento  ,  y  que  se  expida  la 
correspondiente  á  las  Chancilierías  y  Audiencias, 
Corregidores  y  Alcaldes  mayores  del  Rey  no  para  su 
observancia  en  la  parte  que  les  toque  ,  comunican-^ 
dola  al  mismo  fin  á  las  Justicias  de  su  territorio. 

En  su  conseqüencia  lo  participo  á  V .  de  orden 
del  Consejo  para  su  inteligencia  y  cumplimiento  ,  y 
del  recibo  me  dará  aviso  para  ponerlo  en  su  noticia.^ 
Dios  guarde  á  V»  muchos  años. —Madrid  6.  de  Mayo 
de ,.... . , . . 1799' 


al  Prontuario  de  Aguirre.     EM     201 
EMPLEOS  que  vaquen.  Para  el  establecimiento 
de  la  mas  rígida  economía  que  es  indispensable  guar- 
dar en  todSs  los  ramos  de  la  real  Hacienda ,  así  como 
ha  de  verificarse  en  los  demás  del  Estado  ,  se   ha 
servido  S.  M.  resolver  que  se  suspenda  la  provisión 
de  los  empleos  que  vaquen  ,.  y  no  sean  ^bsoluta-^ 
mente  precisos ,  ni  puedan  desempeñarlos  los  otros 
empleados,  aumentando  su  aplicación  y  desvelo  como 
deben  para  auxiliar  las  actuales  urgencias  de  la  Co- 
ronS.  Que  en  su  conseqüencia  las  Administraciones 
así  generales  como  particulares  de  distintos, ramos 
que  vacaren  en  una  misma  Ciudad  ,  Villa  ó  Lugar, 
se  reúnan  á  la  principal  ,  quedando  extinguidos  sus 
sueldos  ,  y  debiéndose  servir  con  el  de  la  mayor  por 
un  solo  Administrador.  Que  lo  mismo  se  observe  en 
quanto  á  las  Tesorerías  de  las  propias  Administra-* 
ciones  así  como  vacaren  ;  y  para  el  cliso  de  nueva 
provisión  ,  se  arreglarán  las  fianzas  al  total  ingreso 
de  caudales.  Que  no  se  admita  instancia  ,  ni  se  pro- 
longa jubilación  alguna  ,  queriendo  S,  M.  que  los 
empleados  que  le  sirven  bien  ,  logren  el  alivio  de 
morir  en  sus  destinos  con  todo  el  sueldQ  ,  desempe- 
ñando los  demás  sus  cargos  durante  las  indisposicio- 
nes que  acaso  padezcan,  y  que  á  los  desaplicados 
y  delinquientes  se  les  separe  de  sus  empleos  sin  re- 
compensa  alguna,  tratándolos  con  todo  el  rigor  de  las 
leyes  ,  ya  que  se  hallan  ligados  cdii  doble  vínculo  á 
proceder  con  rectitud  y  honor  en  fuerza  de  la  obli- 
gación que  contrajeron  quando  solicitaron  y  obtu- 
vieron sus  respectivos  destinos  instituidos  en  servi- 
cio de  S.  M. ,  á  cuyo  soberano  arbitrio  está  reserva- 
do el  aumento  o  disminución  de  los  trabajos  según 
los  exijan  las  circunstancias.  Que  para  los  empleos 
de  precisa prlvision, que  debe  hacerse  constar  plena- 
mente por»los  Administradores  en  las  Juntas  Provin-i 
cjales ,  y  acompañar  testimonio  d  certificación  lite- 
ral del  acuerdo  con  las  propuestas,  no  pueda  incluirse 
en  estas  á  indivi4uo  alguno  que  no  sea  de  los  mu-» 
Jomo  IV,  Cg 


202     EM     Continuación  y  suplemento 
chos  beneméritos  jubilados  sin  grave  necesidad  ,  d 
que  se  hayan  mejorado  de  sus  accidentes ,  y  de  los 
que  disfrutan  pensión  de  la  real  Hacienda  d  de  otro 
ramo  por  sus  servicios  ó  por  los  de  sus  padres  y  pa- 
rientes ;  reuniendo  á  este  efecto  en  relación  exacta 
y  circunstanciada  ,  dentro  el  preciso  término  de  un 
mes  ,  todos  los  individuos  de  dichas  clases  distingui- 
dos al  margen  por  sus  números  ,  y  con  la  debida  ex- 
presión de  los  que  se  hallen  absolutamente  imposibi- 
litados, destino  para  que  sean  á  proposito  cada  Vino 
de  los  demás ,  Pueblos  del  actual  domicilio  de  todos, 
y  Tesorería  que  les  satisface  su  respectiva  asigna- 
ción. Que  cumplida  la  colocación  de  los  jubilados 
hábiles  y  de  los  pensionados  en  las  resultas  de  las 
vacantes  que  por  necesidad  urgente  hayan  de  pro- 
veerse ,  debiendo  siempre  consultar  para  los  desti- 
nos mayores  á  los  empleados  mas  beneméritos  ^aun- 
que no  los  soliciten  por  ignorar  las  vacantes  ,  d  des- 
confiar de  su  logro,  se  admitirán  por  las  Juntas  Pro- 
vinciales las  instancias  de  los  vasallos  que  por  sus' 
servicios  personales  o  los  de  sus  padres  en  el  Exér- 
cito  ,  en  la  Armada  o  en  los  demás  ramos  del  Es- 
tado ,  sean  acreedores  á  las  enunciadas  resultas;  y 
hecha  la  debida  graduación  del  mérito  ,  conducta  y 
aptitud  de  los  pretendientes,  consultarán  los  tres  mas 
dignos  ,  acompañando  lista  de  los  demás  con  extrac- 
to de  sus  verdaderas  méritos  ,  y  juicio  que  haya  for- 
mado la  Junta  sobre  cada  uno  de  ellos.  Que  remiti- 
das unas  y  otras  consultas  á  la  Dirección  tí  Adminis- 
tración general  á  que  correspondan  ,  procederán  es- 
tas á  arreglar  y  dirigir  la  suya  con  presencia  de  los 
referidos  antecedentes ,  y  de  las  demás  que  consten 
en  sus  oficinas ,  acompañando  también  la  propuesta 
de  las  Juntas  Provinciales  ,  y  la  lista  di  los  preten- 
dientes, para  que  con  este  pleno  conocimiento  pueda 
recaer  la  resolución  que  S  JVL  esti me < mas  justa;  tribu- 
tando á  sus  amados  vasallos  el  ¿v  Ice  consuelo  de  que  sin 
la  molestia  y  sin  los  gastos  de  un  dilatado  viage  con 


al  Prontuario  de  Aguirre.  EM  203 
abandono  de  sus  pobres  é  inocentes  familias ,  y  aun 
sin  la  mi|nor  necesidad  de  costear  agencias  en  la 
Corte',  lograrán  la  satisfacción  de  ver  atendidas  con 
prontitud  sus  fundadas  solicitudes.  De  real  prden  lo 
comunico  á  V.  SS.  y  á  los  Intendentes  y  Subdelega- 
dos del  Reyno,  para  que  dispongan  su  puntual  cum- 
plimiento en  la  parte  que  respectivamente  les  cor- 
responde. r9  Dios  guarde  á  V.  SS.  muchos  años.  Aran- 

ju^z  y  Abril  de  .  ♦ I799* 

EMPLEOS.  Sin  embargo  de  lo  prevenido  por 
real  orden  de  26.  de  Noviembre  último  ,  se  ha  ser- 
vido mandar  el  Rey  que  desde  luego  y  sin  dilación 
alguna  se  consulten  todos  los  empleos  que  se  hallan 
vacantes  en  los  Cuerpos  de  Infantería  del  Exército, 
y  que  para  la  formación  de  las  propuestas  ahora  y 
en  lo  succesivo  se  tenga  presente  la  real  resolución 
de  10.  de  Diciembre  de  1792.  que  trata  del  asunto, 
pues  se  ha  notado  que  no  se  observa  generalmente. 
Lo  aviso  á  V.  de  orden  de  S.  M.  para  su  gobierno 
y  cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca.  =  Dios  guar- 
de á  V,  muchos  años.  =  Madrid  16.  de  Julio  de  . .  .  1799. 
EN  AGEN  ACIÓN  de  bienes  raices. 
Instrucción  que  deben  observar  los  Intendentes  y 
Justicias  del  Reyno  para  el  modo  de  executar  las  ena- 
genaciones  de  los  bienes  raices  pertenecientes  ¿.Hos- 
pitales ,  Hospicios  ,  Casas  de  Misericordia  ,  de  Reclu- 
sión y  de  Expósitos  ,  Cofradías  ,  Memorias  ,  Obras 
jpias  y  Patronados  de  Legos  >  mandadas  hacer  por  la 
real  Cédula  de  25.  de  Septiembre  de  1798.. 

Capítulo  1$  Primeramente  será  obligación  de 
las  Justicias  tomar  una  razón  puntual  de  los  bienes 
raices  que  existan  en  su  respectiva  jurisdicción  ,  per- 
tenecientes á  los  Hospitales ,  Hospicios  y  demás  fun- 
daciones que  comprehende  dicha  real  Cédula ,  y  que 
se  mandan  enagenar  por  ella  ;  y  para  facilitar  esta 
noticia  i  deberán  los  Escribanos  de  cada  Pueblo  pre- 
sentar á  las  mismas  Justicias  una  nota  circunstancia- 
da de  las  fincas  que  conste  en  sus  respectivos  Oíi- 

Ce  2 


204     EN     Continuación  y  suplemento 
cios  ser  correspondientes  á  alguna  de  las  fundacio- 
nes expresadas.  t 

II.  Como  puede  suceder  que  en  las  Escribanías 
de  los  Pueblos  ,  en  cuyo  distrito  se  hallen  sitos  los 
bienes  que  han  de  venderse  ,  no  se  encuentren  las 
fundaciones  o  noticias  de  ellos  ,  y  que  haya  Admi- 
nistrador ,  Mayordomo  ó  Arrendatario  de  las  fincas, 
se  tomarán  de  estos  las  noticias  mas  específicas  que 
puedan  dar  acerca  de  la  fundación  á  que  tocan  ¿.sus 
cargas  y  obligaciones, personas  ó  Comunidad  á  quien 
incumba  cuidar  de  su  cumplimiento  ,  y  de  la  inver- 
sión de  sus  productos,  dentro  del  término  preciso  de 
llueve  dias. 

III.  En  el  caso  de  que  por  los  medios  preveni- 
dos en  los  capítulos  antecedentes  no  tuviesen  las  Jus- 
ticias todas  las  noticias  convenientes,  podran  adqui- 
rirlas también  por  los  Curas  Párrocos,  Mayordomos 
de  fábrica ,  quienes  con  arreglo  á  lo  resultante  del 
libro  ó  tabla  de  Memorias  manifestarán  las  fincas  y 
bienes  de  !a  dotación  de  cada  una. 

IV.  De  todas  estas  noticias  se  formará  un  estado 
que  las  comprehenda  para  gobierno  de  las  mismas 
Justicias  ,  las  quales  remitirán  una  copia  á  la  letra 
de  él  al  Intendente  de  la  Provincia. 

V.  Distinguidas  por  este  orden  las  fincas  que  de- 
ben ertagenarse ,  dispondrán  las  Justicias  que  el  Ma- 
yordomo ,  Administrador  o  Rector  ,  o  la  persona 
con  qualquier  nombre  que  tenga  ,  áV,cuyo  cargo  esté 
el  gobierno  ,  cuidado  d  administración  de  los  Hos- 
pitales, Hospicios,  Casas  de  Misericordia  ,  de  Reclu- 
sión y  de  Expósitos  ,  Cofradías  ,  Memorias  ,  Obras 
pias  y  Patronatos  de  Legos ,  nombren  un  perito  ,  él 
qual  junto  con  otro  que  ha  de  nombrar  e\  comisiona- 
do de  la  real  Caxa  de  Amortización  donde  lo  hu- 
biere ,  ó  en  su  defecto  el  Procurador^Síndico  gene- 
ral ,  procedan  á  tasar  las  fincas  pertenecientes  á  cada 
establecimiento  o  interesado  ,  explicando  el  valor 
que  les  corresponde  en  venta  y  renta. 


i- 


al  Prontuario  de  ¿igalrre.  EN  205 
•  VI.  Sí  no  estubiesen  conformes  estos  peritos, 
nombrará#la  Justicia  tercero  en  discordia,  exten- 
diéndose Jas  declaraciones  de  unos  y  otros  judicial- 
mente ,  y  baxo  de  juramento  ,  que  habrán  de  prestar 
de  hacerlas  fiel  y  legalmente. 

VIL  Hecha  la  tasación ,  se  pondrán  carteles 
anunciando  su  venta  ,  no  solo  en  el  Pueblo  donde  es- 
ten  sitos ,  sino  también  en  los  de  la  circunferencia, 
especialmente  donde  se  presuma  podrá  haber  perso- 
nas pudientes ,  y  en  las  Capitales  del  Corregimiento 
del  Partido  y  de  la  Intendencia  respectiva ,  con  el 
término  de  treinta  dias ,  y  la  prevención  de  que 
cumplidos ,  al  tercer  dia  siguiente ,  habiendo  pos- 
tores ,  se  procederá  al  remate  ,  con  asistencia  y  cita- 
ción de-  los  interesados ,  celebrándose  en  las  Casas 
Consistoriales ,  según  la  forma  de  derecho ;  y  en 
caso  de  no  haber  postores ,  se  continuará  la  subhasta 
por  otros  quince  dias  mas ,  anunciándola  de  nuevo. 
>  VIIL  No  se  admitirán  posturas  que  no  cubran 
las  dos  terceras  partes  á  lo  menos  del  valor  en  que 
estén  tasadas  las  fincas, 

IX.  El  pago  de  la  cantidad  en  que  se  rematen, 
podrá  hacerse  en  dinero  efectivo  ,  ó  en  Vales 
reales. 

X.  Para  mayor  satisfacción  de  los  compradores, 
y  ocurrir  á  qualquiér  fraude  .t se  dará  cuenta  ,  con 
remisión  de  los  expedientes  de  subhasta,  al  Inten- 
dente de  la  Provincia  dentro  de  tercero  día  preciso 
siguiente  al  rematé ,  por  quien  se  deberán  aprobar 
encel  de  quince  dias,  hallándolos  arreglados;  y  si 
tuviesen  algún  defecto  notable  ,  los  devolverá ,  para 
que  se  subsane  conforme  á  la  ley  ,  dando  la  forma 
en  que  haj^  de  practicarse  á  las  Justicias,  para  evitar 
nulidad  y  equivocaciones. 

XI.  Luegq  que  se  devuelvan  dichos  expedientes 
'de  subhasta  á  las  Justicias,  publicarán  la  aprobación 

del  remate,  y  haciendo  el  pago  de  su  importe  la 
persona  en  cuyo  favor  se  hubiese  celebrado ,  se  la 


\ 


2o6     EN     Continuación  y  suplemento 
pondrá  inmediatamente  en  posesión  de  la  finca  re- 
matada, f 

XII.  Estos  contratos  así  celebrados  serán  inviola- 
bles ,  y  contra  ellos  no  se  admitirán  demandas  de  le- 
sión ni  otras  dirigidas  á  invalidarlos ,  pues  antes  de 
que  se  perfeccionen ,  pueden  los  interesados  hacer 
los  recursos  que  les  parezcan  oportunos ,  que  si  fue- 
ren fundados ,  retardarán  hasta  que  se  decidan  la  ce* 
lebracion  del  remate ,  oyéndolos  brevemente.      ft 

XIII.  No  tendrá  lugar  en  estas  ventas  recurso  al- 
guno de  preferencia,  tanteo, ni  retracto  ,  ni  se  admi- 
tirán pujas  ni  mejoras  después  de  hecho  el  remate  ,  á 
no  ser  que  llegue  d  exceda  de  la  quarta  parte  del  valor 
en  que  se  hayan  rematado  ;  en  cuyo  caso  ,  y  siempre 
que  esta  mejora  del  quarto  se  haga  dentro  de  los  no- 
venta dias  siguientes  á  la  aprobación  del  remate ,  se 
admitirá  y  publicará  de  nuevo  por  nueve  dias ,  para 
hacerse  en  el  mejor  postor ;  y  hecho  este  segundo  re- 
mate ,  no  se  admitirá  proposición  alguna,  por  mas< 
ventajosa  que  sea. 

XIV.  La  entrega  del  precio  se  ha  de  hacer  desde 
luego  por  el  comprador  al  comisionado  de  Ja  real 
Caxa  de  Amortización  mas  inmediato  al  Pueblo 
donde  se  rematen  los  bienes ,  si  en  él  no  lo  hubiere, 
de  quien  se  recogerá  recibo  interino  que  lo  acredite, 
con  expresión  de  lc>  que  sea  en  contante ,  y  lo  que 
sea  en  Vales ;  y  haciéndose  en  esta  Corte  el  remate, 
sé  pondrá  su  importe  en  la  reaLC^a  de  Amortiza^ 
cion  ,  baxo  la  correspondiente  carta  de  pago. 

XV.  Los  recibos  interinos  que  den  dichos  comi- 
sionados los  dirigirá  la  Justicia ,  poniendo  de  ellos 
antes  copia  en  los  autos  de  subhasta ,  al  Director  de 
la  real  Caxa  de  Amortización ,  por  quif  {i  se  les  en- 
viará con  la  posible  brevedad  la  carta  de  pago  corres- 
pondiente ,  para  que  en  su  virtud  se  pase  á  extender 
la  escritura  de  venta  á  favor  del  comprador  ,  con  sil 
inserción  ,  en  el  concepto  de  que  no  se  esperará  á  su 
otorgamiento  para  ponerles  en  posesión  de  la  finca 


al  Prontuario  de  Aguirre.     EN     207 
que  compren  ;  pues  esto  ha  de  hacerse  luego  que  se 
verifique  la  entrega  del  precio  de  la  finca ,  como  va 
prevenido^n  el  cap.  11. 

XVI.  Si  hecho  el  remate  se  presentase  alguno 
que  quiera  pagar  la  mitad  d  toda  la  cantidad  de  su 
importe  en  dinero  efectivo  ,  y  no  en  Vales ,  hacién- 
dolo en  el  preciso  y  perentorio  término  de  segundo 
dia ,  contado  desde  que  se  publique  la  aprobación 
del  remate  ,  se  le  preferirá  ,  y  tendrá  por  hecho  á  su 
fav^)r ,  siempre  que  la  persona  en  quien  se  remato  no 
haga  el  pago  en  las  mismas  especies. 

XVII.  Cuidarán  las  Justicias  de  que  se  subhasten 
y  rematen  cada  finca  de  por  sí ,  para  facilitar  mayor 
número  de  compradores ,  y  aumentar  en  el  Reyno 
el  de  propietarios ,  subdividiendo  las  mayores ,  si 
fuere  dable  ,  y  no  causase  perjuicio  á  los  dueños, 
para  proporcionar  aquellos  objetos. 

XVIII.  En  estas  primeras  ventas  no  se  exigirán 
alcabalas  y  cientos ,  ni  se  adeudarán  laudemios  ni 
veintenas  ,  ni  caerá  en  comiso  ,  por  no  preceder  pe- 
dir ,  ni  obtenerse  licencia  del  dueño  del  directo  do- 
minio ,  respecto  á  que  estando  fuera  del  comercio 
por  el  destino  que  tenían  ,  no  podian  esperar  la  uti- 
lidad de  estos  derechos ,  y  se  les  habilita  para  que 
gocen  de  ellos  en  Jas  siguientes  enagenaciones. 

XIX.  Quando  hubiere  fincas  de  corto  valor  ,  que 
no  pase  cada  una  de  dos  mil  meales  pertenecientes  á 
una  sola  fundación  o  á  varias,  se  podrán  publicar  á  un 
mismo  tiempo ^n  los  carteles  que  se  fixen  ,  convo- 
cando postores,  bien  que  esto  no  quita  el  que  en 
cada  una  haya  de  haber  su  respectiva  tasación  y  re- 
mate ,  para  no  perjudicar  á  los  interesados. 

XX.  Lo  prevenido  á  las  Justicias  en  los  capítulos 
precedentcl  se  entiende  y  ha  de  tener  su  pleno  efecto 
en  los   bienes  profanos  que   pertenezcan  á   dichos 

p  Hospitales ,  Hospicios  ,  Casas  de  Misericordia ,  Co- 
fradías y  Memorias ,  Obras  pías  y  Patronatos  de  Le- 
gos ,  y  que  estén  sujetos  á  la  jurisdicion  real ,  pero 


*o8  EN  Continuación  y  suplemento 
en  aquellos  en  que  conozca  actualmente  la  jurisdicioa 
eclesiástica  ,  porque  sean  de  mixto  fuero  J  o  esté  en 
duda  s¡  toca  á  uno  ú  á  otro  Juez ,  precederán  do 
acuerdo  con  el  Reverendo  Obispo  o  su  Vicario  ,  ó 
con  el  comisionado  que  nombren  á  este  fin  >  para  que 
los  representen  en  los  Pueblos ;  y  los  dos ,  como 
Con-Jueces  ,  harán  el  nombramiento  de  tercero  pe- 
rito, autorizarán  los.  remates  y  lo  demás  que  en- 
Sarga  esta  Instrucción. 

t  XXI.  En  las  fincas  que  pertenezcan  á  Capellanías 
colativas  ,  y  que  por  qualquier  título  estén  espiritual 
Jizadas ,  no  se  introducirán  las  Justicias  ni  los  Inten- 
dentes á  tomar  conocimiento  alguno  ,  pues  todo  ha 
de  quedar  y  ser  propio  de  los  Reverendos  Prelados, 
sus  Vicarios  y  Subalternos  ,  inclusa  la  aprobación  de 
los  remates  ,  con  tal  que  después  de  celebrados  estos* 
el  otorgamiento  de  la  escritura  de  venta  se  haga  ante 
el  Escribano  de  Número  del  Pueblo ,  como  mandan 
las  leyes, 

XXII.  Las  subhastas  se  executarán  por  dichas 
Juntas  ante  los  Escribanos  del  Numero  de  los  Pue- 
blos en  cuyos  Oficios  estén  radicadas  las  fuadacio- 
nes ,  y  por  ellos  se  otorgarán  las  escrituras  de  venta, 
para  que  de  este  modo  ,  y  haciéndose  por  diferentes, 
manos ,  se  facilite  la  operación  ,  y  no  se  prive  á  los 
dueños  de  los  Oficios  de  los  justos  intereses  que  en 
ello  adeuden  ;  y  don¿e  no  estubiesen  radicados,  qi*e- 
da  á  elección  del  Juez  nombrar  el  Escribano  de  Nú- 
mero mas  apropdsito  para  la  actuación  de  estos  ex- 
pedientes, 

XXIII.  Por  las  diligencias  de  tasaciones  y  sub- 
hastas no  llevarán  derechos  algunos  las  Justicias  ,  ni 
los  Escribanos ,  por  deberse  considerar  de  oficio; 
pero  sí  cobrarán  estos  del  comprador  la  tratad  de  los 
justos  derechos  por  arancel ,  que  se  adeuden  por  la 
diligencias  del  remate  ,  y  los  que  correspondan  á  la 
copia  original  de  la  escritura  de  venta  que  se  le  dé, 
y  íe  ha  de  servir  de  título  de  pertenencia,*  y  erj 


ai  Prontuario  de  Aguirre.  EN  209 
quanro  á  las  Justicias  se  reseíva  á  la  Junta  suprema  el 
determinarjos  casos  y  lugares  en  que  se  les  haya  de 
dar  alguna  gratificación  ó  premiar  su  mérito  ,  á  pro- 
porción del  trabajo,  exactitud  y  eficacia  con  que  rea- 
licen estas  ventas. 

•  XXIV.  Á  los  peritos  que  hagan  las  tasaciones,  se 
les  satisfará  inmediatamente. sus  dietas  ó  jornales  por 
el  comisionado  de  la  Caxa  de  Amortización,  y  de 
cuerda  de  esta. 

XXV*  Para  que  los  Hospitales ,  Hospicios  ,  Ca- 
sas de  Misericordia-,  de  Reclusioá  y  de  Expósitos,. 
Cofradías,  Memorias,  Obras  pías  y  Patronatos  de 
Legos  á  quienes  pertenezcan  las  fincas  rematadas  ten- 
gan un  título  de  propiedad  del  capital  en  que  se  ven- 
dan ,  se  otorgarán  las  escrituras  correspondientes  de 
imposición  dé  él  contra  los  fondos  de  la  real  Caxa  de 
Amortización  por  su  Director  ,  con  el  interés  anual 
de  tres  por  ciento  ,  hipotecando  especialmente  para* 
la  seguridad  del  principal  é  intereses  los  arbitrios 
destinados  ya  á  ella ,  y  los  que  sucesivamente  se  des- 
%  tinaren  al  pago  de  las  deudas  de  la  Corona ,  con  la 
general  de  todas  las  rentas  de  ella  ;  cuya  escritura  se 
deberá  entregar  á  las  personas  que  representen  los 
derechos  de  la  casa  ó  fundación  á  que  corresponda  la 
finca  vendida  en  los  treinta  días  siguientes  á  la  en- 
trega del  precio  del  remate  ,  para  ^ue  se  coloque  en 
su  respectivo  archivo,  á  cuyo  fin  estarán. impresas, 
con  los  huecos  oportunos  en  blanco  ,  dándose  las  co- 
pias primeras  en  papel  de  oficio  ,  y  sin  costo  alguno 
de  los  interesados. 

XXVI.  De  las  escrituras  de  venta  de  dichas  fin- 
cas se  tomará  la  razón  en  la  Contaduría  de  Hipotecas 
del  Partido , adentro  del  término  de  nueve  días, 
como  previene  la  Pragmática  del  año  de  1768  ,  y  de 
las  de  imposición  en  las  dos  Contadurías  de  Valores 
y  distribución  de  la  real  Hacienda  ,  y  en  la  de  la  real 
Caxa  de  Amortización  ,  sin  que  de  unas  y  otras  lle- 
ven derechos  algunos. 
Tomo  IV.  Dd 


no  EN  Continuación  y  suplemento 
XXVIL  Los  réditos  del  tres  por  ciento  empeza- 
rán á  correr  desde  el  dia  en  que  se  ponga  cp  posesión 
de  la  finca  rematada  al  comprador ,  respecto  á  que 
desde  este  queda  privado  el  vendedor  de  percibir  sus 
frutos  ,  haciéndose  la  prorata  de  ellos  entre  el  vende- 
dor y  comprador ,  según  la  calidad  de  los  mismos 
frutos  y  la  práctica  del  País  ;  y  se  pagarán  por  años  d 
por  medios  años  ,  según  se  capitule  y  mas  acomode  á 
dichas  casas  y  establecimientos  píos  en  el  lugar  d^nde 
estubieren  situados  en  moneda  efectiva ,  y  sin  gasto 
alguno  de  conducción  ,  ni  por  ningún  otro  respeto, 
de  cuenta  y  cargo  de  la  real  Caxa  de  Amortización, 
á  quien  ,  ó  sus  comisionados  darán  el  recibo  corres- 
pondiente ,  para  que  de  esta  forma  puedan  cumplir 
las  cargas  espirituales  y  temporales  á  que  destinaron 
los  bienes  los  fundadores  o  bienhechores. 

XXVIII.  Quando  llegue  el  caso  de  redimirse  es- 
tos capitales ,  habrá  de  ponerse  del  mismo  modo,  sin 
gasto  ni  descuento  alguno ,  en  dicho  Lugar  ó  Puei 
blo  del  establecimiento  ,  avisando  á  sus  representan- 
tes dos  meses  antes  de  la  entrega ,  para  que  puedan 
proporcionar  nuevo  empleo  ,  el  qual  se  deberá  hacer 
con  conocimiento  de  los  Jueces  que  hayan  interve- 
nido en  las  primitivas  enagenaciones. 

XXIX.  Si  se  moviese  pleito  sobre  la  pertenencia 
de  las  fincas  enagei^das  o  subsistencia  de  la  fundación 
á  que  pertenecian ,  o  que  de  qualquier  modo  com- 
bata la  legitimidad  del  dominio  o  posesión  que  de 
ellas  tenían  las  mismas  casas  ó  establecimientos  ,  o  se 
les  persiga  por  qualquier  derecho  de  hipoteca  ,  afec- 
ción ó  gravamen  á  que  estubiesen  ligadas ,  no  tendrá 
obligación  el  comprador  y  sus  sucesores  de  contex- 
tarlo ,  ni  se  les  podrá  inquietar  con  fjstos  motivos, 
por  deberse  entender  con  los  representantes  de  la 
misma  fundación  ,  y  recaer  las  actuaciones ,  senten- 
cias y  sus  resultas  sobre  el  importe  de  la  imposición, 
cuyo  capital  queda  subrogado  en  lugar  de  la  finca  ,  y 
hade  ser  responsable  á  los  gravámenes  que  esta  tenia 


al  Prontuario  de  Agwrre.  EN  ir  r 
antes  de  enagenarse ;  con  la  advertencia  de  que  solo 
en  el  casoide  declararse  judicialmente  nula  la  funda- 
ción ,  entre  cuyas  fincas  estaba  la  vendida ,  d  que  no 
le  pertenece  el  dominio  de  ella  ,  podrá  el  propieta- 
rio entrar  al  goce  de  la  finca ,  si  no  le  acomodare  la 
escritura  de  imposición  subrogada  en  su  lugar ,  y  al 
poseedor  se  le  devolverá  el  precio  que  pago  por  ella, 
gobernándose  por  estos  juicios  de  reivindicación, 
evifccion  y  saneamiento  por  las  reglas  del  derecho 
común :  si  al  presente  hubiese  pleitos  contextados 
sobre  el  dominio  de  dichas  fincas ,  se  suspenderá  la 
venta  hasta  la  sentencia  executoriada ,  avisando  á  la 
Junta  suprema  de  las  que  sean ,  y  el  estado  del 
pleito. 

XXX.    Al  tiempo  de  extenderse  las  escrituras  de 
venta ,  será  obligación  de  sus  dueños  presentar  los 
títulos  de  pertenencia  en  el  Oficio  del  Escribano  del 
Número  ,  que  ha  de  otorgarla  ,  para  que  después  se 
•  entreguen  al  comprador;  y  antes  de  este  caso  no  se 
molestará  á  sus  dueños  sobre  ello ,  pues  cumplen  con 
dar  las  relaciones  de  fincas  ,  según  queda  prevenido. 
-    XXXI.     Si  en  las  subhastas  se  hiciesen  proposi- 
ciones ventajosas  con  la  calidad  de  pagar  el  importe 
del  remate  á  plazos ,  siempre  que  estos  no  pasen  de 
dos  años  ,  y  las  personas  que  los  pongan  sean  abona- 
das en  el  concepto  de  la  Justicia  p  y  del  comisionado 
de  la  real  Caxa  ,  y  den  finca  á  satisfacción  de  este  ,  lo 
consultarán  al  Intendente ,  por  quien  se  aprobarán 
estas  propuestas,  con  tal  que  de  pronto  se  entregue  alo 
menos  la  quarta  parte  de  su  valor ,  y  por  la  demora 
el  tres  por  ciento  respectivo  al  tiempo  y  cantidad 
que  dexe  de  pagarse  ,  que  correrá  hasta, que  se  verifi- 
que su  entnga  ,  puesto  que  desde  luego  entra  á  go- 
zar por  entero  los  frutos  de  la  finca  vendida. 
t  XXXII.     La?>  mismas  Justicias  procederán  en  la 
venta  de  dichos  bienes,  con  cierto  orden  progresivo, 
empezando   por  los  correspondientes   á   Cofradías, 
Memorias ,  Obras  pías  y  Patronatos  de  Legos ,  para 

DÚ2 


2i2  EN  Continuación  y  suplemento 
que  no  se  confundan  y  embaracen  en  las  tasaciones, 
subhastas  y  remates,  se  asegure  el  método  y  clari- 
dad ,  y  no  se  perjudique  á  ninguna  fundación  ni  in- 
teresado ;  y  después  por  los  pertenecientes  á  Hospi- 
tales ,  Hospicios,  Casas  de  Misericordia ,  de  Reclu- 
sión y  de  Expósitos,  á  menos' que  no.  se  presenten 
desde  luego  postores  á  determinada  firica  de  qual- 
quiera  de  estos  establecí  miemos  ^  en  cuyo  caso  se 
procederá  inmediatamente  á  su  admisión  y  subhr-sta, 
baxo  de  las  reglas  que  van  prescriptas. 

XXXIil.  En  la  Ciudad  d  Pueblo  donde  hubiese 
Hospital  ó  Casa  de  Misericordia^  con  qualquier  nom- 
bre que  sea ,  en  que  no  se  exerza  la  hospitalidad  ni 
el  instituto  de  su  fundación ,  empleándose  inútil- 
mente sus  rentas  en  Mayordomos  ,  Administradores 
o  Dependientes ,  se  venderán  en  la  forma  referida  las 
fincas  que  tengan  desde  luego  ,  y  sin  la  menor  retar^ 
dación  ;  y  las  Justicias  darán  cuenta  por  medio  del 
Intendente  á  la  Junta  suprema  ,  para  que  disponga  lo< 
conveniente  al  mejor  cumplimiento  del  espíritu  de 
las  fundaciones  con  beneficio  del  público. 

XXXIV.  No  se  confundirán  los  bienes  destina- 
dos para  la  curación  de  los  enfermos  con  los  que  sir- 
van de-  dotes  á  otra  especie  de  Memorias  ú  Obras 
pías  ,  aunque  su  administración  é  inversión  de  ren- 
tas corra  al  cuidadoode  los  mismos  Administradores  d 
Rectores  de  losxitados  Hospitales,  Hospicios  d  Ca- 
sas de  Misericordia ,  pues  estos  beberán  venderse 
también  como  expresan  los  artículos  anteriores. 

XXXV.  Se  declara  ,  para  evitar  competencias  y 
dudas  de  jurisdicción ,  que  los  Intendentes  en  sus  res- 
pectivas Provincias  son  los  Comisionados  regios 
para  entender  en  laexecucion  de  dicha  ir*al  Cédula,  y 
sus  incidencias ,  y  las  Justicias  ordinarias^-en  sus  res- 
pectiva jurisdicción  y  distrito  los  subalternos  natos 
que  entiendan  en  la  venta  y  demás  que  les  va  encar- 
gado en  esta  Instrucción  ;  con  la  advertencia  de  que 
en  las  capitales  donde  residen  los  Intendentes ,  aun- 


al  Prontuario,  de  Aguirre.  EN  213 
que  estos  sean  Corregidores  al  mismo  tiempo  habrán 
de  hacer  ¿as  ventas  y  diligencias  los  Alcaldes  mayo- 
res ,  para  que  libres  los  Intendentes  de  ocuparse  en 
estos  trabajos ,  puedan  velar  con  la  mayor  diligencia 
sobre  la  conducta  de  todas  las  Justicias  de  su  Provin- 
cia en  el  cumplimiento  y  execucion  de  dicha  real 
Cédula  y  aprobación  dejos  remates,  resolución  de 
las  dudas  que  les  consulten  ,  cuidado  de  la  entrega  de 
cuídales  y  demás  concerniente  á  esta  importante  co- 
misión. 

XXXVI.  Si  los  Intendentes  notaren  omisión  d 
confabulación  en  las  Justicias,  Administradores  y 
dependientes  de  dichas  fundaciones  para  retardar  el 
éxito  de  estas  operaciones ,  podrán  enviar  comisio- 
nado que  las  desempeñe  dentro  del  corto  término 
que  le  señalen  ,  procurando  valerse  de  un  sugeto  im- 
parcial y  de  toda  providad  ,  para  asegurar  el  acierto; 
y  en  algún  caso  de  mas ,  particulares  circunstancias, 
podrá  avocar  el  conocimiento  á  sí  propio  en  el  es- 
tado en  que  se  halle  el  expediente ,  consultándolo  á 
la  Junta  suprema. 

XXXVII.  Como  algunos  Hospitales ,  Casas  de 
Misericordia  ,  Memorias  y  demás  referidos  estableci- 
mientos suelen  tener  Juez,  con  el  nombre  de  Conser- 
vador ,  Protector  ú  otro  qualquiera  que  sea  ,  con  ju- 
risdicción privativa  é  inhibid  va,  en  los  quales  se  debe 
suponer  mayor  conocimiento  de  la  fundación  y  de- 
seo de  proporcionar  sus  aumentos,  no  se  introduci- 
rán las  Justicias  ordinarias  á  la  enagenacion  de  las 
lincas  que  correspondan  .4  dichos  establecimientos 
privilegiados,  y  el  Juez  Conservador  ó  Protector 
de  ellos  será  el  executor  de  esta  Instrucción  ,  enten- 
diéndose ^on  el  Intendente  de  la  Provincia  ;  y  en 
caso  de#  que  el  mismo  Juez  Protector  no  pueda  "o 
quiera  actuar  en  estas  diligencias ,  podrá  subdelegar 
sus  facultades  en  qualquiera  de  las  Justicias  de  los 
Pueblos,  dando  aviso  al  Intendente  para  que  le 
conste. 


214     EN  .  Continuación  j  suplemento 
XXXVIII.     En  los  Pueblos  en  que  haya  diferentes 
Jueces  ordinarios ,  será  electivo  á  los  representantes 
de  las  fundaciones  acudir  al  que  mas  les  acomode, 
solicitando  el  cumplimiento  de  dicha  real  Cédula, 
y  el  de  esta  Instrucción  ,  sin  que  obste  el  que  antici- 
padamente se  haya  puesto  auto  de  oficio  para  cono- 
cer en  ello  por  otro  Juez ,  lo  qual  no  ha  de  radicar 
juicio ;  y  en  caso  de  que  los  mismos  representantes 
no  lo  soliciten  dentro  de  ocho  dias  de  la  publica- 
ción de  esta  Instrucción ,  podrán  conforme  á  ella 
proceder  de  oficio  á  la  toma  de  noticias  y  demás  pre- 
venido en  sus  capítulos ,  poniéndose  de  acuerdo  en- 
tre sí  los  mismos  Jueces  para  no  embarazarse  en  las 
providencias ,  y  conocer  cada  uno  de  las  que  se  en- 
cargue. 

XXXIX.  Será  obligación  de  los  Intendentes  re- 
mitir á  la  Junta  razón  puntual  de  quince  en  quince 
dias  de  las  enagenaciones  que  se  hayan  verificado,  de 
las  que  estén  preparadas ,  y  de  las  entregas  de  cauda- 
les que  se  hayan  hecho  á  los  comisionados  de  la  real 
Caxa ,  y  de  lo  demás  que  estimen  conducente  para 
instrucción  de  la  Junta. 

XL.  Los  mismos  Intendentes  tendrán  libro  en 
xjue  con  distinción  de  los  Pueblos  de  su  Provincia  se 
vayan  sentando  los  remates  que  aprueben  ó  des- 
aprueben ,  las  enager¿aciones  que  se  efectúen ,  con 
expresión  de  la  fundación  á  que  pertenecen  ,  y  can- 
tidad en  que  se  venden  ,  para  que  hay$  este  compro- 
bante ,  y  las  partes  tengan  donde  acudir  para  desha- 
cer las  equivocaciones  ó  descuidos  involuntarios  que 
puedan  padecerse. 

XLI.  Si  ocurriere  el  caso  de  que  una  finca  pro- 
duzca unas  superiores  y  extraordinarias  Rentas  por 
efecto  de  piedad  de  los  fieles  ,  con  cuyas  lirqpsnas  6 
trabajo  personal  gratuito  se  labren  y  beneficien  sus 
frutos  á  favor  de  la  fundación  ,  d  por  otra  razón  es- 
pecial ,  en  tal  caso  se  omitirán  las  diligencias  para  la 
venta  ,  y  representará  al  Intendente  ,  y  este  lo  hará 


al  Prontuario  de  Aguirre.    EN    21$ 
í  la  Junta  con  su  parecer  ,  para  que  en  vista  de  ello 
se  tome  la  orovidencia  correspondiente. 

XLII.  rara  evitar  que  los  representantes  de  di- 
chos establecimientos  aleguen  ser  quantiosos  los  pro- 
ductos de  sus  fincas,  con  el  fin  de  embarazar  la  venta, 
y  proporcionar  por  otro  lado  las  completas  noticias 
para  discernir  las  ventajas  del  remate,  harán  las  Jus- 
ticias que  los  Administradores  ,  Rectores  ó  personas 
á  cuyo  cargo  corra  el  gobierno  de  dichos  estableci- 
mientos ,  les  exhiban  las  cuentas  dadas  de  los  últi- 
mos cinco  años  ,  aprobadas  o  sin  aprobar  ;  y  de  ellas 
se  pondrá  en  los  autos  de  subhasta  un  testimonio  en 
sucinta  relación  de  lo  que  haya  producido  por  arren- 
damiento la  finca  de  que  se  trate ,  o  en  administra- 
ción ,  deducidos  gastos ,  sin  suspender  las  diligencias 
de  su  enagenacion ,  por  el  orden  que  establece  esta 
Instrucción. 

.  XLIII.  En  las  enagenaciones  de  los  bienes  raices 
pertenecientes  á  Patronatos  de  Legos ,  Memorias  y 
demás  establecimientos  en  que  hubiere  Patronato 
activo  ó  pasivo  por  derecho  de  sangre ,  y  que  han  de 
tener  facultad  de  disponerlas  los  encargados  de  la 
administración ,  según  se  ordena  en  el  decreto  inserto 
en  dicha  real  Cédula  de  25  de  Septiembre  de  1798, 
cuidarán  las  Justicias  de  que  se  verifiquen  las  ventas 
en  pública  subhasta ,  con  previa  tasación  de  los  bie- 
nes ,  y  fixacion  de  edictos  en  íbs  términos  referidos, 
para  precaver  todo  abuso  y  perjuicio  á  la  fundación 
y  llamados  á  su  goce  ,  como  se  manda  por  lo  respec- 
tivo á  vínculos  en  la  real  Cédula  de  24  del  mismo 
mes  de  Septiembre ;  y  se  previene  que  la  libertad  de 
disponer  las  ventas  de  bienes  pertenecientes  á  Patro- 
natos de  Legos ,  concedida  á  los  que  los  administran, 
tendrá  lugar  quando  los  Administradores  sean  igual- 
mente Patronos  activos  d  pasivos  ;  pero  estando  se- 
paradas las  qualidades  y  conceptos  de  Patrono  de 
sangre  y  Administrador ,  no  residirá  en  estos  tal  li- 
bertad ,  y  quedarán  los  bienes  baxo  la  autoridad  de 


2i6     EN     Continuación  y  suplemento 
las  Justicias ,  para  proceder  á  su  venta  al  tenor  de  los 
capítulos  precedentes.  r, 

XLIV.     La  puntual  execucion  de  ellos  para  las 
ventas  de  los  bienes  raices  pertenecientes  á  dichas 
fundaciones  y  subrogación  de  sus  valores  en  la   ci- 
tada imposición  al  tres  por  ciento,  proporcionará  a 
los  Hospitales ,  Casas  de  Misericordia  ,  Memorias  y 
demás  establecimientos  la  utilidad  de  que  se  excusen 
del  todo  muchos  empleados'en  la  administración ^le 
los  mismos  bienes ,  y  ahorro  de  los  sueldos  que  co- 
bran ;  y  que  donde  permanezcan  algunos,  pueda  re- 
ducirse la  qüota  de  su  salario,  por  minorárseles  el 
rrabajo  ;  y  quedan  libres  de  los  daños  que  los  Admi- 
nistradores les  ocasionan  por  su  omisión ,  insolven- 
cia o'  confabulación  con  los  Arrendatarios  y  Subalter- 
nos inferiores  ,  de  que  se  sigue  el  aurhento  de  rentas 
en  las  fundaciones  para  los  objetos  de  su  instituto ,  á 
que  se  agrega  el. beneficio  común  que  resultará  al 
Reyno  de  ponerse  en  circulación  estos  bienes  estaña    < 
cados ;  y  los  aumentos  que  es  de  esperar  reciban  sus 
producciones  por  el  mejor  cultivo  que  les  darán  sus- 
activos,  nuevos  poseedores:  por  todo  lo   qual  será 
obligación  de  los  Síndicos  Procuradores  generales  de 
los  Pueblos  el  promover  dichas  enagenaciones ,  exci- 
tando el  oficio  de   las  Justicias,  para  que  lleven  á 
efecto  esta  Instrucción^  y  dándolo  en  quexa  al  Inten- 
dente o  á  la  Junta  ,  si  advirtieren  omisión  ó  descui- 
dos en  ello  para  su  remedio.  Madrk^.29  de  Enero 
de <  . .  1799. 

ENAGENACIONES  de  bienes  raices.  En  el  ca- 
pít.  39.  de  la  Instrucción  aprobada  por  S.  M-  para  el 
modo  de  executar  las  enagenaciones  de  bienes  raices 
pertenecientes  á  Hospitales ,  Casas  de  Misericordia  y 
otros,  de  que  trata  la  real  Cédula  de  25  de  Septiembre 
ultimo ,  se  mandó  que  los  Intendentes  /emitiesen  á 
la  Junta  suprema  de  quince  en  quince  dias  una  razón 
puntual  de  las  enagenaciones  que  se  hubiesen  verifi- 
cado ,  y  de  las  entregas  hecl\\s  á  los  comisionados  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.     EN     217 
la  real  Caxa,  con  lo  demás  que  estimasen  conducente. 
La  Junta, fque  no  pierde  un  momento  para  que  se 
realicen  estas  ventas  con  toda  la  brevedad  y  justifica- 
ción posible  ,  ha  tenido  la  satisfacción  de  ver  que  al- 
gunos Intendentes  y  Justicias  delJReyno  ,  en  cum- 
plimiento del  citado  capítulo  ,  han  dirigido  á  la  mis- 
ma Junta  razones  puntuales  de  las  enagenaciones  que 
se  han  hecho  ,  lo  que  han  producido  ,  las  cantidades 
quf  en  dinero  y  Vales  se  han  puesto  en  los  comisio- 
nados de  la  real  Caxa  ,  y  las  que  están  prontas  á  veri- 
ficarse ;  y  deseando  que  tengan  cumplido  efecto  las 
soberanas  resoluciones  de  S.  M.  por  lo  mucho  que 
interesa  al  Estado  la  enagenacion  de  dichas  fincas :  ha 
acordado  la  Junta  que  se  expida  circular  á  los  Inten- 
dentes del  Reyno  ,  recordándoles  el  puntual  cumpli- 
miento del  referido  capítulo  39.  y  que  sin  perjuicio 
de  esto  remitan  á  la  Junta  dentro  de  ocho  dias  razón 
individual  de  las  ventas  que  se  hayan  hecho  en  la 
1  comprehension  de  su  Provincia  >  las  cantidades  que 
estas  hayan  producido ,  en  que  especie  de  monedas 
se  han  puesto  en  los  comisionados,  y  que  fincas  se  es- 
tan  publicando  para  la  celebración  de  los  remates. 
Considerando  la  Junta  que  los  mismos  Intendentes 
habrán  dirigido  ya  á  las  Justicias  de  sus  Pueblos  los 
exemplares  de   la  citada  Instrucción  ,  ha  acordado 
igualmente  las  prevengan  que  sin  aguardar  á  la  remi- 
sión del  estado  de  fincas  que  renere  el  capítulo  4.  de 
la  Instrucción  ;  jorque  esto  deberán  hacerlo  quando 
tengan  positiva  noticia  de  ellas ,  procedan  inmedia- 
tamente á  la  tasación  ,  subhasta  y  remates  de  los  bie- 
nes raices  que  deban  venderse ,  practicanda  las  de- 
mas  diligencias  que  les  están  encargadas ,  con  el  or- 
den y  claridad  que  corresponde ,  para  evitar  perjui- 
cios á  los  interesados ,  y  no  retardar  la  execucion  de 
un  negocio  tai)  interesante  al  real  servicio  ;  cuidando 
'los  Intendentes  del  pronto  éxito  de  todas  estas  ope- 
raciones ,  según  lo  prevenido  en  los  capítulos  35. 
y  36.  de  la  referida  Instrucción.  Lo  que  de  acuerdo 
Tomo  IV.  Ee 


2i 8     EN     Continuación  y  suplemento 
de  la  Junta  participo  á  V.  S.  para  su  inteligencia  y 
cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca,  y>del  recibo 
me  dará  aviso.  Dios  guarde  á  V.  S.  muchos  años. 

Madrid  y  Abril  de 1799- 

ENAGENACION  de  bienes  raíces.  Desde  que 
se  circularon  los  exemplares  de  la  Instrucción  apro- 
bada por  S.  M.  para  la  enagertacion  de  bienes  raíces 
pertenecientes  á  Hospitales ,  Casas  de  Misericordia, 
Obras  pías,  y  otras  de  que  trata  el  real  Decreto  d?»  19 
de  Septiembre  ultimo  ,  ha  observado  la  Junta  supre- 
ma que  algunos  Prelados  ,  Intendentes  y  Justicias  del 
Reyno  han  dado  cuenta  de  las  fincas  que  se  han  ven- 
dido, lo  que  han  producido  en  dinero  efectivo  y  en 
Vales  reales,  las  cantidades  que  han  entrado  en  los 
comisionados  de  la  real  Caxa  de  Amortización  \  y 
las  que  están  prontas  á  verificarse.  El  Rey  que  por 
todos  medios  desea  el  bien  del  Estado  y  de  la  Re- 
ligión, se  halla  firmemente  persuadido ,  de  que  este 
recurso ,  en  que  no  se  agrava  á  sus  amados  vasallos,  < 
ha  de  contribuir  en  mucha  parte  a  remediar  las  gra- 
ves urgencias  de  la  Corona.  Por  lo  mismo  en  repe- 
tidas  ordenes  reales  ha  encargado  estrechamente  á  la 
Junta  lo  mucho  que  interesa  promover  estas  enage- 
naciones :  y  deseando  corresponder  á  su  soberana  con- 
fianza y  resoluciones ,  ha  acordado  se  expidan  Cir- 
culares á  los  muy  I$R.  Arzobispos ,  Obispos  y  Pre- 
lados del  Reyno ,  recordándoles  lo  dispuesto  por 
S.  M.  en  el  citado  real  Decreto  é  instrucción  expe- 
dida á  este  fin  ,  para  que  hagan  entender  á  sus  Vica- 
rios ,  Provisores  y  demás  á  quienes  toque ,  que  acti- 
ven por  todos  los  medios  posibles  la  enagenacion 
de  las  fincas  que  deban  venderse  por  lo  respectivo 
á  su  jurisdicción  eclesiástica ,  como  igi^lmente  las 
que  sean  de  mixto  fuero  ,  que  refiere  el  fapit.  20. 
de  la  referida  instrucción ,  poniéndose  de^  acuerdo 
con  las  Justicias  ordinarias,  para  que  conciliando  sus1 
facultades,  y  procurando  desvanecer  unos  y  otros  las 
especies  que  retraen  á  los  compradores ,  no  embara- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  EN  219 
cen  las  diligencias  de  tasaciones ,  subhastas  y  rema- 
tes de  dichas  fincas ,  antes  bien  las  faciliten  con  la 
posible  brlvedad.  De  acuerdo  de  la  Junta  lo  parti- 
cipo á  V.  para  su  inteligencia ;  y  espero  de  su  acre- 
ditado zelo  y  amor  al  real  servicio ,  me  remita  no- 
ticia individual  de  las  fincas  vendidas  hasta  ahora, 
las  cantidades  que  se  hayan  puesto ,  ú  estén  prontas 
á  entregarse  á  los  comisionados  de  la  real  Caxa ,  y 
á  su  tiempo  de  quanto  se  fuere  adelantando  en  las 
expresadas  enagenaciones ,  para  que  yo  tenga  la  sa- 
tisfacción de  hacer  presente  á  S.  M.  lo  mucho  que 
V.  adelanta  en  este  importante  asunto.  Dios  guar- 
de á  V.     muchos  años.  Madrid  y  Abril  de I799> 

ENAGEN ACIÓN  de  bienes.  Con  fecha  de  ayer 
me  ha  dirigido  el  Excelentísimo  Señor  Don  Miguel 
Cayetano  Soler  la  circular  comunicada  con  la  mis- 
ma á  los  Intendentes  del  tenor  siguiente  :  cc  Desean- 
do el  Rey  que  tenga  cumplido  efecto  lo  resuelto 
en  sus  reales  Decretos  de  19  de  Septiembre  de  1798, 
por  lo  mucho  que  en  ello  interesa  el  real  servicio, 
el  bien  del  Estado  y  la  felicidad  de  sus  vasallos ;  y 
concurriendo  en  Don  Josef  Pérez  Caballero ,  Minis- 
tro del  Consejo  de  Hacienda  ,  las  circunstancias  ne- 
cesarias para  el  efecto  ,  se  ha  servido  el  Rey  autori- 
zarle para  que  entienda  y  decida  las  dudas  que  ocur- 
ran en  la  execucion  de  lo£  mencionados  Decretos 
con  arreglo  á  ellos ,  y  á  la  instrucción  y  ordenes  co- 
municadas; y  el  qual  consultará  por  mi  mano  á  S.  M. 
las  nuevas  providencias  que  convenga  adoptar  para 
hacer  mas  expedita  y  ventajosa  á  la  real  Hacienda ,  y 
á  los  interesados  esta  importante  operación.  Y  de  real 
orden  lo  comunico  á  V.  para  su  cumplimiento,  y 
á  fin  de  que  se  entienda  en  lo  succesivo  con  dicho 
comisionaao. " 

Lo  Comunico  á  V.     para  su  inteligencia  y  go- 
»  bierno  en  la  parte  que  le  toca;  con  la  bien  fundada 
esperanza  de  que  procurará  esmerar  muy  particular- 
mente su  zelo  en  promover  y  persuadir  por  todos 

Ee  2 


22o  EN  Continuación  y  suplemento 
los  medios  que  pueda  la  execucion  de  los  referidos 
reales  Decretos ,  en  observancia  de  las  instrucciones 
que  se  han  comunicado  á  V.  desde  que  se  le  confirió 
la  comisión;  y  avisándome  con  prontitud  y  separa- 
ción por  ramos  toda  duda  ,  obstáculo  ó  inconve- 
niente que  se  presente ,  para  que  yo  pueda  remo- 
verlo con  el  referido  Señor  Comisionado  regio. 

Dios  guarde  á- V.  muchos  años.  Madrid  16  de 
Octubre  cíe ¿J.  1799. 

EN  AGEN  ACIÓN  de  bienes.  En  21  de  Noviem- 
bre del  año  próximo  pasado  de  1798  se  dirigid  á 
los  Prelados  una  circular,  encargándoles  facilitasen 
por  todos  los  medios  posibles  la  enagenacion  de  las 
fincas  mandadas  vender  ,  y  con  inserción  de  esta 
orden  se  les  renovó  el  encargo  ,  y  manifestó  la  ur- 
gencia de  su  cumplimiento  en  orden  de  Noviem- 
bre de *799« 

ENAGENACION  de  bienes.  El  Rey  quiere  que 
sin  pérdida  de  tiempo  remita  V.  al  Tesorero  ge-  ( 
neral  un  estado  exacto  y  analítico  expresivo  de  las 
fincas  enagenables  de  que  tenga  noticia  por  las  rela- 
ciones que  le  hayan  enviado  hasta  el  dia  las  Justi-  * 
cias  de  los  Pueblos  comprehendidos  en  esa  Inten- 
dencia ,  de  las  que  se  hayan  tasado  y  sus  precios  ,  de 
las  que  aun  no  estén  tasadas  ,  y  de  las  enagenaciones 
verificadas  desde  la  publicación  de  los  reales  Decre- 
tos de  19  de  Septiembre  del  año  próximo  pasado, 
distribuyendo  por  casillas  todas  esta¡s  circunstancias, 
el  dia  en  que  se  remataron ,  el  precio  de  sus  tasas, 
el  de  los  remates  ,  y  la  pertenencia  de  cada  una. 

Después  de  remitir  este  estado  hasta  el  dia ,  re- 
mitirá V.  de  quince  en  quince  en  adelante  á  dicho 
Tesorero  general  otr>os  estados  succesivo&,en  la  pro- 
pia forma  y  distribución  por  casillas  del  ^progreso 
de  las  ulteriores  enagenaciones,  sin  omitir  el  remi- 
tirlas precisamente  en  los  términos  referidos;  de  ma-  ' 
ñera  ,  que  con  una  simple  adición  al  estado  anterior, 
tenga  á  disposición  de  S.  M.  dicho  Tesorero  general 


al  Prontuario  de  Aguirre.  EN  221 
una  razón  exactísima,  excitando  por  todos  los  me- 
dios que  le  dicten  su  prudencia  y  amor  al  real  ser- 
vicio, y  en  caso  necesario  por  los  que  establecen  las 
leyes  a  las  mismas  Justicias ,  así  para  que  completen 
dentro  del  breve  término  que  les  señale  las  relacio- 
nes de  las  fincas  enagenables  comprehendidas  en  la 
real  Cédula  de  25  de  Septiembre  de  1799  con  fe  ne- 
gativa de  no  haber  otras ,  y  responsabilidad  de  su 
cereza ,  como  p&ra  que  verifiquen  su  exacta  tasa- 
ción,  y  las  demás  diligencias  dirigidas  á  su  efectiva 
venta  ,  con  las  formalidades  prescriptas  en  la  misma  ' 
real  Cédula  é  instrucción  de  29  de  Enero  de  este 
año  aprobada  por  S.  M.  de  cuya  orden  lo  comuni- 
co á  V.  para  su  cumplimiento ,  y  á  fin  de  que  la 
circule  por  los  Partidos  subalternos  de  esa  Inten- 
dencia. Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  San  Lorenzo 
y   Noviembre    de  .  .  *  . .  .  . l799* 

ENAGENÁCIGN  de  bienes.  En  21.  de  Noviem- 
bre del  año  próximo  pasado  de  1798.  dirigí  á  V.     la 
real  orden  siguiente*. 

fc  Conviene  al  servicio  del  Rey  que  los  Comi- 
sionados de  la  real  Caxa  de  Amortización  en  todas 
las  Provincias  del  Reyno  concurran  á  promover  la 
pronta  enagenacioñ  de  los  bienes  raices  pertenecien- 
tes á  Hospitales ,  Hospicios  ,  Casas  de  Misericordia; 
de  Reclusión  y  de  Expósitos ,  Congregaciones,  Co- 
fradías ,  Memorias ,  Obras  pias  y  Patronatos  de  Le- 
gos ,  igualmente  ^jue  de  los  de  Capellanías  colativas^ 
y  demás  establecimientos  eclesiásticos  que  por  dis- 
posición de  los  M.  RR.  Arzobispos  y  RR.  Obispos 
se  pongan  en  venta  á  conseqüerícia  de  la'  invitación 
hecha  en  real  Decreto  de  19  de  Septiembre  ultimo* 
A  fin  de  qu^  dichos  Comisionados  puedan  desempe- 
ñar este  importante  encargo  /es  la  voluntad  soberana 
que  en  los  Archivos  de  los  mismos  establecimientos, 
in  los  Oficios  de  los  Escribanas ,  y  en  las  Notarías 
de  visita  y  demás  que  corresponda  se  les  franqueen 
las  noticias  necesarias  de  las  fundaciones  y  de  las 


222     EN     Continuación  y  suplemento 
fincas  que  les  pertenezcan.  Y  de  orden  de  S.  M.  lo 
participo  á  V.     para  su  inteligencia  y  cumplimien- 
to en  la  parte  q.ie  le  toca." 

Y  habiendo  padecido  algunos  embarazos  esta  so- 
berana resolución  de  S.  M. ,  en  contravención  á  lo 
mandado  ,  y  con  daño  del  publico  ,  quiere  el  Rey* 
que  V.  disponga  su  pronto  y  puntual  cumplimierir 
to  ,  sin  admitir  dilaciones  ni  excusas  que  le  impi* 
dan  o  entorpezcan  ,  pues  en  ello  interesa  el  buen  desí- 
empeño  del  encargo  que  se  ha  cometido  á  los  Comi- 
sionados ,  y  la  execucion  de  uña  de  las  providencias 
mas  útiles  al  Estado.  Y  de  real  orden  lo  comunico 
á  V.  para  s,u  cumplimiento  ,  y  á  fin  de  que  la  cir- 
cule por  los  Partidos  subalternos  á  esa  Intendencia. 

Dios  guarde  á  V*     muchos  años.  San  Lorenzo  y 

Noviembre  de I799« 

.ENAJENACIÓN  de  bienes.  Habiendo  observa- 
do el  Rey  que  las  competencias  de  jurisdicion  mo- 
vidas entre  los  Jueces  Seculares  y  Eclesiásticos  sobre, 
la  calidad  de  los  bienes  mandados  enagenar  por  el 
real  Decreto  de  19.  de  Septiembre  ,de  1798.  habían 
entorpecido  las  ventas  con  daño  del  Estado,  y  de-  ( 
seando  S.  M.  facilitarlas  quitando  todo  motivo  de 
disputa ,  se  ha  servido  declarar  qué  la  enagenacion 
de  los  bienes  que  se  haga  constar  que  están  espiri- 
tualizados por  clausula  expresa  ,  corresponde  á  los 
Prelados  eclesiásticos  con  inhibición  de  los  Tribu- 
nales y  Juzgados  reales  ,  así  como  la  de  las  fincas  de 
Obras  pías  que  se  hallen  fundadas  con  caudales  pro- 
pios de  Iglesias  ,  o  con  el  producto  de  rentas  epis- 
copales ,  si  el  derecho  de  Patronato  se  halla  conce- 
dido á  alguna  dignidad  ,  cuerpo  ó  comunidad  ecle- 
siástica. ' 

Que  todo  Patronato  que  corresponda  por  razón 
de  sangre  es  laical ,  aunque  recaiga  en  Eclesiástico, 
y  la  venta  de  las  fincas  toca  á  la  jurisdicción  real  op 
dinaria  ,  con  exclusión  de  la  eclesiástica  :  que  sien- 
do establecida  la  Obra  pía  con  bienes  de  persona  se- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  EN  223 
cular  o  de  eclesiásticos  ,  aunque  sean  productos  de 
sus  Beneficios  ,  Canongías  o  qualquiera  otra  renta 
eclesiástica ,  de  que  puedan  testar  conforme  á  la  ley 
del  Reyno ,  aunque  los  Patronos  sean  dignidad  d 
cuerpos  Eclesiásticos,  la  venta  de  las  fincas  es  pri- 
vativa de  la  jurisdición  real. 

si  Que  concurriendo  en' ta  fundación  de  las  Obras 
pias ,  caudales  de  Legos  ,  y  de  Iglesias  ó  de  rentas 
epi%:opales ,  sea  el  Patrono  persona  secular,  dig- 
nidad ,  cuerpo  ó  comunidad  eclesiástica  ,  el  Patro- 
nato se  considerará  mixto  ,  y  la  enagenacion  de  los 
bienes  corresponde  á  la  jurisdición  eclesiástica  y  se- 
cular unidamente. 

Y  finalmente ,  que  debe  pertenecer  á  la  real  ordi- 
naria las  diligencias  de  su  subhasta  de  los  bienes  de 
Memorias  ,  Obras  pias  y  demás ,  cuyo  Patronato  $e 
dude  si  es  eclesiástico  d  secular. 

Al  mismo  tiempo  manda  el  Rey  que  los  Inten- 
dentes y  Subdelegados  reales  procedan  por  sí  y  por 
medio  de  las  Justicias  de  los  Pueblos  á  activar  las 
diligencias  de  las  ventas,  con  arreglo  á  la  Instrucción 
de  29.  de  Enero  de  este  año  ,  y  ordenes  comunicadas 
en  uso  de  la  jurisdición  real  que  exercen. 

Con  estas  declaraciones  espera  S.  M.  que  se  evita- 
rán todas  las  dudas  y  dificultades ,  y  que  V.  por  su 
parte  procurará  desvanecer  las  ojie  ocurran  por  los 
medios  de  prudencia  que  le  dicte  su  zelo  ,  evitando 
todas  disputas,  qye  solo  sirve  para  entorpecer  la  ena- 
genacion de  fincas ,  en  la  que  interesa  íntimamente 
el  bien  de  la  Corona. 

Todo  lo  comunico  á  V.  para  su  cumplimiento, 
y  á  fin  de  que  la  circtíle  al  efecto  por  los  Partidos 
sujetos  á  esr^Intendencia. 

Dios  guarde  á  V.    muchos  años.  San  Lorenzo  y 

Noviembre  de  * .  •    1799. 

•  ENAGENACION  de  fincas.  El  Excelentísimo 
Señor  Don  Miguel  Cayetano  Soler  me  ha  comuni- 
cado con  fecha  de  26.  de  Octubre  iiltimo  la  real 


224    EN     Continuación  y 'suplemento 
orden  siguiente ,  comunicada  á  los  Intendentes  del 
Reyno.  \ 

wLos  repetidos  excesos  ocurridos  en  el  pago  de 
los  precios  porque  se  remataron  las  fincas  de  manos 
muertas  contenidas  en  el  real  Decreto  de  19  de  Sep- 
tiembre próximo  pasado,  en  moneda  -metálica  ,  frus- 
trando los  deseos  de  otros  mejores  postores  ,  y  la 
utilidad  de  los  propietarios  de  las  mismas  fincas  y 
del  Estado  ,  han  convencido  el  equivocado  conceoto 
en  que  se  hallan  los  Jueces  encargados  en  esta  impor- 
tante operación. 

Por  el  capítulo  16.  de  la  Instrucción  formada  por 
la  Junta  suprema  ,  que  se  dignó  S.  M.  aprobar ,  se 
mandó  que  las  posturas  á  dinero  efectivo  fuesen  pre- 
feridas á  las  que  se  hiciesen  en  vales  ,  igualmente 
que  las  mejoras  y  quarteos  ;  y  este  mismo  espíritu 
conservan  los  demás  capítulos  de  dicha  Instrucción  en 
los  casos  en  que  tratan  de  vales  y  dinero  ,  y  no  me- 
nos los  de  la  real  Cédula  de  17  de  Julio  de  este  año,< 
enumerándose  en  el  9.  de  ella  por  última  y  princi- 
pal utilidad  de  las  Caxas  el  crecido  lucro  que  produ- 
cirá el  dinero  efectivo  que  han  de  percibir  ,  y  cor- 
responde á  la  diferencia  que  se  fixa  del  papel  é  in- 
terés de  los  Vales  Reales  que  en  cada  año  se  han  de 
extinguir  por  la  de  Amortización  ,  lo  que  sería  in- 
verificable  si  en  este  ramo  entrasen  únicamente  va- 
les ,  demostrando  á  toda  luz  este  literal  contexto, 
que  es  el  solo  caso  exceptuado  er¿  la  real  Cédula, 
como  el  medio  mas  eficaz  para  la  consolidación 
de  las  Caxas  de  Descuentos  ,  por  la  precisa  entrada 
de  numerario  ,  y  salida  de  los  vales  que  hayan  re- 
ducido en  beneficio  común  de  los  vasallos. 

En  este  seguro  concepto  nada  imputa  mas  que 
penetrado  V.  del  mismo  espíritu  de  las  reales  dis- 
posiciones enunciadas ,  dedique  todQ  su  zelo  á  au- 
mentar ,  en  el  modo  posible  ,  las  ventas  en  metálico, 
haciendo  cumplir  religiosamente  los  pactos ,  baxo  los 
quales  se  hubiesen  celebrado  ó  celebrasen  los  rema- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  EN  22$ 
tes  en  el  distrito  de  su  jurisdicción  ,  no  permitiendo 
en  manera  alguna  que  los  que  se  hubiesen  hecho  d 
hicieren  di? pagar  el  precio  en  dinero  efectivo ,  como 
mas  conforme  á  Ja  letra  y  espíritu  de  la  citada  real 
Cédula  ,  dexen  de  satisfacerse  en  dinero  sonante. 

Todo  lo  comunico  á  V.  de  orden  de  S.  M.  para 
su  inteligencia  y  puntual  cumplimiento.  Dios  guar- 
de á  V.  muchos  años,  San  Lorenzo  26  de  Octubre 
de  1799. 

espero  que  penetrado  V.  del  espíritu  de  esta 
real  orden  ,  y  de  la  que  comuniqué  con  fecha  de  19 
de  Octubre  último  al  propio  intento  ,  vigile  muy 
particularmente  su  cumplimiento. 

Dios  guarde  á  V.  muchos  años.  Madrid  18  de 
Noviembre  de .... . 1799. 

ENAGEN ACIÓN  de  bienes.  En  21  de  Noviem- 
bre del  año  próximo  pasado  dirigí  á  V.  la  real  or- 
den siguiente. 

*  Las  urgencias  de  la  Monarquía  no  permiten  di- 
laciones ni  lentitudes  en  la  realización  de  los  me- 
dios que  para  subvenir  á  ellas  se  ha  dignado  el  Rey 
adoptar  en  sus  reales  Decretos  de  19.  de  Septiembre 
último  ,  y  por  tanto  espera  S-  M.  que  V.  redoblará 
sus  esfuerzos  para  que  se  cumplan  exacta  y  pronta-* 
mente  estos  decretos,  debiendo  llamar  muy  particu- 
larmente su  atención  y  vigilancia  la  venta  de  los  bie- 
nes raices  de  Hospitales  ,  Hospicios ,  Casas  de  Mise-  S 
ricordia  ,  de  Reclusión  y  de  Expósitos  ,  Congrega- 
ciones ,  Cofradía^,  Memorias ,  Obras  pias  y  Patrona- 
tos de  Legos ,  de  tal  modo,  que  S.  M.  ha  de  saber  to- 
das las  semanas  lo  que  se  haga  ,  y  se  adelante  en  este 
importante  ramo. 

Debe  V.  proceder  en  la  inteligencia  que  en  él 
no  obra  coíi  las  facultades  ordinarias  de  Intendente, 
sino  con  tes  de  Comisionado  especial ,  con  inhibi- 
pion  absoluta  efe  todos  los  demás  Jueces  y  Tribuna- 
les de  su  distrito ;  y  por  conseqüencia  no  necesita  va- 
lerse del  Asesor  ni  del  Escribano  de  la  Intendencia, 
Tomo  1K  Ff 


226  EN  Continuación  y  suplemento 
pues  es  arbitro  de  elegir  personas  mas  desocupadas,  y 
de  talentos  acreditados  ,  á  quienes  juzgue  capaces  de 
esta  confianza ,  sin  perjuicio  de  que  S.  lf*.  nombre, 
como  nombará  para  esta  particular  Asesoría  al  su- 
geto  ó  sugetos  que  tuviere  por  conveniente  confor- 
me lo  exijan  los  negocios. 

Si  V.  por  las  ocupaciones  de  su  ministerio ,  d 
por  qualesquiera  otras  causas  considerase  que  no  se 
halla  en  estado  de  dedicarse  al  desempeño  de  esta  im- 
portante comisión  con  toda  la  actividad  que  tan*im- 
periosamente  exige  ;  quiere  S.  M.  que  me  lo  mani- 
fieste francamente ,  sin  que  por  esto  decaiga  V.  ni  en 
un  ápice  del  justo  concepto  que  merece  ,  pues  antes 
bien  excitará  la  real  gratitud  el  ver  que  generosa- 
mente dexa  á  otras  manos  hacer  lo  que  no  puede 
por  sí  mismo*  Es  igualmente  la  voluntad  soberana 
que  V.  esté  en  el  firme  concepto  de  que  una  vez 
que  llegue  á  constituirse  Comisionado  por  su  pro- 
pia elección  ,  no  ha  de  serle  ya  permitida  la  moro- 
sidad mas  mínima  ;  pues  así  como  S,  M.  le  premiará* 
y  distinguirá  con  proporción  al  éxito  de  sus  opera- 
ciones, tomará  serias  providencias  en  el  caso  inespe- 
rado de  que  ellas  no  correspondan  á  las  reales  in- 
tenciones. 

Asimismo  me  encarga  S.  M.  advierta  á  V.  que 
no  es  menos  necesaria  la  prudencia  que  la  actividad, 
y  por  lo  mismo  dele  evitar  toda  etiqueta  ,  precaver 
competencias,  y  cortar  dificultades,  que  las  mas  veces 
son  suscitadas  por  el  deseo  de  o&entar  autoridad, 
que  por  su  verdadero  exercicio.  Entra  por  conseqüen- 
cia  en  este  encargo  el  de  proceder  de  acuerdo  y  con 
la  mejor  armonía  con  el  R.  Obispo  en  todo  lo  con- 
cerniente á  Obras  pias  y  establecimientos  mixtos  en 
que  se  requiera  el  concurso  de  las  dos  jurisdicciones, 
pues  por  lo  tocante  á  las  Capellanías  colativas  y  de- 
mas  objetos  puramente  eclesiásticos  puedan  en  con-, 
formidad  del  citado  real  Decreto  al  libre  arbitrio  y 
disposición  del  mismo  Prelado.  Lo  participo  á  V. 


al  Prontuario  de  Agnirre.      EN     227 
de  real  orden  para  su  inteligencia  y   puntual  cum- 
plimiento fcon  la  advertencia  de  que  á  vuelta  de  cor- 
reo sin  falta  debe  darme  aviso  del  recibo  y  de  su 
determinación. " 

Las  urgencias  del  Estado  son  aun  mayores  que 
en  el  año  anterior ,  y  obligan  por  lo  mismo  á  no  omi- 
tir diligencia  alguna  que  conduzca  á  realizar  la  ena- 
genacion  de  las  fincas.  En  esta  inteligencia  quiere  el 
Rejí  que  V.  doble  los  esfuerzos  de  su  zelo ,  á  fin  de 
apartar  todos  los  obstáculos  que  puedan  oponerse  á 
su  logro  ,  estrechando  particularmente  á  las  Justicias, 
y  dándolas  á  conocer  que  incurrirán  en  el  real  des- 
agrado siempre  que  no  procedan  con  la  actividad  y 
pureza  correspondiente  :  á  cuyo  fin  quiere  S.  M.  que 
V.  me  dé  puntual  noticia  de  quanto  ocurra;  y  que 
se  entienda  con  el  Tesorero  general,  á  quien  con  está 
fecha  hago  el  mas  estrecho  encargo ,  para  que  por  su 
parte  auxilie  á  V.  en  la  pronta  y  puntual  execucion 
ide  esta  soberana  providencia  :  y  de  real  orden  lo  co- 
munico á  V.  para  su  puntual  cumplimiento  ,  y  á 
fin  de  que  la  circule  por  los  Partidos  subalternos  de 
esa  Intendencia.  Dios  guarde  á  V.  muchos  años. 
San  Lorenzo  y  Noviembre  de ,     r799- 

ENAGEN ACIÓN  de  bienes.  Habiéndose  pasado 
al  Consejo  las  ordenes  que  á  los  Prelados  é  Inten- 
dentes se  pasaron  en  21.  de  Noviembre  de  98.  y  18. 
de  Noviembre  de  este  año ,  se  le  encarga  que  pro- 
mueva su  cumplimiento  por  medio  de  las  Cnanci- 
llerías ,  Audiencias  y  Justicias ,  y  puesto  que  no  se 
han  verificado  las  intenciones  de  S.  M.  por  las  com- 
petencias que  las  Justicias  seculares  han   movido  á 
la  Jurisdicción  eclesiástica  ,  y  la  incertidumbre  que 
han  intent^o  introducir  algunos  mal  intencionados 
sobre  la  §rmeza  de  estos  contratos ,  quiere  el  Rey 
que  el  Conseja  al  excitar   las  Justicias  á  cumplir  sus 
'obligaciones  en  el  particular ,  haciéndolas  responsa- 
bles de  qualquier  morosidad,  las  prevengan  que  evi- 
ten competencias  con  la  Jurisdicción  eclesiástica ,  y 

*  Ff2 

s 


J228  EN  Continuación  y  suplemento 
que  publiquen  y  aseguren  á  todos,  que  á  mas  de  ha- 
llarse los  referidos  contratos  sostenidos  p^r  las  leyes 
fundamentales  del  Reyno  ,  y  sujetos  enteramente  á 
la  autoridad  real ,  empeña  S.  M.  su  real  palabra  de 
que  en  ningún  tiempo  habrá  lugar  á  rescisiones  por 
las  ventas  que  se  celebren  en  virtud  del  real  Decreto 
de  19.  de  Septiembre  de  1798,  con  las  formalidades 
prevenidas  en  la  Instrucción  de  29  de  Enero  de  este 
año.  Real  orden  de  18  de  Noviembre  de *: .  1790. 

ENAGENACION  de  bienes.  Si  los  censos  afec- 
tos á  las  fincas  son  redimibles ,  entren  sus  capitales 
por  via  de  depósito  en  la  Caxa  de  Amortización 
baxo  el  interés  de  tres  por  ciento,  bien  sea  para  reim- 
ponerlos  sobre  ella ,  si  consienten  los  dueños  ,  o  para 
devolvérselos  siempre  que  intenten  darles  otro  des- 
tino. Que  si  estos  capitales  de  censos  redimibles  cor- 
responden á  Obras  pias,  Capellanías,  Memorias,  Ani- 
versarios ,  Patronatos  de  Legos ,  tí  á  otros  estableci- 
mientos piadosos ,  queden  precisamente  subrogados  i 
en  la  Caxa  de  Amortización  ,  según  el  espíritu  del 
real  Decreto  de  19  de  Septiembre  de  este  año.  Y 
finalmente ,  que  los  censos  perpetuos  o  enfiteiíti- 
cos  que  tengan  contra  sí  los  bienes  ,  en  favor  de 
particulares ,  de  Cuerpos  eclesiásticos  o  de  fundacio- 
nes piadosas  ,  pasen  con  las  mismas  fincas  que  les 
sirven  de  hipoteca  ;  bien  entendido ,  que  no  adeu- 
darán derecho  de  íáudemio  por  la  primera  venta, 
pues  que  por  ser  vinculadas  no  pudieron  esperarle 
los  dueños  del  dominio  directo.  Real  orden  de  18 
de  Diciembre  de l79%> 

ENAGENACION.  Hay  una  adición  á  la  Ins- 
trucción de  29.  de  Enero  de  1799,  para  la  execucion 
uniforme  de  los  siete  reales  Decretos  de ^9  de  Sep- 
tiembre del  año  anterior  ,  aprobada  en  2^  de  Di- 
ciembre de x 1799* 

ENAGENACION.  Véase  Junta  Suprema. 


al  Prontuario  de  Aguirre*     ES      229 

f       ESCORIAL 

Instrucción  y  Reglamento  para  el  Gobierno  del  Reat 
Sitio  de  San  Lorenzo  y  Villa  del  Escorial. 

Ordenanza. 

j  CIapítulo  I.  El  Gobernador  exercerá  la  Jurlsdi- 
cion  política  en  el  Sitio  y  en  la  Villa ,  mediante  que 
la  Jurisdicción  del  Alcalde  mayor  queda  absoluta  y 
privativamente  reunida  en  el  Gobierno ,  con  exten- 
sión, de  los  términos  á  una  y  otra  población  ,  y  á 
los  del  real  Monasterio ,  dehesas  de  la  Herrería  ,  á 
Fresnera  ,  Campillo  y  Monasterio  ,  y  en  lo  que  se 
ha  añadido  con  la  cerca  de  piedra  que  custodia  la  caza 
mayor. 

II.  El  Gobernador  tendrá  un  padrott  d  matrícula 
de  todos  los  residentes  y  vecinos  de  su  Jurisdi- 
cion  ,  y  se  colocará  en  la  Escribanía  del  Gobierno. 

III.  Nadie  podrá  residir  en  el  Sitio  sin  licencia 
del  Gobernador  ,  y  así  se  le  deberá  avisar  en  el  dia 
para  si  le  permite  residir  en  él ,  y  procederá  contra 
los  vagos  ó  mal  entretenidos  ,  destinará  á  los  men- 
digos unánimes  á  los  Hospicios ,  zelará  el»  que  los 
que  se  avecinden  tengan  oficio#>  arte  o  ramo  lícito 
de  industria. 

IV»  Ningqr>  residente  en  el  Sitio  podrá  ausen- 
tarse por  mas  de  quince  dias  sin  licencia  y  pasaporté 
del  Gobernador  ,  que  exprese  su  destino  y  la  causa 
de  su  ausencia  ,  y  al  restituirse ,  deberá  presentarse. 

V.  Cuidará  de  la  policía  interior  y  exterior  del 
Sitio  ,  y  d|  la  educación  publica  ,  estableciendo  es- 
cuelas y  fábricas  :  zelará  asimismo  sobre  los  Hospi- 
tales y  establecimientos  de  caridad. 
*  VI.  Cuidará  del  surtimiento  y  abasto  publico, 
y  de  que  se  obtenga  su  licencia  para  la  venta  ,  seña- 
lamiento de  precios,  y  sitio  donde  deba  hacerse:  cui- 


230  ES  Continuación  y  suplemento 
dará  por  sí  y  sus  Ministros  de  los  mesones  y  posa- 
das ,  de  que  tengan  el  arancel  que  les  dé  anualmente 
en  parage  público  y  donde  pueda  leerse  ;  de  que 
dea  aviso  de  los  que  llegan  á  ellas  ,  multándoles  ea 
caso  de  no  cumplir  lo  que  se  les  mande. 

VIL  Habrá  una  Junta  ,  que  tendrá  una  sesión 
cada  semana  ,  y  se  compondrá  del  Gobernador  ,  del 
Asesor  y  otros  dos  Vocales  del  Sitio,  esta  formará  una 
Instrucción  que  sirva  de  gobierno  á  la  recaudadla 
y  administración  de  los  propios  y  arbitrios  que  cor- 
respondan al  Sitio  ,  que  deberá  aprobarse  por  S-  M. : 
en  el  entretanto  se  formarán  dos  libros  foliados  y 
rubricados  por  el  Escribano  ,  para  sentar  en  el  uno 
los  productos ,  y  en  el  otro  las  cargas  y  gastos ,  se 
nombrará  un  Administrador  con  fianzas  para  que  los 
recaude  ,  y  pague  los  libramientos  que  expida  la  Jun- 
ta ,  firmados  por  sus  individuos ,  y  tomada  la  razón 
por  el  Escribano ;  y  al  fin  del  año  dará  á  la  Junta 
la  cuenta. 

VIII.  El  Gobernador  del  Sitio  tendrá  un  Asesor 
letrado  para  proceder  con  su  acuerdo. 

IX.  El  Monasterio  en  caso  de  vacante  propondrá 
personas  beneméritas  para  el  empleo  de  Asesor  ,  coa 
tal  de  que  contribuya  á  este  Juez  para  ayuda  de  su 
dotación  el  sueldo  que  hasta  ahora  ha  estado  dando 
al  Alcalde  mayor  de  1¿>  Villa  del  Escorial ,  que  queda 
extinguido. 

X.  En  las  vacantes,  ausencias  d  enfermedades  del 
Gobernador ,  exercerá  su  Jurisdicción  y  funciones  el 
Asesor  con  todas  las  facultades  de  este. 

XI.  Habrá  un  Alguacil  mayor  ,  dos  Subalternos 
y  un  Escribano  que  Jos  propondrá  el  Gobernador, 
y  nombrará  el  Rey.  fj 

XII.  El  Gobernador  tendrá  Jurisdicción  *olo  so- 
bre los  criados  ,  operarios  ,  artífices  y  (dependientes 
seglares  del  Monasterio,  y  este  conservará  el  derecho 
y  uso  de  sus  pertenencias,  exenciones,  facultades,  dis- 
frutes y  aprovechamientos  que  le  pstán  concedidos. 


al  Prontuario  de  Agnirre.      ES     231 

XIII.  La  Villa  del  Escorial  conservará  el  privi- 
legio de  Villazgo,  tendrá  un  Alcalde  ordinario,  dos 
Re^idore?,  un  Procurador  Síndico  y  un  Alcalde  de 
la  Hermandad ,  propuesto  por  el  Ayuntamiento  ,  y 
nombrado  anualmente  por  el  Gobernador. 

XIV.  El  Alcalde  de  la  Villa  conocerá  de  las  cau- 
sas civiles  que  no  excedan  de  seiscientos  mrs.  á  pre- 
vención con  el  Gobernador  ;  y  en  las  criminales  for- 
mará la  sumaria  ,  prenderá  los  reos  ,  y  dará  cuenta 
al\xobernador  dentro  de  tercero  dia. 

XV.  El  Alcalde  de  la  Hermandad  vigilará  sobre 
la  guarda  de  los  campos  ,  conociendo  tínicamente  en 
los  asuntos  relativos  á  su  privativo  término  ,  pero 
sin  mezclarse  este  ni  el  ordinario  en  el  de  los  Bos- 
ques con  ningún  pretexto. 

XVI.  Se  conservará  á  Luis  Fernandez  Guerra  por 
Escribano  del  Niímero  y  Ayuntamiento  de  la  Villa, 
entenderá  en  los  hechos  del  Ayuntamiento ,  en  los 
contratos  de-  particulares ,  en  las  causas  del  Alcalde 
ordinario  y  de  la  Hermandad ,  pero  no  en  asuntos 
que  conozca  el  Gobernador ,  que  ha  de  actuar  ante  el 
del  Gobierno  y  Juzgado  del  real  Sitio.  El  Monaste- 
rio podrá  valerse  del  que  quiera. 

XVII.  En  este  capítulo  se  señalan  los  términos 
á  que  deben  extenderse  la  Jurisdicción  del  Alcalde 
ordinario  y  la  del  de  la  Hermandad. 

XVIII.  Entenderá  en  el  Gobierno  de  los  pro- 
pios y  arbitrios  de  la  Villa  una  Junta  compuesta  del 
Alcalde  ordinaAo  ,  del  Regidor  y  Procurador  Sín- 
dico ,  á  que  asistirá  el  Escribano ,  haciendo  lo  mis- 
mo que  se  previno  en  el  ñúm.  7.  para  el  real  Sitio. 

XIX.  Los  vecinos  del  Sitio  y  los  de  la  Villa  dis- 
frutarán con  igualdad  y  sin  distinción  de  todos  los 
usos,  pastos^  aprovechamientos  comunes  en  la  dehesa 
y  exido  8e  la  Villa. 

XX.  El  Monasterio  continuará  en  los  aprove- 
chamientos comunes ,  y  no  se  le  impedirá  seguir  con 
casa  abierta  en  la  Villa ,  ni  que  su  Padre  Campero 


232    ES      Continuación  y  suplemento 
resida  en  ella  en  las  temporadas  precisas  para  el  cui- 
dado de  los  ganados  ,  y  recolección  de  los  frutos  que 
allí  le  corresponden  y  en  mis  reales  Bosques. 

XXL  El  Gobernador  presidirá  los  Ayuntamien- 
tos y  Juntas  de  propios  de  la  Villa  ,  y  residirá  en 
las  casas  Capitulares  de  esta  quando  quiera. 

XXII.  La  Villa  y  el  Sitio  se  surtirán  con  total 
separación  :  el  Monasterio  conservará  la  costumbre 
de  enviar  á  sus  criados  á  vender  víveres  al  Sitio  en 
caso  de  necesidad  ,  y  también  lo  que  producen'ias 
oficinas  y  talleres  suyos. 

XXIII.  Las  dos  poblaciones  tendrán  pósito  sepa- 
rado ,  y  gobernado  por  la  ultima  Instrucción, 

.    XXIV.     Solo  se  pagarán  los   daños  que  haga  la 
caza  en  las  heredades  que  están  dentro  de  la  cerca, 

XXV.  En  la  custodia ,  conservación  y  aumenta 
de  los  reales  Bosques  de  San  Lorenzo,  su  caza  y  pes* 
ca  se  observará  la  ordenanza  de  18.  del  corriente. 

XXVI.  S.  M.  alterará,  variará  o  añadirá  este  nue- 
vo arreglo  ,  según  lo  exijan  los  casos  ,  gobernándose  ( 
en  los  no  prevenidos  en  esta  Instrucción  por  la  eos-* 
tumbre  recibida  ,  y  sujetándose  á  las  leyes  ,  cédulas,  < 
resoluciones  y  bandos  expedidos  por  regla  general 
para  todo  el  Rey  no ,  á  cuyo  fin  procederá  el  Gober- 
nador de  acuerdo  con  el  Asesor, 

XXVII.  Las  apelaciones  que  se  interpusiesen  en 
segunda  instancia  de  ías  sentencias  que  diere  el  Go- 
bernador en  las  causas  civiles  y  criminales,  se  han  de 
admitir  para  la  Sala  de  Justicia  del*  Consejo.  Real 
Cédula  de  25  de  Marzo  de *793* 

ESCORIAL.  En  los  términos ,  límites  y  veda-* 
dos  de  los  reales  Bosques  de  San  Lorenzo  ,  y  en  las 
poblaciones  confinantes  se  manda  observar  la  orde-* 
nanza  comprensiva  de  37.  artículos  ,  que  Comprende 
la  Cédula  dada  en  18  de  Marzo  de íN f793- 

ESPOLIOS y  vacantes.  En  los  Reinos  de  Indias 
é  Islas  Filipinas  se  observe  sin  hacer  novedad  lo  pre- 
venido por  Leyes  y  reales  Instrucciones  sobre  el  co-* 


al  Prontuario  de  Aguirre.  ES  233 
nocimientp  ,  sustanciacion  y  determinación  de  las 
causas  de  ^spólios  ;•  pero  con  la  calidad  de  que  quan- 
do  se  hallen  los  Prelados  agravados  de  sus  enferme- 
dades ,  y  mandados  sacramentar  ,  pase  á  la  casa  epis- 
copal uno  de  los  Prebendados  que  elixa  el  Cabildo 
por  turno ,  asistiendo  en  ella  con  las  personas  que 
nombre  el  Ministro  real ,  siendo  de  su  cargo  y  con 
intervención  de  estas  el  custodiar  dentro  de  la  inis- 
m?|  casa  todos  los  bienes  y  alhajas ,  tomando  las  lla- 
ves de  cofres  ,  papeleras  y  quartos  en  que  se  colo- 
quen ,  con  la  del  Oratorio  ,  y  cuidar  de  que  nada 
falte  para  la  asistencia  del  Prelado  enfermo  ,  y  des- 
pués que  muera ,  de  su  funeral ,  y  exequias ,  llevando 
cuenta  puntual  de  todo  ,  que  presentará  ai  Cabildo, 
y  este  con  su  visto-bueno  al  Vice-Patrono  ,  para  que 
se  abone  y  tenga  presente  3I  tiempo  del  inventario, 
que  deberá  principiarse  al  día  siguiente  al  del  nove- 
nario. Real  Cédula  dadad^i.  de  Marzo  de l797 • 

ESPÓLIOS.  Véase  Colecturía. 

ESTADOS  unidos  de  América.  Con  fecha  de  22 
de  este  mes  me  dice  el  Señor  Don  Mariano  Luis  de 
Urquijo  lo  siguiente. 

C*E1  Ministro  de  los  estados  unidos  de  América 
ha  protestado  contra  la  providencia  de  no  pasar  en 
nuestras  Aduanas  los  cargamentos  de  los  Buques  neu- 
trales que  no  acrediten  con  certificaciones  de  los 
Cónsules  de  España  en  los  parages.de  su  procedencia, 
conducir  efectos#le  propiedad  neutral,  be  funda  sóli- 
damente en  ser  contra  lo  estipulado  en  nuestro  úl- 
timo tratado  con  aquella  Potencia  ,  pues  los  artícu- 
los 16.  y  17.  están  tan  expresos ,  que  no  dexan  arbi- 
trio á  su  inobservancia,  á  pesar  de  los  inconvenientes 
que  se  ofre|en ;  por  cuya  razón  S.  M.  me  ha  man- 
dado prevenir  á  V.  E.  que  por  el  Ministerio  de  su 
cargóse  obsenien  escrupulosamente  dichos  artículos, 
^comunicando  al  efecto  las  órdenes  correspon- 
dientes." 

Tomo  IV.  Gg 


¿34     ES     Continuación  y  suplemento 

Los  citados  artículos  dicen  así^ 

Artículo  XVI.  ftEsta  libertad  de  navegación  y 
de  comercio  debe  extenderse  á  toda  especie  de  mer- 
caderías ,  exceptuando  solo  las  que  se  comprehendan 
baxo  el  nombre  de  contrabando  ó  de  mercaderías 
prohibidas ,  quales  son  las  armas  ,  cañones ,  bombas, 
con  sus  mechas  y  demás  cosas  pertenecientes  á<.  lo 
mismo ,  balas ,  pólvora  ,  mechas ,  picas  ,  espadas ,  lan- 
zas ,  dardos  ,  alabardas  ,  morteros  ,  petardos ,  grana- 
das ,  salitre  ,  fusiles  ,  balas  ,  escudos  ,  casquetes ,  cora- 
zas ,  cotas  de  malla ,  y  otras  armas  de  esta  especie, 
propias  para  armar  á  los  Soldados ,  portamosquetes, 
bandoleras,  caballos  ,  con  sus  armas ,  y  otros  instru- 
mentos de  guerra  ,  sean  los  que  fueren.  Pero  los  gé- 
neros y  mercaderías  que  se  nombrarán  ahora ,  no  se 
comprebenderán  entre  los  de  contrabando  ó  cosas 
prohibidas ;  á  saber :  toda  especie  de  paños ,  y  qua-  , 
lesquiera  otras  telas  de  lana,  lino,  seda,  algodón  tí 
otras  qualesquiera  materias :  loda  especie  de  vesti- 
dos,  con  las  telas  de  que  se  acostumbran  hacer  ,\ el 
oro  y  la  plata  labrada  en  moneda  o'  no ;  el  estaño, 
hierro  ,  latón  ,  cobre  ,  bronce ,  carbón  ,  del  mismo 
modo  que  la  cebada  ,  el  trigo ,  la  avena,  y  qualquiera 
otro  género  de  Iegufnbres ;  el  tabaco  y  toda  la  espe- 
cería,  carne  salada  y  ahumada,  pescado  salado,  queso, 
manteca;  cerbeza  ,  aceytes,  vinos ,,  azúcar ,  y  toda 
especie  de  sal  %  y  en  general  todo  género  de  provisio- 
nes que  sirven  para  el  sustento  de  la  vida.  Ademas 
toda  especie  de  algodón  r  cáñamo,  lino,  alquitrán, 
brea  ,  pez  ,  cuerdas  ,  velas ,  telas  para  velas ,  áncoras 
y  partes  de  que^se  componen ;  mástiles  ^  tablas ,  ma- 
deras de  todas  especies ,  y  qualesquiera'  <£tras  cosas 
que  sirvan  para  la  construcción  y  reparación  de  los 
Buques ,  y  otras  qualesquiera  materias  que  no  tienen: 
la  forma  de  un  instrumento  preparado  para  la  guerra 
por  tierra  o  por  mar  ,  no  serán  reputadas  de  contra'- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  ES  235 
bando ,  y  menos  las  que  esteñ  ya  preparadas  para 
otros  uso*|  Todas  las  cosas  que  se  acaban  de  nombrar 
deben  ser  comprehendidas  entre  las  mercaderías  li- 
bres ,  lo  mismo  que  todas  las  mercaderías  y  efectos 
que  no  están  comprehendidos  y  nombrados  expresa- 
mente en  la  enumeración  de  los  géneros  de  contra- 
bando ;  de  manera ,  que  podrán  ser  transportados  y 
conducidos  con  la  mayor  libertad  por  los  subditos 
de*  las  dos  partes  contratantes  á  las  Plazas  enemigas; 
exceptuando  sin  embargo  las  que  se  hallasen  en  la 
actualidad  sitiadas ,  bloqueadas  o  embestidas :  y  los 
casos  en  que  algún  Buque  de  guerra  ó  Esquadra, 
que  por  efecto  de  avería  ú  otras  causas  se  halle  en  ne- 
cesidad de  tomar  los  efectos  que  conduzca  ei  Buque 
o  Buques  de  comercio ;  pues  en  tal  caso  podrá  de- 
tenerlos para  aprovisionarse  y  dar  un  recibo  para 
que  la  Potencia  cuyo  sea  el  Buque  que  tome  los  efec- 
tos ,  los  pague  según  el  valor  que  tendrían  en  el 
Puerto  adonde  se  dirigiese  el  propietario ,  según  lo 
expresen  sus  cartas  de  navegación ,  obligándose  las 
dos  partes  contratantes  á  no  detener  los  Buques  mas 
de  lo  que  sea  absolutamente  necesario  para  aprovi- 
sionarse ,  pagar  inmediatamente  los  recibos  ,  é  indem- 
nizar los  daños  que  sufra  el  propietario  á  con- 
seqüencia  de  semejante  suceso." 

Artículo  XVII.  cc  A  fin  ó$  evitar  entre  ambas 
partes  toda  especie  de  disputas  y  quexas ,  se  ha  con- 
venido que  en  %L  caso  de  que  una  de  las  dos  partes  se 
hallase  empeñada  en  una  guerra  ,  los  Buques  y  basti- 
mentos pertenecientes  á  los  subditos  o  Pueblos  de  la 
otra  ,  deberán  llevar  consigo  patentes  de  mar  o  pasa- 
portes que  expresen  el  nombre,  la  propiedad  y  el  porte 
del  Buque  jcomo  también  el  nombre  y  morada  de  su 
dueño  y^Comandante  de  dicho  Buque ,  para  que  de 
este  modo  conste  que  pertenecen  real  y  verdadera- 
mente á  los  subditos  de  una  de  las  dos  partes  contra- 
tantes ,  y  que  dichos  pasaportes  deberán  expedirse 
según  el  modelo  adjunto  al  presente  tratado.  Todos 


2$6  ES  Continuación  y  suplemento 
los  años  deberán  renovarse  estos  pasaportes ,  en  el 
caso  de  que  el  Buque  vuelva  á  su  País  en  $\  espacio 
de  un  año.  igualmente  se  ha  convenido  en  que  los 
Buques  mencionados  arriba ,  si  estubiesen  cargados, 
deberán  llevar  no  solo  los  pasaportes  ,  sino  también 
certificados  que  contengan  el  por  menor  del  carga- 
mento., el  lugar  de  donde  ha  salido  el  Buque ,  y  la 
declaración  de  las  mercaderías  de  contrabando  que 
pudiesen  hallarse  á  bordo,  cuyos  certificados  debe^n 
expedirse  en  forma  acostumbrada  por  los  Oficiales 
empleados  en  el  lugar  de  dónde  el  navio  se  hiciese  á 
la  vela  ;  y  si  se  juzgase  útil  y  prudente  expresar  en 
dichos  pasaportes  la  persona  propietaria  de  las  mer- 
caderías ,  se  podrá  hacer  libremente ;  sin  cuyos  re- 
quisitos será  conducido  á  uno  de  los  Puertos  de  la 
Potencia  respectiva,  y  juzgado  por  el  Tribunal  com- 
petente ,  con  arreglo  á  lo  arriba  dicho  ,  para  que  exa- 
minadas bien  las  circunstancias  de  su  falta  ,  sea  con- 
denado por  de  buena  presa  si  no  satisfaciese  legal-  , 
mente  con  los  testimonios  equivalentes  en  un  todo." 

Dios  guarde  á  V.     muchos  años.  Madrid  28  de 
Julio  de J79&- 

EXENCIÓN  de  alcabalas  y  cientos.  De  orden  de 
la  Junta  general  de  Comercio  y  Moneda  previno  á 
todos  sus  Subdelegados  mi  antecesor  el  Señor  D.  Luis 
de  AI  varado  en  27  dp  Abril  de  1781 ,  que  qualquiera 
persona  particular  ,  compañía  ó  comunidad  que  de- 
dicase sus  propios  fondos  y  caudales  £  fabricar  por  sí, 
ó  por  medio  de  otros  artistas ,  paños  ,  ú  otros  quales- 
quiera  texidos  de  lana  ,  debía  gozar  de  la  libertad  y 
franqueza  absoluta  de  alcabalas  y  cientos  por  la  pri- 
mera venta  de  estos  géneros ,  ya  la  executase  en  su 
propia  casa  ,  d  en  la  del  artífice  que  húbose  dado  la 
líltima  mano  al  texido ,  o  ya  la  hiciese  én  almacén 
destinado  á  la  venta  y  custodia  de  los  ¿nismos  géne- 
ros ,  aunque  dicha  persona  particular  fuese  mercader  ' 
de  tienda  pública ,  con  tal  que  no  tuviese  en  ellas 
otros  efectos  6  géneros  de  lana  comerciables  que  los 


al  Prontuario  de  Aguirre.     EX    237 
fabricados  por  su  cuenta ,  para  no  dar  ocasión  de 
fraude  ,  pues  en  caso  de  tenerlos  ,  debia  cobrársele  el 
dos  por  ciento ,  como  si  los  pusiesen  á  la  venta  en 
tiendas  de  mercaderes. 

Por  nueva  resolución  de  S.  M.  á  consulta  de  la 
Junta  de  26  de  Octubre  de  97 ,  previne  yo  de  su 
acuerdo  á  los  m'smos  Subdelegados  en  22  de  Diciem- 
bre del  propio  año  de  97 ,  que  S.  M.  se  habia  dig- 
na^Jp  determinar  que  los  Comerciantes  ú  otras  perso- 
nas que  tuviesen  tintes  propios ,  y  los  tintoreros  par- 
ticulares que  quisiesen  acopiar  texidos  de  lana  de  fá- 
bricas nacionales,  y  les  diesen  los  colores  de  su  cuen- 
ta ,  gozasen  de  la  libertad  de  derechos  de  alcabalas  y 
cientos  en  las  ventas  que  hiciesen  de  ellos  en  los  edi- 
ficios del  propio  tinte  ,  o  en  las  casas  ó  almacenes  de 
ellos  que  podían  tener  para  este  fin  ,  tanto  en  el  Pue- 
blo donde  se  hallasen  como  en  el  de  su  vecindad,  con 
tal  que  no  mezclasen  otro  algún  texido  con  los  tin- 
é  turados  en  sus  propios  tintes. 

En  este  estado  se  remitió'  á  examen  de  la  Junta 
por  el  Excelentísimo  Señor  Don  Francisco  Saavedra, 
con  real  orden  de  11  Abril  de  1798  ,  un  recurso  en 
que  Don  Vicente  Aberturas  y  Compañía  expusieron, 
que  como  fabricante  de  los  mayores  de  Sigüenza, 
por  sí ,  y  por  medio  de  otros  de  aquella  Ciudad ,  y 
de  sus  inmediaciones ,  empleaban  sus  caudales  con 
beneficio  público  ,  y  del  real  Erario  ,  en  aumentar  la 
fabricación  de  las  bayetas ,  dando  y  anticipando  á  los 
laborantes  de  Medinaceli ,  de  Sigüenza ,  y  de  otros 
Pueblos  inmediatos  ,  lana  y  dinero  ,  sin  mas  interés, 
ni  condición  que  la  de  entregar  á  la  Compañía  en 
blanco  los  texidos  que  elaborasen  por  el  precio  cor- 
riente ,  por  cuyo  medio  sostenían  un  crecido  nú- 
mero de  arnstas ,  y  sus  familias ,  fomentando  igual- 
mente la  rábric^de  bayetas  de  la  expresada  Ciudad,  de 
>que  eran  individuos ,  la  qual  en  otro  caso  estaría 
perdida  y  atrasada ,  porque  la  falta  de  fondos  en  la 
mayor  parte  de  ellos  no  les  permitía  echar  por  sí  una 


238  EX  Continuación  y  suplemento 
bayeta;  y  respecto  de  que  todas  las  que  en  esta  forma 
juntaba  la  Comgañía  ,  las  remitía  á  la  Ciudad  de  Me- 
dina de  Rioseco^  para  su  tinte  y  última  mano  ,  y 
después  las  ponia  en  el  almacén  que  en  la  misma  te- 
nia para  su  venta  ,  siendo  ,  como  era  -,  primera  la  que 
se  hacia ,  no  podia  dexar  de  ser  exenta  del  dos  por 
ciento  ,  ni  debia  exigirsela  este  derecho  ,  tratándola 
como  á  una  compradora  de  las  bayetas,  y  suponien- 
do que  su  exención  solo  correspondía  al  verdadero 
fabricante  ,  cuyo  concepto  se  daba  tínicamente  á  los 
artistas  de  quienes  se  valía  para  elaborarlas  ,  á  pesar 
de  lo  que  en  este  punto  estaba  declarado  por  la  ci- 
tada real  resolución  de  27  de  Abril  de  1781  ,  y  aun 
de  la  de  22  de  Diciembre  de  97  ;  por  cuyas  razones, 
y  otras  que  expresaba ,  pedia  la  Compañía  que  decla- 
rase á  su  favor  la  exención  de  alcabalas  en  la  pri- 
mera venta  de  todas  las  bayetas  que  remitiese  al  tinte 
de  Rioseco  ,  ya  las  hubiese  fabricado  por  sí ,  o  de  su 
cuenta  ,  por  otros  fabricantes  ,  según  estaba  mandado  i 
respecto  de  los  tintoreros;  y  que  esta  franquicia 
fuese  extensiva  k  todas  las  que  vendiese  en  su  alma- 
cén de  Rioseco  ,  y  en  qualquiera  otra  parte  ,  siem- 
pre que  fuese  primera  venta. 

Visto  este  recurso  en  la  Junta ,  con  otro  nuevo, 
y  con  la  información  que  los  referidos  Aberturas  y 
Compañía  presentaron  posteriormente  en  apoyo  de 
sus  pretensiones ,  y  hecha  cargo  de  lo  que  sobre  ellos 
informo  la  Dirección  general  de  Rqitas,  y  de  lo  que 
con  presencia  de  todo  expuso  el  Señor  Fiscal,  con- 
sultó al  Rey  lo  que  de  resultas  estimo  justo  en  18  de 
de  Mayo  de  este  año  ,  y  por  su  real  resolución  á  esta 
consulta ,  conformándose  con  su  dictamen ,  se  ha 
servido  S.  M.  declarar  ,  que  la  exención^  del  alcaba- 
las y  cientos  concedida  por  la  mencionaba  real  or- 
den de  22  de  Diciembre  de  1797  á  laseprimeras  ven- 
tas de  los  texidos  de  lana  ,  teñidos  en  tintes  propios,' 
sea'  extensiva  á  las  de  los  que  se  tinturen  en  qual- 
quiera tinte ,  aunque  sea  ageno,  con  tal  que  las  ven- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  EX  239 
tas  se  executen  en  ellos  mismos ,  ó  en  tiendas  que  no 
contengan  otros  géneros  ,  observándose  en  todo  para 
las  enunciabas  ventas  lo  prevenido  en  las  enunciadas 
órdenes  de  27  de  Abril  de  1781 ,  y  22  de  Diciembre 
de  1797* 

Publicada  esta  soberana  resolución  en  la  Junta 
plena  de  Comercio  y  Moneda  de  17  de  Agosto  diri- 
mo ,  y  enterad^  de  lo  expuesto  nuevamente  por  el 
Señor  Fiscal ,  se  ha  servido  acordar  en  la  plena  de  12 
de  Septiembre  próximo ,  que  mediante  haberse  ya 
comunicado  por  la  via  reservada  al  Consejo  de  Ha- 
cienda ,  y  á  la  Dirección  general  de  Rentas  las  órde- 
nes correspondientes  para  su  cumplimiento,  sedé  tam- 
bién por  mí  á  todos  sus  Subdelegados  este  aviso  de  la 
nueva  gracia  que  el  Rey  ha  concedido ,  por  la  parti- 
cular atención  á  que  han  inclinado  su  real  ánimo,  y  le 
merecen  las  manufacturas  nacionales ,  especialmente 
las  de  lana  de  todas  las  clases  ,  encargándoles  que  la 
hagan  notoria  en  sus  respectivos  distritos ,  y  cuiden 
de  su  puntual  observancia ,  y  de  que  los  interesados 
correspondan  con  el  adelantamiento  y  fomento  de 
las  expresadas  manufacturas ,  á  las  benéficas  intencio- 
nes de  S.  M. 

Dios  guarde  á  V.     muchos  años.  Madrid  ir  de 
Octubre  de ..*... ...-.  .  . • 'l799* 

EXERCITO.  Véase  Mando. 

EX- JESUÍTAS.  Declaró  S.  k.  devuelto  á  su  dis- 
posición ,  corpo  Rey  y  suprema  cabeza  del  Estado, 
el  dominio  de  los  bienes  ocupados  á  los  Regulares  de 
la  Compañía,  extrañados  de  estos  Reynos ,  los  de 
Indias  é  Islas  adyacentes,  y  pertenecer  á  S.  M.  la 
protección  inmediata  de  los  píos  establecimientos  á 
que  se  sirve  destinarlos ,  como  son  erección  de  Se- 
minarios aa  formam  Qmcilü ,  Seminarios  de  correc- 
ción ,  de  Misiones ,  Casas  de  pensión  ó  enseñanza 
jpara  estudios  comunes  y  titiles  al  Estado,  y  otras 
para  educación  de  Niñas,  Hospicios,  Hospitales  y 
Casas  de  Misericordia ,  conforme  í  las  reglas  directi- 


240    EX     Continuación  y  suplemento 
vas  que  se  expresan  en  Cédula  de  14  de  Agosto  de. .  1768. 

EX-JESUITAS.  Para  entender  en  la  yenta  de  los 
bienes  ocupados  á  los  Regulares  de  la  Compañía, 
tanto  en  estos  dominios ,  como  en  los  ultramarinos 
de  Indias  é  Islas  Filipinas ,  se  crearon  Juntas  Provin- 
ciales y  municipales  ,  y  se  prescribieron  por  menor 
las  reglas  que  con  uniformidad  debían  observarse  en 
Cédula  de  27  de  Marzo  de 1769. 

EXTRANGEROS.  No  expresando  la  real  ¿r- 
den  de  26  de  Mayo  ultimo ,  circulada  por  este  Mi- 
nisterio con  fecha  de  2  de  Junio  lo  que  ha  de  exe- 
cutarse  con  los  vasallos  y  subditos  de  las  Potencias  ex- 
trangeras  que  se  cogen ,  haciéndonos  la  guerra  en 
Buques  enemigos  que  no  llevan  las  dos  terceras  par- 
tes de  tripulación  nacional ,  y  no  deben  por  lo  mis- 
mo ser  tratados  como  prisioneros  de  guerra ,  ha  re- 
suelto el  Rey  que  á  los  referidos  individuos  se  les 
forme  proceso ,  para  averiguar  las  circunstancias  de 
su  naturaleza  ó  procedencia  ,  motivos  y  parage  de  su  , 
alistamiento  y  embarco  ,  con  arreglo  a  lo  que  conste 
del  rol  de  tripulación  y  demás  documentos  hallados 
en  el  Buque  apresado  ;  y  que  concluido  ,  se  remita, 
á  fin  de  que  pueda  S.  M.  según  ellas  y  la  diferencia 
de  casos ,  imponerles  el  castigo  correspondiente ,  d 
determinar  lo  *que  convenga.  La  que  comunico  á 
V.  de  real  orden  para  su  gobierno  y  cumplimiento 
en  la  parte  que  le  toca.  San  Lorenzo  3  de  Noviem- 
bre de  ú 1799. 

EXTRANGEROS.  Los  que  se  encuentren  en 
Buques  con  pabellón  británico  ,  y  estén  detenidos, 
se  entreguen  inmediatamente  para  ser  cangeados ,  y 
que  se  reputen  como  prisioneros  de  guerra  los  que 
vinieren  en  lo  sucesivo  en  Buques  ,  con  pandera,  pa- 
tente y  papeles  de  aquella  nación ,  siembre  que  la 
tercera  parte  de  su  tripulación  se  componga  de  In- 
gleses. Real  orden  de  29  de  Noviembre  de 1799- 


al  Prontuario  de  Aguirre.     FA     241 


AETONES.   Se  concede  privilegio   excluisiv< 


_£/  AETONES.   Se  concede  privilegio   excluisivo  * 
por  diez  años  á  Don  Pablo  Antonio  Tarsis ,  y  á 
Don  Felipe  Masi ,  para  establecer  estos  coches ,  que 
deberán  ser: 

h  Sólidos ,  hermosos  y  decentes ,  de  catorce 
asientos  por  adentro ,  y  dos  por  afuera. 

II.  Saldrá  cada  día  uno  de  Madrid  y  otro  del  Si- 
tio ,  en  verano  de  quatro  á  cinco  ,  y  en  invierno  de 
siete  á  ocho  ,  excepto  quando  la' Corte  esté  en  S.  Il- 
defonso ,  que  saldrá  uno  del  Sitio ,  y  al  dia  siguiente 
otro  de  Madrid. 

III.  En  caso  de  no  ocuparse  todos  los  asientos 
por  sugetos  que  quieran  ir  al  Sitio  ,  se  ocuparán  por 
los  que  quieran  transitar  via  recta ,  con  tal  que  no 

1  hayan  de  extraviarse  estos  coches. 

IV.  Llevarán  siete  tí  ocho  muías,  irán  con  la 
brevedad  posible ,  y  sin  parada. 

V.  Los  asientos  estarán  numerados  ,  y  al  recibir 
el  numero  se  pagará  el  precio  ,  y  se  podra  llevar  una 
maleta  regular  ,  ó  su  equivalente. 

VI.  '  Se  pagará  por  asiento  interior  ,  desde  Ma- 
drid á  Aran  juez  y  San  Lorenzo  treinta  y  cinco  rea- 
les ,  y  por  el  exterior  diez  reales  ,  para  San^ Ildefonso 
cincuenta  y  cinc$  reales  por  los  de  adentro ,  y  quince 
por  los  de  afuera. 

VIL  Quando  S.  M.  pase  de  San  Ildefonso  í 
San  Lorenzo ,  habrá  dos  faetones  para  la  comitiva  ,  y 
se  pagará  por  asiento  interior  quarenta  reales ,  y  por 
el  exterior  ck>ce  reales.  Quando  S.  M.  salga  de  los  Si- 
tios para  la  Corte  ,  quatro  días  antes  estarán  los  qua- 
tro faetones  en*el  Sitio ,  para  que  puedan  servir  có- 
inodamente  al  publico.  Real  Cédula  de  20  de  Marzo 

de 1792 

FAJAS.  Véase  Gorros. 
Tomo  IV.  Hh 


2^2     FI      Continuación  y  suplemento  $*>- - 

FIGUERAS.  Véase  Individuos  que  contribuyeron 
á  la  rendición  de  la  Plaza  de  San  Fernando  de  Fi- 
güeras. 

FILIACIÓN.  Procesado  en  la  Plaza  de  Puerto- 
Rico  un  Soldado  de  aquel  Regimiento  fixo  ,  de  na- 
ción Polaco  ,  por  el  delito  de  inobediencia  é  insulto 
de  obra  á  un  Cabo  primero  del  mismo  Cuerpo  en  el 
acto  de  conducir  la  Guardia  al  Quartel ,  el  Consejo 
ordinario  de  Oficiales  impuso  al  reo  una  pena  extra- 
ordinaria ,  relevándole  de  la  capital  prescripta  para 
el  referido  crimen  ,  por 'constar  del  proceso  que  al 
tiempo  de  la  filiación  se  le  leyeron  las  leyes  penales 
en  Alemán  ,  y  no  en  su  idioma  nativo.  En  su  vista, 
y  de  lo  que  el  Consejo  supremo  de  la  Guerra  ha  con- 
sultado'en  el  asunto,  se  ha  servido  el  Rey  mandar 
por  punto  general ,  que  al  tiemoo  de  admitir  extran- 
geros  en  el  real  servicio ,  se  les  pregunte  qual  es  el 
idioma  que  mejor  entienden  ,  y  en  él  se  les  lean  las 
Ordenanzas  por  medio  del  respectivo  intérprete  ,  y  ( 
que  conste  así  en  la  filiación  ,  con  expresión  de  la 
lengua  en  que  se  les  haya  leido  ó  explicado  la  Or- 
denanza ,  firmando  su  conformidad ,  no  solo  el  inte-  ( 
resado  ,  sino  también  el  intérprete.  Lo  aviso  á  V. 
de  orden  de  S.  M.  para  su  cumplimiento  en  la  parte 
que  le  toca.  San  Lorenzo  14  de  Noviembre  de  ... .  1799. 

FINCAS  de  manos  muertas.  Los  repetidos  exce- 
sos ocurridos  en  el  pago  de  los  precios  porque  se  re- 
mataron las  fincas  de  manos  muertas  contenidas  en  el 
real  decreto  de  19' de  Septiembre  próximo  pasado  en 
moneda  metálica  ,  frustrando  los  deseos  de  otros  me- 
jores postores ,  y  la  utilidad  de  los  propietarios  de  las 
mismas  fincas  y  del  Estado  ,  han  convencido  el  equi- 
vocado concepto  en  que  se  hallan  los  Jueces  encar- 
gados de  esta  importante  operación. 

Por  el  capítulo  16.  de  la  Instrucción  formada  por 
la  Junta  suprema,  que  se  dignó  S.  M.  aprobar,  se  man-*- 
do  que  las  posturas  á  dinero  efectivo  fuesen  preferidas 
á  las  que  se  hiciesen  en  Vales ,  igualmente  que  en  las       < 


al  Prontuario  de  Aguirre.  FI  243 
mejoras  y  quarteos  ,*  y  este  mismo  espíritu  conservan 
los  demás  capítulos  de  dicha  Instrucción  en  los  casos 
en  que  tratan  de  Vales  y  dinero ,  y  no  menos  los  de 
la  real  Cédula  de  17  de  Julio  de  este  año  ,  enumerán- 
dose en  el  9  de  ella  por  última  y  principal  utilidad 
de  las  Caxas  el  crecido  lucro  que  producirá  el  dinero 
efectivo  que  han  de  percibir  ,  y  corresponde  á  la  di- 
ferencia que  se  fixa  del  papel  é  intereses  de  los  Vales 
reaígs  que  en  cada  año  se  han  de  extinguir  por  la  de 
Amortización ,  lo  que  seria  inverificable  si  en  este 
ramo  entrasen  tínicamente  Vales ,  demostrando  á 
toda  luz  este  literal  contexto  ,  que  es  el  solo  caso  ex- 
ceptuado en  la  real  Cédula  ,  como  el  medio  mas  efi- 
caz para  la  consolidación  de  las  Caxas  de  descuentos 
por  lá  precisa  entrada  de  numerario ,  y  salida  de  los 
Vales  que  hayan  reducido  en  beneficio  común  de  los 
vasallos. 

En  este  seguro  concepto,  nada  importa  mas,  que 
penetrado  V.  del  mismo  espíritu  de  las  reales  dis- 
posiciones enunciadas ,  dedique  todo  su  zelo  á  au- 
mentar, en  el  modo  posible,  las  ventas  en  metálico, 
haciendo  cumplir  religiosamente  los  pactos  baxo  los 
quales  se  hubiesen  celebrado  d  celebrasen  los  rema- 
tes en  el  distrito  de  su  jurisdicción ,  no  permitiendo 
en  manera  alguna  que  los  que  se  hubiesen  hecho  d 
hiciesen  de  pagar  el  precio  en  dinero  efectivo ,  como 
mas  conforme  á  la  letra  y  espíritu  de  la  citada  real 
Cédula,  dexen  de^ satisfacerse  en  dinero  sonante. 

<  Todo  lo  comunico  á  V.  de  orden  de  S.  M.  para 
su  inteligencia  y  puntual  cumplimiento.  San  Loren- 
zo   ; 1799. 

FIRMA,  (en  las  Cédulas  de  la  Caxa  de  Des- 
cuentos?)       * 

El  Excelentísimo  Señor  Do-n  Miguel  Cayetano 
Soler  ha  comurvcado  al  Excelentísimo  Señor  Don 
Gregorio  de  la  Cuesta  ,  Gobernador  del  Consejo,       % 
con  fecha  de  27  de  este  mes  la  real  orden  siguiente. 

*  Excelentísimo  Señor  :  Con  esta  fecha  digo  al 
Hh* 


144  ^  Continuación  y  suplemento 
" Tesorero  general  lo  siguiente.  Considerando  el 
»Rey  lo  muy  embarazoso  que  ha  de  ser  á  V.  S.  el 
«tener  que  poner  su  firma  en  todas  las  Cédulas  de 
"■las  Caxas  de  Descuentos  ,  las  quales,  según  el  capí- 
tulo io.  de  la  real  Cédula  de  17  de  Julio  próximo, 
»la  deben  llevar;  y  á  fin  de  evitar  el  retraso  forzo- 
so que  el  hacerlo  ocasionaría  al  curso  de  las  inte- 
resantes operaciones  de  la  Tesorería  general, se  ha 
"servido  S.  M.  mandar  que  en  las  Cédulas  que^ac- 
" tual mente-  se  hallen  sin  firmar  de  V.S.  lo  executen: 
"en  Cádiz  ,  el  Tesorero  de  la  real  Hacienda  Don 
"Francisco  Xavier  Castaños,  y  el  Comisario  de  Guer- 
»ra  Don  Antonio  Cabreda :  en  Barcelona ,  Sevilla, 
"Coruña  y  Mallorca,  los  Contadores  respectivos  de 
"Exército,  y  Tesorero  en  actual  exercicio:  en  Má- 
"laga  el  Veedor  de  las  Armadas  y  el  Pagador:  en 
"Bilbao  y  Pamplona,  el  Contador  y  Tesorero  actual 
j>de  Exército  de  Aragón:  en  Alicante,  Cartagena  y 
"Valencia  ,  el  Contador  y  Tesorero  actual  de  Exér^ 
"cito  de  esta:  y  en  Santander,  el  Contador  y  Te- 
"Sorero  de  Exército  de  Castilla  la  Vieja:  quedando 
"solo  á  cargo  de  V.  S.  y  del  Contador  de  Data  las  i 
"de  Madrid.  Madrid  30  de  Agosto  de J799- 

FIRMA.  El  Rey  se  ha  servido  dirigirme  con  fe- 
cha de  hoy  el  real  Decreto  siguiente. 

Como  tuve  á  jpien  conceder  á  Don  Juan  Manuel 
Alvarez,  mi  Secretario  de  Estado  y  del  Despacho 
Universal  de  la  Guerra  ,  la  facultad  de  poner  media- 
firma  en  las  ordenes  y  providencias  de  su  Ministe- 
rio ,  para  aliviarle  en  lo  mucho  que  tenia  de  mate- 
rial su  expedición ,  y  me  merece  ahora  la  misma 
consideración  el  facilitaros  medio,  que  os  abrevie 
el  despacho  de  lo  mucho  que  se  han  aumentado  los 
negocios  del  expresado  Ministerio  de  ía  Guerra,  y 
los  del  propio  ramo  en  lo  perteneciente  a  Indias  que 
tenéis  á  vuestro  cargo :  he  venido  en  esta  atencior, 
y  por  lo  satisfecho  que  me  hallo  del  zelo  y  com- 
pleto desempeño  que  habéis  acreditado  en  los  en- 


ál  Vrontuarw  de  Aguirre.  FO  24^ 
cargos  de  mi  real  servicio,  en  concederos  el  per- 
miso de  que  firméis  con  solo  el  apellido  de  Cornel 
todos  losT>ficios,  ordenes,  pasaportes  y  demás  de 
esta  clase  que  expidáis  para  España  é  Indias ,  excep- 
tuando los  despachos  y  documentos  en  que  Yo  pon- 
ga mi  firma ,  en  los  quales  pondréis  la  vuestra  :  y 
á  fin  de  que  esta  mi  real  determinación  llegue  á  no- 
ticia de  todos  los  que  deban  saberla,  la  comunica- 
reis á  los  demás  Ministros  ,  y  á  todos  los  Tribunales 
y  Gefes  de  España  é  Indias.  Tendréislo  entendido 
para  su  cumplimiento.  Señalado  de  la  real  mano  de 

S.  M.  En  San  Ildefonso  á  5  de  Septiembre  de l799- 

=  A  Don  Antonio  Cornel. 

FLETES.  Véase  Transportes. 

FORASTEROS ,  extranjeros  y  naturales. 

I.  Salgan  dentro  de  15  dias  de  Madrid  baxo  h 
pena  de  cincuenta  ducados  al  que  no  lo  cumpliese: 
por  segundo  ,  ocho  dias  y  doble  pena ;  y  por  terce- 
ro ,  las  mas  graves  que  corresponden ,  según  la  cali- 
dad de  las  personas,  y  la  mayor  ó  menor  causa  que 
representasen  para  no  salir  aplicadas  las  penas  pecu- 
niarias á  los  exactores  y  los  pobres  del  barrio  por 
mitad. 

II.  Si  la  causa  que  exponen  para  no  salir  no  la 
estimase  suficiente  el  Juez ,  deberá  salir  sin  perjui- 
cio de  recurrir  á  la  Sala  de  Gobierno  del  Consejo. 

Bando  de  26  de  Noviembre  di J7%9* 

FORASTEROS.  En  declaración  del  Bando  de 
16  de  Novieni?>re  de  89  se  exceptuaron. 

I  Las  viudas  é  hijos  de  Maestros  y  empleados  en 
la  Corte  ,  y  Criados  de  la  Casa  Real. 

II.  Los  vecinos  que  tuvieren  domicilio  en  Ma- 
drid ,  y  los  extrangeros  de  diez  años  á  esta  parte  con 
su  familf?,  casa  poblada  y  abierta ,  y  con  rentas,  ó 
algún  ¿xercifio  d  tráfico  honesto. 

III.  Los  que  hayan  venido  de  los  dominios  de 
Indias,  ó  sus  viudas. 

IV»     Con  los  pretendientes  eclesiásticos  se  obser- 


246    FU       Continuación  y  suplemento 
ve  la  ley  65.  tit.  4.  lib.  2.  de  la  Recopilación  ,  y  el 
auto  4.  tit.  6.  cap.  16.  y  17.  lib.  1.  y  lo  rpismo  con 
los  pretendientes  seculares. 

V.  A  los  pasantes  se  les  dan  quatro  años ,  y  los 
Agentes  deberán  reducirse  á  número  ,  y  deban  ob- 
tener licencia. 

VI.  Nadie  podrá  residir  en  Madrid  sin  licencia 
que  deberán  exhibir  ó  pedir  al  Alcalde  de  Quartel, 
sino  dependen  de  vía  privilegiada.  4 

VII.  Las  licencias  serán  por  término  limitado. 

VIII.  Se  proroga  el  término  de  la  salida  hasta  fin 

de  Enero.  Bando  de  24  de  'Diciembre  de l7%9- 

FORASTEROS.  Los  que  salgan  en  virtud  del 
Bando  de  24  de  Diciembre  de  89  no  se  queden  en  los 
Lugares  de  doce  leguas  en  contorno ,  ni  en  los  Sitios 
reales,  y  sus  habitaciones  se  alquilen  dentro  de  quin- 
ce dias.  Bando  de  16  de  Mirzo  de 1790. 

FUEGOS  artificiales  y  tiros.  Manda  el  Rey  nues- 
tro Señor  ,  y  en  su  real  nombre  los  Alcaldes  de  su  i 
real  Casa  y  Corte:  Qae  sin  embargo  de  lo  manda- 
do en  real  Cédula  de  15  de  Octubre  de  1771 ,  y  Ban- 
do á  su  conseqüencia ,  publicado  en  25  del  mismo 
mes  y  año,  y  de  lo  que  se  dispone  por  los  autos 
acordados  36.  y  106.  del  lib.  2-  tit.  4.  de  la  nueva  Re- 
copilación ,  para  evitar  los  graves  inconvenientes  y 
lastimosas  resultas  que  habían  ocasionado  la  abun- 
dancia de  fuegos  artificiales  que  se  usaban  en  esta 
Corte ,  y  de  que  habían  dimanado  muchos  incen- 
dios de  casas  y  edificios  ;  se  prohibieron  absoluta- 
mente ,  como  también  el  que  persona  alguna  den- 
tro de  la  Corte  ni  sus  inmediaciones  pudiese  tirar  o 
disparar  arcabuz  ó  escopeta  con  munición  d  sin 
ella  ,  si  no  es  en  las  partes  que  fuera  del  Pueblo  es- 
taban diputadas  para  tirar  con  bala  rasa  ai  blanco  en 
la  forma  que  anteriormente  se  acostumbraba :  se  ha 
experimentado  que  algunas  personas  aficionadas  á  la  c 
caza  lo  han  executado  y  executan  en  contravención 
á  la  insinuada  real  Cédula  ,  Bando  en  su  virtud  pu- 


al  Prontuario  de  Agnirre*  FU  247 
blicado ,  y  autos  acordados  que  van  citados ,  en  las 
inmediaciones  de  esta  Corte  y  paseos  públicos,  de 
ella ,  de  lo  que  se  pueden  originar  varias  desgracias, 
así  por  la  poca  piáctica  de  las  tales  personas  en  el 
manejo  de  la  escopeta  ,  como  porque  llevados  de  su 
afición,  y  ninguna  reflexión  la  han  disparado  sin 
atender  al  concurso  de  las  gentes  que  salen  á  recrear- 
se,  y  para  precaver  y  evitar  en  lo  succesivo  las  ma- 
lastconseqüencias  que  de  ello  procedan  ,  y  que  los 
vecinos  de  esta  Corte  puedan  con  toda  seguridad  y 
sin  recelo  alguno  freqüentar  los  paseos  sin  estar  ex- 
puestos á  experimentar  desgracias  ,  y  que  al  mismo 
tiempo  los  que  fuesen  aficionados  á  la  cázalo  exe- 
cuten  con  la  misma  libertad  ;  se  prohibe  absoluta- 
mente que  ninguna  persona  ,  de  qualquiera  clase  que 
sea  ,  pueda  disparar  la  escopeta  en  los  caminos  y  pa- 
seos públicos  y  sus  inmediaciones ,  de  forma,  que 
no  puedan  ofender  ni  herir  á  los  qne  transitan  y  se 
%  pasean  por  ellos ,  especialmente  en  los  de  las  deli- 
cias ,  hasta  el  Canal ,  siguiendo  por  mano  derecha 
hasta  el  remate  del  Puenta  de  Toledo  ,  y  por  k  iz- 
quierda hasta  el  primer  molino t,  dando  vuelta  á  toda 
la  ronda  é  inmediaciones  de  esta  Corte  á  trescientos 
pasos  de  distancia  de  ella ,  plaza  de  toros ,  texares  y 
demás  partes  donde  haya  concurrencia  de  gentes, 
como  también  en  los  sitios  y  parages  que  se  hallan 
vedados  por  reales  resoluciones"  y  tiempos  señalados 
por  la  veda  de  caza  :  pena  al  que  se  encontrase  ca- 
zando en  los  paseos  que  van  señalados ,  o  sus  inme- 
diaciones y  las  de  esta  Corte ,  ó' que  á  la  ida  ó  vuel- 
ta por  ellos,  hasta  pasar  los  límites  que  van  expre- 
sados ,  llevase  la  escopeta  cargada  ,  por  la  primera 
vez  de  treinta  dias  de  cárcel ,  y  treinta  ducados  de 
multa ,  aplicados  por  mitad  á  penas  de  Cámara  y 
denunciador  ,£on  perdimiento  de  la  escopeta;  por 
0  la  segunda  doblada  esta  pena  ;  y  por  la  tercera  se  le 
impondrá  al  contraventor  ó  contraventores  la  de 
quatro  años  á  presidio  en  uno  de  los  de  África.  Ban- 


24$     FU     Continuación  y  suplemento 
do  de  la  Sala  dado  en  Madrid  á  29  de  Noviembre 

de ;••;• V l799- 

FUERO.  Las  personas  á  quienes  en  el  art.  2.  de 
la  Cédula  de  16  de  Septiembre  de  1784.se  conser- 
va su  fuero ,  quando  fueren  reconvenidas  en  los  juz- 
gados ordinarios  por  causas  en  que  las  demás  per- 
sonas quedan  desaforadas ,  deberán  proponer  y  jus- 
tificar en  los  mismos  juzgados  sus  exenciones,  siem- 
pre que  estas  no  consten  por  notoriedad.  Real  tt¡+ 

dula  de  11  de  Noviembre  de l79l* 

FUERO.  El  Rey.  Para  evitar  en  lo  succesivo 
las  disputas  entre  los  Gefes  de  los  Cuerpos  de  mi 
Exército  en  Indias  con  las  Audiencias  y  demás  Tri- 
bunales de  Justicia  de  aquellos  mis  dominios ,  que 
entiendan  en  las  causas  de  intentada  sublevación  j 
sus  incidencias ,  ú  otras  de  igual  naturaleza  en  que 
se  hallen  comprehendidos  individuos  de  los  referi- 
dos Cuerpos  militares,  suscitadas  con  motivo  del  fue- 
ro concedido  á  estos  por  mi  real  Decreto  de  9  de  < 
Febrero  de  1793  ,  y  para  entender  los  enunciados 
Gefes  en  semejantes  causas,  me  hizo  presente  mi       ( 
Consejo  de  Indias,  después  de  haber  oido  á  mis  Fis- 
cales ,  lo  que  en  el  asunto  tuvo  por  conveniente  en 
consulta  de  26  de  Abril  último  ;  y  habiéndome  con- 
formado con  su  dictamen :  he  venido  en  declarar, 
que  no  tiene  lugar  efn  las  gravísimas  causas  de  la  na- 
turaleza expresada  ningún  fuero  por  privilegiado 
que  sea  ,  debiendo  proceder  mis  reales  Audiencias 
con  todo  rigor ,  según  previenen  las  leyes  ,  al  pron- 
to castigo  de  los  reos ;  de  suerte ,  que  al  paso  que  se 
dé  exemplo  ,  se  afiance  la  seguridad  publica ,  y  el 
sosiego  de  aquellas  Provincias.  Real  resolución  fecha 

*" C l799- 


al  Prontuario  de  Agairre.    GA     249 

1 

•  vr 

AÑADO  de  Coches  y  regalo.  Por  real  orden 
de  24  de  Agosto  próximo  se  ha  servido  S.  M  man- 
dar, que  se  duplique  la  contribución  de  un  real  men- 
sual que  se  paga  por  cada  cabeza  de  ganado  de  Co- 
ches y  regalo  en  Madrid,  aplicándose  el  aumento  á 
los  Hospitales  General  y  la  Pasión  de  esta  Corte ,  en 
la  forma  que  lo  previene  la  real  Cédula  de  25  de 
Febrero  de  1770,  por  la  que  se  hizo  igual  concesión 
á  favor  de  los  reales  Hospicios  de  Madrid  y  San  Fer- 
nando ,  cuya  recaudación  se  practicará  por  los  su- 
getos  que  se  destinarán ,  á  quienes  se  dará  el  auxi- 
lio correspondiente  por  los  Alcaldes  de  Barrio.  Edic- 
to de  la  Sala  de  Señores  Alcaldes  de  la  real  Casa  y 

Corte.  Madrid  2  de  Noviembre  de .......  1799. 

GÉNEROS.  El  incesante  desvelo  del  Rey  para 
la  felicidad  de  sus  amados  vasallos ,  y  las  representa- 
ciones que  se  dirigieron  á  sus  reales  manos  sobre  la 
estancación  que  padecían  nuestras  Colonias  de  sus 
principales  frutos,  y  la  falta  que  experimentaban  de 
géneros  y  efectos  de  primera  necesidad ,  causándose 
irreparables  perjuicios  á  su  agricultura  y  comercio, 
fueron  los  motivos  que  inclinaron  su  piadoso  real 
corazón  á  expedir  la  real  drder?  de  18  de  Noviem- 
bre de  1797,  permitiendo  á  todos  sus  vasallos  hacer 
expediciones  á  aquellos  dominios  de  géneros  no  pro- 
hibidos en  buques  nacionales  ó  extrangeros  desde  los 
puertos  de  Potencias  neutrales  ,  ó  desde  los  de  Es- 
paña, baxo  las  reglas  que  se  estimaron  oportunas 
para  evitar  fraudes,  y  asegurar  los  retornos  á  los  de 
la  Penínsu%. 

Lexofc  de  verificarse  los  efectos  favorables  á  que 

se  dirigía  esta  soberana  resolución ,  ha  convencido 

la  experiencia  de  un  modo  incontestable,  que  no 

pudiendo  guardarse  las  precisas  formalidades  con  que 

Tomo  IV*  Ii 


2$o  GA  Continuación  y  suplemento 
se  estableció  ,  y  abusando  los  Españoles  mismos  del 
privativo  favor  que  se  les  dispensaba ,  se  ha  conver- 
tido todo  en  daño  geneml  del  Estado,  y*; particular 
de  los  vasallos  de  América  y  España ,  y  en  aumento 
de  la  industria  y  del  comercio  de  sus  enemigos ,  po- 
niendo en  su  mano  la  fuerza  mas  poderosa  para  con- 
tinuar la  guerra,  y  hacer  llorar  á  toda  la  Europa  su 
calamidad. 

Con  este  positivo  conocimiento  no  ha  podido  el 
Rey  dilatar  un  instante  el  remedio  eficaz  de  tangos 
males  ,  derogando ,  como  se  ha  servido  derogar  en 
todas  sus  partes  la  citada  real  orden  de  18  de  No- 
viembre de  1797,  y  qualesquier  permisos  que  por 
otras  se  hayan  concedido  en  general  á  particular ,  ó 
por  providencias  gubernativas  de  los  Vireyes ,  Go- 
bernadores ,  Intendentes  y  demás  Ministros  de  Amé- 
rica ;  quedando  en  su  fuerza  y  vigor  las  leyes  de  In- 
dias, y  el  Reglamento  del  libre  comercio,  y  los  mis- 
mos (jefes  obligados  baxo  expresa  responsabilidad  á 
tomar  quantas  providencias  juzguen  conducentes,  no  i 
solo  á  su  puntual  observancia ,  sino  también  á  reparar 
los  daños  que  ha  causado  el  exceso  ocurrido  en  el  uso 
de  la  citada  real  orden ,  sin  admitir  excusas  ni  pre- 
textos de  qualquier  clase  que  sean ,  una  vez  que  se 
dirijan  á  debilitar  el  cumplimiento  de  esta  real  re- 
solución. 

Por  estos  medias  espera  S.  M.  que  animado  el 
comercio  de  España  y  América,  pondrá  en  exercicio 
todos  los  esfuerzos  posibles  para  eí  logro  del  gran 
bien  que  les  ofrecen  sus  recíprocas  expediciones ,  dis- 
minuyendo el  riesgo  que  promueve  la  guerra  por 
los  medios  adoptados ,  y  demás  que  la  necesidad  sabe 
sugerir  en  iguales  casos ;  pero  si  aun  estimasen  pre- 
cisos los  auxilios  del  Gobierno  ,  podránflos  Consu- 
lados de  este  Reyno  y  de  los  de  Amérjca  representar 
á  S.  M.  quanto  les  dicte  su  obligación  y  amor ,  con, 
la  confianza  de  que  serán  atendidos  siempre  que  íi- 
xensus  ideas  á  asegurar  el  fomento  de  nuestro  co- 


al  Prontuario  de  Agttirre.     GO     25  r 
mercio  é  industria ,  apartando  las  causas  que  hasta 
ahora  lo  lian  impedido  en  daño  universal  de  los  va- 
sallos, y  utilidad  de  los  enemigos.  Real  orden  dada 

en  Aranjuez,  y  Abril  de I799- 

GORROS,  Guantes  i  Calcetas  y  Fajas.  D,  Car- 
los, por  la  gracia  de  Dios ,  &c.  Sabed :  Que  por  la 
Sociedad  Económica  establecida  en  Madrid  baxo  mi 
inmediata  real  protección,  se  me  ha  hecho  presente, 
qu%  para  emplear  á  los  pobres  de  ella  no  es  bastante 
el  establecimiento  de  las  Escuelas  Patrióticas  para 
enseñar  las  hilazas  en  las  quatro  especies  de  lana, 
lino,  cáñamo  y  algodón,  ni  los  premios  con  que  in- 
cesantemente se  estimulan  los  progresos  de  una  en- 
señanza ,  que*  es  el  fundamento  de  los  texidos  ,  no 
siendo  suficientes  tampoco  la  suscripción  que  á  im- 
pulsos <le  la  Sociedad  se  ha  establecido  con  el  prin- 
cipal objeto  de  acopiar  primeras  materias  ,  y  dar 
que  hilará  las  niñas  y  mugeres  enseñadas  en  estas 

•  propias  Escuelas,  habiéndose  verificado  también  por 
real  resolución  á  consulta  del  mi  Consejo  un  Monte 
Pió,  y  fondo  para  emplear  las  pobres  vergonzantes 
de  Madrid  y  sus  arrabales,  acopiando  primeras  mate- 
rias, cuya  hilaza  les  dé  ocupación  y  alivio  en  sus  ne- 
cesidades. Que  es  preciso  dar  un  paso  mas,  reducien- 
do á  texidos  de  Gorros ,  Guantes ,  Calcetas  ,  Fajas, 
y  otras  cosas  de  lino  ,  cáñamo  ,  !«na  y  algodón  ,  pero 
que  este'  empleo  de  hilazas,  ni  aun  el  hilo  de  cocer 
que  produzcan^  podrá  tener  el  debido  progreso  que 
la  Sociedad  desea  ,  y  conviene  al  Estado ,  si  se  per- 
miten introducir  de  fuera  estos  géneros  ordinarios  y 
de  común  despacho ,  pudiendo  los  extrangeros  ven- 
der fiado  y  á  mejores  precios ,  por  hallarse  estableci- 
da allí  la  iriustria ,  y  perfectas  las  maniobras  con  uso 
de  máquinas  que  las  abrevian  ó  facilitan.  Que  de  aquí 
es,  que  no  podiendo  en  vigor  las  leyes  que  prohi- 

'  ben  la  entrada  de  estos  géneros  ,  no  puede  esperar  la 
Sociedad  de  Madrid  ,  ni  las  demás  del  Reyno  aque- 
llos progresos  y  facilidad  que  necesitan  para  emplear 

li  2 


252  GO  Continuación  y  suplemento 
las  niñas,  muchachas  y  mugeres  pobres  y  vergon- 
zantes. Que  esta  prohibición  facilitará  ei  ^despacho, 
y  contribuirá  á  consolidar  los  nuevos  establecimien- 
tos de  las  Sociedades  Económicas,  imitándoles  unos 
concurrentes  y  émulos  tan  perjudiciales  ,  quales  son 
lasmanufactuias  menores  de  esta  especie  de  lana, 
lino  y  cáñamo ,  pues  los  géneros  extrangeros  de  al- 
godón tienen  una  general  prohibición  de  entrada, 
y  nada  hay  que  añadir  de  nuevo  en  esta  ultima  el  .se. 
Que  resultará  también  de  aquí  un  fomento  para  que 
las  Provincias  remitan  por  el  comercio  libre  de  In- 
dias estos  géneros  de  manufacturas  propias ,  y  es  el 
primero  de  los  auxilios  que  la  Sociedad  podia  pro- 
ponerme en  cumplimiento  de  la  real  orden  que  se 
la  comunico  para  proponerme  los  medios  que  la 
fueran  ocurriendo,  á  fin  de  que  la  Nación  se  apro- 
vechase de  las  ventajas  que  la  he  franqueado  en  la  ex- 
tensión del  comercio  libre  por  los  puertos  habilita- 
dos á  las  Provincias  del  Rio  de  la  Plata  ,  Reyno  de  < 
Chile,  y  demás  del  Perú ;  concluyó  suplicándome 
.dicha  Sociedad  Ecpnomica  de  Madrid  me  sirviese 
prohibir  la  entrada  de  estos  géneros,  estendiendo 
la  prohibición  á  las  redecillas-,  hilo  de  coser  ordina- 
rio ,  é  igualmente  la  entrada  de  cinta  casera ,  y  de 
auxiliar  estas  fábricas  menores,  eximiéndolas  de  los 
derechos  de  aleábales  en  las  primeras  ventas  de  los 
géneros  que  fabriquen  ,  concediendo  un  año  de  tér- 
mino, ó  el  que  se  juzgue  necesariq  ,  para  que  den- 
tro de  él  se  vendan  los  repuestos  de  estos  géneros 
extrangeros,  y  promover  en  España  las  fábricas  equi- 
valentes al  surtimiento  general  del  Reyno  y  de  las 
Indias. 

Y  habiéndome  enterado  de  las  razóos  en  que  la 
Sociedad  Económica  de  Madrid  funda  sujnstancia, 
y  ser  uno  de  los  medios  mas  obvios  y  efectivos  para 
que  gane  la  vida  la  mucha  gente  pobre,  y  se  vaya^ 
desterrando  la  ociosidad  involuntaria ;  Uive  á  bien 
.  condescender  á  esta  ¿úplica,  y  por  mi  real  orden 


al  Prontuario  de  Aguirre.    GO     253 
de  3  de  Mayo  de  este  año  la  remití  al  mi  Consejo, 
para  que  Rendóse  en  él  formase  la  Cédula  de  pro- 
hibición ,  incluyendo  también  en  ella  las  ligas,  cin- 
tas y  cordones,  señalando  en  ella  el  término  necesa- 
rio para  que  entrenólas  partidas  de  estos  géneros  que 
hayan  pedido  los  comerciantes  á  sus  corresponsales 
fuera  del  Reynq.  Y  en  su  conseqüencia ,  teniendo 
presente  lo  expuesto  por  mis  tres  Fiscales  ,  extendió, 
y  fcon  mi  real  aprobación  acordó  expedir  esta  mi 
Cédula  :  por  la  qual  prohibo  general  y  absolutamen- 
te la  introducción  en  todos  mis  Reynos  y  Señoríos 
de  Gorros ,  Guantes  ,- Calcetas,  Fajas  y  otras  manur 
facturas  menores  de  lino  ,  cáñamo  ,  lana  y  algodón, 
redecillas  de  todos  géneros ,  hilo  de  coser  ordinario, 
y  cinta  casera;  como  asimismo  las  ligas,  cintas  y 
.cordones  de  lana;, y  concedo  á  los  comerciantes  en 
estos  géneros  un  año  de  término  para  el  despacho 
de  los  ya  introducidos  en  estos  mis  Reynos  ,  proce- 
l  diendo  dichos  comerciantes  sin  fraude,  ni  colusión 
alguna;  y  para  los  que  estén  pedidos  fuera  de  él,  con- 
cedo asimismo  sesenta,  dias  perentorios  para  s$  en- 
trada en  ellos  ,  contado  uno  y  otro  término  desde  el 
dia  de  la  publicación  de  esta  mi  Cédula ,  quedando 
sujetos  á  la  confiscación  los  que  pasados  dichos  tér- 
minos se  introduxeren  d  vendieren,  y  á  las  demás 
f:na_$  establecidas  en  las  leyes  y%  pragmáticas  que  ha- 
án  de  las  referidas  prohibiciones  en  las  cosas  ve- 
dadas. * 

Y  declaro,  que  no  solo  los  Jueces  del  contraban- 
do y  demás  que  entiendan  en  ios  negocios  de  mis 
Rentas  reales ,  sino  también  las  Justicias  ordinarias, 
deben  conocer  á  prevención  en  estos  asuntos  de  de- 
nuncias, ca^as  y  contravenciones,  sin  formarse  so- 
bre ello  competencias ,  y  procediendo  unos  y  otros 
Jueces  con  el  mayor  zelo  ,  armonía  y  actividad  ,  para 
#que  tenga  el  debido  cumplimiento  una  providencia 
que  se  encamina  á  fomentar  la  industria  nacional, 
socorrer  á  los  pobres,  desterrar  la  ociosidad ,  y  res- 


254  GR  Continuación  y  suplemento 
tablecer  en  esta  parte  la  puntual  observancia1  de  las 
leyes  del  Reyno:  y  en  su  conseqüenciá  irtando  á  to- 
dos ,  y  á  cada  uno  de  vos  en  vuestros  lugares ,  dis- 
tritos y  jurisdicciones  veáis  esta  mi  real  resolución, 
y  la  guardéis,  cumpláis  y  executeis,  y  hagáis  guar- 
dar ,  cumplir  y  executar  en  todo  y  por  todo ,  sin  per- 
mitir que  pasado  el  término  del  año  concedido ,  se 
vendan  los  citados  géneros ,  ni  se  introduzcan  de  fue- 
ra del  Reyno ,  pasados  los  sesenta  dias  señalados  jj¡ara 
ello;  dando  para  todo  las  ordenes  ,  autos  y  provi- 
dencias que  convengan ,  comunicándose  exerriplares 
de  esta  mi  Cédula  por  la  via  reservada  de  Indias  y 
Hacienda  á  las  Aduanas ,  y  demás  á  quienes  corres- 
ponda ,  para  que  todos  se  arreglen  tínicamente  á  su  li- 
teral disposición  ,  en  cuya  observancia  tanto  intere- 
sa el  beneficio  de  la  causa  ptíblica,  y  el  alivio  de  los 
pobres ,  dandples  una  ocupación  fácil  con  que  pue- 
dan alimentarse,  y  hacerse  vasallos  títiles  y  contribu- 
yentes. Real  Cédula  dada  en  Madrid  á  14  de  Julio* 
de t l77%* 

GRACIAS  al  sacar.  Los  servicios  pecuniarios  á     ( 
estas  gracias  en  los  Reynos  de  Indias  é  Islas  Filipi- 
nas se  comprehenden  en  la  real  Cédula  y  arancel 
de  10  de  Febrero  de *795« 

GRANOS  y  aceyte.  No  se  permita  en  los  pue- 
blos de  la  Península  que  por  ahora  y  hasta  nueva 
providencia  se  haga  extracción  alguiía  de  granos, 
harina  y  aceyte.  El  Consejo  encanga  á  los  Jueces 
el  cumplimiento  de  esta  orden,  en  la  inteligencia, 
de  que  se  suspenderá  de  contado  del  empleo  al  Juez 
en  cuyo  territorio  se  verifique  la  contravención,  y 
procederá  á  lo  demás  que  haya  lugar;  y  en  todo  caso 
se  dará  por  perdido  el  grano  o  aceyte  c¿ue  se  apre- 
henda extrayendo  ,  con  la  aplicación  regular  por 
tercias  partes  á  la  Cámara ,  Juez  y*  Denunciador. 
Orden  del  Consejo  de  22  de  Septiembre  de ^797* 

GRANOS  y  harina.  Don  Carlos ,  por  la  gracia 
de  Dios ,  &o  Sabed :  Que  habiendo  ocurrido  al  mi 


• 


al  Prontuario  de  Aguirre.  GR  255 
Consejo  diferentes  pueblos  de  estos  mis  Reynos ,  es- 
pecialmente de  los  de  Andalucía  y  Valencia,  expo- 
niendo elfexcesivo  precio  que  han  tomado  los  gra- 
nos, y  la  escasez  que  se  experimentaba  de  ellos,  mo- 
vida de  la  falta  de  aguas  que  entonces  se  padecía, 
sin  que  bastasen  ningunas  providencias  á  acopiar  los 
necesarios  á  su  surtimiento ,,  porque  con  la  altera- 
ción se  han  retirado  los  comerciantes ,  y  demás  pern 
sonas  que  los  tienen  con  el  fin  de  proporcionarse 
nitores  exhorbitantes  ganancias  :  en  consulta  de  14 
de  Mayo  próximo  pasado ,  me  hizo  presente  el  Con- 
sejo los  medios  que  podrían  tomarse  para  facilitar 
la  abundancia  y  surtimiento  común  de  este  generó, 
tan  precisamente  necesario  para  la  vida :  y  entera- 
do por  mi  real  resolución  á  la  citada  consulta ,  he 
venido  en  eximir  de  todos  los  derechos  reales  los 
granos  y  harinas  que  vengan  de  fuera  á  los  puertos 
de  estos  mis  Reynos  hasta  fin  de  Agosto  de  1774: 
y  publicada  en  el  Consejo  esta  mi  real  resolución 
•  en  2j  del  expresado  mes  de  Mayo  próximo  ,  acordó 
para  su  cumplimiento  expedir  esta  mi  Cédula.  Fe- 
cha en  Aranjuez  a  6  de  Junio  de l772>* 

GRATIFICACIÓN.  En  contextacion  al  oficio 
del  Inspector  general  de  Infantería  que  V.  E.  me 
Jia  dirigido  con  el  suyo  de  antes  de  ayer ,  y  devuel- 
vo adjunto,  en  el  qual  expone  las  dudas  que  le  ocur- 
ren en  quanto  á  la  inteligencia  ¿fel  Reglamento  adic- 
cional  de  1.1  de  Febrero  de  97  sobre  la  gratificación 
señalada  en  él  ¡lara  los  Oficiales  del  Exército  em- 
barcados de  transporte  en  los  reales  baxeles,  debo 
manifestar  á  V.  E.  con  referencia  á  los  mismos  ar- 
tículos que  cita  dicho  Inspector  ,  que  en  el  XX.  está 
expresamente  declarada  para  los  Coroneles  y  Ge- 
fes  del  esta  Jo  mayor  de  los  Regimientos  la  grati- 
ficación <le  mesa  según  el  antiguo  régimen ,  y  con 
el  propio  descuento  en  sus  respectivos  sueldos,  por 
lo  mismo  que  nada  se  dice  en  contrario:  en  el  XXL 
se  asigna  á  los  Oficiales  Subalternos  ,  sus  mugeres  é 


256  GR  Continuación  y  suplemento 
hijos ,  igualmente  que  á  los  Cadetes,  el  goce  de  ra- 
ción y  media  de  armada  mientras  subsistiesen  á 
bordo,  sin  que  por  esto  se  les  cause  déltuento  al- 
guno en  sus  sueldos ;  y  finalmente ,  el  art.  XXIL 
establece  para  los  Oficiales  de  Marina  de  transpor- 
te los  mismos  goces  que  para  los  de  dotación  ,  dan- 
do por  causal  de  esta  manifiesta  distinción,  que  hace 
respecto  á  los  del  Exército  la  identidad  d  semejan- 
za de  obligaciones  que  aquellos  tienen  en  ambos 
casos ;  y  así  es,  que  no  subsiste  la  misma  diferencia 
en  quanto  á  sus  hijos  y  mugeres. 

Ademas  de  que  este  artículo  XXII.  parece  que 
desvanece  muy  bien  qualquiera  duda  que  pudiere 
ocurrir  acerca  de  la  inteligencia  de  su  anterior ,  aca- 
baña también  de  confirmarla  la  especificación  que 
se  hace  en  el  VIL  de  los  sugetos  á  quienes  ,  tenien- 
do destino  en  los  Buques  de  la  Armada ,  correspon- 
de el  goce  de  la  gratificación  personal,  y  sobre  todo 
se  echa  fácilmente  dé  ver ,  que  pues  á  los  Corone- 
les y  Gefes  del  estado  mayor  de  los  Regimientos 
no  se  les  considera  otra  que  la  simple  gratificación  de 
mesa  i  sin  declararles  excepción  del  descuento  acos-  < 
tumbrado,  no  es  presumible  que  los  Subalternos  tu- 
viesen sobre  esta  expresa  ventaja  la  de  disfrutar  tam- 
bién los  quarenta  y  cinco  escudos  mensuales  de  la 
gratificación  personal ,  mas  la  ración  y  media  de  Ar- 
mada de  que  trata  fel  artículo  XXI.  Real  orden  de  ir 
de  Mayo  de 1799, 

GREMIOS  mayores.  Habiéndole  representado  á 
la  real  Junta  general  de  Comercio  ,  Moneda  y  Minas 
por  los  Cinco  Gremios  mayores  de  esta.  Villa  de  Ma- 
drid ,  que  son  los  Mercaderes  de  Seda  de  la  Puerta 
de  Guadalaxara ;  el  de  Mercería ,  Especería  y  Dro- 
guería -j  el  de  Joyería  de  la  calle  mayor,  peí  de  Paños, 
y  el  de \  Lencería  las  continuas  diferencias  J  disputas 
*  que  experimentaban  con  varios  sugetos  que  pretendían^ 
incorporarse  por  individuos  de  sus  comunidades  ,  sin 
hallarse  con  las  circunstancias  que  prevenían  las  Qr- 


al  Prontuario  dé  Aguirre.  GR  257 
den  atizas  aprobadas  por  real  Cédula,  de  17  de  Sep- 
tiembre de  1 74 1  ,  y  reales  Decretos  posteriores ,  con 
perjuicio  9e  la  estimación  que  siempre  habían  mante- 
nido en  su  comercio ,  y  vastos  negocios  de  su  cargok 
así  en  estos  Reynos  como  en  los  de  Indias  y  demás 
Plazas  de  comercio  de  Europa  ,  presentando  al  mismo 
tiempo  á  la  citada  real  Junta  las  Ordenanzas  que  ha- 
blan dispuesto  y  dirigidas  á  la  extinción  de  los  abusos 
introducidos ,  y  asegurar  mas  la  utilidad  del  público, 
pretendieron  su  aprobación  ,  y  que  se  expidiese  el  des- 
pacho corre  sponaiente ;  y  visto  en  la  expresada  real 
Junta  dicha  representación  y  Ordenanzas  ,  con  los  in- 
formes que  tuvo  por  conveniente  tornar  en  el  asunto  f  y 
lo  que  en  su  razón  se  ofreció  decir  al  Señor  Fiscal% 
dado  cuenta  de  todo  d  S*  M.  en  consulta  de  28  de  Julio 
d¿  178 1 ;  en  inteligencia  de  todo ,  por  su  real  Decreto 
de  25  de  Junio  de  este  año ,  resolvió  entre  otras  cosas \ 
que  atendiendo  á  la  utilidad  pública ,  notoriamente  co- 
nocida del  buen  giro  y  gobierno  de  dichos  Gremios  ma* 
yores  de  Madrid  en  su  comercio  desde  su  erección  y 
unión ,  y  esperando  que  serán  cada  dia  mayores  sus 
progresos  en  beneficio  del  Estado  y  de  sus  amados  va± 
salios  ,  si  se  removieren  por  abuso  9  falta  de  observan- 
cia y  diminución  de  sus  antiguas  Ordenanzas ,  venia 
S*  M.  en  arreglar ,  y  aprobar  las  que  le  propuso  dicha 
real  Junta  en  la  expresada  consulta  de  28  de  Julio 
de  81  en  la  forma  conveniente  á  htos  fines  9  y  que  se 
publicasen  y  observasen  inviolablemente  ,  sin  interpre- 
tación y  disimulo^  ni  tolerancia  en  contrario ;  en  cuya 
virtud  y  en  el  dia  19  de  Septiembre  próximo  pisado 
se  expidió  la  real  Cédula  de  aprobación  corre  sponaiente, 
firmada  de  S*  M.  y  refrendada  del  Señor  Don  Ma- 
nuel de  Ne stares  f  su  Secretario  ,  y  de  dicha  real  Jun- 
ta ,  por  quien  de  acuerdo  de  ella  se  me  remitió  testifica* 
cion  para  la  p^iblicacion  por  Eaictos  en  los  par  ages 
^acostumbrados  de  varios  capítulos  que  se  comprehenden 
en  dichas  Ordenanzas  ,y  son  del  tenor  siguiente* 

Tomo  IV.  Kk 


258    GR    Continuación  y  suplemento* 

ORDENANZA  III.^ 
Ninguna  persona  natural  d  extrangera  de  estos 
Reynos  y  Señoríos  pueda  exercitar  en  Madrid  el 
comercio  por  menor ,  en  peso  ,  piezas ,  ni  vareado 
de  los  géneros  aplicados  por  estas  Ordenanzas  á  los 
Cinco  Gremios  mayores  ,  ni  vender  alguno  de  ellos, 
sin  que  primero  estén  incorporados  y  admitidos  en 
el  Gremio  respectivo  á  los  géneros  en  que  haya^de 
comerciar  con  Tienda  pública  en  los  sitios  dcigarca- 
dos ;  exceptuando  de  esta  generalidad  á  los  fabrican- 
tes de  estos  mis  Reynos ,  á  quienes  concedo  libertad 
para  vender  por  sí  o  sus  comisionados  en  esta  Corte 
solos  los  géneros  de  sus  respectivas  fábricas  por  ma- 
yor y  menor  ;  y  que  dos  ó  mas  fábricas,  o  fabricantes 
puedan  encargar  el  despacho  de  sus  géneros  á  una* 
misma  persona ,  y  solo  para  evitar  fraudes  deberán 
los  fabricantes  poner  en  noticia  de  mi  Junta  general 
de  Comercio ,  y  de  los  Apoderados  de  los  respecti- 
vos Gremios ,  las  calles ,  casas  y  sitios  donde  pon- 
gan sus  Tiendas  o  Almacenes ,  y  las  personas  á  cuyo 
cargo  corra  el  despacho  de  sus  géneros  ,  sin  poder  te- 
ner otros  que  los  de  sus  propias  fábricas ,  y  las  demás 
personas  que  contraviniendo  á  lo  que  se  ha  dicho 
vendiesen  ,  o'  lo  intentasen  por  las  casas ,  calles,  por- 
tales ,  postes  ,  mesas^  paredes  ,  cestos ,  quartos  de  ca- 
sas ,  tí  otra  qualquiera  parte  fuera  de  las  expresadas 
Tiendas  y  Almacenes  permitidos  amichos  fabrican- 
tes y  sus  comisionados ,  y  las  demás  de  los  indivi- 
duos de  los  Cinco  Gremios  en  los  sitios  demarcados, 
incurran  por  la  primera  vez  en  cincuenta  ducados  de 
vellón  de  multa  ;  por  la  segunda  ciento  ,  ademas  de 
declarar  los  géneros  por  de  comiso  ;  y  por  la  tercera 
dexo  al  arbitrio  de  dicha  mi  Junta  general,  la  multa 
y  castigo  que  deba  imponerles;  conservando  siempre 
en  los  retales  de  los  géneros  que  lo  admitan  para  su  1 
última  venta,  la  marca  legítima  que  los  contradistinga 
de  los  de  otras  fábricas  ó  extranjeros. 


* 


al  Prontuario  de  Agnirre-    GR    259 
ORDENANZA    IV. 


Por  quanto  algunas  personas  asistidas  de  las  cali- 
dades de  práctica  en  el  comercio  ,  caudal  y  demás 
necesarias  para  individuo  de  los  Cinco  Gremios  ma- 
yores ,  han  pasado  á  abrir  sus  tiendas  fuera  de  las 
demarcaciones  señaladas  á  los  Cinco  Gremios  mayo- 
x% ,  sujetas  á  la  demarcación  propia  de  su  Gremio, 
aun  quando  el  Apoderado  les  ha  ofrecido  tienda  des- 
ocupada en  ella  ,  continuando  así  con  título  de  tole- 
rados ,  y  constituyendo  abusivamente  una  tercera  es- 
pecie ,  que  no  ha  sido  conocida  ni  admitida  por  or- 
denanza alguna ,  cediendo  esta  tolerancia  en  perjui- 
cio y  confusión  de  las  cinco  Comunidades  ,  y  de  sus 
individuos  :  ordeno  y  mando ,  que  desde  hoy  en  ade- 
lante no  se  permita  de  modo ,  ni  con  pretexto  algu- 
no ,  que  se  abra  tienda  de  géneros  y  comercio  cor- 
respondiente á  los  Cinco  Gremios  mayores  fuera  de 
sus  respectivas  demarcaciones  ,  aunque  la  persona 
que  lo  solicitare  ó  intentare  tenga  las  otras  calidades 
de  práctica  y  caudal ,  y  demás  requeridas  por  estas 
ordenanzas  ,  baxo  de  las  multas  y  penas  establecidas 
en  ellas  ,  especialmente  en  la  tercera  precedente ;  sin 
que  pueda  dispensarse  este  especial  requisito  de  te- 
ner tienda  dentro  de  la  respectiva  demarcación  de 
su  Gremio  para  ser  individuo  \  ni  sobre  este  punto 
se  ha  de  admitir  recurso  ,  pleito  ,  ni  demanda  algu- 
na ;  pues  absolutamente  prohibo  su  admisión  y  toda 
dispensa. 

Y  en  quanto  á  las  personas  que  en  el  dia  se  ha- 
llan establecidas  con  tiendas  fuera  de  las  demarca- 
ciones respectivas  á  dichos  Cinco  Gremios  mayores 
con  nombre  de  tolerados ,  sin  embargo  de  que  de- 
bieran ser  obligados  á  cerrar  las  referidas  tiendas  por 
haberlas  abierto  contra  lo  mandado  en  las  ordenan- 
zas: usando  de  benignidad  ,  y  por  un  efecto  de  mi 
real  piedad ,  y  sia  que  para  lo  sucesivo  sirva  de 

Kkz 


*6o  GR  Continuación  y  suplemento 
exemplar  ,  he  venido  en  permitir  que  por  ahora  los 
expresados  tolerados  puedan  continuar  solamente  du- 
rante su  vida  ,  sin  trascendencia  á  sus  hifbs ,  here- 
deros ,  ni  sucesores  ,  ni  poder  hacer  traspaso  al¿uno 
de  sus  respectivos  comercios  en  las  tiendas  en  que 
se  hallan  establecidos ;  pero  sin  que  por  este  benig- 
no permiso  se  crean  autorizados,  ni  habilitados  para 
pretender  por  justicia  ,  ni  gracia  ser  admitidos ,  ni 
tenidos  por  individuos  de  las  cinco  Comunidades, 
cuyo  respectivo  comercio  exercen  ,  ni  admirirles  so- 
licitud ,  ni  recurso  alguno  sobre  este  particular  ,  an- 
tes bien  mando  que  desde  luego  se  suspenda  ,  y  ce- 
sen qualesquiera  pretensión  ,  recurso  d  litigios  que 
hubiere  pendientes  en  su  razón  ,  á  menos  que  tras- 
laden sus  tiendas  á  la  demarcación  precisa  y  respec- 
tiva al  Gremio  cuyo  comercio  exerzan  ,  y  concur- 
riendo en  ellos  las  demás  circunstancias  que  deben 
tener  los  individuos  de  las  cinco  Comunidades  :  y 
para  el  mas  exacto  cumplimiento  de  esta  ordenanza, 
inmediatamente  que  se  publique  ,  se  formará  por  el 
Escribano  de  Cámara  de  mi  real  Junta  general  de  co- 
mercio ,  con  citación  y  asistencia  de  los  Apoderados 
de  los  Cinco  Gremios,  una  matrícula  formal  y  exacta 
de  todas  las  tiendas  de  esta  ciase  toleradas ,  con  ex- 
presión de  los  dueños  que  las  manejan ,  y  á  cuyo 
nombre  se  hallan  establecidas  ,  para  que  llegado  el 
caso  de  su  fallecimiento  o  traspaso  ,  se  cumpla  rigo- 
rosamente esta  ordenanza  ,  haciendo  cerrar  inmedia- 
tamente la  tienda  sin  dilación  ni  recurso  alguno;  por- 
que siendo  un  acto  de  pura  benignidad  y  gracia  la 
tolerancia  de  la  continuación  de  sus  comercios  fue- 
ra de  demarcación ,  no  es  justo  tenga  ulterior  pro- 
greso. ( 

ORDENANZA    XXIlt 

- 
Por  quanto  las  ordenanzas  aprobadas  por  el  Señor 
Rey  Carlos  II. ,  mi  tio  ,  en  Cédula  de  23  de  Mar- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  GR  261 
zo  de  1686.  están  dados  ,  adjudicados  y  señalados  á 
los  Cincc^Gremios  mayores  los  géneros  en  que  cada 
unade  ellos  ha  comerciado  y  comercia,  sin  excepción 
ni  limitación  alguna  ;  cuya  real  Cédula  se  halla  ratifi- 
cada por  reales  Decretos  del  Señor  Don  Felipe  V.,  mi 
niuy  amado  padre  (que  de  Dios  goce)  de  2  de  Ju- 
nio de  1703  ;  de  16  tdel  mismo  de  171a  ¡t  :  de.  17  de 
Septiembre  de'1741  ,  en  la  colección  que  se  hizo  de 
e%is  ordenanzas  ;  y  posteriormente  por;  otro  de  15Í 
de  Agosto  de  1746 ;  é  igualmente  por  otro  expedidd 
por  mí  en  15  de  Febrero  de  1761  ;  en  todos  los  qua^ 
les  se  han  mandado  observar  inviolablemente  las 
citadas  ordenanzas  para  que  no  se  interpreten  de 
modo  alguno ,  con  pretexto  de  haberse  valido  mu- 
chas personas  para  abrir  tiendas  en  donde  les  ha 
parecido  de  ser  géneros  producidos  de  las  fábricas 
de  estos  Rey  nos  ,  d  hechos  por  sus  manos  ,  d  de  las 
personas  que  á  este  fin  mantienen  ;  siendo  así  que 
con  este  fingido  pretexto  ,  que  no  se  verifica  sino 
en  dos  o  tres  clases  de  géneros,  han  llegado  á  ex- 
tender el  comercio  de  sus  tiendas  á  todos  quantos 
pueden  y  alcanzan  sus  caudales  ,  así  de  fábrica  de  es- 
tos Reynos  como  de  las  éxtrangeras  ,  comerciando 
indistinta  y  generalmente  en  todos  los  géneros  y 
mercaderías  asignados  por  tan  repetidas  reales  reso- 
luciones para  el  comercio  prdpi§>  y  privativo  de  los 
Cinco  Gremios  mayores ;  no  siendo  justo  se  tolere 
este  desorden  eji  notoria  contravención  ,  poco  ,apre-* 
ció  y  obediencia  á  tan  repetidas  reales  resoluciones* 
que  por  sí  mismas  merecen  la  puntual  observancia: 
mando  ,  que  desde  el  dia  de  la  publicación  de  estas 
ordenanzas ,  cada  ifno  comercie  y  trafique  solamente 
en  los  géneros  y  mercaderías  que  le  corresponden^ 
y  están  asignadas  al  Gremio  de  que  sea  individuo, 
baxo  las  'pena*  establecidas  en  estas  ordenanzas ,  y 
1  señaladamente  en  la  tercera  :  y  por  lo  que  mira  á  las 
tiendas  dispersas  que  en  el  dia  se  hallan  abiertas  fue- 
ra de  demarcación  ,  quiero  se  observe  lo  que  llevo 


±6i  GR  Continuación  y  suplemento 
mandado  en  la  ordenanza  quarta  ;  y  en  quanto  á  los 
fabricantes  que  por  sí  ó  sus  comisionadas  quieran 
despachar  los  solos  géneros  de  sus  fabricas ,  igual- 
mente se  observe  lo  prevenido  en  la  ordenanza  ter- 
cera. 

Y  habiéndose  Introducido  también  el  abuso  de 
que  las  Bateras ,  Escofieteras  y  Modistas,  no  solo 
venden  y  comercian  las  batas ,  desavillés  y  cofias  y 
juegos  de  cintas  ,  gasas  y  blondas  que  hacen  y  tra- 
bajan por  sus  manos ,  que  es  lo  único  que  pueden 
vender ,  sino  que  excediéndose  de  sus  límites,  ha- 
cen venir  batas ,  desavillés ,  cofias  y  otras>var¡as  co- 
sas hechas  de  fuera  de  estos  Reynos ,  y  demás  gé- 
neros sueltos  vendidos  á  su  arbitrio  ,  y  á  precios  ex^ 
cesivos  con  pretexto  de  la  moda  ,  y  los  géneros  al 
vareado  y  al  menudo  ,  en  perjuicio  de  las  fabricas  de 
estos  Reynos  ,  y  del  privativo  derecho  que  para  su 
venta  corresponde  á  los  Cinco  Gremios  mayores:  or- 
deno ,  que  sobre  este  punto  se  guarde,  cumpla  y 
execute  lo  que  tengo  mandado  por  mi  real  Decreto 
comunicado  al  Consejo  de  Castilla  en  25  de  Marzo 
de  1779,  y  Cédula  expedida  en  su  virtud  á  24  de 
Mayo  de  dicho  año  ;  prohibiendo  como  prohibo  á 
las  Bateras ,  Escofieteras  y  Modistas  la  venta  y  co- 
mercio de  géneros  al  vareado  ,  baxo  la  pena  de  co- 
miso y  200.  ducados  de  multa  ,  debiendo  las  refe- 
ridas Bateras  y  Escofieteras  trabajar  precisamente  en 
ellas ,  y  sus  oficiales  las  batas  ,  dey  villés  ,  escofie- 
tas ,  juegos  de  ellas  y  demás  invenciones  de  géne- 
ros ,  telas  y  ropa  de  las  fábricas  de  España  ;  y  con 
tal  que  lo  hagan  dando  antes  cuenta  á  mi  Junta  Ge- 
neral de  comercio  de  las  casas  en  que  vivan ,  y  tra- 
bajen para  los  fines  que  convengan.       ( 

ORDENANZA     XXIV. 

Mando  ,  que  ningún  individuo  de  los  Gremios 
de  Roperos  de  Madrid  #  ni  las  que  llaman  Modistas 


al  T  ron  tu  ario  de  Aguirre.  GR  26 3 
d  Bateras  puedan  vender  en  sus  tiendas  ,  roperías, 
quartos,  sótano,  n¡  otras  partes  ninguno  de  los  géne- 
ros ,  ni  n?ercaderías  por  mayor  ,  menor  ,  en  peso, 
piezas ,  ni  vareado  ,  ni  en  ninguna  otra  forma  ,  al- 
guno de  los  géneros  que  están  señalados  á  dichos  Cin- 
co Gremios  mayores  para  su  comercio  ,  ni  puedan 
tener  mas  géneros  que  para  el  fin  preciso  de  hacer 
las  ropas  que  les  sean  permitidas ,  sin  poder  exceder 
er^nada ,  y  todas  las  piezas  de  géneros  y  mercade- 
rías que  tengan  ,  han  de  estar  por  la  parte  donde  se 
hayan  principiado  á  cortar  con  las  desigualdades  que 
es  preciso  les  quede  ,  habiéndose  cortado  ropa  para 
qualquiera  género  de  vestuario  ,  con  los  sesgos  que 
siempre  quedan  en  las  piezas  de  la  tixera  del  Sastre 
que  los  corta  ,  y  todas  las  demás  piezas  d  pedazos 
que  se  hallaren  rasgados  o  cortados  en  derechura  via 
recta  ,  como  regularmente  están  en  las  tiendas  de  los 
Cinco  Gremios  mayores,  se  han  de  poder  denunciar 
conforme  á  derecho. 

ORDENANZA  'XXV. 

Habiéndose  experimentado  que  muchos  Maestros 
Sastres  ,  propasándose  de  los  límites  de  su  oficio  ,  se 
han  tomado  la  licencia  de  llenar  sus  casas  de  los  gé- 
neros señalados  á  los  Cinco  Grqiiios ,  lo  que  les  fa- 
cilita persuadir  á  todo  género  de  personas  que  to- 
men lo  que  necesitan  de  los  almacenes  que  tienen 
en  sus  casas ,  siguiéndose  de  este  desorden  gravísi- 
mos perjuicios  :  mando  ,  que  desde  el  dia  de  la  pu- 
blicación de  estas  ordenanzas  en  adelante  ,  ninguna 
persona  pueda  venderlos  por  sí ,  ni  por  interposición 
de  otra,  sin  que  precedan  las  circunstancias  que  que- 
dan prevenidas  ;  ni  los  Sastres  ni  Tundidores  pue- 
dan vender  mercaderías,  ni  tener  tiendas ,  aposentos, 
«almacenes  ,  ni  en  manera  alguna  mezclarse  en  lo  to- 
cante al  privativo  comercio  de  dichos  Cinco  Gre- 
mios ,  con  apercibimiento  que  de  lo  contrario  se  les 


264    GR     Continuación  y  suplemento 
denunciarán  los  géneros ,  é  impondrán  las  penas  cor- 
respondientes* 

c 

ORDENANZA     XXVI. 

Los  Corredores  no  podrán  tratar,  ni  comerciar  d 
negociar  en  utilidad  propia  ,  directa  ó  indirecta- 
mente por  sí  ,  ni  por  interpósitas  personas ,  en  mer- 
caderías ,  géneros  y  efectos  pertenecientes  á  su  in- 
tervención ,  ni  ser  factor  ,  ni  comisionista  de  nin- 
gún individuo  de  los  Cinco  Gremios,  ni  otra  per- 
sona ,  pena  de  que  serán  castigados  á  arbitrio  de  di- 
cha mi  Junta  general  de  comercio  ;  y  los  Comer- 
ciantes, arrieros  ú  otras  personas  no  han  de  tener 
obligación  de  valerse  de  Corredor  para  vender  sus  gé- 
neros y  mercaderías  ,  ni  pagarles  derechos  de  corre- 
tage  de  las  ventas  que  se  hagan  sin  su  intervención: 
por  quedar  á  dichos  Comerciantes  ,  arrieros  y  de- 
mas  personas  la  facultad  de  poderse  valer  de  la  que 
les  pareciere  ,  con  tal  que  no  lleve  esta  derechos  á 
los  vendedores  ni  compradores ,  ni  á  otra  persona 
alguna  por  su  trabajo. 

ORDENANZA    XXVI L 

Los  Mercaderes  ele  grueso  comercio,  ó  lonjas  cer- 
radas que  continúen  en  el  de  los  géneros  y  merca- 
derías que  pertenecen  á  los  Cinco  Gremios  ,  han  de 
tener  sus  casas  almacenes  en  los  disfritos  y  sitios  de 
la  Plazuela  del  Ángel ,  calle  de  las  Carretas  ,  calle  de 
Atocha ,  empezando  desde  la  esquina  de  la  calle  de 
la  Concepción  ,  siguiendo  hasta  San  Sebastian  ,  y  ca- 
lle de  Relatores,  sin  que  ninguno.de  ellos  pueda  po- 
nerse en  ninguna  de  las  callejuelas  contrguas  ,  ni  en 
otra  parte  de  la  expresada  Villa  de  Macfrid ,  para  cuya 
demarcación  se  ha  tenido  presente  la  que  se  hizo  en 
el  año  de  1686.  por  resoluciones  á  consultas  de  mi 
Junta  general  de  Comercio,  todas  por  el  Señor  Rey 


ál  Prontuario  de  Aguirre.  GR  26$ 
Don  Carlos  II. ,  mi  tío  (que  de  Dios  goce  );  y  aurí- 
que  en  ella  se  dio  extensión  á  las  bocas  calles  de  h 
•  de  Atoch¿*(que  en  ka  que  previene  este  capítulo  se 
quita)  se  subroga  en  su  lugar  la  calle  de  las  Carre- 
tas ,  que  entonces  no  estuvo  demarcada :  y  quando 
la  demarcación  que  ahora  se  da  no  sea,  suficiente  para 
que  se  acomoden  todas  las  lonjas ,  .0  porque  se  au- 
mente su  número  con  la  extensión  de  tiendas  de 
Mercaderes  extrangeros  y  naturales  ;  podrá  conce- 
derle por  la  expresada  mi  Junta  alguna  mas  ampli- 
tud ,  como  sea  en  las  calles  públicas  y  contiguas, 
así  á  la  demarcación  que  va  señalada  como  á  la  que 
tienen  los  Cinco  Gremios  ;  y  al  que  contraviniere 
á  lo  prevenido  en  este  capítulo  ,  mando  se  le  saquen, 
500.  ducados  de  multa  por  la  primera  vez  ;  1000. 
por  la  segunda;,  y  por  la  tercera  que  quede  privado 
de  seguir  el  comercio  de  dichos  géneros  en  la  citada 
Villa, 

•  ORDENANZA     XXVII  í 

%  .  Ninguno.de  dichos  Mercaderes  de  lonja  ha  de 
poder  vender  por  menor  ni  vareado  ,  sino  por  ma* 
yor  los  géneros  asignados  para  su  venta  á  los  Cinco 
Gremios  mayores  ,  entendiéndose  venta  por  mayor 
la  de  una  pieza  de  qualquier  texido  ;  una  arroba  de 
lo  que  fuere  peso  ;escusalies  ,  mAiguitos ,  medias,  y 
sus  semejantes  por  docenas  ,  y  los  demás  géneros  por 
gruesas  ;  y  en  ayunos  géneros  de  lencería  y  quin- 
quillería será  venta  por  mayor  aquella  cuyo  valor 
llegare  á  mil  reales  de  cada  especie ,  y  no  las  demás 
aunque  se  venda  por  piezas ,  peso  ,  docenas  ó  grue- 
sas :  y  prohibo  que  pueda  tener  ningún  longistá 
piezas  algui-ts  sin  cola  y  muestra  ;  y  en  caso  de  que 
contravenga  en  todo  ó  en  parte  á  lo  expresado  eh 
este  capítulo,  se  les  denunciarán  los  géneros  que  se 
""hallaren  sin  dichas  señas  ,  y  sacarán  500.  ducados  de 
multa  por  la  primera  vez  ,  1000.  la  segunda ,  con 
Tomo  IV.  U 


266  GU  Continuación  y  suplemento 
los  demás  apercibimientos  que  mi  Juma  general  de 
comercio  tuviere  por  conveniente  ,  aplicada  á  la  Cá- 
mara de  la  misma  la  tercera  parte  ,  otrk  al  denun- 
ciador ,  y  la  restante  al  Gremio  á  quien  se  le  haga 
el  perjuicio. 

O  R  DE  NA  NZA     XXIX. 

Por  quanto  con  el  motivo  de  ir  los  Mercaderes 
de  lonja  á  diferentes  ferias  ,  y  traer  de  ellas  géne- 
ros descabalados  y  partidos,  pareciendo  preciso  el  lle- 
varlos á  sus  casas  y  almacenes  ,  á  fin  de  que  en  el 
registro  que  se  les  pueda  hacer  no  se  ofrezca  duda, 
ni  les  pare  perjuicio  alguno  el  encontrarse  en  la  re- 
ferida forma  ,  no  habiendo  cuerpo  de  delito :  mandó, 
que  siempre  que  tengan  que  introducirlos  en  aque- 
lla manera  ,  sea  con  calidad  de  que  al  tiempo  de 
manifestarlos  en  la  Aduana  para  exigir  los  derechos, 
que  deban  prevenirlo  para  que  los  Administradores 
de  donde  correspondieren  los  sellen  por  la  parte  ó 
partes  partidas  o  descabaladas  ,  sin  llevarles  por  di- 
cho sello  derechos  algunos  ;  y  los  que  se  encentra-  < 
ren  sin  esta  precisa  circunstancia  ,  se  darán  por  de- 
comiso ,  y  sacarán  las  multas  que  quedan  preveni- 
das,  con  los  demás  apercibimientos  que  tuviere  por 
convenientes  mi  Junta  general  de  Comercio  ,  y  lo 
mismo  se  observaía  en  los  comerciantes ,  traginan* 
tes  ,  forasteros  y  otras  qualesquiera  personas  qué 
puedan  ir  á  vender  géneros  y  mercaderías  á  la  exr 

presada  Villa.  Madrid  á  29  de  Octubre  de 1783. 

GUANTES.  Véase  Gorros.  I 

GUIAS  ó  despachos  de  embarque.  En  29  de  Fe- 
brero de  1796  con  motivo  de  haber  acudido  al  Con- 
sejo de  Hacienda  los  Apoderados  del  cLmercio  de  la 
Ciudad  de  Lorca  ,  quejándose  de  que  el  Aicalde  ma- 
yor de  la  nueva  población  del  Puerto  de  las  Águi- 
las exigía  veinte  y  un  mrs.  por  cada  licencia  que 
daba  para  el  embarque ,  por  el  de  mercaderías  de! 


al  Prontuario  de  A^uirre.  HA  26/ 
libre  comercio  ,  fuesen  en  mucha  o  poca  cantidad  y 
para  qual^uier  destino  ,  se  resolvió  á  consulta  del 
Consejo  ,  que  las  guias  o  despachos  para  el  embar- 
que de  los  frutos  y  efectos  y  su  extracción  á  otros 
'dominios  se  expidan  precisamente  por  los  Adminis- 
tradores de  las  Aduanas  ,  sin  que  pueda  exigirse  de- 
recho alguno  por  su  extensión  y  presentación  ,  ni 
por  las  obligaciones  de  tornaguías ,  ni  por  otro  mo* 
ti^p  ;  pero  sin  que  por  ahora  se  haga  novedad  en 
las  Aduanas  donde  haya  Escribanías  para  la  exten- 
sión de  guias :  que  si  las  Justicias  entendiesen  que 
en  algún  caso  es  conveniente  se  suspenda  la  extrac- 
ción de  los  frutos  que  sean  precisos  al  surtido  de 
algún  pueblo ,  pasen  los  oficios  correspondientes  al 
Administrador  de  rentas ,  á  fin  de  que  no  habilite 
los  despachos  ;  y  finalmente  >  que  el  Alcalde  mayor 
del  Puerto  de  las  Águilas  ,  y  otro  qualquiera  que 
entendiere  que  cesando  la  exacción  de  derechos  que 
>  hasta  aquí  se  ha  acostumbrado  ,  queda  su  vara  indo- 
tada ,  acuda  con  la  Justificación  conveniente  de  lo 
que  han  debido  producir  semejantes  derechos ,  y  con 
la  de  lo  que  falte  para  completar  la  dotación  que 
deba  considerarse  9  por  la  vía  donde  toca  ,  á  solici- 
tar lasque  se  estime  necesaria  para  su  subsistencia. 

Desentendiéndose  de  esta  orden  ,  ó  ignorándola 
el  Alcalde  mayor  de  Mazarron  ,f  resolvió  S  M.  que 
se  circulase  á  las  Justicias.  Real  orden  de  8  de  Marzo 

* 1 J •••• 179* 


H 


H 


ARINA.  Véase  Granos.- 
HERENCIAS/  legados.  Don  Carlos  por  la  gra- 
cia de  Dios  ,  Stc  Sabed  :  que  de  mi  real  orden  se  re- 
•mitid  al  mi  Consejo  en  22  de  este  mes  para  su  cum- 
plimiento copia  del  real  Decreto  que  dirigí  con  la 
misma  fecha  í  Don  Miguel  Cayetano  Soler  f  mi  Se- 

Uz 


268  HE  Continuación  y  suplemento 
cretario  de  Estado  y  del  Despacho  Universal  de  Ha- 
cienda, cuyo  tenor  es  como  sigue: rf  Los,  repetidos 
recursos  de  los  interesados  en  los  legados  y  heren- 
cias de  sucesiones  transversales  ,  que  han  adeudado 
la  contribución  impuesta  por  real  Decreto  de  19  de  * 
de  Septiembre  de  1798 ,  han  hecho  observar  que  será 
mas  suave  y  expedita  su  exacción  si  se  excusan  las 
diferencias  de  parentescos  y  de  bienes ,  que  causan 
formalidades, incomodas  y  justificaciones  á  veces  mas 
costosas  que  el  total  importe  del  derecho.  Para  obviar 
estos  inconvenientes ,  y  facilitar  la  cobranza  con  ali- 
vio de  mis  amados  vasallos ,  he  venido  ahora  en 
mandar  que  siempre  que  la  sucesión  al  tíltimo  po- 
seedor en  los  vinculados ,  y  la  herencia  por  testa- 
mento ó  abintestato  en  los  libres  ,  sea  entre  aseen-* 
dientes  ó  descendientes  por  linea  recta  ,  quede  en- 
teramente exenta  ,  aun  quando  se  haya  dispuesto  en 
estos  del  respectivo  tercio  y  quinto  para  otros;  y 
<¡ue  en  todos  los  demás  casos  en  que  no  haya  suce-  , 
sores  o  herederos  de  aquellos  ,  se  exija  por  punto 
general .  y  en  el  término  preciso  de  un  año  un  dos 
por  ciento  del  total  valor  líquido  de  los  bienes  li- 
bres ,  reservando  á  los  herederos  su  derecho  á  rein- 
tegrarse de  la  quota  correspondiente  á  los  legatarios, 
y  "una  tercera  parte  de  la  renta  anual  de  los  de  Ma- 
yorazgo ,  Vínculo,  fideicomiso,  Patronato  de  Legos 
d  qualquiera  otro  usufructo  de  SU  clase  ,  cobrándose 
la  mitad  quando  herede  ó  suceda  1^  muger  al  ma- 
rido, o  el  marido  á  la  muger  ;  y  declarando  ,  como 
declaro  ,  que  para  en  el  caso  que  por  interés  del  co- 
mercio ,  ó  por  otra  causa  grave  no  convenga  á  los 
herederos  formar  inventarios  judiciales  ó  extrajadi- 
cíales ,  ni  presentar  con  publicidad  relaciones  juradas 
de  los  bienes  hereditarios  ,  podran  acudirá  mis  In- 
tendentes o  comisionados  ,  á  quienes  «autorizo  para 
que  tomando  los  oportunos  informes  reservados  ,  y 
exigiendo  con  igual  sigilo  las  manifestaciones  que 
estimen  conducentes  á  la  verdadera  quantía  de  Jas*. 


al  Prontuario  de  Aguirre.  HE  20*9 
testamentarías ,  compongan  el  derecho  por  una  can- 
tidad alz;^a.  En  lo  demás  que  no  se  altera  por  este 
decreto ,  dexo  en  su  fuerza  y  valor  el  primero.  Ten- 
dreislo  -entendido  1  lo  comunicareis  á  mis  Consejos 
de  Castilla  é  Indias  ,  á  fin  de  que  se  expidan  las  cor- 
respondientes reales  Cédulas  ,  y  daréis  las  reglas  y, 
ordenes  que  se  requieren  para  su  cumplimiento.  Pa- 
lacio á  22,  de  Diciembre  de J799° 

•  HERIDAS.  En  la  formación  de  sumarias  quan- 
do  se  trate  de  herida ,  después  de  la  qual  se  verifi- 
que muerte  ,  dispongan  los  <refes  militares  que  se 
fcaga  anatomía  del  cadáver ,  obligando  á  los  facul- 
tativos que  la  hiciesen  á  que  declaren  en  términos 
precisos  ,  si  creen  que  la  herida  fue  de  necesidad 
mortal  :  si  lo  fue  ut  pturimum :  si  peligrosa  ,  o  la  cali- 
dad que  tuviere  ,  dando  apoyado  su  juicio  en  el  he- 
cho ú  hechos  que  observare  ,  y  conocimientos  de 
su  profesión  ,  sin  permitirles  que  omitan  por  nin- 
1  gun  pretexto  dicha  calificación.  Orden  del  Supremo 
Consejo  de  Guerra  de  12.  de  Noviembre  de  ....... .  1 79o* 

HONORES.  Al  Gobernador  de  la  Plaza  de  Cá- 
diz comunico  con  esta  fecha  lo  que  sigue: 

fr  He  dado  cuenta  al  Rey  de  la  carta  de  V.  E. 
de  17  de  Julio  del  año  próximo  anterior,  y  tam- 
bién de  los  demás  papeles  que  acompañaba  relativos 
al  suceso  ocurrido  en  uno  de  lo§  puestos  de  esa  Pla- 
za ,  que  cubría  el  destacamento  de  Guardias  de  In- 
fantería W-alop^  que  se  hallaba  en  ella,  con  Don 
Josef  Mazarredo  ,  Capitán  General  del  Departamen- 
to y  Esquadra  del  Océano  sobre  honores.  S.  M.  se 
ha  enterado  de  todas  las  circunstancias  que  intervi- 
nieron en  el  caso,  y  conformándose  con  el  dictamen 
de  su  Supremo  Consejo  de  la  Guerra,  ha  limitado 
su  real  ^terminación  á  solo  el  punto  de  honores, 
y  declarado  (fue  la  tropa  del  Regimiento  de  Guar- 
— cuas  de  Infantería  Walona  ,  en  los  puntos  que  ocu-'. 
paba  en  esa  Plaza ,  debió  hacerlos  á  Mazarredo  con 
arreglo  á  los  artículos  27.  y  51.  del  trat.  y  tít.  4.  de 


27o     HO     Continuación  y  suplemento 
la  Ordenanza  particular  del  real  Cuerpo." 

Real  orden  dada  en  San  Ildefonso  á  f6  de  Sep- 
tiembre  de l799» 

HOSPITALES.  Al  Capitán  General  del  Exér- 
clto  de  Extremadura  comunico  en  este  dia  lo  si- 
guiente. 

Cf  Con  oficio  de  30  de  Marzo  último  me  remitió 
V.  E.  el  que  le  habia  pasado  el  Sargento  mayor  del 
Regimiento  de  Infantería  de  Extremadura ,  dañó- 
le parte  de  que  por  no  llevar  orden  del  Intendente 
de  ese  Exército  le  impidió  el  Contralor  del  Hospital 
militar  de  la  Plaza  de  Badajoz  entrar  á  tomar  decla- 
ración á  un  Cabo  de  dicho  Cuerpo  ,  herido  grave- 
mente por  otro  de  su  clase  ,  fundado  sin  duda  en  lo 
prevenido  en  el  Reglamento  ú  Ordenanza  de  Hospi- 
tales del  año  de  1739,  art.  4  fol.  226.  en  que  se  trata 
del  modo  con  que  los  Oficiales  deben  executar  las 
visitas  y  otras  comisiones  en  los  Hospitales;  aña- 
diendo V.  E.  que  por  la  urgencia  del  caso  previno  al  < 
referido  Sargento  Mayor  recibiese  la  declaración,  sin 
perjuicio  de  lo  que  el  Rey  se  dignase  determinar  en 
el  asunto ,  para  evitar  en  lo  sucesivo  las  disputas  y 
competencias  á  que  puede  dar  motivo  la  inteligencia 
del  citado  artículo. 

Enterado  S.  M.  de  todo ,  se  ha  servido  aprobar 
la  disposición  de  V.iE.  y  declarar  que  el  Contralor 
cometió  un  atentado  en  impedir  la  entrada  en  el 
Hospital  al  Sargento  Mayor  del  Regimiento  de  Ex- 
tremadura para  recibir  la  declaración  al  herido  de  su 
Cuerpo ,  de  cuyo  hecho  pudo  muy  bien  resultar  no 
descubrirse  las  circunstancias  mas  esenciales  para  el 
perfecto  conocimiento  del  delito  y  sus  cómplices; 
por  lo  que  es  su  real  voluntad  se  le  reprehenda  y* 
prevenga  que  en  lo  sucesivo  no  impida  la  entrada  á 
los  Oficiales  que  lo  intenten  con  igu#l  objeto :  y  á 
fin  de  evitar  en  adelante  se  promuevan  iguales  dudas,  • 
que  puedan  ocasionar  perjuicios  insanables  á  la  recta 
administración  de  justicia  por  mala  inteligencia  del 


al  Prontuario  de  Aguirre*  IG  271 
expresado  art.  4,  que  no  determina  las  personas  que 
deberán  procurar  al  Intendente  la  noticia  que  pre- 
viene ;  ha  tenido  á  bien  S.  M.  declarar  igualmente, 
que  en  el  caso  que  está  dicho  artículo  no  se  deberá 
impedir  la  entrada  en  el  Hospital  al  Oficial  comisio- 
nado ,  antes  bien  se  le  darán  por  el  mismo  Contralor 
d  Comisario  de  entradas  todos  los  auxilios  que  nece- 
sitare para  el  perfecto  desempeño  de  su  comisión; 
dándose  por  estos  empleados  aviso  al  Comisario  Ins- 
pector ,  o  al  Intendente  de  la  ocurrencia  ,  para  que 
estén  enterados  ,  y  faciliten  los  demás  que  sean  nece- 
sarios ;  pero  que  si  hubiere  de  declarar  algún  depen- 
diente del  Hospital ,  se  solicitará  por  parte  del  Ofi- 
cial comisionado  la  correspondiente  licencia  del  In- 
tendente antes  de  verificarse,  exceptuándose  en  los 
casos  urgentes  las  declaraciones  de  los  facultativos, 
los  quales  en  qualquiera  ocurrencia  estarán  obligados 
á  procurar  prontamente  los  reconocimientos  de  heri- 
dos o  enfermos  que  le  prevenga  el  Oficial  comisio- 
nado." Real  orden  dada  en  Aranjuez  á  15  de  Majo 
de 1799. 


JLGLESIA  vacante.  Véase  Administración. 

IMPOSICIÓN  de  cáptales  %de  mayorazgos  sobre 
la  Renta  del  Tabaco.  Se  concede  facultad  por  punto 
general ,  para  \¿  imposición  al  tres  por  ciento  de  to- 
dos los  caudales  depositados  en  virtud  de  reales  fa- 
cultades ,  pertenecientes  á  vínculos  y  mayorazgos, 
sobre  la  Renta  del  Tabaco  por  Cédula  de  23  de 
Marzo  de . 1780. 

IMPOJtCION   de   renta    redimible  y  vitalicia 

sobre  la* del  $abaco.  Don  Carlos ,  &c  Sabed.  Que 

.habiéndose  finalizado  el  término  señalado  en  mi  real 

Decreto  de  20  de  Diciembre  de  1797  ,  y  Cédula  en 

su  virtud  expedida  por  el  mi  Consejo  en  10  de  Ene- 


•  272     IN     Continuación  y  suplemento 
ro  de  1798  para  la  admisión  de  imposiciones  á  renta 
redimible  y  vitalicia  sobre  la  del  Tabaco ,  con  la 
tercera  y  quarta  parre  de  los  capitales  en  ¿réditos  del 
Rey  nado  de  mi  glorioso  abuelo  el  Señor  Don  Fe- 
lipe V.  y  subsistiendo  en  el  dia  las  mismas  causas 
-que  me  obligaron  á  habilitar  este  empréstito  ;  por 
otro  real  Decreto  que  he  dirigido  á  Don  Miguel  Ca- 
yetano Soler ,  mi  Secretario  de  Estado  y  del  Despa- 
cho universal  de  Hacienda,  he  venido  en  prorogarlo 
por  todo  el  presente  ano  ,.  baxo  las  mismas  condicio- 
nes y  ampliaciones  prevenidas  en  mi  citado  Decreto 
de  20  de  Diciembre  de  1797.  Esta  mi  real  resolución 
la  ha  comunicado  al  mi  Consejo  el  mismo  Don  Mi- 
.guel  Cayetano  Soler  con  fecha  de  7  de  este  mes  ,  y 
publicada  en  él ,  acordó  su  cumplimiento,  y  expe- 
dir esta  mi  Cédula,  dada  en  Aranjuez  á  15  de  Fe- 
brero de • * 1 799, 

INCORPORACIÓN  a  la  Corona.  Don  Carlas 
por  la  gracia  de  Dios ,  &c.  Sabed,  Que  con  real  or- 
den de  6  de  este  mes  se  remitid  ai  mi  Consejo  por  ( 
Don  Miguel  Cayetano  Soler ,  mi  Secretario  de  Es- 
tado y  del  Despacho  universal  de  Hacienda ,  copia  ( 
de  un  Decreto  que  con  la  misma  fecha  dirigí  al  Go- 
bernador del  mi  Consejo  de  Hacienda  ,  cuyo  tenor 
es  el  siguiente.  lfPor  los  repetidos  recursos  de  mis 
amados  vasallos  para  la  incorporación  de  los  oficios 
enagenados  de  la  Cíorona  ,  ofreciéndome  el  precio 
de  su  egresión  ,  con  que  les  concediese  servirlos  por 
los  dias  de  su  vida,  y  la  verosimilitud  de  que  se  au- 
mentasen los  mismos  recursos  por  los  dueños  y  te- 
nientes ,  quando  mandados  incorporar  á  instancia  de 
aquellos ,  tratasen  de  solicitar  la  preferencia  ;  tuve 
á  bien  disponer  que  mi  Consejo  de  Hacienda  proce- 
diese á  estas  incorporaciones  en  los  térmicos  que  fixé 
en  las  órdenes  que  se  le  comunicaron  en  24' de  Junio 
de  1797 ,  y  5  de  Septiembre  de  1798,  conciliando  en 
el  modo  posible  los  derechos  é  intereses  de  mi  real 
Hacienda  y  del  público  con  los  de  los  dueños  de  ios 


al  Prontuario  de  Aguirre.  IN  273 
oficios  y  sus  tenientes.  Así  se  ha  observado  ,  y  todo 
ha  dado  motivo  á  nuevos  recursos  de  los  dueños 
compradores,  proponiendo  unos,  que  hallándose  en 
posesión  por  muchos  años  de  los  citados  oficios  y  y 
con  títulos  que  han  sacado  para  el  exercicio  de  los 
que  los  necesitan  ,  no  tienen  el  de  la  egresión  de  la 
Corona,  ni  le  encuentran  en  las  oficinas  ni  en  los 
archivos  de  mi  Corona  ;  otros  que  no  pudiendo 
exercer  los  oficios  por  sus  particulares  circunstan^ 
cías ,  les  es  inútil  la  preferencia ;  otros  que  para 
su  precisa  manutención  y  la  de  su  familia,  no  tie- 
nen otra  finca  ni  arbitrio ;  y  muchos  que  ofrecen 
servicios  pecuniarios  por  excusarse  de  los  gastos  y 
resultas  de  los  pleitos  ,  o  por  salir  de  la  incertidum- 
,bre  de  que  se  los  muevan  en  lo  sucesivo.  Por  estas 
consideraciones ,  que  han  movido  mi  paternal  amor 
para  oír  sus  ruegos  é  instancias ,  y  para  atender  las 
actuales  urgencias  de  la  Corona  ,  y  principalmente  í 
el  aumento  y  pronta  consolidación  de  las  caxas  de 
reducción  de  Vales  ,  por  uno  de  los  medios  mas  pro- 
pios que  en  otras  ocasiones  se  han  adoptado  ;  he  ve- 
nido en  resolver  que  por  ahora  sobresea  mi  Consejo 
de  Hacienda  en  la  execucion  de  mis  citadas  órdenes, 
y  se  expida  la  correspondiente  real  Cédula ,  para 
que  haciéndola  circular  y  publicar  los  Intendentes  y 
Subdelegados  del  Reyno  en  los  Pueblos  de  sus  res* 
pectivas  Provincias ,  llegue  á  rloticia  de  todos  los 
poseedores  y  tenientes  de  oficios  que  hayan  salido  de 
la  Corona  ,  sea  cjual  fuere  la  ca/isa  de  su  egresión  ,  á 
fin  de  que  en  el  preciso  término  de  dos  meses  ,  con- 
tados desde  que  se  publique  esta  resolución  ,  y  baxo 
de  la  pena  de  confiscación  de  los  mismos  oficios  ,  os 
presenten  los  títulos  de  su  pertenencia  y  exercicio, 
con  razón  le  los  sueldos  y  productos  que  rindieren,, 
a  cuyo  eTecto^os  autorizo  con  las  mas  amplias  facul- 
tades j  para  que  de  plano  y  sin  figura  de  juicio  los 
examinéis ,  y  me  propongáis  los  que  tengáis  por 
legítimos  para  despacharles  el  de  confirmación ,  en- 
lomo ív\  Mm 


274  IÑ  Continuación  y  suplemento 
tregando  en  las  respectivas  caxas  de  reducción  el  im- 
porte de  la  tercera  parte  del  valor  en  que  se  estimen, 
(habida  consideración  á  lo  honorífico  derellos ,  sus 
sueldos  y  productos  anuales)  con  que  cada  poseedor 
me  ha  de  servir ,  con  la  condición  de  haber  de  que- 
dar dicho  importe  por  aumento  del  precio  en  los  ofi- 
cios enagenados  por  él ;  del  propio  modo  que  el  ser- 
vicio voluntario  que  á  mas  quieran  hacer,  notándolo 
en  los  de  por  merced,  tí  otro  título  perpetuo  y  de 
juro  de  heredad  que  no  contengan  precio.  Que  por 
lo  respectivo  á  los  poseedores  que  se  hallen  sin  el  tí- 
tulo primordial  de  la  egresión ,  examinéis  igual- 
mente los  documentos  en  que  funden  su  derecho  ,  y 
á  proporción  de  la  mayor  d  menor  justificación  que 
presten  para  considerarles  d  no  dueños  verdaderos, 
arregléis  y  me  propongáis  «1  servicio  que  corres- 
ponda por  el  suplemento  de  título  en  la  parte  o  en  el 
todo  de  su  valor ,  según  el  que  en  el  dia  merezca 
atendidas  todas  sus  circunstancias ,  á  fin  de  que  se  le 
expida  el  competente.  Que  en  quanto  á  los  oficios 
que  no  tengan  producto  alguno  á  favor  de  los  posee- 
dores ni  de  sus  tenientes ,  arregléis  y  me  propongáis 
igualmente  la  cantidad  que  por  lo  honorífico  corres- 
ponda ,  graduándola  por  el  precio  común  que  en  el 
respectivo  Pueblo  se  daria  si  se  vendiera,  haciendo  la 
misma  diferencia  entre  los  que  los  posean  con  título 
legítimo,  y  los  qué1  no  le  tengan  para  despachar  á 
aquellos  el  de  la  confirmación ,  y  á  estos  el  de  suple- 
mento en  los  termitas  insinuados.  Que  así  los  plei- 
tos pendientes  en  mi  Consejo  de  Hacienda  sobre  la 
incorporación  de  oficios  enagenados ,  como  los  ex- 
pedientes que  se  hallan  en  la  Secretaría  del  Despa- 
cho de  mi  real  Hacienda ,  se  os  pasen  íntegramente 
para  que  les  deis  el  curso  correspondiente  á  dicho 
efecto.  Que  los  Intendentes  os  envien0  sin  pérdida  de 
tiempo  una  razón  individual  de  los  citados  oficios, 
sus  poseedores  y  tenientes  con  sus  rentas  y  produc- 
tos anuales  que  procurarán  adquirir  de  la  justicia  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.  IN  27$ 
de  cada  pueblo  :  y  que  en  todo  se  proceda  con  la  ac- 
tividad y^elo  que  exige  mi  real  servicio.  Tendréis- 
lo  entendido  ,  y  daréis  las  ordenes  que  convengan  á 
á  su  exacto  cumplimiento  ;  en  inteligencia  ,  de  que 
con  esta  fecha  se  comunicará  por  mi  Secretario  de 
Estado ,  y  del  Despacho  de  Hacienda ,  al  Consejo 
real  copia  autorizada  de  este  mi  real  Decreto  para 
que  expida  la  Cédula  correspondiente.  En  San  Lo- 
renzo á  6  de  Noviembre  de  1799.  =  Al  Gobernador 
del  Consejo  de  Hacienda.  =  Publicado  en  el  mi  Con- 
sejo pleno  en  7  del  presente  mes  el  antecedente  real 
Decreto  y  orden  citada,  acordó  su  cumplimiento,  y 
expedir  esta  mi  Cédula.  Dada  en  San  Lorenzo  á  9 
de  Noviembre  de 1799. 

INDIVIDUOS  que  contribuyeron  á  la  rendición 
de  la  Plaza  de  Figueras.  Al  Capitán  General  del 
Exército  y  Principado  de  Cataluña  comunico  con 
esta  fecha  lo  siguiente. 
>  El  Consejo  de  Guerra  de  Oficiales  Generales  for- 
mado en  la  Plaza  de  Barcelona  por  la  rendición  de 
la  de  San  Fernando  de  Figueras ,  remitió  el  proce- 
so de  esta  causa ;  y  fundado  en  los  méritos  de  ella 
en  los  artículos  2?  y  3?  del  título  7?  tratado  8?  de 
la  Ordenanza  general  del  Exército ,  en  el  art.  24. 
del  título  5?  tratado  3?  tomo  4?  de  la  misma ,  y  en 
los  de  las  órdenes  generales  par»  Oficiales,  impuso 
las  penas  que  se  especifican  á  los  sugetos  que  por 
menor  se  expre^n. 

Habiéndose  enterado  S.  M.  muy  por  menor  del 
proceso  ,  y  de  la  sentencia  referida ;  y  habiendo  te- 
nido á  bien  oir  acerca  de  uno  y  otro  á  su  supremo' 
Consejo  de  la  Guerra,  se  ha  servido  decretar  en  este 
dia  lo  que  *¿gue. 

cr  Apruebo  la  sentencia  del  Consejo  de  Genera- 
dles ,  que  coniecha  de  8  de  Abril  de  1796  mandé 
^formar  en  Barcelona  para  examinar  la  conducta 
«del  Gobernador,  y  demás  sugetos  que  concurrie- 
ron á  la  indecorosa  vil  entrega  de  la  Plaza  de  San 

Mm  2 


276  IN  Continuación  y  suplemento 
"Fernando  de  Figueras :  y  no  obstante  que  la  justi- 
«cia  clama  porque  se  lleve  á  efecto  la  ex/:.cucion  de 
5? la  pena  de  sangre,  precedida  la  degradación  que 
«muy  justamente  les  impone  el  Consejo  á  los  qua- 
«tro  reos  principales ;  efi  uso  de  mi  real  clemencia, 
3»  y  sin  que  de  modo  alguno  pueda  servir  ni  citarse 
«por  exemplar  en  causas  de  tan  ignominiosa  crirni- 
«nalidad,  perdono  la  vida  á  los  dichos  quatro  reos, 
«quienes  desde  luego  por  este  mi  real  Decreto  tfüe* 
»>dan  despojados  del  uniforme  militar  ,  fuero  y  de- 
finas preeminencias,  y  qualquiera  otra  distinción 
«á  él  anexas.,  recogiéndoles  todos  mis  reales  despa- 
«chos ,  y  borrados  loa  nombres  de  estos  delinqüen- 
-tes  en  todos  los  estados  ,  y  qualesquiera  apunta- 
se miemos  del  Exército  en  que  hubiesen  sido  escritos 
«tí  anotados.  Mando,  que  á  las  dos  horas  de  haber- 
áseles  leido  esta  mi  real  sentencia,  en  los  términos 
«y  con  las  formalidades  que  prescriben  las  Ordenan- 
zas generales  del  Exército,  salgan  desterrados  por < 
«toda  su  vida  con  total  extrañamiento  de  mis  domi- 
«nios ;  y  si  por  desgracia  fuesen  después  aprehendi- 
«dos,  sufrirán  la  pena  que  les  impuso  el  Consejo  sin 
35 ser  oidos.  Prohibo  que  en  ningún  parage  de  mis 
«dominios  se  les  dé  por  persona  alguna  de  qualquier 
«condición  ó  clase  que  fuese ,  acogida  ni  auxilio, 
«sino  el  qué  exige^la  humanidad  para  con  un  pasa- 
«gero  de  forzoso  tránsito  ,  baxo  la  pena  de  mi  real 
«indignación,  procediendo  al  castjg*)  que  mereciese 
«el  contraventor  d  contraventores;  y  prohibo  baxo 
«la  mrsma  pena,  que  persona  alguna  me  pida  ni  ha- 
« ble  en  favor  de  estos  desgraciados  hombres.  Mando 
«que  se  publique  inmediatamente  este  mi  real  De- 
«creto, sacándose  quantas  copias  fuesen  (menester  para 
«la  notoriedad  pública  con  que  debe  constar  en  to- 
«dos  mis  dominios  de  Europa,  América,  Asia  y 

«África.  ReaTórdm  de  4  de  Enero  de . .  ^7^ 

INDIVIDUOS  del  ramo  de  Guerra.  Al  mismo 
tiempo  que  el  Rey  encarga  estrechísimamente  la 


al  Prontuario* de  Agutrre.  IN  27 7 
puntual  observancia  de  la  real  orden  de  12  de  Ene- 
ro de  179^  ,  que  prescribe  las  reglas  mas.  justas  para 
el  giro, derlas  instancias  de  los  individuos  del  ramo  de 
Guerra ;  manda  S.  M.  se  haga  saber  á  todos  ,  que  des- 
de ahora  no  se  dará  curso  ni  contestación  á  solicitud 
alguna  que  venga  dirigida  fuera  de  los  trámites  es- 
tablecidos en  la  citada  real  orden  ,  ni  aun  á  aquellas 
que  remitan  los  Gefes,  cómo  no  traygan  su  informe 
ejltendido  con  la  sincera  y  clara  expresión  que  en 
ella  se  previene.  Real  orden  dada  en  Aranjuez,  ¿30 

d$  Abril  de  ,  .  ■  .  . J799* 

INFANTE.  D.  Carlos,  por  la  gracia  de  Dios-,  &c. 
Sabed.  :Que  por  real  decreto  de  20  de  Agosto  de  este 
año,  queifue^publicado  en  el  Consejo  en  21  del  mis- 
ino,  le  participé  que  para  que  se  aumente  y  estre- 
che con  nuevos  vínculos  el  parentesco  que  feliz- 
mente hay  entre  mi  real  familia  y  la  de  los  Sesenísi- 
jmps  Príiicipes  de  Parma ,  Plasencia  y  Guastaja  ,  y 
g¿e^  afirman  y  permanezcan  en  ambas  la  amistad, 
amor  y- 'buena  correspondencia  que  tanto  importa, 
habíamos  tratado  y  acordado  Yo ,  y  el  Infante  Du- 
que de  Parma,  unir  en  matrimonio  á  mi  muy  amada 
hija  la  Infanta  Doña  Maria  Luisia  ,  previa  la  volun- 
tad y  complacencia  de  su  augusta,  madre  ,  mi  muy 
cara  y  amada  esposa  ,  con  el  Serenísimo  Príncipe 
Don  Luis  ,  hijo  de  dicho  Infante  Duque  ,  y  here- 
dero de  sus  Estados ;  y  que  estando  convenidos  y 
conformes  en  los  tratados  y  capitulaciones  matrimo- 
niales ,  y  habiendo  concedido  el  Papa  la  dispensa  ne- 
cesaria del  parentesco  que  interviniere  entre  los  con- 
trayentes ,  se  procedería  desde  luego  á  la  execucion 
de  su  desposorio.  Y  con  fecha  de  26  del  propio  mes 
de  Agosto^dirigí  al  mi  Consejo  otro  real  Decreto, 
cuyo  terror  dice  así ; fC  Habiéndose  efectuado  el  ma- 
trimonio de  k  Infanta  Doña  María  Luisa,  mi  muy 
-«•amada  hija  ,  con  el  Príncipe  Don  Luis  ,  heredero  de 
Parma  ,  en  la  forma  que  noticié  al  Consejo  por  mi 
Decreto  de  20  del  presente  mes,  es  mi  voluntad  que 


278  IN  Continuación  y  suplemento 
este  Príncipe  goee  las  prerogativas  de  Infante  de  Es- 
paña ,  así  como  les  están  concedidas  á  lo^hijos  que  < 
pueda  tener  de  la  dicha  infanta  ,  por  serlo  esta  mia, 
y  haber  declarado  el  Rey  mi  Padre  <  que  de  Dios 
goce,  que  los  nietos  de  Reyes -fuesen  tratados  y  te- 
nidos como  Infantes  de  sus  Reynos ,  cuya  determi- 
nación renuevo  Yo  ,  por  parecerme  así  justo.  Por 
tanto ,  y  para  qu£  cómo  á  tal  Infante  se  le  guarden 
por  luis  vasallos1  las  preeminencias,  honores  y  cie- 
rnas distinciones  correspondientes  á  tan  alta  gerar- 
quía ,  lo  comunico  al  Consejo  ;  y  he  mandado  á  mi 
primer  Secretario  del  Despacho  de  Estado  que  lo 
haga  saber  en  forma  de  estilo  á  los  Reyes  mis  alia- 
dos y  amigos  ,  como  también  á  los  Gefes  o  Potenta- 
dos que  regentan  la  Soberanía  en  los  demás  Países  de 
Europa."  En  San  Ildefonso  á  26  de  Agostó  de *795« 

INJUSTICIA  notoria.  Consultó  el  Consejo  á 
S.  M.  que  sin  embargo  de  lo  dispuesto  en  el  art.  13. 
y  siguientes  de  la  real  Cédula  de  10  de  Mayo  de  97;  < 
no  se  interpusiese  ni  admitiese  recurso  de  injusticia 
notoria  en  los  negocios  y  pleitos  que  se  terminan  eu  ( 
el  Tribunal ,  con  executoria  por  Sentencia  de  vista  y 
de  revista  de  su  Sala  de  Justicia  ,  derogando  quanto 
á  esto  el  citado  artículo  y  siguientes  de  la  expresada 
real  Cédula ,  sin  perjuicio  de  que  S.  M.  se  dignase, 
quando  fuere  de  su^real  agrado  ,  hacer  merced  á  las 
partes  de  que  el  pleito  se  vuelva  á  ver  en  la  forma 
que  pareciere  antes  de  la  revista  ,  moldar  que  esta  se 
execute  con  determinado  número  ae  Señores  Minis- 
tros que  S.  M.  se  digne  nombrar  ,  ó  á  lo  menos  que 
así  se  declare  quanto  á  los  juicios  de  presas ,  por  su 
naturaleza  y  calidad,  quedando  salvo  para  los  de- 
mas  negocios  el  recurso  de  segunda  suplicación ,  con- 
forme a  las  leyes  y  á  la  citada  real  Cédula. ,, 

En  vista  de  la  referida  consulta  se -ha  servido  el 
Rey  resolver  en  5  del  corriente:  ■  -  <^~* 

Como  parece  al  Consejo  quanto  á  los  juicios  de 
presas  por  su  naturaleza  y  calidad  ;  pero  no  tengo  á 


al  Prontuario  de  Aguirre.     IN      279 
bien  alterar  en  los  demás  mi  real  Cédula  de  10  de 
Mayo  de  <)j.  Real  determinación  de   5  de  Agosto 
de 7 .  •  .  .  .  v .  .  í  .  • . . , 1799* 

INSTANCIAS,  Véase  Recursos. 

INSTRUMENTOS  ridículos.  Se  prohiben  los 
panderos  ,  sonajas ,  bocinas  %  zambombas ,  gaitas  ,  ca- 
racolas ¿  silvatos  y  otros  instrumentos  ridículos  en 
las  noches  de  San  Juan  y  San  Pedro ,  y  las  demos- 
traciones o  expresiones  obscenas ,  baxo  la  pena  de 
ocho  años  al  servicio  de  las  Armas ,  sin  que  Valga 
ningún  fuero  ,  y  siendo  mugeres  la  de  reclusión  á 
arbitrio  de  la  Sala  :  desde  el  toque  de  oraciones  no 
se  venderán  ramos  ni  flores ,  pena  de  veinte  ducados 
de  multa.  Bando  de  21  de  Junio  de *792- 

INTERÉS  del  tres  -por  ciento.  Debiendo  pagarse 
puntualmente  á  todas  las  Comunidades  Religiosas  y 
demás  acreedores  al  interés  de  tres  por  ciento  cor-' 
respondiente  á  las  cantidades  que  hayan  entregado 
en  la  real  Caxa  de  Amortización  ,  se  servirá  V\ 
)  abonar  sin  dilación  alguna  á  todos  los  que  compre- 
henda  la  comisión  de  su  cargo  los  intereses  que  les 
)  pertenezcan  en  la  época  del  vencimiento ,  según  cons- 
te de  la  carta  de  pago  que  al  intento  deben  exhibirle, 
en  la  qual  se  pondrá  una  nota  expresiva  de  haberlos 
satisfecho  ;  executandolo  en  Vales  reales  con  el  abo- 
no del  seis  por  ciento  siempre  que  las  cantidades  los 
admitan,  conforme  se  prescribe  ¿n  real  Cédula  de  17 
de  Julio  de  este  año,  recogiendo  en  conseqüencia  los 
recibos  que  hariMe  acreditar  esta  data  con  los  pode- 
res en  cuya  virtud  haya  hecho  el  percibo  ,  quando 
el  cobro  s,e  verifique,  por  medio  de  sus  Agentes  ,  para 
remitirlos  inmediatamente  á  esta  Dirección  con  car- 
ta que  titule  el  ramo  á  que  corresponda  el  desembol- 
so que  justifican. 

En  ló*s  recebos  indicados  se  expresará  la  fecha  de 
^a  carta  de  pago  á  que  se  refieran  :  y  por  lo  que  res- 
pecta á  los  poderes,  deben  ser  bastantes  á  justificar  la 
legitimidad  de  la  persona ,  quedándose  con  ua  regís- 


2&o     IN      Continuación  y  suplemento 
tro  competente  para  la  verificación  de  los  cobros 
sucesivos. 

Todo  lo  que  prevengo  á  V.  para  su  fnas  exacto 
cumplimiento,  y  por  suplemento  a  todo  lo  que  so- 
bre este  punto  comprebende  la  Circular  de  n  de 
Septiembre  último  ,  en  que  solo  hablé  de  los  ramos 
de  vinculaciones  y  obras    pías.  Madrid  y  Octubre 

de .• 1799 

INVÁLIDOS.  No  fixando  la  real  orden  de  ^6 

de  Julio  de  1788  el- tiempo  en  que  deben  acredirar 
su  honradez ,  para  obtar  á  los  premios  de  constancia, 
y  al  goce  de  Inválidos  los  Sargentos  y  Gabos  que  sir- 
ven sin  plazo  determinado,  y  después  de  incurrir  en 
el  delito  de  primera  deserción ,  se  presentan  al  Rey, 
y  logran  el  indulto  de  su  falta  para  volver  á  conti- 
nuar en  los  Cuerpos :  ha  declarado  S.  M.  que  en  este 
caso  sean  acreedores  á  ambas  gracias  en  los  tiempos 
señalados  los  que  sirvan  honradamente  el  término  de 
seis  años ,  contados  desde  su  incorporación. 

Asimismo  se  ha  dignado  el  P^ey  resolver  para' 
evitar  algunas  dudas  ,  que  los  Sargentos  y  Cabos  que 
cometiendo  el  expresado  crimen  de  primera  deser-  < 
cion,  tuvieren  la  fortuna  de  llegar  á  sus  reales  pies,  y 
obtener  el  perdón  ,  se  entienda  este  únicamente  para 
relevarles  del  castigo  que  deberían  sufrir  por  su  deli- 
to ,  pero  no  para  conservar  sus  empleos,  quedando 
privados  de  ellos  por  el  mismo  hecho  ,  y  obligados  á 
servir  de  Soldados  ,  mientras  que  revalidada  su  con- 
ducta ,  no  se  hagan  de  nuevo  acreedores  á  sus  regu- 
lares ascensos.  Orden  de  S.  M.  dada  en  San  Ilde- 
fonso 30  de  Agosto  de  *...... , l799* 


J  ESUITAS.  Véase  Clérigos  Regulares  de  laCornpañi^^^ 

JUNTA  ds  la  Inmaculada  Concepción.  Para  la  nue- 
va foraaa  que  debe  tener  esta  real  Junta,  se  dio  una 


al  Prontuario  de   ¿iguirre.      JU     a8r 
Instrucción  compuesta  de  trece  artículos ,  con  fecha 

de  12  de  ^bril  de  V l779* 

JUN1 A  suprema  para  dirigir  las  enagenaciones. 
Don  Carlos,  &c.  Sabed:  Que  con  papel  de  ayer 
ha  remitido  al  mi  Consejo  Don  Miguel  Cayetano 
Soler ,  mi  Secretario  de  Estado  y  del  Despacho  Uni- 
versal de  Hacienda,  copia  del  real  Decreto  que  le 
dirigí  en  el  mismo  dia  ,  cuyo  tenor  es  el  siguiente. 
<c8or  mi  real  Decreto  de  19  de  Septiembre  del  año 
próximo  anterior  ,  mandé  se  enagenasen  todos  los 
bienes  raíces  pertenecientes  á  Hospitales ,  Hospicios, 
Casas  de  Misericordia ,  de  Reclusión  y  de  Expósi- 
tos, Cofradías  *  Memorias ,  Obras  pías  y  Patronatos 
de  legos ,;  quándo  estos  no  fuesen  por  derecho  de 
sangre ,  poniéndose  los  productos  de  estas  ventas, 
así  como  los  capitales  de  censos  que  se  redimiesen 
pertenecientes  á  estos  establecimientos  y  fundacio- 
nes, en  mi  real  Caxa  de  Amortización  baxo  el  inte- 
,  res  anual  de-tres  por  ciento,  y  con  especial  hipoteca 
de  los  arbitrios  ya  destinados,  y  los  que  sucesiva- 
mente se  destinasen  ai  pago  de  las  deudas  de  mi  Co- 
rona ,  y  con  la  general  de  todas  las  rentas  de  ella. 
Mandé  al  propio  tiempo  que  por  el  Ministerio  de 
Hacienda  de  vuestro  cargo  se  tomaran  las  disposi- 
ciones mas  sencillas ,  menos  costosas  ,  y  mas  condu- 
centes á  la  execucion  ;  y  en  efecto  ,  habéis  comuni- 
cado de  mi  orden  las  que  ha  ido  indicando  el  cono- 
cimiento y  la  convinacion  de  las  circunstancias  par- 
ticulares ,  de  cuyas  resultas  se  está  procediendo  á  ta- 
les enagenaciones  por  los  Intendentes  y  sus  Subde- 
legados ,  y  otros  Jueces  y  Justicias  en  todas  las  Pro- 
vincias del  Reyno;  al  paso  que  los  muy  RR  Arzo- 
bispos, RlUObispos  y  demás  Prelados  eclesiásticos, 
Seculares,^  Kegulares,  á  conseqüencia  de  la  invita- 
ción hecha  eniei  mismo  real  Decreto,  y  movidos  de 
xi  zelo  por  el  bien  del  Estado,  y  del  divino  culto, 
toman  eficaces  providencias  para  enagenar  también 
los  bienes  correspondientes  á  Capellanías  colativas, 
Tomo  IV.  Nn 


282  JU  Contimíapon  y  suplemento 
y  otras  fundaciones  eclesiásticas,*  subrogando  en  su 
lugar,  una  .renta  líquida.,  .segura  y  demás  fácil  admi- 
nistración ,  .y  se  jjfien  al  propíq  tiempo  fcon  dichos 
Ministros  y  Jueces  para  la  execucio,n  de  todo  aque- 
llo en  que  puede  requerirse  el  concurso  de  las  dos 
jurisdicciones.  Sin  embargo  *  considerando  Yo  que 
el  objeto  por  su  igrarüd¿;  extensión, y  relaciones  com- 
plicadas merece  ipamotj^r^atencion  y  cuidado,  sicto- 
do  asimismo  necesario  observar  la  mas  rígkU  i|*u*- 
formidad  de  principios,  y  precaver  quale5quiera  di- 
ficultades capaces  de  retardar  el  feliz  éxitQde  unas 
operaciones,  de  cuyQ'pronto  logro  depende  por  va- 
rios respetos  la  felicidad;  de  la  Monarquía  :  he  venir 
do  en  crear  temporalmente  «na.  Jtitita  suprema  con 
autoridad ,  jurisdicción  y  facultades  compejteAtes ,  y 
coa  absoluta,  inhibición  de  todos  mis  Consejos*  Chan- 
cillerías,  Audiencias- y  demás  /Tribunales;  de  ,e$tos 
mis  Reynos  para  dirigir  las  enagenafcione$;  expresa- 
das ,  y  resolver  de  plano  ,  y  sir*  fonm*.,  ÜQ.  juicio 
qualesquiera  dudas  respectivas  á  ,su  execucipn»  Esta 
Junta  se  compondrá  de  un  Presidente:,  qoe  1$  pera 
el  muy  Reverendo  Arzobispo  de  Sevilla  >Dori  An- 
tonio Despuig  ,  de  mi(ponsejo  de^Estado :  de  qua- 
tro  Ministros,  á  saber ) dos  dé  mi  Consejo  real, .qué 
lo  serán  Don  Gonzalo  Josef  de  Vilches  ,  y;Don  Do- 
mingo Codina;  unof  del  de  Indias  Don  Juan  Gutiér- 
rez de  Piñeres ,  y  otro  del  de  Hacienda,  que  lo  será 
Don  Manuel  Sixto  Espinosa ,  Director  de  la  citada 
real  Caxa  de  Amortización;  y  de  dos  Secretarios  sin 
voto ,  los  quales  serán  Don  Rodrigo  González  de 
Castro,  mi  Secretario  honorario,  y  Don  Baltasar 
Godinezde  Paz,  ambos  Contadores  de  las  Tempo- 
ralidades ocupadas.á  los  Regulares  de  1^ -extinguida 
Compañía.  Tendréislo  entendido ,  y  lo  comunicareis 
á  mi  Consejo  para  la  expedición  de  la  correspondien? 
te  real  Cédula ,  y  á  los  demás  á  quienes  toque  el  coa 
currir  á  su, cumplimiento.  En  Palacio  á  11  de  Enero 
de  1799.  A  Don  Miguel  Cayetano  Soler.  Publicado 


al  Prontuario  de  Agnirre.     JU      283 
en  el  mí  Consejo  en  este  dia  el  referido  real  Decreto 
y  orden  ;% acordó  su  cumplimiento ,  y  para  que  le 
tenga  expedir  esta  mi  Cédula,  Dada  en  Madrid  á  12 

de  Enero  de . . . x799' 

JUNTA  supre'ma  fara  dirigir  las  enajenaciones. 
Don  Carlos,  &c.  Ya  sabéis  cjue  con  el  fin  de  conso- 
lidar las  deudas  del  Estado  ,  atender  puntualmente  al 
pago  de  réditos  y  reintegro  del  principal  de  Vales 
reines ,  y  de  otros  préstamos  que  agravan  á  la  Coro- 
na ,  tuve  á  bien  por.  mi  real  Decreto  de  26  de>  Fe- 
brero inserto  en  Cédula  de  7  de  Marzo  del  ano  pro* 
ximo  pasado  de  1798,  erigir  una  Caxa  de  Amortiza- 
ción en  la  forma  y  con  las  facultades  que  se  expre- 
san ;  y  que  por  otro  real  Decreto  de  11  de  Enero  úl- 
timo, y  Cédula  en  su  virtud  expedida  en  12  del  mis- 
mo ,  cree'  y  autoricé  una  Junta  suprema  con  absoluta 
inhibición  de  todos  mis  Consejos,  Cnancillerías,  Au-* 
diencias  y  demás  Tribunales  de  estos  mis  Reynos, 
)  para  dirigir  las  enagenaciones  de  bienes  raices  perte- 
necientes á  obras  pias ,  y  otros  cuerpos  y  estableci- 
mientos, mandadas  hacer  por  otro  real  Decreto  de 
19  de  Septiembre  del  mismo  año  de  1798  ,  con  des- 
tino á  la  referida  real  Caxa ,  y  resolver  de  plaño  ,  y 
sin  formalidad  de"  juicio  qualésquiera  dudas  respec- 
tivas á  su  execucion.  Y  habiendo  llegado  el  caso  pre- 
ciso y  urgente  de  organizar  la  rOil  Caxa  de  Amorti- 
zación en  todos  sus  ramos ,  afianzando  de  un  modo' 
invariable  la  seguridad  y  acierto  de  sus  operaciones, 
he  comunicado  á  Don  Miguel  Cayetano  Soler  ,  mi 
Secretario  de  Estado  y  del  Despacho  Universal  de 
Hacienda,  con  fecha  de  13  de  este  mes  el  real  De- 
creto  siguiente.  Por  mi  real  Decreto  de  26  de  Fe- 
brero del  ato  próximo  pasado  tuve  á  bien  estable- 
cer una  Caxa  de  Amortización  enteramente  separada 
de  mi  Tesorería  mayor,  con  el  principal' objeto  de 
atender  puntualmente  al  pago  de  los  intereses ,  y 
progresivo  reintegro  del  capital  de  los  Vaíes:  reales; 
de  los  empréstitos  creados  por  mis  reales  Decretos 

Nn2 


284  JU  Continuación  y  suplemento 
de  2  de  Agosto  de  1795  ,12  de  Julio  y  22  de  'No- 
viembre de  97,  de  los  préstamos  en  paises^xtrange- 
ros,y  de  qualesquiera  otros,  cuya  satisfacción  cor- 
ría entonces  directamente  al  cargo  de  la  misma  Te- 
sorería mayor  ,  sin  perjuicio  de  ir  después  agregan- 
do los  demás  ramos  de  la  deuda  dp  la  Corona;»  y  se- 
ñalé por  entonces  con  individualidad  los  fondos  que 
precisamente  debían  entrar  en  la  Caxa  ,  cuya  admi- 
nistración ,  manejo  interior ,  y  desempeño  de  sus  fun- 
ciones, y  obligaciones  propias  y  peculiares  corriese 
a  cargo  de  un  Director  particular ,  baxo  mis  reales 
órdenes  que  se  le  comunicarían  por  la  via  reservada 
de  Hacienda ,  colocando  la  oficina  de  Dirección  en 
la  casa  del  Banco  para  mayor  comodidad  y  celeri- 
dad en  el  despacho  del  pilblico  ,  y  reservándome 
nombrar  y  asalariar  sus  dependientes.  También  man- 
dé en  el  mismo  real  Decreto  que  la  oficina  erigida  en 
la  Tesorería  mayor  para  la  renovación  de  los  Vales, 
que  habia  de  continuar  desempeñando  sus  actuales 
encargos,  se  constituyese  en  Contaduría  principal  de 
la  Caxa  de  Amortización  ,  y  que  en  esta  qualidad 
exerciese  una  rigurosa  intervención  de  sus  operacio- 
nes, previniendo  que  en  los  primeros  dias  de  cada 
mes  se  pasasen  á  mis  reales  manos  por  el  Ministro 
de  Hacienda  estados  de  la  Caxa  intervenidos  por  la 
Contaduría,  en  querse  comprehendiesen  sin  excep- 
ción el  de  todos  los  negocios  pendientes ,  y  en  Ene- 
ro de  cada  año  se  acompaña  e  el  ge^ral  del  año  an- 
terior. Desde  entonces  no  ha  cesado  mi  paternal  so- 
licitud de  buscar  medios  para  el  logro  del  importan- 
te fin  que  me  propuse ,  sin  gravar  con  nuevas  con- 
tribuciones á  mis  amados  vasallos  en  medio  de  los 
enormes  gastos  que  para  su  defensa  y  felicidad  ha 
ocasionado  ,  y  continúa  la  guerra  inevitable.  Tales 
fueron  mis  siete  Decretos  de  19  de  Septiembre  del 
año  próximo  anterior  ;  el  préstamo  de  quatrocientoá 
millones  de  reales  abierto  por  el  de  15  de  Octubre 
del  misino  año;  y  la  creación  de  una  Junta  suprema 


al  Prontuario  de  Aguirre.      JU     285 
con  la  autoridad  ,  jurisdicción  y  facultades  compe- 
tentes, y^:on  absoluta  inhibición  de  los  Tribunales 
del  Rey  no,  para  dirigir  las  enagenaciones  de  los  bie- 
nes pertenecientes  á  las  manos  muertas ,  que  expre- 
sé en  mi  real  Decreto  de  11  de  Enero  de  este  año. 
Y  habiendo  llegado  el  caso  preciso  y  urgente  de  or- 
ganizar la  expresada  Caxa  de  Amortización  en  to- 
dos sus  ramos  ,  afianzando  de  un  modo  invariable  la 
seguridad  y  acierto  de  sus  operaciones ;  he  venido  en 
autorizar  á  la  expresada  suprema  Junta  con  las  mas 
amplias  facultades ,  é  igual  inhibición  de  todos  los 
Tribunales  del  Rey  no,  para  que  verifique  y  me  con- 
sulte por  el  Ministerio  de  Hacienda  de  vuestro  car- 
go esta  importante  obra ,  tomando  las  medidas  que 
considere  oportunas  á  su  exacto  cumplimiento ;  en- 
tendiéndose el  Director  de  la  Caxa  de  Amortización 
con  la  propia  Junta  ,  de  c¡ue  es  vocal ,  así  en  quanto 
al  cobro ,  giro  y  aplicación  de  los  fondos  con  que 
)    está  dotada ,  y  de  los  demás  que  en  lo  sucesivo  tu- 
viese á  bien  agregarla ,  como  en  orden  á  la  presen- 
tación del  estado  de  la  Caxa  en  el  primer  dia  de  cada 
mes,  y  el  general  del  año  en  el  de  Enero  ;  los  que 
después  de  examinados  y  aprobados  pasará  la  Junta 
á  mis  reales  manos  por  el  Ministerio  de  Hacienda 
de  vuestro  cargo.  Reunidos  así  en  la  Junta  todos  los 
conocimientos  de  la  deuda  de  >la  Corona  ,  y  de  los 
arbitrios  establecidos  para  su  extinción  ,  corresponde 
que  igualmente  le  tenga  de  sus  actuales  necesidades 
por  medio  de  los  estados  y  avisos  que  la  comunica- 
rá el  Ministerio  de  vuestro  cargo,  á  fin  de  que  en  su 
inteligencia  pueda  escoger  y  consultarme  los  medios 
menos  gravosos  de  aumentar  el  fondo  de  Amortiza- 

,  cion,  actuándola  quanto  sea  posible,  al  propio  tiem- 
po quejón  sus  luces,  y  las  que  procure  continua- 
mente adquJHr ,  me  consultará  igualmente  los  me- 

"•dios  con  que  pueda  proveerse  á  las  inevitables  urgen- 
cias de  la  guerra  que  debilitan  los  valores  de  las  ren- 
tas :  y  como  muchos  de  mis  amados  vasallos  se  han 


zS6  JU  Continuación  y  suplemento 
esmerado  en  proponerme  arbitrios  dirigidos  al  ex- 
presado fin  ,  es  mi  real  voluntad  que  se  pas<v:i  á  la  su- 
prema Junta  todas  las  memorias  presentadas ,  y  las 
que  en  lo  sucesivo  se  presenten  de  esta  clase ,  para 
que  examinándolas  con  el  cuidado  que  exigen  su  im- 
portancia ,  y  el  zelo  muy  apreciable  de  sus  autores, 
me  consulte  su  dictamen  ,  y  pueda  recaer  con  pleno 
conocimiento  mi  soberana  resolución  ,  que  se  hará 
saber  desde  luego  á  los  proponentes  para  su  gobiíí- 
no  ;  en  la  inteligencia ,  de  que  premiaré  competen- 
temente á  los  que  logren  la  suerte  de  acertar  alguno 
de  los  medios  que  mi  paternal  amor  desea  para  esta- 
blecer sólidamente  el  crédito  de  mi  Corona  ,  y  cu- 
brir sus  urgencias ,  no  solo  sin  gravamen  de  mis  va- 
sallos ,  sino  también  promoviendo  su  felicidad  que 
tanto  me  desvela.  Tendréislo  entendido ,  y  lo  comu- 
nicareis á  quien  corresponda  para  su  mas  exacto  y 
puntual  cumplimiento.  Señalado  de  la  real  mano  en 
Aran  juez  á  13  de  Febrero  de  1799.  A  Don  Miguel 
Cayetano  Soler.  De  este  mi  real  Decreto  ha  dirigido 
una  copia  al  mi  Consejo  el  mismo  Don  Miguel  Ca- 
yetano Soler;  y  publicado  en  él,  ha  acordado  su 
cumplimiento,  y  para  ello  expedir  ésta  mi  Cédula: 
por  la  qual  os  mando  á  todos ,  y  á  cada  uno  de  vos 
en  vuestros  lugares ,  distritos  y  jurisdicciones  veáis, 
guardéis  y  cumpláis  r!o  dispuesto  en  dicho  mi  real 
Decreto  en  la  parte  que  respectivamente  os  corres- 
ponda,  á  cuyo  fin  daréis  las  ordenes**/  providencias 
que  se  requieran  y  sean  necesarias  ,  sin  permitir  se 
embarace  con  ningún  motivo,  ni  dexen  de  cumplir 
las  providencias ,  resoluciones  y  ordenes  que  se  to- 
men por  dicha  suprema  Junta  acerca  de  las  cosas  con- 
tenidas en  dicho  Decreto, y  en  uso  de  las^acultades, 
autoridad  y  jurisdicción  que  por  él  la  tengo  Conferi- 
das ,  por  convenir  así  á  mi  real  servicio ,  causa  pú- 
blica y  utilidad  de  mis  vasallos  ;  que  así  es  mi  vo- 
luntad. Real  Cédula  dada  en  Aranjuez,  d  18  de  Fe* 
brero  de 1799. 


al  Prontuario  de  Aquirre.      JU     287 
JURISDICCIÓN  temporal  Él  Rey.  Reverendo 
en  Christo  Padre  Obispo  de  Barcelona  de  mi  Con- 
sejo. Ya  sabéis  que  el  14  de  Agosto  de  1769  se  osen- 
cargo  por  el  mi  Consejo  de  la  Cámara  remitieseis  á 
él  una  noticia  puntual  de  los  Señoríos  temporales 
que  tuviese  esa  Mitra,  con  expresión  de  sus  títulos. 
Y  habiéndolo  vos  así  executado  en  su  vista  ,  y  de  lo 
expuesto  por  mi  Fiscal ,  se  os  previno  por  el  dicha 
nú  Coftsejo  en  su  acordada  de  22  de  Noviembre  del 
ano  próximo  pasado ,  que  en  adelante  exercieseis  pre- 
cisamente la  jurisdicción  temporal  en  dichos  Señoríos 
por  medio  de  personas  seculares ,  y  no  eclesiásticas. 
Pero  considerando  el  mi  Consejo  que  los  Señoríos 
temporales  que  goza  esa  Mitra  los  mas  provienen, 
y  traen  su  origen  de  donaciones,  enfeudaciones  y  li- 
beralidades de  los  Señores  Reyes  mis  predecesores, 
y  que  necesariamente  os  han  de  ocasionará  vos,  y 
á  vuestros  sucesores  en  la  Mitra  cuidados  puramen- 
te temporales,  que  son  ágenos  é  impropios  del  Mi- 
-  nisterio  de  los  Prelados  eclesiásticos^  opuestos  á  la 
disciplina  tan  recomendada  en  esta  parte  por  dispo- 
siciones canónicas  y  conciliares ;  me  hizo  presente, 
entre  otras  cosas,  el, dicho  mi  Consejo  en  consulta 
de  27  del  mismo  mes  de  Noviembre  lo  que  en  este 
asunto  se  le  ofreció ,  con  dictamen  de, que  sería  muy 
conveniente  y  de  la  mayor  utilidad ,  el  que  sin  cos- 
ta ni  pecuniario  dispendio  del  real  Erario,  procedie- 
se el  dicho  mi  Conseja  de^  la  Cámara  (siendo  de  mi 
real  agrado)  á  Reintegrar  á  la  Corona  en  los  Señoríos 
temporales  que  goza  esa  Mitra  por  los  medios  mas 
oportunos  ,  y  á  compensarla  del  modo  que  mas  con- 
viniese, tratando  de  acuerdo  con  vos  este  punto,  para 
que  sin  experimentar  ni  vos  ,  ni  la  Mitra  agravio  ni 
perjuicio  alguno,  se  reintegrase  la  Corona  en  los  Se- 
ñoríos que  han  salido  de  ella.  Y  habiéndome  confor- 
mado con  el  parecer  del  dicho  mi  Consejo  de  la  Cá- 
mara ,  he  venido  en  expedir  la  presente  ,  por  la  qual 
os  ruego  y  encargo  propongáis  por  mano  de  mi  in- 


288  KA  Continuación  y  suplemento 
fraescripto  Secretario  los  medios  que  tuviereis  por 
mas  convenientes ,  y  sean*  mas  adaptables  al  fin  re- 
ferido. Y  que  entretanto  exerzais  la  jurisdicción  tem- 
poral en  los  Señoríos  de  esa  Mitra  por  medio  de 
Jueces  seculares,  según  os  está  prevenido  por  el  di- 
cho mi  Consejo  de  la  Cámara,  y  por  Escribanos  rea- 
les con  apelación  á  mis  Tribunales ,  sin  proceder  por 
censuras,  y  que  estén  sujetos  á  residencias,  haciendo 
saber  el  contenido  de  esta  mi  real  Cédula  á  los  Jae- 
ces,  Escribanos  y  demás  personas  á  quienes  corres- 
ponda para  su  cumplimiento,  poniéndose  testimonios 
á  la  letra  de  ella  en  vuestro  Tribunal  eclesiástico,  para 
que  se  tenga  entendido  lo  que  en  ella  se  manda ;  que 
así  es  mi  voluntad.  Fecha  en  San  Ildefonso  á  27  de 
Septiembre  de 1772- 

K 

JVALENDARIO.  Para  que  nadie  ignore  la  con- 
cesión hecha  ai  Observatorio  astronómico  de  Ma- 
drid ,  ni  pueda  reclamar  perjuicios  á  pretexto  de  te- 
ner hechas  provisiones  de  papel  ú  otros  gastos ,  se 
manda  hacer  notorio  la  orden  de  4  de  Octubre  de 
este  año ;  por  real  orden  de  28  de  Noviembre  de  . . .  1795. 

L 

OBRADORES.  Habiéndose  encargado  la  redac- 
ción de  un  Semanario  de  agricultura,  según  se  ve 
en  orden  de  23  de  Diciembre  de  1796 ,  se  mando'  im- 
primir esta  misma  orden ,  y  que  se  distribuyese  con 
el  prospecto  de  dicho  Semanario  para  darlo  ^ponocer 
á  los  Pueblos;  -por  orden  del  Consejo  de  7  de  Febrero  de.  1797. 

LANZAS  y  Medias-anatas  y  cartas  de  sucesión.* 
ElRey.=  En6  de  Septiembre  de  1773  se  expidió 
la  Cédula  del  tenor  siguiente: 


al  Prontuario  de  Aguirre.     LA     289 
El  Rey.  "Conformándome  con  lo  que  en  con- 
«sulta  de  27  de  Marzo  de  este  año  me  ha  hecho  pré- 
nsente mi  Consejo  sobre  los  crecidos  atrasos  que  hay 
«en  la  paga  de  los  derechos  de  Lanzas  y  Medias  ana- 
ltas de  los  Títulos  de  Castilla   residentes  en  esos 
«Reynos  ,  y  providencias  que  considera  oportunas* 
«así  para  evitar  el  aumento  de  estas  deudas ,  como 
«para  cobrar  lo  posible  de  ellas  por  medios  equita- 
».y  vos  ,•  he  resuelto  ,  que  qualesquier  Títulos  de  Cas- 
•ti tilla  residentes  en  mis  dominios  de  América  ten- 
«gan  la  libre  facultad  de  redimir  desde  luego  el  de- 
brecho  de  Lanzas,  d  entregando  en  mi  Tesorería 
«general  la  cantidad  de  ciento  y  sesenta  mil  reales 
«de  vellón ,  o  en  las  respectivas  Caxas  de  América 
«diez  mil  pesos  efectivos  ,  para  que  precisamente  se 
«convierta  este  producto  en  redimir  por  su  orden, 
«cabimiento  y  antigüedad  los  censos  que  contra  sí 
«tiene  mi  Real  Hacienda  en  esos  respectivos  domi- 
«nios.  Asimismo  para  la  recaudación  ,  en  quanto  fue- 
'  «re  posible  ,  de  las  quantiosísimas  sumas  que  se  están 
«debiendo  por  los  derechos  de  Lanzas  y  Medias 
«anatas,  he  resuelto  se  forme  una  Junta  ,  compuesta 
«en  cada  distrito  de  mi  Virey ,  del  Decano  de  la  Au- 
«diencia  ,  del  Regente  del  Tribunal  de  Cuentas ,  d 
«en  su  defecto  del  Contador  mayor  mas  antiguo  ,  del 
«Juez  de  Lanzas  ,  y  del  Fiscal ;  y  que  precedida  au~ 
«diencia  de  este ,  procedan  con  la  mayor  brevedad 
«en  la  formalizacion  de  los  expedientes,  con  el  tempe* 
«ramento  y  mocferacion  que  les  dictase  su  prudencia, 
«y  el  práctico  conocimiento  que  tengan ,  o  pueda» 
«adquirir  de  las  fortunas,  estados  y  medios  de  los  ac- 
«tuales  poseedores  de  los  Títulos  ,  que  deberá  ser- 
«vir  de  regla  y  gobierno  para  lo  que  se  hubiere  de 
«providenciar ,  especialmente  con  aquellos  que  se  re- 
«conociefe  no,  hallarse  en  tan  decadente  situación, 
.yque  no  puedan  pagar  así  lo  adeudado  como  lo  cor- 
«riente  ,  á  plazos  por  medio  de  las  esperas  que  se  les 
«concedan  ,  y  les  admitan  á  convenios,  y  justas  equi- 
Tomo  IV.  Oo 


290  LA  Continuación  y  suplemento 
^tati vas  transacciones  ,  recibiendo  en  pago  quales- 
*?q  ier  créditos  que  tuvieren  contra  mi  real  Erario, 
«aunque  sean  de  los  Reynados  pasados  ,  sirviendo 
«de  gobierno  para  la  justificación  del  origen  ,  cer- 
«teza  y  existencia  de  tales  créditos  las  reglas  que 
«tengo  dadas  para  el  pago  del  seis  por  ciento  anual 
«con  que  se  van  satisfaciendo  los  causados  en  los  Rey- 
uñados  de  mis  augustos  padre  y  hermano  :  siendo 
«igualmente  mi  real  ánimo,  que  los  poseedores(>de 
«Títulos  que  fueren  admitidos  á  transacción  por  el 
«débito  atrasado  ,  no  sean  excluidos  del  beneficio 
«de  redimir  de  pronto  sus  Lanzas,  precediendo  se- 
guridad de  la  paga  á  plazos  ,  de  aquello  en  que  se 
«transigiere  lo  atrasado.  Pero  respecto  de  aquellos 
«deudores  que  conocidamente  se  hallen  en  constiti> 
«cion  tan  miserable  ,  que  no  puedan  pagar  lo  atrasa- 
ndo ,  ni  aun  lo  corriente,  ni  sostener  la  dignidad  y 
«decoro  de  Títulos  ,  he  resuelto  se  les  suspenda  el 
«uso  de  la  firma  ,  y  honores  de  tales  ,  dándoseles  á 
«entender ,  para  que  sea  menos  sensible  á  sus  distin-' 
«guidas  familias  esta  providencia  ,  que  sin  embargo 
«de  que  la  tomo  en  atención  á  las  expresadas  razo- 
«nes  ,  les  reservo  ,  usando  de  mi  acostumbrada  real 
«benignidad  ,  la  acción  ,  para  que  viniendo  á  mejor 
«fortuna  ellos  o  sus  sucesores ,  y  entregando  los 
«diez  mil  pesos  efectivos  para  la  redención  perpe- 
«tua  del  derecho  de  Lanzas  ,  y  ademas  su  respectiva 
«Media  anata  ,  sean  reintegrados  en  el  uso  de  sus 
«Títulos  ,  para  que  continué  perpetuamente  en  sus 
«familias  este  distintivo  ,  con  la  carga  de  pagar  en 
«lo  sucesivo  la  Media  anata  que  se  causare  por  la 
«sucesión  de  qualquier  nuevo  poseedor;  entendien- 
«dose  esta  reserva  de  derecho,  con  la  precisa  calidad 
«de  que  los  Títulos  á  quienes  se  conceaé  ,  ó  sus  su- 
«cesores  en  ellos  ,  no  hayan  exercide  oficios  sdrdi- 
«dos ;  y  si  en  las  familias  de  poseedores  de  Títulos 
«absolutamente  imposibilitados  de  pagar  por  su  mi- 
«sera  situación  lo  corriente  y  atrasado ,  hubiere  den- 


al  Prontuario  ae  Aguirre.  LA  291 
«tro  del  quarto  grado  de  consanguinidad  del  posee- 
«dor  algu/ia  persona  con  patrimonio  conocido ,  y 
«suficiente  á  mantener  el  lustre  y  honor  de  Título 
«de  Castilla  ,  que  solicite  para  sí  la  gracia  del  pase: 
» he  resuelto  se  me  dé  cuenta  para  mi  real  aproba- 
ción ,  con  calidad  de  que  el  pretendiente  ha  de  en* 
«trar  redimiendo  el  servicio  de  Lanzas  (en  la  for-» 
»ma  que  dexo  declarado)  ,  satisfacer  lo  correspon- 
dente á  la  Media  anata  de  transversal ,  y  dexar  ase-» 
«gurado  este  derecho  para  lo  sucesivo.  Últimamente, 
«es  mi  voluntad  se  publique  por  bando  en  Indias 
«la  obligación  en  que  están  los  sucesores  en  quie* 
«nes  recaigan  Títulos  de  Castilla,  de  obtener  mi  real 
«carta  de  sucesión  para  el  uso  de  la  gracia  ,  y  con- 
»>  tinuacion  de  sus  honores ,  y  que  a  este  fin  me  de- 
«ben  dar  la  noticia  por  mano  de  mis  Vireyes ,  Pre- 
sidentes ó  Gobernadores  ,  los  quales  tomarán  las 
«precauciones  posibles  para  que  no  les  sea  gravosa 
«tan  justa  diligencia;  y  por  ahora  permito  ,  que  acu- 
tí diendo  al  Virey  ó  Gefe  del  respectivo  distrito  ,  no- 
«ticiando  el  caso  de  sucesión  ,  y  suplicándome  la 
«continuación  de  honores  y  preeminencias,  provean 
^interinamente  ,  que  precediendo  la  paga  de  Media 
«anata  entren  en  posesión  ,  sin  exigirles  derechos, 
«aunque  sean  con  título  de  obsequios  voluntarios, 
«y  me  dirijan  por  mi  Consejo  de  la  Cámara  de  In- 
edias la  representación  del  nuevo  poseedor  para  que 
«me  dé  cuenta  ,  y  se  expida  la  consiguiente  carta  de 
«sucesión  ,  tomada  razón  de  ella  en  la  Contaduría 
«general  del  mencionado  mi  Consejo;  y  en  su  conse- 
«qüencia  os  mando  ,  que  enterados  de  la  referida  mi 
«real  determinación  la  cumpláis  ,  &c"  Fecha  en  San 

Ildefonso  á  6  de  Septiembre  de l77$' 

Con  motivo  del  recurso  que  actualmente  ha  he- 
cho Don  Juan  Sautista  Carrillo ,  residente  en  la  Ciu* 
¿ad  de  Lima,  sobre  que  se  le  dé  certificación  de  tener 
redimidas  las  Lanzas  del  Título  de  Marques  de  Fe- 
ria ,  perteneciente  á  su  muger  Doña  Maria  Teresa 

O02 


292  LA  Continuación  y  suplemento 
de  Vega  Cruzat ,  se  ha  advertido  no  haberse  ocurri- 
do á  solicitar  la  correspondiente  carta  dee;  sucesión 
del  enunciado  Título  ,  conforme  á  lo  prevenido  en 
la  inserta  real  Cédula  ;  mediante  lo  qual  he  resuelto 
reencargar  su  cumplimiento  ¡  en  cuya  conseqüencia 
mando  á  los  expresados  Vireyes  ,  Presidentes  ,  Fis- 
cales de  mis  Audiencias ,  Gobernadores ,  Oficiales  de 
mi  real  Hacienda  ,  Jueces  de  Lanzas  y  Medias  ana- 
tas ,  y  demás  Ministros  de  dichos  mis  dominios  <^e 
Indias  é  Islas  Filipinas  á  quienes  corresponda  ,  cui- 
den de  su  mas  puntual  y  exacta  observancia  ;  y  or- 
deno igualmente  á  los  propios  mis  Vireyes ,  Presi- 
dentes y  Gobernadores  ,  que  en  lo  sucesivo  no  per-- 
mitán  el  uso  ,  y  honores  de  Títulos  de  Castilla  á  los 
sucesores  en  quienes  recayeren  ,  sin  que  primero  les 
presenten  los  respectivos  recursos  en  solicitud  de  la 
correspondiente  carta  de  sucesión  ,  que  deben  diri- 
gir ios  mismos  Gefes  á  dicho  mi  Consejo  de  la  Cá- 
mara de  Indias ,  como  previene  la  referida  Cédula  ( 
Circular ,  quedando  en  todo  lo  demás  en  su  fuerza  y 
vigor.  Y  de  la  presente  se  tomará  razón  en  la  Conta- 
duría general  del  expresado  mi  Consejo.  Fecha  en  { 
Aran  juez  á  28  de  Marzo  de 1794. 

LAVANDERAS.  Las  que  concurren  al  rio  de 
Manzanares ,  sus  ayudantes  y  criados  se  abstengan  de 
proferir  juramento} > ,  palabras  obscenas  é  indecentes, 
y  de  injuriar  de  obra  ó  palabra  á  las  personas  que  pa- 
san por  las  márgenes  del  rio  ó  por  los  lavaderos, 
ni  salgan  de  estos  ni  sus  bancas  á  gíitar  y  causar  ru- 
ipores  ni  quimeras ,  pena  á  los  contraventores  de  que 
se  les  destinará  por  quince  dias  á  las  obras  publicas, 
y  si  fueren  mugeres  por  igual  tiempo  á  la  reclusión 
de. San  Fernando.  Bando  de  29  de  Abril  Je l79°- 

LAVANDERAS.  Lasque  concurren  a L rio  Man- 
zanares se  matriculen  ,  y  se  hace  responsable  á  los 
dueños  arrendatarios  ó  administradores  de  los  Lava   ^  - 
deros  de  los  excesos  que  se  cometieren  en  ellos ,  si 
fueren  omisos  en  dar  cuenta  ;  y  se  manda  no  per- 


ai  Prontuario  de  Aguirre.      LE     293 
mitán  que  en  sus- casafety  barracas  se  hospeden  gentes 
ociosas  ^  mal  entretenidas.  Por ú  auto  acordado  de  lo& 
Señores  de  la  Sala.  Pkna  diíaii  de  Mayo  de  .......  J790- 

LEGADOS  y  Herencias.  Véase  Contribución. 

LIBROS.  Per  real  Orden  ,>que  con  fecha  de  17 
>  de  este  mes  se  ha  comunicado  al  Consejo  ,  ha  tenido 

á  bien  S.  M.  mandar  ,  entre  otras  cosas  y  se  recojan 
y  archiven,  las  obras  impresas  intituladas:  Ligad* 
¿a  Teología  moderna  con  la  Filoso  fía  ,  escrita  en  Ita- 
liano por  el  Abate  Bbnola  ,  y  traducida  al  romance. 
zzEl  Fax  aro  en  la  liga.=zY  la  Carta  de  un  Párroco 
de  Aldea  á  su- Obispo- sobre  ^varios  casos  de  conciencia.. 

Publicada  esta  real  orden  en  el  Consejo  acordó  su 
,u .'/•  cumplimiento,  y  queJnmediatamenjte  se  recogieran,, 
no  solo  las  licencias  originales  para  la  impresión  de 
todas  tres  obras ,  sino  los  exeimplar^s  impresos  que 
se  hubiesen  entregado  en  esta  Corte ^  sacándolos  de 
poder,  de  los  Impresores ,  LibiH&o*  :o,  personas  erí 
cuyo  poder  se  hallasen  ,  conminando  á  aquellos  con 
la  multa  de- 50a.  ducados,  y  de  proceder  á  lo  demás 
que  .haya  lugar  si  en  lo  sucesivo  vendiesen  ó  reim- 
primiesen dichas  obras. 

Al  propio  tiempo  acordó,  también  este,  supremo  1 
Tribunal  se  expidiese  circular  á  los  Presidentes  y 
Regentes  de  las  Cnancillerías  y  Audiencias ,  y  á  los 
Corregidores  de  estos  Rey  nos  para  que  procedan 
por  su  parte  á  recoger  los  exeniplares  impresos  que 
se  encontrasen  en  sus  respectivos  distritos  ó  terri- 
torios de  toddfc  y  cada  una  de  dichas  tres  obras  ,  re- 
mitiéndolos al  Consejo  ,  donde  deben  quedar  archi- 
vados conforme  á  lo  resuelto  por  S,  Al:  y  que  se 
haga  á  todos  recuerdo  de  lo  que  en  punto  á  impre- 
siones está  prevenido  por  las  leyes  del  Reyno  pro- 
mulga$tosr€n  los  años  de  1502  y  1558,  y  en  las  va- 
rias Cédulas  y  ordenes  circulares  expedidas  desde  el  • 
,.#  año  de  1762  hasta  el  presente  ;  según  las  quíales  de- 
ben abstenerse  de  conceder  permisos  para  la  publi- 
cación de  libros ,  particularmente  los  que  sean  de 


1 


294    ^l      Continuación  y  suplemento 
materia  de  doctrina ,  de  Sagrada  Escritura  y  de  co- 
sas concernientes  á  la  Religión  de  nuestra  .santa  fe 
•oQ7 católica. r  por  ser  esta  una  materia  de  la  privativa 
inspección  de  S.  M.  f  del  Consejo  en  la  forma  ,  y 
baxo  las  circunstancias  que  deben  observarse  para  la 
concesión  de  semejantes  licencias ;  en  inteligencia, 
que  qualquiera  contravención  en  este  asunto  de  tanta 
importancia. y  transcendencia  se. tratará  con  la  seve- 
ridad correspondiente.  ^ 
Lo  participo  á  V.     de  acuerdo  del  Consejo  para 
su  cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca  ;  y  del  re- 
cibo me  dará  V.     aviso  para  hacerlo  presente  en  él. 
=;Dios  guarde  á  V.     muchos  años.  =  Madrid  26  de 

jonjero  de . , ,  . «. .  . 1799. 

LIBROS.  Por  indisposición  del  Excelentísimo 
Señor  Don  Francisco  de  Saavedra  se  dirigid  al  Can- 
se/o por  el  Excelentísimo  Señor  Don.  Mjriano  Luis 
de  Urquijo  en  ij  de  Enero  próximo  la  real  orden 
que  dice  así : 

frQuando  parecía  que  todos  los  países  adonde 
«existe  la  cultura,  suavidad  de  costumbres  ,  y  la 
"ilustración  ■>  se  dedicaban  á  perfeccionar  los  progre- 
« sos  de  las  ciencias  útiles ,  y  deque  depende  la  feli- 
cidad del  género  humano  ,  substituyéndose  á  las 
«disputas  de  sectas  religiosas  ,  que  por  tanto  tiempo 
s) han  inundado  de  majes  la  Europa  ,  y  la  han  teni- 
5) do  sumergida  en  la  sangre  y  el  horror  ,  el  adelan- 
tamiento de  las  artes  y  agricultura ,  fuente  y  orí- 
«gen  de  las  felicidades  de  los  Estados';  ha  visto  el 
«Rey  con  sumo  dolor  ,  que  en  sus  dominios  han 
«vuelto  á  excitarse  de  poco  acá  los  partidos  de  Es- 
«cuelas  teológicas ,  que  han  embrollado  y  obscure- 
cido nuestra  sagrada  Religión  ,  quitandoja  el  as- 
«-pecto  de  sencillez  y  ^verdad  con  que  se  presenta 
«por  sí  misma  ,  y  tirando  á  obscurecerla  con  escri- 
tos y  obras  que  dan  lugar  á  los  sarcasmos  y  mo-  *^ 
"fas  con  que  la  zayeren  ,  aunque  en  vano  ,  los  ene- 
fuligos  de  ella. 


al  Prontuario  de  Aguirre.  LI  295 
no:  »A  esta  clase  pertenece  la  obra  intitulada  Liga 
mde  la  geología  moderna  con  la  Filosofía  ,  escrita  en 
«Italiano  por  el  Abate  Bónola  ,  y  traducida  é  im- 
«presa  en  Castellano.  El  objeto  dé  ella  es  el  dees* 
«tablecer  una  guerra  religiosa ,  atacando  las  autori- 
«dades  soberanas ,  cuyas  facultades  están  prescritas 
*>por  el  mismo  Dios ,  y  que  se  han  reconocido  y 
«defendido  en  tiempos  claros  ,  y  de  ilustración  por 
■$los  Teólogos  que  llama  el  Autor  modernos  ,  y  son 
«solo  unos  sencillos  expositores  de  las  verdades  del 
jí  Evangelio  >  y  repetidores  de  lo  mismo  que  han 
^escrito  los  Santos  Padres  desde  los  siglos  mas  remo- 
stos ,  y  que  solo  los  que  no  los  han  estudiado  ,  y  se 
«contentan  con  saber  una  gerga  tan  obscura  como 
«ignorante  pueden  poner  en  duda. 

«A  dicha  obra  se  impugno'  con  otro  papel  in- 
titulado el  Páxaro  en  la  liga  ,7  Carta  de  un  Par- 
vroco  de  Aldea  ,  que  si  bien  está  escrito  con  opor- 
«tunidad  ,  y  la  ataca  del  modo  que  se  merece  ,  re- 
« fritándola  por  el  ridículo  y  desprecio  ,  con  todo 
«da  lugar  á  que  en  el  cotejo  haya  partidos  y  dis— 
»  putas  ,  se  engolfen  en  profundidades  perniciosas, 
«y  se  sostenga  el  capricho  y  fanatismo  de  gentes 
»que  pervierten  el  pueblo  en  lugar  de  enseñarle  la 
«verdadera  Religión  de  Jesu-Christo  ,  y  con  arreglo 
«á  ella  hacerles  útiles -y. obedientes  vasallos  ,  hom- 
«bres  de  bien  y  buenos  padres. 
ií«  «Las  consecuencias  que  han  tenido  en  los  Rey- 
«nos  extrangerás  semejantes  disputas ,  y  el  resulta- 
ndo funesto  de  ellas  no  se  oculta  á  la  penetración 
«del  Consejo  ,  pues  son  demasiado  recientes.  Y  que- 
-  «riendo  el  Rey  apartar  de  sus  Reynos  estos  males, 
«extinguiendo  y  aniquilando  de  una  vez  su  origen 
ny  raiz,,  me  manda  comunicar  á  V.  E.  su  real  dr- 
«den  ,  como^lo  executo ,  para  que  inmediatamente 
.•«disponga  aquel  Supremo  Tribunal  que  se  recojan 
«los  exemplares  de  la  citada  obra  del  Abate  Bonola, 
jíy  su  impugnación  de  qualquiera  persona  en  cuyo 


\ 


296    IISI      Continuación  y  suplemento 
"poder  se* hallen  ,  y  se  archiven  ,  conminando  con 
>Jas  mas  severas  penas  al  Librero  ó  Libreros  que 
»las  vendan  ,  ó  Impresores  que  las  reimpriman  ,  y 
"expidiendo, á.tal  fin  las  ordenes  mas  activas. 

«Con  este  motivo  ha  meditado  el  Rey  , tomo 
»  padre  eL/mas  vigilante  por  el  bien  de  sus  vasiallos, 
"y  en  cuya  guarda  y  felicidad  vela  dia-y  noche  ,  la 
"facilidad  con  que  se  conceden  licencias  para  i m*- 
91  presiones  de  obras  de  semejante  naturaleza  contri 
"lo  que  prescriben  las  sabias  leyes  de  estos  Reynos, 
"la  decencia  ,  la  utilidad  pública' y  el  amor  al  orden: 
»y  á  fin  de  cortar  de  raíz  este  mal  ,  me  ha  manda- 
»do  también  S.  M.  que  haga  saber  al  Consejo  ,  no 
"solo  lo  grato  que  le  será  que  en  los  permisos  de 
"impresiones  de  obras  o  papeles,   particularmente 
"de  la  clase  religiosa  ,  proceda  con  la  reserva  y  cir- 
cunspección propia  de  tan  augusto  Tribunal  ,  sino 
"que  después  de  bien  examinadas  las  que  le  parezca 
"que  lo  merecen  ,  las  remita  por  ahora  ,  y  durante 
"las  circunstancias  actuales,  antes  de  acordar  su  per- 
"  miso,  á  esta  primera  Secretaría  de  Estado ,  acompa- 
sadas con  las  censuras  y  el  juicio  que  forme  de  ellas 
"y  de  las  obras  \  para  que  ,  dando  cuenta  á  S.  M.  de 
«todo  >  vea  si  se  está  en  el  caso  de  la  impresión. 

"Quiere  finalmente  el  Rey  que  el  Consejo  haga 
«¡entender  al  Juez  (¿e  Imprentas ,  por  cuya  via  se 
"concedió  la  licencia  al  Traductor  del  Abate  Bónola, 
"quan  de  desear  hubiera  sido  que  procediendo  con 
"la  circunspección  propia  de  su  carácter  ,  hubiese 
"evitado  el  acceder  á  ella  ,  y  que  en  lo  sucesivo 
«quantas  se  le  presenten  de  igual  naturaleza ,  las  pase 
«al  Consejo  para  su  examen  detenido  y  maduro, 
"circulando,  esta  misma  orden  á  los  Presidentes  y  Re- 
» gentes  de  Chancillerías  y  Audiencias  ,  y  i  los  de- 
«mas  Jueces  que  tengan  permiso  de  conceder  licen- 
"cias  de  impresiones ,  para  que  en  todo  se  arreglen  ,  r 
"á  esta  real  resolución ,  que  comunico  á  V.  E.  para  su 
"  gobierno ,  el  del  Consejo  y  su  puntual  observancia  "    - 


al  Prontuario  de  Aguirre.      LI     29^ 

Publicada  esta  real  orden  en  el  Consejo  ,  acordó 
su  cumpJ¿miento  ,  y  que  inmediatamente  se  reco- 
gieran no'  solo  las  licencias  originales  para  la  im- 
presión de  todas  tres  obras  ,  sino  los  exemplares  im- 
presos que  se  hubiesen  entregado  en  esta  Corte  ,  sa- 
cándolos de  poder  de  los  Impresores  ,  Libreros  ó 
personas  en  cuyo  poder  se  hallasen  ,  conminando  á 
aquellos  con  la  multa  de  300.  ducados ,  y  de  pro- 
ceder á  lo  demás  que  haya  lugar  si  en  lo  sucesivo 
vendiesen  ó  reimprimiesen  dichas  obras. 

Al  propio  tiempo  acordó  también  este  Suprema 
Tribunal  se  expidiese  circular  á  19S  Presidentes  y 
Regentes  de  las  Cnancillerías  y  Audiencias ,  y  á  los 
Corregidores  de  estos  Rey  nos ,  para  que  procedan 
por  su  parte  á  recoger  los  exemplares  impresos  que 
se  encontrasen  en  sus  respectivos  distritos  o  terri- 
torios de  todas  y  cada  una  de  dichas  tres  obras ,  re- 
mitiéndolos ai  Consejo  ,  donde  deben  quedar  archi- 
vados conforme  á  lo  resuelto  por  S.  M. :  y  que  se 
haga  á  todos  recuerdo  de  lo  que  en  pi;nto  á  impre- 
siones está  prevenido  por  las  leyes  del  Reyno ,  pro- 
mulgadas en  los  años  de  1502  y  1558  ,  y  en  las  va- 
rias Cédulas  y  ordenes  circulares  expedidas  desde  el 
año  1762  hasta  el  presente  ;  en  inteligencia  ,  que 
qualquiera  contravención  en  este  asunto  de  tanta  im- 
portancia se  tratará  con  la  severidad  correspondiente. 

Lo  que  participo  á  V.  de  órd^n  del  Consejo, 
para  que  enterado  de  la  real  resolución  de  S.  M. ,  y 
de  lo  acordado  p<5r  este  Tribunal ,  cuide  de  su  exacta 
observancia  y  cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca. 
Madrid  9  de  Febrero  de l799- 

LICENCIAS  y  posturas.  Don  Carlos,  &c.  Sabed. 
Que  habiéndose  informado  el  nuestro  Consejo  por 
representaciones  de  los  Diputados ,  y  Personeros  de 
varios  Pueblos*,  que  la  indebida  exacción  de  licen- 
cias y  posturas  no  producían  otro  efecto  en  los  géne- 
ros que  se  traen  á  vender  para  el  surtimiento  común, 
que  la  vejación  de  los  tenderos,  y  traginantes  que 
Tomo  IV.  Pp 


2()8     Ll      Continuación  y  suplemento 
los  conducían  ;  para  cortar  de  raiz  este  abuso  se  libro 
real  Cédula  en   Aranjuez  á  16  de  Juniq-de  1767,  ( 

mandando  que  desde  entóncesen  adelante  se'excusasen 
generalmente  en  todas  las  Ciudades ,  Villas  y  Luga- 
res de  estos  nuestros  Reynos  las  licencias  y  posturas 
de  los  géneros  que  se  llavaban  á  vender  para  el  surti- 
miento de  ellas,  y  que  por  consiguiente  cesase  la  exac- 
ción de  derechos  por  qualquiera  de  estas  dos  causas, 
pena  de  privación  de  oficio  á  la  persona  que  contra- 
viniese ,  y  de  restituir  con  el  dos  tanto  lo  que  por 
erta  razón  exigiese  de  los  tenderos ,  traginantes  ú 
otras  qualesquiera  personas,  dexando  en  total  liber- 
tad la  contratación  y  comercio.  Y  con  motivo  de  al- 
gunos recursos  que  se  hicieron  al  nuestro  Consejo 
por  varios  Pueblos  de  los  Reynos  de  la  Corona  de 
Aragón  y  Principado  de  Cataluña  ,  quexandose  de 
que  los  tenderos ,  arrieros ,  traginantes  y  otras  perso- 
nas querían  extender  la  anterior  providencia  á  todos 
los  derechos  que  se  hallaban  legítimamente  cargados  ( 
sobre  los  citados  géneros  comestibles ,  y  pertenecían 
á  los  Pueblos  en  calidad  de  Propios  y  Arbitrios  para 
satisfacción  de  sus  cargas  ,  se  libró  real  provisión 
en  5  de  Octubre  del  mismo  año  de  1767 ,  declarando 
por  punto  general ,  que  dichos  Arbitrios  o  impues- 
tos no  estaban  comprehendidos  en  la  libertad  conce- 
dida por  la  expresaba  real  Cédula  ,  por  lo  que  se  de- 
bían continuar  pagando  como  hasta  ahora  sin  nove- 
dad alguna  por  los  que  las  adeudasen.  Y  óltimamen- 
te  ,  con  motivo  de  varias  dudas  representadas  al 
nuestro  Consejo  sobre  la  inteligencia  y  execucion  de 
la  libertad  concedida  en  la  mencionada  real  Cédula 
de  16  de  Junio,  se  libro  real  provisión  en  9  de 
Agosto  próximo  pasado  ,  declarando  qye  el  pan  co- 
cido ,  y  las  especies  que  devengan  y  adeucfrn  millo- 
nes ,  como  son  carnes  ,  tocino  ,  aceyfc  ,  vino  ,  vina- 
gre, pescado  salado,  velas  y  xabon,  debían  tener  pr^-w—^ 
ció  fixo  vendidas  por  menor,  y  en  ningún  modo 
por  mayor ,  pues  habían  de  quedar  en  libre  comer- 


al  Prontuario  de  Aguirre.      LI     299 
ció ,  y  en  igual  libertad  par  mayor  y  menor  todas 
las  dema^especies  comestibles,  reduciéndose  el  cui- 
dado de  la  policía  municipal  de  todos  los  Pueblos  á 
zelar  en  que  fuesen  arreglados  los  pesos  y  medidas 
con  que  se  vendiesen  ,  y  en  que  los  dueños  y  tragi- 
neros  tuviesen  horas  determinadas  por   la  mañana 
para  despachar  de  primera  mano  al  público  por  ma- 
yor y  menor  ,  fixandose  esta  hora  de  modo  ,  que  no 
s&Aqs  impidiese  el  regreso  á  sus  casas  cómodamente, 
embarazando   que  los  atravesadores  frustrasen  estas 
ventas  de  primera  mano  ,  excusando  absolutamente 
en  todo  llevar  derechos  algunos,  y  molestar  á  los 
cosecheros  y  tratantes  baxo  de  qualquier  pretexto; 
sirí  embargo  de  lo  qual ,  por  el  Corregidor  de  esta 
Villa  de  Madrid  se  representó  al  Conde  de  Aranda, 
Presidente  del  nuestro  Consejo  >  el  exceso  escanda- 
loso á  que  habían  elevado  los  precios  de  los  comesti- 
bles los  vendedores  de  ellos ,  abusando  en  perjuicio 
del  público,  de  la  libertad  de  posturas  que  para  su  li- 
bre comercio  se  les  concedió  por  la  citada  real  Cé- 
dula de  16  de  Junio  de  1767,  acreditándolo  así  con 
dos  planes  comprehensivos  de  los  precios  que  tuvie- 
ron en  las  posturas  dadas  por  la  Sala  de  Corte  y 
Juzgado  de  la  Villa  en  el  citado  mes  de  Junio  del 
año  pasado  ,  que  fueron  las  ultimas ,  y  aquellos  á  que 
han  corrido  los  mismos  génerosty  especies  en  el  mes 
de  Junio  del  presente  año  ,  de  cuya  efectiva  confron- 
tación resulta  verificado  un  considerable  exceso  en  el 
precio  de  casi  \odos  los  comestibles  ,  siendo  muchos 
los  que  han  supercrecido  en  mas  de  la  mitad  de  lo 
que  antes  se  vendían  ,  y  no  pocos  los  que  habian  du- 
plicado ,  y  aun  triplicado  sus  precios.  Y  visto  por  los 
del  nuestro  Consejo  ,  con  lo  que  sobre  ello  ha  mani- 
festado en  él  el  Conde  Presidente  ,  con  las  solidas  y 
oportunas  reflexiones  hechas  en  proposición  de  22 
tle  Agosto  próximo  ,  con  que  acompaño  los  prece- 
dentes documentos,  lo  que  en  el  asunto  informó  la 
Sala  de  Alcaldes  de  nuestra  Casa  y  Corte. ,  y  lo  que 

Pps 


gco  LI  Continuación  y  suplemento 
sobre  todo  expuso  nuestro  Fiscal ,  á  fin  de  que  se 
tomase  alguna  providencia,  que  dexando  errsu  fuerza 
y  vigor  la  real  Cédula  expedida  en  ió  de  dicho  mes 
de  Junio  de  1767,  contuviese  y  moderase  los  rela- 
cionados desordenes ;  por  auto  que  proveyeron  en  29 
del  expresado  mes  de  Agosto  próximo,  mandaron  se 
efigie  orden  á  la  Sala  de  Alcaldes  de  nuestra  Casa  y 
Corte ,  para  que  inmediatamente  procediese  á  suje- 
tar y  dar  postura  a  los  ramos  de  aves  caseras  ,  caza  Ve 
pluma  y  pelo ,  todo  género  de  escaveches  y  pesca- 
dos de  aguas  dulces ,  como  especies  en  que  se  había 
notado  el  exceso  con  mayor  generalidad  ;  y  á  la  Vi- 
lla de  Madrid ,  para  que  igualmente  procediese  en  los 
ramos  de  su  respectiva  inspección  á  dar  postura  á  las 
almendras  ordinarias,  garbanzos  ,  lantejas ,  pimien- 
tos ,  berengenas  ,  tomates  ,  acelgas  ,  espinacas  ,  puer- 
ros ,  ajos  ,  nueces  ,  guisantes  ,  habas ,  judias  5  judio- 
nes ,  calabazas ,  calabacines ,  alcachofas ,  azafrán, 
huevos  ,  requesones ,  pies  de  cerdos ,  cuerezuclo,  <  * 
arenques  ,  bonítulo  ,  sardinas ,  anchoas ,  congrio  ,  al- 
baricoques  ,  damascos ,  peras  ,  agraz  ,  guindas  ,  limas,  , 
limones  ,  naranjas ,  granadas  y  dátiles ,  como  géneros 
en  que  ha  experimentado  el  público  un  exceso  de 
precios  desordenados ;  pero  procediendo  la  Sala  y  la 
Villa  ,  en  la  inteligencia  de  que  ni  por  dichas  postu- 
ras ,  ni  por  las  licencias  para  vender  se  han  de  llevar 
derechos ,  ni  adealas  algunas  ,  ni  en  dinero  ni  en  es- 
pecie ,  con  ningún  motivo,  ni  por  nenguna  clase  de 
personas  ;  zelando  también  que  con  ningún  pretexto 
se  excedan  los  precios  de  las  posturas  que  dieren  ,  y 
penando  en  la  forma  regular  á  los  contraventores: 
bien  entendido  ,  que  dichas  posturas  han  de  darse  se- 
ñaladamente todos  los  lunes ,  para  que  r^an  y  go- 
biernen en  aquella  semana,  pasándose  un<exemplar 
de  ellas  y  de  sus  aranceles  al  nuestro  Consejo  ,  para 
su  noticia  y  demás  efectos  que  convengan ,  esperando  *~  *" 
el  Consejo ,  que  con  el  exemplo  de  esta  providencia 
se  contendrán  y  corregirán  los  precios  de  los  demás 


al  Vrontuario  de  Agitirre.     LI     301 
comestibles,  moderándose  con  regularidad ,  porque 
de  lo  centrarlo  ,  insistiendo  en  su  exceso  ,  se  sujeta- 
rán igualmente  á  postura  ,  aun  mas  rigorosa  en  cor- 
rección y  pena  de  su  desorden  ,  á  cuyo  fin  así  la 
Sala  como  la  Villa  ,  darán  cuenta  al  nuestro  Consejo 
de  lo  que  en  execucion  de  esta  providencia  se  expe- 
rimentare. Y  enterado  también  el  nuestro  Consejo 
por  los  recursos  y  representaciones  de  varios  Pue- 
IHos ,  haberse  experimentado  en  muchos  el  mismo 
abuso  por  la  falta  de  postura  ,  ha  resuelto  expedir 
esta  nuestra  carta :  por  la  qual  mandamos  que  los 
Ayuntamientos  de  aquellos  Pueblos  donde  se  veriíi- 
quen    desordenes   semejantes,    ocurran    á    nuestras 
Cnancillerías  y  Audiencias  de  su  respectivo  territo- 
rio ,  para  que  instruido  el  recurso  con  la  interven- 
ción del  Personero  y  Diputados ,  y  oído  el  nuestro 
Fiscal  en  aquellos  superiores  Tribunales ,  providen- 
cien en  el  acuerdo  lo  que  tengan  por  conveniente  á 
beneficio  del  público,  teniendo  presente  la  providen- 
cia dada  para  Madrid  ,  y  las  circunstancias  de  los 
mismos  Pueblos  ,  consultando  solo  al  nuestro  Con- 
sejo lo  que  consideren  digno  de  ello.  Y  para  que  en 
estos  y  en  tedos  se  guarde  mas  la  observancia  de  la 
providencia  sobre  la  no  percepción  de  adealas ,  ni 
derechos  por  posturas  y  licencias,  mancamos  asi- 
mismo  ,  que  en  principio  de  cada  año  se  renueve  por 
las  Justicias,  Concejales  y  Subalternos  en  sus  Ayunta- 
mientos el  juramento  respectivo  a  su  cumplimiento; 
que  así  es  níicstra  voluntad  ;  y  que  al  traslado  im- 
preso de  esta  nuestra  carta  ,  &c.  Dada  en  Madrid  á  2 

de  Septiembre  de : 1768, 

LICENCIAS  absolutas.  Sin  embargo  de,  lo  pre- 
venido en  la  real  orden  de  18  de  Octubre  del  año  \ 
próximo  anterior ,  para  que  se  expidiesen  las  licen- 
cias absolutas  á  los  Soldados  cumplidos  que  hubiesen 
•  #  excedido  dos  años  de  su  plazo  ó  empeño  ,  y  de  lo  de- 
mas  que  en  ella  se  prescribe  ;  se  ha  servido  el  Rey 
resolver  nuevamente,  (por  exigirlo  así  las  actúale* 


5-2  MA  Continuación  y  suplemento 
circunstancias  y  el  bien  del  Estado)  que  la  citada  rc,ü 
determinación  no  tenga  ya  efecto  en  ninguna  de  todas 
las  partes  que  comprehende  ,  excepto  tínicamente  en 
lo  que  toca  jí  no  admitirse  recursos  pidiendo  licen- 
cia por  gracia  ,  á  pretexto  de  motivos  de  urgencia, 
hasta  que  se  pasen  las  revistas  de  Inspección  quando 
se  haga  Ja  paz;  y  que  baxo  el  referido  concepto  se 
suspendan  las  absolutas  á  los  cumplidos  durante  la 
presente  guerra  ,  como  anteriormente  estaba  manda- 
do por  real  orden  de  n  de  Febrero  de  1797-  De  la 
de  S.  M.  lo  comunico  á  V.  para  su  cumplimiento 
en  la  parte  que  le  toca.  Aranjuez  21  de  Mayo  de  .  .  1799. 


M 


M. 


ADERAS  finas.  En  lo  sucesivo  usen   ambos 
gremios ,  (de  Carpinteros  y  Evanistas)  sin  distinción 
de  las  maderas  finas  ú  ordinarias  que  les  convengan    < , 
para  sus  obras.  Real  orden  de  19  de  Junio  de  * 179{J> 

MAHONESES.  Sin  embargo  de  lo  prevenido  en  ( , 
la  real  orden  de  26  de  Mayo  último  ,  circulada  con 
fecha  de  2  de  Junio  ,  se  mantengan  en  seguro  arresto 
á  los  Mahoneses  aprehendidos  en  Buques  Menorqui- 
nes  é  Ingleses  haciéndonos  la  guerra ,  ínterin  se  digna 
el  Rey  determinar  lo^que  deba  observarse  con  dichos 
individuos.  Real  orden  de  19  de  Octubre  de l799* 

MALENTRETENIDOS.  Véase  Vagos. 

MANDO  del  ExercitQ  ó  acantonamiento  de  Tro- 
pas. Al  Teniente  General  Don  Ventura  Escalante, 
Comandante  del  Campo  de  Gibraltar,  se  comunicó 
por  mi  antecesor  en  31  de  Diciembre  del  año  pró- 
ximo anterior  de  real  orden  lo  siguiente. 

"Habiendo  enfermado  el  Marqués   de  tRoben, 
antecesor  de  V.  E.  en  ese  mando  ,  le  tomó  Don  Joa- 
quín de  Palafox  ,  Comandante  del  primer  Batallón  v  * 
del  Regimiento  de  Guardias  de  Infantería  Española, 
por  su  carácter  de  Teniente  General ,  y  le  pretendió 


al  Prontuario  de  Agulrre.     MA    303 
el  Mariscal  de  Campo  Don  Adrián  Jácome  ,  por  la 
calidad  de  empleado  en  su  clase  con  letras  de  servi- 
cio ;  y  ambos  solicitaron  una   real   determinación 
acerca  de  este  asunto. 

Deseando  S.  M.  asegurar  el  acierto,  lo  mando  exa- 
minar á  su  Supremo  Consejo  de  la  Guerra,  y  después 
de  haber  oído  lo  que  expuso  en  consulta  de  13  del  ac- 
tual ,  conformándose  con  su  dictamen  ,  ha  declarado: 
%ie  por  la  imposibilidad  en  que  se  constituyó  Ro- 
ben, con  motivo  de  su  enfermedad  y  muerte,  corres- 
pondió el  mando  de  ese  Exército  ó  acantonamiento 
de  Tropas  á  Don  Adrián  Jácome ,  como  Mariscal  de 
Campo  ,  Oficial  General  mas  antiguo  ,  que  se  hallaba 
destinado  á  servir  en  él  en  calidad  de  empleado  con 
real  nombramiento  ó  letras  de  servicio  ;  y  que  en  lo 
sucesivo  ,  en  defecto  del  General  en  Gefe  del  Exér- 
cito de  Campaña  ó  acantonado  ,  deben  entrar  al 
mando  accidental  ó  interino  los  Tenientes  Generales 
destinados  al  mismo  servicio  en  calidad  de  tales  em- 
pleados por  el  orden  de  su  antigüedad  :  que  en  de- 
fecto de  Tenientes  Generales  recaiga  en  los  Marisca- 
les de  Campo  ;  y  no  habiéndolos  con  dichas  circuns- 
tancias ,  en  los  Brigadieres ,  en  quienes  concurran  las 
de  destinados  á  servir  en  calidad  de  empleados ,  8 
con  letras  de  servicio  ,  sin  que  puedan  optar,  preten- 
der \  ni  disputar  el  referido  mando  los  Tenientes  y 
Oficiales  Generales  que  se  hallaren  en  el  parage  ,  sir- 
viendo los  empleos  de  exercicio  que  tengan  en  sus 
respectivos  Cuerpos." 

Habiéndose  comunicado  á  Palafox  esta  real  de- 
terminación ,  dirigió  instancia  insistiendo  en  que  le 
correspondía  el  mando  en  competencia  con  Jácome, 
fundando^u  derecho  en  varias  reflexiones  que  hacía. 
S.  M.  guiso  que  el  Consejo  de  la  Guerra  las  exami- 
nase ;  y  conformándose  con  su  dictamen  ,  no  las  ha 
•  •  estimado  bastantes  para  variar  su  citada  real  resolu- 
ción de  31  de  Diciembre  ííltimo,  y  ha  mandado  se 
esté  á  ella ,  y  se  observe  en  todos  los  casos  que  se 


304    MA    Continuación  y  suplemento 
presenten    de    igual     naturaleza. 

Lo  aviso  á  V.     de  orden  de  S.  M.  San  Ilde-  . 
fonso  16  de  Septiembre  de x799- 

MAQUIN  A  Hidráulica  para  extraer  cosas  del  fon- 
do  del  mar.  Habiendojustificado  Don  Manuel  Sánchez 
de  la  Campa,  Buzo  mayor  de  la  real  Armada,  ser  él 
el  verdadero  inventor  de  ella ,  y  no  Don  Pedro 
Ángel  de  Alvizu,  se  le  permite  y  concede  privilegio 
exclusivo  por  diez  años  para  usarla  en  los  Puertos  d? 
España  por  Cédula  de  orimero  de  Noviembre  de  , .  1799. 

MARINA.  Para  el  gobierno  económico  de  la 
real  Hacienda  de  Marina  ,  se  publicó  una  Ordenanza 
compuesta  de  once  títulos ,  dada  en  9  de  Mayo  de  . .  1799. 
MARINA.  Véase  Sentenciados  al  servicio  de  Marina. 

MARINA.  Con  fecha  15  de  este  mes  me  comu- 
nica el  Señor  Don  Juan  de  Lángara  lo  siguiente. 

5'  He  hecho  presente  al  Rey  la  consulta  del  Su- 
premo Consejo  de  la. Guerra  de  24  de  Mayo  último 
que  V.  E.  me  remitió  con  oficio  de  26  del  mismo, 
ca  que  propone  la  observancia  en  la  Marina  de  la 
real  orden  de  24  de  Noviembre  de  1776  ,  por  la  que 
&¿  establece  la  pena  de  presidio  á  los  Cabos  y  Solda- 
dos del  Exército  que  sufran  la  de  baquetas,  mediante 
H  infamia  que  esta  irroga  en  concepto  de  los  de- 
más ,  para  evitar  la  desigualdad  que  se  nota  en  el  cas- 
tigo de  Tropas  de  uno  y  otro  Cuerpo  que  guarnecen 
los  reales  baxeles ,  precaviendo  que  las  del  Exército 
lo  tengan  á  bordo  menor  que  en  tierra  ó  en  sus  ban- 
deras ,  como  ha  sucedido  con  el.  Solíado  del  Regi- 
miento de  Infantería  de  Murcia  Josef  López ,  em- 
barcado de  dotación  en  el  navio  Santa.  Ana ;  y  ha- 
biendo resuelto  el  Rey  ,  conformándose  con  lo  pro- 
puesto por  dicho  supremo  Tribunal ,  que  á  este  Sol- 
dado se  le  despida  de  su  real  servicio. ,  Candando 
igualmente ,  para  uniformar  la  práctica cá\  Exército 
.y  Marina,  que  se  observe  también  en  estala  indi- 
cad-i real  orden  de.  24  de  Noviembre1  4é¿  1776.,  qu.e-i 
dundo  derogada  k  de  21  de  Sepaembre  de.  1.792  ,,en 


al  'Prontuario  de  Aguirre.  MA  305 
que  determino  para  la  misma  Marina  que  continuase 
el  servicia  un  Cabo  de  sus  Batallones ,  que  por  pri- 
mera vez  incurrid  en  igual  delito  y  pena  que  López, 
executandose  lo  propio  por  punto  general  en  todos 
los  casos  que  ocurriesen  en  lo  sucesivo  :  lo  aviso  á 
V.  E.  de  real  orden  para  su  inteligencia  y  gobierno." 

Lo  que  traslado  á  V.     de  la  propia  real  orden. 

Aranjuez  24  de  Junio  de ¡ r799- 

%  MARINEROS.  En  real  orden  de  30  de  Octubre 
próximo  ha  comunicado  al  Consejo  el  Excelentísimo 
Señor  Don  Josef  Antonio  Caballero  la  que  con  fe- 
cha 28  de  él  se  le  paso  por  el  Ministro  de  Marina ,  y 
su  tenor  dice  así. 

cr  Copio  cí  V.  E-  de  orden  de  S,  M.  la  siguiente,  á 
"fin  de  que  conforme  al  espíritu  de  ella,  expida  las 
« correspondientes  á  su  Ministerio. 

"Queriendo  el  Rey  que  se  aumente  en  quañto 
«sea  posible  la  fuerza  de  los  armamentos  navaíés* 
»para  que  al  paso  que  se  reprimen  los  continuos  ih- 
«sultos  de  los  enemigos,  se  protexa  el  comercio  y  trá- 
«fico  nacional ,  ha  dispuesto  S.  M.  que  á  este  fin  se 
"haga  la  mas  escrupulosa  y  vigilante  recolección  de 
«Marineros  en  todos  los  Puertos  y  Pueblos  de  las 
»  costas  marítimas  del  Reyno  ,  empleando  así  los  Ca- 
pitanes Generales  de  los  Departamentos  de  Marina, 
«los  de  Exército  ,  Intendentes  d^  ambos  ramos ,  Mi- 
«niserosde  Marina,  Corregidores  y  Justicias  ordi- 
«  Barias en  sus  respectivos  distritos  y  jurisdicciones,', 
»quantas  medidas  les  dicte  su  zelo  é  interés  por  el 
«servicio  ,  para  que  se  consiga  tan  importante  como 
«benéfico  objeto  ,  y  facilitando  unos  y  otros  los  au- 
«xllios  y  caudales  que  pendan  de  sus  facultades ;  en 
«el  concepto  de  que  a  proporción  de  los  esfuerzos 
«con  qu^  vea  S.  M.  se  distinguen  en  este  servicio, 
«merecerán  si>soberano  aprecio." 
,  •  Publicada  en  el  Consejo  la  antecedente  real  reso- 
lución ,  acordó  su  cumplimiento ,  y  que  al  mismo  fin 
se  comunique  á  V.  como  lo  hago  de  su  orden ,  para 
Tomo  IV.  Qq 


306  MA  Continuación  y  suplemento 
oue -disponga  su  puntual  observancia  en  la  parte  que 
le  toca,  circulándola  al  propio  efecto  á  las  Justicias 
de  los  Pueblos  de  su  Partido  ,  y  dándome  aviso  de  su 
recibo  para  noticiarlo  al  Consejo.  Madrid  6  de  No- 
viembre de .  .  .  . , l799> 

MARRUECOS.  Se  prohibió  todo  comercio, 
trato  y  comunicación  entre  los  vasallos  de  S.  M.  y 
los  subditos  del  Rey  de  Marruecos,  por  Cédula 
de  23  de  Agosto  de I79r« 

1  MATRIMONIOS.  Se  declara  que  en  punto  de 
matrimonios  no  debe  interrumpirse  su  conocimien- 
to a  la  jurisdicción  ordinaria:  que  el  verdadero  objeto 
en  la  expedición  de  la  Pragmática  de  23  de  Marzo 
de}i77Ó  fue  comprehendcr.indistintamente  á  los  Mi- 
liares en  las  .reglas  que  establece,  del  mismo  modo, 
que  á  todos  fos  demás  mis  vasallos:  que  los  reales  de- 
q#foSjÉJe;9  ¿c  lebrero  de  1793  ,  aunque  no  excep- 
túan ni  separar)  expresamente  este  punto  del  fuero 
militar  ,  lo  hacen  virtualmente  en  la  cláusula  que 
excluye  de  sus  juzgados  los  bienes  de  mayorazgos  y 
particiones  de  herencias,  en  cuyos  juicios  solo.se 
trata  de  Iqs  intereses  pecuniarios,  quando  en  los 
otros  se  ventila  el  punto'  mas  apreciable  ,  que  es  ei 
hononde  las  familias;  y  finalmente  ,  que  previnien-, 
dose  así  por  punto  general ,  se  evite  toda  disputa  y 
competencia  en  lo  sucesivo.  Real  resolución  cotfium- 
cada  al  Consejo  de  Ih'aias  en  17  de  Noviembre  de  95, 

publicada  en  7  de  Febrero  de 1796. 

MAYORAZGOS.  Se  concede  á  iodos  los  posee- 
dores de  qualesquiera  bienes  y  efectos  vinculados  que 
por  su  espontánea  ,  voluntad  los  enágenaren  en  este 
año  de  1799  ,  con  arreglo  á  lo  prevenido  en  el  De- 
creto de  19  de  Septiembre  de  1798,  la  gracia  de  que 
entregándose  por  el  Director  de  la  expresada  real 
Caxa  la  escritura  de  la  imposición  de  toda  1a  canti- 
dad líquida  ,  q  <e  deducidas  cargas  y  gastos ,  resultare 
á  favor  de  los  vínculos ,  se  le  vuelva  y  entregue  á  los 
mismos  poseedores  por  via  de  premio  la  octava  parte 


al  Prontuario  de  Aguirre.     MA     307 
de  la  pfdpia  cantidad  en  igual  especie  de  moneda  en 
que  se  í|ubiere  percibido.    Real  Cédula  de  13   de 

Enero  de 1799- 

MAYORDOMOS  <de  Fábrica  de  las  Iglesias  de 
Indias.  El  Rey.  En  cumplimiento  de  lo  prevenido 
por  Cédula  circular  de  23  de  Mayo  de  1796,  y  de  lo 
mandado  en  el  cap.  165.  de  la  Instrucción  de  Inten- 
dentes de  Buenos- Ay res  ,  remitió  el  Gobernador  In- 
tendente de  Arequipa ,  con  carta  de  30  de  Octubre 
de  179 1  ,  un  extracto  de  las  diez  y  siete  cuentas  del 
ramo  de  la  Fábrica  de  aquella  Catedral,  formado  por 
el  Mayordomo  económico  de  ella ,  comprehensivas 
desde  el  año  de  1773  ,  hasta  el  de  1789  inclusive. 
Con  este  motivo  ,  y  teniendo  presente  lo  que  sobre 
el  particular  se  halla  dispuesto  por  el  cap.  183.  de  la 
Ordenanza  de  Intendentes  de  Nueva-España ,  y  las 
reglas  mandadas  observar  posteriormente  en  la  Igle- 
sia Catedral  de-  Cuba ,  por  reales  Cédulas  de  21  de 
i  Septiembre  de  1791  y  19  de  Julio  de  1794  :  he  veni- 
do ,  á  consulta  de  mi  Consejo  de  las  Indias  de  22  de 
Abril  próximo  pasado ,  en  aprobar  la  Instrucción 
formada  por  los  Directores,  Contadores  generales  de 
aquellos  mis  dominios  ,  para  la  mas  fácil  inteligencia 
y  arreglo  de  los  Mayordomos  de  Fábrica,  y  demás 
sugetos  encargados  del  examen  y  aprobación  de  sus 
cuentas ,  cuyo  tenor  es  el  siguiere.  ■       ■         » 

Instrucción  que  deberán  observar  los  Mayordomos 
de  Fábrica  de  Las  Iglesias  ,  tanto  Catedrales  como 
Parroquiales  de' Indias  r  en  la  ordenación  y ■■ presenta- 
ción de  sus  cuentas  ,  y  los  Vicc-P  airónos  ,  Prelados  y 
Cabildos  y  Curas  y  Beneficiados  ,  donde  los  hubiere ,  y 
los  Contadores  reales  de  Diezmos  en  su  examen 
9  y  aprobación. 

«•wl  fcí  üb  icbufii  h  üóh  R.  G  O. 

Artículo  í.   ¿I¿a  primera  partida- del  cargo  seraje! 
resto  de  la  cuenta  anterior  dada  por  el  mismo  Ma- 


308  MA  Continuación  y  suplemento 
yordomo ,  o  lo  recibido  de  su  antecesor  por  alcance 
que  hubiere  resultado  de  la  suya,  adviniendo  que 
esta  partida  ha  de  comprehender  y  distinguir  las  es- 
pecies o'  efectos  de  que  se  compone ,  explicando  la 
cantidad  de  cada  cosa ,  y  los  créditos  activos  de  la 
Fábrica  ,  expresando  el  origen  de  cada  uno  ,  su  cali- 
dad ,  tiempo  y  deudor  ,  cuyas  dos  partidas  reunidas 
en  planillas  se  sacarán  en  suma  total  al  margen. 

II.  La  segunda  partida  se  compondrá  del  va^r 
total  que  hubieren  tenido  en  el  año  de  la  cuenta  los 
Diezmos  de  la  segunda  casa  excusada  que  en  el  dis- 
trito de  cada  Parroquia  estubiere  asignada  para  su 
Fábrica ,  y  deben  recaudarse  con  total  separación  de 
todos  los  demás  Diezmos ,  distinguiendo  lo  cobrado 
de  lo  por  cobrar. 

III.  La  tercera  del  producto  del  Noveno  y  me- 
dio, aplicado  á  la  Fábrica  de  cada  Parroquial ,  inclusa 
la  de  la  Catedral  en  los  Diezmos  de  sus  respectivos 
distritos  ,  haciendo  igual  distinción. 

IV.  La  quarta  lo  cobrado  y  debido  cobrar  por 
réditos  de  los  capitales  impuestos  á  favor  de  cada  Fá- 
brica ,  con  expresión  de  cada  uno. 

V.  La  quinta  de  las  mandas  forzosas ,  y  sucesi- 
▼amente  las  demás  partidas  que  en  cada  Iglesia  hu- 
biere á  favor  de  la  Fábrica ,  todas  con  la  debida  dis- 
tinción ,  según  sus  fiases. 

DATA.     c 

VI.  La  primera  partida  de  la  data  será  la  de  los 
sueldos  con  distinción  y  explicación  de  cada  sugeto 
que  lo  percibe ,  su  empleo ,  la  dotación  anual  que 
por  él  tiene ,  lo  pagado  por  ella  y  el  nempo  á  que 
pertenece.  '    \ 

VIL  La  segunda  de  las  pensiones  *xo  gratificado* 
lies  que  estubieren  señaladas  sobre  el  caudal  de  la  Fá- 
brica ,  con  las  mismas  explicaciones ,  y  expresión  ds 
quien  la  consiguió,  y  por  que  motivo. 


al  Prontuario  de  Aguirre.    MA     509 

VIII.  La  tercera  del  costo  del  aceyte ,. cera,  vino, 
harina  y  qualquiera  otra  especie  de  que  pueda  que- 
dar en  fiíPde  cada  año  alguna  existencia  ,  expresando 
el  sugeto  á  quien  se  compro  ,  la  cantidad  y  el  precio. 

IX.  La  quarta  lo  gastado  en  composiciones  de 
•\         alhajas  de  platería,  d  compra  de  otras  nuevas,  especi- 

^  ficando  el  peso  de  cada  una  de  estas ,  su  ley  ,  valor 
intrínseco  que  tenga  ,  el  costo  de  su  fábrica  ,  y  su  to- 
ta^ importé,  y  la  orden  con  que  se  compusieron  o 
compraron. 

X.  La  quinta  de  los  gastos  ordinarios,  entendi- 
dos por  aquellos  que  son  indispensables ,  y  que  sue- 
len causarse  en  todos  o  los  mas  años. 

XI.  La  sexta  de  los  gastos  extraordinarios ,  que 
son  los  que  no  acontecen  freqüentemente ,  expre- 

>  sando  la  clase  de  ellos ,  su  necesidad  y  la  orden  con 

que  se  hicieron. 

XII.  De  cada  una  de  estas  clases  se  formará  pla- 
nillas ,  y  las  sumas  de  ellas  se  sacarán  al  margen  para 

•   demostrar  la  total  de  la  data. 

XIII.  A  su  continuación  se  datarán  también  dd 
t  todo  parte  de  cada  una  de  las  partidas  de  que  se  for- 
me cargo  por  lo  debido  cobrar  ,  y  de  que  no  hubie- 
ren podido  verificar  el  cobro  ,  dando  los  motivos 
que  lo  hubiesen  impedido ,  y  justificándolos  con  las 
diligencias  practicadas  en  razón  de  las  cobranzas, 
distinguiendo  los  créditos  del  aSo  de  la  cuenta  de  los 
que  procedan  de  años  anteriores. 

XIV.  También  lo  harán  de  las  cantidades  que  re- 
sulten existentes  en  moneda ,  con  distinción  de  cla- 
ses así  de  oro  como  de  plata ,  y  la  de  cordoncillo  de 
la  cortada  ,  especificando  la  que  hubiere  en  otra  es- 
pecie representativa  de  moneda  ,  donde  se  usare  :  de 
modo  queft  data  iguale  al  total  cargo  de  la  cuenta; 
pero  se  lo  deberán  formar  por  primeras  partidas  en 

9  ¿a  del  siguiente  año ,  de  todas  las  existencias  así  en 
moneda  como  en  créditos  antiguos ,  con  las  mismas 
especificaciones  expresadas. 


3 1  o     M  A     Continuación  y  suplemento 

XV.  Cerrada  ó  igualada  la  cuenta ,  se  pondrán 
debaxo  las  otras  especies ,  como  son  vino  ,  acey  te, 
cera  y  demás  de  esta  clase ,  de  cuyo  costó  se  com- 
puso la  partida  tercera  de  la  data. 

XVI.  De  todos  los  ornamentos ,  cálices ,  custo- 
dias y  demás  tocante  al  servicio  de  cada  Iglesia  ,  y  su 
ornato  se  ha  de  hacer  al  fin  de  cada  año,  en  el  dia  que 
el  Prelado  señalare  ,  y  por  las  personas  que  diputare, 
un  inventario  exacto  y  formal ,  con  distinción  jde 
cada  especie  y  su  valor ,  en  conformidad  de  lo  que 
previene  la  ley  20  tit.  2.  lib.  1. 

XV II.  Comprehenderá  este  inventario,  que  ha 
de  acompañarse  siempre  á  la  cuenta  ,  lo  que  en  cada 
año  se  hubiere  hecho  nuevo  ,  regalado  d  dado  de  li- 
mosna á  la  Iglesia  ,  y  á  continuación  ,  en  calidad  de 
data  o  descargo  ,  lo  que  se  hubiese  inutilizado  ó  des- 
hecho por  inservible  durante  el  mismo  año. 

XVIII.  En  cada  Iglesia  ha  de  haber  arca  de  tres 
llaves ,  para  custodia  de  todo  el  caudal  de  su  Fábri- 
ca ,  poniéndose  desde  luego  donde  ya  no  la  hubiere, 
la  qual  se  fixará  en  las  Catedrales  en  el  sitio  que  el 
Prelado  ,  con  acuerdo  del  Cabildo ,  tengan  por  mas 
seguro  ,  eligiéndolo  en  las  Parroquiales  el  Vicario 
Juez  eclesiástico  del  Partido  ,  de  acuerdo  con  el 
Cura  respectivo  de  cada  Parroquia  ,  teniendo  las 
llaves  en  las  Catedrales  ,  una  el  Dean ,  otra  uno 
de  los  Prebendado^,  por  turno  igual  entre  todos, 
comenzando  el  mas  antiguo  ,  y  la  otra  el  Mayordo- 
mo. En  las  Parroquias  las  custodiarán  el  Cura  ,  uno 
de  los  Beneficiados  ,  por  igual  turno  ,  donde  los  hu- 
biere ,  y  no  habiendo  ninguno  ,  el  Sacristán  ,  d  la 
persona  que  eligiere  el  Juez  eclesiástico  del  Partido, 
y  la  tercera  el  Mayordomo  ,  quedando  responsables 
los  tres  Claveros  de  qualquiera  falta  de  Caudales  que 
se  notare  en  el  arca ,  por  iguales  partesC/ 

XIX.  En  principio  de  cada  año  quedarán  en  po-* 
der  del  Mayordomo  de  Fábrica  de  las  Catedrales 
quinientos  pesos ,  y  doscientos  en  los  que  lo  sean  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.  M  A  3 1 1 
las  Parroquiales  ,  para  los  gastos  ordinarios  de  provi- 
siones :  y  quando  se  ofrezca  alguno  que  exceda  de 
dicha  canfidad  ,  d  que  esta  se  haya  impendido  ,  se  sa- 
cará la  suficiente  de  la  arca,  concurriendo  siempre 
los  mismos  Claveros ;  y  no  pudiendo  hacerlo  alguno 
por  enfermedad  íí  otra  legítima  causa ,  dará  su  llave 
al  que  le  siga  en  el  coro  ,  y  supla  las  funciones  de  su 
principal  ministerio. 

^£X.  Mensualmente  se  introducirá  en  la  citada 
arca  lo  que  el  Mayordomo  hubiere  cobrado  o  reci- 
bido de  sus  Apoderados  ,  con  relación  jurada  de  no 
quedar  en  su  poder  otra  cantidad  que  el  sobrante  de 
lo  que  se  puso  en  su  poder  para  los  gastos  ordinarios, 
mostrando  las  cartas  de  sus  Apoderados  ,  que  acredi- 
ten suceder  lo  mismo  en  poder  de  ellos ,  ó  motivo 
suficiente  para  no  haberles  remitido  loque  hubieren 
cebrado.  Y  si  fuese  por  falta  de  proporción  ,  dispon- 
drán lo  conveniente  para  que  lo  recoja  el  Prelado  y 
Cabildo  en  las  Catedrales  ,  y  el  Juez  eclesiástico  y  el 
•Cura  en  las  Parroquiales. 

XXL  Debiendo  ser  el  Mayordomo  responsable 
del  manejo  y  resultas  de  sus  Apoderados  ,  deberá  por 
consiguiente  nombrar  á  su  arbitrio  para  este  encargo 
los  sugetos  que  sean  de  su  satisfacción  ,  tomando  de 
ellos  la  fianza  o  seguridad  que  le  parezca. 

XXII.  Hallándose  prevenido  por  la  ley  11.  tit.  2. 
lib.  1.  de  las  municipales,  que  no  puedan  gastar  los 
Mayordomos  de  Fábrica  de  Iglesia  cosa  alguna  del 
caudal  que  entre  In  su  poder ,  perteneciente  á  ellas, 
sino  por  libranza  de  los  Prelados  y  Cabildos :  para 
que  Sean  mas  expeditos  estos  libramientos,  y  se  ocur- 
ra prontamente  á  los  gastos  necesarios  para  el  servi- 
cio ,  .culto  y  decoro  de  las  Iglesias ,  nombrarán  en 
las  Catedrakf  el  Prelado  y  Cabildo  al  principio  de 
cada  añofdos  prebendados ,  que  en  calidad  de  Dipti- 
§t^dos  suyos  ,  den  los  tales  libramientos  ,  sin  que  pue- 
da gastarse  ni  pagarse  cosa  alguna  sin  este  preciso  re- 
quisito ¡  con  advertencia  de  que  no  podrán  tener  di- 


312    MA     Continuación  y  suplemento 
cho  encargo  de  Diputados  dos  años  seguidos.  En  las 
Parroquiales  serán  los  Curas  los  que  denoste  libra* 
miento. 

XXÍII.  En  conformidad  de  lo  mandado  por  real 
Cédula  circular  de  23  de  Mayo  de  1769  sobre  que 
los  Mayordomos  de  Fábrica  presenten  anualmente 
sus  cuentas  á  los  Vice-Patronos ,  y  que  después  de 
examinadas  y  aprobadas ,  den  cuenta  con  testimonio 
en  relación  al  Consejo  :  lo  executará  cada  Mayonz^j- 
mo ,  presentando  al  respectivo  Vice-Patrono  la  cuen- 
ta del  año  cumplido ,  dentro  de  los  veinte  dias  pri- 
meros del  siguiente  con  sus  comprobantes ,  quien  la 
pasará, siendo  correspondiente  á  la  Fábrica  de  la  Ca- 
tedral, con  oficio  al  Prelado  y  Cabildo  á  que  perte- 
nece ;  y  si  fuere  de  Parroquia,  á  su  Cura  para  que  ex- 
pongan en  su  razón  lo  que  se  les  ofreciere  :  debien- 
do ser  los  que  practiquen  este  examen  é  informe  en 
las  Catedrales  los  dos  Diputados  de  que  trata  el  ar- 
tículo XXIII.  para  dar  las  libranzas;  con  lo  que  di- 
xeren ,  la  pasará  el  mismo  Vice-Patrono  con  el  con- 
veniente Decreto  al  Contador  o  Contadores  reales 
de  Diezmos  de  la  respectiva  Diócesis  ,  para  que  en 
desempeño  del  oficio  de  tales  Contadores  fiscales  que 
deben  exercer  en  estos  casos ,  procedan  á  examinarla 
y  glosarla ,  y  á  formar  pliego  de  los  cargos  o  reparos 
que  estimaren  justc¡s ,  dando  vista  de  ellos  al  Mayor- 
domo que  la  presento ,  para  que  en  el  término  que 
le  señalen  produzca  sus  descargos.  Liquidada  con  pre- 
sencia de  ellos  la  cuenta,  la  devolverá  el  Contador 
al  Vice-Patrono  para  que  si  de  ella  ,  sus  glosas  y  fe- 
necimiento ,  se  deduxese  alcance  líquido ,  lo  declare 
y  haga  enterar  ;  verificado  que  sea  el  entero  en  caxa, 
haciéndolo  constar  el  Mayordomo  ,  y  que  ha  satisfe- 
cho las  condiciones  de  la  cuenta ,  la  aprobará  el  Vice- 
Patrono  ,  y  mandará  que  por  el  mismo  Contador  que 
la  gloso  y  feneció  ,  se  le  dé  la  correspondiente  cer- 
tificación de  solvencia  si  la  pidiere  el  Mayordomo 
j>ara  su  resguardo ,  la  qual  ha  de  obrar  los  mismos 


al  Prontuario  de  Aguirre.     ME     313 
efectos  que  las  que  despachan  los  Tribunales  de  cueiv 
tas  á  los  Ministros  de  real  Hacienda  que  las  rinden 
en  ellos,  quedando  libres  de  toda  responsabilidad, 
como  sus  fiadores  ,  y  las  fincas  afectas  á  las  fianzas. 

XXIV.  Quedándose  el  Contador  con  un  tanto 
testimonial  de  la  cuenta ,  y  con  sus  comprobantes, 
pasará  la  original  al  Vice-Patrono  ,  quien  las  remiti- 
rá al  Consejo ,  acompañando  únicamente  el  corte  y 
tanteo  de  la  caxa  ,  el  juicio  final  de  ella  ,  y  la  certi- 
ficación del  entero  de  alcances  si  los  hubiere  habido. 

XXV.  Últimamente, se  hará  corte  y  tanteo  anual, 
no  solo  de  lo  que  hubiere  dentro  del  arca ,  sino  tam- 
bién de  las  alhajas  y  demás  del  servicio  de  la  Iglesia, 
constantes  en  el  inVenrario  de  que  tratan  los  artícu- 
los XVI.  y  XVII.  y  de  la  existencia  de  efectos  que 
haya  para  la  provisión  de  la  Iglesia ,  señalando  el 
Vice-Patrono  en  las  Catedrales  el  dia  en  que  haya 
de  executarse  al  mismo  tiempo  que  pase  la  cuenta  al 
Obispo ,  para  que  este  lo  prevenga  á  los  Mayordo- 
mos y  Claveros,  y  con  asistencia  de  todos  cinco  ,  y 
del  Prebendado  que  ha  de  recibir  la  llave  para  el 
año  que  entra,  se  practique  el  prevenido  corte  y  tan- 
teo ;  bien  que  si  los  efectos  para  la  provisión  de  la 
Iglesia  estuvieren  fuera  de  ella ,  no  asistirán  el  Re- 
verendo Obispo ,  y  el  Vice-Patrono  por  no  corres- 
ponder á  sus  dignidades ;  á  estos  actos  deberá  con- 
currir el  Notario  ,  quien  pondrá  testimonio  que  acre- 
dite lo  que  hubiere  existente  en  las  Parroquiales: 
donde  no  resida  el  Vice-Patrono ,  hará  sus  funcio- 
nes el  Juez  real ,  y  las  del  Reverendo  Obispo  su  Vi- 
cario. Instrucción  de  9  de  Diciembre  de  1 796 ,  manda- 
da cumplir  por  Cédula  de  17  de  Julio  de I797- 

MEDIABAN  ATA.  Aunque  los  empleados  en  la 
real  Renjp  de  Tabacos  de  esos  dominios  han  estado 
libres  de  pagai»el  derecho  de  media  anata, en  virtud 
1  de  lo  dispuesto  en  la  respectiva  Instrucción  con  que 
se  ha  gobernado  hasta  ahora  en  cada  distrito ;  aten- 
diendo el  Rey  á  haber  ya  cesado  el  motivo  de  estas 
Tomo  IV.    ,  Rr 


314    ME    Continuación  y  suplemento 
concesiones,  á  las  actuales  urgencias  de  la  Corona,  y 
á  que  ninguna  otra  clase  de  empleados  disfruta  de 
esta  gracia  ,  se  ha  servido  resolver,  que  sin  embargo 
de  lo  dispuesto  en  dichas  Instrucciones  ,  todo  sugeto 
que  entre  á  servir  en  lo  sucesivo  en  la  referida  Ren- 
ta satisfaga    media-anata  con  arreglo  á  las  órdenes        > 
que  rigen  para  la  exacción  de  este  derecho;  debien- 
do igualmente  satisfacerla  los  empleados  actuales  del 
aumento  de  sueldo  que  les  sobrevenga  por  sus  c$- 
censos  en  la  mencionada  Renta  de  Tabacos.  Y  lo  co- 
munico á  V.     de  su  real  orden.  Madrid  y  Julio  de  .  1799. 

MEDIAS-ANATAS.  Véase  Lanzas. 

MEDICINA  y  Cirugía. 
Artículo  I.  Se  unen  el  estudio,  de  Medicina  prác- 
tica ,  y  el  Real  Colegio  de  Cirugía  de  San  Carlos, 
formando  los  dos  un  solo  establecimiento  ,  y  los  Ca- 
tedráticos de  ambos  en  asientos  y  acenso  guardarán 
el  orden  de  antigüedad  de  Catedráticos. 

II.  La  Medicina  práctica  se  enseñará  en  las  salas 
que  tiene  el  Colegio  ,  señalando  la  Junta  gubernati- 
va las  horas  compatibles  con  las  del  Colegio,  y  con 
la  comodidad  de  Maestros  y  Discípulos. 

III.  Todos  los  muebles  pertenecientes  al  estudio 
de  Medicina  práctica  se  trasladarán  por  inventario 
al  Colegio  que  los  usará. 

IV.  Junto  á  la^sala  de  las  lecciones  clínicas  del 
Colegio  con  el  propio  orden  y  régimen  hospitalario, 
se  establecerá  la  de  los  Estudiantes  de  Medicina  prác- 
tica para  el  mismo  fin. 

V.  Este  año  seguirán  los  Catedráticos  de  Medi- 
cina práctica  su  plan  ,  y  en  adelante  el  que  les  for- 
me la  Junta  gubernativa. 

VI.  Desde  la  publicación  de  esta  resolución  po- 
drán pasar  los  Estudiantes  los  dos  años  ^  práctica 
mandados  en  Madrid ,  ó  en  los  Colegios  de  Cádiz 
y  Barcelona  ,  en  los  que  se  enseña  con  arreglo  á  k 
©rdenanza  de  20  de  Junio  de  1795. 

VII.  Los  fondQS.de  estas  Escuelas  se  harán  co- 


al  Prontuario  de  Aguirre.    ME     315 
muñes ,  estableciéndose  el  general  de  ellas  en  Ma- 
drid ,  desdf  donde  los  destriBuirá  la  Junta  guberna- 
tiva ,  dando  cuentas  cada  año  á  S.  M.  de  la  inversión. 

VUL  Quando  basten  estos  caudales  se  erigirán 
dos  Escuelas,  una  en  Pamplona  y  otra  en  el  Ferrol, 
las  quales ,  según  o'rden  de  20  de  Abril ,  se  han  es- 
tablecido en  Burgos  y  Santiago. 

DC.  Los  estudios  en  estas  Escuelas  servirán  para 
recibirse  de  Cirujano  o  Médico ,  presentando  para  lo 
ultimo  á  los  Tribunales  competentes  la  certificación 
de  haber  completado  el  curso  académico ,  según  la 
Ordenanza  de  los  Colegios  de  Cirugía, 

X.  Estos  se  llamarán  en  adelante  de  Cirugía  y 
Medicina,  y  se  gobernarán  por  dicha  Ordenanza. 

XI.  En  estas  Escuelas  se  harán  los  examenes  de 
Cirujanos  y  demás  clases  subalternas  de  la  Cirugía ,  y 
los  dos  Examinadores  del  Proto-Cirujanato  conser- 
varán sus  sueldos  hasta  su  ascenso  ó  fallecimiento, 

^>ero  á  los  dos  Catedráticos  del  Colegio  les  cesarán 
respecto  de  que  quando  examinen  se  les  dará  pro- 
pina ,  conforme  á  Ordenanza.  Los  gastos  que  se  pa- 
gaban de  los  fondos  de  Medicina ,  Cirugía  y  Farma- 
cia se  pagarán  á  prorrata  de  este  fondo. 

XII.  En  este  fondo  entrará  la  dotación  del  estu- 
dio de  Medicina  práctica,  la  de  los  Colegios,  los  pro- 
ductos de  examenes  y  otros  artí&ilos  que  les  están 
señalados :  se  tratará  desde  luego  de  establecer  y  em- 
pezar la  enseñan;*  en  las  dos  Escuelas  nuevas,  des- 
tinando á  ellas  los  Catedráticos  de  las  tres  estableci- 
das que  queden  sin  enseñar  por  causa  del  actual 
arreglo. 

XIII.  Los  individuos  del  estudio  de  Medicina 
práctica  confcrvarán  sus  sueldos  hasta  que  se  les 
destine.    9       % 

t  tXIV.  Se  dará  gratis,  y  sin  examen  el  título  de 
Médicos  á  los  individuos  de  la  Junta  gubernativa  ,  y 
á  los  Catedráticos  de  los  reales  Colegios,  y  los  títu- 
los y  grados  en  Cirugía- Médica  por  el  Colegio  de 

Rr2 


¿i6     ME     Continuación  y  suplemento. 
San  Cirios,  á  los  actuales  Catedráticos  del  estudio 
de  M  :dicina  práctica.  Real  orden  de  12  di  Marzo  de.1799. 

MEDICINA  y  Cirugía. 

Artículos  que  deben  regir  hasta  formar  la  Or- 
denanza de  esta  facultad  reunida.  * 

I.  La  Junta  superior  gubernativa  de  Cirugía  dará      * 
los  títulos  de  Cirujanos  latinos  á  los  tres  primeros 
Médicos  del  Rey,  del  mismo  modo  que  se  han  (|#do 

á  los  individuos  de  aquella  los  de  Médicos  por  or- 
den de  12  de  Marzo. 

II.  Se  creará  por  S.  M  una  Junta  general  de  go- 
bierno de  toda  la  facultad  reunida  compuesta  de  los 
tres  primeros  Médicos,  y  tres  primeros  Cirujanos 
de  Cámara,  siendo  el  primer  Médico  Presidente  ,  el 
primer  Cirujano  Vice-Presidente ,  y  los  quatro  res- 
tantes Directores ,  denominándose  todos  Físicos  de 
Cámara  de  5.  M. :  tendrá  esta  Junta  un  Secretario. 

III.  Esta  Junta  despachará  títulos  del  mismo 
modo  que  se  han  dado  á  sus  individuos,  á  los  Mé1 
dicos  y  Cirujanos  latinos  de  Cámara ,  á  los  Exami- 
nadores del  Proto-Medicato  y  Proto-Ciru  janato  ,  y  < 
á  los  Catedráticos  substitutos  y  disectores  de  los  Co- 
legios de  Cirugía  ;  pero  á  los  demás  Médicos  y  Ci- 
rujanos latinos  del  Rey  no,  baxo  el  depósito  estable- 
cido en  1797,  y  sin  exámenes:  los  títulos  irán  fir- 
mados por  todos  los  miembros  de  la  Junta  ,  sellados 
con  el  sello  de  ella,  y  refrendados  por  su  Secretario, 

y  constituirán  á  los  que  los  recibkren  Físicos,  sien- 
do arbitros  en  exercer  la  Medicina  y  la  Cirugía  ,  ó 
qualquiera  de  ellas.  Pero  los  que  ahora  empiezan  la 
facultad,  tendrán  precisamente  que  exercer  sin  dis- 
tinción todos  los  ramos  de  la  facultad ,  so  pena  de 
privación  de  oficio ;  como  también  l£¿  que  actual- 
mente se  hallan  estudiando  qualquiera  de  ellas  que 
quiera  revalidarse  en  la  clase  de  físicos ,  pues  á  ^os  , 
tales  no  se  les  obligará  á  seguir  otro  ramo  que  al  que 
se  hayan  dedicado:  se  exceptúan  los  Sangradores  y 
Parteras  por  la  necesidad  y  decencia  del  sexo. 


al  Prontuario  de  Agairre.  ME  317 
IV.  Dicha  Junta  general  de  gobierno  tendrá  to- 
das las  Ikcultades  ,  prerogativas  y  honores  de  los 
cuerpos  médicos  y  quirúrgicos  ,  y  qualquier  parti- 
cular facultativo  del  Reyno,  y  conocerá  de  todos 
los  asuntos  cometidos  á  dichos  cuerpos  ó  individuos, 
y  solo  ella  podrá  en  todo  el  Reyno  expedir  los  gra- 
dos y  licencias  para  curar  tie  Medicina  y  Cirugía, 
dde  estas  partes  y  sus  subalternas ,  quedando  anula- 
do el  Proto-Medicato,  y  refundidas  en  esta  Junta 
toda  su  autoridad,  facultades  y  prerrogativas,  excep- 
to la  de  cpnocer  en  puntos  contenciosos  que  se  re- 
serva á  los  Tribunales  de  Justicia. 


Régimen  que  deberá  observar  la  Junta  general  de 
gobierno  de  la  facultad  de  Medicina  y  Cirugía  reu- 
nidas ,  y   su  Secretario  en  sus  respectivas 
funciones» 

I.  Los  individuos  de  esta  Junta,  que  al  presente 
son  Don  Josef  de  Masdevall ,  Don  Pedro  Custodio 
Gutiérrez ,  Don  Juan  Gamez ,  Don  Antonio  Gim- 
bernat ,  Don  Manuel  Pereyra ,  Don  Leonardo  Gallí 
y  Don  Francisco  Vulliers,  correrán  la  escala  según 
su  antigüedad  hasta  la  de  Presidente ,  sin  necesidad 
de  nuevo  real  Decreto ,  y  la  vacante  de  Director  re- 
caerá en  el  Médico  ó  Cirujano  mas  antiguo  de  Cá- 
mara ,  con  plaza  de  niímero  efectiva ;  bien  entendi- 
do, que  la  prirlera  vacante  se  suprime ,  purque  solo 
han  de  ser  seis  los  Vocales  en  lo  sucesivo;  y  para 
evitar  contradicción  entre  Médicos  y  Cirujanos ,  se 
llamarán  Físicos  de  la  Real  Cámara. 

II.  Los  Vocales  de  la  Junta  empleados  en  el  Si- 
tio para  l#real  servidumbre,  concurrirán  tres  veces 
en  casa'del  presidente  ,  y  en  Madrid  en  el  Colegio 

9  de  San  Carlos ,  que  conservará  la  Junta  para  su  uso 
y  custodiar  los  papeles  importantes. 

III.  La  Junta  señalará  las  horas  de  su  sesión  ,  y 
se  juntará  extraordinariamente  quando  lo  exijan  las 


3 1 8     ME     Continuación  y  suplemento 
circunstancias,  y  ningún  Vocal  podrá  eximirse  de 
asistir  ,  á  no  tener  un  motivo  muy  legítini^. 

IV.  Quando  los  votos  salgan  empatados,  se  con- 
tará por  dos  el  del  Presidente:  las  providencias  sal- 
drán en  nombre  de  la  Junta  ,  y  quando  en  asuntos 
que  deban  consultarse  á  S.  M.  hubiese  algún  dicta- 
men contrario ,  se  extenderá  por  entero  en  el  libro 
de  acuerdos.  -j¿¡ 

V.  Los  Vocales  no  publicarán  lo  resuelto  por  la 
Junta  hasta  que  esté  rubricado. 

VI.-  Si  algún  Vocal  se  ausenta  lo  participará  á  la 
Junta:  si  es  el  Presidente,  reasumirá  sus  facultades  el 
Vice-Presidente  ó  Director  mas  antiguo  ,  pero  siem- 
pre percibirá  los  emolumentos. 

VIL     Dependerá  de  la  voluntad  del  Rey  el  con- 
servar o  no  los  honores  al  individuo  de  la  Junta  que 
se  retire  por  qualquier  motivo. 

VIII.  Los  recursos  al  Rey  de  Catedráticos ,  Co- 
legios lí  otros  cuerpos  facultativos  se  dirigirán  á  la 
Junta ,  que  con  su  dictamen  los  pasará  todos ,  aun- 
que la  parezcan  injustos  ,  á  S.  M.  que  determinando 
lo  conveniente,  dirigirá  la  resolución  á  la  Junta  para 
que  la  comunique  al  interesado. 

IX.  La  Junta  general  tendrá  las  mismas  prero- 
gativas ,  autoridad  y  facultades  sobre  los  profesores 
de  Exército  que  tenik  antes  el  Proto-Medico  de  Exér- 
cito  y  de  Marina ,  y  los  individuos  de  ella  iguales 
distinciones  que  las  que  antes  de  su^formacion  dis- 
frutaban los  Médicos  y  Cirujanos  de  Cámara. 

X.-  Todos  los  cuerpos  de  Medicina  y  Cirugía  pa- 
sarán originales  al  archivo  de  esta  Junta  todas  las 
reales  ordenes  que  tengan. 

XI.  Los  Colegios  de  la  facultad  reunida  cumpli- 
rán las  ordenes  de  la  Junta  ;  y  si  tienejí  qub  repre- 
sentar ,  lo  harán  con  moderación  para  que  la  Juntac 
resuelva. 

XII.  Los  individuos  de  los  Colegios  y  demás  pro- 
fesores guardarán  á  la  Junta,  y  á  cada  Vocal  el  res- 


al  Frontil  ario  de  Aguirre.  ME  319 
peto,  subordinación  y  decoro  que  les  es  debido ,-  y 
siempre  aue  algún  miembro  de  dicha  Junta  se  halle 
presente  en  qualquier  Colegio  ó  cuerpo  facultativo, 
no  solo  reasumirá  las  facultades  del  Vice-Director  o 
Gefe  inmediato  ,  sino  que  tendrá  voto  en  todos  los 
examenes  y  oposiciones ,  sin  perder  por  eso  sus  de- 
rechos en  la  Junta  general. 

XIII.  Esta  conferirá  los  empleos  de  Biblioteca- 
rios, Secretarios  ,  Rectores  y  V ice-Rectores ,  Cole- 
giales ,  Practicantes  mayores  y  Colegiales  internos, 
Instrumentistas ,  Porteros  y  demás  de  los  Colegios, 
excepto  los  de  Catedráticos ,  Disectores  anatómi- 
cos y  Substitutos  que  se  proveerán  por  S.  M.  :  nom- 
brará también  la  Junta  el  Secretario  y  sus  Oficiales, 
y  podrá  suspender  por  tiempo  ó  perpetuamente  de 
sus.  empleos  á  quienes  los  hubiere  conferido ,  siem- 
pre que  no  cumplan  bien  en  sus  destinos. 

XIV.  Será  privativo  de  la  Junta  el  expedir  los 
títulos  de  la  facultad  reunida  ,  de  sus  ramos  separa- 
dos ,  y  demás  que  libraba  la  Junta  superior  guber- 
nativa de  los  Colegios  de  Cirugía ,  gozando  los  in- 
dividuos de  aquella  los  mismos  derechos  que  los  de 
esta ;  y  el  Secretario  refrendará  los  títulos  con  eí 
mismo  sello  que  usaba  la  Junta  de  Cirugía  ,  á  dife- 
rencia de  que  en  su  lema  se  leerá  Real  Junta  gene- 
ral de  gobierno  de  la  facultad  rninida  :  los  gastos  de 
esta  Junta  se  pagarán  de  los  fondos  comunes. 

XV.  Ningún  Juez  de  Imprentas  concederá  licen- 
cia para  imprimir  obra  de  la  facultad  que  no  esté 
aprobada  por  la  Junta  general. 

De  la  Secretaría  de  la  Junta  general  de  la  facultad 

^  reunida. 

7.     Esta  Jttata  tendrá  un  Secretario  con  las  facul- 
•  tades  y  autoridad  respecto  á  ella ,  que  los  Secretarios 
de  otros  cuerpos  y  Tribunales  tienen  con  respecto 
á  ellos. 


3 2o     ME     Continuación  y  suplemento 

II.  Asistirá  á  todas  las  Juntas,  dará  cuenta  y 
leerá  todos  los  expedientes  ,  extenderá  las  resolu- 
ciones é  informes  ,  y  comunicará  las  providencias 
corroboradas. 

III.  Tendrá  á  su  cargo ,  responsabilidad  y  direc- 
ción todas  las  reales  ordenes  y  expedientes  resuel- 
tos por  la  Junta,  que  colocará  por  clases  y  años,  pero 
no  dará  certificación  ni  copia  de  ellos  sin  orden  de 
la  Junta.  t 

IV.  Tendrá  á  su  cargo  los  libros  de  acuerdo ,  gra- 
dos y  reválida  ,  servicios  de  Profesores  militares  ,  y 
Tenientes  subdelegados  de  la  Junta,  para  escribir  en 
ellos  los  asuntos  respectivos  al  destino  de  cada  uno, 
como  también  los  sellos  de  la  Junta ,  títulos  y  di- 
plomas que  esta  debe  expedir. 

V.  Recibirá  la  correspondencia  de  la  Junta ,  que 
vendrá  dirigida  siempre  á  él  con  doble  sobrescrito, 
para  que  sea  la  Junta  la  primera  que  se  imponga  de 
todos  los  asuntos ,  siendo  su  obligación  de  exponer- 
los con  toda  claridad ,  por  lo  que  deberá  estar  ver- 
sado en  el  manejo  de  papeles ,  é  impuesto  en  las  le- 
yes relativas  á  la  facultad. 

VI.  Recaerá  este  empleo  siempre  en  Profesor 
de  la  facultad  reunida  ,  y  de  los  fondos  de  esta  se  le 
darán  quince  mil  reales  anuales ;  seguirá  la  Corte, 
y  tendrá  su  Oficina  ñor  ahora  en  casa  del  Presidente, 

VIL  De  los  mismos  fondos  se  pagarán  anual- 
mente doce  mil  reales  al  Oficial  mayor ,  y  nueve 
mil  tanto  al  segundo,  como  al  tercero  ;  ascenderán 
por  antigüedad  hasta  el  empleo  de  Secretario  ,  y  su- 
plirán las  ausencias  ó  enfermedades  de  este ,  según 
su  rango  y  antigüedad.  Se  nombrará  en  adelante  para 
estos  empleos  Profesores  de  la  misma  ^lase  y  cir- 
cunstancias que  el  Secretario.  ( 

VIII.  Para  el  aseo  de  la  pieza  había  un  Portero 
con  tres  mil  reales  dé  dotación .  la  Secretaría  estar£ 
abierta  quatro  horas  por  la  mañana  desde  las  nueve, 
y  dos  después  de  las  oraciones ,  exceptuando  los  dias 


ai  Prontuario  de  Aguirre*    ME    321 
de  precepto  ,  pero  en  las  urgencias  se  mantendrán 
allí  todo  lo  que  sea  necesario. 

IX.  L8s  empleados  en  las  Secretarías  del  extin- 
guido Proto-Medicato ,  Junta  superior  gubernativa 
de  Cirugía ,  y  real  Estudio  de  Medicina  práctica  que 
no  lograsen  destino  en  esta  Secretaría ,  conservarla 
sus  sueldos,  quedando  á  disposición  de  la  nueva  Jun* 
ta ,  hasta  que  esta  les  proporcione  colocación  com- 
ponte; y  a  los  que  destinaré  en  los  empleos  de  su 
jurisdicción ,  se  les  completará  el  sueldo  señalado  á 
estos  sobre  el  que  gocen  actualmente.  Artículos  apro* 
bados  por  S.  M.  en  15  de  Julio  de  .......  , J799» 

MENDIGOS.  La  Sala  de  Corte  remita  semanal- 
mente  un  estado  que  comprehenda  el  número  de  po* 
bres  mendigos ,  niños  y  niñas  que  se  recojan  en  el 
Hospicio ,  y  de  los  vagos  que  se  destinaren  al  servi- 
cio de  las  Armas  d  de  la  Marina,  enviandolo  por 
duplicado  uno  al  Señor  Gobernador  del  Consejo  para 
pasarlo  á  manos  de  S.  M.  y  otro  al  Señor  Ministro 
•del  Consejo  encargado  de  esta  comisión  para  que  dé 
cuenta  en  él  todos  los  lunes.  La  Junta  general  de 
Caridad  envié  también  por  duplicado  cada  tres  me- 
ses una  razón  de  las  limosnas  recogidas ,  y  su  dis- 
tribución hecha  por  todas  las  Diputaciones  de  Ca-> 
ridad  de  Madrid.  Orden  del  Consejo  de  4  de  Sej?^ 
tiembre  de l77^ 

MENDIGOS.  Se  renovó  la  prohibición  de  pe- 
dir limosna  en  los  Templos ,  atrios  y  porterías.  Se 
mandó  que  el  Corregidor  y  sus  Tenientes  cuiden 
también  de  recoger  los  vagos  y  mendigos  en  los 
mismos  términos  que  lo  hace  la  Sala  de  Alcaldes, 
extendiendo  su  cuidado  en  esta  parte  á  los  diez  y 
siete  lugares  de  la  jurisdicción  de  Madrid  ,  en  donde 
procurarán  Atablecer  Diputaciones  de  Parroquias, 
y  en  los  Aigan^  eximidos  de  la  jurisdicción  de  Ma- 
^dfid  lo  hará  la  Sala  de  Alcaldes ,  cuidando  de  ello 
los  quatro  Alcaldes  mas  modernos  que  no  tienen 
Quartel.  Orden  de  17  de  Junio-  de »,....  1779. 

Tomo  IV.  Ss 


322     ME     Continuación  y  suplemento 

MENDIGOS.  Las  Comunidades  religiosas  no 
les  repartan  en  sus  Porterías  limosna  en  dinero  ,  pan 
ni  vianda  :  que  se  recojan  los  sobrantes' de  pan  y 
vianda  ,  y  se  repartan  entre  el  Hospicio  y  Cárceles. 
Así  lo  dispuso  el  Consejo  en  26  de  Junio  de  .... .  1779. 
MENDIGOS.  Los  que  no  teniendo  aplicación,  + 
oficio,  ni  servicio  concurren  con  freqüencia  á  Ca-  < 
fees  ,  Botillerías  ,  Mesas  de  Trucos ,  Tabernas  y  otras 
diversiones  ,  tomen  alguna  honesta  ocupación  ,  pena 
de  ser  tratados  como  vagos  ,  igualmente  que  los  que 
estando  sanos  y  robustos  anden  mendigando  :  se 
mandó  que  los  pobres  de  solemnidad  que  piden  li- 
mosna se  retiren  de  Madrid  á  los  pueblos  de  su  na- 
turaleza ,  ó  á  las  Capitales  de  sus  Obispados ,  y  los 
naturales  d  domiciliados  en  Madrid  á  su  Hospicio. 
Y  todos  los  que  después  de  la  publicación  de  este 
bando  se  hallasen  pidiendo  limosna  ,  sean  recogidos 
para  darles  el  destino  correspondiente.  Bando  de  23 

de  Octubre  de 1783. 

ROTA.  Este  bando  se  ha  publicado  en  1786 ,  eri 
1789  y  1790 ,  habiendo  añadido  en  este  ultimo  que 
los  pobres  que  fueren  aprehendidos  pidiendo  limos-  ( 
na ,  no  hagan  resistencia  al  Ministro  que  los  aprehen- 
diere ,  echándose  en  tierra,  dando  voces  o  haciendo 
demostraciones  que  atraigan  concurso  de  gentes ,  y 
causen  alboroto.  En  inteligencia  de  que  los  que  lo 
executaren  así ,  por  el  mismo  hecho  serán  tratados, 
no  como  pobres  sino  como  delinqüentes ,  y  se  les 
castigará  á  proporción  del  escáncklo  y  alboroto  que 
causaren. 

MENDIGOS.  No  pidan  limosna  por  calles ,  pa- 
seos,  ni  sitios  públicos,  y  se  pase  un  oficio  al  Vi- 
cario eclesiástico  de  Madrid  ,  para  que  disponga  que 
los  Curas  Párrocos  y  los  Prelados  denlos  Conven- 
tos de  Regulares ,  y  Superiores  de  (¿tras  Iglesias  no 
admitan  en  ellas  ,  sus  cementerios  ,  claustros  y  de- 
mas  sitios  á  los  que  se  refugiaren  á  pedir  limosna,' 
haciéndoles  responsables  de  las  resultas.  Recójanse 


al  Prontuario  de  Aguirre-     ME     323 
también  los  vagos  y  mendigos  que  se  encontrasen 
en  los  suburbios  y  extramuros  de  Madrid.  Providen- 
cia de  la  Sala  Plena  de  23  de  Marzo  de 1789. 

MENDÍGOS.  Todos  los  días  pase  una  ronda 
compuesta  de  Alguacil  >  Escribano  y  Portero  á  la» 
Iglesias  en  que  estubieren  las  Quarenta  Horas ,  y  á 
las  demás  en  que  hubiese  funciones  ,  con  el  fin  de 
recoger  los  mendigos  que  concurran  á  pedir  limos- 
na exceptuando  por  ahora  los  ciegos ,  y  todos  los 
dias  deberá  llevar  testimonio  á  la  Sala  de  las  Igle- 
sias ,  sitios  y  parages  por  donde  hubiere  andado  ,  y 
de  si  se  han  recogido  d  no  algunos  mendigos.  La 

Sala  Plena  lo  acordó  así  en  9  de  Mayo  de  .. l7%9* 

NOTA.  Se  encargó  el  exacto  cumplimiento  dé 
esta  disposición ,  baxo  la  pena  de  servicio  por  seis 
meses  á  los  que  fueren  omisos  ó  negligentes.  En  9 

de  Enero  de, ............ 1790. 

MENDÍGOS.  Se  mando. 
%  I.  Todos  los  pobres  de  solemnidad  viejos ,  mo- 
zos y  niños  de  ambos  sexos ,  y  los  impedidos  que 
andan  pidiendo  limosna  ,  se  retiren  de  Madrid  ,  sus 
arrabales ,  paseos  y  jurisdicción  á  los  pueblos  de  su 
verdadera  vecindad  ó  naturaleza  ,  o  á  las  Capitales 
de  su  Obispado  dentro  de  quince  dias. 

II.  Los  naturales  d  domiciliados  en  la  Corte  se 
recojan  voluntariamente  á  su  Hospicio  ,  d  se  apli- 
quen al  trabajo  dentro  del  mismo  término. 

III.  Los  que  <jn  adelante  se  hallen  ,  serán  indis- 
tintamente recogidos  en  el  Hospicio  ,  y  á  los  valí- 
dos  y  robustos  se  les  aplicará  al  Exército  y  Marina. 

IV.  Se  espera  que  los  vecinos  contribuirán  al 
cumplimiento  de  lo  que  va  dispuesto  ,  y  que  no  los 
acogerán  enjus  casas,  sobre  que  se  manda  den  cuen- 
ta á  la  Justicia  para  que  cuide  de  su  recogimiento 
y  socorro  ;  puts  de  lo  contrario  se  tomaran  contra 

•  dios  las  correspondientes  providencias. 

V.  Al  que  directa  q  indirectamente  impidiere 
el  recogimiento  de  Mendigos  se  le  castigará  á  pro- 

os  2 


324  ME  Continuación  y  suplemento  -- 
porción  de  su  sexo  ,  y  ademas  se  le  exigirá  por  la 
primera  vez  diez  ducados  de  multa  ,  veijne  por  la 
segunda  ,  doble  por  la  tercera  ,  é  impondrá  el  des- 
tierro por  dos  años  de  la  Corte  y  Sitios  reales.  Ban- 
do de  17  de  Enero  de • 1798, 

MENORQUINES  Que  se  hallen  en  estos  Rey-       / 
nos  presten  juramento  de  fidelidad  al  Rey  ,  en  ca- 
lidad de  vasallos  suyos  ante  las  Justicias  de  los  pue- 
blos en  que  residen :  manténgaseles  en  el  libre  fio 
y  goce  de  los  bienes  que  posean  ,  y  en  todo   sean 
tratados  y  considerados  como  hasta  aquí :  á  los  exis- 
tentes en  la  Isla  se  les  prometa  satisfacer  quantos 
créditos  tuvieren  contra*  la  Corona  y  particulares 
después  de  la  reconquista  de  la  Isla  ,  no  haciéndolo 
desde  luego  ya  por  no  haber  ni  ser  justo  que  haya  co- 
municación con  una  plaza  enemiga,  como  por  no  en- 
viar fondos  que  pudiesen  ser  tomados  por  la  avaricia 
inglesa  ,  y  servir  contra  S.  M. :  que  todo  buque  que 
arribe  á  estos  Puertos  ,  sea  detenido  hasta  el  caso  de( 
la  reconquista  :  que  los  Comerciantes  menorquines 
y  demás  Españoles  que  residan  en  los  Puertos  de  los 
dominios  de  S.  M. ,  igualmente  que  todos  los  parti-. 
ciliares  que  no  lo  sean  ,  declaren  baxo  de  juramento 
que  caudales  ó  bienes  existen  en  su  poder  pertene- 
cientes á  los  habitantes  de  la  Isla  de  Menorca  que 
han  quedado  en  ella  ,  y  los  depositen  en  poder  de 
los  comisionados  áe  las  Caxas  de  Amortización  de 
los  pueblos  adonde  residieren. ,  ó  de  los  mas  cerca- 
nos á  ellos ,  baxo  las  formalidades  establecidas,  con  lo 
que  se  conseguirá  que  al  propio  tiempo  que  los  des- 
graciados naturales  que  están  momentáneamente  baxo 
la  dominación  enemiga  ,  tengan  seguros  sus  bienes, 
ganen  tres  por  ciento  de  réditos.        ^ 

Se  prohibe  toda  comunicación  directa  o  indirec- 
ta con  los  naturales  de  aquella  Islas  Real "orden  de 
17  de  Uñero  de. . . .  • 1799. 

MENORQUINES.  El  Señor  Secretario  del  Des- 
pacho de  Estado  en  papel  de  17  del  corriente  me  dice 
lo  siguiente : 


al  Prontuario  de  Aguírre.     ME    325 
n  La  ocupaciorTde  la  Isla  de  Menorca  por  los 
Ingleses-, ¿r  cuya  reconquista  espera  S.  M.  verificar 
lo  antes  que  le  sea  posible  ,  da  lugar  á  sospechar  que 
muchos  de  los  naturales  de  ella  que  allá  queden  ,  d 
con  el  miedo  que  les  inspire  el  vencedor  ,  o  con  sus 
V        alhagos  y  seducciones  ,  se  substraigan  de  la  obedien- 
*       cía  que  deben  al  Rey  ,  y  quieran  extenderla  hasta 
comunicar  las  mismas  ideas  á  sus  compatriotas  que 
fdsiden  en  estos  Reynos.  Al  mismo  tiempo  nunca 
puede  dexar  S.  M.  de  mirarlos  como  vasallos ,  ni  de 
tener  la  mayor  confianza  en  la  generalidad  de  ellos, 
acordándoles  por  lo  tanto  toda  protección  y  seguri- 
dad. Para  conciliar  pues  tales  extremos  ha  resuelto 
que  todos  los  naturales  de  la  Isla  de  Menorca  que  se 
hallen  en  estos  Reynos  ,  presten  juramento  de  fide- 
lidad al  Rey  en  calidad  de  vasallos  suyos  ante  las 
Justicias  de  los  pueblos  en  que  residan  :  que  se  les 
mantenga  en  el  libre  uso  y  goce  de  los  bienes  que 
posean  ,  y  que*  en  todo  sean  tratados  y  considerados 
como  hasta  aquí :  que  á  los  existentes  en  la  Isla  se  les 
prometan  satisfacer  qu-antos  créditos  tuviesen  contra 
la  Corona  y  particulares  después  de  la  reconquista 
de  la  Isla ,  no  haciéndolo  desde  luego ,  ya  por  no 
haber ,  ni  ser  justo  que  haya  comunicación  con  una 
plaza  enemiga  ,  como  por  no  enviar  fondos  que  pu- 
diesen ser  tomados  por  la  avaricia  inglesa,  y  seis- 
vir  contra  S.  M. :  que  todo  buque  Menorquin  que 
arribe  á  estos  Puertos  sea  detenido  hasta  el  caso  de 
la  reconquista  ;*pues  si  bien  S.  M.  desearía  que  man- 
tuviesen relaciones  de  comercio  con  sus  demás  va- 
sallos ;  pero  pudiéndose  presumir  que  so  color  de 
estos  le  hiciesen  también  los  Ingleses ,  o   viniesen 
á  investigar  el  estado  de  nuestras  Plazas,  no  es  justo 
exponerse  *  tales  excesos  :  que  los  comerciantes  Me- 
norquiñes  y*  demás  Españoles  que  residan  en  los 
t  •  Puertos  de  los  dominios  de  S.  M. ,  igualmente  que 
todos  los  particulares  que  no  lo  sean  ,  declaren  baxo 
de  juramento  que  caudales  d  bienes  existen  en  su 


326     ME     Continuación  y  suplemento 
poder  pertenecientes  á  los  habitantes  de  la  Isla  de 
Menorca  que  han  quedado,  en  ella  ,  y  lo^  depositen 
en  poder  de  los  comisionados  de  las  Caxas,  de  Amor* 
tizacion  de  los  pueblos  adonde  residieren  ,  ó  de  los 
mas  cercanos  á  ellos  ,  baxo  las  formalidades  estable- 
cidas, con  lo  que  se  conseguirá  que  al  propio  tienv        f* 
po  que  los  desgraciados  naturales  que  están  momen- 
táneamente baxo  la  dominación  enemiga ,  tengan 
seguros  sus  bienes  ,  ganen  tres  por  ciento  de  rédit¿S. 
Finalmente,  aunque  con  sumo  dolor,  se  vé  S.  M. 
en  la  necesidad  de  prohibir  toda  comunicación  di- 
recta o  indirecta  con  los  naturales  de  aquella  Isla, 
espera  que  los  que  en  ella  se  hallan ,  y  aquí  resi- 
den ,  sufran  este  inevitable  pero  pasagero  mal ,  dan- 
do en  ello  una  prueba  mas  de  su  acreditada  fidelidad 
y  obediencia  al  Rey  ;  de  cuya  real  orden  lo  partici- 
po á  V.  E.  todo  para  su  gobierno  ,  y  á  fin  de  que 
expida  por  su  parte  las  ordenes  convenientes  al  cum- 
plimiento de  esta"  ( 
Lo  traslado  á  V.     de  la  propia  orden.  Madrid  23 

de  Enero  de I799* 

MENORQUINES.  El  Señor  Don  Mariano  Luis 
de  Urquijo  en  papel  de  x8  del  corriente  mes.  me  dice, 
lo  que  sigue: 

fc  Han  sido  tan  repetidas  las  reclamaciones  hechas 
por  el  Ministerio  británico,  sobre  que  se  considere 
como  prisioneros  de  guerra  á  los  Menorquines  que 
hemos  cogido  después  de  la  conquista  de  la  Isla  por 
aquellas  armas  ,  tales  sus  amenazas  de  invadir  nues- 
tras costas ,  saquear  é  incendiar  los  pueblos ,  y  han 
tomado  con  tanto  empeño  esta  pretensión  cerrando 
el  cange  ,  y  dando  orden  para  que  se  usen  rigurosas 
represalias  con  nuestros  prisioneros,  qu^e  S.  M.  se 
ha  visto  en  necesidad  de  ceder  para  evitar  mayores 
males ,  mandando  que  se  entreguen  ctfmo  prisione- 
ros de  guerra  los  Menorquines  que  se  hallen  d  ha-  v 
liaren  en  lo  sucesivo  en  nuestro  poder ,  sobreseyen- 
do en  las  causas  de  traición  que  se  les  hayan  for* 


al  Prontuario  de  Aguirre.     ME     327 
mado  en  virtud  de  anteriores  reales  ordenes ,  y  que 
se  dé  aviso  de  esta  providencia  á  los  respectivos  Co- 
misarios dte  prisioneros.'" 

Lo  que  traslado  á  V.  de  real  o'rden  para  su  in- 
teligencia y  cumplimiento  en  la  parte  que  le  toca, 
debiendo  en  conseqüencia  disponer  desde  luego  la 
\  remesa  y  entrega  de  los  mencionados  individuos 
para  el  cange ,  según  lo  que  se  le  tiene  prevenido 
Gfm  el  propio  objeto  respecto  á  los  demás  prisio- 
neros de  guerra.  San  Lorenzo  22 de  Noviembre  de..  1799* 

MESA.  Véase  Gratificación. 

MILICIAS*  Con  esta  fecha  comunico  al  Inspec- 
tor general  de  Milicias  la  Real  orden  siguiente : 

Cf  Atendiendo  el  Rey  á  que  el  servicio  «que  ha- 
cen los  Regimientos  Provinciales  guando  las  circuns- 
tancias exigen  que  se  pongan  -sobre  las  armas  ,  es 
igual  al  de  los  Cuerpos  Veteranos.,  y  con  arregid 
á  lo  que  se  expresa  en  sus  Despachos,  se  ha  servi- 
do mandar  (conformándose  con  lo  que  V.  E.  pro- 
9  "puso  sobre  este  punto  en  15  del  mes  pasado).,  que 
desde  ahora  en  adelante  disfruten  los  individuos  -de 
f  dichos  Cuerpos  del  mismo  sueldo  que  señala  el  úl- 
timo reglamento  á  los  de  Infantería  Veterana  ,  siem- 
pre que  se  pongan  al  servicio  con  destino  -á  campaña, 
guarnición  d  acantonamiento?' 

Real  orden  dada  en  Madrid  á  18  de  Enero  Je  ...  1799. 

MILICIAS.  Con  esta  fecha  -digo  al  Inspector  ge- 
neral de  Milicias  lo  siguiente  : 

w  En  los  artículos  11  ,  13  y  14.  del  tít.  7?  de  la 
real  declaración  de  30  de  Mayo  de  1767  sobre  pun- 
tos esenciales  de  la  Ordenanza  de  Milicias.,  se  pres- 
criben los  retiros  á  que  son  acreedores  los  Oficiales 
de  estos  Cuerpos  en  las  épocas  que  expresan;  pero  no 
habiendo  inaladas  mayores  ventajas  para  los  que 
continúan  después  de  extinguidos  los  30  años ,  y  que- 
riendo el  Rey  premiar  la  constancia  de  estos  indi- 
•  Viduos  por  lo  mucho  que  aprecia  y  desea  la  perse- 
verancia en  la  carrera  militar ,  dando  al  mismo  tiem- 


328  MI  Continuación  y  suplemento 
po  un  nuevo  testimonio  de  su  real  beneficencia  en 
favor  de  los  Cuerpos  Provinciales  ,  y  del  concepto 
que  le  merecen  por  los  servicios  que  hafív  hecho  ea 
todos  tiempos ,  y  particularmente  en  las  campañas  de 
la  última  guerra  ,  se  ha  servido  S.  M.  (conformán- 
dose en  esta  parte  con  lo  que  V.  E.  propuso  en 
15  del  mes  pasado)  variar  el  expresado  artículo  14,  / 
y  declarar: 

Que  desde  ahora  ,  y  quedando  en  su  fuerza  y  yj- 
gor  lo  prevenido  en  los  artículos  n  y  13  >  se  con- 
sidere al  Oficial  de  Milicias ,  que  en  clase  de  tal  haya 
servido  con  aplicación  ,  zelo  y  buena  conducta  ,  la 
quarta  parte  del  haber  que  por  su  clase  le  corres- 
pondería si  estuviese  empleado  para  continuar  en  el 
servicio  ;  y  si  se  retirase  ,  la  tercera  parte  que  señala 
el  expresado  artículo  :  de  35  á  40  años  la  tercera 
parte  si  continua  ,  y  la  mitad  para  retiro ;  y  de  40 
en  adelante  la  mitad  del  haber  para  continuar  ,  y  las 
dos  terceras  partes  si  se  retira  ;  y  encarga  á  V.  E. 
zele  con  el  mayor  cuidado  y  vigilancia  para  que  no  ( 
subsistan  en  los  Regimientos  de  la  inspección  de  su 
cargo  individuos  que  no  sean  útiles ,  de  buena  con-  C 
ducta  y  capaces  del  desempeño  de  sus  respectivas 
obligaciones;  pero  también  quiere  S.  M-  que  no  apo- 
yen los  Gefes  las  instancias  de  retiros  sin  que  prece- 
da la  mas  prolixa  averiguación  de  las  causas  en  que 
las  fundan  ,  pues  los  hace  responsables  de  qualquiera 
descuido  ó  abuso  que  se  advierta  en  esta  parte." 

Real  orden  dada  en  Madrid  á  1$  de  Enero  de .  .  1799» 

MILICIAS*  Al  Inspector  general  de  Milicias  co- 
munico con  esta  fecha  la  real  orden  siguiente: 

cf  Enterado  el  Rey  de  lo  que  expuso  V.  E.  en  23 
del  mes  último  pasado  acerca  de  los  inconvenientes 
que  resultan  quando  por  ausencia  de  lo#  Regimien- 
tos de  Milicias  recae  su  jurisdicción  en  ¿os  Jueces  or- 
dinarios de  las  respectivas  Capitales ;  se  ha  servido 
S.  M.  declarar  :  que  derogando  en  esta  parte  lo  que 
previene  el  artículo  24.  tít.  8.  de  la  real  declaración 


al  Prontuario  de  Aguirre-  MI  329 
de  Milicias  ,  siempre  que  se  verifique  la  total  salida 
del  Cuerno ,  nombre  V.  E. ,  ó  los  que  le  sucedan 
en  su  empleo  ,  un  Oficial  de  su  satisfacción ,  de  la 
clase  de  retirado  ó  agregado  ,  ya  sea  del  Exército  ó 
de  Milicias  ,  para  que  exerza  la  enunciada  jurisdic- 
.  cion  ,  como  se  practico  durante  la  última  guerra  con 
\  la  Francia  ,  en  virtud  de  real  orden  de  24  de  Mayo 
de  1794  ,  exceptuando  aquellas  Capitales  que  tengan 
Ji^ez  que  resuma  las  jurisdicciones  política  y  militar.* 
San  Ildefonso  7  de  Agosto  de I799* 

MILICIAS  de  Infantería  y  Dragones  del  Rey  no 
de  Goatemala.  Se  aprobó  el  reglamento  de  estas  Mi- 
licias ,  y  se  mando  que  se  observen  todos  sus  artícu- 
los inviolablemente  por  real  Cédula  expedida  en  San 
Lorenzo  en  25  de  Noviembre  de I799» 

MILICIAS.  Véase  Procurador  Síndico  general. 

MILITARES.  Con  motivo  de  seguirse,  causa  so- 
bre esponsales  y  estupro  por  el  Teniente  Vicario 
Castrense  de  Almería  á  instancia  de  Maria  Josefa  Fer- 
•  nandez  contra  Antonio  Maldonado,  Soldado  del  Re- 
gimiento de  Caballería  de  la  Costa  de  Graznada  ,  soli- 
f  cito  este ,  hallándose  preso  en  la  cárcel  de  dicha  Ciu- 
dad, se  le  pusiese  en  libertad  baxo  de  caución  para 
hacer  su  defensa,  á  lo  qual  no  se  condescendió,  sin  em- 
bargo de  lo  prevenido  por  la  real  Cédula  de  30  de 
Octubre  de  1796  ,  expedida  por  el  Consejo  de  Cas- 
tilla ,  respecto  á  no  haberse  declarado  se  observase 
con  los  individuos  Militares  ;  pero  á  fin  de  evitar 
duda  en  lo  suceJlvo  ,  y  de  disminuir  las  quejas  de 
estupro  que  se  dan  cada  dia  ,  se  ha  servido  resolver 
el  Rey  se  entiendan  comprehendidos  en  la  citada 
Cédula  los  referidos  individuos  Militares  ,  y  que  al 
efecto  se  circule  para  su  cumplimiento  en  los  casos 
que  ocurrai>;  pero  sin  perjuicio  de  las  facultades  de 
los  Corofieles^en  quanto  á  matrimonios  (fuera  del 
^aso  de  que  se  trata)  y  del  empeño  del  servicio.  Real 
1  orden  dada  en  Madrid  d  18  de  Julio  de l799- 

MILITARES,  Don  Carlos  por  la  gracia  de  Dios, 

Temo  IV.  Tt 


330  MI  Continuación  y  suplemento 
&c.  Sabed  :  que  por  Don  Josef  Antonio  Caballero, 
mi  Secretario  de  Estado  y  del  Despacho  universal  de 
Gracia  y  Justicia  ,  se  ha  remitido  al  mi  Consejo  con 
real  orden  de  6  de  este  mes  para  que  disponga  su 
cumplimiento  un  Decreto  que  le  dirigí  en  4  del  mis- 
mo ,  cuyo  tenor  es  el  siguiente  :  "  Entre  las  repetí- 
«das  pruebas  que  he  dado  á  mis  tropas  de  lo  grato 
«que  me  es  su  distinguido  servicio  ,  ha  sido  uno  el 
«Decreto  de  9  de  Febrero  del  año  de  1793  ,  con¿*4 
«que  y  órdenes  posteriores  he  manifestado  que  quie- 
bro q  >e  disfruten  del  fuero  militar  con  toda  aque- 
«lla  extensión  que  sea  posible  con  el  bien  general 
«de  mis  vasallos  ;  y  aun  quando  este  exija  que  en  al- 
»gun  caso  cese  dicho  privilegio  ,  con  las  reglas  pre- 
« venidas  en  mi  resolución  de  26  de  Febrero  de  1796, 
«quise  ocurrir  á  los  graves  perjuicios  que  á  cada 
«paso  se  advertían  deque  en  ellos  no  sean  tratados  los 
«Militares  con  todo  aquel  miramiento  correspon- 
« diente  á  subditos  de  otra  jurisdicción  ,  y  que  la 
«misma  real  ordinaria  observa  entre  sí  misma  ;  y  en- 
«terado  de  que  sin  embargo  de  haberse  circulado  al 
«Exército  dicha  real  resolución,  no  se  ha  comuni- 
«cado  á  las  Cnancillerías ,  Audiencias  y  demás  juris- 
«dicciones  del  Reyno,de  lo  que  ha  resultado,  como 
«era  consiguiente  ,  que  una  y  otra  jurisdicción  se 
«creyese  autorizada  para  obrar  de  diverso  modo,  en- 
«torpeciendo  el  curko  de  la  Justicia,  quiero  que  ade- 
«  mas  de  que  se  guarde  inviolablemente  lo  que  tengo 
«mandado  en  4  de  Diciembre  de  it/98  ,  para  que  se 
«circulen  todas  las  ordenes  generales  por  qualquiera 
«via  que  se  expidan  ,  sin  que  pueda  detenerse  su 
«curso  ,  á  no  ser  que  se  me  avise  inmediatamente  el 
«motivo  ,  que  deberá  ser  solo  un  perjuicio  grave  é 
«  irreparable  >  hagáis  circular  á,  los  Tribuales  y  Jus- 
ticias ordinarias  las  reglas  que  condene  la  citada 
«resolución  de  26  de  Febrero  de  1796  ,  que  son  las 
«siguientes.  1?  Que  en  las  causas  civiles  o  crimina- 
«les ,  cuyo  conocimiento  toque  á  la  jurisdicción  or^ 


al  Prontuario  de  Aguirre.      MI     331 
«diñaría  ,  siempre  que  los  Jueces  inferiores  de  esta  o 
5? los  Tribunales  superiores  hayan  de  proceder  contra 
«  los  bienes  de  los  Militares  ,  deben  mirar  y  tratar  á 
«sus  Jueces  naturales  como  mirarían  y  tratarían  á  los 
«que  en  diverso  territorio  tuviesen  los  paisanos  d 
X         «sus  bienes,  con  quienes  fuese  preciso  entenderse  de 
*        «resultas  del  conocimiento  de  las  causas  que  pendie- 
«sen  ante  ellos.  2?  Que  por  consiguiente  para  citar- 
los ,  emplazarlos,  embargar,  vender  y  hacer  pago 
«con  sus  bienes  ;  y  finalmente  ,  para  todas  las  dili- 
«gencias  que  de  Juez  á  Juez  inferior  ordinario  se- 
«rian  necesarias  requisitorias  ó  exhortos  ,  y  de  Trí- 
«bunal  superior  á  otro  igual ,  certificaciones  de  los 
«proveídos,  d  que  las  provisiones  se  remitiesen  á  los 
«Gefes  o  Fiscales  respectivos  para  solicitar  y  man- 
«dar  despachar  la  auxiliatoria  correspondiente  ,  se 
«use  precisamente  por  los  Jueces  inferiores  de  requi- 
sitorias d  exhortos  con  los  insertos  necesarios  ,  y 
f  «por  los  Tribunales  superiores  de  papeles  ú  oficios 
«atentos  ,  con  los  que  se  remitan  los  competentes 
-       «documentos  ,  quedando  en  arbitrio  de  estos  el  ele- 
«gir  el  medio  de  dichos  oficios ,  d  el  de  mandar  al 
«interesado  certificación  del  auto  d  proveído  del 
«Tribunal,  con  lo  que  podrá  acudir  al  Juzgado  mi- 
nutar para  su  cumplimiento.  3?  Que  dichos  autos  d 
«proveídos ,  aunque  sean  de  Tribunales  superiores, 
«no  deben  contener  voces  preceptivas  y  conminato- 
«rías  contra  los  Gefes  militares  que  son  enteramente) 
«independientes,  y  sí  deben  entenderse  con  las  parres 
«y  sus  bienes.  4?  Que  en  los  casos  en  que  se  presenten 
«á  los  Jueces  militares  dichas  requisitorias,  exhortos, 
«certificaciones  ,  papeles  íí  oficios  ,  y  esté  claro  que 
«el  conocimiento  es  de  la  jurisdicción  ordinaria  „  no 
«detengan  el  curso  de  la  justicia  ,  antes  bien  les 
?>den  el  mas  puntual  y  exacto  cumplimiento  ;  en  is ! 
»  &  inteligencia  de  que  los  que  faltasen  á  esta  obligación 
«por  cabilosidad  d  fines  particulares ,  ademas  de  in- 
«currir  en  el  desagrado  de  S.  M. ,  serán  castigados  con  ? 

Ttt 


33 2     MI     Continuad  on  y  suplemento 
^proporción  á  su  exceso.  Tentreislo  entendido  ,  y 
«dispondréis  lo  correspondiente  á  su  cumplimiento. 
"En  S.  Ildefonso  á  4  de  Agosto  de  1799.=  A  D.  Josef 
"Antonio  Caballero."  Publicado  en  el  mi  Consejo  ple- 
no este  real  Decreto  y  orden  citada  en  8  del  presente 
mes,  acordó  su  cumplimiento,  y  expedir  esta  mi  Ce-         / 
dula.  Dada  en  San  Ildefonso  a  15  de  Agosto  de  .  .  1799. 

MILITARES.  En  24  de  Febrero  de  este  año  se 
comunicó  por  el  Excelentísimo  Señor  Don  Josef  Aí? 
tonio  Caballero  ,  Secretario  de  Esvido  y  del  Despa- 
cho Universal  de  Gracia  y  Justicia,  al  Excelentísimo 
Señor  Arzobispo  ,  Inquisidor  General  la  real  orden 
del  tenor  siguiente: 

tc  El  Coronel  del  Regimiento  Provincial  de  Hor- 
ca Don  Diego  Pareja  ha  recurrido  al  Rey  haciendo 
presente  ,  cjue  por  el  Tribunal  de  Inquisición  de 
Murcia  se  le  citó  para  concurrir  á  un  acto  pilblico 
que  celebro  el  dia  13  del  mes  de  Diciembre  ultimo; 
y  habiendo  pasado  á  la  casa  del  Tribunal ,  le  previ-  ( 
no  un  Portero  ,  de  orden  de  aquel ,  que  dexase  ¡el 
bastón  antes  de  entrar  en  la  sala  donde  estaba  for- 
mado. Lo  verifico  el  Coronel ,  baxo  la  correspon- 
diente protesta  ,  por  ignorar  el  objeto  con  que  se  le 
llamaba.  Enterado  S.  M.  de  todo,  y  con  presencia  de 
las  anteriores  reales  resoluciones  publicadas  sobre  el  ■ 
uso  de  la  espada  y  bastón  en  los  Oficiales  á  quienes 
corresponde  esta  insignia  por  sus  empleos  ,  y  parti- 
cularmente con  arreglo  al  real  Decreto  de  3  de  Octu- 
bre de  96  ,  para  que  todo  Oficial  'militar  jure  en 
qualquier  Tribunal  su  empleo  ceñida  la  espada ,  y 
á  la  real  Cédula  de  17  de  Julio  de  97 ,  sobre  el  uso 
del  bastón  en  los  actos  en  que  los  Capitulares  de  los 
Ayuntamientos  usen  de  espada  ;  se  ha  servido  decla- 
rar ,  que  los  Militares  deben  concurrir  a1  todos  los 
aqtos  públicos ,  de  qualquiera  naturaleza  que  sean, 
con  las  insignias  propias  de  sus  empleos ;  y  siendo 
el  bastón  el  que  corresponde  al  expresado  Don  Die- 
go Pareja  ?  como  CQronel  en  propiedad  ,  no  debió 


\ 


al  Prontuario  de  Aguirre.     MI     333 
deponerla  ,  ni  exigirlo  el  Tribunal  de  Inquisición  de 
Murcia."  9 

Posteriormente  con  motivo  de  haber  intentado 
el  Corregidor  de  León  privar  del  uso  de  la  espada 
y  bastón  en  el  Ayuntamiento  al  Coronel  de  'aque- 
Regimiento  Provincial,  Marques  de  Villadangos,  há 
resuelto  S.  M.  por  otra  real  orden  que  en  13  de  esté 
mes  ha  comunicado  el  Excelentísimo  Señor  Don  Jo- 
sÜSAntonio  Caballero  al  Excelentísimo  Señor  Go- 
bernador del  Consejo  ,  que  este  supremo  Tribuno  1 
haga  circular  a  las  Chancillerías ,  Audiencias  reales  y 
Justicias  del  Reyno  la  antecedente  de  24  de  Febrero, 
como  lo  executo  de  acuerdo  del  Consejo  ,  para  que 
V.  lo  tenga  entendido  ,  y  disponga  su  cumplimien- 
to ,  comunicándolo  al  mismo  fin  á  las  Justicias  de  los 
Pueblos  de  su  Partido  :  y  dándome  aviso  del  recibo, 
para  trasladarlo  á  su  superior  noticia.  Madrid  30  de 
Octubre  de */99 

MILITARES.  Véase  Quarta  funeral. 

MINAS  de  azogue.  Véase  Almadén. 

MONTE  pío  militar.  Los  cinco  mil  pesos  anua- 
les del  ramo  de  los  sobrantes  de  expolios  se  deduzcan 
de  las  terceras  partes  decimales  de  las  Mitras  de  In- 
dias ,  sin  embargo  de  los  anteriores  acuerdos ,  y  rea- 
les resoluciones  dadas  en  el  asunto ,  con  la  calidad  de 
por  ahora  ,  y  mientras  no  ocurre  ptro  medio  ú  arbi- 
trio seguro  de  diversa  clase  y  naturaleza  :  que  se  re- 
parta á  razón  de  quinientos  pesos  sobre  los  Arzobis- 
pados y  Obispados  que  se  tienen  por  mas  pingües, 
como  son  los  de  México  ,  Lima ,  Charcas  y  Santa 
Fé ,  Puebla  de  los  Angeles ,  Mechoacan ,  Guadala- 
xara  ,  Cuzco  ,  Arequipa  y  la  Paz  ,  quedando  consi- 
guientemente^in  esta  carga  todos  los  lla»mados  de  caxa, 
y  los  demás  que  no  producen  tan  abundantes  ren- 
tas como  íos  expresados ;  y  finalmente ,  que  la  exac- 
ción empiece  á  tener  efecto  conforme  vayan  entran- 
do nuevos  Prelados  en  aquellas  Iglesias ,  por  vacante 
de  los  que  actualmente  las  ocupan  ,  y  que  se  apli- 


334     ^U     Continuación  y  suplemento 
que  dicha  consignación  al  sostenimiento  del  mencio- 
nado Monte  pío  militar  de  España  é  Indias.  Real  re- 

solución  de  3  de  Julio  de '• l794- 

MUSELINAS.  Don  Carlos ,  por  la  gracia  de 
Dios  ,  &c.  Sabed.  Que  por  mi  real  Pragmática  de  24 
de  Junio  de  1770  vine  en  prohibir  la  entrada  de  mu-  / 
selinas  en  estos  mis  Reynos ,  con  varias  prevencio-*  ^ 
nes  para  la  perfecta  observancia  de  dicha  prohibi- 
ción ;  y  por  lo  tocante  á  las  que  estubiesen  reducías 
á  mantillas  ií  otros  usos  particulares ,  concedí  el  tér- 
mino de  dos  años  ,  contados  desde  el  dia  de  la  publi- 
cación ,  que  fue  en  4  del  siguiente  mes  de  Julio  del 
propio  año ,  para  >el  consumo  de  las  que  estubiesen 
ya  en  uso  particular:  en  cuyo  estado,  y  cumplido 
dicho  término ,  por  mi  real  orden  de  8  de  Julio  del 
año  próximo  pasado ,  en  conseqüencia  de  haber  apro- 
bado Yo  se  hiciese  saber  al  público  que  estaba  ya 
cumplido  el  plazo  para  el  consumo  y  gastos  de  las 
muselinas  ,  previne  que  mi  real  voluntad  era  que  el( 
Consejo  pleno  discurriese ,  y  me  propusiese  el  me- 
dio y  modo  de  que  convenia  usar ,  no  solo  en  Ma- 
drid ,  sino  en  todo  el  Reyno  ,  para  obligar  á  la  ob- 
servancia de  lo  que  previene  en  esta  parte  la  citada 
real  Pragmática  ,  excusando  á  mis  vasallos ,  especial- 
mente á  los  pobres ,  el  perjuicio  posible ;  y  que  se  . 
suspendiese  toda  coacción ,  mientras  que  informado 
Yo  de  lo  que  me  consultase  el  Consejo  ,  resolviese  lo 
que  me  pareciese  oportuno;  en  inteligencia  deque 
mi  real  ánimo  era  que  se  zelase  y  ooservase  la  prohi- 
bición de  la  entrada  en  el  Reyno  de  este  género  ,  y 
de  otros  de  algodón ,  y  la  de  su  venta  por  los  merca- 
deres,  como  ya  tenia  resuelto.  Y  habiéndose  publi- 
cado en  9  del  mismo  mes  mi  expresada  real  orden, 
con  vista  de  lo  expuesto  por  mis  tres  fiscales ,  me 
consulto  el  Consejo  pleno  en  31  de  Agosto'  del  mis- 
mo año  lo  que  se  le  ofrecia  en  el  asunto ;  y  por  mi , 
resolución  á  la  citada  consulta  ,  que  fue  publicada  en 
el  Consejo  pleno  de  4  del  corriente,  y  mandada 


al  Prontuario  de  Aguirre.  MU  335 
cumplir ,  se  acordó  expedir  esta  mi  Cédula.  Por  la 
qual,  para  que  se  verifiquen  las  benignidades  con  que 
quise  atenfer  á  mis  vasallos ,  especialmente  á  los  po- 
bres, en  la  citada  mi  real  orden  de  8  de  Julio  del 
año  pasado  ,  prorogo  á  su  favor  por  dos  años  mas  el 
término  concedido  para  el  uso  de  las  muselinas ,  á  fin 

^  de  que  puedan  ,  dentro  de  él ,  gastar  las  que  compra- 
ron en  tiempo  hábil ,  quedando  en  toda  su  fuerza  la 
p^hibicion  de  su  entrada  y  venta ,  contenida  en  las 
Pragmáticas;  y  quiero  y  mando  que  mi  Consejo 
haga  entender  esta  mi  disposición  al  público  por 
edictos ,  dentro  y  fuera  de  la  Corte  ,  con  expresión 
de  que  logrará  muchas  utilidades  ,  si  en  lugar  de  las 
mantillas  de  muselina ,  usare  de  otros  géneros  del 
País  de  coste  moderado  ;  y  de  que  para  que  se  apli- 
quen los  fabricantes  desde  luego  á  esta  manufactura, 
he  concedido  por  quatro  años  libertad  de  alcabalas 
y  cientos  en  las  ventas  de  las  mantillas  fabricadas 
con  telas  y  efectos  de  estos  mis  Reynos.  Y  para  que 
•todo  lo  referido  tenga  el  mas  pronto  y  puntual  cum- 
plimiento ,  según  lo  que  dexo  ordenado ,  mando  á 
t  todos  los  Jueces  y  Justicias  de  estos  mis  Reynos  vean 
el  contenido  de  esta  mi  Cédula ,  y  la  guarden  ,  cum- 
plan y  executen  ,  hagan  guardar,  cumplir  y  execu- 
tar  en  todo  y  por  todo ,  según  y  como  en  ella  se  or- 
dena y  manda ,  sin  disminución  alguna ,  baxo  de 
qualquier  pretexto  o  causa  ,  danáb  para  ello  las  pro- 
videncias que  se  requieran,  sin  que  sea  necesario  otra 
declaración  algunl  mas  que  esta  ,  que  ha  de  tener  si* 
puntual  observancia  desde  el  dia  que  se  publique  en 
Madrid  ,  y  en  las  Ciudades  ,  Villas  y  Lugares  de  es- 
tos mis  Reynos,  haciéndose  dicha  publicación  por 
edicto .,  y  poniéndose  testimonio  de  haberse  fixado, 
por  conveni?  todo  lo  referido  á  mi  real  servifcio, 
bien  y  utflidad^de  la  causa  pública  de  estos  mis  Rey- 

j  nps,  y  á  la  puntual  execucion  de  mis  ordenes,  que 

'así  es  mi  voluntad  :  y  que  al  traslado  impreso  de  esta 
mi  Cédula,  &c.  Dada  en  el  Pardo  á  20  de  Febrero  de  1773. 


33,6     QB     Continuación  y  suplemento 


o 


o, 


'BISPOS.  Véase  Arzobispos. 
OFICIALES.  En  vista  de  lo  expuesto  por  el 
Teniente  General  Don  Juan  Manuel  de  Caxigal, 
quexandose  de  la  ofensa  que  cree  habérsele  hecho 
por  el  Auditor  de  Guerra  de  la  Plaza  de  Madrid^,  y 
el  Abogado  Don  Manuel  Clemente  en  un  pleito  que 
sobre  pago  de  maravedises  le  promovió  Don  Diego 
Paniagua ,  fue  de  parecer  el  Consejo  ,  en  consulta 
de  7  de  Febrero  de  99  ,  que  la  distinción  que  pro- 
pone el  Auditor  de  Castilla  la  Nueva  para  disculpar 
el  hecho  de  haber  mandado  que  el  Teniente  General 
Don  Juan  Manuel  de  Caxigal  reconociese  un  Vale  < 

ante  Escribano  ,  sin  que  precediese  la  orden  del  Ge- 
neral, ni  es  conforme  a  la  letra,  ni  al  espíritu  delart.i-. 
tit.  4.  trat.  8.  de  las  Ordenanzas  generales ,  que  debe 
manifestárselo  así,  y  que  en  su  conseqüencia  conven- 
drá se  declare  por  punto  general,  que  siempre  que  los 
Auditores  y  Asesores  de  Guerra  puedan  cometer  las  < 
declaraciones  á  Escribanos  ,  en  conformidad  de  lo 
resuelto  en  18  de  Diciembre  de  1787  ,  haya  de  pre- 
ceder la  orden  del  Capitán  General  ó  Gefe  de  la  Ju- 
risdicción militar  ,  para  que  declaren  los  Oficiales  y 
demás  dependiente=,  de  su  Jurisdicción ,  como  está 
prevenido  en  el  art.  1.  tit.  4.  trat.  8.  de  las  Ordenan- 
zas generales. 

El  Rey  se  sirvió  resolver  en  18  del  propio  mes, 
como  parece ,  y  así  lo  he  mandado  ,  y  se  publicó  en 
dos  Salas  en  20  de  Febrero  de l799- 

OFICIALES.  Véase  Causa  contra  Oficiales. 

OPERA.  Para  el  mejor  orden  y  'policía  de  la 
Opera  se  dio  un  Reglamento  quei5  coráprehende 
treinta  y  quatro  capítulos ,  que  incluye  el  AranceJ, 
y  se  halla  aprobado  por  S.  M.  y  comunicado  á  la 
Sala  de  Alcaldes  para  su  publicación.  Por  real  orden 


al  Prontuario  de  Agairre.     OF    337 

de  19  de  Diciembre  de 1786. 

OPOSICIÓN  d  Prebendas.  El  Rey.  Con  motivo 
de  haberse  v*isto  en  mi  Consejo  de  la  Cámara  de  las 
Indias  los  autos  del  concurso  á  la  Canongía  Peniten- 
ciaria de  la  insigne  y  real  Iglesia  Colegiata  de  nuestra 
Señora  de  Guadalupe ,  extramuros  de  la  Ciudad  de 

l  México  ,  que  remitid  mi  Virey  de  las  Provincias  de 
la  Nueva-España  Don  Miguel  Josef  de  Azanza ,  con 
car^de  27  de  Agosto  de  1798  ,  y  notadose  la  falta 
de  la  fe  de  fallecimiento ,  principio  de  proceder  en 
ellos  ,  como  las  de  bautismo  de  los  opositores  ,  y  en 
razón  de  lo  qual  tuve  á  bien  oír  á  mi  Fiscal :  he  re- 
suelto ,  entre  otras  cosas ,  á  consulta  de  15  de  Marzo 
de  este  año  ,  que  en  las  vacantes  de  prebendas  de  Ofi- 
cio que  ocurran  en  adelante  ,  se  acompañen  con  sus 
respectivos  autos  las  expresadas  fees ,  para  formar  el 
debido  juicio  ,  así  del  tiempo  de  la  vacante ,  como  el 
de  la  edad  de  los  opositores ,  por  estar  prefixada, 
como  en  la  de  que  se  trata ,  la  que  deba  tener  el  agra- 
ciado por  el  Santo  Concilio  de  Trento  ,  y  explica  el 
capítulo  8.  de  la  sesión  24.  En  su  conseqüencia  ruego 

*y  encargo  á  los  Cabildos  de  las  Santas  Iglesias ,  así 
Metropolitanas  como  Catedrales  de  mis  Reynos  de 
las  Indias  é  Islas  Filipinas ,  cuiden  en  adelante  de 
que  con  los  expresados  autos  se  acompañe  la  fe  del 
fallecimiento  del  sugeto  que  causare  la  vacante ,  y 
las  de  bautismo  de  los  opositores :  jJbr  ser  así  mi  vo- 
luntad. Fecha  en' *799* 

ORAN  /  MazMquwir.  Se  determinó  su  aban- 
dono por  real  Cédula  de  4  de  Enero  de 1792. 


Tomo  I V.  Vv 


338    OR    Continuación  y  suplemento 


JL  ALABRAS  escandalosas  y  obscenas  9y  acciones  in- 
decentes. Se  prohiben  ,  baxo  la  pena  á  los  contraven-     * 
tores  de  que  se  les  destinará  á  las  obras  públicas  por/' 
quince  dias  ,  y  si  fueren  mugeres  por  igual  tiempo  á 
San  Fernando ,  cuyas  penas  se  agravaran  en  ca#;  de 

reincidencia.  Por  Bando  de  4  de  Mayo  de l79^ 

PANOS.  El  Rey.  Uno  de  los  objetos  á  que  se  di- 
rigió la  providencia  de  dar  nueva  forma  á  la  asocia- 
ción ó  Compañía  de  los  Cinco  Gremios  mayores  de 
Madrid,  y  á  su  Diputación  y  Junta  de  gobierno  en 
los  términos  que  de  mi  orden, con  fecha  de  2  de  Agos- 
to próximo  pasado  ,  avisó  á  mi  Junta  general  de  Co-  ' 
mercio  y  Moneda  Don  Pedro  de  Lerena  ,  mi  Secre- 
tario de  Estado  y  del  Despacho  Universal  de  Ha- 
cienda ,  fue  para  que  se  encargasen  de  la  dirección  de 
algunas  Fábricas  ,  las  restableciesen  y  fbmentasefi, 
empleando  así  el  zelo  que  siempre  han  manifestado 
por  mi  real  servicio  y  beneficio  de  la  nación  :  y  en* 
conseqüencia ,  estando  informado  de  que  por  la  cor- 
tedad de  fondos  de  la  Compañía  de  Santa  Bárbara  y 
San  Carlos ,  que  tenia  á  su  cargo  las  Fábricas  de  Pa- 
ños de  la  Villa  de  Ezcaray ,  no  podía  darlas  el  fo- 
mento de  que  sorV  susceptibles ,  y  á  que  convidan  las 
singulares  proporciones  de  su  situación ,  vine  en  ad- 
mitir la  oferta  que  mellizo  la1  Diputación  de  los 
Gremios  de  tomarlas  por  su  cuenta  por  tiempo  de 
veinte  años  ,  nombrando  especialmente  con  todas  las 
facultades  necesarias  á  Don  Juan  Francisco  de  los 
Heros  ,  mi  Fiscal  en  la  citada  Junta  general ,  por  lo 
tocante  á  comercio  y  dependencias  te  extrangeros, 
para  que  representando  mi  real  pegona' y  derechos 
en  este  contrato  ,  le  ajustase ,  concluyese  y  forma-  # 
lizase  ,  pasando  inmediatamente  á  la  Villa  de  Ezca- 
ray para  autorizar  las  expresadas  entregas  en  cali- 


al  Vroníuario  de  Agnirre.    PA      339 
dad  de  Juez  privativo,  con  inhibición  del  Juzgado  de 
aquel  territc^io  ,  y  otro  qualquier  Tribunal  en  todo 
lo  perteneciente  á  la  comisión  ,  y  á  lo  que  con  ella 
.  puede  tener  referencia  o  conexión ,  baxo  las  reglas 
prevenidas  en  el  real  Decreto  de  12  del  propio  mes 
\  de  Agosto,  que  tuve  á  bien  expedir  al  mismo  D.  Pe- 
ndro de  Lerena  ,  y  de  que  este  remitid  á  la  expresada 
mi  Tunta  general  de  Comercio  y  Moneda  con  otra 
drde^  mia  de  igual  fecha  la  copia  siguiente. 

Real  decreto.  Enterada  mi  real  persona  por 
los  recursos  de  la  Compañía  de  Comercio  y  Fábricas 
de  Paños  de  la  Villa  de  Ezcaray  ,  y  otros  medios  de 
mi  real  confianza  del  verdadero  estado  y  sensible 
d  cadencia  en  que  se  hallan,  no  obstante  la  aprecia- 
ble  natural  disposición  del  País  para  su  subsistencia 
y  progresos ,  y  de  la  imposibilidad  de  restablecerse, 
fomentarse  en  beneficio  del  Estado  y  de  la  industria 
que  en  varias  ocasiones  me  ha  representado  aquel 
Cuerpo  ,  por  la  cortedad  de  sus  fondos ,  y  las  graves 
desavenencias  pendientes  entre  sus  interesados ,  con 
Jas  quales  no  pueden  ser  compatibles  la  justa  conser- 
vación y  verdadero  fomento  de  aquellas  importan- 
tes Fábricas :  deseando  promoverlas  eficazmente  en 
general  beneficio  de  estos  mis  Rey  nos ,  y  los  de 
indias ,  con  el  cuidado  ,  vigilancia  y  protección  que 
generalmente  me  deben ,  y  atender  al  mismo  tiempo 
á  los  deseos  y  verdadero  interés  de  la  Compañía  ,  y 
sus  interesados ;  he  venido  en  resolver  que  la  misma 
Compañía  disponga  orevemente  la  entrega  formal  en 
venta  de  las  expresadas  reales  Fábricas  de  su  cargo  á 
mi  real  Hacienda  ,  y  que  esta  las  reciba  en  propiedad 
por  su  justa  tasación  ,  uno  y  otro  con  las  prevencio- 


nes siguientes. 


I.  Que  inmediatamente  que  la  real  Compañía  de 
Comercio  yT^ricas  de  la  Villa  de  Ezcaray  se  en- 
t?i\í  de  esta  mi  real  resolución  ,  confiera  poder  bas- 
tante á  la  persona  d  personas  correspondientes ,  quo 
concurriendo  con  la  que  por  mí  se  nombre  en  repre- 

VV2 


34°     PA     Continuación  y  suplemento 
sentacion  de  mi  real  Hacienda,  intervenga  y  forma- 
lice todos  los  actos  necesarios  para  su  puntual  cum- 
plimiento. 

m  II.  Que  por  ambas  partes  se  proceda  al  inventa- 
rio y  tasación  general ,  que  es  mi  voluntad  se  haga 
de  dichas  reales  Fábricas,  y  todas  sus  pertenencias  y 
que  se  hallen  en  estado  útil ,  capaz  de  valor  y  esti-' 
macion  ,  conforme  á  su  naturaleza  y  destino  ,  nom- 
brando á  este  fin  los  Maestros  d  inteligentes ,  ^-ter- 
cero en  discordia  que  tengan  por  convenientes ;  de 
forma  ,  que  verificado  el  inventario  ,  tasación  y  en- 
trega total  de  las  Fábricas  á  la  parte  de  mi  real  Ha- 
cienda ,  no  pueda  en  tiempo  alguno  quedar  á  la  Com- 
pañía la  mas  mínima  acción  ni  repetición. 

III.  Que  en  la  tasación  y  abalúo  general  se  com- 
prehendan  todas  las  especies  de  bienes  titiles  perte- 
necientes á  las  tres  clases  de  capitales  que  constitu- 
yen el  fondo  total  de  aquellas  Fábricas :  i?  La  Casa- 
rábrica  principal  ,  con  todos  sus  edificios ,  casa-b^i- 
tan  ,  percha  menor ,  percha  mayor  ,  muro  subterrá- 
neo ,  batan  de  arriba  ,  con  sus  agregaciones ,  cercado, 
solar  ,  casa  vieja  ,  suelos  de  fábrica  ,  y  demás.  2?  To- 
dos los  muebles  ,  instrumentos ,  máquinas  y  utensi- 
lios de  varias  clases  y  materias ,  como  son  sacos, 
mantos  ,  redes ,  cordelages  ,  peines ,  astillas ,  prensas, 
tixeras  ,  calderas ,  telares ,  tornos  y  otras  especies. 
3?  Todas  las  clases  de  lanas ,  hilazas  y  obrages  de  pa- 
ños batanados ,  tundidos  y  acabados  o  enfundados; 
como  también  bayetones  y  demás  géneros  de  manu- 
facturas ,  ingredientes  y  colorantes ,  los  quales ,  con 
todos  los  que  se  encuentren  pertenecientes  y  titiles  á 
las  expresadas  Fábricas ,  han  de  quedar  ,  desde  su  re- 
gulación y  entrega ,  de  cuenta  y  á  disposición  de  la 
regí  Hacienda.  $ 

iy.  Que  si  la  Compañía  quisiera  verificar  t>or  sí 
los  géneros  manufacturados  existentes  en  aquellas 
reales  Fábricas ,  pueda ,  con  intervención  del  comi- 
sionado por  S.  M.  separar  y  entregarse  antes  de  la 


al  Prontuario  de  Agwrre*      PA      341 
tasación  en  todos  los  que  se  hallen  enteramente  con- 
cluido^, y  en  disposición  de  extraerse  á  comercio. 

V.  Que  por  evitar  toda  dilación  y  perjuicio  se 
entreguen  sucesivamente  las  Fábricas  y  todas  sus 
pertenencias  á  la  persona  nombrada  por  mi  real  Ha- 
cienda ,  conforme  se  vayan  inventariando  ,  y  tasando 
de  conformidad  ,  á  cuyo  fin  deberán  uniformarse  en 
el  mismo  acto  por  el  medio  ordinario  todas  las  dife- 

^rendas  y  dudas  que  ocurran  con  la  buena  fe  y  armo- 
nía que  corresponde. 

VI.  Que  siendo  mi  real  ánimo  restablecer  y  au- 
mentar las  expresadas  Fábricas  en  beneficio  del  Esta- 
do ,  proporcionando  á  la  Compañía  y  sus  interesa- 
dos todo  el  alivio  á  que  justamente  conspiran  en  su 
lenta  ,  débil  y  estéril  continuación  ,  formalizada  que 
sea  la  tasación  ,  entrega  y  posesión  á  mi  real  Hacien- 
da ,  quiero  que  por  esta  se  imponga  y  consigne  en 
mi  Renta  d<el  Tabaco  á  favor  de  la  Compañía  el 
importe  líquido  de  todas  las  Fábricas  sin  la  me- 
nor rebaja ,  con  calidad  de  por  ahora  ,  y  en  el  ín- 
terin que  (terminadas  las  causas  y  diferencias  pen- 
dientes entre  todos  los  interesados  por  los  medios  or- 
dinarios y  extraordinarios  que  á  bien  tenga  en  reso- 
lución del  recurso  hecho  por  la  Compañía  á  mi  real 
persona  en  11  de  Junio  de  1784)  se  liquida  el  capi- 
tal que  á  cada  uno  corresponda  ,  y  deba  entregarse. 

VIL  Que  terminado  este  contrato  d  negocio  en 
todas  sus  partea  ,  con  la  buena  fé  ,  justificación  y  pru- 
dencia que  por  su  naturaleza  y  circunstancias  corres- 
ponde y  espero  ,  tratándose  todos  los  incidentes  por 
persona  de  mi  real  confianza  ,  con  la  mayor  dulzura, 
actividad  y  zelo  se  extinga  y  tenga  enteramente  por 
extinguí^  y  disuelta  la  citada  real  Compañía  de  Co- 
mercio establecida  baxo  mi  real  protección  en  la  Vi- 
a  de  Jbzc^ray ,  con  la  denominación  de  Santa  Bár- 
ara  y  San  Carlos  por  mi  real  Cédula  de  7  de  No- 
viembre de  1773  ,  para  el  fomento  de  la  Fábrica  de 
Paños  de  ella ;  declarando  para  en  aquel  caso  ,  como 


•  •    ba 


34-  PA  Continuación  y.  suplemento 
desde  ahora  declaro  ,  por  nula  y  de  ningún  valor ,  y 
efecto  la  citada  real  Cédula  t  con  todos  los  veinte  y 
un  capítulos  insertos  en  su  formación  y  reglamento. 
Tendreislo  entendido  ,  y  daréis  las  ordenes  para  su 
cumplimiento.  Señalado  de  la  P.eai  mano  de  S.  M.  en 

San  Ildefonso  a  12  de  Agosto  de. J7$S*    / 

z=  Don  Pedro  de  Lerena  =  Es  copia  del  Decreto  que  ' 

el  Rey  se  ha  servido  expedirme  en  este  dia=Lerena. 

Con  arreglo  á  estas  disposiciones  ,  el  mencionado^' 
Don  Juan  Francisco  de  los  Heros  ,  en  mi  real  nom- 
bre ,  y  Don  Josef  Pérez  Roldan  y  Don  Francisco 
Antonio  Pérez  y  como  Diputados  de  los  Cinco  Gre- 
mios mayores  de  Madrid  ,  trataron  y  acordaron  la 
contrata  en  que  estos  se  han  de  entregar  y  encargar 
del  fomento  de  las  reales  Fábricas  de  Ezcaray  por 
tiempo  de  veinte  años  ,  y  habiendo  merecido  mi 
real  aprobación  ,  hice  pasar  a  mi  Junta  general  de 
Comercio  y  Moneda  una  copia  de  ella  del  tenor  si- 
guiente. . 


'■> 


al  Prontuario  de  Aguirre.    PA    343 

Contrata  celebrada  entre  la  real  Hacienda  ,  y  los 
Cinco  Gremios  mayores  de  Madrid  para  la  venta  y 
traspaso  de  las  reales  Fábricas  de  Paños  de  la  Vi- 
lla de  Ezcaray ,  que  por  tiempo  de  veinte  años  se  ha 
servido  S.  M.  resolver  en  favor,  de  aquellas 
Comunidades. 

%  I.  fr  Siendo  del  real  agrado  que  el  traspaso  de  las 
"  reales  Fábricas  de  Ezcaray  se  haga  directamente 
"por  S.  M.  la  Diputación  sin  que  esta  se  mezcle  en 
9>  manera  alguna  £n  los  derechos  y  pretensiones  de 
"los  Accionistas  y  acreedores  de  la  Ccmpañia,  para 
"que  así  se  verifique  en  términos  de  recíproca  jus- 
tificación y  conveniencia ,  se  nombrarán  peritos  d 
^inteligentes  por  ambas  partes  para  la  tasa  general 
"  de  las  Fábricas  ,  y  todas  sus  pertenencias. 

II.  "Que  en  esta  tasación  se  comprehenderán  por 
"inventario  formal  la  principal  Casa- Fábrica  con  to- 
sidos sus  edificios,  los  muebles,  máquinas,  instru- 
"mentos  y  utensilios  de  varias  clases  y  materias, 
"como  telares,  prensas,  tornos  y  calderas ,  y  final- 
emente  las  lanas,  hilazas  ,  ingredientes  y  colorantes, 
"con  todos  los  demás  géneros  y  pertrechos  que  se 
"hallen  pertenecientes  á  las  Fábricas  en  estado  títil, 
"  capaz  de  valor  y  estimación. 

III.  "Que  para  evitar  tofla  dilación  y  perjui- 
cio, se  entregarán  á  la  Diputación  en  el  acto  mis- 
"mo  en  que  ¿?  M.  los  reciba  de  la  Compañía,  según 
"se  vayan  tasando  de  conformidad,  á  cuyo  ñn  de- 
"berán  uniformarse  por  el  medio  ordinario  de  un 
"tercero  inteligente  todas  las  dudas  y  diferencias 
«que  ocurran ,  con  la  buena  fe  que  corresponde. 

IV.  >j%)ue  s*  ^a  Compañía  quisiere  beneficiar  por 
«sí  loS^geT&ros ¡manufacturados  existentes  en- aque- 

•  billas  Fábricas,  lo  executará  libremente  ,  separando  y 
«entregándose  antes  de  la  tasación  en  todos  los  aca- 
"bados ,  con  arreglo  á  la  prevención  V.  del  real  De- 


344    PA     .Continuación  y  suplemento 
«creto  expedido  para  el  inventario  ,  tasación  y  en- 
«trega  á  S.  M.  por  la  Compañia. 

V.  »Que  conspirando  S.  M.  liberalmentá  al  mas 
«breve  y  ventajoso  restablecimiento  de  aquellas  Fá- 
«bricas ,  verificándose  los  progresos  á  que  se  ofrece 
«la  Diputación  ,.  la  concederá  gratuitamente  por  in- 
ventario formal  de  sus  piezas  y  oficinas  el  uso  li- 
ebre de  todos  los  edificios  actuales  de  dicha  real  Fá- 
«brica,que  como  parte  suya  se  hallen  unidos  o  seV 
aparados,  con  la  obligación  de  conservarse  por  la 

« Diputación  ,  costeando  esta  todas  las  obras  y  repa- 
« ros  que  para  ello  sean  conducentes ,  á  excepción 
»de  los  casos  fortuitos ,  o  de  fuerza  mayor  en  que 
«será  la  reedificación  de  cuenta  de  la  real  Hacienda; 
«y  por  la  misma  se  abonarán  á  la  Diputación  las 
« cantidades  que  de  orden  de  S.  M.  hubiese  suplido 
«con  aquel  motivo,  y  resultaren  de  las  cuentas  que 
«presentase. 

VI.  «Que  si  en  lo  sucesivo  se  estimase  conve- 
«niente  por  S.  M.  y  la  Diputación  transferir  en  pro- 
«piedad  á  los  Cinco  Gremios  los  expresados  edifi- 
«ciosó  Fábricas  materiales  con  todos  sus  agregados, 
«se  executará  por  el  mismo  valor  que  arroje  h 
«tasación  próxima,  y  S.  M.  hubiese  abonado  á  la 
«Compañia  de  Ezcaray  en  su  venta. 

VIL  «Que  si  vencido  el  término  de  esta  contra- 
«ta  no  se  conformase  la  Diputación  con  S.  M.  en  la 
«continuación  de  las  expresadas  Fábricas,  se  forma- 
« tizará  el  inventario  ,  tasación  y  entrega  en  el  esta- 
«do  en  que  se  hallen  en  los  mismos  términos  en  que 
«la  Diputación  las  haya  recibido  de  S.  M.  rebajan- 
«dose  o  abonándose  mutuamente  los.  mayores  ó  me* 
«ñores  valores  que  resulten  de  diferencia  en  uno  y 
«otro  tiempo ,  ó  tasado. 

.  VIII.  «Continuará  la  Diputación  poi  éf  Tiempo 
«de  esta  contrata  en  la  preferencia  y  derecho  de 
«tanteo  que  tienen  las  Fábricas  en  todas  las  lanas 
«necesarias  y  convenientes  por  sus  manufacturas. 


\ 


al  Prontuario  de  Aguirre.     PA     345 

IX.  «Que  para  mayor  prosperidad  de  aquel  es- 
tablecimiento ,  todos  los  ingredientes  de  tintes  que 
«para  el  consumo  de  las  Fábricas  de  Ezcaray  se  in- 
troduzcan de  fuera,  y  vengan  de  los  dominios  de 
«Indias  con  aquel  destino ,  serán  libres  de  los  dere- 
«chos  reales  y  municipales  de  los  pueblos  de  transí-* 
«to,así  en  la  salida  de  sus  Provincias  y  Puertos; 
«como  en  la  entrada  en  el  Rey  no  y  Aduanas  inte- 
»9!tores  ,  concediéndose  igual  franquicia  á  las  manu- 
«facturas  de  la  expresada  Fábrica,  que  conforme  at 
«Reglamento  del  libre  comercio  á  los  Puertos  habi- 
«litados  de  América,  se  exportaren  en  navios  na-' 
«cionales. 

X.  «Que  permaneciendo  S,  M.  por  ahora  dueño1 
«en  propiedad  de  las  reales  Fábricas  de  Ezcaray  ,  en 
«lo  material ,  ó  sus  edificios ,  y  con  derecho  al  todo 
«de  ellas,  en  el  mismo  estado  en  que  se  hallen  al 
«vencimiento  del  tiempo  contratado,  colocará  la  Di- 
«putacion  privativamente  en  toda's  sus  manufacturas, 
kpara  que  siempre  conste  su  procedencia,  el  sello  si- 
«guíente :  Real  Fábrica  de  S.  M.  en  Ezcaray  por 
n  cuenta  de  los  Cinco  Gremios  mayores  de  Madrid. 

XI.  «Que  entabladas  las  operaciones  de  la  Fábri- 
»ca  por  la  Diputación ,  gozará  esta  de  una  libertad 
«absoluta  en  la  dirección  de  todos  sus  obrages,  es- 
«tándose  á  las  operaciones  de  lanas^,  sus  mezclas,  dis- 
«posicion  de  telares,  peines  y  demás  mutaciones  que 
«se  tengan  por  precisas  y  convenientes  al  logro  de 
«la  invención  ,  é  imitación  ventajosa  á  que  se  aspira 
«de  las  mejores  manufacturas  de  Paises  extrangeros. 

XII.  «Que  en  todo  es  consiguiente  á  esta  justa 
«libertad  ,  tan  importante  á  la  industria  ,  (promovi- 
«da  en  Francia  por  igual  medio  en  todas  las  Fábri- 
«cas  de  lana  .seda  é  hilo  de  las  generalidades  de 
«León,  icftí'rs 'y  otras  en  los  años  de  1780  y  1781) 
«(jileen  las  Fábricas  se  trabajen  no  solo  las  manu- 
facturas aprobadas  y  arregladas  por  reales  Orde- 
nanzas, como  calificadas  de  útiles,  permanentes  y* 

Tomo  IV.  Xx 


346  ?A  Continuación  y  suplemento 
«aunfixas,si  también  las  arbitrarias,  o  de  Fábrica 
«libre  trabajadas  por  invención,  imitación  o  capri- 
«cho  para  abrir  campo,  y  romper  cadenas  al  inge- 
«nio,  aplicación  y  talento  de  los  Artistas:  pero  como 
«la  confianza  y  buena  fe  pública  exige  justamente 
«al  mismo  tiempo  que  los  paños,  y  demás  manufac- 
turas mayores  y  menores,  trabajadas  ó  fabricadas 
«en  Ezcaray  no  se  confundan,  ó  uniformen  en  sus 
«sellos  y  marcas  con  las  trabajadas  libremente  pOr 
«convinaciones  arbitrarias  ,  para  evitar  los  graves 
«perjuicios  y  quexas  que  necesariamente  se  siguí- 
«rian  déla  confusión  de  ambas  clases  en  sus  cuen- 
«tas  ,  leyes  y  marcas,  se  colocará  por  la  Diputación 
«en  todas  las  manufacturas  fabricadas  libremente,  un. 
«sello  ó  distintivo  que  diga  :  Fábrica  libre  ;  señalan- 
«dose  la  cuenta  arbitraria,  ó  número  de  hilos  en  que 
«se  haya  texido,  para  manifestar  al  público  compra- 
«dor  el  origen,  procedencia  y  particular  circuns- 
«tancia  de  aquellas  manufacturas,  acreditándose  al 
«mismo  tiempo  los  esmeros,  esfuerzos  y  adelanta- 
« miemos  de  la  Diputación. 

XIIL  «Que  estando  en  qualquier  tiempo  sujeta 
«toda  Fábrica  ,  como  debe,  á  los  reconocimientos  y 
«visitas  que  S.  M.  ó  su  primer  Ministro  de  la  real 
«Hacienda  tengan  por  oportunos  >  se  concederá  á  las 
«de  Ezcaray  ,  ínterin  corran  por  cuenta  de  los  Cin- 
«co  Gremios  la  exención  de  las  visitas  de  Veedores, 
«Sobre-Veedores  y  otros  oficios ^  y  que  solo  tenga 
«para  velar  y  zelar  el  arreglo  de  las  maniobras  en 
«todos  sus  ramos  la  persona  ,  d  personas  que  estima- 
vre  por  convenientes  á  la  prosperidad  de  las  Fábri- 
«cas,  y  mejor  cumplimiento  de  las  soberanas  in- 
« tenciones.  ¿  ^ 

XIV.  «Á  este  fin  será  del  cargo  de  los  Cinco 
«Gremios  hacer  texer  paños  superfiríosVf/nos  y  en- 
«trefinos ,  y  bastos  de  todas  suertes  ,  castorcillos,  sar-, 
«gas ,  barraganes  ,  y  otras  telas  angostas ,  procedien- 
«do  en  aquellas  clases  con  cuenta  y  razón  puntual 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PA  347 
"del  número  de  piezas  por  la  escala  mas  convenien- 
te al  fomento  y  competencia  del  comercio  nacio- 
nal con*el  extrangero  ,  dispensándoles  ,  en  quantb 
"sea  posible,  la  piadosa  protección  de  S.  M.  y  la 
w  preferencia  en  términos  hábiles  de  sus  manufac- 
turas. 

XV.  »Tambien  será  del  cargo  de  la  Diputación 
"en  justo  reconocimiento  de  las  liberalidades  dé 
^S.  M.  y  en  beneficio  de  las  mismas  Fábricas1,  pró- 
" mover  el  adelantamiento  y  perfección  en  todos  los 
^oficios  respectivos  á  las  de  Ezcaray ,  ya  mantenierí- 
"do  en  el  aprendizage  de  cada  maestría  de  cardar, 
"texer,  perchar,  tundir  y  otras  algún  numero  de 
"jóvenes  pobres  nacionales ;  ya  dispensando  liberal- 
"  mente  las  pensiones  que  le  sean  posibles  al  fabri- 
cante nacional  o  extrangero  que  verifique  la  ense- 
"ñanza  perfecta  de  algunos  discípulos ;  ya  surtiendo 
"á  estos  graciosamente  de  los  utensilios  precisos  para 
"Colocarse  en  sus  oficios;  ó  ya  finalmente  auxilián- 
doles por  la  anticipación  délo  necesario ,  de  for- 
mina que  no  puedan  maniobrar,  ó  manufacturar  por 
"sí,  y  á  beneficio  de  las  mismas  Fábricas ,  propor- 
cionando en  lo  posible  la  multiplicación  de  buenos 
"operarios  y  artistas. 

XVI.  "Que  la  Diputación  dispondrá  libremen- 
te de  todos  los  Directores,  Administradores,  Guar- 
w  da-Almacenes  y  demás  depenSientes  y  operarios, 
"separando  y  subrogando  otros  Maestros  hábiles  y 
" laboriosos ,  y  haciéndoles  venir  siempre  que  cori- 
"  venga  de  los  Países  extrangeros  baxo  competentes 
"dotaciones,  con  noticia  y  auxilio  de  S.  M.  y  del 
"Ministro. 

XVII.  "Dependiendo  considerablemente  la  pros'- 
"peridad  de  las  Fábricas  de  la  mas  acertada  corívi- 
wnacioiffie^s  disposiciones ,  y  de  un  breve  y  exác- 
»>fo  conocimiento  y  decisión  con  amor  á  ellas  de  to* 
"das  sus  incidencias ,  dudas  y  pretensiones ,  sin  las 

"molestias  que  continuamente  ocasionarían  áS.  M. 

XX2 


348  PA  Continuación  y  suplemento 
"los  recursos  á  sus  R.  P. ,  ni  las  dilaciones  indispen- 
sables que  por  su  constitución  ocasionan  forzosa- 
emente  los  trámites  y  formalidades  de  lc&  Tribuna- 
les colegiados;  deseando  S.  M.  en  esta  parte  con- 
ceder á  la  Diputación  un  auxilio  d  recurso  mas 
"  asequible,  inmediato ,  breve  y  útil  á  las  mismas 
9> Fábricas  y  al  Estado,  nombrará  un  Juez  conserva-  f 
"dor  y  protector  de  las  de  los  Cinco  Gremios ,  que 
"en  calidad  de  tal  conozca  inmediatamente  en  x£s- 
"dos  los  negocios  económicos  y  gubernativos ,  res- 
pectivos á  la  conservación  de  las  mismas ,  con  de- 
pendencia y  subordinación  inmediata  al  Ministro 
»de  Estado  de  la  real  Hacienda ,  y  en  lo  contencio- 
so ,  con  las  apelaciones  al  Tribunal  que  correspon- 
da, según  su  naturaleza,  conspirando  en  uno  y 
»otro  caso  solo  al  verdadero  cumplimiento  y  me- 
"jor  observancia  de  lo  mandado  por  S.  M.  en  bene- 
»ficio  y  fomento  de  las  mismas  Fábricas. 

XVIII.  "Inmediatamente  que  se  verifique  la  en- 
"trega  y  posesión  á  la  Diputación  de  dichas  reales  ( 
"Fábricas  de  Ezcaray,  se  acordará  y  verificará  el 
»pago  á  la  real  Hacienda  de  todos  los  enseres  y  per-      * 
"tenencias  de  aquellas ,  á  excepción  de  los  edificios 
"de  ellas  en  la  forma  que  queda  prevenido. 

XIX.  "Últimamente,  siendo  el  ánimo  de  S  M. 
"en 'la  presente  contrata,  y  en  el  restablecimiento 
"que  por  este  medi'o  se  intenta  de  las  reales  Fábri- 
cas de  Ezcaray,  prestar  á  todas  las  del  Rey  no  el 
"fomento  y  calor  propio  de  su  imponderable  amor 
"y  liberalidad  en  beneficio  de  sus  amados  vasallos, 
^siempre  que  por  la  real  Hacienda  se  pidan  de  las  re- 
feridas Fábricas  algunos  operarios  nacionales  ó  ex- 
"trangeros  de  singular  mérito,  y  mandar  pasar  á  re- 
» conocer  ,  reformar  ó  establecer  otras  fabricas  del 
"Rey no  ,  se  facilitarán  jnmediatamentc.'pcu^a  Dipu- 
tación sin  reparo  alguno ,  contribuyendo  en  esier  , 
"  caso  ,  como  en  todos  ,  al  logro  feliz  de  las  piadosas 
"intenciones  de  S.M,  y  sabias  ideas  del  Ministerio." 


. 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PA  349 
Y  habiendo  sobre  todo  lo  expuesto  tenido  va- 
rias confidencias  en  las  Juntas  celebradas  con  la  Di- 
putación por  Don  Juan  Francisco  de  los  Heros ,  del 
Consejo  de  S.M. ,  y  su  Fiscal  por  lo  tocante  á  comer- 
cio y  dependencias  de  extrangeros ,  comisionado  y 
habilitado  á  este  fin  con  todas  las  facultades  necesarias 
para  tratar  ,  ajusfar  y  concluir  á  nombre  de  S.  M.  esta 
contrata  o  convenio  ,  nos  hemos  conformado  mutua- 
líente  en  todo  lo  que  aquí  se  contiene  así  el  expre- 
sado Don  Juan  Francisco  de  los  Heros ,  á  nombre 
de  S.  M. ,  como  los  infraescritos  actuales  Diputados 
Directores  de  los  Cinco  Gremios  mayores  en  su  re- 
presentación :  y  para  que  siempre  conste ,  aceptando 
-y  ratificando  mutuamente  la  expresada  contrata  en 
todas  sus  partes ,  y  obligándonos  recíprocamente  con 
todas  las  formalidades  en  derecho  necesarias  que  da- 
mos por  insertas ,  lo  firmamos  á  nombre  de  S.  M.  y 
de  los  expresados  Cinco  Gremios  mayores  de  Ma- 
drid á  18  de  Agosto  de  1785.=  Juan  Francisco  An- 
tonio de  los  Heros  =  Josef  Pérez  Roldan.  =  Fran- 
cisco Antonio  Pérez.  =  El  Rey  se  ha  servido  apro- 
bar esta  contrata  baxo  las  condiciones  que  en  ella 
se  explican.  San  Ildefonso  25  de  Agosto  de  1785. 
Pedro  de  Lerena.  =  Es  copia  de  la  original  que  que- 
da en  la  Secretaría  del  despacho  de  Hacienda  de  mi 

cargo.  San  Ildefonso  25  de  Agosto  de J7$$' 

st  Lerena. 

Y  publicada  en  la  mencionada  mi  Junta  general 
de  Comercio  y  Moneda  esta  contrata  ,  y  la  real  or- 
den de  dicho  dia  25  de  Agosto  que  la  acompaño ,  con 
vista  de  mi  real  Decreto  inserto  de  12  del  mismo, 
y  oido  mi  Fiscal,  se  acordó  su  cumplimiento,  y  que 
en  su  consecuencia  se  despachase  la  real  Cédula  que 
corresponde:  por  tanto  para  su  puntual  debida  ob- 
serva nclí?ííe>  tenido  á  bien  expedir  la  presente,  por 
<r¡ qual  mando  á  los  Presidentes  y  Oidores  de  mis 
Consejos  ,  Alcaldes  de  mi  Casa  y  Corte,  Presidentes, 
Regentes  y  Oidores  de  mis  Cnancillerías  y  Audien- 


350      PA     Continuación  y  suplemento 
cias  ,  al  Corregidor  de  Madrid  y  sus  Lugar- Tenien- 
tes que  ahora  son  ,  y  en  adelante  fueren  ;  y  á  los 
Corregidores ,  Asistente  ,  Gobernadores  ,  intenden- 
tes ,  Alcaldes  mayores  y  Ordinarios  de  todas  las  Ciu- 
dades ,  Villas  y  Lugares  de  estos  mis  Reynos  y  Se- 
ñoríos ,  y  á  los  demás  Tribunales,  Jueces  y  Justicias  - 
de  ellos,  á  quienes  lo  contenido  en  esta  mi  real  Ce-     f 
dula ,  y  en  el  Decreto  y  contrato  insertos  en  ella, 
toque  o  tocar  pueda  ,  vean ,  guarden  ,  cumplan  ^ 
executen  sus  disposiciones  por  el  tiempo  de  los  vein- 
te años ,  según  y  en  la  forma  que  se  expresa ;  y  las 
hagan  guardar  y  cumplir  inviolablemente  sin  ir ,  ni 
permitir  que  en  todo  ni  en  parte  se   vaya  contra 
ellas ,  ni  se  contravengan  con  ningún  pretexto,  cau- 
sa, ni  motivo  por  persona  alguna  de  qualquier  es- 
tado y  condición  que  sean  ,  antes  bien  den  y  auxi- 
lien las  providencias  que  para  su  debido  cumpli- 
miento sean  necesarias ,  baxo  la  pena  de  quinientos 
ducados,  y  demás  que  dexo  al  arbitrio  de  mi  Junta 
general  de  Comercio  y  Moneda  ,  que  así  es  mi  vo-  ( 
luntad ;  y  que  de  esta  Cédula  se  tome  razón  en  las 
Contadurías  generales  de  Valores ,  y  distribución  de 
mi  real  Hacienda ,  y  en  las  principales  de  Rentas 
generales  y  provinciales  de  mi  Corte,  y  demás  par- 
tes que  convenga.  Fecha  en  San  Ildefonso  á  n  de 

Septiembre  de l7%fr 

PAPA.  El  Rey.(Por  quanto  habiendo  tenido  la 
infausta  noticia  del  fallecimiento  de  N.  M.  S.  P. 
Pió  VI.  acaecido  en  29  de  Agosto  ultimo  ,  he  resuel- 
to que  se  apliquen  por  su  alma  en  América  los  su- 
fragios acostumbrados ,  y  que  se  hagan  oraciones  pú- 
blicas para  que  el  Altísimo  conceda  á  su  Iglesia  el 
Pontífice  mas  digno  y  conveniente  para  su  conser- 
vación ,  paz  y  aumento  ,  exhortando  á Mos  fieles  á 
que  con  sus  privadas  oraciones  contrib£yaii"á  la  con- 
secución de  tan  importante  fin.  En  real  orden  cíe^  , 
de  Septiembre  próximo  pasado ,  fui  servido  comu- 
nicar á  mi  Consejo  de  las  indias  la  referida  mi  real 


al  Prontuario  de  Aguirre.     PA      3^1 
resolución >  á  fin  deque  providenciase  lo  convenien- 
te á  su  cumplimiento.  Por  tanto  ,  ruego  y  encargo 
á   los  muy   Reverendos   Arzobispos  ,  Reverendos 
Obispos  y   Cabildos  de  las  Iglesias  Metropolitanas 
y  Catedrales  de  mis  Rey  nos  del  Peni,  Nueva  España 
y  Nuevo  Rey  no  de  Granada  ,  Islas  adyacentes  y  de 
^     Filipinas,  y  á  los  Provinciales  de  las  Religiones  exis- 
tentes en  aquellos  mis  dominios ,  dispongan  y  or- 
inen que  en  todas  las  Iglesias  de  sus  respectivas 
Diócesis  y  Provincias  se  celebren  solemnes  exequias; 
y  apliquen  los  sufragios  que  sea  costumbre  por  el 
alma  del  difunto  Pontífice  Pió  VI.;  y  que  al  mismo 
tiempo  dirijan  al  Altísimo  sus  mas  fervorosos  rue- 
gos ,  á  fin  de  que  conceda  á  su  Iglesia  un  sucesor  el 
mas  -digno  para  su  régimen  ,  quietud  ,  conservación 
y  aumento  :  por  ser  así  mi  voluntad.  ............  1799. 

PAPA,  Con  fecha  de  5  de  este  mes  se  comunico 
al  Consejo  y  Cámara  el  Decreto  de  S.  M.  del  tenor 
siguiente : 
•  La  Divina  Providencia  se  ha  servido  llevarse 
ante  si ,  en  29  de  Agosto  último ,  el  alma  de  nuestro 
Santísimo  Padre  Pío  VI.;  y  no  pudiéndose  esperar 
de  las  circunstancias  actuales  de  Europa  ,  y  de  las 
turbulencias  que  la  agitan  ,  que  la  elección  de  un 
sucesor  en  el  Pontificado  se  haga  con  aquella  tran- 
quilidad y  paz  tan  debidas,  ni  acaso  tan  pronto  como 
necesitaría  la  Iglesia  ;  á  fin  desque  entretanto  mis 
vasallos  de  todos  mis  dominios  no  carezcan  de  los 
auxilios  precisos1  de  la  Religión  ,  he  resuelto  que 
hasta  que  Yo  les  dé  á  conocer  el  nuevo  nombra- 
miento de  Papa  ,  los  Arzobispos  y  Obispos  usen  de 
toda  la  plenitud  de  sus  facultades  ,  conforme  á  la  an- 
tigua disciplina  de  la  Iglesia  ,  para  las  dispensas  ma- 
trimoniales^y  demás  que  les  competen  :  que  el  Tri- 
bunal dS^ilPínquisicion  siga  como  hasta  aquí  exer- 
>  #c*£ndo  sus  funciones  ;  y  el  de  la  Rota  sentencie  las 
causas  que  hasta  ahora  le  estaban  cometidas  en  vir- 
tud de  la  comisión  de  los  Papas ,  y  que  yo  quiero  - 


V 

4   -w« 


352  PA  Continuación  y  suplemento 
ahora  que  continué  por  sí ;  en  los  demás  puntos  de 
consagración  de  Obispos  y  Arzobispos  ,  ú  otras  qua- 
lesquiera  mas  graves  que  puedan  ocurrir  l  me  con- 
sultará la  Cámara  quando  se  verifique  alguno  por 
mano  de  mi  primer  Secretario  de  Estado  y  del  Des- 
pacho ,  y  entonces  con  el  parecer  de  las  personas  á 
quienes  tubiere  á  bien  pedirle,  determinare  lo  con-  f 
veniente  ,  siendo  aquel  supremo  Tribunal  el  que  me 
lo  represente  ,  y  á  quien  acudirán  todos  los  Prelada 
de  mis  dominios  hasta  nueva  orden  mía. 

Tendráse  entendido  en  mi  Consejo  y  Cámara ,  y 
expedirá  esta  las  ordenes  correspondientes  á  los  re- 
feridos Prelados  eclesiásticos  para  su  cumplimiento. 
= Señalado  de  la  real  mano  de  S.  M.  =  En  San  Ilde- 
fonso á  5  de  Septiembre  de  ........... , 1799. 

PAPA.  Véase  Santo  Padre. 
PAPEL.  El  Rey.  Por  quanto  mi  Junta  general 
de  comercio  deseando  se  establezca  en  estos  domi- 
nios el  comercio  de  trapos  extrangeros ,  para  que  tan- 
to las  Fábricas  de  papel  del  Principado  de  Cataluña,    ( 
como  las  demás  del  Reyno  estén  bien  abastecidas  de 
este  genero  ,  me  propuso  en  consulta  de  11  de  Julio       * 
de  este  año  ,  en  vista  de  varios  informes  tomados  so- 
bre este  asunto,  y  de  lo  expuesto  por  mi  Fiscal ,  los 
medios  que  considero  conducentes  para  el  logro  de 
este  importante  fin  ,  y  que  los  Fabricantes  de  Cata- 
luña experimenten  a^gun  alivio  en  los  derechos  que 
satisfacen  á  la  entrada  de  los  trapos ,  y   en  la  saca 
del  papel  de  aquel  Principado  ,  que^e  hace  por  mar 
á  otras  Provincias  de  estos  dominios:  Por  resolución 
inia  á  la  citada  consulta  ,  atendiendo  al  beneficio 
que  se  sigue,  y  deseo  de  promover  á  mis  vasallos,  de 
que  se  adelanten  y  aumenten  estas  Fábricas  en  mis 
Rey  nos  ,  y  se  eviten  por  este  medio  ,  en  ^Vianto  fue- 
re posible,  las  introducciones  del  papel qnc^rcen  los 
extrangeros :  he  tenido  por  bien  mandar  ,  como  pW  o 
la  presente  mando ,  que  no  se  cobren  derechos  al- 
gunos en  todas  las  Aduanas  de  estos  mis  Reynos  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.     PA    353 
los  trapos  que  se  introduzcan  de  dominios  extraños 
para  las  Fábricas  de  papel  que  hay  en  ellos ,  ni  tam- 

■r  poco  de  los  que  se  transporten  de  qualesquiera  Puer- 
tos de  España  para  las  mismas  Fábricas;  y  que  en- 
todas  las  Aduanas  de  Cataluña  solo  se  exijan  ocho 
dineros  de  General  y  Guerra  ,  por  el  papel  que  se 
extraiga  para  los  demás  Puertos  de  estos  dominios, 
que  es  la  contribución  á  que  estaba  sujeto  este  gé- 
raro  en  los  Aforadores  y  Ordenanzas  antiguas  de 
aquel  Principado  :  pero  que  el  papel  que  se  saque 
para  fuera  del  Rey  no  contribuirá  con  el  15  por  cien- 
to ,  que  actualmente  paga.  Por  tanto  ,  para  que  tenga 
cumplido  efecto  esta  mi  real  resolución ,  he  mandado 
expedir  la  presente  Cédula  ,  por  la  qual  ordeno  á  los 
Presidentes  y  Oidores  de  mis  Consejos ,  Chancille- 
rías  y  Audiencias ,  Asistente,  Gobernadores ,  Inten- 
dentes ,  Corregidores ,  Alcaldes  mayores  y  ordina- 
rios ,  Jueces  y  Justicias  de  estos  mis  Rey  nos  y  Seño- 
ríos ,  y  á  otros  qualesquiera  Ministros,  Tribunales  y 
personas  á  quienes  lo  contenido  en  esta  Cédula  pue- 
da tocar  en  qualquiera  manera ,  y  especialmente  á 
mi  Gobernador  y  Capitán  General  de  Cataluña  ,  al 
Intendente  ,  Junta  particular  de  comercio  ,  y  otras 
Justicias  de  aquel  Principado  y  demás  del  Reyno, 
que  luego  que  con  ella  ó  su  traslado  signado  de  Es- 
cribano público  fueren  requeridos  ,  guarden  y  cum- 
plan ,  y  hagan  guardar  la  exención  de  derechos  que 
en  la  introducción  de  trapos  ,  y  extracción  de  papel 
concedo  en  beneficio  de  las  Fábricas  del  Reyno,  en 
los  términos  que  en  esta  mi  Cédula  se  expresan, 
sin  que  ninguno  permita  se  vaya  ,  ni  contravenga 
en  todo  o  en  parte  por  persona  alguna  ,.  de  qual- 
quier  estado  6  calidad  que  sea  ,  con  ningún  pretexto, 
causa  o  monvo  que  puedan  deducir  y  alegar,  sino 
qu^ánte?*Bieí\  lo  protejan  y  auxilien  ;  y  que  qual- 

♦  <|Cffera  que  contravenga  en  todo  o  en  parte  á  lo  re- 
ferido ,  incurra  en  la  pena  de  500.  ducados  de  ve- 
llón t  en  que  desde  luego  le  doy  por  incurso ,  y  coa- 
Tomo  IV.  Yy 


354  PO  Continuación  y  suplemento 
deno ,  y  se  le  sacarán  con  execucion  á  disposición 
de  la  Junta  general  de  comercio,  por  la  que  se  pro- 
cederá á  todo  lo  demás  que  haya  lugar  en  derecho, 
que  así  es  mi  voluntad  ;  y  que  de  esta  Cédula  se 
tome  razón  en  las  Contadurías  generales  de  Valores 
y  Distribución  de  mi  real  Hacienda  ,  en  el  término 
de  dos  meses  de  su  fecha  ;  y  no  haciéndolo  ,  quede  f 
nula  esta  gracia,  en  las  Contadurías  principales  de  Ren- 
tas Generales  y  Provinciales  del  Reyno  ,  en  la  4e 
Exército  y  Principado  de  Cataluña  ,  y  demás  partes 
que  convenga.  Fecha  en  San  Lorenzo  á  6  de  No- 
viembre de  . x7^7* 

POLICÍA.  Por  el  capítulo  n.  de  la  real  Cédula 
de  S.  M.  expedida  á  consulta  de  los  Señores  del  Con- 
sejo ,  en  6  de  Octubre  próximo  ,  relativa  á  la  divi- 
sión de  Madrid  en  ocho  Quarteles  ,  se  manda  entre 
otras  cosas :  Que  la  Sala  y  los  Alcaldes  en  sus  res- 
pectivos quarteles  ,  y  el  Corregidor  y  Tenientes  ,  pue- 
dan proceder  en  todas  las  causas  de  Policía  ,  y  cri- 
minales contra  qualesquiera  clase  de  personas  ,  que- 
dando como  quiere  S.  M.  queden  ,  anulados  los  fue- 
ros privilegiados  ,  en  quanto  á  seculares,  y  solo  sub- 
sistentes para  en  los  casos  en  que  cometieren  los  ta- 
les exentos  alguna  falta  d  delito  en  sus  respectivos 
empleos  ú  oficios  ,  con  arreglo  á  lo  pactado  en  las 
condiciones  de  millones  con  el  Reyno  ,  y  lo  que 
pide  el  bien  público  ,  reduciéndose  todas  las  ante- 
riores providencias  á  esta  Cédula  ,  la  qual  se  inserte 
en  el  cuerpo  de  las  leyes  :  y  para  que  tenga  el  de- 
bido cumplimiento  ,  y  no  se  embarace  con  afecta- 
das exenciones  el  curso  de  las  causas  :  manda  la  Sala 
de  Señores  Alcaldes  de  Casa  y  Corte  hacerlo  saber 

al  publico.  Madrid  y  Noviembre  17  de 1768. 

PÓSITOS.  La  reintegración  de  los  fondos  de  los 
Pósitos  ha  sido  siempre  muy  recomendable'  á  hK Su- 
perioridad que  los  ha  gobernado  y  gobierna,  por  cíe-  < 
pender  de  aquella  el  atender  á  los  piadosos  objetos 
de  su  instituto.  En  el  presente  año  es  mas  urgente 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PO  355 
que  nunca  para  disimular  el  vacío  de  la  quinta  parte 
de  que  S.^M.  se  ha  servido  valerse  para  las  urgencias 
de  la  Corona  ;  y  teniendo  el  Consejo  noticias  se- 
guras de  lo  abundante  de  las  cosechas  en  algunas  Pro- 
vincias ,  ha  acordado  que  por  esta  Dirección  gene- 
ral de  Pósitos  se  prevenga  á  los  Subdelegados  del 
Rey  no  encarguen  á  las  Juntas  é  Intervenciones,  que 
sjuxíliadas  de  las  Justicias  procedan  á  la  cobranza  de 
Hh  deudas  de  granos  y  dinero  que  tienen  ;  en  la 
inteligencia  de  que  este  supremo  Tribunal  declara, 
que  aunque  las  obligaciones  se  hallen  con  el  plazo 
de  Santa  María  de  Agosto  ,  el  reintegro  debe  ha- 
cerse al  tiempo  de  la  cosecha ,  y  desde  las  eras, 
quedando  responsables  las  mismas  Justicias  é  In- 
tervenciones de  lo  que  por  su  omisión  dexe  de  co- 
brarse. 

De  orden  del  Consejo  comunico  á  V.  S.  la  pre- 
sente ,  á  fin  de  que  sin  pérdida  de  tiempo  la  circule 
a  las  Juntas  de  los  Pósitos  de  su  Departamento  para 
que  la  cumplan  ,  acreditándolo  en  todo  el  mes  de 
Septiembre  próximo  con  testimonios  que  le  remiti- 
rán, firmados  por  sus  individuos  Escribanos  ó  Fieles 
de  Fechos ,  y  V.  S.  me  los  pasará  para  dar  cuenta  ai 
Consejo  de  su  resultado  ,  y  en  el  ínterin  aviso  del 
recibo^de  esta.  Madrid  y  Julio  de .1799. 

PÓSITOS.  Por  la  via  reservada  de  Hacienda  se 
ha  comunicado  al  Consejo  la  real  orden  del  tenor 
siguiente:  # 

ír  Excelentísimo  Señor  :  consiguiente  á  lo  resuel- 
to por  S.  M.  en  real  Decreto  de  17  de  Marzo  de  este 
año  ,  para  exigir  por  una  vez  de  los  Pósitos  del  Rey- 
no  el  veinte  por  ciento  del  fondo  total  de  granos  y 
dinero  conque  se  hallaban  en  Diciembre  de  1798, 
y  á  fijJ^dgj^Jtar  las  dudas  ,  fraudes  y  perjuicios  que 
podrían  seguirse  á  la  real  Hacienda  ,  sin  utilidad  al- 
*  ¿mía  de  los  mismos  Pósitos ,  de  admitir  Vales  en 
pago  del  importe  de  esta  exacción  ,  con  motivo  de 
lo  prevenido  en  real  Cédula  de  17  de  Julio  último, 

Yy2 


3 5 6  PO  Continuación  y  suplemento 
quiere  S.  M.  que  continúen  los  Pósitos  satisfaciendo 
como  hasta  aquí  sus  respectivos  cupos  en  cunero  efec- 
tivo moneda  sonante  ,  según  está  mandado  por  el  ci- 
tado real  Decreto  é  Instrucción  de  17  de  Marzo ,  no 
obstante  dicha  real  Cédula  ,  respecto  de  consistir  es- 
tos fondos  piíblicos  en  granos  (  que  regularmente  se 
renden  en  pequeñas  partidas  ,  cuyo  valor  no  llega  f 
al  de  un  Vale)  y  en  moneda  efectiva.  Y  de  real  or- 
den lo  participo  á  V.  E.  para  que  haciéndolo  pre- 
sente al  Consejo  ,  disponga  este  se  pase  luego  el  cor- 
respondiente aviso  á  la  Dirección  general  de  Pósitos, 
á  fin  de  que  cuide  de  su  puntual  cumplimiento  por 
parte  de  las  Justicias  y  Juntas  de  ellos  ,  con  la  acti- 
vidad y  ex&ctitud  que  la  está  escargada.  Dios  guarde 
á<  V.  E  muchos  años.  =  San  Ildefonso  30  de  Agosto 
de  i799.=Miguel  Cayetano  Soler.= Señor  Goberna- 
dor del  Consejo  real." 

En  su  cumplimiento  ha  acordado  este  supremo 
Tribunal  que  por  la  Dirección  general  de  mi  cargo  , 
«e  comuniquen  las  órdenes  correspondientes  para  su 
puntual  observancia.  Lo  que  participo  á  V.  S.  á  fin  < 
de  que  sin  pérdida  de  tiempo  disponga  lo  conve- 
niente á  su  puntual  cumplimiento  por  parte  de  las 
Juntas  de  los  Pósitos  reales  y  pios  de  su  Departa- 
mento y  Jurisdicción.  Madrid  6  de  Septiembre  de  .  .  1799. 

PÓSITOS.  En  jeal  orden  de  17  de  Marzo  pró- 
ximo pasado  mandó  S.  M.  que  las  Intervenciones  de 
Pósitos  del  Reyno  entregasen  er\  efectivo  el  pro- 
ducto de  las  quintas  partes  de  sus  granos  á  los  Co- 
misionados de  la  real  Caxa  de  Amortización ;  y  en 
la  de  8  del  presente  mes  se  ha  dignado  resolver ,  que 
entreguen  en  granos  á  los  de  las  reales  Provisiones 
de  Exército  y  Marina  que  se  les  seña^n  los  cupos 
que  no  hayan  satisfecho  aun  ,  ó  lo  «pgjgs  reste  á 
su  complemento.  *  , 

Se  lo  participo  á  Vm.  para  su  gobierno  y  el  'de  « 
los  Comisionados  Subalternos  que  tenga  empleados 
*n  su  percibo  ,  á  fin  de  que  me  avise  Vm.  con  abo- 


ni  Prontuario  de  Aguirre.    PO     357 
no  de  las  entregas  últimas  que  se  le  hicieren  en  efec- 
tivo por  las  citadas  Intervenciones  o  Juntas  de  Po- 
titos de  cada  Pueblo.  Madrid  14  de  Octubre  de  . .  .  1799. 

PÓSITOS.  Por  real  orden  comunicada  al  Con- 
iejo  con  fecha  7  de  este  mes  de  Octubre  ,  se  ha  ser- 
vido el  Rey  aplicar  á  la  manutención  de  las  tropas 

Y  del  Exército  y'  Armada  los  granos  que  los  Pósitos 
Vdeben  entregar  para  completar  la  quinta  parte  que 
previene  el  real  Decreto  de  17  de  Marzo  ríltimo, 
poniéndolos  desde  luego  á  disposición  de  los  Co- 
misionados de  reales  Provisiones ,  con  arreglo  á  la 
Instrucción  formada  y  remitida  al  Consejo,  que  uno 
y  otro  se  copia  en  el  impreso  adjunto  ;  y  habiendo 
acordado  este  supremo  Tribunal  que  se  guarde  j 
cumpla  lo  resuelto  por  S.  M. ;  expidiéndose  á  este 
fin  las  órdenes  convenientes  por  la  Dirección  gene- 
ral de  mi  cargo  ,  lo  aviso  á  V  S.  para  que  inmedia- 
tamente disponga  su  cumplimiento  en  todos  los 
Pósitos  de  su  Partido  y  Jurisdicción  que  no  hayan 
f  satisfecho  la  citada  quinta  parte  ,  debiendo  enten- 

~  derse  con  V.  S.  las  Juntas ,  Administradores  y  Pa- 
tronos de  los  Pósitos  píos  para  los  avisos  y  demás 
que  ordena  la  expresada  Instrucción  ,  según  se  ad- 
vierte con  esta  misma  fegha  á  todos  los  Prelados  y 
Jueces  eclesiásticos.  Y  encargo  á  V-  S.  muy  particu- 
larmente cuide  de  activarla  cobranza  de  los  granos 
correspondientes  á  la  quinta  parte  en  donde  no  estu- 
viere hecha,  para  verificar  su  entrega  á  los  Comi- 
•ionados  con  la  brevedad  que  exige  el  real  servicio, 
pasándome  sin  tardanza  lista  de  los  granos  que  restan 
de  pagar  los  Pósitos  de  su  Departamento  ,  con  ex- 
presión de  los  que  tengan  existentes ,  su  quota  y  los 
demás  avisos  que  previene  la  Instrucción.  Madrid 

38  de  OctuDre  de 1799* 

.^I^JSfTt^.  Don  Bartolomé  Muñoz  de  Torres,  &c. 
9  •^Certifico  que  con  fecha  17  de  este  mes  se  ha 
dirigido  al  Consejo  el  real  Decreto  ,  cuyo  tenor  ,  el 
de  la  Instrucción  con  que  $£  acompañó ,  y  su  pur    * 


358     PO     Continuación  y  suplemento 
bíicacion  en  él  es  como  se  sigue : 

CfNo  bastando  las  rentas  de  la  Cororjfl  que  en- 
tran en  mi  real  Erario  para  cubrir  las  cargas  ordi- 
narias y  extraordinarias  que  se  aumentan  considera- 
blemente por  la  presente  guerra ,  al  paso  que  ella 
impide  las  especulaciones  del  comercio ,  y  que  se 
traigan  los  caudales  y  efectos  de  América ,  de  que  (f 
resulta  una  notable  baxa  en  las  rentas  reales :  anhe-  ' 
lando  siempre  por  hallar  medios  suaves  y  mentas 
gravosos  con  que  llenar  las  obligaciones  del  Estado; 
y  teniendo  presente  las  muchas  ofertas  que  varias 
Justicias  y  Juntas  encargadas  del  manejo  de  los  Pó- 
sitos reales  *,  cuya  dirección  y  gobierno  tengo  fiada 
á  mi  Consejo  real ,  me  han  hecho  en  distintos  tiem- 
pos de  parte  de  los  fondos  de  que  constan,  á  impul- 
sos de  su  amor  y  leakad,  y  del  interés  que  van  ma- 
nifestando por  el  bien  de  la  causa  pública  ,  que  no 
tuve  á  bien  admitir  por  entonces:  he  resuelto,  des- 
pués de  haber  oido  sobre  ello  el  dictamen  de  mi  su- 
prema Junta  de  Amortización ,  y  conformándome 
con  lo  que  me  propuso,  que  se  saque  por  una  vez,  ( 
y  ponga  en  la  real  Caxa  de  Amortización  el  veinte 
por  ciento  ,  ó  la  quinta  parte  de  los  fondos  de  gra- 
nos y  dinero  que  tengan  los  referidos  Pósitos ,  y 
resulte  de  sus  cuentas  hasta  fin  del  año  próximo  pa- 
sado de  1798,  exigiéndose  y  recaudándose  con  arre- 
glo á  la  Instrucción  que  para  ello  he  mandado  for- 
mar ,  y~ acompaña  á  esta  resolución  :  y  encargo  al 
Consejo  que  pasándola  luego  á  la  Dirección  general 
de  este  ramo,  cuide  de  que  por  ella  se  expidan  las 
órdenes  convenientes  para  su  pronta  execucion  ,  y  á 
su  tiempo  del  reemplazo  del  todo  ó  parte  de  la  qüo- 
ta  exigida  si  hiciere  notable  falta  en  ateun  pueblo, 
y  no  tenga  con  que  reemplazarla,  por  estar  arregla- 
do su  Pósito  á  fondo  fixo  ,  ó  por  otra  Tazón  ,  pro- 
poniendo para  ello  las  respectivas  Juntas  ó  AyuntV-  * 
miemos  los  arbitrios  que  podrán  emplearse  sin  per- 
juicio del  vecindario.  Y  como  ademas  de  estos  Pó- 


g 


al  Prontuario  de  Aguirre*  VO  359 
sitos  reales  hay  otros  con  el  nombre  de  fundaciones 
pias ,  establecidos  por  diferentes  personas  al  cargo  de 
Jueces  eclesiásticos  ,  Curas  Párrocos ,  Patronos  ó  Ad- 
ministradores particulares,  es  mi  real  voluntad  que  la 
exacción  del  veinte  por  ciento ,  o  quinta  parte  que 
dexo  prevenida ,  se  extienda  á  dichas  fundaciones 
•V  pias  de  qualquier  clase  ,  nominación  y  naturaleza 
¡lie  sean ;  para  io  qual  se  comunicarán  por  el  Con- 
ejo los  avisos  competentes  á  los  Arzobispos  ,  Obis- 
pos y  demás  superiores  eclesiásticos  por  lo  respec- 
tivo á  las  de  su  inspección ,  á  fin  de  que  se  lleve  á 
efecto  esta  mi  real  determinación  en  los  que  exis- 
tan en  su  respectiva  Diócesis  d  jurisdicción  ,  con.  la 
puntualidad  y  zelo  que  es  propio  de  su  amor  al 
real  servicio.  Y  á  fin  de  evitar  las  dudas  que  podrían 
ocurrir ,  lograr  que  esta  operación  se  haga  por  las 
mismas  reglas  establecidas  para  los  Pósitos  reales  ,  y 
el  reemplazo  en  su  caso,  darán  los  avisos  oportunos 
á  la  citada  Dirección  general  los  Jueces ,  Adminis- 
1  tradores ,  y  demás  personas  que  cuiden  de  dichas 
fundaciones.  Tendráse  entendido  en  el  Consejo  para 
su  cumplimiento.  Señalado  de  la  real  mano  de  S.  M. 

en  Aranjuez  á  17  de  Marzo  de l799- 

=  A1  Gobernador  del  Consejo." 

Instrucción  que  deberá  observarse  para  la  mas  pron- 
ta exacción   de  la   quota  mandada   aprontar  á  los 
Pósitos  por  je  al  Decreto  de  17  de  Marzo 
de  1799. 

Capítulo  I.  Cada  subdelagado  en  su  respectivo 
Departamento  hará  saber  sin  la  menor  demora  el 
real  Decreto  á  todas  las  Juntas  de  los  Pósitos  de  su 
comprehensmn ,  sin  causar  mas  gastos  que  los  pre- 
cis(js/^l^ve?edero  o  Verederos ,  sobre  que  se  les 
♦  SSce  responsables  de  qualquiera  omisión  que  resulte. 
II.  El  veinte  por  ciento  mandado  exigir  por  una 
vez,  ha  de  entenderse  del  fondo  total  de  granos  y 


g6o     PO      Continuación  y  suplemento 
dinero  que  tuviere  cada  Pósito  ,  esté  d  no  arreglada 
á  fondo  fixo,  bien  se  halle  existente  ó  en  deudas, 
según  lo  que  resulte  de  las  cuentas  del  año  próximo 
pasado,  que  han  debido  presentar  las  intervencio- 
nes ,  d  de  las  últimas  que  hubieren  presentado  ,  á  las 
quales  se  arreglarán  para  deducir  la  quota,  y  los  Sub- 
delegados para  resolver  qualquier  duda  d  equivoca-    / 
cion  que  ocurra  sobre  la  cantidad  que  ha  de  contri-^ 
buir  cada  Pósito ,  así  en  grano  como  en  dinero.    L 

III.  El  importe  de  la  quota  impuesta  con  res- 
pecto á  los  fondos  de  los  Pósitos,  debe  exigirse  en 
esta  forma  :  el  que  tuviere  cien  fanegas  pagará  vein- 
te, el  de  ciento  y  cincuenta  fanegas  treinta,  el  de 
trescientas  sesenta  fanegas,  el  de  cuatrocientas  ochen- 
ta^ el  de  quinientas  ciento;  y  asi  á  este  respecto,  por 
manera  que  graduando  dos  fanegas  de  grano  por  cada 
diez  ,  se  siguirá  la  cuenta  de  todo  el  fondo  que  ten- 
ga. En  la  clase  de  dinero  se  ha  de  hacer  la  misma 
exacción  ,  baxo  el  concepto  de  dos  reales  por  cada 
diez  ,  veinte  por  cada  ciento  ,  y  doscientos  por  cada 
mil. 

IV.  Para  esta  exacción  no  serán  consideradas 
como  fondos  de  los  Pósitos  las  cantidades  que  algu- 
nos tienen  impuestas  en  el  Banco  Nacional ,  ni  tam- 
poco el  capital  de  los  bienes  ó  fincas  que  posean. 

V.  Todos  los  Pósitos  que  tuvieren  dinero  exis- 
tente en  arcas  para  satisfacer  la  quota  que  les  haya 
cabido  en  trigo  y  maravedís,  han  ^e  aprontar  el  to- 
tal importe  de  ambas  especies  en  efectivo,  conside- 
rando el  grano  al  precio  corriente  al  tiempo  de  re- 
cibir la  orden ,  acreditando  el  que  sea  con  testimo- 
nio d  certificación  de  Corredores;  previniéndose  que 
si  luego  hiciere  falta  el  dinero  de  que.  han  usado 
para  el  giro  acostumbrado  en  su  especie.,,  puedan  las 
Juntas  disponer  la  venta  de  las  faneprüecéaí^jas 
para  su  reposición.  ^  * 

VI.  Si  por  el  contrario  sucediere  que  no  haya 
flinero  ea  arcas,  y  sí  granos  con  que  satisfacer  la 


al  Prontuario  de  Aguirre.     PO    361 
quota  de  ambas  especies,  podrán  del  mismo  modo 
vender  la^fanegas  que  basten  para  cubrir  ambos  ob- 
jetos ,  acreditando  siempre  los  precios  á  que  lo  ha- 
gan; pero  si  ocurriese  alguna  dificultad  o  grave  per- 
juicio de  la  pronta  venta  de  dichos  granes ,  con  res- 
pecto á  las  urgencias  del  panadeo  público ,  deberán 
v  las  Juntas  arbitrar  medios  que  los  subsanen  ,  bien  sea 
^r>or  contratas  que  hagan  con  los  panaderos  ó  abaste- 
cedores de  pan  ,  pagando  estos  decontado  y  en  efec- 
tivo su  justo  valor ;  d  bien  por  qualesquiera  otros 
que  dicte  la  prudencia,  permitiéndoles  en  aquel  caso 
la  permanencia  y  custodia  de  los  granos  en  paneras 
del  Pósito  á  su  disposición  hasta  que  les  den  salida, 
O  hagan  de  ellos  el  uso  que  les  acomodase. 

VIL  En  el  caso  de  que  haya  Pósitos  que  no  ten- 
gan al  recibo  de  la  orden  granos,  ni  dinero  con  que 
satisfacer  su  quota ,  y  hubiere  vecinos  pudientes  que 
anticipen  la  cantidad  á  que  ascienda ,  con  la  preci- 
sa calidad  de  su  reintegro  en  la  cosecha  inmediata 
con  los  primeros  granos,  d  dinero  que  se  cobren  ,  se 
j  admitirá ,  y  aun  procurará  dicha  anticipación  por  las 
Juntas ,  dando  el  competente  resguardo  interino  í 
las  personas  que  la  hicieren;  y  ademas  se  pasará  avi- 
so de  ello  al  Ayuntamiento  para  que  haga  anotar  en 
sus  libros  el  particular  servicio  que  en  esta  parte 
han  hecho  á  la  Corona  y  al  Estado ,  especificando 
sus  nombres  y  apellidos,  y  pasando  lista  de  ellas  al 
Subdelegado  del  partido,  á  fin  de  que  las  remita  á 
la  Dirección ,  para  que  siempre  conste. 

VIII.  La  suma  á  que  ascienda  la  quota  de  cada 
pueblo ,  ha  de  entregarse  luego  que  esté  pronta  al 
Comisionado  ,  que  en  el  mismo  pueblo  d  en  el  mas 
inmediato  te£ga  la  real  Caxa  de  Amortización ,  re- 
cogí end^Jas^Lin  tas  el  recibo  correspondiente,  que 
remijítfansm  tardanza  al  Subdelegado  para  que  este 
í<^Iíaga  á  la  Dirección. 

IX.  El  mismo  Subdelegado  ha  de  cuidar  de  que 
la  Junta  de  cada  Pósito  haga  liquidación  de  la  paite 

Tomo  IV*  Zz 


jÓ2    PO    Contínttjicwn  y  suplemento 
que  les  tocare  satisfacer  en  granos  y  dinero  dentro 
del  preciso  término  de  tres  días  siguientes  al  recibo 
de  la  orden ,  pasándole  aviso  de  ello  enrel  propio 
termino,  para  que  reunidos  en  lista  que  hará  formar 
del  cupo  de  todos  los  del  partido,  la  remita  á  la  Di- 
rección general  dentro  de  ocho  dias  inmediatos  al 
recibo  del  real  Pecreto;  y  sin  perjuicio  de  esto,  ha  / 
de  avisar  dicho  Subdelegado  sin  pérdida  de  correo^' 
las  entregas  que  vayan  haciendo.  f 

X.  Para  la  execucion  de  lo  resuelto  por  S.  M  en 
quanro  á  los  Pósitos  ó  fundaciones  pias  de  que  trata 
el  real  Decreto ,  pasará  el  Subdelegado  los  oficios 
competentes,  con  la  Instrucción  necesaria  á  los  Ad- 
ministradores ,  Interventores  ó  Juntas  encargadas  de 
su  go!  ie  no  en  todos  los  pueblos  de  su  jurisdicción 
y  departamento  en  que  los  hubiere,  cuidando  de  que 
se  le  dé  puntual  razón  de  las  entregas  que  hicieren, 
para  avisarlo  á  la  Dirección  ,  en  la  forma  que  queda 
prevenido  en  el  capítulo  antecedente. 

XI  Ni  los  Subdelegados  ,  Escribanos  de  la  Sub-( 
delegación ,  ni  las  demás  personas  que  intervengan 
en  la  execucion  de  todo  lo  que  ocurra  para  el  cum- 
plimiento de  lo  resuelto  por  S.  M.  podrán  llevar 
derechos  ,  ni  hacer  descuentos  algunos  por  su  traba- 
jo ;  pues  ademas  de  que  por  su  parte  deben  concur- 
rir á  este  importante  servicio  con  el  zelo  y  desinterés 
propios  de  su  ofició  ,  acreditarán  en  ello  su  amor  y 
lealtad  ,  al  Soberano. 

Publicado  en  el  Consejo  en  el  celebrado  á  este 
fin  en  la  posada  de  S.  E.  el  Señor  Gobernador  hoy 
20  de  Marzo  de  1799  acordó  su  cumplimiento ;  y 
que  por  el  presente  Secretario  Escribano  de  Cáma- 
ra y  de  Gobierno  se  pase  copia  certificada  del  real 
Decreto  ,  Instrucción  y  de  esta  publicación  á_  la  Di- 
rección general  de  Pósitos  ,  para  que  ^oiininjqvie  las 
órdenes  convenientes  á  su  mas  pronta  execucionVa* 
la  parte  que  le  corresponde:  y  el  referido  Escribano 
de  Gobierno ,  y  el  délo  perteneciente  á  la  Corona 


POSTAS.  Precios  que  están  mandados  cobrar  por  los  caballos  y 
sillas  de  las  reales  Postas  desde  ■  Madrid  á  los  Sitios  9  y  desde 
ellos  á  esta  Corte ,  desde  primero  de  Abril  de  1799. 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PO  363 
de  Aragón ,  remiran  exemplarcs  impresos  de  dicho 
real  Decr^o  é  Instrucción  á  los  M.  RR.  Arzobispos, 
RR.  Obispos ,  y  demás  Prelados  que  exerzan  juris- 
dicción *vere  nullius  ,  para  que  enterados  de  la  resolu- 
ción de  S.  M.  expidan  las  órdenes  oportunas  á  todas 
las  Juntas,  Administradores  o  personas  encargadas  del 
obierno  de  los  Pósitos  ,  d  fundaciones  pias  que  en 
Diócesis  o  jurisdicción  se  hallen  baxo  de  su  ins- 
pección ,  previniéndoles  se  entiendan  con  la  referida 
Dirección  general  para  los  avisos  y  demás  que  con- 
tiene la  expresada  Instrucción.  Y  para  que  conste  lo 
firmo  en  Madrid  á  20  de  Marzo  de *799« 


A  los  Reales  Sitios  de  Aranjuz,        Por  ca¿a  caballo 

y  Escorial  y  legua. 


%d.  total. 


i 


Del  Real 
Servicio. 


Por  dos  caballos ,  incluso  el  del  Postillón,  á  5  {% 

Por  tres  ídem á  5  $. 

Por  quatro    idem á  5  |. 

Por  seis  idem .' á  5  |. 

I  Un  caballo  agregado- á  5 

I  Un  Postilion  con  caballo  y  pJ¿ego.  . . 
I  Un  caballo  de  carga 


á6 
*5- 


80.  17. 
120.  25. 
160. 17. 

240.  2<f. 

40    8f. 

43  2S%- 
35-    4- 


( Por  dos  caballea ,  incluso  el  del  Postillón  á  6  f .  .  1 18.  25  f , 

Por  tres  idem .  . .  á  6  ¡. .  178. 

Por  quatro  idem. á  6  J. .  237. 

..36^.356. 

..á6}. .    59 

wPor  Posti^on  con  caballo  y  encargo.  • .  á  ó  f* .    64 


De  parti- 
culares.   <  por  se¡s  jdem 

Caballo  agregado  si  se  diese  licencia 


4. 

■i: 

4. 


Zz  t 


Del  Re-U< 
Servicio. 


364     PO      Continuación  y  suplemento 

Al  Real  Sitio  de  San  Ildefonso,        Por  ¿ada  cahal¡0  u  fofaK 

y  legua. 

Por  dos  caballos,  incluso  el  del  Postillón,  á  5  rs.  140..  «i 

Por  tres  idem. .  . . . á  5. .  #  210. 

Por  quatro  idem á  5.  .  .  2^. 

Por  seis  idem á  5.  .  .^20. 

Un  caballo  agregado á  5.  .  .  70. 

Un  Postillón  con  caballo  y  pliego á  6  $  .  jj. 

i  Un  caballo  de  carga á  4  f. -¿  63. 

r  Por  dos  caballos,  incluso  el  del  Postillón,  á  5  ¿. .  184. 

Por  tres  idem á  5  |  .  276. 

1>>  partiv  Por  quatro  idem á  5  |. .  368. 

chafes.     1  Por  seis  idem á  5  J.  .  552. 

I  Caballo  agregado  si  se  diese  licencia.  • .  .  á  5  |. .  92. 

Í  Por  un  Postilion  con  caballo  y  encargo,  á  6  J. .  100. 

Ganado  de   sillas  y   tiros  para  el  mismo  Sitio   de  < 
San  Ildefonso. 

-  - . ■"     ( 

Dos  caballos  á  8 224. 

Tres  idem.  .  á  8 336. 

Quatro  idem.  á  8 448. 

Seis  idem  . . .  á  8 6j2. 

( 

NOTA.  Por  la  silla,  no  llevándola  propia,  se 
pagarán  ochenta  y  quatro  reales  f  or  las  catorce  le- 
guas á  seis  reales ,  y  las  licencias  y  agugetas  según 
va  dicho  para  los  demás  Sitios. 

NOTA.  Ademas  de  los  precios  señalados  para  el 
particular,  pagará  este,  vaya  á  la  ligera,  en  silla  d 
con  tiro  ,  el  derecho  de  licencia  al  respeto  de  qua- 
renta  reales  por  dos  caballos,  de  ochepc^^r*  ~res ,  y 
á  proporción  por  los  demás  que  ocupe ,  y  pói  nn 
tiro  ciento  sesenta  reales. 

OTRA  El  que  ocupe  silla  de  la  Posta  pagará 
por  ella  al  respecto  de  seis  reales  vellón  en  cada  le- 


al  Prontuario  de  Agulrr  <?.  PO  365 
gua ;  y  las  agugetas  para  los  Postillones  á  razón  de 
ocho  reai^  vellón  en  Posta  por  la  silla  ,  y  de  doce 
reales  vellón  por  el  tiro  se  satisfarán  al  mismo  tiem- 
po que  la  licencia  ,  según  se  expresa  en  el  capítulo 
primero  de  este  Arancel. 

La  superioridad  ,  deseando  contener  los  excesos 
\^que  se  cometen  por  los  Postillones  de  las  reales  Pos- 
gs  en  perjuicio  del  público  ,  y  debiendo  contribuir 
por  su  parte  al  mejor  orden  ,  ha  tenido  por  conve- 
niente mandar  se  observe  lo  siguiente. 

I  Que  los  Postillones  no  deben  exigir  con  título 
•alguno  otras  agugetas  ni  gratificación  mas  de  las 
que  dexan  ya  pavadas  en  Madrid  y  los  reales  Sitios  á 
los  Administradores  de  la  Posta,  para  evitar  al  públi- 
co la  incomodidad  de  satisfacerlas  de  Posta  en  Posta, 
y  que  Jos  Postillones  no  tengan  motivo  para  obli- 
garle á  excederse  de  la  quota  señalada  ;  pero  cuidaran 
los  mismos  Administradores  de  repartirlas  á  los  Pos- 
#  tillones  que  sirvan  las  carrens. 

II.  Los  Postillones  han  de  verificar  la  diligencia 
*  de  tres  quártos  de  hora^  por  legua  ,  inclusa  la  deten- 
ción del  enganche  del  ganado  ,  el  qual  deberá  execu- 
tarse  en  las  paradas  conforme  vayan  llegando  los  car- 
ruages  por  su  orden  ,  sin  excepción  de  personas; 
pero  no  se  les  podrá  precisar  á  que  hagan  mayor  di- 
ligencia. % 

III.  Tampoco  podrán  los  Postillones  cambiar  el 
ganado  de  un  cjrruage  á  otro  quando  se  encuentren 
á  iguales  distancias  de  las  respectivas  paradas,  sin  em- 
bargo de  que  esto  proporciona  su  alivio  ,  si  no  con- 
viniesen en  ello  las  personas  que  ocupen  los  carrua- 
ges ;  pues  á  la  menor  insinuación  de  qualquiera  de 
ellas  contir^iarán  su  carrera  los  Postillones. 

IV.  .bien  se  prohibe  á  estos  el  pasar  un  car- 
ige  á  otro  á  menos  de  no  ser  justa  la  causa  del  que 

se  quedare  atrás  por  cansancio  del  ganado  ,  deterioro 
de  la  silla ,  tí  otro  accidente  legítimo  é  imprevisto: 
ni  admitirán  persona  alguna  en  el  asiento  delantero, 


¡66     VO      Continuación  y  suplemento 
o  en  la  trasera  ;  así  como  el  público  no  puede  tam- 
poco llevar  sino  un  criado  á  la  trasera ,  fj  el  corto 
peso  regular. 

V.  Los  Postillones  tratarán  con  el  decoro  y  ur- 
banidad que  es  debido  á  las  personas  que  viagen, 
evitando  todo  motivo  de  quexa  ;  en  inteligencia  de 
que  el  que  contraviniere  á  lo  que  va  prevenido,, 
serí  castigado  según  la  gravedad  del  exceso. 

VI.  No  siendo  fácil  corregir  los  excesos  y  con- 
travenciones que  cometen  los  Postillones ,  si  el  pu- 
blico no  contribuye  por  su  parte  al  propio  objeto, 
se  encarga  á  los  que  viagen  en  posta  den  aviso  á  l£ 
Dirección  general  de  Correos,  ó  á  los  Administrado- 
res de  Postas  en  la  Corte  y  Sitios  reales ,  ó  á  los  res- 
pectivos Sobrestantes  de  las  Paradas  de  qualquier  ex- 
ceso ó  falta  que  advirtiere  en  aquellos ,  tomando  su 
nombre  ó  señas ,  y  parada  donde  acaeciese  ,  para  que 
así  se  les  pueda  imponer  el  castigo  correspondien- 
te, á  cuyo  fin  se  darán  exemplares  impresos  de  i 
este  aviso  á  las  personas  que  tomaren  carruage  de 
Posta.  4 

VIL  Y  para  que  el  público  esté  informado  de  es- 
tas providencias ,  y  tengan  su  debido  cumplimiento, 
se  manda  fixaf  el  presente  aviso  en  las  Casas  de  Pos- 
tas reales ,  para  inteligencia-de  todos  sus  dependien- 
tes ;  y  se  previene  á  los  Administradores  y  Sobres- 
tantes cuiden  de  hacerlas  entender  á  los  Postillones, 
para  que  no  aleguen  ignorancia  ,ty  vigilen  en  la 
parte  que  les  toque  sobre  su  puntual  observancia. 
-Madrid  y  Abril  de 1799. 

POSTURAS.  Véase -Licencias. 

PREBENDAS.  Véase  Dignidades. 

PREDICADORES  regulares.  Con  «fecha  12  de 
este  mes  de  Marzo  se  ha  comunicado  sfcfeyfigbsnra  la 
orden  de  S.  M.  del  tenor  siguiente.  '"  ^  ) 

"Por  real  resolución  de  3  de  Noviembre  de  1797 
se  sirvió  el  Rey  declarar  las  prerogativas  y  exencio- 
nes que  habían  de  gozar  en  adelante  sus  Predicadores 


4 


al  Trontuario  de  Agidrre.    PR     ¿07 
regulares  de  nilmero  y  supernumerarios,  y  son  las 
siguientes. 

I  Qifc  estando  unida  religiosamente  ,  así  por  su 
naturaleza  como  por  los  santos  fines  de  su  institu- 
ción ,  la  disciplina  monástica  con  la  justa  sumisión  á 
los  Prelados  ordinarios,  los  Predicadores  de  S.  M. 
regulares ,  sin  embargó  de  ser  subditos  del  Patriarca 
Capellán  mayor  ,  en  virtud  de  las  concesiones  ponti- 
ficias ,  obedecerán  á  sus  superiores  regulares  en  todas 
las  leyes  concernientes  á  la  mas  exacta  observancia 
de  su  regla  y  constituciones  religiosas ;  para  lo  qual 
podrán  estos  amonestarlos  y  corregirlos  con  aquel 
decoro  y  distinción  con  que  se  executa  en  semejantes 
actos  con  los  Maestros  y  Padres  de  Provincia.  Pero 
si,  lo  que  no  espera  S.  M. ,  fuese  necesario  ,  por  la 
qualidad  del  exceso,  imponerles  alguna  pena ,  en  este 
caso  los  superiores  regulares  darán  cuenta  al  Patriarca 
Capellán  mayor  ,  para  que  con  su  acuerdo  se  tomen 
las  providencias  mas  convenientes,  o  para  que  Jo 
ponga  en  la  soberana  consideración  de  S.  M.  si  la 
gravedad  del  delito  lo  exigiese. 

II.  Que  habiendo  sido  los  Predicadores  del  Rey 
condecorados  y  distinguidos  en  todos  tiempos  por 
los  sumos  Pontífices ,  y  por  los  gloriosos  progeni- 
tores de  S.  M.  y  teniendo  presente  los  privilegios  y 
exenciones  que  la  mayor  parte  de  las  Religiones  les 
han  concedido  siempre  por  sus%statutos  y  actas  par- 
ticulares .  y  con  aprobación  de  la  Silla  Apostólica ,  es 
la  voluntad  de  S.  M. 

III.  Que  tengan  la  preeminencia  de  sentarse  en 
la  real  Capilla  en  banco ,  unidos  á  los  Capellanes  de 
Honor  ,  formando  entre  todos  un  cuerpo  de  Comu- 
nidad ,  y  esto  lo  executen  estando  S.  M.  de  mani- 
fiesto^, tanto  en  el  cancel  como  en  la  cortina  ,  á.cuya 
tíltiyía\ünc?ün  concurren  los  Grandes  y  Embaxado- 

¿?£s :  la  de  asistir  y  tener  el  mismo,  asiento  que  los 
Capellanes  de  Honor  en  todas  las  salidas  que  hace 
S.  M.  á  Iglesias  y  Conventos  de  la  Corte  ,  sin  nia- 


2,68  PR  Continuación  y  suplemento 
guna  limitación  ;  y  la  de  concurrir  á  las  funciones 
mas  solemnes  á  que  asiste  S.  M.  como  son  la  Proce- 
sión de  Ramos  y  del  Domingo  infraoctavof  de  la  so- 
lemnidad del  Corpus  ,  que  se  hacen  por  el  ámbito 
del  corredor  del  real  Palacio  ,  y  á  todas  las  demás  á 
que  asisten  los  dichos  Capellanes  de  Honor,  for- 
mando cuerpo  de  Capilla.  ¿r 

IV.  Que  los  Predicadores  de  S.  M.  regulares,  * 
aunque  no  sean  Maestros  ni  Padres  de  Provincia  erl 
propiedad ,  gocen  los  honores  y  tratamientos  de  ta- 
les Maestros  y  Padres  de  Provincia ,  sin  que  este  tí- 
tulo honorífico  los  habilite  para  obtener  las  Dignida- 
des y  empleos  de  su  Urden  ,  si  no  tuvieren  por  ella 
la  graduación  que  exijan  sus  constituciones. 

V.  Que  en  las  Religiones  en  que  no  haya  las  de- 
nominaciones de  Maestros  y  Padres  de  Provincia, 
gocen  los  honores  y  tratamiento  que  tengan  los  de  la 
clase  mas  condecorada  equivalente  a  estas  distincio- 
nes ,  baxo  las  mismas  reglas  que  se  expresan  en  el  ca- 
pítulo antecedente  y  siguientes. 

VI.  Que  los  Predicadores  que  no  sean  Maestros  { 
ó  Padres  de  Provincia  en  propiedad  por  su  Religión, 
sean  pospuestos  á  los  que  lo  fueren  en  el  asiento, 
¿celda  y  demás  en  que  haya  concurso  ,  orden  y  pre- 
cedencia ;  pero  gozarán  de  su  antigüedad  entre  los 
Maestros  y  Padres  de  Provincia  honorarios  que 
haya  en  su  Orden  desde  el  dia  de  la  fecha  de  esta 
real  declaración.  c 

VIL  Que  qualquiera  Predicador  que  sea  Maestro 
d  Padre  de  Provincia  en  propiedad  por  su  Religión, 
aunque  fuere  de  otra  Provincia  ,  goce  la  precedencia 
en  todo ,  según  le  corresponda  por  su  antigüedad, 
como  si  fuera  de  la  misma  Provincia.        ¿ 

VIII.     Que  confiando  S.  M.  en  la  candad  fe  los 
cuerpos  religiosos,  que  deben  su  manutención  Wis 
generosas  dotaciones  de  los  Reyes,  fundaciones  ¿fr  >  * 
hombres  piadosos  ,  y  caridad  de  todos  los  fieles ,  es 
su  real  voluntad  que  sus  Predicadores  regulares ,  me- 


al  Prontuario  de  Agulrre.  PR  269 
■diante  la  condecoración  que  goran  por  este  tituló, 
tengan  Iíl  misma  asistencia  en  todo  en  los  Conventos 
donde  residan  que  los  Maestros  y  Padres  de  Provin- 
cia. Y  deseando  S.  M.  no  gravar  en  lo  posible  á  los 
dichos  Conventos  donde  habiten  sus  Predicadores, 
quiere  que  estos  estén  obligados  á  dexar  á  benefició 
de  los  Conventos  donde  residan  la  limosna  de  los 
Sermones  y  Misas ,  ó  parte  de  ella ,  en  los  mismos 
términos  que  en  cada  una  de  sus  respectivas  Religio- 
nes acostumbran  á  hacerlo  los  Maestros  y  Padres  de 
Provincia  ;  y  en  las  que  no  haya  excepción  alguna 
contribuirán  los  Predicadores  de  S.  M,  como  los  de- 
mas  Religiosos  á  la  manutención  de  la  Comunidad, 
según  la  costumbre ,  y  como  corresponde  en  virtud 
de  los  votos  y  de  la  regla  que  tienen  obligación  de 
observar. 

IX.  Que  los  Predicadores  de  S.  M.  puedan  resi- 
dir en  Madrid  en  los  Conventos  de  su  Orden  ;  y 
para  evitar  disputas  y  dudas  sobre  los  Conventos  en 

1  que  han  de  habitar,  quiere  S.  M.  que  desde  aquí  ade- 
lante sean  los  siguientes :  en  los  Benedictinos  el  de 
San  Martin ,  en  los  Dominicos  el  de  Santo  Tomás, 
en  los  Agustinos  Calzados  el  de  S,  Felipe  el  Real ,  en 
los  Mostenses  el  de  San  Norberto  ,  en  los  Capuchi- 
nos el  de  San  Antonio  del  Prado  ;  en  los  Franciscos 
Descalzos  el  de  San  Gil,  en  los  Esculapios  el  de  la 
Calle  de  Hortaleza  ,  en  los  Agonizantes  la  casa  de  la 
de  Fuencarral ,  y  en  los  Clérigos  Menores  la  de  Por- 
taceli. 

X.  Que  estén  exentos  de  los  actos  de  Comuni- 
dad en  los  mismos  términos  que  lo  están  los  Maes- 
tros y  Padres  de  Provincia  en  propiedad  ,  y  que  en 
quanto  á  compañero  y  á  la  bendición  al  salir  y  entrar 
en  el  Converfto  guarden  los  Prelados  locales  con  los 
Pred^uoVesaáe  S.  M.  las  mismas  reglas  que  con  los 

, egresados  Maestros  y  Padres  de  Provincia,  excepto 
quando  vayan  á  las  funciones  de  la  real  Capilla  ,  y  á 
predicar  á  ella  ,  ó  á  otra  qualquiera  Iglesia  ,  los  Ser- 
Tomo  IV.  Aaa7 


370      PR     Continuación  y  suplemento 
mones  que  les  encargue  el  Patriarca  Capellán  ma- 
yor. 

XI.  Que  desde  el  día  en  que  este  les  f^ase  oficio 
encargándoles  algún  Sermón  de  los  que  les  correspon- 
dan por  razón  de  su  empleo  ,  hasta  que  le  hayan  pre- 
dicado ,  estén  exentos  de  toda  ocupación,  sin  que  los 
superiores  regulares  puedan  emplearles  en  todo  tiem- 
po en  cosa  alguna  ;  pero  deberán  los  Predicadores- 
presentar  el  oficio  á  los  citados  superiores ,  para  qi'»c 
íes  conste. 

XII.  Que  puedan  aceptar  por  su  devoción  los 
Predicadores  de  S.  M.  los  Sermones  ó  Quaresmas  que 
les  encarguen  ;  pero  deberán  ,  luego  que  los  acepten, 
dar  parte  al  superior  local ,  tanto  para  que  le  conste, 
como  para  que  con  esta  noticia  anticipada  pueda  ar- 
reglar lo  conveniente  al  servicio  de  la  Comunidad; 
y  quando  salgan  á  predicar  los  referidos  Sermones  o 
Quaresmas,  como  que  esto  no  es  peculiar  del  empleo 
de  Predicadores  de  S.  M.  guardarán  las  mismas  reglas 
en  quanto  á  bendición  y  compañero  que  en  seme-' 
jantes  casos  observan  los  Maestros  y  Padres  de  Pro- 
vincia. 

XIII.  Que  todos  ,  sin  restricción  alguna  ,  ademas 
de  las  prerogativas  y  exenciones  que  se  expresan  en 
esta  real  declaración ,  gocen  todas  aquellas  que  con 
facultad  pontificia  ,  o  por  estatutos  o  actas  particula- 
res tenga  concedidas  ,  o  en  adelante  concediere  cada 
Religión  señaladamente  á  los  Predicadores  de  S.  M. 

XIV.  Que  todas  estas  prerogativas ,  exenciones 
y  distinciones  sean  comunes  y  transcendentales  ,  sin 
diferencia  alguna  á  los  Predicadores  de  S.  M.  regu- 
lares numerarios  y  supernumerarios ,  como  prescribe 
la  constitución  83.  de  las  que  actualmente  gobiernan 
la  real  Capilla.  ' 

XV.  Que  no  hablándose  en  estas  nih^lWi^untes 
de  la  real  Capilla  cosa  alguna  sobre  los  Predicado^ 
honorarios  de  S.  M.  regulares ,  no  gocen  estos  mas 
prerogativas  que  las  que  se  expresan  en  el  capítulo  2. 


¿r 


Vde 


ai  Prontuario  de  Agnirre.  PR  371 
de  esta  real  declaración ,  mediante  no  deber  por  este 
título  exercer  funciones  de  tales  Predicadores  de 
S.  M.  y  sin  embargo ,  es  su  real  voluntad  que  de 
aquí  adelante  no  se  concedan  estos  honores  á  nin- 
gún regular  ,  sin  que  concurra  grave  motivo  y  espe- 
cial mérito  y  condecoración, 

XVI.  Que  siendo  constante  el  singular  estudio 
le  la  Sagradas  Escrituras,  la  profunda  instrucción  en 

las  ciencias  eclesiásticas ,  y  el  zelo  y  prudencia  con 
que  también  desempeñan  el  Sagrado  Ministerio  de  la 
Predicación  los  Individuos  de  la  real  Capilla ,  y  de 
las  Iglesias  Catedrales  y  demás  Cuerpos  eclesiásticos 
del  Reyno  ,  que  son  al  presente  Predicadores  de 
S.  M.  y  que  muchos  de  los  mismos  apetecen  este  ho- 
nor; y  deseando  por  otra  parte  S.  M.  minorar  el  gra- 
vamen que  puedan  tener  los  Conventos  de  Madrid, 
y  no  acumular  el  número  de  exentos  en  las  Religio- 
nes :  es  su  real  voluntad ,  que  dexando  á  los  Predica- 
dores de  número  y  supernumerarios  regulares  que 
1  hay  actualmente  en  la  posesión  de  sus  oficios  y  pri- 
vilegios ,  no  haya  en  lo  venidero  mas  que  uno  de 
cada  Religión,  aunque  ahora  haya  mayor  numero, 
debiendo  recaer  el  nombramiento  en  los  Religiosos 
calificados  y  condecorados  de  ella ,  sin  que  las  mis- 
mas Religiones  adquieran  derecho  á  que  un  Indivi- 
duo suyo  sea  Predicador  de  S.  M.  pues  el  nombrarle 
ha  de  depender  de  su  real  voluntad. 

XVII.  Que  si  á  los  superiores  regulares  o  á  los 
Predicadores  ocurriese  alguna  duda  sobre  la  inteli- 
gencia de  esta  real  declaración ,  (que  deberá  enten- 
derse en  su  genuino  sentido)  la  propongan  al  Pa- 
triarca Capellán  mayor ,  quien  la  resolverá ,  sino 
fuere  de  tanta  entidad  que  se  considere  conveniente 
dar  cuenta  aí>.  M. 

X^n.*"  Que  esta  real  declaración  se  tenga  por 
, cáícíon  á  las  constituciones  de  la  real  Capilla  que 
actualmente  rigen. 

Habiéndose  comunicado  esta  real  resolución  al 

Aaa  2 


372  PR  Continuación  y  suplemento 
Señor  Cardenal  Patriarca  para  que  constase  en  la  real 
Capilla ,  y  la  hiciese  saber  á  todos  los  que  debian  es- 
tar enterados  de  ella  y  obedecerla ,  ha  entendido 
S.  M.  que  á  pesar  de  que  por  dicho  Señor  Cardenal 
Patriarca  se  circuló  impresa  a  los  Prelados  de  las  Re- 
ligiones  para  que  dispusiesen  que  tuviese  efecto ,  y 
que  en  su  conseqüencia  ,  por  algunos  de  ellos  se  les  ^ 
ha  puesto  en  posesión  de  las  expresadas  exenciones  &/ 
los  Predicadores  de  su  filiación  ,  aun  no  se  ha  execu¿; 
tado  por  otros  ,  manifestando  una  repugnancia  astu- 
ciosa y  muy  agena  del  espíritu  que  debia  animarles: 
en  cuya  conseqüencia  ha  resuelto  S.  M.  que  por  Ja 
Cámara  se  disponga  que  se  lleve  á  efecto  su  citada 
real  resolución  de  3  de  Noviembre  de  1797 ,  valién- 
dose para  ello  de  los  medios  que  juzgue  mas  conve- 
nientes ,  y  declarando  las  dudas  que  sobre  su  inteli- 
gencia puedan  suscitarse.  Lo  que  participo  á  V.  S. 
de  orden  de  S,  M.  para  que  poniéndolo  en  noticia  de 
dicho  Tribunal ,  disponga  su  cumplimiento.  Dios 
guarde  á  V.  S.  muchos  años.  Aran  juez  12  de  de  Marzo  ' 
de  1799.  =  Joscf  Antonio  Caballero. = Señor  Marques 
deMurillo."  ^  ( 

Publicada  la  real  orden  inserta  en  la  Cámara 
de  13  del  corriente  mes ,  acordó  se  lleve  al  mas  pun- 
tual y  debido  efecto  ,  y  que  á  este  fin  se  comunique 
á  todos  los  Prelados  ó  superiores  de  las  Religiones, 
previniéndoles  que' en  acto  de  Comunidad  lean  la 
real  orden  inserta,  para  que  la  cumplan  inviolable- 
mente en  todas  sus  partes.  Y  á  ñft  de  que  conste  á 
S  M.  y  á  la  Cámara  haberlo  executado  ,  remitan  por 
mi  mano  testimonio  ó  instrumento  autorizado  que 
justifique  la  acta  que  para  ello  se  hubiere  celebrado. 

Madrid  2.3  de  Marzo  de  ..,..*... 1799. 

PRELADOS  diocesanos.  En  América  é  Islas  Fi- 
lipinas,  en  conformidad  de  lo  prevefficftr  expresa- 
mente en  el  cap.  5.  num,  6.  y  8.  de  la  Instrucci*-  t 
mandada  observar  por  la  Cédula  circular  de  primero 
de  Junio  de  1770,  los  Prelados  Diocesanos  tienen 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PR  373 
expeditas  sus  facultades  para  visitar  todos  los  años 
los  Coventos  de  Monjas  que  están  sujetos  á  los  Pre- 
lados regalares  ,  no  solo  en  quanto  al  punto  de  la 
clausura ,  sino  también  en  la  toma  de  cuentas  de  la 
administración  de  los  bienes  pertenecientes  á  dichos 
Conventos,  procediendo  para  ello  de  acuerdo  con  los 
mismos  regulares ,  y  tomando  al  mismo  tiempo  co- 
^nocimiento  de  si  se  administran  dichas  rentas  fiel- 
mente ,  y  se  cumplen  las  demás  cosas  que  se  pres- 
criben en  la  Bula  de  Gregorio  XV.  ,  que  empieza 
inscrutabili :  y  que  en  el  caso  de  que  el  Prelado  re- 
gular dexe  de  asistir ,  por  otras  causas  que  por  las  de 
enfermedad  ó  precisa  ausencia ,  á  la  toma  de  cuen- 
tas anual,  y  demás  que  previene  el  capítulo  5?  de 
la  referida  Instrucción  ,  proceda  á  su  execucion  y 
cumplimiento  por  sí  solo  el  Diocesano ,  sin  que  pue- 
da hacer  las  veces  de  Prelado  regular  religioso  al- 
guno ,  excepto  en  los  dos  citados  casos  de  enferme- 
dad ó  ausencia.  Renl  determinación  de  4  de  Octubre 
*  de ....  1797. 

PRELADOS  regulares.  Por  el  Decreto  que  el 
'      Rey  se  ha  dignado  expedir  con  fecha  de  5  del  cor- 
riente ,  se  enterará  V.  P.  de  las  soberanas  intencio- 
nes de  S.  M.  con  el  motivo  del  fallecimiento  de 
N.  M.  S.  P.  Pió  VI.     que  en  paz  descanse). 

No  debe  dudar  V.  P.  de  que  todo  lo  que  com- 
prebende  dicha  soberana  resol  Jfcion  es  conforme  á 
la  mas  pura  y  sana  disciplina  de  la  Iglesia  ,  á  lo  que 
exigen  las  turbulentas  circunstancias  de  la  Europa, 
y  á  la  soberana  potestad  económica  que  el  Todopo- 
deroso ha  depositado  en  sus  reales  manos  para  el 
bien  del  Estado  y  de  la  misma  Iglesia  ,  que  no  pue- 
de prescindir  de  que  se  halla  en  él. 

Los  Institutos  religiosos   tienen  dobles  motivos 
parado  ¿epatarse  en  lo  mas  mínimo  de  las  inten- 
%  sienes  de  S.  MM  á  quien  deben  la  subsistencia  y  pro- 
tección que  siempre  les  ha  dispensado;  sería  pues 
injusto  y  digno  de  la  mas  severa  demostración  que 


374  P^  Continuación  y  suplemento 
en  circunstancias  tan  críticas  se  opusiesen  á  las  re- 
soluciones que  S.  M.  se  ha  dignado  tomar  rjor  el  bien 
de  todos  sus  vasallos  ;  y  por  tanto  es  su  real  volun- 
tad que  los  subditos  de  V.  P.  ni  por  escrito  ;  ni  de 
palabra ,  ni  en  las  funciones  de  sus  respectivos  mi- 
nisterios viertan  especies  opuestas  ,  y  que  puedan 
turbar  las  conciencias  de  los  vasallos  del  Rey  ,  y  ¿r 
que  ni  en  pulpitos  ni  en  parte  alguna  ¿anuncien  la 
muerte  de  S.  S.  en  otros  términos  que  los  preciso*» 
de  la  Gazeta,  avisándome  puntualmente  quanto  ocur- 
ra sobre  el  particular  y  de  los  infractores ,  para  po- 
nerlo en  noticia  de  S.  M.  ,  y  contener  sugestiones, 
sediciosas  por  los  medios  mas  eficaces. 

También  quiere  S.  M,  que  nada  se  mnove  en  et 
estado  actual  del  gobierno  de  esa  Religión  ,  ni  que 
se  reconozca  Superior  alguno  que  S.  M.  no  apruebe 
primero,  consultando  á  su  real  Cámara  de  Castilla  las 
dudas  que  le  ocurran  ,  para  que  informe  á  S.  M. 
lo  conveniente.  S.  Ildefonso  6  de  Septiembre  de  . ..  1799* 
Josef  Antonio  Caballero. 

PRENSADORES.  Véase  Bataneros. 

PRESAS.  No  obstante  que  en  16  de  Agosto  úl- 
timo confirmo  el  Rey  la  sentencia  de  buena  represa 
dada  por  la  Junta  de  ese  Departamento  ,  respecto 
del  Bergantin  español  nuestra  Señora  del  Carmen, 
recobrado  de  la  Corbeta  francesa  la  Amable  ,  por  la 
Fragata  de  guerra  'xa  Preciosa ,  ha  resuelto  ahora 
S.  M., ,  atendidas  las  diversas  circunstancias  que  me- 
dian en  esta  guerra  x  y  que  fue  un' buque  de  la  Ma- 
rina real  el  que  represó  el  citado  Bergantin  ,  que 
se  devuelva  á  su  legítimo  dueño ,  pagando  este  el 
diez  por  ciento  de  su  valor  á  favor  de  los  represa- 
dores  por  via  de  gratificación  ;  y  quiere  también 
S.  M.  que  se  practique  esto  mismo  desefe  ahora  con 
todos  los  buques  de  comercio  nacionafqifcr 'ft^ren 
represados  por  los  nuestros  de  la  Armada  ó  Corsario^:  , 
Real  orden  comunicada  al  Director  general  de  la  Ar- 
mada en  10  de  Noviembre  de .........  .  .......  1793- 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PR  375 
PRESAS.  En  papel  de  23  del  corriente  me  dice 
el  Excelentísimo  Señor  Duque  de  la  Alcudia  ,  que 
sin  embargo  de  la  real  orden  que  me  comunicó  en 
.23  del  pasado  ,  y  trasladé  á  V.  en  26  del  mismo, 
sobre  el  modo  de  proceder  en  los  negocios  relati- 
vos á  presas  que  hagan  los  Ingleses ,  y  traigan  á  nues- 
tros  Puertos ,  ha  resuelto  S,  M.  se  lleve  á  debido 
efecto  la  real  orden  que  pasó  á  este  Ministerio  en 
2.2  de  Diciembre  último ,  cuyo  contenido  es  como 
se  sigue; 

Excelentísimo  Señor :  He  dado  cuenta  al  Rey  de 
lo  que  V.  E.  ha  expuesto  en  su  Oficio  de  26  de  No- 
viembre ,  y  por  su  parte  el  Señor  Ministro  de  Ha- 
cienda en  otro  de  29  del  mismo  acerca  de  la  compe- 
tencia ocurrida  en  San  Sebastian  entre  el  Auditor  de 
Guerra  y  el  Subdelegado  de  Rentas  de  aquel  Puerto, 
sobre  el  conocimiento  de  la  venta  de  efectos  de  cinco 
presas  hechas  por  los  Ingleses.  Y  deseando  S.  M.  dar 
una  regla  fi'xa  y  segura  para  el  método  que  deba  se- 
%  guirse  en  semejantes  eas-os ,  atendido  el  estado  actual 
de  las  cosas :  ha  determinado ,  que  mediante  á  ser  dis- 
tintas y  fáciles  de  separar  las  funciones  propias  de 
cada  uno  de  los  ramos  de  Guerra ,  Marina  y  Hacien- 
da en  dichos  casos ,  exerza  cada  Ministerio  las  que 
le  correspondan ,  sin  mezclarse  en  las  que  pertenecen 
á  otro  ,  observando  en  qualquier^luda  este  principio 
para  el  cumplimiento  de  las  declaraciones  que  en 
diferentes  tiempos  se  han  dado  en  quanto  al  conoci- 
miento de  presas  nechas  por  extrangeros ,  y  condu- 
cidas á  nuestros  Puertos  :  y  que  pues  está  arreglado 
con  motivo  de  la  presente  guerra  todo  lo  que  debe 
hacerse  para  evitar  los  daños  experimentados  en  las 
anteriores  por  la  facilidad  de  la  introducción  de  gé- 
neros procedentes  de  presas  hechas  por  extrangeros, 
con  .f^ve  perjuicio  del  Erarlo  en  la  falta  de  per- 
,c^cíon  de  los  correspondientes  derechos  ,  y  menos- 
cabo del  comercio  y  fábricas  nacionales ,  sea  el  Mi- 
nisterio de  Hacienda  quien  conozca  de  todo  lo  per- 


376*     PR     Continuación  y  suplemento 
tenecrenre  á  la  introducción,  venta  ,  exacción  de  de- 
rechos ,  prohibición  de  entrada  de  géneros,  >  y  demás 
funciones  análogas  á  estas ,  y  que  el  Ministerio  de  • 
Hacienda  exerce  respecto  de  todos  los  buques  ex- 
trangeros que  traen  géneros  para  comercio  ;   pues 
-debe  reputarse  de  esta  clase  una  presa  declarada  por 
legítima  por  el  Almirantazgo  de  la  nación  del  aprc- s 
sador ,  presentando  este  el  documento  correspondier; 
te  de  la  declaración  de  dicho  Almirantazgo:  todo  en 
la  forma  expresada  en  la  real  resolución  comunica- 
da por  el  Señor  Ministro  de  Hacienda  al  de  Marina 
en  6  de  Junio  de  este  año ,  y  en  la  comunicada  igual- 
mente por  el  Ministerio  de  Hacienda  al  Señor  Super- 
intendente  general   interino   de  real   Hacienda  en 
13  de  Julio  siguiente  sobre  lo  mismo  con  respecto 
á  las  Provincias  exentas. 

Que  el  Ministerio  de  Marina  conozca  por   su 

1>arte  de  todo  lo  relativo  á  la  entrada  de  las  presas  en 
os  Puertos,  su  situación  en  ellos,  pago  de  anco-( 
rage  y  demás  propio  de  su  ramo. 

Y  que  el  Ministerio  de  Guerra  excrza  no  solo  lo  , 
que  le  toca  acerca  del  fuero  militar  que  gozan  los 
extrangeros  ,  y  lo  respectivo  al  Gobierno  y  Coman- 
dancia de  los  Puertos  en  general ,  sino  también  todo 
lo  que  se  previene  en  las  dos  circulares  comunicadas 
á  los  Capitanes  Generales  por  el  Ministerio  de  Guer- 
ra en  5  y  7  de  Febrero  de  1757  ,  sobre  la  inmuni- 
dad de  nuestras  costas  en  tiempo  4?  guerra  entre  dos 
d  mas  Potencias  ,  respecto  de  las  quales  se  halle  neu- 
tral la  España,  seguridad  de  nuestro  comercio  en 
las  mismas  costas  ,  alejando  de  ellas  á  los  Corsarios: 
detención  en  nuestros  Puertos  de  buques  de  guerra 
de  las  Potencias  beligerantes  ;  y  su  salida  después 
del  término  señalado  en  los  tratados  á  ¿erseeuir  á  sus 
contrarios  ;  procedimiento  contra  los  Corsárh^  que 
falten  á  las  reglas  establecidas  sobre  estos  puntos;  ¿ui-i 
dado  de  que  los  Cónsules  extrangeros  no  se  intro- 
duzcan á  conocer  de  las  presas ,  y  disponer  de  sus 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PR  377 
cargamentos  como  si  fueran  Jueces :  finalmente ,  so- 
bre enten Jer  los  mismos  Gobernadores  en  los  casos 
en  que  se  suscitase  pleito  sobre  si  en  una  presa  he- 
cha en  alta  mar  por  extrangeros  hay  o  no  efectos 
pertenecientes^  subditos  de  S.  M. ,  con  lo  demás  que 
se  contiene  en  dichas  dos  circulares :  excepto  en  quan- 
xto  á  conceder  licencias  á  los  Corsarios  que  conduz- 
v  in  á  nuestros  Puertos  presas  hechas  legítimamente 
para  venderlas  .  por  quedar  reservado  este  punto  al 
Ministerio  de  Hacienda ,  conforme  á  la  real  resolu- 
ción de  6  de  Junio  de  este  año  ,  y  á  la  de  13  de  Ju- 
lio que  quedan  citadas. 

En  conseqüencia  quiere  S.  M.  que  los  tres  Mi- 
nisterios de  Guerra  ,  Hacienda  y  Marina  se  arreglen 
al  principio  y  distinciones  que  he  insinuado  en  to- 
dos los  casos  referidos ,  y  los  de  igual  naturaleza: 
que  si  en  el  cumplimiento  de  esta  real  determina- 
ción ocurriesen  algunos  embarazos  ó  dudas ,  procu- 
ren desvanecerlos  de  acuerdo  y  con  buena  armonía 
los  empleados  dependientes  de  dichos  Ministerios ,  y 
>  que  si  para  mayor  seguridad  pareciese  necesario  in- 
dividualizar mas  la  parte  que  cada  Ministerio  crea 
le  corresponde  exercer  según  esta  resolución  de  S.  M. 
lo  haga  presente  por  mi  medio  para  que  S.  M.  se 
digne  determinarlo  ,  y  sirva  de  gobierno  á  cada  uno 
de  los  tres  Ministerios  respecti valiente ,  cuidando  el 
Ministerio  de  Hacienda  de  evacuar  con  la  posible 
brevedad  ,  y  con»arreglo  á  esta  real  resolución  lo 
relativo  á  las  cinco  presas  de  San  Sebastian. 

Lo  traslado  á  V.     de  la  misma  real  orden  para  su 
puntual  cumplimiento.  Aranjuez  28  de  Junio  de  .  .  1794. 

PRESAS.  Don  Ramón  Sevillano  ,  Don  Juan  de 
Campo ,  DorjAntonio  Moriego  ,  Don  Antonio  Ber- 
nal  yJ5".n  Francisco  Bocio,  vecinos  de  la  Ciudad 
de^Aígeciras ,  y  armadores  en  Corso  contra  los  In- 
gleses ,  han  ocurrido  exponiendo  los  varios  fraudes 
de. que  se  valen  dichos  enemigos,  para  burlar  la  vi* 
gilancia  de  nuestros  Corsarios ,  ocultando  las  pro- 
Torno  IV.  Bbb 


378  PR  Continuación  y  suplemento 
piedades  inglesas  en  buques  Americanos  y  otros  neu- 
trales :  y  á  conseqüencia  ha  resuelto  S.  M.<  que  apre- 
hendan dichos  Armadores  todo  buque  sospechoso, 
pues  si  la  tripulación  no  correspondiese  á  la  que 
debe  llevar  natural  del  país  á  que  pertenece  la  pro- 
piedad ,  se  declarará  la  presa  en  su  favor.  Real  or- 
den de  24  de  Abril  de 17^7. 

PRESAS.  He  dado  cuenta  al  Rey  de  la  represery 
tacion  del  Comandante  de  las  Armas  de  Santander 
que  remitió  V.  E.  en  papel  de  4  de  este  mes  con  las 
copias  que  incluye  de  los  oficios  que  han  mediado 
entre  el  mismo  Comandante ,  el  Comisario  de  Ma- 
rina y  el  Cónsul  de  la  República  francesa  en  aquel 
Puerto ,  sobre  si  correspondía  á  la  jurisdicción  mi- 
litar ó  á  la  de  marina  el  conocimiento  que  se  ha- 
bía abrogado  dicho  Comisario  de  las  incidencias  ó 
resultas  de  las  presas  hechas  en  alta  mar  que  intro- 
ducen los  Corsarios  franceses ,  y  se  declaran  legíti- 
mas en  sus  Tribunales :  enterado  de  todo  S.  M  ,  se  < 
ha  servido  declarar  ,  que  el  referido  conocimiento 
pertenece  privativa  y  exclusivamente  á  la  jurisdic-  ( 
cion  del  mencionado  Comandante  de  las  Armas  ,  y 
no  de  modo  alguno  á  la  de  Marina  ,  que  no  tiene, 
ni  puede  pretender  otro  que  el  de  las  presas  hechas 
por  Corsarios  españoles  con  arreglo  á  la  Ordenanza 
de  Corso  de  12  de  Octubre  de  1796,  y  reales  órde- 
nes  posteriores ,  y  el  de  la  entrada  en  nuestros  Puer- 
tos de  las  presas  que  conduzcan  á  tfHos  los  Franceses, 
su  situación  en  ellos,  pago  de  ancorage  y  demás  pro- 
pio de  su  ramo  ,  como  está  ya  dispuesto  en  la  real 
orden  de  23  de  Junio  de  1794 ,  expedida  por  el  Mi- 
nisterio de  Estado  ,  y  comunicada  por  el  de  Guerra 
de  mi  cargo  con  fecha  de  28  del  mismo*  mes. 

En  conseqüencia  ,  y  para  evitar  nuevar^ndas  y 
competencias  ha  declarado  igualmente  el  Rey'V  que 
á  excepción  de  los  casos  en  que  los  Gobernadores  y* 
Comandantes  militares  de  los  Puertos  están  autoriza- 
dos para  juzgar  de  la  legitimidad  o  ilegitimidad  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.  PR  379 
las  presas  por  haber  sido  hechas  dentro  de  la  distan- 
cia de  nuestras  costas  de  2  millas  de  á  950  toesas  cada 
una  ,  o  ppr  contener  efectos  de  j5fc)piedad  española 
que  compongan  la  mitad  de  su  cargamento  ,  confor- 
me está  mandado  en  la  real  Cédula  de  14  de  Junio 
de  1797  ,  y  los  demás  casos  prevenidos  en  la  citada 
real  orden  de  23  de  Junio  de  94  ,  en  quanto  no  se 

a  opongan  á  la  expresada  Cédula ,  no  puede  ni  debe 
iitroducirse  el  expresado  Comandante  militar  de 
Santander  á  conocer  de  las  presas  que  conduzcan  los 
Corsarios  franceses ,  ó  de  qualquiera  otra  Nación  alia- 
da nuestra  que  se  hallase  en  guerra  ,  mas  que  de  la 
venta  de  los  géneros  y  buques  apresados  después  de 
declarados  en  los  Tribunales  del  apresador  por  de 
buena  presa  ,  d  antes  si  corriesen  riesgo  de  perderse 
o  padecer  deterioro  ,  en  cuyo  caso  se  ha  de  deposi- 
tar su  importe  ó  producto  ,  ya  sea  juicial  d  conten- 
ciosamente precedido  el  registro  y  licencia  para  la 
.venta  de  los  propios  géneros  que  corresponde  á  los 

1  Ministros  de  la  real  Hacienda  con  el  pago  de  dere- 
chos y  demás  funciones  que  están  prevenidas  en  la 
mencionada  real  orden  de  23  de  Junio.  Y  de  la  de 
S.  M.  se  lo  aviso  á  V.  E.  para  su  cumplimiento  y  no- 
ticia de  dicho  Comandante  de  las  Armas  ,  en  el  con- 
cepto de  que  la  comunico  con  el  mismo  objeto  asi- 
mismo al  Señor  Secretario  del  Despacho  de  Marina. 
San  Ildefonso  20  de  Agosto  de  #. ............. .  1798. 

PRESAS.  La  presas  hechas  por  los  buques  fran- 
ceses ,  d  su  proóucto  depositado  en  los  Puertos  de 
España  ,  se  encarguen  á  los  Cónsules  de  la  Repú- 
blica francesa,  para  tenerlos  á  la  disposición  de  los 
Apresadores  ,  con  responsabilidad  hacia  ellos ,  siem- 
pre que  estos  presenten  un  documento  fé  haciente 
expedido  p£ r  el  Tribunal  del  Departamento  de  la 
Rep£W;sa  francesa  ,  d  donde  corresponde  que  de- 
cía, i*. ser  la  presa  legítima.  Real  orden  de  21  de  Agosto 

*  ae 1799. 

NOTA.    Se  comunico  por  Estado  á  Guerra  ea 

Bbb* 


380      PR      Continuación  y  suplemento 
dicho  dia  ,  y  el  Ministerio  de  Guerra  la  circuid  á 
los  Capitanes  Generales  de  los  Puertos  y  costas  ma- 
rítimas en  11  d(£$eptiembre.  <} 

PRESAS.  Todo  buque  perteneciente  á  vasallos 
de  los  amigos  y  aliados  de  S.  M.  que  fuese  apresado 
por  los  enemigos ,  y  represado  por  los  Navios  de 
Guerra  ó  Corsarios  españoles  ,  se  restituirá  á  sus 
dueños ,  y  abonándose  al  segundo  apresador  una  oc- 
tava parte  de  su  valor  ,  si  fuese  un  Navio  del  Rejf 
y  una  sexta  parte  si  fuese  un  Corsario  particular  ,  se 
haga  la  entrega  formal  del  buque  apresado  al  Apo-  ' 
derado  o  dueño,  ó  al  Cónsul  de  su  Nación ;  bien  que 
con  la  condición  de  que  las  Potencias  á  quienes  per- 
tenezcan los  buques  represados  ,  observen  ó  se  obli- 
guen á  observar  igual  conducta  con  la  España.  La 
Prusia  ofreció  observarlo  así  en  2  de  Enero  de  . .  .  1799* 

PRIORATO  del  Orden  de  San  Juan  en  Castilla 
y  León.  Previo  el  real  consentimiento  concedió  S.  S. 
la  administración  perpetua  de  este  gran  Priorato  al. 
Serenísimo  Señor  Infante  Don  Gabriel  y  sus  suceso-  { 
res  por  el  Breve  inserto  en  la  Cédula  de  26  de  Mar- 
zo de 1781,. 

PRISIONEROS.  Con  fecha  de  26  de  este  mes 
me  dice  el  Señor  Don  Mariano  Luis  de  Urquijo  lo 
siguiente: 

rr  He  dado  cuenta  al  Rey  del  contenido  del  ofi- 
cio de  V.  E.  de  18  ¿el  corriente  ,  y  se  ha  servido 
S.  M.  determinar  que  los  prisioneros  cogidos  en  Bu- 
ques mahoneses  ,  se  cangeen  si  sot?  Ingleses  de  na- 
ción ,  é  igualmente  los  extrangeros  al  servicio  de 
esta  Potencia  ,  siempre  que  las  tripulaciones  de  los 
buques  en  que  fueron  hechos  prisioneros  constasen 
de  dos  terceras  partes  de  Ingleses  ,  y  tuviesen  las  cir- 
cunstancias que  prescribe  el  Derecho  decentes  y  las 
Ordenanzas  ;  pero  es  la  voluntad  de  S.  M.  qftg¿£  for- 
me causa  de  traición  á  los  Españoles  ó  Mahonesa,  y 
que  seles  impongan  las  penas  establecidas  por  las  * 
leyes,  y  que  se  trate  aun  con  mayor  rigor  á  los  deser- 


al  Prontuario  de  Aguirre.      PK'Í    j8i  ; 
tores  españoles  de  que  habla  el  Capitán  General  de 
Cataluña!?'  Real  orden  dada  en  Aranjuez,"a  30  de 

Mayo  de  i.  J .  . .  . . 1799, 

PRISIONEROS.  Al  Señor  Don  Juan  de  Lánga- 
ra comunico  en  este  dia  lo  que  sigue. 

"Con  fecha  de  26  del  mes  próximo  pasado  me  dice 
el  Señor  Don  Mariano  Luis  de  Urquijo  lo  siguiente. 

V-  »He  dado  cuenta  al  Rey  del  contenido  del  oíí- 
$io  de  V.  E.  de  18  del  corriente ,  y  se  ha  servido 
S.  M.  determinar ,  que  los  prisioneros  cogidos  en  Bu- 
ques mahoneses  se  cangeen  si  son  Ingleses  de  na- 
ción ,  é  igualmente  los  extrangeros  al  servicio  de 
esta  Potencia ,  siempre  que  las  tripulaciones  de  los 
buques  en  que  fueron  hechos  prisioneros  constasen 
de  dos  terceras  partes  de  Ingleses,  y  tuviesen  las  cir- 
cunstancias que  prescribe  el  Derecho  de  gentes  y  las 
Ordenanzas ;  pero  es  la  voluntad  de  S.  M.  que  se 
forme  causa  de  traición  á  los  Españoles  ó  Mahone- 
ses, y  que  se  les  impongan  las  penas  establecidas  por 
1  las  leyes  ,  y  que  se  trate  aun  con  mayor  rigor  á  los 
Desertores  españoles  de  que  habla  el  Capitán  Ge- 

*    neral  de  Cataluña. 

»Y  correspondiendo  á  la  jurisdicción  de  Marina 
la  formación*  de  las  referidas  causas ,  y  el  castigo  de 
los  individuos  de  las  clases  expresadas  que  aprehen- 
dan nuestros  Corsarios  y  los  buques  de  la  real  Ar- 
mada, quando  no  obren  como  dependientes  de  al- 
guna Plaza  de  guerra  d  puesto  fortificado  de  la  cos- 
ta ,  en  cuyo  únicJ  caso  pertenecerá  á  la  militar  del 
Capitán  General  del  distrito ;  lo  traslado  á  V.  E.  de 
orden  de  S.  M.  para  que  pueda  expedir  por  su  par- 
te las  convenientes  al  cumplimiento ,  previniendo 
á  los  Ministros  y  Subdelegados  de  Marina  de  los 
Puertos  ,  quejno  entreguen  á  los  Capitanes  Genera- 
les y  Gabrraadores  prisioneros  algunos  sin  certifica- 
ción ifue  acredite  deber  ser  tratados  como  tales,  y 
*que  no  son  acreedores  á  castigo ,  á  fin  de  que  en  este 
concepto  cuiden  de  su  custodia ,  socorro  y  conduc- 
ción para  el  cange." 


382.    PR  1   Continuación  y  suplemento 

Aranjuez  2.  de  Junio  de  ... .  . I799« 

PRIOR  Síndico  general.  Con  arreglo  á  lo  pre- 
venido en  eL  artículo  1?  tit.  7?  de  la  real  declaración 
de  Milicias  ,  sea  libre  en  todo  individuo  de  estos 
Cuerpos  el  admitir  ó  no  este  xx  otro  encargo  públi- 
co ;  pero  que  la  oposición  del  Regidor  (que  se  opo- 
nía á  que  exerciese  este  empleo  un  Oficial  de  Mili- 
cías  á  pretexto  de  que  no  había  hecho  constar  en  de->^ 
bida  forma  la  posesión  de  hidalguía),  es  infundada 
respecto  á  que  por  el  empleo  de  Oficial  goza  de  la 
hidalguía  personal »  y  de  consiguiente  de  las  gracias 
concedidas  á  los  del  estado  noble.  Real  orden  de  16 
de  Abril  de I799» 

PROVINCIALES.  Desde  ahora  en  adelante  dis- 
fruten los  individuos  de  los  Regimientos  Provincia- 
les del  mismo  sueldo  que  señala  el  último  Regla- 
mento á  los  de  Infantería  Veterana,  siempre  que  se 
pongan  al  servicio  con  destino  á  campaña,  guarnición 
o  acantonamiento.  Real  orden  de  18  de  Enero  de  .  1799. 

PROVISIONES  de  Corte,  Exército ,  Presidios,* 
Marina  y  Herrages.  Se  administren  de  cuenta  de  la 
real  Hacienda  por  una  Superintendencia  á  cargo  del  < 
Tesorero  general  en  cesación ,  dos  Directores ,  dos 
Contadores  y  un  Tesorero  ,  con  las  Oficinas  corres- 
pondientes en  el  Banco  Nacional.  Real  orden  de  2$ 
de  Febrero  de l799* 

PROVISORES.  En  los  Reynos  de  Indias  é  Islas 
Filipinas,  acerca  del  nombramiento  de  Provisores 
por  los  Cabildos  en  sede  vacante ■-,  se  practique  lo 
mismo  que  se  executa  en  España  donde  no  compre- 
hende  á  los  Cabildos  la  orden  circular ,  que  sobre  el 
nombramiento  de  Provisores  se  comunico  por  la 
Cámara  de  Castilla  á  todos  los  Diocesanos  y  Ordi- 
narios exentos  en  12  de  Agosto  de  1^84.  Real  Cé- 
dula de  20  de  Septiembre  de ,fcr*rS^  *  •  •  l797- 

PUERTAS  y  luz  de  los  portales.  Manda  eVl\ey 
nuestro  Señor  ,  y  en  su  real  nombre  los  Alcaldes  de 
su  Casa  y  Corte. 


al  Prontuario-  de  Agiúrre."  PU  383 
I.  Que  todos  los  dueños  ó  administradores  de  las 
casas  de  Madrid  que  no  tengan  puertas  en  sus.  por- 
tales, d  no  sean  seguras,  las  hagan  poner  de  buena 
calidad ,  y  con  llave  en  el  término  de  un  mes  ,  baxo 
la  pena  de  diez  ducados  ,  mitad  para  ¿los  pobres  de  la 
Cárcel  de  Corte,  y  mitad  para  los  derVunciadorfes. 

^V     II.     Que  los' inquilinos  rengan  cerradas  las  puertas 
\e  las  casas  á  las  doce  de  la  noche  en  todo  tiempo; 
repartiendo  esta  obligación  por  semanas,  empezan- 
do por  los  que  habitan  los  quartOS*  baxos  o  entre- 
suelos^ turnando  sucesivamente  eritre  los  demás, 
para  que  sin  necesidad  de  dtt>a  prueba  se  conozcan  y 
castiguen  los  contraventores  con  la  multa  de  diez, 
ducados ;  quedando  sujetos  á  esta  providencia  todos 
los  inquilinos  y  dueños  de  casas ,  sin  excepción  de 
fuero  por  privilegiado  que  sea. 
-  III.     Que  para  evitar  los  insultos  y  torpezas  que 
se  cometen  en  los  portales ,  quede  á  cargo  de  los  ve- 
t  cinos  el  mantener  luz  en  ellos  desde  el  anochecer 
hasta  la  hora  de  cerrar  las  puertas,  alternando  en  este 

»  cuidado ,  baxo  la  multa  á  los  contraventores  ,  de  qua- 
lesquiera  clase  y  fuero  que  sean,  de  seis  ducados,  con 
aplicación ,  como  los  demás,  á  los  pobres  de  la  cárcel 
y  denunciadores  por  mitad ,  debiendo  empezar  des- 
de el  dia  27  de  dicho  mes. 

Y  para  que  en  caso  de  contravención  no  se  pue- 
da alegar  ignorancia ,  se  manda  que  por  voz  de  Pre- 
gonero ,  y  en  la  *forma  ordinaria  se  publique  por 
Bando  en  los  parages  acostumbrados  de  esta  Corte. 
Bando  de  21  de  Enero  de *  J799* 


¿ARTA  funeral  Al  Coronel  del  Regimiento 
*de  Infantería  de  Extremadura  comuniqué  con  fecha 
9  del  corriente  lo  que  sigue. 

?  Con  vista  de  lo  que  V.  S.  ha  expuesto  en  su 


384;    QP*   Cm&m&ciw  y  suplemento 
informe  deiig  del  mes:próximo  anterior,  ha  resuelto 
el  Rey,  que  concluidos  los  ajustes  de  los  individuos 
de  eser  Regimiento,  que  fallecieron  en  la  guerra  pa- 
sada de;  Francia.,  disponga  V.  S.  se  abone  de  los  ha- 
beres que  resulten iá ¡su.  favor  por  qualquiera  razón, 
la  quarta  funeral  .correspondiente  á- los  Capellanes 
del  mismo  Cuerpo  que  tengan  derecho  á  percibirla,  S 
acreditando  ácadaufro  la  de  los  difuntos  que  durarr 
te  el  tiempo  de  su  ministerio  hayan  tenido  en  sus  res- 
pectivos Batallones;,  y  queelresto.se  entregue^  los* 
herederos  de,  lo&:  propios,  difuntos." 

Lo  traslado  a  V.     de  orden  de  S.  M.  San  Ilde- 
fonso 19  de  Septiembre  dt  .  . 1799 

QUARTELES.  Habiendo  ocurrido  algunas  du- 
.  das  sobre  la  inteligencia  de  la  Cédula  de  6  de  Octu- 
bre de  1768  se  declaro: 

L     Que  los  Alcaldes  mas  modernos  que  queden 
sin  Quartel ,  solo  deben  tomar  conocimiento  en  los 
casos  urgentes  que  no  den  espera ,  y  en  los  de  esta  < 
clase  en    que  empiecen  á  conocer ,  lo   continúen; 
pero  en  los  recursos  que  tuvieren  espera  ,  deban  re-     ( 
muirlos  al  Alcalde  del  Quartel. 

II.  Que  el  Alcalde  que  se  halle  de>  Repeso  ,  solo 
pueda  conocer  en  los  asuntos  propios  del  Repeso,  y 
en  los  urgentes  de  que  allí  se  le  diere  cuenta  ,  y  haga 
remisión  de  los  derxas  á  los.  Alcaldes  de  los  respecti- 
vos Quarteles. 

III.  Que  el  Alcalde  que  esté  decRepeso  asista  a  él 
con  su  Ronda,  y  los  Escribanos  que  estubieren  de  vi- 
sita de  Hospitales,,  deban  darle  cuenta  de  lo  que 
ocurriese  en  ellos ,  entregándole  los  testimonios  para 
que  actué  las  causas  ante  los  Escribanos  que  le  asisten. 

IV.  Que  los  Escribanos  de  los  Repsilios  deban 
dar  cuenta  al  Alcalde  del  Quartel  en  que  e^^com- 
prehendidos  los  Repesillos  en  los  casos  ordinarios  „y 
en  los  de  urgencia  al  del  Repeso  mayor ,  ú  al  pri- 
mero que  ocurra. 

V.  Que  la  pena  de  suspensión  de  dos  meses  de 


al  Prontuario  de  Aguirre.  RA  385 
sueldo,  que  por  el  párrafo  3.  del  artículo  5.  de  di- 
cha, real  Crédula  ,  como  se  impone  por  primera  vez  í 
los  Alguaciles  ,  se  entienda  de  privación  del  mismo 
sueldo  aplicado  á  los  pobres  de  la  Cárcel ;  y  que  la 
privación  del  oficio  en  que  se  les  condena  por  la  se- 
gunda vez ,  deba  imponerse  en  la  Sala  en  donde  asis- 
tiere el  Alcalde  del  Alguacil  delinqüente  en  vista  de 
^1  sumaria  del  exceso,  formada  por  el  mismo  Al« 
calde. 

VI.  Que  para  facilitar  la  mas  pronta  expedición 
de  las  causas  criminales  de  que  trata  el  párrafo  4.  del 
artículo  8.  se  repartan  por.  turno  entre  las  dos  Salas 
las  que  vayan  i  ellas  en  apelación  del  Corregidor 
de  Madrid  y  sus  Tenientes ,  quedando  á  la  Sala  pri- 
r  mera  el  conocimiento  de  todo  lo  gubernativo ,  y 

también  de  lo  perteneciente  á  gremios. 
(  VII.  Que  en  el  número  de  Ministros  que  señala 
el  mismo  párrafo  4.  del  artículo  8.  para  votar  las  cau- 
sas capitales ,  se  entienda  el  Gobernador  de  la  Sala 
como  uno  de  los  Gefes  que  previene  el  mismo  párrafo. 
I  VIII.  Y  últimamente  ,  que  la  derogación  de  fue- 
ros de  que  trata  el  artículo  n.  no  se  entienda  del 
militar,  por  considerarse  como  jurisdicción  ordina- 
ria,  e^cepító  en  los  casos  de  desafuero. 

R     l 

JtvACIONES  de  campana  y  equipages.  El  Rey. 
Considerando  los  desórdenes  que  causa  en  los  movi- 
mientos de  los  Exércitos  de  campaña  ,  con  atraso  de 
mi  servicio  ,  y  embarazo  en  la  marcha  de  las  Tro- 
pas la  multit'^i  de  equipages  de  Oficiales  generales 
y  particulares  %  por  no.haber  regía  fixa  que  limite  á 
númevé  determinado  el  uso  de  ellos :  he  resuelto  se- 
ñalar el  que  permito  llevar,  según  su  grado  respec- 
tivo ,  á  cada  uno  ,  con  declaración  de  las  raciones  de 
pan  y  cebada ,  que  para  sus  criados  y  caballos  debe- 
Tomo  IV*  Ccc 


386  RA  Continuación  y  suplemento 
rán  gozar ,  libradas  de  cuenta  de  mi  real  Hacienda, 
sin  cargo  á  quien  los  tome  ,  como  no  exc^a  del  nú- 
mero de  las  que  le  corresponden ,  según  explica  el 
estado  que  manifiesta  la  limitación  de  equipagés  y 
haber  para  su  asistencia  ,  en  el  método  siguiente. 


Crados  de  Ofi- 
ciales. 


Equípage  de  ruedas. 


Caballé-  I  ídem  de 
rías  de  i  montar, 
carga. 


Total  de 

Caballé 
rías 


Raciones  sin  des- 
cuento ejp^dadia: 
de  paij^.e cebada. 


Capitán  ó  +  Un  coche  con  seis 
Comandante}  muías 
General.        j  Tres  carros  con 

^quatro  cada  uno. 

/•Un  carro  con  qua- 
TenienteGe-J  tro  muías, 
neral. 


Mariscal 
Campo. 


dejt 
V 


} 


l6.  .  .  l8.  .  .  •  52, 


j  Una  silla  o  calesa 
*con  dos 

Un  carro  con  qua- 
tro  muías. 

Una  calesa  ( 
dos. 

Brigadier  de  qualquiera  clase 6. . .    6. 

Coronel  de  Caballería  ó  Dragones. . .   6. . .    6. 

Coronel  de  Infantería 4. . .    4. 

Teniente  Coronel  de  Caballería  ó 

Dragones 3. 

ídem  de  Infantería f 2. 

Sargento  mayor  de  Caballería  ó 

Dragones 2. 

Sargento  mayor  de  Infantería 2. 

Capitán  de  Infantería ,  Caballería 

y  Dragones 1. 

Dos  Subalternos  de  Infantería 1. 

Dos  de  Caballería 1. . .   $ 

Ayudante  mayor í   1. . .    1. 

Cada   Capellán  de  Regimiento, 

de  qualquiera  clase  que  sea 1. .  •    1. 

Cada  Cirujano  ídem.  . . 1. . .    1. . 


8...  .21, 


5- 
4- 

4- 
a. 

2. 

2. 


16. 


12. 

12. 

8. 


..8.. 
..6.. 

. ..  6.  . 
.4.. 

..3.. 
..3.. 
.  •   5. . 


18. 


o.  •  • 


6... 

f 


3... 
3... 

!••- 

3... 

2. . . 

2. . . 
2. . . 
2.. . 


1.. 

1. . 


19. 


6. 


al  Prontuario  de  Aguirre.     RA     3S7 
El  Quartel  Maestre  General ,  Mayor  General  de 
la   Infantería ,  Mariscal  de    Logis  de  Caballería  y 
Dragones  ,  Comandante  General  de  Artillería  ,  Ofi- 
ciales de  Estado  mayor  de  ella ,  Edecanes  de  los  Ge- 
nerales ,  Ayudantes  de  los  Estados  mayores  del  Exér- 
cito ,  Cuerpo  de  Ingenieros,  y  toda  otra  persona  que 
tuviese  empleo  ,  comisión  o  encargo  que  no  se  halle 
especificado  en  el  estado  presente,  podrá  tener  (es- 
tando destinado  á  servir  en  el  Exército  de  Campaña) 
el  mismo  equipage  y  número  de  caballerías  que  le 
correspondan  por  su  graduación  ,  según  está  expli- 
cado ,  sin  exceder  por  ningún  caso  de  esta  regla ;  y 
los  que  no  tengan  grado  militar ,  se  ceñirán  en  el 
número  de  caballerías  al  de  raciones  que  señale  el  In- 
tendente del  Exército  ,  en  conseqüencia  del  Regla- 
mento que  se  le  comunique  por  la  Via  Reservada  de 
Hacienda. 

En  cada  Batallón  deberá  haber  dos  vivanderos, 
uno  para  cada  Esquadron  ,  y  para  el  Quartel  gene- 
Val  ocho  ,  y  quatro  panaderos :  cada  uno  de  ellos  de- 
,  berá  tener  un  carro  y  quatro  muías  buenas,  y  ser  su- 
geto  abonado  con  crédito  y  seguridad  de  tener  algún 
caudal. 

Los  panaderos  y  vivanderos  del  Quartel  general 
han  de  llevar  una  casaca  azul ,  con  una  dragona  pa- 
giza  sobre  el  hombro  derecho  :  y  los  vivanderos  de 
Regimiento  usarán  de  la  divisa  fiel  Cuerpo  á  que 
sirven  ,  con  el  distintivo  de  la  dragona  pagiza  sobre 
el  hombro  ,  cuidando  cada  Coronel  y  Sargento  ma- 
yor de  examinar  con  la  mayor  atención  la  calidad  de 
gente  que  tomen  para  vivanderos ,  y  la  que  estos  ad- 
mitan para  criados  suyos,  á  fin  de  evitar  la  introduc- 
ción simulada  de  espías,  á  que  suele  dar  lugar  la 
falta  de  estas  precauciones. 

EVPreboste  del  Exército  vigilará  muy  atenta- 
tríente  sobre  este  importante  punto ;  y  no  se  admi- 
tirá criado  de  vivandero  o  panadero  del  Quartel  ge- 
neral ,  sin  presentársele  antes  para  su  aprobación, 

Ccc  2 


3 88     RE    Continuación  y  suplemento 
dando  siempre  cuenta  de  todo  al  Mayor  General  de 
Infantería.  L¡ 

Todos  los  carros  que  sirvan  en  el  eqúipage  del 
Exércko,  deberán  tener  puesta,  en  parage  donde  dis- 
tintamente pueda  verse,  una  inscripción  con  letras 
grandes  del  nombre  del  Regimiento  ,  Oficial  Gene- 
ral ,  ó  clase  en  cuyo  servicio  estén  empleados  ,  y  los  ^ 
que  fueren  de  cada  Ci.  erpo  estarán  pintados  del  co¿/^ 
lor  de  su  divisa,  lodo  lo  prevenido  en  este  Regla- 
mento es  mi  voluntad  que  tenga  fuerza  de  Orde- 
nanza, y   que  como  tal  sé    observe    exactamente. 

Dado  en  el  Pardo  á  30  de  Enero  de 1762 

fREAL  Hacienda.  Por  el  Decreto  é  Instrucción  de 
que  acompaño  exempíares ,  reconocerá  V,  el  nuevo 
plan  que  el  Rey  ha  adoptado  para  mejorar  su  real 
servicio  con  lamas  económica  y  íítil  recaudación  de 
sus  rentas ,  y  sumas,  activo  y  zeloso  resguardo  ,  am- 
pliando y  -extendiendo  á  tan  importantes  objetos  la 
institución  de  las  Juntas  Provinciales ,  resuelta  por 
el  Rey  padre  en  Decreto  de  22  de  Agosto  de  1787/ 
y  restituyendo  á  los  Intendentes  y  Subdelegados  al  { 
pleno  exereicio  de  la  autoridad  y  facultades  que  án  - 
tes  de  ahora  les  fueron  concedidas  por  reales  Cédu- 
las é  Instrucciones  ,  y  señaladamente  por  la  de  13  de 
Marzo  de  1749. 

La  distinguida  confianza  con  que  S.  M.  ha  tenido 
á  bien  honrar  á  \*     y  á  los  individuos  que  han  de 

componer  la  Junta  Provincial  enes 

debe- dar  el  mayor  impulso  á  su  respectivo  zelo, 
para  qué  con  V.  se  dediquen  á  la  mas  pronta  exe- 
cucion  de  quanto  particularmente  se  comete  por  la 
referida  Instrucción  á  la  vigilancia  de  los  Intenden- 
tes y  Subdelegados  ,  y  encarga  al  incesante  desvelo 
de  las  Juntas ,  y  de  todos  y  cada  uno -de  sus  indivi- 
duos. W\J 

El  de  V.  ha  de  extenderse  á  todos  los  emplea» 
dos  en  servicio  de  las  rentas ,  para  mejorar  su  recau- 
dación y  resguardo ,  y  que  á  este  fin  se  establezca 


S  ->■)..' 


al  Prontuario  de  Aguirre-  RE  389 
desde  luego  el  plan  económico  tan  reencargado  por 
S.  M. ,  suprimiéndose  los  empleos  no  precisos ,  y* 
destinándose  para  los  que  fueren  necesarios  á  los  de- 
pendientes mas  beneméritos  ,  y  que  se  hayan  distin- 
guido en  el  real  servicio  por  su  anterior  conducta  y 
constante  aplicación  al  mas  exacto  cumplimiento  de 
$us  deberes,  estando  V.  muy  á  la  mira  de  que  en 
5\este  punto  tan  interesante  se  proceda  con  imparciali- 
dad ,  y  sin  contemplación  ni  respeto  alguno ,  y  con 
solo  el  del  mejor  real  servicio  de  S.  M. 

Para.que  con  el  se  consigan  los  importantes  fines 
que  lian  inclinado  su  ánimo  á  dicha  soberana  resolu- 
ción ,  ha  de  ser  incesante  la  aplicación  de  los  Gefes 
de  las  rentas ,  pues  de  este  modo  ,  y  no  en  otra  for- 
ma ,  se  conseguirá  el  mas  activo  servicio  de  todos  y 
de  cada  uno  de  sus  Subalternos ,  y  para  ello  quiere 
el  Rey  que  en  la  primera  Junta  ,  después  de  leer.se  el 
Fecreto  de  S.  M.  é  Instrucción  que  se  ha  dignado 
aprobar  ,  haga  V.     en  su  real  nombre  los  mas  estre- 
*   chos  encargos  á  todos  sus  individuos ,  para  que  con 
el  mayor  zelo  y  aplicación  se  dediquen  al  mas  exacto 
cumplimiento  de  las  obligaciones  que  les  imponen, 
y  á  la  mas  continua  vigilancia  sobre  sus  subalternos, 
estimulándoles  con  su  exemplo  ,  afabilidad  y  buen 
trato  á  la  puntual  y  mas  continua  asistencia  á  sus  res- 
pectivos destinos ,  y  á  la  permanencia  en  ellos  por 
todo  el  tiempo  necesario  al  pronto  despacho  del  pú- 
blico y  de  los  vasallos  contribuyentes ,  sin  permi- 
tir se  les  cause  obtención  ni  molestia  alguna  ,  ni  me- 
nos que  se  les  trate  con  expresiones  agenas  de  la 
honradez  y  política  en  que  deben  distinguirse  los  de- 
pendientes de  la  real  Hacienda. 

Con  el  mismo  objeto  dispondrá  V.  que  compa- 
rezcan los'^Cabos  y  Gefes  de  partida  del  resguardo 
cory  su  "Comandante  en  una  de  las  primeras  Juntas, 
,  y  recordándoles  en  ella  las  graves  obligaciones  que 
contrageron  en  el  ingreso  de  sus  respectivas  plazas, 
y  quanto  interesa  al  Estado  y  al  servicio  de  la  real 


£ 


j9o  RE  Continuación  y  suplemento 
íacienda  su  mas  exacto  y  cabal  desempeño  ,  les  esti- 
mulará V.  al  de  sus  deberes ,  y  á  que  coa  su  exem- 
plo  exciten  todo  el  zelo  de  los  Guardas  y  depen- 
dientes del  resguardo  al  mas  activo  ,  fiel  é  incesante 
servicio  ,  para  que  con  las  mejoras  del  que  prestaren 
en  lo  sucesivo  se  hagan  acreedores  á  los  premios  y 
ascensos  que  en  el  real  nombre  ofrecerá  V.  á  todos  ^ 
los  que  se  distinguieren.  f 

Si  contra  toda  esperanza  no  mejorase  el  que  unos 
y  otros  han  debido  y  deberán  prestar  para  la  mas 
recta  y  títil  recaudación  de  las  rentas  de  S.  M.  y  de 
su  mas  activo  resguardo ,  les  hará  V.  entender 
igualmente  en  nombre  de  S.  M.  que  deben  prome- 
terse ,  no  solo  la  separación  del  servicio ,  sino  tam- 
bién el  condigno  castigo  ,  sin  la  menor  esperanza  de 
obtener  indulto  ,  ni  otro  temperamento  de  los  que 
hasta  ahora  se  han  dispensado  á  algunos  en  deservi- 
cio del  Rey  ,  y  con  visible  trastorno  de  la  recta  ad- 
ministración de  justicia :  sobre  que  bien  penetrado 
su  real  ánimo  de  la  notoriedad  de  estas  verdades  ,  y  { 
de  quanto  interesa  al  buen  orden  y  á  la  felicidad  de  ^ 
sus  Pueblos  el  acrecentamiento  é  íntegra  percepción 
de  los  derechos  de  su  real  Hacienda  ;  ha  resuelta 
S.  M.  por  punto  general ,  que  en  lo  sucesivo  no  se 
admita  ni  dé  curso  á  instancia  ni  propuesta  alguna 
sobre  traslación  o  jubilación  de  ningún  dependiente 
que  se  motive  en  su  mala  conducta  ó  sospecha  de  in- 
fidencia ,  porque  en  tales  casos  se  dejpe  formar  sin  di- 
lación el  correspondiente  proceso ,  y  castigarle  con 
to